Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [Actualidad del Perú]  [corrupción]  [poder judicial]  
Fecha Publicación: 2018-07-22T15:22:00Z

Vaya semanas. La saga de notas de IDL Reporteros, bajo el nombre de «Corte y Corrupción» (cuando escribo esto, van 9 artículos del especial, sin contar todas las publicaciones accesorias y derivadas), junto, destapó (mediante una buena investigación y la publicación de los audios), la corrupción en el Poder Judicial desde lo más alto. El caso, conocido como CNM Audios, ya trae cola: ha caído el ministro de Justicia y, tras una semana de dudas y llamados a una cuestión de confianza, el Congreso ha removido a todo el Consejo Nacional de la Magistratura del Perú (por unanimidad). [Continúe leyendo en D=a=].

Etiquetas: [Actualidad de España]  [crisis]  [desempleo]  [estadísticas]  [gobierno]  [manipulación]  [mercado de trabajo]  [paro]  [paro registrado]  [sepe]  [trabajadores]  [trabajo]  
Fecha Publicación: 2018-06-05T11:33:21Z

Hacía tiempo que no hablaba del tema del desempleo, en parte porque requiere un tratamiento más amplio de lo que normalmente se hace (y he hecho) por los cambios en la estructura del mercado laboral, de los tipos de empleo (aumento de la contratación parcial) que deberían llevarnos a mirar los datos de múltiples fuentes para entender mejor tanto el empleo como el desempleo (entre la EPA y Contabilidad Nacional, como mínimo). Pero hoy justo haré lo contrario, que es fijarnos en un dato. Encima, el que menos me gusta: paro registrado. ¿Por qué? Por cómo se ha dado la noticia, desde la propia nota de prensa (copia en PDF) del gobierno en funciones, hasta cómo ha sido reflejada por los medios de comunicación (sobre todo los acríticos con el gobierno del PP, que son la mayoría de los principales).

Evolución del paro registrado:

La nota de prensa comete un «error» al comparar mayo con diciembre. Nunca en este tipo de datos se puede hacer eso, máxime cuando son tan estacionales (aunque positivo tras la desestacionalización que dan, hay una diferencia notable entre hablar de 83.738 –absoluta– a 3.236 –desestacionalizada– personas). Esto ha llevado a muchos medios (desde RTVE a casi todos los demás) a hablar alegremente del mejor resultado en los últimos diez años. No mencionaban, eso sí, que era diciembre (que no suele ser mal mes, tampoco, pero en 2008 y 2009 la destrucción de empleo fue rápida y constante). Algunos medios ya decían que estábamos en niveles previos a la crisis.

Lamentablemente no. De hecho, mayo de 2008 tuvo un paro registrado mejor en cuanto al número final de parados que el mayo de 2018. Por supuesto, las tendencias son distintas: en 2008 el desempleo crecía, ahora crece el empleo. Pero estamos increíblemente lejos de mayo de 2007 (el año en que empezó la crisis, a finales del mismo). Hoy hay 1.278.899 personas paradas más respecto a «antes de la crisis», lo que supone un 64,81% más de paro en estos 12 años (el pico lo tuvimos en 2013, con un 147,86% más de paro que en 2007, lo que suponía 2,91 millones más).

Así que expresiones tipo «mejor dato de paro de la historia» y «datos de antes de la crisis» son, simplemente, falsas. Una cosa es la «serie histórica» (que, además, no viene correctamente reflejada en la nota de prensa) y otra la «historia», ni siquiera la «historia reciente». Las series históricas son de 10 años, así se refieren al periodo 2009-2018, en ese caso, es cierto, es el dato de paro absoluto más bajo. Aunque no es el que tiene una bajada de desempleo más pronunciada (bajó más los años 14 a 17). Si hablamos de historia reciente, nos encontramos con que mayo de 2008 (dejada de lado en dicha estadística pero es un año que menciona la nota de prensa para compararlo con diciembre) tuvo mejor dato de desempleo. No hablemos ya sobre «antes de la crisis».

En algunos medios «obviaban» la mención del mes y directamente decían «menos paro que en 2008». No, falso. ¿Por qué la nota de prensa menciona diciembre de 2008? El año 2008 debía mencionarse, pues es públicamente conocido que es el año oficial de inicio de la crisis. De hecho, parte de la campaña fue ver al PSOE negarla y el PP diciendo que ya estábamos. Así que es importante reflejar que ya hemos superado la crisis y la única forma es comparándonos con ese año. Ahora bien, como digo, no es posible señalar «antes de la crisis» y hablar de este dato como positivo, pero tampoco compararlo con mayo de 2008 (actualmente hay 898.555 personas paradas más). Así que lo comparan con diciembre, primer mes en que hay más parados registrados que los actuales, en concreto, ahora hay 123.167 menos. No se puede comparar un mayo con un diciembre. Simplemente no se puede.

Lo otro es cómo se ha presentado el dato: como uno de los mejores mayos. Tampoco es cierto. Mayo suele ser un buen mes para el empleo y queda reflejado en su relación con abril, así, normalmente hay menos desempleo que el mes anterior (solo mayo de 2008 incrementa el desempleo en relación a abril del mismo año). La diferencia entre ambos es menor esta vez que en los últimos años. En la gráfica nos podemos fijar que en términos absolutos (número de parados) es menor que los últimos ejercicios (2013-2017) y en términos relativos también sale perdiendo (2015-2017). En cualquier caso, es un dato bastante irrelevante salvo para remarcar la fuerte estacionalidad del empleo en el país.

Lo mismo si nos fijamos en la relación interanual. No voy a entrar a valorar, pero sí a recordar que es importante la tendencia y que según nos acercamos a los límites (inferiores o superiores) la destrucción o creación de empleo disminuye el ritmo. O, dicho de otra forma, mientras que el dato de 2008 era mejor en cuanto a paro registrado que el 2018, la tendencia era a más desempleo, así que ese aumento interanual (2007-2008) de 380 mil personas fue un incremento relativo de 19,27%; al año siguiente (2009) el incremento fue del 58,81% (casi 1,27 millones de personas más en el paro registrado). En el peor año para las cifras de paro registrado que estamos viendo, 2013 (donde multiplicábamos casi por 2,5 al paro de mayo de 2007), el desempleo registrado interanual subió en 176806 personas, esto es, un 3,75% más. Hoy va de gráficas:

Como pueden observar, la tendencia de descenso del desempleo registrado es una constante desde el 2014, en ese contexto, el dato de mayo de este año está lejos de ser «el mejor», de hecho, es inferior a todos los inmediatamente anteriores (2014-2017). En una tendencia de bajada del paro registrado tiene sentido que esto vaya «aterrizando» (aunque, se puede observar, la destrucción fue mucho más acelerada que la construcción o restauración), pero no presentemos los datos como lo que no son.

Lo interesante, en cualquier caso, sería ver el tipo de trabajo que se está creando, su estabilidad o no y otras historias, en vez de, bueno, hacer propaganda de un dato o simplemente contestarla (que es lo que ando haciendo ahora, siempre en gerundio).

Nota: Todas las gráficas son de elaboración propia a partir de los datos del SEPE.

Etiquetas: [Actualidad de España]  [censura]  [gobierno]  [moción de censura]  
Fecha Publicación: 2018-06-01T13:24:15Z

Votación final:

  • 180 Sí (la mayoría absoluta está en 176, que era lo que se requería para aprobar la moción). PSOE (84), Unidos Podemos-En Comú Podem-En Marea (67), ERC (9), PDeCAT (8), PNV (5), Compromís (4), EH Bildu (2) y NC (1, concurrió en alianza con el PSOE).
  • 169 NO. PP (134), Ciudadanos (32), Foro Asturias (1, concurrió en alianza con el PP) y UPN (2, concurrió en alianza con el PP).
  • 1 abstención. Coalición Canaria, que cambió su voto durante la sesión de ayer.

Moción de censura aprobada (180-169-1), primera vez que en España esto ocurre

Gürtel, finalmente, tumba al gobierno. No, no solo por ese caso, claro, sino por todos los errores del propio gobierno que culminan con la sentencia del caso Gürtel (la que inició toda una serie de otros proceso judiciales en que el elemento común es la red de corrupción del Partido Popular). Pedro Sánchez Pérez-Castejón, Secretario general del PSOE y excandidato a la presidencia (dos veces; y una vez intentó la investidura y falló), será el nuevo presidente de gobierno de España con el voto. Pedro Sánchez no es diputado (dimitió para no abstenerse en la investidura de Rajoy de principio de esta legislatura; previamente había perdido la dirección de su partido que en las primarias recuperó), así que no se pudo votar a sí mismo. [Continúa leyendo en D=a=].

Etiquetas: [Actualidad de España]  [Derecho]  [anticorrupción]  [corrupción]  [partido popular]  [penal]  [responsabilidad]  [sentencia]  
Fecha Publicación: 2018-05-26T10:47:55Z

El Partido Popular ha sido considerado responsable civil en un caso de corrupción local (bueno, en muchísimos casos, agrupados). Sus líderes salen en tromba para decir cosas tipo: son hechos del pasado (evidentemente), con Rajoy todo se paró (matizable, pero luego ya entro), estamos muy afectados por esto, algo que el partido no conocía (no es lo que pone la sentencia, pero como parte, recurrirán), son casos aislados, aunque sean muchos, son aislados (afecta a la propia estructura del partido), queda claro que el Partido como tal no participó, sino hubiese sido imputado (esto es falso, ya veremos por qué), la dirección nacional desconocía todo (lo que choca con la frase de «Rajoy acabó con todo cuando llegó a la dirección») y frases del estilo. Sí, «acatan» la sentencia, la cual recurrirán, y a la cual critican duramente porque les ha dado un palo.

Un palo, sí, porque en la misma, donde testificó Mariano Rajoy, presidente del gobierno, se tacha su testimonio como poco veraz. Es cierto que uno de los votos particulares le cree, y a eso se aferran desde Génova, pero existe ya una responsabilidad patrimonial del partido.

Vamos a repasar algunos de los argumentos, que más o menos todos los dijo Casado en RNE:

Es cierto que esa referencia de «a título lucrativo» supone que el partido desconocía la procedencia de los fondos. Como partido es la clave, uno de los condenados era el gerente del propio partido nacional, luego ascendido a Tesorero y luego, bueno, pasó el «Luis, sé fuerte», el «despido en diferido», el contrato de trabajo fingido, con proceso de la inspección de por medio por pagar la Seguridad Social cuando no correspondía porque no estaba trabajando. Es cierto que hablamos de dos hechos locales (dos campañas electorales), pero lo que describe la sentencia, lo que es el «caso Gürtel», es toda una red que afecta a muchos entes locales y autonómicos y, lo que es peor, se deja claro que existió una «Caja B» en el partido con el que se pagaban sobresueldos que gente como el propio Rajoy cobró. Tampoco olvidemos que Rajoy se ha jactado de prohibir la entrada de Correa en Génova, pues su presencia ahí era constante. El caso se centra en dos hechos locales, pero nos describe una forma de actuar generalizada en el partido hasta, al menos, el 2008. Además, esta sentencia se refiere a «parte del caso», separado en múltiples piezas y que ha dado lugar a otros derivados, como el Caso Bárcenas, donde se habla de sobresueldos que algunos políticos ya han reconocido que se les pagaba en sobres (entre ellos, Pío García Escudero, actual presidente del Senado).

En cualquier caso, el partido político no podía ser responsable penal, recordemos que el propio PSOE no fue condenado por el «Caso Filesa» (como pueden ver en la sentencia del Supremo), no fueron responsables penales ni responsables civiles y todos entendemos que fue un caso de financiación ilegal del partido (el propio portavoz del PP en el Congreso hace un tiempo decía que el PSOE fue condenado por esto, pues no, realmente no). Pero es que, al igual del Partido Popular, no podía ser condenado como partido: la responsabilidad penal de las personas jurídicas no aparece hasta el 2010. Incluso ahora la responsabilidad civil del PP es más alta que la que tuvo en su momento el PSOE, que no aparece en la parte dispositiva (en el fallo) de la sentencia. De hecho, el delito específico de financiación irregular de los partidos políticos aparece recién en el 2015, con lo que ni el PSOE ni el PP ni ningún otro partido pueden ser procesados por ese delito por hechos anteriores a esa fecha. (Sobre la responsabilidad penal de las personas jurídicas les recomiendo los siguientes artículos: «Responsabilidad penal de las personas jurídicas» de Eduardo de Porres Ortiz de Urbina y «La responsabilidad penal de las personas jurídicas: societas delinquere et puniri potest» de Marina Roig Altozano). Igual que decimos que el PSOE se financió ilegalmente con el caso Filesa, podemos asegurarlo del caso Gürtel. Tampoco podemos obviar que el PP, en esas mismas fechas del caso Filesa, tenía el caso Naseiro sobre la mesa (que quedó archivado pues las escuchas eran para un tema de narcotráfico y no podían usarse para investigar otros delitos), de ese caso aparecen otras personas que continuaron su vida en el partido (como el recientemente procesado Zaplana, o el propio Sanchís, extesorero del PP y condenado en este caso por blanqueo de capitales y falsedad documental continuada).

El problema en todo este caso gira más en el comportamiento del propio partido, hasta intentó boicotear el proceso al punto que se le invitó a dejar de ser parte de la acusación, primero, y luego pasó a ser una parte que, finalmente, ha sido determinada su responsabilidad civil. Cuando hablan personas como Casado del ámbito local de los hechos imputados, o que se eligió mal a un par de personas entre miles de campañas y miliantes, olvidan algunas cosas importantes: estamos hablando de Sepúlvera, del círculo íntimo de Aznar (Presidente del gobierno cuando la campaña de Sepúlvera al ayuntamiento se hizo), que ha estado en el Comité Ejecutivo Nacional y ha sido Secretario Nacional del Área Electoral, además de senador, sin contar con que era trabajador de la sede (con esa frase memorable de «no le podíamos despedir porque es funcionario del partido» -no es plenamente literal, pero iba por ahí-). También han condenado a Bárcenas, ascendido a tesorero del partido por Rajoy, y los hechos son de cuando era gerente de la formación nacional. No fueron un par de pueblos pequeños donde ocurrieron cosas, con señores desconocidos; fueron temas de gente muy vinculada a la dirección nacional, que trabajaban ahí y tenían o habían tenido cargos relevantes.

Casado intenta desviar todo el tema al PSOE vinculándolo con los ERE, en ese caso, uno de los más sangrantes en cuanto a corrupción, el PSOE nacional no aparece en ninguna parte, y el andaluz, aunque fuertemente vinculado, tampoco es parte. Vamos, que hay una diferencia con el caso Gürtel en cuanto a la participación de los partidos y, aunque como hecho de corrupción es tal vez muchísimo más grave y, como trabajador, mucho más sangrante, justo Casado que intenta distinguir la dirección nacional de lo local mezcla la PSOE nacional con un tema autonómico donde no se pide responsabilidad del partido. Esto es, incoherencia absoluta.

Cada vez que dicen que Rajoy lo paró, se está señalando un conocimiento y una responsabilidad. Eso o se está mintiendo. Sobre este punto (más o menos) ya hablé en su día:

Si Rajoy no conocía nada de nada, y cuando lo supo le puso freno (como es la versión oficial y la que defienden los medios que le apoyan), es un líder de trapo, un verdadero incompetente que confía en alguien como Luis Bárcenas, Camps, Matas y demás sin cuestionarse nada, donde todos sus subalternos hacen lo que les place y como les place. Es un verdadero incompetente. Lo que es peor: Es un incompetente como líder que no cumple con su deber público (haber denunciado los casos ante la fiscalía, como mínimo) y que usa al partido para proteger a los suyos (los gürtel apoyados por la defensa jurídica del partido, el partido personándose a la causa para trabarla en los tribunales, etc.).

Ahí también ya recojo cuál ha sido la actuación del PP en este caso, no es que apartaran a la gente implicada, es que la protegieron, estuvieron pagando sus defensas y demás. Tampoco podemos obviar que este caso abarca hasta, más o menos, el 2008 (esta sentencia hasta el 2005, pero hay otras piezas que llegan hasta el 2008), con lo que Rajoy ya llevaba 4 años como jefe máximo del partido (previamente, más de 10 implicado en la dirección). Rajoy pudo expulsar a Correa de la sede del partido, pero hizo la vista gorda en cuanto a todo lo demás, sabedor que aún andaba por ahí.

El caso actual es grave y afecta al Partido Popular nacional no solo porque en la sentencia de la Audiencia Nacional se les señale como responsables civiles sino porque se habla de la Caja B de la formación estatal. Igual que en Filesa la sentencia del Tribunal Supremo fue importante porque recogía una financiación ilegal del partido (en los hechos probados), en esta nos recuerdan que hubo una contabilidad paralela en el partido nacional. Pero el PP sigue presentándose como víctima, primero de un «caso contra el PP», una conspiración (cuando Rajoy salió a decir que «todo es falso, salvo alguna cosa», ya vemos que esa «alguna cosa» se cuenta en años de cárcel de condenados por toda la geografía nacional) y ahora de unos malandrines desconocidos que se aprovecharon de las siglas del partido. Su gerente. Gente de la cúpula. No eran «cualquieras» regados por los pueblos profundos de esta España, hablamos de personajes de primera línea, hablamos del presidente del gobierno recibiendo sobresueldos en B hasta el 2008.

Documentos (publicados por el Poder Judicial):

Etiquetas: [Actualidad en General]  [Pensamientos]  [derecha]  [extrema derecha]  [ultraderecha]  
Fecha Publicación: 2018-05-19T09:44:21Z

Estos días se ha hablado mucho de Joaquim Torra Pla, el nuevo Presidente de la Generalidad catalana (para hacer honor a su título, «President de la Generalitat de Catalunya» o «President dera Generalitat de Catalonha», en catalán y aranés respectivamente). Una de las cosas que más se dicen es que en Europa no cabe tal grado de racismo como ese hombre ha demostrado en un pasado reciente. Torra es muy de derechas, a nadie se le escapa. Es racista, clasista y demás. Pero que lo digan personas que apoyan a Xavier García Albiol, líder del PP catalán y exalcalde de Badalona (donde hizo campaña contra los gitanos rumanos*), tiene miga. O los que apoyan a Albert Rivera (que se ha codeado con la extrema derecha europea más de una vez, por no decir que las medidas racistas son parte del plan de Ciudadanos)…

En fin, que esos temores ante el racismo ultranacionalista de Torra las vierta una parte de la derecha o la izquierda española antirracista es lógico, como no puede ser de otra forma. Torra es todo lo que hemos intentado erradicar para acabar con la xenofobia, el racismo y otros males hijos de la intolerancia étnica. Que esto lo digan un puñado de racistas suena, simplemente, a campaña contra un igual a ellos. Lo peor es que si uno coge el discurso de Torra y cambiar el objeto de sus crítica por otros colectivos o etnias cuadra con el de la mayoría de quienes denuncian a Torra desde esa hipocresía de la que hacen gala los demás racistas.

Un paseo por Europa

Lo otro que dicen es que en Europa no cabe ese tipo de derechas… no sé en qué Europa viven, ¡cuánto me gustaría que fuera cierto! Dicen que un gobierno como el de Torra sería imposible en «otros países», pero es que en esos «otros» la derecha más rancia, racista, machista, clasista… más derecha, en fin, está gobernando o es el principal fuerza de oposición. Hoy desayunábamos con el pacto de la Liga (antes Liga Norte, formación directamente filofascista) con el Movimiento Cinco Estrellas (M5S) en Italia, que formarían gobierno. Al M5S se le suele calificar como «sincrético» y «populista», favorable a la «democracia directa», pero, «curiosamente», todos sus principales aliados están en la ultraderecha; su pactos parten de un fuerte racismo y de pura xenofobia (de hecho, una de las medidas estrella firmadas con la Liga se basa en la expulsión masiva de inmigrantes y el aumento de la represión para los mismos, además de haberse siempre posicionado contra lo extranjero). No es ya que el norte de Italia siempre haya tenido filofascistas gobernando, es que ahora (otra vez) serán gobierno en Italia, junto con otra formación muy racista. Ah, Italia, no podemos olvidar que fue primer ministro alguien como Berlusconi (y varias veces, casi siempre en coalición o pacto con los fascistas de Alianza Nacional o los filofascistas de la Liga).

El neonazi de Norbert Hofer casi se hace con la presidencia de Austria hace nada (49,7% de los votos, si no fuera por el voto exterior, sería el presidente; elecciones impugnadas que se repitieron, donde perdió nuevamente por poco). El canciller (primer ministro) es Sebastian Kurz, líder del Partido Popular Austríaco (ÖVP), formación ya de por sí muy conservadora, gobierna en coalición con el Partido de la Libertad de Austria (FPÖ, sí, el de Hofer), vamos, que un partido muy conservador está aliado con la ultraderecha, directamente xenófoba y racista, en el corazón de la Unión Europea. Y no es la primera vez, no es algo reciente.

En Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte votaron, fundamentalmente con la xenofobia como su guía, por la salida de la Unión Europea (el llamado Brexit). En el partido de Theresa May, el Partido Conservador y Unionista, las posturas racistas y clasistas son un verdadero clásico, como en la mayoría de formaciones de derechas y nacionalistas, para qué engañarnos. Pero lo peor es que el UKIP les empujó más a la derecha, si cabe.

Un pequeño país europeo, importante y con más excepciones dentro de la Unión que Reino Unido, Dinamarca, tiene un gobierno de coalición donde está un partido de extrama derecha. La Izquierda-Partido Liberal de Dinamarca (Venstre o V, que a pesar del nombre, es bastante de derechas), si bien es el tercer partido en el parlamento, consiguió hacerse con el gobierno danés gracias al apoyo del Partido Popular Conservador (K), Alianza Liberal (LA) y el Partido Popular Danés (DF), este último es una conocida formación de ultraderecha.

El tercer gabinete de Boiko Borísov, primer ministro de Bulgaria, está plagado de ultranacionalistas. La coalición entre la ya derechista formación de Ciudadanos por el Desarrollo Europeo de Bulgaria (GERB) y la Unión Patriota (OP, de la que es parte el Movimiento Nacional Búlgaro –IMRO-BNB–, el Frente Nacional para la Salvación de Bulgaria –NFSB– y la Unión Nacional Ataque), esta última claramente ultranacionalista, racista, xenófoba y, por el lado de Ataque, antisemita declarada.

Letonia tiene un popurrí de siglas en el gobierno (V, NA, LZS, LZP, LuV y LP), difíciles de seguir en detalle. El partido del primer ministro Māris Kučinskis, el Partido de Liepaja (LP), está en esa frontera muy a la derecha, movimiento regionalista euroescéptico poco favorable a lo foráneo. Pero es que entre los partidos de gobierno está la Alianza Nacional (NA), ultraderechista, racista y xenófoba, es que desde el logotipo demuestran su filonazismo.

Hay gobiernos de derechas donde los aliados del principal partido del gobierno hacen que el primer ministro no parezca tan de derechas, tan racista… Así, en Croacia tenemos una coalición entre cuatro partidos, HDZ, HSLS, HDS y HRAST, comandada por Andrej Plenković (HDZ, parte del Partido Popular Europeo), está Crecimiento Croata (HRAST), que deja como «izquierdistas» al resto de miembros del gobierno (e, insisto, todos son bastante conservadores y derechistas, el centro les queda lejos). Este HRAST (siglas que significan, en croata, «quercus»), que forma parte del Movimiento Político Cristiano Europeo, termina siendo sobre todo antiinmigrante y antiislamista.

Lo malo es que no solo hay ultraderechistas en coaliciones de gobierno presididas por derechistas, sino también en donde se supone que gobiernan los socialdemócratas: así, en Eslovaquia, el gobierno de Peter Pellegrini (SMER-SD), que incluye a Most–Híd, también está conformado por el Partido Nacional Eslovaco (SNS), movimiento muy conservador y nacionalista.

Pero vamos a dejar a los gobiernos en coalición que tienen a ultraderechistas en su seno para hablar de dos países gobernados directamente por la ultraderecha: Hungría y Polonia. Tal vez Hungría a primera vista pase algo desapercibida, el principal partido de gobierno, el del primer ministro Viktor Orbán, Fidesz-Unión Cívica Húngara, forma parte del Partido Popular Europea y se supone que no es de ultraderecha. ¿Han visto sus políticas? ¿Les cabe alguna duda de su afiliación con la extrema derecha? Orbán ha vuelto a ganar con mayoría absoluta (muy amplia, además), dentro de la lista de coalición con el Partido Popular Demócrata Cristiano (KDNP), donde las políticas racistas son la punta de lanza de un gobierno extremadamente conservador. Lo peor es que la segunda fuerza política salida de las elecciones de este año no es otra que el Movimiento por una Hungría Mejor (Jobbik), que corre por la derecha de Orbán. Orbán, que ya dejaría como blando a Torra o a Albiol en cuanto al racismo, se presenta como lo menos malo al lado de Jobbik.

Polonia, por su lado, ha tenido una buena cantidad de líderes de ultraderecha. El actual primer ministro, Mateusz Morawiecki, de Ley y Justicia (PiS), que ha gobernado bastante su país, se ha mostrado repetidamente como un partido de extrema derecha, altamente conservador y reaccionario. Y no están solos en el gobierno, Solidaridad Polaca (SP), aún más a la derecha, les acompaña. Para dejar claro por dónde van.

A modo de cierre

El último caso, racista a más no poder, es el líder de la primera potencia del mundo: Donald Trump es un racista xenófobo al cuadrado, como mínimo.

Lamentablemente el mundo, los principales países que se consideran las cunas de las libertades, tienen líderes racistas y partidos de extrema derecha en sus gobiernos. Torra es otro clavo en nuestro ataúd. Como lo es el propio Mariano Rajoy.

Este recorrido, además, lo he hecho con los jefes de gobierno, pero si bajamos un nivel más (como el que ocupa el tema de Cataluña, una autonomía, región o estado federado) o más (alcaldes y similares, como lo fue el propio Albiol) nos encontraremos con muchos más casos de ultraderecha gobernando, oprimiendo.

___

*Sí, la causa penal se archivó, pero telita con los argumentos.

Etiquetas: [Actualidad de España]  [1 de mayo]  [1 mayo]  [manifestación]  [primero de mayo]  [trabajadores]  
Fecha Publicación: 2018-05-02T07:27:01Z

En Delicias De Igual a Igual y en De Igual a Igual he publicado una pequeña fotogalería de lo que fue la manifestación del Bloque Crítico (CNT, CGT, Parado@s en Movimiento, Bloque Obrero, entre otras organizaciones) que les invito a visitar (en cualquiera de las dos páginas, es la misma galería y el mismo texto).

Etiquetas: [Actualidad de España]  [Pensamientos]  [bloque crítico]  [cgt]  [cnt]  [crisis]  [desempleo]  [izquierdas]  [lucha]  [lucha obrera]  [primero de mayo]  [trabajadores]  [valladolid]  
Fecha Publicación: 2018-04-24T19:43:50Z

El «Bloque crítico» está organizando actos en Delicias (Valladolid) relacionados con el día de los trabajadores, el Primero de Mayo (25/4 en Plaza del Carmen a las 7pm). Delicias, tradicionalmente un barrio de obreros y combativo, con el paso de los años ha caído en el mismo letargo que el resto de la sociedad, presentándose al mundo de forma individualista y consumista, donde el papel de «receptor de servicios» configura la identidad propia antes que, entre otras, la consciencia de clase. Delicias conjura actualmente las dos nuevas realidades de los trabajadores y trabajadoras del país: precariedad y desempleo (que se ceba particularmente en los jóvenes, en los inmigrantes y en otras minorías étnicas, colectivos amplios en el barrio) y una población envejecida (todos esos trabajadores que construyeron el barrio, hoy jubilados), en parte dependiente.

El Bloque Crítico (donde están sindicatos como la CNT y CGT, además de otras organizaciones de trabajadores como Bloque Obrero y Parad@s en Movimiento de Valladolid) ha consensuado una serie de reivindicaciones (el cartel que ilustra esta entrada) que, parece increíble, se muestran hoy como necesidades básicas cuando cualquier sociedad debería cubrirlas como punto de partida para la convivencia: [Continúe leyendo Delicias D=a=].

Etiquetas: [Amenizando]  [Pensamientos]  [alb]  [distopía]  [internet]  [juego]  [literatura]  [ready player one]  [utopía]  [virtual]  
Fecha Publicación: 2018-04-08T19:09:51Z

Ready Player One, novela de Ernest Cline, acaba de estrenar su adaptación cinematográfica. Es un poco rara la historia de esta obra de ciencia ficción (mantengámosla en esa categoría aunque sea algo muy secundario, en realidad), puesto que antes de imprimirse ya habían sido vendidos los derechos de la película y el propio Cline iba a ser uno de los guionistas de la adaptación (a cargo de Steven Spielberg). En libro llevaba al menos un par de años en mi pila de pendientes, por pura temática: realidad virtual y referencias frikis a raudales. Sí, la nostalgia vende, aunque tras leerlo creo que es justo para la generación anterior a la mía. En fin, como era un libro que ya lo tenía como «antes de ver la película lo tienes que leer», pues este finde ha caído.

Si no han visto la película o leído el libro, no les recomiendo que lean esta entrada, pues igual destripo partes de la trama (si lo han visto o leído, tampoco, pero no por las mismas razones). No voy a realizar reseña alguna, ni de la película (que aún no veo) ni del libro (que acabo de finalizar), para una crítica de ambas obras les recomiendo dos publicaciones de Chema Pamundi: «Ready Player One: aquellos maravillosos años» en Microcambios en la densidad del aire (nota de marzo de 2015) y «Steven Spielberg desempolva los años 80 del baúl de los friki-recuerdos en Ready Player One» en Diario de Venusville (de hace nada).  Antes de continuar, le doy totalmente la razón a mi tocayo en lo que respecta a la traducción del libro. Lo que a mí más me dolía era leer «mecanos» para los mechas, pues no dejaba de pensar en el dulce por un lado y en el grupo de música por otro, ambos verdaderos horrores. También se la doy, en cuanto al libro, en casi todo lo que comenta (y en la conclusión).

Pero vamos un poco al libro. Es entretenido y se lee rápido. No deja de ser una novela de aventuras muy sencilla (que podría ser de fantasía o de cualquier otro subgénero sin mucho problema), con un lenguaje directo y una estructura absolutamente lineal, contada en primera persona por el protagonista que utiliza una técnica tan simple como darte toda la información cuando ocurren las cosas, pero nada más ni nada menos (con lo que tampoco puedes «elucubrar» nada, no te deja construir por ti mismo el proceso para intentar los rompecabezas ni nada). También es el típico que tiene más páginas de las necesarias, quiero decir, como otras obras, se vende al peso. Lo que ha contado en más de 450 páginas se podía hacer sin problemas en la mitad. El libro, coronado por el Premio Prometheus, también nos deja ver por qué pie realmente cojea desde el primer momento.

He leído algunos artículos que intentan hacer una aproximación extremadamente intelectual a la obra, y puede que tengan razón, pero para mí no ha contado nada nuevo. Ni dentro de la ciencia ficción ni fuera. Pero nada de nada. Ni siquiera de cara al público juvenil al que va dirigido (ni al más adulto al que apunta con la nostalgia; pero como no recuerdo en qué serie dijeron, los ochenta están durando más en esta época de remakes que en la realidad).

En fin, la obra nos pone ante un malo malísimo (una megacorporación que quiere controlar el mundo virtual) y buenos un poco ambiguos, donde, eso sí, mientras más individualistas más buenos son. Nos da un mundo virtual que sirve… mmm… sí, voy a usar las palabras de Chema Pamundi: «Una especie de “Second Life” mezclado con “World of Warcraft”». O un Facebook con una realidad virtual bien montada.

El protagonista odia a muerte la corporación. Él considera que Oasis es el paraíso hecho juego, incluso le debe su propia educación (suena a que es más barato darla por el juego que en la «vida real», con esto me pregunto por qué era una suerte de premio a los buenos alumnos y no un método más universal o, incluso, la forma de escolarizar a los malos alumnos). De hecho, dice varias veces aquello de que quiere evitar que haya una cuota mensual para acceder al mundo virtual (lo que la corporación quiere imponer si gana el control del juego). Pero él mismo todo el tiempo menciona que no puedes hacer nada en ese universo virtual si no tienes dinero. Normalmente, dinero real.

La relación entre el dinero real y el del juego está mal explicada, según cómo se menciona, parece que el dinero del juego es equivalente y directamente transformable al real, con lo que en realidad tenemos que el juego «parece» estar emitiendo su propia moneda en el sistema «real». En el fondo estamos ante monedas fiduciarias, claro, así que sin problemas, salvo porque también se están reproduciendo en el mundo virtual las formas capitalistas y de explotación.

Es cierto, los jugadores pueden conseguir «dinero» dentro del juego que les permite avanzar, pero una y otra vez nos muestran que se necesita ingentes cantidades para poder ser medio digno en ese mundo virtual. Vamos, que es un modelo de videojuego de acceso gratuito con microtransacciones internas (y no tan micros, a veces se habla de miles, muchos miles, de créditos) y se acerca peligrosamente a un «paga para ganar» (conocido en inglés como pay to win). Por poner un ejemplo, el protagonista prácticamente vive en ese mundo (va hasta a la escuela) y cuenta cómo no se puede mover entre un planeta a otro porque no puede pagar el transporte. No tiene dinero. Al comienzo de la novela está en un nivel bajísimo básicamente porque no puede pagar para seguir adelante (muy estancado tras años de juego). Y así todo el tiempo. Hasta que se hace famoso y gana por publicidad y otras historias.

El protagonista habla de «gratuidad» donde no la hay. De utopía que iguala a los jugadores donde la presencia de esa megacorporación es la buena muestra de lo irreal de ese postulado, donde con dinero real se consigue una ventaja competitiva muy grande. ¿Que el protagonista pudo salir adelante? No hasta que consiguió la primera llave y tuvo contratos publicitarios. Bueno, el primer hecho que le procuró una ventaja es que le aceptaran en el sistema escolar virtual, con lo que consiguió un equipo digno y el pasaje a otro planeta que brindaba más oportunidades (y luego fue absolutamente determinante para su propia suerte). Curiosamente tenemos al Estado dando lo necesario (equipo incluido) para poder jugar en condiciones medio dignas. También mencionan lo caro que es mantener el acceso a todo el sistema (ya sea por los equipos o por las conexiones al juego), con lo que lo de igualar a todo el mundo, más bien no.

Como digo, las condiciones materiales, constantemente, afectan a los jugadores. Pero el protagonista es ciego a esto y sigue pensando que en Oasis todos son iguales y tienen las mismas oportunidades. No hablemos ya de lo de tener más o menos tiempo para jugar. Igualito que un obrero votando a la derecha, la verdad.

Sí que me ha fastidiado un poco el libro.

Quiero decir, el final híperfeliz que tiene (todas y cada una de las pocas líneas desarrolladas tienen un final feliz y previsible, de forma absoluta) o que las referencias solo sirvan para vender (la película y el libro) y tengan poco sentido real en la trama (que sí, te sacan una sonrisa -aunque las de música me perdieron por completo y otras me quedan un poco lejanas y en mi mente se aparcaron como «me suenan»-, en realidad todo podía ser inventado y funcionaría igual; bueno, salvo las de Dungeons & Dragons, un módulo es la primera prueba), son cosas secundarias que tampoco entorpecen la lectura o la obra (el exceso de referencias fastidiaba un poco una vez que ya sonaba a chiste repetido), lo que me fastidia del libro es el protagonista y su ceguera. Pasa por muchas cosas y uno espera cierta evolución. Pero no, sigue viendo Oasis como un paraíso que ha de ser protegido cuando es descaradísimamente una plutocracia donde el dinero manda en todos los niveles (de hecho, él lo ha sufrido y luego se ha aprovechado). El pobre se tiene que conformar con la caridad, por si le dan un aventón de un planeta a otro (lo que se saca jugando con normalidad es increíblemente poco), el rico puede ser dueño de un planeta. O más.

Que el autor nos quiera vender esa idea como el paraíso está bien (cada quien con sus utopías); que lo haga a través de los ojos de un pobre chirría un poco; que, encima, ese pobre quiera defender la gratuidad del juego (del acceso mensual, en realidad) por encima de todas las cosas para mantener el paraíso es un insulto ideológico. Nos venden la excepción del éxito como la igualdad real, o al menos una igualdad de oportunidades plena. Y esa excepción, además, es fortuita, en tanto que resultó que la primera llave se encontraba en el planeta donde el protagonista estaba varado (por no poder pagar el transporte a otro lado). Recordemos el bajo nivel del héroe al principio de la novela y que él mismo dice que al carecer de dinero no podía salir del planeta inicial y subir de nivel a su avatar. Encima, en ese paraíso está todo como en el mundo real: se trabaja por dinero, se explota, se estafa, se mata, se roba, se… bueno, todo lo negativo del mundo real se representa en el juego (en tanto que en gran medida se ha traspasado el mundo real al juego, esto es, se ha virtualizado una serie de relaciones socioeconómicas como, de hecho, ya pasa -sin gráficos bonitos en 3D, pero pasa-). Vaya paraíso de las narices.

Me fastidia un poco la moralina final sobre cuál es la verdadera vida (discutible, además), no tanto por cuál es (esa conversación se veía venir) sino por quién la dice: en el fondo quien nos intenta instruir sobre eso ha creado un juego basado en su egocentrismo absoluto y total (todo gira en torno a él y sus gustos, a sus logros y biografía), cuya pequeña decisión que haría mil millonaria a una persona ha terminado costando vidas reales (se mataba en la realidad por eso). Es lo que tiene ser un sociópata irresponsable que cree que el mundo debe estar a su servicio. Algo que nadie critica en el libro, sea dicho. Todos aplauden su excéntrica genialidad.

Y, por último en el apartado de «cosas que me fastidian», encima, no es una obra en que se premie el ingenio (muy poco, en el mejor de los casos), sino que es la memoria la que se lleva la recompensa (como eso de andar recitando películas palabra por palabra o habiendo aprendido juegos más bien lineales de memoria). Nada de pensamiento lateral ni de creatividad, copia de un mundo que existió para el creador y para los viejos de ese futuro descrito (muy superficialmente; eso sí que lo extrañé, tal vez un par de pinceladas más sobre la distopía donde viven y de la que se escapan hacia la utopía de Oasis).

Lo único realmente interesante es lo de Hache; si bien te olías que o era una mujer o cualquier otra cosa más «compleja», la explicación de por qué se presenta como hombre blanco es la única crítica real y útil al racismo y sexismo de todo el libro.

(Los problemas de incoherencias internas las dejo; por ejemplo, que la heroína usara magia en una zona en que, cincuenta páginas más adelante nos dicen que no se puede usar u otros detalles del estilo, creo que más se deben a que realmente esas cosas importaban poco y al tono de la obra que a defectos puros de la misma).

Bonus: ¿cuántas y qué referencias ven en el dibujito?

Etiquetas: [Actualidad del Perú]  [desigualdad]  [gabinete]  [gobierno]  [igualdad]  [paridad]  
Fecha Publicación: 2018-04-04T11:45:31Z

Tras la dimisión del presidente electo del Perú, Pedro Pablo Kuczynski, Martín Vizcarra Cornejo, hasta el momento Primer Vicepresidente de la República del Perú, asumió la jefatura del Estado. El nuevo presidente tenía que conseguir un equilibrio difícil: que los detractores de PPK le dieran un tiempo y, además, que los favorables al ya expresidente no le dieran la espalda. Se hablaba bastante de un gabinete de conciliación nacional, de amplio espectro o lo que fuera; o tal vez mejor un perfil «técnico» y «bajo» (un ministro siempre es un político, querer ver un «perfil técnico» es obviar la ideología que sustenta la técnica). La verdad es que teniendo en cuenta lo veletas de los políticos peruanos y otras cuestiones, lo que se pedía era una sopa de segundas espadas o similar, no podemos olvidar que si hablamos de espectros políticos, ideológicamente PPK está increíblemente cerca del fujimorismo que lo tumbó.

Así que, de repente, nos anuncian a César Villanueva como Presidente del Consejo de Ministros (lo que normalmente llamamos «primer ministro» o «premier»), este expresidente de San Martín (dos mandatos), afiliado del Movimiento Regional Nueva Amazonía (aunque ha tenido otros partidos bastante distintos a lo largo de su carrera política), que fue elegido congresista en 2016 por Alianza para el Progreso (el partido de Acuña) y tiene una experiencia previa como jefe de gabinete con Ollanta Humala por cuatro meses. En esos meses lo que hizo fue pelearse con Nadine y anunciar cosas que no se habían decidido en el Consejo de Ministros, con lo que finalmente renunció. Ya que hablamos de gestos con la oposición, no podemos obviar que fue Villanueva uno de los que firmaron para el segundo proceso de vacancia que no llegó a culminarse. Más «antippk» es difícil (ideológicamente, por otro lado, estaban en el mismo sitio; cosas del Perú).

El nuevo presidente del Perú procedió luego a nombrar a los demás ministros, que contando con el de la Presidencia del Consejo, suman 19 personas. Oportunidad de oro para, además de hacer los equilibrios «políticos» de turno, romper el techo de cristal… o no. Así, de 20 personas que componen el gobierno (el jefe de Estado más 19 ministros) nos encontramos con 5 mujeres. Solo un cuarto. Hace menos de un mes que todos esos estaban haciendo discursos en favor de la mujer, aprovechando su día, para pasarse el tema de la paridad por donde les dio la gana. Incluso aceptando que tal vez un 50% sea difícil, llegar a tan solo el 25% (si contamos al jefe de estado; si no lo contamos, el 26,32%) es una burla. Lo peor es que se apela a la «meritocracia»; no hay tal en ese tipo de puestos. Comenzamos mal. Igual que hace un gesto descentralizador (luego lo vemos), pudo hacer uno por la igualdad de género. Pues no, parece que en ese tema seguiremos cojeando.

Un analista al que respeto bastante, Carlos Meléndez, ve positiva la combinación «tecno-política» del gabinete, así como su configuración «provinciana» (esto es, que supera el centralismo limeño usual en los gobiernos peruanos). Esto lo dice teniendo en cuenta que «se supone» que gabinetes previos (de PPK) eran más bien «técnicos». Olvidemos esos términos, por favor, no hacen bien a nadie. «Gente de la casa», esto es, viceministros o directores que los «suben» de puesto, sí que aportan conocimiento previo, pero no podemos decir simplemente que son perfiles «técnicos», máxime cuando. Además, lo «técnico» suele «tapar» la ideología que sustenta el tema (en la entrevista que les enlazo, mencionan que un ministerio como energía y minas sí necesita técnicos al mando, ¿eso cómo? No confundamos «gente que sabe del tema» con un mero técnico que aplica automáticamente soluciones estudiadas a temas; es un ministerio, como todos, político, de aplicación de ideología y negociación). Sin obviar lo positivo que sí menciona Meléndez (el aspecto descentralizador del gabinete).

Para el ministerio del interior nos han puesto a un general retirado de la policía (Mauro Medina), que simplemente reemplaza a otro general retirado (Vicente Romero), en fin, como si la experiencia con militares o policías dirigiendo esa cartera fuera buena.

No quiero hacer un repaso de todos los ministerios, en gran medida porque ni sabría a quién recomendar para esas carteras ni conozco a todos los que se han nombrado (algunas perlas sobre algunos de ellos están saliendo en otros medios, por cierto). Sí que me llaman la atención unos cuantos, más cuando se vende como tema «técnico» alguno… En fin, en cualquier caso, menciono dos más:

A Idel Vexler casi cualquiera le podía reemplazar en la cartera de Educación y lo iba a hacer mejor; personaje más machista y desagradable de forma tan palpable los hay pocos. Daniel Alfaro Paredes, el designado por Vizcarra, ha trabajado en varios ministerios (como asesor o director de tal o cual programa o área), contando el de educación (¿durante un año?, más o menos, como Director General de Educación Técnico-Productiva y Superior Tecnológica y Artística). No podemos obviar que todos son puestos «a dedo» (esto no influye en su capacidad o gestión en dichos trabajos, sino en cómo se llega a los mismos). Teniendo en cuenta el percal que hay en la educación peruana, suena a una persona demasiado ajena a toda la movida… tal vez por eso hasta puede ser una buena elección. En fin, muy mal tiene que hacerlo para no mejorar a Vexler, en cualquier caso.

Saleh Carlos Salvador Heresi Chicoma como ministro de Justicia es una especie de broma de mal gusto. El secretario general de PPK (el partido del gobierno, no el presidente), exalcalde de San Miguel, reemplaza a Enrique Mendoza Ramírez. Heresi, ese que defendió a capa y espada el indulto a Fujimori, a Justicia. Heresi, ese que es cercano a personajes completamente corruptos y corruptores, como Kouri, a Justicia. Heresi, el más cercano a un visión regresiva del Derecho Penal, y represora en cuanto a Derechos Humanos, a Justicia. Heresi, tantas veces implicado en hacer la vista gorda desde su poder municipal en temas como la contaminación de playas, cuyo patrimonio nunca supo explicar (implicado en lavado de activos y demás prácticas), ese Heresi tan vinculado al fujimorismo sin serlo (cuando postuló a la alcaldía de Lima lo hizo con Perú Patria Segura, formación de Reggiardo y otros exdirigentes de Cambio 90), a Justicia. ¿¡Es una broma!? Pues no, juró el lunes.

 

Etiquetas: [Actualidad de España]  [irpf]  [manipulación]  [política fiscal]  [presupuestos]  
Fecha Publicación: 2018-04-04T10:11:50Z

¿Cuántas veces se puede prometer lo mismo? ¿Cuántas veces se puede presentar como «recién pactado» la misma medida? Los presupuestos están firmados, acordados, desde hace bastante: más o menos en septiembre se iba a anunciar el acuerdo sobre los mismos, lo adelantó Ciudadanos, lo confirmó Coalición Canarias y el gobierno no los presentó. ¿Por qué? Lo que pasaba en Cataluña, avisó el PNV, hacía que no pudieran aprobarlos. Así de sencillo. No por problemas económicos o porque no cuadraran las cuentas, no porque no se pusieran de acuerdo, sino por lo que estaba ocurriendo en una parte de España que quería dejar de ser España y la posible aplicación (y luego ejecución) de una suspensión de la autonomía (con otro nombre, pero por sus efectos la conocerás). Esa es una línea roja que el PNV no quiere cruzar. Lo ha dicho constantemente, cuando haya gobierno en Cataluña, ellos votarán los presupuestos del Estado.

El gobierno de España dejó pasar el tiempo, técnica Rajoy, esperando que de las elecciones catalanas saliera rápido un gobierno «legítimo» y poder presentar un proyecto ya cerrado y acordado. De hecho, muchas veces el gobierno ha «ofrecido» cosas que están en ese acuerdo, en esos presupuestos, para ver si convencía a otros grupos (el PSOE, en concreto) en apoyarlos. Así que ha podido salir a prometer muchas veces lo mismo. Y reprochar que si no se está haciendo, es porque los otros no quieren. Sí, tuvieron la desvergüenza de decir que era culpa de los demás que el gobierno no hubiese aprobado un proyecto de ley de presupuestos en el Consejo de Ministros (cuando eso es competencia solo del gobierno; será en Las Cortes, si eso, donde el proyecto se acepta o se rechaza, pero hasta el momento anterior, todo es obligación del gobierno).

Los presupuestos tienen un proceso largo, comienzan con la aprobación de un techo de gasto que, además, se negoció bastante. En esa ocasión ya se acordaron algunos temas que hace poco nos han presentado como novedosos. Que sí, un ejemplo sangrante es la elevación del mínimo exento (tributariamente la expresión es incorrecta, además) a 14 mil euros. Primero, recordemos que ahora está en 12 mil (no es que se suba mucho), segundo, que no es exactamente una exención, es no tener obligación de presentar la declaración de renta y, en determinados supuestos, supone que no deben retenerte nada. Lo que sí viene con esa medida es una bajada para las rentas medias y medio altas (esto es, en el tramo siguiente). Todo eso ya estaba acordado y prometido a principios de julio de 2017. Esas medidas se reforzaron, no lo olvidemos, por el «principio de acuerdo» de septiembre de 2017 referidos al proyecto de presupuestos (iba a anunciarse el acuerdo, pero el gobierno reculó -la de CC ha dicho por activa y por pasiva que ya estaba todo firmado-).

En septiembre, cuando estaba todo cerrado y Rivera se adelantó a presentar el pacto (y el gobierno anunció, a la vez, que retrasaban la presentación del anteproyecto al Consejo de Ministros «un par de semanas» -que ha durado hasta la semana pasada, más o menos-) se anunciaron una serie de medidas más: el incremento de la baja de paternidad, la bajada del IVA «cultural» (cine, fundamentalmente) y la equiparación de la guardia civil con la policía y, en un plazo más largo, con las policías autonómicas. Esto es, todas las «medidas estrellas» (salvo una), ya se anunciaron en septiembre. Lo de la equiparación, además, se terminó negociando por separado con los afectados, tras una ola de protestas. Son las protestas, las calles, las que están obligando al gobierno a moverse en determinada dirección.

La única novedad, y es un tanto vergonzosa para el gobierno, es la subida de las pensiones mínimas anunciada al 2%. ¿Por qué? Porque hace poco (muy poco) el gobierno tildó a la oposición de irresponsable por proponer una subida conforme al IPC, que si era imposible, que si la ley marcaba otra cosa (ese ridículo 0,25%), que si ellos no sé qué y así mil historias. Que no, que no se podía y que decir cualquier cosa era demagogia… salvo si la decían ellos, que lo iban a explorar mejor (¿por qué no lo hicieron antes de ese pleno? A saber). Al final acuerdan una subida del 2% (falta leer la letra pequeña, eso sí) para las pensiones más bajas. ¿No era imposible? ¿No era demagógico aumentar un mínimo con el IPC (por debajo del 2%)? ¿No era incumplir la ley proponer cualquier cosa distinta? Pues, listo, ahí tienen una modificación del criterio. Es buena, sin dudas; insuficiente pero buena. No la explican, simplemente se cuelgan la medalla. Por cierto, no lo hacen porque Ciudadanos se lo exija; lo hacen, y Ciudadanos lo exige, porque los pensionistas se han movilizado y han conseguido poner a la opinión pública de su lado (¡y cómo no!, no podemos olvidar que son la principal razón para que las cosas no se hayan ido al garete con la crisis, siendo el colchón de millones -y digo millones- de personas).

Pero a lo que íbamos: el acuerdo entre el PP y Ciudadanos se ha cerrado muy rápido, pero no es extraño, realmente está cerrado desde el año pasado. Han pasado muchos meses, pero son temas ya negociados para el techo de gasto (junio-julio) y para el anteproyecto aparcado en septiembre; han cogido eso y han modificado, básicamente, el tema de las pensiones. Lo han vuelto a presentar. Otra vez nos hablan de bajada de IRPF (van tres) como medida estrella. Otra vez lo muestran como gran novedad. Es cierto que hasta que no se firme no existe, pero todas las veces la han dicho como si fuera una ocurrencia nueva.

Eso pasa mucho, un político sale y ofrece tales cosas. Los medios las repiten, cuales loros. Pero alguno se acuerda, oigan ustedes, que ya lo prometieron el año pasado, o hace dos, o lo vienen prometiendo todos los años. No está mal que nos vuelvan a prometer algo que no han hecho, lo que sí es incorrecto es que nos presenten dicha promesa como novedad y no se diga por qué no se aplicó en el pasado. Me explico: «voy a bajar dos puntos el IRPF en todos los tramos» (promesa del PP en su propio plan de gobierno; incorporado en el acuerdo con Ciudadanos para la investidura y prometido todos los años). Es tan sencillo como explicar: hicimos cuentas y no cuadraban, lo retrasamos un año, lo sentimos; ahora lo haremos. Pero, claro, eso sería reconocer un incumplimiento. Mejor es volver a prometerlo, sin más. Y eso es lo que está mal. Otro ejemplo es la de la típica obra: este año haremos un polideportivo. Al año siguiente: este año haremos un polideportivo. Oiga, que ya debería estar hecho. Se puede explicar: el año pasado prometimos un polideportivo, el concurso para el diseño se declaró desierto, todas las propuestas eran malas, volvimos a comenzar el proceso, cambiando el plan original, este año intentaremos cumplir la promesa hecha el pasado. Pero el impacto en la noticia no es el mismo, el político en este caso quiere el titular «promete loquesea» no «político explica por qué no se hizo loquesea y ahora cuenta cómo lo hará».

En fin, vuelvo al tema de «representar» cosas. En este caso, «representar un pacto». Y uso el verbo con doble cometido, de volver a presentar (porque es el pacto que ya tenían y presentaron, dos veces) y de actuar. Es una actuación, pues no se han sentado y creado un pacto nuevo, nos muestran lo que ya tenían (como el alumno repitente que al año siguiente vuelve a entregar un trabajo que el curso anterior hizo y presentó) y actúan como si todo en eso fuera novedad. Nos venden la burra. Los medios, sin mucha crítica, recogen las palabras del gobierno y de su aliado, sin poner media coma sobre lo que ya habían pactado (con el techo de gasto) o estaba anunciado (con lo de septiembre, que fue el propio gobierno quien retrasó su presentación). Como estudiamos mal historia, nos hemos acostumbrado a los «hechos puntuales» (sucesión no ligada de fechas, batallas, pronunciamientos y muertes); sería más real ver este acuerdo como una consecuencia lógica (una aplicación) del pacto de investidura, un cumplimiento, además, del pacto del techo de gasto (mira, dos pactos con sentido lógico-ideológico y de causa-efecto), creando un relato de la alianza (más estable o endeble, pero alianza, a fin de cuentas), en vez de un hecho puntual (negociaron rápidamente los presupuestos), aunque dicho hecho puntual tiene mejor prensa y hasta épica (dos fuerzas dispares que aparcan diferencias y llegan a un acuerdo inesperado). Pero es falso. Es mentira. Es teatro del malo.

Etiquetas: [Amenizando]  [alb]  [ClásicoZ]  [dibujos]  [portada]  [zombi]  
Fecha Publicación: 2018-03-27T20:54:50Z

Qué abandonada tengo la sección de «amenizando» (y los garabatos)… he caído en la cuenta que no he colgado una portada de los últimos libros desde hace mucho tiempo, tanto que la última que está es la del Zid. Así que nada, toca actualización de portadas:

Hagan clic para hacerlos más grande. ¿Dónde encontrar los libros?

Varios sitios, pero les recomiendo:

  • Lektu (enlace directo a los libros de Interlineado, están todos estos).
  • Interlineado.com (la editorial).
  • El de Demon y su segunda parte (Sangrëi) los pueden leer en línea en su web.
  • Los de ClásicoZ están para descargarlos también en su web.
  • También están en Amazon, pero ahí no se los puedo recomendar.

Espero que les gusten.

Etiquetas: [Actualidad del Perú]  [corrupción]  [fujimorismo]  [ppk]  
Fecha Publicación: 2018-03-22T11:32:24Z

El presidente constitucional de la República del Perú, Pedro Pablo Kuczynski (PPK), dimitió el día de ayer para evitar la vacancia anunciada para hoy.

PPK ya no pudo más y presentó su renuncia al cargo que asumió hace año y medio, el 28 de julio de 2016. Martín Alberto Vizcarra Cornejo, primer vicepresidente y hasta el momento embajador en Canadá, asumirá la presidencia del país. El ya exmandatario está siendo investigado por su relación con la trama de corrupción de Odebrecht (que salpica, no lo olvidemos, a buena parte de las cúpulas de los principales partidos y a dos expresidentes) y todo esto sazonado por la guerra entre los hermanos Keiko y Kenji Fujimori por el control del legado de su padre. [Continúa leyendo en D=a=].

Etiquetas: [Actualidad de España]  [Derecho]  [diálogo civil]  [participación]  [política]  
Fecha Publicación: 2018-03-05T15:59:51Z

He participado en la redacción de un informe sobre el anteproyecto de ley de Diálogo Civil y Democracia Participativa de Castilla y León, que comienza así:

Uno de los compromisos de esta legislatura del Partido Popular de Castilla y León fue darle una vuelta al tema de la participación. En las Cortes autonómicas, incluso, hicieron suya una propuesta de Podemos de crear una «estrategia de participación». Tal vez el principal problema está en lo que ellos llaman participación y lo que nosotres estamos entendiendo por la misma.

En mayo de 2017 se inició el trámite de «sugerencias»1 (es cierto que en Castilla y León, para muchas normas, se obliga a pasar por un trámite público que en otras comunidades o el Estado no existe). En febrero, con mucho bombo, se ha presentado el anteproyecto de ley y se colgó en la web para que se aporten sugerencias2; el 15 de marzo a las 2pm acaba el plazo para aportar.

La ley regula tres cosas distintas entre sí: por un lado, lo que llama «Diálogo Civil»; por otro, las «iniciativas ciudadanas»; y, por último, las «consultas populares no referendarias». El primero de los ámbitos, el «Diálogo Civil», lo podemos resumir como dotar de más funcionamiento («participación») a los órganos participativos existentes (en Castilla y León son muchos, y en su mayoría absolutamente inútiles). El segundo, las «iniciativas ciudadanas», como una suerte de ampliación de la «iniciativa legislativa». El tercero, las «consultas populares no referendarias», como darle solemnidad a otras formas de consulta que ya se hacen. De paso, se ha incluido la posibilidad, de forma expresa, de que el presidente de la Junta le pida al gobierno de España la celebración de un referendo porque un ciudadano o grupo lo ha solicitado3.

Vamos a reconocer algo positivo: el gobierno regional es consciente de que determinados cauces de participación tienen poco «éxito» real (como el que sigue este anteproyecto), así, el Portal de Participación está infrautilizado; esta ley quiere ser un paso más y potenciar dicha participación.

[Les invito a leerlo completo y a descargar el informe en Delicias De Igual a Igual].

Etiquetas: [Actualidad en General]  [eleccciones]  [elecciones generales]  [legislativas]  [resultados]  
Fecha Publicación: 2018-03-05T15:46:25Z

La gran victoria de los euroescépticos

Coalizione di centro-destra (Coalición de Centro Derecha, que de centro tiene más bien poco), donde participan Forza Italia (de Silvio Berlusconi), Lega (la refundada Lega Nord de Matteo Salvini), Fratelli d’Italia (de Giorgia Meloni), UdC y otros, ha ganado las elecciones italianas con 12 millones de votos que representan el 37,00% de las papeletas válidas, eso sí, con un doble sabor agridulce: no llegan al 40% (lo que les daría la mayoría absoluta) ni individualmente han ganado. Se produce, además, una sorpresa: la Liga de Salvini ha superado en votos a Forza Italia, de Berlusconi (17,41 frente a 14,03). En este partido, que aglutina muchas tendencias derechistas distintas, prima el euroescepticismo, desde el moderado de Berlusconi hasta el fuerte de Meloni. Salvini ya reclama que es su formación quien debe dirigir las cosas, viendo que han superado a la de Berlusconi.  [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].

Etiquetas: [Actualidad de España]  [censura]  [manipulación]  [medios de comunicación]  [rtve]  
Fecha Publicación: 2018-02-22T08:46:26Z

Hoy en Radio Nacional han entrevistado a Rafael Hernando Fraile, Portavoz del Grupo Popular en el Congreso de los Diputados, y entre los temas tratados está el de la dirección de RTVE. Hernando, además de quejarse de lo complicado del sistema, salió en «defensa» de la RTVE, dijo que no se podía acusar a esa casa de estar manipulando en favor del Partido Popular porque eso era dudar de todos los profesionales de los informativos. Indicó que sí, se podía discrepar de alguna línea concreta, pero no dudar de la profesionalidad de quienes trabajan en los informativos, así que insultó al PSOE y el resto de los grupos que acusan de manipulación al ente público. El conductor del programa escuchó y no dijo nada, cambiaron de tema.

¿Qué tal si escuchamos a los profesionales de la RTVE? Me vino a la mente una nota de JR Mora de hace un año, donde recogía el informe del Consejo de Informativos de RTVE (donde están los trabajadores de dichos espacios), unos cuarenta casos en el último trimestre de 2016 eran señalados por los profesionales como hechos manipulados. ¿Ha cambiado la situación? Ha empeorado, de los cuarenta casos en un trimestre el año pasado, este se recogen unos 50 casos de manipulación durante el último trimestre de 2017, y la noticia es de ayer (es una constante, de todas maneras). El problema no es nuevo, lo hemos visto desde que el PP asumió el poder, en 2015 el CdI decía (noticia censurada, sea dicho):

«En los últimos años, lamentablemente, los Consejos se han visto obligados a denunciar en numerosas ocasiones, tanto fuera como dentro de España, el incumplimiento de estas obligaciones, con casos de manipulación y malas prácticas que han sido reconocidos por entidades como el Instituto Internacional de Prensa (IPI) o el Consejo de Europa.»

El Partido Popular, en su día y por Real Decreto Ley, cambió la ley del ente público para reducir los vocales en el consejo de Administración, «cargándose» por temas de «ahorro» a los elegidos por los sindicatos mayoritarios del propio ente (de los 3 puestos que redujo, dos eran básicamente de eliminación de la representación de los trabajadores), el Tribunal Constitucional anuló dicho Real Decreto Ley en varios apartados, declarando inconstitucional dicha rebaja (aunque la TVE presentó la sentencia como un aval a la reforma realizada).

Cuando se acusa a RTVE de ser un ente manipulador, no se está diciendo que sus trabajadores sean una panda de impresentables, se está indicando, sencillamente, que la dirección lo es. Sobre todo cuando un día sí y otro también los CdI y otros representantes de los trabajadores del ente público denuncian la manipulación o las malas prácticas internas (contando la actual norma que les espía, por ahora en la refrigeradora), piden que se cambie la dirección (han pedido más de una vez dimisiones por hechos de censura o manipulación).

Y no, señor Hernando, el que TVE tenga buena audiencia no significa que no estén manipulando. Dejando de lado que ya pasó el tiempo en que la TVE era la televisión preferida para las elecciones; si ya no lo es, es porque solo una parte del electorado se ve reflejado. Ni los votos limpian la corrupción ni las audiencias eliminan la censura.

Etiquetas: [Actualidad de España]  [Derecho]  [administración]  [derecho administrativo]  [digital]  [documentos]  [facturas]  [nóminas]  [subvenciones]  
Fecha Publicación: 2018-02-09T13:04:56Z

¿Cuántas veces arrastramos, por pura inercia, prácticas del pasado que hoy carecen de sentido? El mundo del «Derecho», en general, es el campeón de esta práctica (o subcampeón si pensamos en las instituciones religiosas como firmes competidores). La Administración, en concreto, arrastra (y vuelvo a repetir la palabra) demasiado; sobre todo en temas que antes tuvieron sentido y que hoy ya no. Un ejemplo muy concreto pero, a la vez, absolutamente común: la diligencia de imputación a una subvención sobre el «original». En fin, esto es más un desahogo personal que una propuesta o análisis serio del tema que voy a tratar.

Explico un poco la figura: las subvenciones hay que justificarlas; las mismas se justifican presentando toda la documentación («original») habida y por haber. En las nóminas, facturas, recibos, TC1… se debe poner (por lo general, esto es algo que detallan las bases reguladoras o convocatorias) un «sello» sobre el «original». El párrafo tercero del punto 3 del artículo 30 de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones (LGS), establece:

«Reglamentariamente, se establecerá un sistema de validación y estampillado de justificantes de gasto que permita el control de la concurrencia de subvenciones.»

¿Qué desarrollo ha tenido? El art. 73 del Real Decreto 887/2006, de 21 de julio, por el que se aprueba el Reglamento de la Ley 38/2003, de 17 de noviembre, General de Subvenciones (RDLGS) dice:

«1. Los gastos se justificarán con facturas y demás documentos de valor probatorio equivalente en el tráfico jurídico mercantil o con eficacia administrativa, en original o fotocopia compulsada, cuando en este último supuesto así se haya establecido en las bases reguladoras.

2. En caso de que las bases reguladoras así lo establezcan, los justificantes originales presentados se marcarán con una estampilla, indicando en la misma la subvención para cuya justificación han sido presentados y si el importe del justificante se imputa total o parcialmente a la subvención.

En este último caso se indicará además la cuantía exacta que resulte afectada por la subvención.»

Este es el ámbito estatal que, además, sirve como legislación básica. Las comunidades autónomas tienen su propia normativa. En Castilla y León tenemos la Ley 5/2008, de 25 de septiembre, de subvenciones de la Comunidad de Castilla y León, pero carecemos de un reglamento general (si no me equivoco), existiendo nomás desarrollos parciales. No hay problema, la propia Ley 5/2008 de CyL se remite a la legislación nacional en todo lo que no esté desarrollada (Disposición Transitoria Primera). Tampoco hay problema, esto se incluye en las convocatorias y en las bases. Suele venir con un texto de este estilo:

«Los documentos anteriormente reseñados deben ser todos ellos originales, sin enmiendas ni tachaduras, consignándose en ellos una diligencia en la que se haga constar que la actividad ha sido subvencionada por ***, indicando si el importe se imputa total o parcialmente a la subvención. Si es parcialmente se indicará la cuantía exacta que resulte afectada por la subvención.»

La forma de realizar esta «diligencia» es tan variada como la imaginación nos permita: un sello físico, también se puede imprimir el texto sobre el original o, incluso, escribirlo a mano.

¿Qué motivo hay para este sello? Lo pone bien la legislación nacional: «el control de la concurrencia de subvenciones». Es algo que hay que declarar, pero para asegurarnos que esa nómina o esa factura no suma más del 100% de financiación vía distintas subvenciones, se estableció una forma «sencilla». Digamos que la factura mandada por Empresa Paco SL tiene un sello del 50% de una subvención del Ayuntamiento, si esa misma factura se la vas a presentar a la Junta de Castilla y León, la cuantía imputada no podrá superar el 50%.

Como ven, todo ese sistema está pensado en documentos físicos en los que se puede hacer algo también físico. Y que solo puede existir un original. ¿Es lo mismo con los documentos electrónicos? ¿Y cuando el «original» es fácilmente reproducible?

Parece una tontería, pero no lo es. Pongamos el ejemplo de la nómina (esto es, el recibo individual de salarios del trabajador, art. 29 del Real Decreto Legislativo 2/2015, de 23 de octubre, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley del Estatuto de los Trabajadores y la Orden de 27 de diciembre de 1994 por la que se aprueba el modelo de recibo individual de salarios). Primero, la nómina debe hacerse según un modelo, pero no necesariamente un soporte determinado (si el trabajador no tiene acceso a un ordenador en su trabajo, por cierto, puede pedir que se la impriman), ni tiene por qué estar firmada (art. 2.2 de la Orden mencionada). En la práctica, para evitar follones, la administración solicita la firma del recibo y, además, la constancia de la transferencia o de los cheques o un documento a mayores en que los trabajadores digan expresamente que han cobrado sus salarios al contado (esto… se supone que eso es la nómina, por cierto). Ahora vamos a lo que importa: no es raro que el trabajador firme más de una nómina. O no firme ninguna. Podemos encontrarnos con un documento electrónico o físico (el recibo) que se puede duplicar infinitas veces y poner cuantos sellos estimemos oportunos.

Podríamos decir lo mismo de todas esas facturas que no cumplen con la legislación sobre facturas electrónicas pero que las recibimos por medios electrónicos. No es raro que te manden un PDF perfecto listo para que uno se lo imprima (con sello y firma).

Ese es un problema mal resuelto (como la exigencia genérica de entregarles toda la documentación original y que solo «excepcionalmente» aceptan copias y te las compulsaban; lo excepcional era lo normal para todas las facturas y nóminas, habiendo leyes que te obligan a conservar el original durante una serie de años); pero vamos al problema real: los documentos electrónicos. Acá digamos que hay dos tipos, los firmados digitalmente y los que tienen un código de verificación. Estos segundos, que existen desde hace años (la Seguridad Social no te «certificados» con sello desde hace una eternidad, por ejemplo; lo mismo con Hacienda), funcionan de una forma simpática: el documento tiene un código que puedes copiar y pegar (o copiar a mano) en un sistema informático de verificación, donde aparecerá «exactamente» tu documento. Así que no hay «original» físico en ningún caso, es un documento que puedo imprimir cuantas veces quiera.

Con lo que nos encontramos la gran inutilidad del trámiteestamos hablando de documentos fácilmente reproducibles en que puedes poner cuantos «sellos» te dé la gana. No hay más. Pero en general lo siguen pidiendo (lo digo así porque acabo de ver unas bases en que no lo exigen… veremos la convocatoria, que no pocas veces simplemente cortan y pegan la anterior sin adaptarla a las nuevas bases más allá de las dos o tres cosas principales, esto del sello no lo es).

En el sistema de la Junta de Castilla y León, cuando registras un documento electrónico (ahora es lo obligatorio para las personas jurídicas, todas las justificaciones se hacen así) permite que estén algunos documentos firmados por terceros (su firma digital) y acepta sin más los demás documentos (que los firmas tú). Sin entrar en los problemas técnicos (el tamaño máximo de los archivos y la calidad con la que te los solicitan) acá entramos en el mundo de «cosas absurdas»: sellos en documentos digitales con posibilidad de realizar tantas copias como desees, solicitudes de imprimir y escanear un documento originalmente digital y otras del estilo.

Además, hubo un pequeño periodo de transición en que se dejó de compulsar fotocopias de los «originales» (insisto: en los documentos de la SS, entre otros, el «original» no es el impreso, es lo que te descargues con el código de verificación) y se pasó a escanearlos por el funcionario público (en el fondo era lo mismo, el funcionario realiza una «copia del original»); ahora ese trabajo de «escaneo» lo tiene que hacer la propia persona, con lo que toda la lógica de la reproducción tal cual de un original por detrás de las compulsas queda absolutamente desvirtuada. Como que también carece de sentido que soliciten poner sellos de imputación sobre archivos electrónicos absolutamente modificables.

En otras facetas, las justificaciones se han simplificado, se solicita declaraciones juradas en vez de muchos certificados sobre esos mismos hechos, además de permitir que el interesado dé a la Administración la facultad de pedir los documentos a quien corresponda (así que, para saber si estás pagando los impuestos en general, no te piden un certificado de eso, sino que juras que lo haces y les dices «pregunten ustedes, si eso»).

Lo importante en todo el sistema, en realidad, se encuentra en las responsabilidades del beneficiario cuando incumple determinadas previsiones, esto es, la sanción (que puede ser simplemente devolver parte de la ayuda) si sobrepasa el 100% de imputado a subvenciones, o (más grave) si ha modificado digitalmente un original (cambiando la cuantía, la fecha o lo que sea).

Creo que es «Intervención» (quien fiscaliza las justificaciones), quien tiene el trabajo real para comprobar que una subvención está debidamente justificada, el responsable de verificar posibles dobles imputaciones, para ello se debe habilitar un procedimiento de comparación de documentos interadministrativo (porque una subvención puede ser de la Junta, otra de diputación, otra del ayuntamiento… y así),  junto con aumentar las capacidades de inspección de la Intervención en vez de seguir pidiendo medidas absolutamente anacrónicas que no cumplen con nada.

Excurso: piensen un momento lo que significa justificar el gasto imputado sobre un trabajador: 12 nóminas (con sellos), 12 transferencias bancarias, 12 TC1 (con sellos), 12 TC2, 12 transferencias bancarias a la Seguridad Social, modelos 111 (4 o, en su caso, 12), modelo 190 (1), transferencias bancarias de las retenciones (en su caso; serán 4 o 12, dependiendo de cómo se deba declarar). Un mínimo de 65 páginas.

Segundo excurso: lo de la obligación de comunicarse por medios telemáticos con la administración tiene su aquel, la verdad. Uno de los problemas, además, es que los certificados digitales para personas jurídicas (certificados de representación) dejaron de ser gratuitos hace un tiempo, con lo que, así sin querer queriendo, ahora hay que pagar 14 euros (más IVA) cada dos años para poder realizar determinados trámites (que pueden o no ser gratuitos).

Etiquetas: [Amenizando]  [alb]  [igualito]  [paz]  
Fecha Publicación: 2018-01-31T22:39:05Z

Tira adaptada en la web de Igualito. Tira especial para la Red Delicias, parte del panel en la exposición del Centro Cívico Delicias (Valladolid) por el Día de la Paz. Tira original (clic para agrandar)

Etiquetas: [Actualidad del Perú]  [fujimori]  [indulto]  [ppk]  
Fecha Publicación: 2017-12-26T18:14:50Z

El regalo de navidad de Pedro Pablo Kuczynski (PPK) fue el indulto de Alberto Fujimori Fujimori, expresidente del Perú condenado, entre otras cosas, por delitos contra la humanidad. Sí, han leído bien. Es un regalo envenenado, una transacción, parece ser, entre PPK y la facción fujimorista dirigida por el congresista Kenji Fujimori, hijo menor del exmandatario: PPK evitó así la vacancia… desde el gobierno se niega este extremo. La resolución se concedió mediante Resolución Suprema Nº 281-2017-JUS publicada en El Peruano el 24 de diciembre de 2017. [Continúe leyendo en D=a=.net]

Etiquetas: [Actualidad del Perú]  [confianza]  [fujimori]  [fujimorismo]  [ppk]  [presidente]  [vacancia]  
Fecha Publicación: 2017-12-23T00:53:10Z

Por muy poco, PPK se queda en el cargo. (Nota publicada previamente en D=a=).

No deja de ser curioso que a Pedro Pablo Kuczynski (PPK) le haya salvado la disidencia dentro del fujimorismo comandado por Kenji Fujimori. La bancada del partido de Keiko Fujimori (hermana mayor del antes mentado) tiene 71 escaños, le apoyaba en el pedido de vacancia del presidente de la República Frente Amplio (FA, 10 curules), con lo que solo tenían que convencer a otros seis… o podría haber sido así si el fujimorismo no se hubiese roto, algo que ha enfadado, claro, a Keiko. El Fujimori que sí está en el Congreso ya ha sido sancionado por romper la disciplina de voto y opinar, directamente, contra su hermana, jefa del partido. Esta vez convenció a otros nueve compañeros para abstenerse.

En fin, a lo que íbamos: 79 votos a favor de la vacancia (61 del Fujimorismo -de 71 posibles-, 10 de FA -todos-, 3 del APRA -de 5-, 2 de Alianza para el Progreso -de 9-, 2 de Acción Popular -de 5- y 1 de los no adscritos -de 2-), 21 abstenciones (10 de Fuerza Popular -los fujimoristas-, 2 del APRA, 7 de APP y 2 de AP) y 19 en contra (los 18 de Peruanos por el Kambio, el partido del presidente, y 1 no adscrito). Los miembros de Nuevo Perú (la escisión de FA, con 10 congresistas) se fueron del hemiciclo y no votaron, aunque sí contaron para la asistencia (que sumó 129). (Nota: en algunas informaciones pone 79 a favor, en otras 78, no sé cómo pueden fallar en este dato, pero es que la propia página informativa del Congreso tiene el número bailando).

Becerril, vocero del fujimorismo, afirmó que las diez abstenciones se negociaron con el gobierno, otorgándose a cambio de un indulto humanitario para el expresidente Alberto Fujimori. Les atacó, eso sí, por «traicionar al país» y relajar la lucha contra la corrupción que han emprendido desde su partido. Partido, no olvidemos, que tiene como principal ideólogo a quien vivió de corromper a los congresistas de las demás bancadas para que le apoyaran, que hizo de la corrupción el pan nuestro de cada día en todos los niveles del Estado. Becerril invitó a los díscolos a abandonar la formación naranja; con esto el partido perdería la mayoría. No pasará.

¿Por qué el pedido de vacancia presidencial? Se quería echar al presidente por «permanente incapacidad moral», por los supuestos vínculos entre la brasileña Odebrecht y su empresa personal «Westfiel Capital», todo mezclado en la época en que PPK era ministro (de economía y primer ministro), dando (le acusan) trato de favor a empresas del entramado corrupto y corruptor (con Concesionaria Trasvase Olmos como pilar). No se ha probado, realmente, que PPK tuviera conocimientos de nada de eso (entre otras cosas, no ejercía el control directo sobre su propia empresa, asesora financiera de muchas otras… al menos eso él dice, pero el control lo tenía su «protegido»), más teniendo en cuenta que todo el tema comenzó antes de que él fuera ministro y terminó después (aunque, claro, hay cierta continuidad), pero estas cosas siempre dejan mal sabor de boca (como el hecho de que PPK fuera contratado por Odebrecht tras dejar el gobierno… durante su época en el mismo, por cierto, PPK era contrario a la construcción de la Interoceánica). Sin obviar que Toledo, el presidente del PPK ministro, está muy metido en este caso de corrupción.

Seamos claros: PPK es un presidente de rebote, más que los últimos dos, si cabe. Su popularidad por los suelos y su carta de buen gestor económico en entredicho; su grupo tiene 18 congresistas, de 130 (y, aún así, es la segunda fuerza en el hemiciclo, por los problemas de FA, que se dividió en dos), que ya perdió una vez la confianza en el Congreso. Y el fujimorismo está increíblemente sobrerrepresentado en la cámara, con una mayoría con la que hace y deshace casi a su antojo, si fueran un poco más coordinados, podrían, incluso, hacer más (como lo de la vacancia). Tensan continuamente la cuerda con el ejecutivo, y eso que en lo económico están básicamente en la misma página, así como en muchas otras cuestiones. El fujimorismo se arma para una bronca larga, en que son su propia oposición.

El gobierno va haciendo reformas internas para acercarse al fujimorismo, pero es darle de comer granitos de maíz a quien quiere devorar el país entero, no se detendrán por tener dos o tres ministros cercanos cuando ven en un horizonte cercano a otro Fujimori (una más que uno) en el sillón presidencial. ¿Conseguirá PPK llegar a 2021 como presidente de la república?

Etiquetas: [Actualidad de España]  [Pensamientos]  [cataluña]  [catalunya]  [elecciones]  [resultados]  [sistema electoral]  
Fecha Publicación: 2017-12-22T16:15:21Z

Durante toda la campaña se ha repetido que el «sistema electoral» en Cataluña «favorece a los nacionalistas», al punto que la propia Arrimadas, vencedora de los comicios, en su primer discurso soltó la perla que habían conseguido 37 escaños a pesar de ese sistema injusto, «copia del español». La candidata de Ciudadanos aseguró que con una ley más justa habrían conseguido más escaños, obviando que ellos están, actualmente, sobrerrepresentados en la cámara, ocupan el 27% con el 25% de los votos (los tres primeros partidos están en esa situación, luego lo veremos). Es lo que tiene aprenderse un discurso sin entender de dónde viene la queja. [Continúe leyendo en Elecciones D=a=].