Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-10-25T07:46:00.014-05:00
versiculos-biblicos-ansiedad
Esta lista de 29 versículos bíblicos sobre la ansiedad, tiene como finalidad el ayudarte en aquellos momentos donde sientes que el miedo te paraliza.

Pero, un ataque de ansiedad, puede ser en cierto modo una parte normal de tu vida.

Por ejemplo, cuando estás frente al público o en un examen de la universidad.

Sin embargo, las personas con trastorno de ansiedad tienen con frecuencia preocupaciones, miedos intensos, ansiedad por comer o ansiedad social.

Y como vivimos en un mundo donde cada vez somos más instantáneos, la ansiedad se ha convertido en una situación cotidiana de cada individuo.

Situación que en la búsqueda de un tratamiento para la ansiedad, se vuelve estresante y una vía rápida para la muerte.

Pero no te preocupes.

¡Dios tiene el mejor tratamiento para la ansiedad!

No se trata de fármacos o medicamentos para ayudarte a controlar la ansiedad y estrés.

Sino que es Palabra de vida que transformará tu alma por completo.

Aquí tienes esta maravillosa lista con el mejor tratamiento para la ansiedad que puedes encontrar.

Disfruta de cada versículo bíblico y deja que el Espíritu Santo te ayude.



#1.
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Filipenses 4:6

#2.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Filipenses 4:7

#3.
Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
1 Pedro 5:7

#4.
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
Mateo 6:25

#5.
No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
Mateo 6:31

#6.
Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Mateo 6:34

#7.
En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma.
Salmos 94:19

#8.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
Josué 1:9

#9.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Juan 14:27

#10.
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
2 Timoteo 1:7

#11.
Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
Eclesiastés 11:10

#12.
Se deshace mi alma de ansiedad; susténtame según tu palabra.
Salmos 119:28

#13.
¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?
Lucas 12:25

#14.
La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra.
Proverbios 12:25

#15.
... digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes, no tengan miedo. Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con retribución divina vendrá a salvarlos».
Isaías 35:4


#16.
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar.
Salmos 46:1-2

#17.
Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.
Efesios 6:13

#18.
¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra. Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.
Salmos 73:25-26

#19.
El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.
Deuteronomio 31:8

#20.
Pero yo siempre estoy contigo, pues tú me sostienes de la mano derecha. Me guías con tu consejo, y más tarde me acogerás en gloria.
Salmos 73:23-24

#21.
Cuando en mí la angustia iba en aumento, tu consuelo llenaba mi alma de alegría.
Salmos 94:19

#22.
Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.
Isaías 40:31 

#23.
El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre.
Salmos 121:5-8

#24.
Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
Salmos 23:4

#25.
Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
Isaías 41:10

#26.
Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.
Salmos 34.4

#27.
El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.
Salmos 27:1-3

#28.
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
Romanos 8:15

#29.
Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.
Proverbios 3:5-6

Finalmente

Dime abajo en los comentarios, ¿qué versículo bíblico es el que más te ha impactado? Y si crees que puede ayudar a alguien más, no olvides compartirlo.

Además, si deseas compartir alguna experiencia que hayas tenido con la ansiedad, estaré muy atento a tu testimonio.
Etiquetas: [Actualidad]  
Fecha Publicación: 2020-10-17T23:41:00.008-05:00
disney-channel-bisexual
Disney Channel sí que nos ha sorprendido esta vez. Y es que en su más reciente lanzamiento, en cuanto a programas infantiles, ha expresado su total apoyo a la comunidad LGBTI+.

Un nuevo personaje creado para la serie “The Owl House” (La Casa del Buho), sería el primer personaje bisexual creado por la cadena de televisión.

Este trabajo apoyado por completo por Walt Disney Pictures llega de la mano de Danna Terrace, creadora del personaje, quien se ha identificado como bisexual en su cuenta de Twitter.

En el desarrollo fui muy abierta acerca de mi intención de poner a los niños queer en el elenco principal. Cuando nos dieron luz verde, ciertos líderes de Disney me dijeron que podía NO represente ninguna forma de relación bi o gay en el Canal “, escribió la creadora del personaje en su Twitter.

Sin embargo, la creadora añade que gracias a su terquedad pudieron aprobar la creación del personaje bisexual en esta serie para niños “The Owl House”.

¡Soy bisexual! Quiero escribir un personaje bisexual, ¡demonios! Por suerte, mi tozudez valió la pena y ahora tengo mucho apoyo del actual liderazgo de Disney, expresó la escritora en su Twitter.


Sobre la Serie

The Owl House, es una serie animada que fue estrenada el pasado mes de enero en el canal de televisión.

Trata de la historia de la pequeña adolescente Luz Noceda, que encuentra un portal hacia otra dimensión donde puede ser una bruja.

El personaje de Luz Noceda va cambiando a medida que transcurre la serie. La protagonista en el inicio se siente atraída por los hombres, sin embargo, su percepción fue cambiando.

El personaje comienza una relación con otra joven bruja, Amity Blight. Es así, como Luz Noceda se convierte en el primer personaje protagonista abiertamente bisexual de la compañía de televisión.

Anteriormente, se había visto como la compañía de televisión incursionaba para incluir a personajes LGBTI+ en sus producciones, como lo fue el personaje homosexual en “Out”, un cortometraje de Pixar.


¡Alerta Padres!

Como ya sabrás, la comunidad LGBTI+ lleva peleando estos últimos años por una “inclusión” en todos los estratos sociales.

Y grandes compañías como Disney Channel han expresado su completo respaldo.

Gracias a eso, están “adoctrinando” a nuestros niños y adolescentes como sus nuevas filosofías, sin siquiera darte cuenta.

Prueba fehaciente de lo que digo es el lanzamiento de esta serie infantil.


Además, no es solo la serie con el adoctrinamiento homosexual para nuestros niños, sino que también está cargada de mensajes satánicos.

Aunque lo creas inofensivo, dibujos animados como este están introduciendo mensajes de satanismo en la mente de nuestros hijos.

Y lo peor de todo es que lo sigues viendo como una “sana” distracción.

Distracción que muchos padres cristianos han elegido para sus niños. Y que sin pensarlo, están abriendo una puerta del infierno en la vida de sus pequeños.

Por favor, toma esto muy en serio. El mundo se está pervirtiendo cada día más. Ya las cosas malas se les llama buenas y a las buenas malas (Is. 5:20).

Si no ocupas tiempo en tus hijos para enseñarles el camino hacia Cristo, el mundo se ocupará de enseñarles el camino hacia el infierno.

De hecho, Pablo Rosales de Inspirados TV, te hará profundizar un poco más en el tema de fondo que trae esta nueva serie de Disney Channel. No te pierdas el vídeo completo.👇


Por último

Puede que tal vez hayan padres que no vean esta noticia, así que te ruego encarecidamente que seas un medio para llegar a ellos.

Compártelo en tus redes sociales, whastapp, email, o cualquier medio.

Es urgente que apagues tu televisor, te sientes con tus niños, y empieces a ministrar la Palabra de Dios para sus vidas.
Etiquetas: [Actualidad]  [Articulos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-10-10T13:58:00.033-05:00
beatificación-de-carlo-acutis
La beatificación de Carlo Acutis quedará como una marca trascendental para la religión católica romana.

El nuevo santo milenial —como lo llaman algunos— ha causado mucho impacto en esta última semana. 

Y hasta el mismo papa, Francisco Bergoglio, ha instado a que los jóvenes sigan el ejemplo de “santidad” de Carlo Acutis. 

Pero, ¿Qué es un beato? ¿Qué dice la Biblia al respecto del culto a los muertos? ¿La Palabra de Dios respalda la beatificación de Carlo Acutis? 

Hoy quiero invitarte a leer este artículo en donde responderé estás preguntas de manera bíblica. 

Por lo tanto, no detengas tu lectura y acompáñame hasta el final.

Dios quiere abrir los ojos de su pueblo que se pierde por no tener conocimiento (Os. 4:6). 

1) ¿Quién fue Carlo Acutis?

Por si no tienes la menor idea de quién fue Carlo Acutis y qué lo ha llevado a ser beatificado, quiero que veas este corto vídeo en donde conocerás su historia. 

O si prefieres, puedes leer desde Wikipedia, la biografía de Carlo Acutis


2) ¿Carlo Acutis tuvo un cuerpo incorruptible?

Mucho se habló sobre el cuerpo incorrupto de Carlo Acutis. Hasta los medios de comunicación y redes sociales hicieron pública esta afirmación.

Sin embargo, el obispo Domenico Sorrentino señaló que todas las noticias que circulaban en torno al cuerpo incorrupto de Carlo Acutis, no respondían a la verdad.

En el momento de la exhumación en el cementerio de Asís, se encontró en el estado normal de transformación típico de la condición cadavérica. Sin embargo, como los años de enterramiento no fueron muchos, el cuerpo, aunque transformado, pero con las distintas partes aún en su conexión anatómica, fue tratado con aquellas técnicas de conservación e integración que se practican habitualmente para exponer los cuerpos de los fieles con dignidad a la veneración de los fieles benditos y santos. Una operación que se llevó a cabo con arte y amor. La reconstrucción de la cara con una máscara de silicona fue particularmente exitosa. Con un tratamiento específico se logró recuperar la preciosa reliquia del corazón que se utilizará el día de la beatificación.(1)

3) ¿Qué es Beato o Beatificación?

Se llama beato a la persona fallecida que puede ser honrada a través de un culto una vez que el papa haya certificado sus virtudes. 

La beatificación es uno de los pasos hacia la canonización: antes de ser considerado como santo, el individuo en cuestión es declarado siervo de Dios, luego venerable y en una tercera etapa, beato. 

Esto quiere decir que Carlo Acutis será nombrado muy pronto “santo” de la iglesia católica. ¡Uno más de los miles! 

4) ¿Qué es la canonización?

Es el acto mediante el cual la Iglesia católica declara como santa a una persona fallecida.

Este proceso comprende la inclusión de dicha persona en la lista de santos reconocidos y el permiso para rendir culto público y universal a esa persona. 

Además, se le asigna una fiesta litúrgica, se le dedican iglesias, capillas o altares, y se reconoce su poder de intercesión ante Dios. 

En otras palabras, Carlo Acutis será convertido en una especie de ser celestial al que habrá que rendirle culto y adoración. 

Que no te sorprenda. Esta es una costumbre que arrastra la iglesia católica desde hace muchos años atrás. 

5) ¿Se debe rendir culto a los muertos?

El problema principal no es solo la beatificación de Carlo Acutis, lo es también el rendirle culto a cualquier persona muerta. 

¡El único digno de culto y veneración es Dios! Nadie más. 

No se le rinde culto al papa, a los obispos, a los santos de Cristo muertos en el pasado, a los apóstoles, a María la madre de Jesús. 

¡Solo se le rinde culto a Dios! 

De hecho, la Palabra de Dios lo deja bien en claro. Puedes notarlo en el encuentro de Jesús con Satanás, en Lucas 4:8:

Respondiendo Jesús, le dijo: 
—Vete de mí, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás y solo a Él servirás”.

Además, Deuteronomio 6:13, también nos da un claro mensaje de a quién se le debe adorar:

A Jehová, tu Dios, temerás, a Él solo servirás y por su nombre jurarás.

Incluso tenemos la revelación que se le brindó al apóstol Juan, cuando estaba en la isla de Patmos, en donde él se encontró a un ángel. 

Yo Juan, soy el que oyó y vio estas cosas. Después que las he oído y visto, me postré a los pies del ángel que me mostraba estas cosas, para adorarlo. Pero él me dijo: «¡Mira, no lo hagas!, pues yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. ¡Adora a Dios!». (Ap. 22:8)

Como puedes notar, en estos tres versículos de la Biblia se menciona tajantemente que la adoración solo debe ser a Dios. 

No hace mención a la adoración de los apóstoles o los profetas como se está haciendo con Carlo Acutis. 

Entonces, si la adoración a los muertos (beatificación) no es mencionada en la Palabra de Dios, estamos hablando de un tema puramente anti-bíblico. 

Y algo que es anti-bíblico, es una aberración completa contra Dios. 


6) ¿Quiénes son los santos?

¿Acaso son santos aquellas personas que el papa nombra como tal? La verdad es que no. 

La Palabra de Dios nos enseña que santos son todas aquellas personas que están en Cristo. Es decir, tú y yo. 

Veamos algunos versículos bíblicos que respaldan este argumento. 
Entonces Ananías respondió: 
—Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. (Hch. 9:13-14)

En este versículo Ananías, lleno de temor, le está diciendo a Cristo todo el daño que Saulo había hecho a los santos en Jerusalén. 

Y no se refiere a un pequeño grupo de santos nombrados por alguien, sino a todos los discípulos. 

Lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto. (Hch. 26:10)

Ahora podemos apreciar a un Pablo, ya convertido, hablando como él mismo daba autorización para encarcelar y/o matar a los santos de Cristo. Es decir, a los discípulos. 

Saludad a todos los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo os saludan. (Fil. 4:21)

Una vez más se hace mención de los santos. Y como ya sabes, se refiere a todos los discípulos de Jesucristo. 

Pero fornicación y toda impureza o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos. (Ef. 5:3)

¿A quién se refiere cuando menciona la palabra “santos”? A todos los discípulos de Cristo. 

Ojo. 

No solo a los apóstoles. Sino también a todos los discípulos. O sea, a todo aquel que había aceptado a Cristo como su Salvador. 

Y estos son solo algunos versículos bíblicos en los que podemos dar fe de que santos no son aquellos mencionados por un hombre como el papa o la iglesia católica. 

Santos son todos aquellos que han sido rescatados por Dios a través de Cristo. Tú y yo formamos parte de esos santos. 

De hecho, la palabra santo deriva del termino hebreo qádad, que significa cortado, separado, alejado de lo profano e impuro, y destinado al servicio de Dios

Palabra que se aplica en el Nuevo Testamento para señalar a aquellas personas a quienes Dios ha elegido como pueblo suyo a través de su gracia. 

Y eso es lo que tú y yo somos. Separados del mundo para ser parte de Cristo y de su gloria. 

Esto arruina por completo el concepto de la palabra santo que usa la iglesia católica.

Es decir, son santos solo aquellos a los que el papa designa como tal.

De la misma manera como está sucediendo con la beatificación de Carlo Acutis. 

En conclusión

Debe quedar muy claro que santos somos todos los discípulos de Cristo. Como ya lo he mencionado antes, tú y yo formamos parte de esos santos. 

Además, que quede claro también que el hecho que seamos santos en Cristo, no quiere decir que seamos perfectos. 

Sino que estamos dentro de un proceso de santificación a través de la gracia del Señor (Flp. 1:6). 

Por otro lado, ni la iglesia católica ni el papa tienen la potestad para hacer santo a alguna persona. Pues es solo Dios quien nos santifica a través de Cristo. 

Entonces, no se debe rendir culto a nadie —muerto o vivo— que no sea Dios. Ni a los apóstoles, ni a María, ni a Carlo Acutis, ni al papa. 

¡Solo a Dios! Ni siquiera a los ángeles. 

Hazme saber abajo en los comentarios que te aparecido este artículo.

¿Crees que deberíamos rendir culto a una persona por su “bondadoso” corazón? ¡No olvides compartir este artículo!


Referencias

  1. «BEATIFICAZIONE CARLO ACUTIS: PRESIEDERÀ IL CARDINALE AGOSTINO VALLINI». Diocesi di Assisi - Nocera Umbra. Consultado el 10 de octubre de 2020.
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-10-04T07:48:00.005-05:00
consejos-para-nuevo-creyente
Ser un nuevo creyente es ser ahora un bebé espiritual que comienza a dar pequeños pasos hacia el conocimiento pleno de Dios.

Y que mientras empieces a caminar, podrías enfrentar obstáculos que pongan en riesgo tus inicios como nuevo creyente. 

Te aseguro desde ya que no será fácil. Pero mientras seas firme en la decisión que has tomado, Dios jamás te desamparará. 

Para eso, aprovecha todas las herramientas para tu crecimiento que existan en tu Iglesia. 

Por ejemplo, el discipulado para nuevos creyentes es el medio principal para ayudar a un nuevo cristiano a afirmar su fe en Cristo. 

Si sigues este discipulado al pie de la letra, estoy seguro que serás inconmovible en tu fe. 

Pero como te dije, empezar una nueva vida en Cristo no será fácil. Pasarás por un proceso en donde te verás enfrentado, incluso, a tu propia familia. 

¿Qué hacer entonces? 

Pues en este artículo quiero que conozcas las cosas a las que podrías enfrentarte como nuevo creyente, y como responder a cada una de ellas. 

Continúa leyendo hasta el final. Seguro que Dios te dará fortaleza mediante esta publicación. 

1. La Iglesia es un lugar de pecadores

Así como sucede con un hospital, que está lleno de enfermos, así la Iglesia está llena de pecadores. 

Personas que como tú y yo, buscan su salvación todos los días. 

Pues el hecho de tener años congregando en una iglesia, no quiere decir que ya tengas el cielo ganado. 

Por tal motivo, quiero que deseches la idea de que la Iglesia es sólo para "santos". No se va a caer por el simple hecho de que un pecador ingrese. 

Hasta fue el mismo Jesús quien dijo que vino por los enfermos, no por los sanos. (Mr. 2:17

Así que, si estás empezando tu vida en Cristo, no te creas menos que los demás. No los veas como inmaculados. 

Deja de oír las voces que te digan que la Iglesia no es para ti. Que sólo perderás tu tiempo porque es un lugar de gente más pecadora que ellos. 

Pero ten por seguro que no perderás tu tiempo. Que ganarás vida eterna. Porque la iglesia es eso, un lugar para pecadores. 


2. El pastor y los líderes podrían fallar

Vuelvo a repetir lo dicho en el punto anterior: "La iglesia es un lugar de pecadores en busca de arrepentimiento".

Esto incluye también al pastor y los líderes. ¿O creías que ellos si son inmaculados? 

Claro que no. 

De hecho, al igual que tú y toda la congregación, ellos también están buscando su salvación. No tienen el cielo ganado sólo por administrar la iglesia. 

Por tal razón, desecha la idea de que el pastor o los líderes nunca deben fallar. Que ellos siempre deben estar al margen de la perfección. 

Pensar en esto es un grave error. 

Porque cuando falle el pastor o líder, inmediatamente lo tomarás como excusa para no confiar en Dios. 

Así que te aconsejo fijar tu mirada sólo en Jesús. Él único que no fallará ni te decepcionará jamás. 

Los demás, como el pastor o líderes, son tan imperfectos como tú. Te van a decepcionar sus errores. Y lo más probable es que murmures y critiques de ellos. 

En vez de eso, has oración por tu pastor y líderes. Ama y perdona tal como Dios lo hace contigo.

La iglesia es un lugar de pecadores en busca de arrepentimiento y salvación.
Max Damián 

3. Puede que te sientas rechazado

Esta situación se repite muy a menudo en algunas iglesias. Pareciera como si un nuevo creyente debe pasar un proceso para ser recibido en algún grupo de la congregación. 

Si este es tu caso, quiero pedirte por favor que no vayas a renunciar a Cristo. 

El hecho que cierto "grupito" en la Iglesia no te incluya, no quiere decir que Dios sea así. Él está interesado en tener una gran relación de amistad contigo. 

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es orar. Para pedir que Dios te permita conocer a verdaderos amigos, que te ayuden a crecer en todas las áreas de tu vida. 

Tengo fe de que en la Iglesia donde congregas existen algunos buenos cristianos que te amarán en gran manera. Te ayudarán a crecer y se preocuparán por ti. 

No vayas a permitir que satanás te inunde de pensamientos, como: "Aquí nadie me quiere, mejor me voy".

Dios te ama. Y es el mejor y más grande amigo que puedas tener. 

Sin embargo, en la Iglesia, como en todo lugar, al principio siempre cuesta integrarse a los demás. 

Pero no vayas a usar ese "rechazo" como una excusa para alejarte de Dios. 


4. Perderás familia y amigos por causa de Cristo

Los inicios de un nuevo creyente siempre son difíciles. Y es que el precio que tenemos que pagar es el rechazo de los más cercanos a nosotros. 

¿Creíste que era cosa fácil? Pues no. 

El diablo jamás va a permitir que así de fácil se le escape un alma de las manos. 

Por eso, su principal punto de ataque a los nuevos convertidos es su círculo más cercano (familia y amigos). 

Y los usa a través del rechazo y la burla. 

Así que vas a encontrarte con amigos que dirán: "Ahí va el hermanito. Ahora se cree mejor que nosotros. Tremendo pecador".

O a familiares diciendo: "Ya te volviste evangélico aburrido. Seguro que nos predicarás. Ya no lo inviten a reuniones".

¿Complicado, verdad? 

Ese es el precio que tienes que pagar por haber aceptado el camino de la salvación. 

Y Jesús mismo lo advirtió. Pero dijo que si sufrimos y soportamos estos rechazos, seremos recompensados. 

Así que, por más triste y doloroso que sean estos rechazos, tú permanece firme en la decisión que has tomado. 

No olvides, además, que quienes te rechazan ahora son tu carga para que ores pidiendo por su salvación. 

5. Tu vida pasada buscará arrastrarte de nuevo

Otra de las cosas que tienes que afrontar es tu vida pasada intentado que regreses al lugar de donde Cristo te rescató. 

En esto van a tener que ver mucho tus amigos o familiares. Que como te dije en el punto anterior, se mofarán de tu conversión a Cristo hasta verte caer. 

Por ejemplo. 

Si antes de Cristo eras un borracho empedernido, tus amigos o familiares gritarán: "Hermanito, una cervecita. Jesús tomó también. ¿Acaso eres mejor que nosotros?"

Si vivías como picaflor, te incitarán a volver a estar detrás de los chicos. Pero si les rechazas, seguro te dirán monja, aburrida o cristianita. 

Así que oro al Señor para que puedas enfrentar a todas las tentaciones que se te presenten. 

Y ora también tú, pidiendo a Dios por misericordia y fortaleza. 

Pero en el caso que hayas vuelto a pecar, no olvides que el trono de la gracia de Dios está disponible todos los días. (Lm. 3:22-23)

Sin embrago, ser fiel a Cristo también demanda se tu esfuerzo diario. Porque si resistes al diablo, el diablo huirá de ti. 


6. Se te hará difícil orar y leer la Biblia

Para poder estar firme en los caminos de Dios, y soportar las cosas que en los anteriores puntos he mencionado, se hace necesaria la oración y la lectura Bíblica. 

Pero empezar a orar y leer la Biblia puede que sea tedioso. Hasta puede que pienses que sólo basta con ir a la Iglesia todos los domingos. 

Sin embargo, si quieres mantener tu alma nutrida de Dios, debes orar y leer la Biblia. 

Puede que orar te parezca complicado por no saber qué decir, pero la oración es una sencilla conversación con Dios. No necesitas palabras rebuscadas. 

En caso necesites ayuda, lee este artículo en donde te enseño 7 sencillos pasos para aprender a orar

Por otro lado, leer la Biblia también podría ser lo más complicado del mundo. Hasta sueño podrías tener. 

Sin embargo, mientras más insistas con pequeñas lecturas, más costumbre de leer irás obteniendo. 

Además, la Palabra de Dios (Biblia) es el alimento para tu alma. Nútrela todos los días. 

Y por si tienes problemas para aprender a leer la Biblia, te comparto este artículo en donde sabrás cómo debe alguien empezar a leer la Biblia

7. Podrías caer en pecado de nuevo

Aún con todo el deseo de estar firme en Dios, podrías caer en pecado nuevamente y asumir un juicio por cuenta propia. 

Es más, podrías pensar que Dios se olvidó de ti porque le fuiste infiel. Que no volverá a verte jamás y se olvidará hasta de tu nombre. 

Y al final podrías decir como muchos: "¿Para qué ir a la Iglesia si voy a estar pecando a cada rato?"

Sin embargo, estas son sólo ideas absurdas que satanás usa para que renuncies a tu vida en Cristo. 

Por lo tanto, debes comprender que hasta los hijos de Dios son propensos a pecar todos los días. 

Que mientras estés en este mundo lleno de pecado, tu vida tendrá atracción al mal en todo momento. (Gl. 5:17

Y si cedieras al pecado, con todo eso Dios te seguirá amando. Para Él tu pecado no es razón suficiente para odiarte. 

Finalmente

El que hayas aceptado a Cristo como tu Señor y Salvador, es la decisión más maravillosa que pudiste haber tomado. 

Nada en el mundo se puede comparar a una vida plena en Jesús. 

Una vida que puede parecer difícil, pero cuya recompensa es incomparable. 

No va a ser fácil, lo sé. Pero sólo los valientes y esforzados tendrán el cielo como recompensa. 

Y ahí tienes la oración y la Palabra de Dios. Dos armas poderosas que te darán el vigor para poder enfrentar cualquier dificultad. 

Además, si Dios está contigo, nadie podrá contra ti. 

Hazme saber abajo en los comentarios, ¿qué te ha parecido este artículo? Además, cuentas en pocas líneas, cómo llegaste a Cristo.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [MatrimoniosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-09-26T20:08:00.013-05:00
versiculos-biblicos-de-sabiduria
Sobre el matrimonio cristiano ya hemos hablado antes en este blog.

Por ejemplo. 

En el artículo 4 razones que hacen al matrimonio cristiano una bendición, hicimos un recorrido para conocer el por qué el matrimonio de los hijos de Dios es mejor que el matrimonio de los no creyentes. 

Además, compartí 5 cosas que todo soltero debe aprender antes de casarse. En donde expongo el interés que debe prestarle todo soltero a su preparación con miras al matrimonio. 

Pero el artículo de hoy es diferente. 

Te hablaré desde las íntimas profundidades de mi matrimonio, con la intensión de enseñarte lo que debes saber y esperar de tu futura vida como esposo o esposa. 

Y es que mi mujer y yo hemos cumplido un año de matrimonio. Tiempo en el que hemos aprendido uno del otro; hemos llorado y hasta hemos tenido ganas de regresar cada quien para su casa. 

Pero la gracia y el favor de Dios han sido benevolente con nosotros. Y hoy puedo decir: "Hasta aquí nos ayudó Jehová, y nos seguirá ayudando".

Entonces, ya que mi primer año de casado se ha convertido en toda una experiencia. Quiero compartirla contigo para que desde ya tengas una motivación y preparación hacia un matrimonio cristiano con éxito. 

No importa si estás soltero, comprometido o en preparativos para casarte. Continúa leyendo que este artículo será de mucha bendición para tu vida. (Compártelo en tus redes sociales) 

1. No discutas por tonterías

Conocer este primer punto es de gran importancia. Ya que podría repetirse muy a menudo ahora que estás empezando (o cuando empieces) tu vida matrimonial. 

Resulta que, como van iniciando a convivir juntos, tu cónyuge no sabe que costumbres traes de tu casa, ni tú las costumbres de él o ella. 

Así que en cualquier momento podrían tener algún choque de conductas en los que se sientan incómodos y molestos. 

Por ejemplo. 

A mi esposa le fastidiaba que yo escuchara música con demasiado volumen. Y para mí, era molesto que a cada momento me esté reclamando por ello. 

Casi del diario eran nuestros problemas por el volumen con el que escuchaba la música. 

Hasta que llegó el momento en que me di cuenta que estas tontas discusiones estaban demacrando nuestro matrimonio. 

Entonces, tomé la decisión de ignorar todas esas pequeñas cosas que nos llevaban a una discusión sin sentido. 

Y opté por bajar el volumen a los sonidos que escuchaba. No porque decidí que mi mujer gobernara sobre mí, sino porque ya no quería gastar tiempo valioso en peleas sin sentido. 

De igual forma, tienes que aprender a conocer cuáles son aquellas tontas discusiones, que aunque parezcan pequeñas, le hacen daño a tu matrimonio. 


2. Pedir perdón aunque no seas culpable

Vivir un matrimonio cristiano no quiere decir que vas a vivir un cuento de hadas. Al final, tú y tu cónyuge vivirán momentos de tensión que los llevará a exteriorizar el "viejo hombre".

Dice una canción que solía cantar en la iglesia cuando era niño: "la vida tiene problemas, problemas tiene la vida. Cualquiera que no los tenga, no sabe vivir la vida".

Esa es la gran diferencia entre un matrimonio cristiano y un matrimonio secular. 

Y ya que tu cónyuge y tú han sido renovados en Cristo, sus problemas matrimoniales no deberían pasar de ser solo problemas. Porque, como hijos de Dios, no existe mayor prioridad en el matrimonio que cuidar el corazón de nuestro cónyuge. 

Y una de las demostraciones más maravillosas de cuidar el corazón de tu cónyuge es cuando perdonas sin ser el culpable. 

Es decir, tienes un corazón perdonador a causa de haber sido perdonado por Dios. 

De tal modo que, jamás debería ser un reto perdonar o pedir perdón a tu cónyuge. 

Has como yo. 

Respira profundo; trágate tu orgullo; recuerda que eres hija o hijo de Dios, y que la persona con quién tienes el enfrentamiento es el regalo de Dios para tu vida. 

¿Complicado, verdad? 

Es que nuestra naturaleza pecaminosa exalta nuestro orgullo y se nos hace imposible ceder ante una discusión matrimonial. 

Por tal razón, la mejor manera de lidiar con los problemas conyugales y evitar herirse mutuamente, es ser el primero en pedir perdón y/o perdonar aunque no haya sido tu culpa. 

Después de todo, eres hijo o hija de Dios, y como tal, estás llamada o llamado a perdonar y pedir perdón a pesar de cómo se hayan dado las cosas. 

3. El dinero le pertenece a ambos

Mucho cuidado con pensar de que en el matrimonio tú administras tu dinero y tu cónyuge el suyo. 

¿Recuerdas que la Palabra de Dios dice que ahora son una sola carne? Pues esto aplica también en el aspecto económico. 

Una vez casados el lenguaje cambia de singular a plural. Ya no es: "mi dinero", ahora es: "nuestro dinero".

Así que las decisiones sobre el dinero se tomarán en conjunto. Ya sea la compra de algo, el pago de una deuda, e incluso, sobre el dinero que desees obsequiarle a tus padres. 

Y aplica también para el caso en el que uno o ambos cónyuges aporten económicamente al hogar. 

Por lo tanto, olvida para siempre la idea absurda de que como son tus ingresos, solo tú tienes potestad sobre ellos. 

Y quita de tu cabeza el tonto pensamiento que un verdadero "macho" jamás le rinde cuentas económicas a su mujer. 


4. El romance no termina una vez casados

Olvidar el romance es uno de los casos más comunes que ocurre dentro del matrimonio. 

Como ya consiguieron a la princesa o al príncipe y se casaron, todo el romance que destilaban de pronto desapareció. 

Es como si lo romántico en el noviazgo sólo fuera una estrategia para conseguir el premio, y una vez obtenido, todo lo demás es cuento del pasado. 

Pero no es así. 

El romance en el matrimonio debe ser la continuidad del romance en el noviazgo. 

Se supone que el amor que tienes por tu cónyuge nunca cambió. Al contrario, creció tanto que te llevó a elegir el matrimonio como un compromiso perpetuo para amarla o amarlo cada día más. 

Así que por favor no vayas a dejar de lado lo romántico o romántica que fuiste durante el noviazgo. 

Ahora que compartes el matrimonio junto a la persona que elegiste para toda la vida, esos pequeños tiernos detalles se vuelven más importantes de lo que eran cuando estaban de novios. 

Mi esposa tiene claro este punto. Y yo me encargo de demostrárselo todos los días. 

Ella sabe que en cualquier momento la sorprendo con una nota, una carta, una canción, una llamada, e incluso, con una rosa que corté del jardín. 

Porque para ser romántico no necesitas gastar mucho dinero en cosas lujosas. Aunque si tienes la posibilidad económica, claro que puedes hacerlo. 

Así que ánimo. 

Conquista a tu cónyuge todos los días con pequeños detalles. No estés esperando solo fechas especiales. 

Recuerda como hacías hasta lo imposible por escribirle una carta u obsequiarle un detalle con la intensión de poner sus ojitos llenos de amor. 

5. Los problemas se resuelven a puerta cerrada

Cuando Dios, en Génesis 2:24, dijo que el hombre dejará a su padre y su madre para unirse a su mujer, quiso decir que el hombre vivirá su matrimonio sin incluir a sus padres o suegros. 

Porque existen parejas que después de casarse toman la decisión de ir a vivir a casa de los padres de uno de los cónyuges. 

Después de esta decisión, su vida matrimonial no será la misma. Tendrán siempre a los suegros encima de ellos juzgando cada cosa que suceda. 

Por otro lado, existen otras parejas que después de casarse toman la decisión de vivir lejos de sus padres, pero en el momento que ocurre algún problema conyugal, van corriendo donde papi y mami. 

En ambos casos se puede notar que los cónyuges no han sido destetados aún. Sufren de mamitis. 

Gracias a Dios, mi esposa y yo vivimos una situación diferente. 

Teníamos claro, desde nuestro noviazgo, el tipo de vida conyugal que queríamos vivir. 

Mi esposa solía decir: "Cuando nos casemos, aunque vivamos debajo de un puente, ni tus padres ni mis padres deben entrometerse en nuestro matrimonio".

Y así fue. 

Nos casamos, y desde el primer día vivimos sin incluir a nuestros padres en nuestra vida conyugal. 

Por lo tanto, nuestros problemas, diferencias, angustias y necesidades, solo eran discutidos y solucionados a puerta cerrada. 

Sin la necesidad de correr donde papi y mami. 

Del mismo modo, tú y tu cónyuge deben aprender a resolver cada situación a puerta cerrada. Porque nadie más está en la obligación de saber qué es lo que viven en la intimidad de su matrimonio. 

No olvides, ahora son solo tú y tu cónyuge. Un tercero sale sobrando. 


6. Las diferencias son hermosas

Grábate esto para siempre: ¡Tú y tu cónyuge son completamente diferentes! Y eso es hermoso. 

Sin embargo, creemos que en el matrimonio nuestro cónyuge debe pensar, sentir, hablar o hacer cosas, tal como lo hacemos nosotros. 

Incluso, llegamos al punto en el que exigimos a nuestro cónyuge a convertirse en nuestra copia exacta de cada aspecto de nuestra vida. 

Mi esposa y yo tuvimos que aprender mucho de nuestras diferencias. 

A ella le gusta la música suave, a mí la que tiene más swing. A ella le encanta el orden, a mí a veces un poco de desorden es mi perfecto orden. Ella podría pasarse horas escuchando una predica, en cambio yo, puedo escuchar máximo una hora y ser feliz. 

Pero nos costó comprender nuestras diferencias y asumirlas impidiendo que se conviertan en pleitos sin sentido. 

De igual forma, tú tienes que entender que tú esposo o esposa es totalmente diferente a ti. 

Por ende, no tiene tus mismos gustos musicales, colores, moda, películas, comida, deportes, libros, e incluso, la forma de adorar a Dios. 

Así que no desgaste tu matrimonio en discusiones sin sentido. Mejor decide aprender de las diferencias de tu cónyuge y pide a Dios en oración que te llene de paciencia y tolerancia. 

Tampoco olvides que para llegar a comprender estas diferencias entre tu cónyuge y tú, se hace necesaria la comunicación. 

Así que decide en cualquier momento sentarte a platicar con tu esposa o esposo, y hablen de aquellas cosas que no tienen en común. Tu cónyuge te lo agradecerá. 

Finalmente. 

Que ambos sean diferentes es lo más hermoso que Dios pudo haber creado. 

Tu cónyuge ha sido puesto a tu lado para complementar todas aquellas cosas que solo no podrías lograr. 

Eso es lo que hace hermoso a la vida en matrimonio. 

7. Su familia es tu familia

Hay un dicho para quienes se casan, que dice así: "Quién se casa, se casa también con toda la familia".

Y hay quienes están de acuerdo con esto y otros que no. 

Sin embargo, lo aceptes o no, al casarte, te "casas" también con la familia de tu cónyuge. 

Porque, seamos sinceros, a veces no logramos tener buenas relaciones con los suegros, cuñados o demás familiares. 

Situación que también se ve dentro de las familias cristianas. 

Ejemplo de esto fue la mala relación que tuve con una de mis cuñadas. 

Ella no aceptaba mi relación con su hermana. Apenas y me saludaba. Además, no asistió a nuestra boda. 

Por mi parte, nunca le fui indiferente. Al contrario, me esforzaba cada día por demostrarle que era el hombre que Dios había puesto para la vida de su hermana. 

Hoy, gracias a Dios, tenemos una buena relación familiar. Hasta se bromea conmigo. 

¿Pude haber actuado tal como mi cuñada? Claro que sí. Pero cómo podría haberle dicho a mi esposa que la amaba, si es que no lograba amar a su familia. 

Del mismo modo, tú tienes que aprender a amar hasta las peores cosas de la familia de tu cónyuge. 

Y cuando digo amar no me refiero a que compartas sus prácticas que tú sabes que van contra de Dios. 

Así que en vez de estar criticando y murmurando a la familia de tu cónyuge, ora por ella. Y pide a Dios que te enseñe a amarla y perdonarla. 


8. Orar por tu cónyuge

Esta es sin duda una de las cosas más maravillosas que he aprendido durante mi primer año de matrimonio. 

Mi esposa y yo ya teníamos el hábito de orar el uno por el otro durante nuestro noviazgo, así que nos propusimos seguir haciéndolo una vez casados. 

Nuestra práctica de oración es hacerla juntos o por separado. Por cada necesidad, por sabiduría, por fidelidad, por nuestras familias o porque seamos usados como instrumento para guiar a otros matrimonios. 

Es más, nos hemos mantenido en oración pidiendo a nuestro Dios que nos conceda el regalo de ser padres. 

Y aunque el pronóstico decía que era imposible tener un bebé, Dios actuó en misericordia y ya estamos en la dulce espera. 

De igual forma, tú y tu cónyuge adopten una vida de oración, y verás como Dios obra a tu favor según sea su bendita voluntad. 

Pero no solo oren cada vez que las cosas andan mal. Háganlo en cada momento. Incluso, antes de salir a caminar al parque. 

Además, no olvides las oraciones individuales. Ese es el momento en que puedes aprovechar para pedir paciencia, amor, sabiduría, fidelidad, mansedumbre, y cualquier otra cosa que te haga crecer como un buen esposo o esposa. 

Ten por seguro que adoptando una vida matrimonial en oración nada les podrá hacer frente. Incluso, Dios los usará para ser ejemplo de otros matrimonios. 

Finalmente

El matrimonio es una viaje que vivido de la mano de Dios, aunque hayan tormentas, será maravilloso. 

Por tal razón, debes aprovechar en disfrutar cada momento junto a tu cónyuge, en vez de desperdiciar la vida en cosas sin sentido. 

Es por eso que me animé a escribir este artículo. 

Para que entiendas —si eres casado o soltero— que a la vida matrimonial no hay que tenerle miedo. Sólo hay que aprender a tomarse de la mano de Dios y vivirla un día a la vez. 

Y por más sin sabores que puedas encontrar, vuelve atrás y recuerda ese amor que te llevó a elegir a tu cónyuge para toda la vida. 

Sí puedes vivir feliz estando casado. 

Pon en práctica cada uno de estos puntos mencionados, y lograrás un equilibrio perfecto. 

Si lo pude lograr yo, también lo harás tú. 

Dime abajo en los comentarios, ¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Conoces alguna otra cosa que podemos aprender en el primer año de casado?
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-06-25T09:57:00.007-05:00
perdonar-a-mis-padres
¿En algún momento de tu niñez has sufrido algún tipo de maltrato por parte de tus padres? ¿Aun siendo cristiano cargas con el rencor por lo que viviste en tu infancia? 

Si respondiste que sí, quiero animarte a que leas este artículo hasta el final. Pues voy a compartir contigo 3 recomendaciones que debes aplicar ya mismo, para perdonar a tus padres, soltar el dolor y vivir una vida completamente feliz en Cristo. 

Si tu respuesta fue no, también te ánimo a que leas este artículo hasta el final. Estoy seguro que te será una gran ayuda para poder tratar con alguien de tu entorno al que se le está haciendo complicado perdonar y soltar el pasado. 

Porque las heridas del alma provocadas por maltratos en el pasado son cosas que se hacen complicadas de percibir en toda la congregación. 

Y es que muchos creyentes llegaron a Cristo, pidieron perdón por sus pecados, pero olvidaron entregar por completo su pasado a los brazos del Padre. 

De ese modo, viven un cristianismo incompleto a causa de la falta de perdón a sus padres y provocando un atascamiento de la manifestación de la gloria de Dios sobre sus vidas. 

Ese fue mi caso. 

Mi infancia no fue del todo feliz. Recibí, durante toda mi niñez y adolescencia, maltratos físicos y psicológicos por parte de mi padre. 

Para él yo no era un ser humano al que debería educar, amar y cuidar. Simplemente era un objeto en donde desfogaba su ira y demostraba su “paternidad”. 

Cada golpe, cada insulto y humillación, hacia crecer dentro de mí un odio tan grande como el río amazonas. ¡Quería matar al viejo! 

Llegué a odiar, incluso, a mi madre. 

Porque ella siempre tuvo en sus manos la decisión de denunciar y abandonar al hombre que la maltrataba junto a sus hijos. Pero nunca lo hizo. Su excusa siempre fue: “Lo hago por ustedes, hijos”.

¿Sabes? 

Estoy seguro que de no haber entregado mi vida completa a Dios hoy estuviera en prisión cumpliendo condena por asesinar a mi Padre. 

Gloria le doy a Dios porque nunca pasó aquello. 

Hoy quiero compartir contigo 3 recomendaciones para ayudarte a eliminar el odio hacia tus padres, perdonarles y amarles por sobre todas las cosas. 

Estas recomendaciones están basadas en la Palabra de Dios y en el proceso que me llevó confrontar mi pasado, pararme frente a mis padres y decir que les perdonaba con todo mi corazón. 

¿Estás preparado o preparada para enfrentar tu pasado y perdonar a tus padres? Sigue leyendo este artículo hasta el final. 

Empecemos. 


1) Perdona porque Dios te ha perdonado a ti

Antes de empezar quiero que comprendas algo que Jesús enseña: “Un corazón que no perdona es un corazón no perdonado”. Lo coloco en negrita para que entiendas la importancia de esta frase. 

Tú puedes orar diciendo: “Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores” (Mt. 6:12 ). Pero Jesús te dice: “Si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas” (Mt. 6:14-15 ).

En otras palabras, como ya había dicho antes, esto del perdón es algo serio. Jesús se lo tomó muy en serio por eso dejó muy en claro las palabras mencionadas en Mt. 6:14-15 .

Dicho lo anterior, continuemos con la recomendación número uno. 

Colosenses 3:13, dice: “De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”. Es decir, ser capaz y estar dispuesto a perdonar brota de la raíz de ser perdonado. 

¿Qué tanto asombro te causa saber que has sido perdonado? ¿Crees que eres merecedor de ese perdón? ¿Mereces acaso el sacrificio de Cristo en la cruz? 

Claro que no. 

Nadie, ni siquiera tú, es merecedor del perdón de Dios y el sacrificio en la cruz de nuestro Señor. 

Entonces, habiendo recibido el maravilloso perdón de todos tus horrendos pecados, ¿no deberías también perdonar a tus padres haciendo honor al perdón que Dios te dio?

Piensa en esto. 

La Biblia nos cuenta la historia de un rey que le perdonó a su siervo la vida y una inmensa deuda, después de que el siervo postrado implorará perdón. 

Al salir del palacio, aquel siervo se encontró con un amigo que le tenía una pequeña deuda, y cargado de ira le pedí le devolviera su dinero. 

Su amigo, postrándose a sus pies le rogaba por paciencia para poder pagarle, sin embargo, aquel siervo del rey no aceptó las suplicas y le echó en la cárcel. 

Finalmente, el rey logra enterarse del proceder de su siervo, lo manda a llamar y le dice: “Siervo malo. Tanto te perdoné porque me rogaste. ¿No debiste haber tenido también misericordia con tu amigo?”.

Como puedes darte cuenta, con esta parábola Jesús intenta enseñarte el concepto fundamental del perdón. 

No solo te pide perdonar 70 veces 7, sino que también debes perdonar con la misma sensibilidad y misericordia con la que fuiste perdonado. 


2) Perdona porque la justicia solo le compete a Dios

Yo más que nadie sé el sentido de justicia que te puede estar asaltando en estos momentos. Pero debes entender que esto (la justicia) es un derecho que solo le compete a Dios. 

Jesús lo tenía muy claro. Es por eso que actuó tal así como nos narra Mr. 14:63-65 :

Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura, dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece?

Y todos ellos le condenaron, declarándole ser digno de muerte. Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de bofetadas. 

¿Te imaginas como hubieras reaccionado estando en el lugar de Jesús? 

En mi mente viajo constantemente a aquella escena que narra Mr. 14:63-65 , y puedo ver a Jesús siendo golpeado con toda ira y me pregunto una y otra vez: “¿cómo es posible que no respondiera los golpes? ¿Cómo es posible que no los respondiera?”.

La respuesta a esta constante pregunta sobre la actitud de Jesús frente a sus verdugos la he encontrado en 1 Pedro 2:21-22 :

Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca. 

En otras palabras, aun cuando tu propio sentido de justicia emerja y exija cobrar venganza por todo el mal que te han causado, puedes y debes entregar todo eso al juez que juzga con justicia. 

Te aseguro que se hará justicia. El castigo ocurrirá en el infierno. 

Y sobre sus hombros habrá un peso de la ira de Dios manifestándose (Ro. 1:18 ) todos los días. 

Recuerda, no puedes ni podrás mejorar la justicia de Dios en la crucifixión de Cristo o en el infierno. Así que debes dejarlo en las manos de Él. No cargues con ese peso que terminarás destruyéndote por completo. 

3) Perdona para no vivir una vida de dolor

No te imaginas la vida de dolor que viví (emocional y física) cargando con todo el rencor que tenía hacia mis padres. 

Llegué a un punto en el que lloraba y mi pecho se “comprimía” causándome mucho dolor. No podía calmar esa compresión de pecho a no ser que tomara algún medicamento. 

Además, me sentía solo, triste y deprimido. Tenía pensamientos de abandonar mi familia para ir a otra ciudad —y lo hice— o de hacerme daño y morir. 

Pero eso no era todo. 


Cada vez que veía a mi padre lo veía con rencor y, cuando me corregía, decía en mis adentros: “No tienes la autoridad suficiente para corregirme. Ojalá y te largarás de la casa”.

Además, tenía una actitud de rechazo con mi madre. Siempre le reprochaba el que soportara los maltratos de mi padre y no lo abandonara. 

Con todo esto, podrías decir: “¿cómo es posible que mis sentimientos influyan tanto para darme una vida de dolor? Lo que dices no tiene fundamento ni importancia, Max”.

Sin embargo, a Jesús si le importó. Fue tanta su importancia que pidió que si alguien está trabajado y cansado, Él le daría descanso (Mt. 11:28 ).

Y como jamás podrás deshacer con tus propias fuerzas todo el rencor que tienes hacia tus padres, te doy el consejo que le funcionó al rey David y me funcionó a mí: “Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo” (Sal. 55:22).

Finalmente

Cada una de estas 3 recomendaciones que te he proporcionado en este artículo son las que me ayudaron a liberar mi odio y perdonar a mis padres. 

Nada hubiera sanado dentro de mí si es que no le hubiera entregado mi corazón a Dios. Y lo más probable es que hubiera desencadenado una maldición generacional así como lo indica Ex. 20:5.

Así que tomé fuerzas en el Señor, me paré frente a mis padres, les confesé todo lo que ellos habían causado en mi niñez y adolescencia, y les dije: “Les perdono en el nombre de Jesús. No les guardo rencor. Los amo. Y le he suplicado a Dios que no tome en cuenta todo el daño que me hicieron”.

Es por eso que tengo la plena seguridad de que en Cristo serás libre de todo rencor y sanarás tus heridas. 

Él quiere hacer una obra maravillosa a través de tu vida, pero tienes que empezar soltando tu pasado y perdonando el abuso de tu infancia. 

Después de todo, Dios le ofrece largura de días a aquellos que honran a su padre y a su madre. Yo quiero todos esos días que Él ofrece, ¿y tú?

Por favor hazme saber abajo en los comentarios qué te ha parecido este artículo. ¿Crees que es de mucha ayuda? ¿Aliente este artículo a perdonar el abuso de tus padres? Te leo.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [NoviazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-06-18T10:51:00.020-05:00
solteros-cristianos-agradecidos
Pertenecer al grupo de solteros cristianos se ha convertido en un sinónimo de falta de fe. Pues todos creen que si no estás en un noviazgo cristiano, es porque te gustan los del mundo o tienes el llamado don de continencia.

La verdad es que, la soltería, lejos de ser un tiempo en donde buscas una pareja de forma desenfrenada, es la etapa en la que Dios anhela abrirte camino dentro de sus propósitos eternos. 

Además, a no ser que tengas el donde de continencia, es también el anhelo de Dios que tengas un noviazgo cristiano y que este termine llevándote a un matrimonio de bendición. 

Pero antes de estar en un noviazgo cristiano con miras al matrimonio, es necesario que disfrutes tu soltería y se la entregues en manos de Dios. No entres en desesperación creyendo que el tiempo se te acaba y se te irá el tren. 

Por otro lado, debes saber algo contracultural: “Tú no ‘necesitas’ pareja”. Porque estar soltero no es lo mismo que estar solo. Tú podrías tener un novio o novia e incluso estar casado o casada, pero aun así seguirías estando sola o solo. 

Piensa en esto: Cristo nunca se casó. ¿Acaso le hizo falta algo? Él no fue menos hombre por no haber estado en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Del mismo modo, tú tampoco eres menos si nunca has estado en una relación de este tipo, ya sea que tengas 20 o 70 años. 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mt. 6:33

No obstante, entiendo por completo que el noviazgo cristiano te da una “motivación” increíble a todo lo que realizas. Ya sea orando, leyendo la Biblia, asistiendo a los cultos, apoyando a algún ministerio, etc. 

En otras palabras, encuentras un sentido de impulso hacia Dios que es provocado por la persona a la que amas. 

Es decir, tu vida cristiana comienza a andar por emociones y no por convicción. Y cuando tu noviazgo cristiano termina, reniegas de Dios y hasta terminas alejándote de la iglesia. 

Con todo esto, quiero mostrarte que estar soltero no es malo, ni mucho menos que te casarás en las bodas del cordero. 

Anhelo que con este artículo aprendas que Dios te ha dado la etapa de la soltería para que la inviertas en Él, y seas un instrumento a su servicio sin motivaciones emocionales o pretextos. 

En pocas palabras, debes vivir agradecido por ser parte de los solteros cristianos y no renegar por el hecho de que aún no has recibido ni las semillas de tu media naranja. 

A continuación, voy a exponerte 3 cosas que los solteros cristianos deben agradecer a Dios. Así que te sugiero que no te pierdas ningún reglón de este artículo, que estoy seguro será de bendición para tu vida y tu soltería. 

¿Empezamos? 


1) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden prepararse para el matrimonio

Quizá no lo sabías pero Dios te regala tu soltería para que puedas prepararte para un futuro matrimonio.

Él no quiere que llegues de manera improvisada y te encuentres con muchas cosas que a larga te hagan pensar que jamás debiste haberte casado. 

Es para eso que la soltería existe. Para que prepares todas las áreas de tu vida con miras a ser un excelente esposo o esposa. 

Tal vez suena a broma mal hecha. 

— ¡¿Prepararse para el matrimonio?! Eso es imposible. 

Pero no, no lo es. 

Aunque tal vez viéndolo desde el punto de vista de la convivencia misma, si sea imposible prepararse para el matrimonio. Pero no me refiero a eso. 

Me refiero a cosas que puedes aprender siendo soltera o soltero que te ayudarán y evitarán problemas cuando estés casado o casada. 

Cosas como: 

a) Intimidad con otros

Que no es otra cosa que aprender a abrir tu corazón a los más cercanos a ti, practicando la sinceridad y transparencia sobre todos los temas. De ese modo, te estarás preparando para abrir tu corazón sin miedo a tu futura esposa o esposo. 

b) Buscar a Dios con los demás

Esta práctica conlleva el hacer equipo con otros para la oración, la lectura bíblica y el evangelismo. Con lo cual construirás un gran estilo de vida que te hará fácil buscar a Dios junto a tu esposo o esposa. 

c) Responsabilidad financiera

Que te permitirá ser un buen administrador o administradora de la economía de tu familia. Es difícil, lo sé. Porque un soltero todo lo quiere gastar. 

Pero si aprendes una buena responsabilidad financiera, estarás salvando a tu futuro matrimonio de vivir en discusiones por gastos innecesario de dinero. 

d) Habilidades de la paternidad

Puedes creerlo o no, pero ayudar en el cuidado de tus hermanos y hermanas te preparará para ser una buena madre o un buen padre. Te hará más atento y paciente con tus futuros hijos. 

e) Responsabilidades del hogar

Sí, algo como aprender a lavar la vajilla te prepara para un futuro matrimonio. Es que muchos solteros están acostumbrados a que mami los atienda todo el tiempo. 

Y cuando llegan al matrimonio las discusiones inician porque el esposo no ayuda a levantar la mesa o la esposa no sabe preparar unos huevos revueltos. 

Como puedes darte cuenta, tu soltería es la etapa en la que debes prepararte para un futuro matrimonio. Esto debe ser antes de siquiera pensar en un noviazgo cristiano. 

Porque una vez que te enrolas en una relación no tendrás más tiempo que para pensar, hablar, pasear, suspirar y soñar, con esa persona a la que amas. 


2) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden hacer la obra de Dios

Hay una frase que siempre suelo decir y que podría ser la realidad de muchos: “Si quieres hacer la obra de Dios, hazla ahora que estas soltero. Porque de casado, no te dejarán ni cambiar de canal a la tele”

Como te dije líneas arriba, esto podría ser una realidad. Pero la verdad es que hay muchas cosas que puedes hacer para Dios estando soltero que estando casado. 

Y no necesariamente porque tu esposa o esposo te lo vaya a impedir. Sino porque el matrimonio y la familia representan otro tipo de responsabilidades que estando soltero no tendrías. 

Por lo tanto, los solteros cristianos deben estar agradecidos a Dios por esta etapa en sus vidas, porque pueden atender al llamado de la obra sin preocupaciones e impedimentos. 

Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. 

Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. 

Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor. (1 Co. 7:32-35

De ese modo, tal como dice el Apóstol Pablo en el versículo bíblico antes mencionado, el soltero o soltera tiene cuidado de como agradar al Señor. 

Es decir, la preocupación principal que deberías tener es agradar por completo a Dios, antes que buscar agradar a una pareja. 

En lo personal, gran parte de mi juventud decidí dedicársela a Dios hasta que tomé la decisión de casarme a los 28 años. 

Pero no fue fácil. 

La cultura de nuestro tiempo, aun dentro del cristianismo, nos enseña que debes procurar tener un novio o novia para poder estar “completo”. 

Y como en muchos años no lograban verme con una chica metido en un noviazgo cristiano, deducían simplemente que era homosexual. 

¡Tamaña calumnia! 

Sin embargo, aproveché al máximo los años de mi soltería para trabajar en la obra de Dios. Así, me abrí paso al evangelismo, conducción radial, apoyo a las iglesias de mi región y a hacer obra social. 

¿Y de casado? 

Pues gracias a Dios fui bendecido con una mujer que ama la obra de Dios y me apoya en todo. Y que ha sido mi ayuda idónea desde el primer día que nos dijimos Sí delante de Dios. 

Como ves, invertir tu soltería al servicio de Dios no es tiempo mal gastado. Tendrás experiencias con el Señor que te harán feliz por completo, más de lo que podría hacerte feliz el estar en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Recuerda que si buscas primero el reino de Dios, lo demás: novia, novio, esposo o esposa, vendrán por añadidura (Mt. 6:33


3) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden aprender de otros matrimonios

Este tercer punto guarda mucha relación con el primero, pero elegí colocarlo aquí porque tiene una maravillosa importancia para los solteros cristianos. 

Resulta que podrían existir muchos solteros cristianos que no aprovechan esta maravillosa etapa para aprender sobre la vida en matrimonio de manos de cristianos casados. 

Y es que muchos podrían no darse por enterados de las grandes cosas que aprenderían durante su soltería escuchando consejos de matrimonios cristianos con muchos años de experiencia. 

Esa fue una de las cosas que aproveché al máximo en mi etapa de soltero. 

Pues vivía “angustiado” imaginando mi matrimonio en ruinas por mí causa. Es más, no podía asumir la idea de casarme y no estar preparado para ser el hombre ideal para mi futura esposa. 

Así que aproveché al máximo la experiencia matrimonial de mis padres, mis pastores, mi familia, mis amigos y hermanos en Cristo. 

Cada uno de ellos respondía mis preguntas “insistentes” sobre una vida conyugal que honrara a mi futura esposa y glorificara a Dios. 

Además, hay libros maravillosos que hablan de la vida de un matrimonio cristiano, de donde aprendí muchísimas cosas que me sirvieron para adquirir conocimiento sobre la vida matrimonial. 

Y hasta me fueron de mucha ayuda para dar consejería a jóvenes cristianos y no cristianos. 

Estos libros son: 

Con todo esto, mi consejo para ti y todos los solteros cristianos es que aproveches tu soltería para aprender de matrimonios cristianos y conocer las herramientas necesarias para ser un gran esposo o una gran esposa. 

Y te sugiero que tomes este consejo muy en serio, porque un matrimonio es cosa seria. Podrías evitar convertir en un infierno tu matrimonio, si solo invirtieras tu tiempo de soltería en aprender de algunos matrimonios construidos en Cristo. 

En conclusión

Vive tu soltería al máximo en las manos de Dios. Tienes esta etapa como un maravilloso regalo para que conozcas más de Dios y trabajes a su servicio sin interrupciones, sin excusas y con todos tus sentidos completos. 

Aun así, el propósito de Dios no es que te quedes soltero toda la vida —aunque esa sea la mejor decisión de todas—, sino que disfrutes de cada etapa que Él te ha regalado y conozcas su buena voluntad para ti. 

Además, desea Dios que aprendas de aquellos que ya viven en matrimonio y conozcas la base sobre la cual debe construirse el carácter y la vida conyugal. 

Después de todo, los ancianos de la iglesia tienen un gran ministerio siendo ejemplo y guía para los más jóvenes. 

Búscalos y aprende de ellos. 

Finalmente, hazme saber abajo en los comentarios si ha sido de mucha bendición este artículo. También, cuéntame si conoces alguna otra cosa por la que los solteros cristianos deberían agradecer a Dios.
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-06-11T12:43:00.008-05:00
matrimonio-cristiano
El matrimonio cristiano tiene su caminar fundamentado en Cristo, su amor expresado sin condiciones y una vida de sacrificio por su conyugue. Lo que le hace diferente a un matrimonio secular.

¿Será posible que un matrimonio cristiano sea una bendición de Dios? ¿Es acaso el matrimonio cristiano una simple unidad de hombre o mujer

Hoy vamos a descubrir la respuesta a estas preguntas de la mano de nuestra blogger invitada, Gabi Acuña

Ella sirve en el ministerio de consolidación y discipulado de su iglesia, además, escribe un blog cristiano llamado Mi Camino a la Verdad, en donde ayuda a los nuevos creyentes a dar sus primeros pasos en la fe. 

Sin más que decir, disfruta a continuación de este grandioso artículo de la mano de Gabi 

Hola, soy Gabi. Ya me hicieron la presentación líneas arriba, así que vamos a ir directo al grano. ¿Te parece? No pares de leer. Dios te va hablar.

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios, ¿lo crees? ¿O eres de las personas que lo ve como una carga pesada?

Hoy vamos a romper con las creencias que pudieron haberse construido en tu mente sobre el matrimonio cristiano. 

Pues te voy a confirmar a través de la Palabra de Dios que el matrimonio efectivamente es una bendición de Dios. 

Por mucho tiempo satanás se ha encargado de separar relaciones, destruir matrimonios, matar el amor entre las personas y darle un mal concepto al matrimonio. En especial al matrimonio cristiano. 

Seguro que en algún momento escuchaste frases trilladas como: después que nos casamos todo cambió, me fue infiel en el matrimonio porque se aburrió de mí, el hombre casado no puede hacer nada, es un sometido, si te casas se va a terminar todo, etc. 

Frases que en concreto no son una definición correcta de lo que es el matrimonio. 

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Jn. 10:10

A pesar de que en el matrimonio cristiano el ladrón que es satanás se quiera levantar a destruir las familias, las relaciones, el amor con infidelidades, vicios, machismo, maltratos, etc., Jesús nos confirma que Él vino para darnos vida. 

Vida al amor, a las sanas relaciones, a la restauración, al orden en el hogar y en el matrimonio. 

Es por eso que solo cuando las parejas reciben a Jesús como su roca fuerte y como el centro de su matrimonio, que la vida comienza a tener sentido para ellos. 

A continuación voy a compartir contigo 4 razones que confirman que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios. 


1. El matrimonio cristiano suple una necesidad

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; más para Adán no se halló ayuda idónea para él. (Gn. 2:18-20)

Desde el principio de la creación Dios se dio cuenta que el hombre necesitaba una compañera y alguien que lo complementara. 

Sin embargo, a pesar de que la buscó creando todos los animales del mundo, no encontró lo que para Adán sería su ayuda idónea. 

Ahora, si aplicas el ejemplo de Adán en el huerto, podrás darte cuenta que el trabajo, dinero, profesiones o reconocimiento, son ayuda idónea para el hombres o la mujer. 

Esa necesidad de ayuda idónea solo será cubierta por la bendición de una pareja a través del matrimonio. 

2. En el matrimonio cristiano se complementan

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. (Gn. 2:21-23)

Desde el momento que Dios pensó en crear a la mujer nos damos cuenta que Él estaba de acuerdo con el matrimonio. 

La primera bendición que Dios le dio al hombre fue entregarle a alguien para que le sirviera de complemento, de ayuda, de guía, de consejera y de apoyo, etc. 

Dios no creó a la mujer para que sea competencia del hombre y que el hombre estuviera compitiendo con ella. Dios creó a la mujer para que se complementarán el uno al otro. 

Cuando entiendes este principio básico del matrimonio cristiano, tu relación cambia por completo. 

Porque descubres que la persona con la que te has casado no es solo tu esposa o esposo, sino que se convirtió en tu mas gran apoyo incondicional. 


3. En el matrimonio cristiano gozas del favor de Dios

Encontrar esposa es encontrar lo mejor: es recibir una muestra del favor de Dios. (Pr. 18:22)

Confirmamos que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque Él mismo nos está diciendo que el que haya esposa haya su favor. 

Y es un gran privilegio gozar del favor de Dios. 

Favor que significa respaldo y que viene fundamentado en un matrimonio santo que honra al Señor. Que encuentra prosperidad en todo lo que hacen, y que su intimidad no es significado de deshonra a la Santidad del Padre. 

4. En el matrimonio cristiano tienes quien te levante

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. (Ec. 4:9-10

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque se complementa como un equipo en todas las áreas de la vida. 

Tanto el hombre como la mujer sirven de apoyo mutuo, y si alguien está dando muestra de hundirse en el pantano, el otro podrá ser su salvavidas. 

Sin embargo, ambos no deben olvidar que el capitán del equipo es Jesucristo. Así que deben acudir a Él todos los días para poder tener un correcto plan estratégico de la vida diaria. 

Finalmente

El matrimonio cristiano fue creado por Dios y por tal motivo tiene su bendición y su respaldo. Ante los ataques del enemigo, no necesitas desesperar, solo invita a Jesús a ser el centro de tu relación y ninguna tempestad podrán destruirlos. 

Pues mientras hombre y mujer busquen agradar a Dios, esto los acerca el uno al otro. 

Bien dice Eclesiastés 4:12"Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!" ¿Quién es ese tercer cordón que hace irrompible una relación? Jesús.

Sigue sus pasos y hazle parte de tu vida y de tu matrimonio.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [NoviazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-06-08T22:10:00.013-05:00
pecado-sexual-antes-del-matrimonio
El pecado sexual es uno de los actos más vergonzosos y dolores delante de Dios. Trae consecuencias, que de no ser tratadas a tiempo, pueden lastimar el corazón de tu novia o novio.

La voluntad de Dios para tu vida no es que termines en pecado sexual, sino que te guardes en santidad para tu futuro esposo o esposa. 

Esto implica no ceder ante la fornicación, huir de la pornografía, correr del adulterio, y guardar en santidad el tiempo de amistad y noviazgo antes del matrimonio. 

Dios quiere que ustedes vivan consagrados a él, que no tengan relaciones sexuales prohibidas, y que cada uno de ustedes sepa controlar su propio cuerpo, como algo sagrado y digno de respeto. Deben dominar sus malos deseos sexuales, y no portarse como los que no creen en Dios. (1 Ts. 4:3-5 – TLA) 

La fornicación es un pecado horrendo delante de Dios. No importa que nuestra cultura diga que es normal; no importa que tus amigos lo hayan practicado; no importa que satanás te diga que es bueno; no importa cuánto te hayas engañado a ti mismo. Si eres cristiano, tú sabes dentro de ti que el sexo antes del matrimonio es pecado. 

Y si has caído en fornicación o estás acariciando ideas sexuales con alguien que no es tu esposo o esposa, tú sabes que necesitas detener ¡ahora! 

Que no haya ninguna inmoralidad sexual, impureza ni avaricia entre ustedes. Tales pecados no tienen lugar en el pueblo de Dios. (Ef. 5:3 – NTV) 

Como todo pecado, la fornicación perjudica tu relación con Dios. Además, como ningún otro, el sexo antes del matrimonio hace un increíble daño a la relación de una pareja. 

Sin pensarlo, te verás viviendo en discusiones sin sentido, desconfianza mutua, celos innecesarios y tiempos a solas que significaran excusas para el pecado sexual. 

Pero ¿qué hacer si caí en pecado sexual antes del matrimonio? La respuesta es simple: arrepentimiento y volverse a la voluntad plena de Dios

Además, tienes a continuación algunos consejos que podrían servirte en estos momentos por el que pasas, o podrían ayudarte para saber qué aconsejar a quienes se encuentran en esta situación. 

No detengas tu lectura. Continúa hasta el final. 


1) Confiesen su pecado

Una de las cosas que vuelve más poderoso al pecado es la no confesión. Y es quizá la opción más rápida que puedes tomar tú y tu pareja con la intensión de no ser avergonzados y vistos mal por la iglesia y sus familias.

El que encubre sus pecados no prosperará, Pero el que los confiesa y los abandona hallará misericordia. (Pr. 28:13)

Llamen las cosas como son. Ambos admítanse uno al otro que la fornicación es ofensivo a Dios. Que es pecado. No lo escondan, porque no prosperarán. 

Puede que en este momento solo lo sepan ustedes dos y hayan elegido mantenerlo en secreto. Pero ese secreto sería la peor de las decisiones que podrían tomar. 

No tengas miedo. Dios no te va a fulminar con un rayo por el pecado que has cometido con tu novio o novia. En su misericordia hay perdón y redención para todo aquel que se arrepiente. 

Pero este arrepentimiento conlleva confesión. Y no del uno al otro. Sino que deben confesarlo ante alguien más (pastor, lideres, diáconos, o algún cristiano piadoso). 

2) Habla con alguien sobre tu pecado sexual

Una de las cosas más complicadas que le puede suceder a una pareja que ha cometido pecado sexual es confesar su pecado. Y no me refiero al confesarlo a tu pareja. 

Por tanto, confiésense sus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que sean sanados. La oración (súplica) eficaz del justo puede lograr mucho. (Stg. 5:16 ─ NBLA)

Después de confesar tu pecado, lo segundo que debes hacer junto a tu novio o novia, es correr donde vuestro pastor y confesarle la situación en la que se encuentran y pedir su guía. 

No caben dudas de que nuestro mediador es Jesucristo. No necesitamos confesar nuestros pecados ante un hombre para ser perdónanos. Sin embargo, sí necesitamos la guía de los hombres de Dios para poder volver al camino correcto. 

Tal vez puede que hayas descartado la idea de ir donde tu pastor; quizá por miedo, vergüenza o quizá porque tu pastor no inspira confianza. Es una realidad que se vive en muchas iglesias del mundo. 

En este caso, lo que podrías hacer junto a tu novia o novio, es buscar un cristiano piadoso que les pueda ayudar. Podría ser un líder, diacono, ujier o vuestros mentores espirituales. 

Por nada del mundo pasen por alto este punto esencial.
 

3) Evita autojuzgarte

Una vez que has reconocido tu pecado y has derramado tu corazón delante de Dios pidiendo misericordia, no te queda más que creer que Dios te ha perdonado y sigue amándote con todas sus fuerzas. 

Quedarte recordando tu pecado una y otra vez, olvidando el perdón que has recibido de Cristo Jesús, solo te servirá para deprimirte y desanimarte. 

¿Por qué ha de quejarse el ser viviente? ¡Sea valiente frente a sus pecados! Examinemos nuestros caminos y escudriñémoslos, y volvamos al Señor. (Lam. 3:39-40 ─ NBLA)

El Señor ya ha perdonado tu pecado. No tienes por qué estar rememorando ningún hecho y volviendo a lamentarte de lo pasado. 

En el momento que te perdonó olvidó tu pecado y lo lanzó al fondo del mar de donde jamás se volverá a acordar (Miq. 7:19). 

Sin embargo, no olvides acudir diariamente al trono de la gracia. Alimenta tu vida con cosas espirituales para no ceder ante la tentación de volver al pecado sexual. 

Recuerda que el deseo de la carne es contra el Espíritu (Ga. 5:17). Por lo tanto, no estén confiados que porque hace meses no caen en pecado, todo está bien. Esa falsa seguridad puede traerte serias consecuencias. 


4) Tengan un distanciamiento momentáneo

El pecado sexual antes del matrimonio es el acto que atenta directamente al diseño original de Dios sobre el sexo. Esto conlleva a que vuestros corazones se adormezcan y acepten el pecado como bien delante de Dios. 

¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como este, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo. ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo. (1 Co. 6:18-20 ─ NTV)

El propósito de este alejamiento no es destruir el corazón de ambos. El propósito es buscar reconstruir la íntima relación que compartías con Dios. 

Así que lo mejor que pueden hacer es darse un tiempo para dolerse del pecado que han cometido y buscar restauración. Permanecer juntos para “restaurarse” no será de mucha ayuda. 

Porque —seamos sinceros— ya han demostrado que no tienen dominio propio para sostener su relación. 

Cuando menos lo piensen volverán con sus besos apasionados que incluye tocamientos y, otra vez estarán dando rienda suelta a su pecado sexual. 

En este punto, soy consciente de que se hace complicado decirle a tu novio o novia que se darán un tiempo. 

Puede que surjan enojos y hasta terminen la relación. Si eso sucede, te darás cuenta que todo fue solo un plan muy bien armado para llevarte a la cama. 

Después de todo, el pecado tiene consecuencias que impactan en la vida espiritual, emocional y en el carácter. 

Deberías leer también👉11 Consecuencias del pecado en tu vida.

5) No descarten la idea del matrimonio

Es posible que la relación esté tan dañada por el pecado sexual que no haya en ustedes la idea de un futuro juntos. 

Así que lo más aconsejable será que ustedes se separen despojando de sus mentes la opción de volver a unirse otra vez. 

Por otro lado, si han descubierto que estando juntos no pueden parar de cometer pecado sexual y sus vidas continúan como si nada. 

Eso podría ser una clara señal de que existen otros patrones de pecado que les impedirá tener un matrimonio santo. 

Si alguien seduce a una doncella que no esté comprometida para casarse, y se acuesta con ella, deberá pagar una dote por ella para que sea su mujer. (Ex. 22:16)

El evangelio hace posible que relaciones que hayan tenido un pasado lleno de pecado puedan tener un futuro glorioso. 

Lo horrendo del pecado de David con Betsabé conllevó la muerte de ese hijo. Pero Dios usó esa relación con un pasado tan oscuro para traer a aquel sabio rey, Salomón (2 Sam. 12:24). 

Para Dios, luego de la fornicación, el matrimonio sigue siendo una opción. De esa manera cuida la integridad de ambos individuos y protege a la mujer de daños futuros: burlas, desprecio, insultos, etc.

Vuelve al punto número dos y busca el consejo de tus pastores. Pero jamás supongas que el pecado sexual significa que no podrán contraer matrimonio.

Finalmente

Caer en pecado sexual no es lo más complicado que existe. Lo más complicado que existe es levantarte y volver a restaurar la comunión con Dios que antes tenías.

Esto va a depender del deseo que tengas de volver a los brazos del Padre y cuanto anhelo tienes por recuperar tu relación con Dios. 

El Salmos 51, que escribiera el rey David después de adulterar, te será una inspiración en tus momentos de búsqueda de la presencia de Dios. 

Y no olvides la importancia de confesar tus pecados y pedir el consejo de tu pastor. Esta lucha se pelea mejor si es que lo haces acompañado. Solo, quedarás destruido en la primera batalla (Ec. 4:10). 

Dime abajo en los comentarios ¿qué otro consejo le darías a alguien que cometió pecado sexual antes del matrimonio?
Etiquetas: [RecursosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-06-04T19:55:00.005-05:00
apps-cristianas
Las Apps cristianas han ganado popularidad con el avance de la tecnología en cuanto a celulares inteligentes. Abriendo así mayores oportunidades en cuanto a contenido y/o entretenimiento exclusivamente para el pueblo cristiano.

Estas aplicaciones cristianas no son solo nombre y un bonito logo, sino que están —en algunos casos— bien diseñadas y estructuradas. 

Te aseguro que vas a disfrutar de estas apps cristianas. 

Con todo esto, sé que hay muchos (jóvenes en especial) que no cuentan con al menos una de estas aplicaciones cristianas, y no por eso son más pecadores que aquellos que si las tienen. 

Sin embargo, para aquellos que sí disfrutan descargar aplicaciones cristianas para su celular o tablets, he creado esta lista con apps que estoy seguro te van a encantar. 

¿Quieres conocerlas? Pues alista tu móvil que allá vamos. 

1. El Gran Juego de la Biblia

Esta aplicación cristiana que se asemeja a una Biblia virtual es en realidad un juego online cristiano. En esta app cristiana encontrarás diferentes tipos de preguntas sobre el antiguo y nuevo testamento; las cartas paulinas; personajes bíblicos; citas bíblicas y mucho más. 

Puedes hacerlo en modo examen o test, y conforme vayas respondiendo correctamente iras sumando puntos que te motivaran a seguir jugando. 

Es una de esas aplicaciones cristianas gratis sin compras en tu interior. Te va a poner a flipar. 

aplicaciones-cristianas

2. Devocionales para mujeres

Los devocionales para mujeres también tienen un espacio propio dentro de las apps cristianas. Esta es una grandiosa forma para dedicarle un momento especial de tu día a la comunión con Dios. 

Por eso, esta aplicación será una gran herramienta para que mediante la oración y la meditación de la Palabra, puedas entrar en contacto directo con Dios cada nuevo día. 

Los creadores de esta aplicación cristiana se han tomado el tiempo de poder incluir maravillosos temas, tales como: "El arte de vivir", "El cielo en el alma", "Digna del paraíso", "Martita la engreída", entre otras más. 

Además, podrás encontrar en esta app cristiana, una Biblia de estudio y una Biblia en audio.
 
aplicaciones-cristianas

3. Música cristiana para niños

La música cristiana para niños se ha vuelto tan de moda, que cada vez más las madres cristianas optan por descargarla, y aprovecharla como herramienta de educación cristiana para sus hijos en su hogar. 

Gracias a Dios que en Google Play Store existe esta maravillosa aplicación con la que podrás disfrutar de una enorme lista de reproducción de música cristiana para niños. 

Como un bonus extra, podrás encontrar en ella: predicas cristianas, reflexiones bíblicas cristianas, curiosidades de la Biblia, recursos para evangelizar, noviazgo cristiano, la Biblia Reina Valera, entre otros más. 

aplicaciones-cristianas

4. Radios Cristianas

¿Eres de los que te encanta escuchar radios cristianas online? Pues esta app contiene una gran variedad de emisoras cristianas. 

Ya no tendrás que estar buscándolas en google, ni preocuparte por cerrar una para luego buscar otra. Esta app es una de las mejores aplicaciones cristianas para tu celular y/o Tablet. 

Encontrarás aquí todo tipo de radios cristianas, incluyendo emisoras cristianas juveniles con un sin fin de música cristiana que no dejarás de disfrutar. 

El programador de esta app cristiana ha incluido una lista de más de 100 radios cristianas. Además, si eres de los que tiene una emisora, puedes contactarlo a stanusdaniel@gmail.com, y pedir que incluya tu radio.
 
aplicaciones-cristianas

5. Frases Cristianas

Las frases cristianas también tienen un lugar dentro de esta lista de aplicaciones cristianas, con contenido sobre frases cristianas para jóvenes, dichos cristianos, frases motivadoras cristianas, frases cristianas sobre el amor, etc. 

Esta app es un increíble lugar para encontrar contenido para bendecir tu vida y poder compartirlas en tus redes sociales. 

¡Te van a encantar! 

aplicaciones-cristianas

6. Biblia Todo

Esta semana fui contactado por Hermes Silva a través de mi página en Facebook, quien me compartió su recién creada aplicación. 

Esta app cristiana es sumamente completa. Cuenta con secciones para ver películas cristianas, canales de tv cristianos, música cristiana, noticias cristianas, imágenes cristianas y peticiones de oración. 

La interfaz está muy chula, y estoy seguro que se convertirá en una de tus aplicaciones cristianas favoritas. 

aplicaciones-cristianas

Finalmente

Las aplicaciones cristianas son un recurso que puedes usar para mantenerte rodeado de contenido Espiritual, y no dar espacio a que tu vida sea llena de basura. 

No reemplazan en nada a la Palabra de Dios que es mucho más recomendable disfrutarla en papel impreso. 

Y además, tener un dispositivo lleno de aplicaciones cristianas no es prueba fehaciente de que eres un verdadero hijo de Dios. Eso se demuestra con el carácter de Cristo formado en ti. 

Dime abajo en los comentarios, ¿qué aplicación de esta lista te ha gustado más? ¿Conoces alguna otra aplicación que debería estar incluida aquí?
Etiquetas: [Niños]  [NombresdeNiños]  
Fecha Publicación: 2020-06-02T20:47:00.002-05:00
nombres-para-nino-significan-bendicion
Nombres para niño hay muchos, y abundan en internet haciendo más complicada la búsqueda de los nuevos papás.

Además de esto, existe la creencia de que el nombre que le coloques a tu hijo o hija será parte de la formación de su carácter.

Verdad o no, te darás cuenta lo complicado que es conseguir nombres para niño y su significado.


Anteriormente realicé una lista con 60 nombres bíblicos para niños y su significado, que te recomiendo dar una ojeada, pues te pueden encantar también.

Sin embargo, tienes esta nueva lista de nombres para niño, que aunque no sean nombres bíblicos, el significado es toda una bendición.

¿Te gustaría descubrirlos? Pues allá vamos.


  1. Benedicto: Latino. Significa: “El bendito”.
  2. Baruc: Hebreo. Significa: “Bendito”.
  3. Benek: Latino. Significa: “Bendecido”.
  4. Keizo: Japonés. Significa: “Bendito todavía”.
  5. Selig: Germano. Significa: “Bendito”. Variantes: Seligman, Seligmen, Zelig.
  6. Barachiel: Hebreo. Significa: “La bendiciones de Dios”.
  7. Sisay (Unisex): Africano. Significa: “Presagio de cosas buenas: una bendición”.
  8. Benito: Latino. Significa: “El bendito”. Es una variante de Benedicto.
  9. Zabdiel: Hebreo. Significa: “Bendición”. Variantes: “Zabdy, Zabi, Zavdi, Zavdiel, Zebdiel.
  10. Baraquiel: Hebreo. Significa: “Bendición de Dios”. Variante de Barachiel.
  11. Benes: Checo. Significa: “Bendito”.
  12. Eadig: Anglosajón. Significado: “Bendito”.


Por último
Como te había dicho al inicio de este artículo, existe la creencia que el nombre ayudará a forjar el carácter y el futuro de tu hijo o hija.

Pero es solo eso, una creencia.

Lo cierto es que el carácter de tu hija o hija no lo forma un nombre, sino tú como padre o madre y la Dios.

Dependerá solo de ti para formar su carácter firme y semejante a Cristo. No se lo vayas a dejar solo a la idea de que como le diste nombres bíblicos, todo sucederá como arte de magia y tendrás un hijo con bendición.

Además, jamás debes olvidar que el presente y futuro de tu hija o hijo solo lo traza nuestro Dios. Nadie más.

Hazme saber abajo en los comentarios si te gustó esta lista con nombres para niña y qué nombre te gustó más. Y si tienes un nombre que debe estar en esta lista, por favor házmelo saber también.
Etiquetas: [Niños]  [NombresdeNiños]  
Fecha Publicación: 2020-06-02T10:26:00.004-05:00
nombres-para-nina-significado
Nombres para niña hay muchos, y abundan en internet haciendo más complicada la búsqueda de los futuros papás.

Además de esto, existe la creencia de que el nombre que le coloques a tu hijo o hija será parte de la formación de su carácter.

Verdad o no, te darás cuenta lo complicado que es conseguir nombres para niñas y su significado.


Anteriormente realicé una lista con 83 nombres bíblicos para niña que te recomiendo dar una ojeada, pues te pueden encantar también.

Sin embargo, tienes esta nueva lista de nombres para niña, que aunque no sean nombres bíblicos, el significado es toda una bendición.

¿Te gustaría descubrirlos? Pues allá vamos.

  1. Anam: Árabe. Significa: “La bendición de Dios”.
  2. Gracia: Latín. Significa: “Estar a favor o bendición”. Variantes: Gratia, Gracie, Grazia.
  3. Harue: Japonés. Significa: “Cordial bendición”.
  4. Narue: Japonés. Significa: “Aquella que se convierte en una bendición para su familia”.
  5. Nema: Tibetano. Significa: “Bendita”. Variantes: Neema, Nemah, Nimah, Nimali, Nimala, Nimaly, Nyma, Nymah.
  6. Sachiko: Japonés. La palabra Sachi, significa “felicidad o bendición”, y el predijo ko, significa “niña”. Por lo tanto, Sachiko significa: “La niña que da felicidad o la niña que trae la bendición”.
  7. Tomoe: Japonés. Significa: “Amiga, bendición”.
  8. Blerung: Anglosajon. Significa: “Bendición”.


Por último
Como te había dicho al inicio de este artículo, existe la creencia que el nombre ayudará a forjar el carácter y el futuro de tu hijo o hija.

Pero es solo eso, una creencia.

Lo cierto es que el carácter de tu hija o hija no lo forma un nombre, sino tú como padre o madre y la Palabra de Dios.


Dependerá solo de ti para formarle un carácter firme y semejante a Cristo. No se lo vayas a dejar solo a la idea de que como le diste nombres bíblicos, todo sucederá como arte de magia y tendrás un hijo de bendición.

Además, jamás debes olvidar que el presente y futuro de tu hija o hijo solo lo traza nuestro Dios. Nadie más.

Hazme saber abajo en los comentarios si te gustó esta lista con nombres para niña y qué nombre te gustó más. Y si tienes un nombre que debe estar en esta lista, por favor házmelo saber también.
Etiquetas: [Articulos]  [VideosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-05-25T14:01:00.001-05:00
cristiano-vacunarse-coronavirus
El coronavirus ha puesto a la carrera a muchos científicos alrededor del mundo para encontrar una vacuna que nos ayude a mitigar el daño que nos causa esta pandemia.

Gracias a Dios ya hay países como China y Estados Unidos en donde se han comenzado a hacer pruebas de esta vacuna, logrando excelentes resultados.

De hecho, en China se ha realizado la prueba de una posible vacuna en 108 pacientes adultos de entre 18 y 60 años, obteniendo resultados prometedores después de 28 años. (Fuente: Radio Nacional)

Con todo esto, hay una gran parte de personas alrededor del mundo que indican que una vacuna contra el coronavirus sería dañina para la humanidad.

Este grupo está conformado por cristianos, quienes afirman que esta posible vacuna traería consigo un veneno para reducir la población mundial y/o la marca de la bestia.

Y el otro grupo está conformado por los conocidos “anti-vacunas”. Aquellos que no creen en ninguna vacuna y por ende no se las colocaran (ni siquiera a sus hijos). Ellos alegan que esta posible vacuna contra el coronavirus causará malformaciones, ceguera, autismo, albortos, y hasta la muerte.

¿Sabes de donde salen estas conclusiones? De internet. Ahí en donde se encuentran aquellas publicaciones de gente (cristiana y no cristiana) que saca sus propias conclusiones basados en supuestas filosofías y malas interpretaciones Bíblicas.

Lo que ha causado que miles de personas reaccionen de forma positiva a la negativa de en contra de la vacuna del coronavirus.

Esto podría desencadenar muchos problemas. No solo de salud, sino de decepción espiritual, porque muchas personas creen en este pensamiento confiando que viene de parte de Dios.


Ante la duda sobre si los cristianos deben vacunarse contra el coronavirus, he recopilado la respuesta acertada y Bíblica de dos pastores.

El primero pone en claro el fundamento científico de las vacunas, además de su consejo como pastor y siervo de Dios. Y el segundo, aclara la duda desde la perspectiva Bíblica y Espiritual.

¿Quieres saber de qué se trata? Entonces no abandones este artículo y léelo hasta el final.

1) La Respuesta del Pastor Miguel Núñez
El Dr. Miguel Núñez, es pastor principal de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo, República Dominicana. Y un médico practicante con especializaciones en medicina interna y enfermedades infecciosas.

Y en este vídeo de tan solo 6:44 minutos, el pastor Núñez no aclara la importancia que tienen las vacunas para nuestra salud, y como el negarse a colocarte la posible vacuna con el coronavirus, demostraría que no amas a tu cuerpo ni a tu prójimo.


2) La Respuesta del Pastor Sugel Michelén
Sugel Michelén ha sido por más de 35 años uno de los pastores de la Iglesia Bíblica del Señor Jesús, en República Dominicana. Autor de varios libros y profesor en escuelas y universidades cristianas de habla hispana.

De igual manera que el Pastor Miguel Núñez, él nos comparte una respuesta pastoral, además de Bíblica, a la posible vacuna contra el coronavirus. Su razonamiento Bíblico se centra en que hemos sido marcados por Cristo y por ende no debemos temer a ningún problema que se avecine durante estos tiempos calamitosos.


Finalmente
La respuesta que se encuentra en estos vídeos de parte de estos dos hombres de Dios afirma tu fe y confianza plenamente en el Señor.

Te motiva a no temer a nada de lo que está sucediendo o pueda suceder. Y que debes dejar de guiarte por interpretaciones sensacionalistas de la Palabra de Dios, y sumergirte en la Presencia de Dios para que pueda llenarte de confianza plena.

Por otro lado, ¿por qué vivir preocupado ante una vacuna con la marca de la bestia? En lugar de eso, preocúpate mejor si tienes o no la marca del cordero (Jesús).

Además, tu vida no está en manos del coronavirus, ni de los científicos conspiradores que hicieron o no este virus. Tampoco está en las manos del dragón ni de la bestia.

Tu vida está en las manos de Dios que te compró con sangre preciosa en la cruz del calvario.

Así que no tienes por qué temer a lo que pueda acontecer. Dios sigue estando en control de todo lo que sucede en el mundo (sin que esto lo haga pecador).

¿Tú te colocarías la vacuna contra el coronavirus? Házmelo saber abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Articulos]  
Fecha Publicación: 2020-05-24T08:32:00.000-05:00
cuarentena-segun-la-biblia
La cuarentena, en medicina, es un término para describir el aislamiento de personas o animales durante un período de tiempo no específico como método para evitar o limitar el riesgo de que se extienda una enfermedad o una plaga.

Etimológicamente la palabra cuarentena proviene de Quaranta giorni (cuarenta días) en italiano, que a su vez proviene de la palabra quadraginta en latín y que se traduce como cuatro veces diez.

En la Biblia no aparece como tal la palabra cuarentena, pero si se hace mención en varias ocasiones del número 40. Además, se relaciona con frecuencia con contextos de juicios o pruebas.

Esto no significa que el número 40 (cuarentena) tenga un significado simbólico; su significado aún es literal. “Cuarenta días” significan “cuarenta días”.


Pero tal parece que Dios eligió este número para enfatizar momentos difíciles y calamitosos.

¿Quieres ver algunos ejemplos del número 40 en la Biblia?

Aquí te dejo una lista de casos en los que se usó el número 40 para señalar algunos sucesos de importancia.

Allá vamos.

  • 40 días y 40 noches duró el diluvio (Gn. 7:12).
  • 40 años tenían Isaac y Esaú cuando se casaron (Gn. 25:20; 26:34).
  • Moisés vivió 120 años (Dt. 34:7), dividido en tres etapas: 40 años en Egipto, otros 40 como pastor en la tierra de Madián y 40 años de travesía por el desierto (Hch. 7:20-40).
  • 40 años duró el Éxodo (Dt. 8:2).
  • 40 era el número máximo de azotes que un hombre podría recibir por un crimen, según la Ley (Dt. 25:3).
  • 40 días y 40 noches Moisés estuvo en el monte Sinaí (Dt. 9:9-11).
  • Moisés intercedió a favor de Israel durante 40 días y 40 noches (Dt. 9:18, 25).
  • 40 días exploraron la tierra prometida los espías de Israel (Nm. 13:25).
  • 40 años Israel sirvió a los filisteos antes de la liberación de Sansón (Jue. 13:1).
  • 40 días retó Goliat a los israelitas antes de que David lo venciera (1 S. 17:16).
  • 40 años reinó David (1 R. 2:11), al igual que Saúl (Hch. 13:21) y su hijo Salomón (1 R. 11:42).
  • 40 días en ayunas duró el profeta Elías en el desierto hasta encontrarse con Dios en el monte Horeb (1 R. 19:8).
  • Jonás anunció que Nínive sería destruida a los 40 días (Jon. 3:4).
  • 40 también aparece en las profecías de Ezequiel (Ez. 4:6; 29:11-13).
  • A los 40 días de su nacimiento Jesús fue presentado en el Templo (Lc. 2:22).
  • 40 días y 40 noches fue Jesús al desierto para ser tentado por Satanás, después de su bautismo (Mt. 4:1-2).
  • Tras su resurrección, Jesús se le apareció a sus discípulos por 40 días (Hch. 1:3).


Cuarentena a Causa del Coronavirus

Actualmente alrededor del mundo se ha decretado una cuarentena por causa de la expansión de la pandemia del coronavirus; aunque la cuarentena que promueven no es literalmente 40 días.

Este proceso de aislamiento por el que estamos pasando es catalogado ya como un juicio de parte de Dios que trae mucho dolor, y una prueba para cada ser humano al intentar resistir en todos los aspectos mientras “vencemos” este virus.

Durante este proceso los hijos de Dios tenemos la oportunidad de acercarnos más a Dios y redireccionar nuestras vidas —si es que estaban yendo por mal camino.


Además, como ya lo he dicho en el artículo ¿El coronavirus es culpa de Dios?, los cristianos debemos ver esta pandemia como una oportunidad para volvernos a Cristo. Más que el simple hecho de que sea o no un juicio de parte de Dios.

Este stop que Dios está permitiendo debe —y espero que así sea— causar en nosotros un reencuentro con nuestro creador de tal manera que vaya a causar un despertar apasionante por Él.

¿Lo está haciendo contigo? 

Finalmente

Algunas personas dan demasiada importancia a la numerología, tratando de encontrar un significado especial detrás de cada número en la Biblia. Con frecuencia, un número en la Biblia es simplemente un número, incluido el número 40.

Dios no nos llama a buscar significados secretos, mensajes ocultos o códigos en la biblia. Hay suficientes verdades en las claras palabras de las escrituras para satisfacer todas nuestras necesidades y que nos hacen "enteramente preparados para toda buena obra" (2 Ti. 3:17).

¿Qué te a parecido este artículo? ¿Tiene para ti algún simbolismo el número 40? Házmelo saber abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Articulos]  
Fecha Publicación: 2020-05-20T14:09:00.005-05:00
coronavirus-es-culpa-de-dios
El coronavirus está causando, alrededor del mundo, mucho dolor, tristeza, depresión, ansiedad, muerte, etc. Además de afectar la economía de diversos países y provocar que el mundo se detenga en todos los aspectos.

Al día de hoy existen 36'542,723 personas infectas por coronavirus en todo el mundo, y 1'062,360 muertes. Sin ir muy lejos, solo aquí en Perú, a la fecha, existen 835,662 casos confirmados de CoviD-19. (Fuente: Google News)

Y estos números siguen creciendo conforme pasan las horas.

Entonces miramos la situación mundial a causa de la pandemia por el coronavirus y nos preguntamos: ¿Esto es culpa de Dios? ¿Estamos pagando por algo malo que hicimos? ¿Dónde está Dios durante esta pandemia del coronavirus?

Preguntas que te puedes estar haciendo con total normalidad, y que no por eso dejas de ser amado por Dios. Pero debes tener mucho cuidado porque satanás puede aprovecharse para volverte incrédulo y hasta puedes terminar ofendiendo a Dios.

Es por este motivo que me animé a escribir este artículo para dar respuesta a las preguntas que nos están surgiendo en estos momentos de dolor a causa del coronavirus.

Te sugiero leer este post con un poco de calma, de manera que si no está claro algo puedas volver a leerlo. Aun así, me comprometo a ser lo más claro que se necesite ser.

¿Quedamos? Entonces empecemos.


¿Con el Coronavirus Estamos Pagando Algo Malo que Hicimos?

Es lógico que nos hagamos esta pregunta, pero no razonable el hecho de negarnos a pensar que hayamos cometido maldad que nos haga merecedores de un castigo como esta pandemia del coronavirus.

Para empezar, no debes olvidar que tenemos una herencia de pecado a causa de nuestros primeros padres Adán y Eva, y que por este motivo todos, cristianos y no cristianos, estamos destituidos de la gloria de Dios (Ro. 3:23).

Este hecho nos constituye enemigos de Dios —y sus hijos mediante su gracia— y por ende, merecedores de algo como el coronavirus u otra cosa peor.

Pero el mundo, sin conciencia de pecado, no reconoce que Dios pueda hacer descender juicios sobre la tierra a causa de toda la maldad existente.

Sus razonamientos se basan en que como son buenas personas, van a misa una vez al mes, y no han matado, robado o violado, no merecen cosas malas de la vida o de Dios.

Creen que solo a las personas “malas” les deben pasar este tipo de cosas. Y al señalarse como buenas personas es cuando juzgan y culpan a Dios por lo malo que sucede, tal como este coronavirus.

Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios. (Lc. 18:19)

En otras palabras.

El mundo entero, a pesar de las cosas malas con las que conviven, sigue creyendo que no debería suceder nada malo como este coronavirus. Y si sucediera, solo deberían verse afectados aquellos que en verdad lo merecen.

Además, como es posible, dice el mundo, que un Dios de amor provoque tanto dolor como el que vivimos a causa de la pandemia del CoviD-19.

Sin embargo, todas estas personas, aunque digan ser "hijo de Dios", están destituidas de la gloria de Dios a causa del pecado generacional, y del pecado que cometen a diario.

Pues el simple hecho de decir una mentir, blanca o negra, les impide la entrada al cielo (Ap. 21:8). ¿Cómo será entonces medir todos nuestros pecados antes de querer entrar al cielo?


Por otra parte, seguro los cristianos al rededor del mundo deben estar preguntándose: ¿Hemos hecho algo de malo para que Dios nos castigue con el coronavirus? La verdad es que sí.

La Biblia dice: “Más a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hijos de Dios” (Jn. 1:12). Entonces, como hijos, somos merecedores de una corrección de parte de nuestro Padre si es hemos hecho algo malo (Heb. 12:6).

Piénsalo bien.

Como cristianos hemos hecho muchísimas cosas que son dignas de ser corregidas por nuestro Padre. Muy aparte de lo que tú y yo cometemos a diario, y que por ende estamos destituidos de la gloria de Dios, existen muchas más cosas con las que hemos deshonrado al Padre:

  • Falsos profetas, Apóstoles, Maestros y Pastores.
  • Pastores que buscan el dinero de los fieles.
  • Iglesias en donde no existe la unidad ni comunión entre hermanos.
  • Cristianos que provocan división, y que murmuran y levantan falso testimonio contra su pastor.
  • Pastores queriendo ser políticos.
  • Iglesias llenas de sensualismo y mundanalidad.
  • Las doctrinas de muchas iglesias está fundamentada en filosofías humanas y no en la Palabra de Dios.
  • Cristianos dando mal testimonio al mundo.

Y la lista continúa.

Pero mi intención no es ser juez de nadie. Esa parte le toca a Dios. Sin embargo, toda esa lista de cosas malas (pecado) que hemos cometido ha sido dañina para el cuerpo de Cristo y una gran deshonra para Dios.

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. (Heb. 10:26-27)

Ante esto no podemos negar que merecemos el castigo por medio de este coronavirus que Dios está permitiendo que hoy vivamos.

Pero no solo esto, sino que Dios está usando este coronavirus para alertarte de tu mal proceder y que necesitas volver al camino correcto antes de que tu vida termine en un eternidad sin Cristo.

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. (Ro. 1:18)


¿El Coronavirus es Culpa de Dios?

Ahora que todo el mundo conoce del coronavirus y sabe que es un gran peligro, se hacen una pregunta: ¿Quién es el culpable de todo esto?

Siempre queremos buscar culpables a todo lo que sucede, y el coronavirus no es la excepción.

Como te habrás podido enterar, en Internet hay muchas hipótesis de quien o quienes podrían ser culpables de expandir el coronavirus en todo el mundo.

Se habla de conspiraciones del vaticano junto al papa, Bill Gates y Estados Unidos, los Iluminatis y la OMS. Todos juntos con la posible meta de crear el Nuevo Orden Mundial y colocar la marca de la bestia al mundo entero.

Y hay quienes hasta culpan a Dios por todo lo que está causando esta pandemia del coronavirus.

De hecho, Internet está lleno de información donde se narran historias de los conspiradores. Hasta los cristianos han abarrotado la red con supuestas profecías Bíblicas sobre el coronavirus.


En ambos casos, son situaciones cuya información no ha sido corroborada de manera genuina, sino que ciertas personas malinterpretaron las cosas y las comparten como hechos verídicos.

Ahora, preguntarte si el coronavirus es culpa de Dios o por qué Dios lo ha permitido, es como querer ingresar a la mente de Dios y desear saber por qué Él hace cada cosa que hace.

Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. (Ro. 8:22)

Dicho de otro modo, no debes cuestionar a Dios por lo que hace o lo que permite. No tienes la capacidad suficiente como para confrontar al creador y esperar a que Él te dé respuestas detalladas.

Tu trabajo es creer que Dios hace y deshace teniendo todo bajo control, y que cada cosa, buena o mal, siempre te ayudará para bien (Ro. 8:28).

Yo soy el único Dios y mantengo bajo control todo lo que pasa en este mundo. He existido desde el principio, y existiré hasta el final. (Is. 41:4) – TLA

Entonces, por qué en vez de preguntarte si Dios tiene o no la culpa de este coronavirus que causa dolor en el mundo, no te preguntas qué es lo que Dios quiere decirte con esta pandemia.

Pues, aunque no lo hayas notado, esta pandemia  a provocado grandes cambios tales como:

  • Cristianos que se someten en oración a Dios.
  • Cristianos y no cristianos buscando arrepentimiento.
  • La fe fría de muchos cristianos ha sido reavivada.
  • Iglesias que están reencaminando su doctrina y predicación a la luz de la Palabra de Dios.
  • Familias que están tomando importancia del altar familiar.
  • Matrimonios compartiendo más tiempo juntos y redescubriendo su amor.
  • Mucha necesidad de escuchar una sana doctrina Bíblica.
  • Gran sed por la Presencia de Dios.
  • Gran amor y preocupación por sus hermanos en Cristo y su prójimo.
  • Amor por el evangelismo y las almas perdidas.
  • Familias enteras convertidas en iglesias y lugares de adoración

Como ves, todo esto que está causando el coronavirus ha traído cosas buenas para el Pueblo de Dios. Y ha surgido como un llamado de atención para su pueblo que está encaminándose mal.

Creo firmemente que en estos tiempos debes estar más preocupado por tu salvación que por culpar a alguien o esperar lleno de miedo a que el coronavirus no te toque.

Entendiendo, además, que lo importante no es si mueres o no infectado de coronavirus; lo importante es si mueres o no sin tener a Cristo en tu corazón.

Por último.

No puedo decirte con certeza si el coronavirus es culpa o no de Dios, pero si puedo asegurarte que Dios no se ha movido ni un centímetro de su trono. Él sigue en los cielos, haciendo lo que le place (Sal. 115:3), para su gloria, y nuestro bien.


¿Dónde Está Dios Durante Esta Pandemia por Coronavirus?

Con todo lo que estamos viviendo a causa del coronavirus es natural que nos surja la pregunta: ¿Dónde está Dios?

Nadie vio venir al coronavirus.

Y ha traído consigo mucho dolor y sufrimiento. Sobre todo ahora que estamos viendo como la economía nos hace mucha falta para el sustento de nuestras familias.

Miles de personas han sufrido la pérdida de sus negocios, de sus puestos de trabajo, y las deudas comienzas a causar dolores de cabeza.

En mi caso, llegué a sentir tanta vergüenza ante la pérdida económica, que lloraba y le decía a mi esposa: “Siento no ser el hombre con la capacidad de proveerte durante esta pandemia en medio de la falta de dinero”.

Y en mis momentos de oración me desmoronaba en la presencia de Dios diciéndole que me sentía inútil al imaginarme sin empleo y por ende sin dinero para sustentar mi hogar.

Entonces Dios usó la boca de mi esposa para traer paz a mi vida. Ella, con su amor y paciencia, me dijo: “De esta vamos a salir. Dios nos respalda. Y aunque lo perdamos todo, Jesús nos va a ayudar a recuperarnos. Entre tanto, tú y yo, debemos seguir dándole la gloria a Dios aunque todo vaya mal”.

Sin lugar a dudas, lo que mi esposa dijo era la respuesta de Dios diciéndome: “Aquí estoy hijo, nunca me he ido. Sigo estando en control de toda esta situación” (Is. 41:4).

Con esto aprendí que mi trabajo no es cuestionar en donde está Dios durante esta pandemia del coronavirus. Mi trabajo es creer que Él está presente aun en los peores momentos, y que sin importar el resultado, Dios merece toda mi alabanza (Heb. 13:15).

Finalmente.

Dios no te promete vivir una vida llena de alegrías y colores, pero si te asegura que Él siempre se mantendrá en control absoluto.

Tú solo debes estar tranquilo y confiar porque Cristo ha vencido al mundo (Jn. 16:33).

Además, esto que sucede no es porque Dios no te ama. De hecho, Él sufre y entiende; no tenemos un Dios de piedra e indolente. Él debe tener una buena razón para no detener lo que sucede. Y no puede ser que no te ame, si no mira lo que Él hizo en la cruz por ti.

En Conclusión

Es normal que las personas, hasta los cristianos, se hagan la pregunta si el coronavirus es culpa de Dios. Lo que si no es normal, es que los cristianos usemos la Biblia para hallar sustento a nuestro pobre fundamento de que Dios es el causante de esta pandemia.

La Palabra de Dios no dice claramente que el coronavirus sea creado por Dios para ser propagado en estos tiempos.

Sin embargo, tampoco descarto la posibilidad de que nuestro Dios, teniendo todo bajo control (Is. 41:4), esté permitiendo este coronavirus con un propósito especial.

De hecho, hemos aprendido en este artículo que este coronavirus está provocando muchas cosas buenas entre los cristianos y no cristianos. Esto, entonces, se convierte en prueba suficiente de que Dios usa el coronavirus para darle un mensaje al mundo.

Además, debes comprender y entender que Dios en su infinito poder y gloria no se ha movido ni un centímetro de su trono. Él sigue siendo Dios a pesar de lo que esté causando este coronavirus.

Y entonces, te toca aguardar con fe y oración para que Dios te proteja y en su bendita voluntad no puedas ver la muerte. Pero si sucediera lo contrario, será mejor morir con Cristo en el corazón que vivir sin coronavirus y terminar tus días sin Él.

Finalmente, quisiera que me digas en los comentarios si ¿piensas que Dios tiene la culpa del coronavirus? ¿Crees que Dios nos está castigando y diciendo algo con esta pandemia? Te leo haya abajo.
Etiquetas: [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-05-15T16:38:00.002-05:00
como-aprender-a-orar
La pregunta ¿cómo orar? Es quizá la más frecuente hecha por aquellos cristianos que recién están empezando en los caminos de Dios. Pero la que menos se hacen aquellos cristianos que ya se consideran ancianos en la fe.

A estos pocos a los que les interesa cómo aprender a orar debemos sumar el hecho de que existen pocos pastores o líderes cristianos interesados en enseñar a orar.

Y como la oración no debe realizarse simplemente como un hecho de abrir la boca y pedir lo que se te antoje, se hace necesario tener el conocimiento básico de la Palabra de Dios para no terminar diciendo una cosa por otra.

Pues hay muchos cristianos en la actualidad que creen que, por ejemplo, orar con fe significa buscar una excusa para haber que le sacan a Dios.

Sin embargo, una forma correcta de orar a Dios no garantiza que Dios escuche tu oración —ya que la Biblia dice que todo regalo de Dios viene a nosotros por pura gracia—, pero es algo que debe ser vital en tu vida.

Hoy quiero compartir contigo 7 consejos que te ayudarán a aprender a orar y serán tu trazo en el camino hacia una vida de oración bendecida y guiada por la Palabra de Dios.

Es mi oración que lo dicho en este post sea de tu utilidad para tu vida —como lo ha sido en la mía— y despierte en ti un deseo insaciable de intimidad con Dios.

¿Preparado? Empecemos.


1. Ora usando la Razón

Una de las cosas que debes aprender para orar de manera correcta es saber lo que oras, pues muchos cristianos tienen la costumbre de usar frases que no son Bíblicas al momento de orar.

Y es que en muchas iglesias en la actualidad se enseñan cosas que no son Bíblicas, como la mala costumbre del “yo declaro”. Esto podría convertir tu bien intencionada oración en una llena de herejías.

Porque aunque algo suene bonito o motivante, no quiere decir que sea correctamente Bíblico. Así que debes tener cuidado sobre lo que dices durante tu oración.

2. Ora con Conocimiento de la Palabra de Dios

Tu oración debe siempre tener como base la Palabra de Dios. Esto te ayudará a tener el conocimiento pleno de las promesas que Dios tiene y te servirá como guía al momento de orar.

De esta manera evitarás tener una oración tal como lo tenían los paganos, de quienes Jesús habló en el sermón del monte, diciendo:

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. (Mt. 6:7)

Este conocimiento te llevará a, por ejemplo, entender que tu Padre sabe de qué cosas tienes necesidad antes de que las puedas pedir (Mt. 6:8).
Por eso, un buen conocimiento de la Palabra de Dios te permitirá tener una oración con sentido común. No usarás palabras fuera de contexto y cada una de las promesas de Dios fluirá en tu mente para actuar como guía en el altar hacia Dios.

3. Ora Versículos de la Biblia

No existe forma más segura de aprender a orar que orando a través de versículos de la Palabra de Dios con un corazón agradecido y en adoración.

Algo que he aprendido es a usar los Salmos en medio de mis oraciones. Y no necesariamente me refiero a los 150 Salmos en la Biblia, sino a aquellos que son específicos para situaciones especiales.

Por ejemplo:
como-orar-con-los-salmos

Esto no es para nada una fórmula mágica con la que convertirás tus oraciones en acceso directo a Dios. Tampoco es que el hecho de recitar versículos de la Biblia en tu oración te harán una persona más espiritual.
Pero te servirán como camino para entender la voluntad de Dios en tu vida y serán un instrumento de alabanza mientras estas orando.

No olvides que puedes recitar un versículo de la Biblia en cualquier momento de tu oración. No hay un orden correcto para esto.

4. Ora con Alabanzas y Cánticos

El versículo del Salmos 22:3 donde dice que Dios habita entre las alabanzas de Israel, tiene una verdad irrefutable. Y es que nuestro Dios, como dice el versículo mencionado, es y debe ser siempre el objeto de nuestra alabanza.

De hecho la oración del Padre Nuestro empieza dando alabanzas a Dios: “Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea tu nombre”. Esto para enseñarte que antes de pedir o interceder, debes empezar alabando a Dios.

Y con alabanzas no me refiero a canciones que puedes darle a Dios durante tu oración. Sino que, según el contexto de la Biblia, la alabanza es un acto de gratitud en donde se reconoce y adora a Dios.

Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. (Heb. 13:15)

Así que te sugiero empezar tus oraciones alabando a Dios. Diciendo algo como: “Dios creador del cielo y de la tierra…”, “Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob…”, “Dios grande y temible ante quien toda rodilla se debe doblar…”.

Lo que estarás haciendo con esto será darle reconocimiento a Dios. Estarás alabando su majestad y poderío, y exaltarás su nombre por sobre todas las cosas.

Por otro lado, la Biblia también nos insta a cantar a nuestro Dios (Col. 3:16). Así que mientras oras puedes cantar un himno o cualquier canción con la que sientas rendirle honor a Dios.

Ojo que esto último es en base a mi experiencia y no estás obligado a hacerlo. Pero estoy seguro que con cada cántico construirás una atmósfera maravillosa de adoración.


5. Ora para Agradecer a Dios

Antes de siquiera empezar a pedir un milagro, pedir perdón o interceder, inicia tu oración siendo agradecido. Porque aunque no lo hayas notado, tienes mucho de que agradecer a Dios.

Y ya que por lo general acostumbramos a usar a Dios como un “Dios bombero” (solo en casos de emergencias); comienza tus oraciones desde hoy expresando agradecimiento sin importar el tamaño de lo que Dios te haya dado.
Ser agradecido es la muestra más maravillosa de un corazón que se humilla delante de Dios. Además, reconoces que tu orgullo y ego están sujetos a las manos de Dios.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Sal. 51:17)

6. Ora para Pedir Perdón

Nuestro Dios no es un Dios de confusión (1 Co. 14:33), y creo fielmente que una oración debe ser realizada con orden. Pero un orden lógico, que no muestre que estamos desesperados por solo pedir.

Pues muchos acostumbramos a usar la oración como medio para pedir que se realicen nuestros sueños, prosperidad en los negocios, o ascenso en algún puesto laboral, etc. Y nunca hay tiempo para rendirse a Dios y dar gracias por lo que sin merecer nos ha dado.

Así que en el orden de tu oración te aconsejo rendirte a Dios antes de comenzar a pedir o interceder. Porque de cierto modo tampoco eres merecedor de tener una comunicación con Dios por medio de la oración. Pero es por gracia que accedes a Él.

Por lo tanto, pide perdón por todos tus pecados. Aquellos pecados que hayas cometido durante el día. Y si hay pecados de los que no te acuerdas, pide a Dios que te los traiga a memoria para no dejar que nada pase desapercibido.

De esta manera expondrás tu corazón a la presencia de Dios y estarás sensible al Espíritu Santo. Porque, como dice la Biblia, al corazón contrito y humillado no despreciará Dios (Sal. 51:17).

7. Ora para Pedir e Interceder

Finalmente, y como nos enseña el Padre Nuestro, debes pedir e interceder. En esta parte de la oración es cuando pides a Dios aquellas cosas de las que necesitas auxilio: espiritualidad, sabiduría, familia, iglesia, amigos, salud, economía, nación, etc.

¿Y por qué hasta el último pedir e interceder? Porque en este orden demuestras la prioridad con la que buscas a Dios. ¿Acaso es por los panes y los peces? (Jn. 6:26).

Pero cuando vayas a pedir e interceder recuerda el primer paso de esta lista: usa la razón. No abras la boca simplemente por abrirla. Ten cuidado de lo que pides y como lo pides. En todo tiempo usa una actitud de rendición ante Dios.

No vayas a andar pidiendo —como dicen los de la teología de la prosperidad— que Dios haga algo que tu deseas simplemente porque “los hijos de Dios deben odiar la pobreza” o porque “Dios tiene el derecho de darte porque es tu Padre”.

Recuerda que tus pensamientos no son como sus pensamientos ni sus caminos como tus caminos (Is. 55:8-9). Que Dios hace su voluntad sobre ti tal como a Él le place, sin necesidad de que le des órdenes. Dios no cumple caprichos de nadie.

Por último

Como vimos desde el principio de este post, la oración es una tarea que debe tomarse muy en serio. No se trata de hablar palabras sofisticadas para sonar dignos de ser escuchados por Dios. Pero si debes tener cuidado de la forma en que oras y que es lo que oras.

Además, se hace muy necesario el conocimiento de la Palabra de Dios, porque conociendo toda la revelación de Él sabrás qué promesas tiene Dios para tu vida, y como actuará conforme le adores, le pidas e intercedas.

Y no solo eso, sino que el conocimiento de la Biblia permitirá que el contenido de tus oraciones no sean vanas palabrerías, sino esté cargada de verdades Bíblicas y no simples filosofías.

Recuerda, lo que vayas a pedir o por lo que vayas a interceder se sujeta siempre a la voluntad de Dios, no a tu capricho. Esto hasta la misma oración del Padre Nuestro lo enseña (Mt. 6:10).

Cuéntame en los comentarios: ¿qué te parecieron estos 7 pasos para aprender a orar? ¿Cuál es la forma en la que oras? ¿Qué otro paso más podrías añadir a este proceso?
Etiquetas: [Teologia]  
Fecha Publicación: 2020-05-11T10:11:00.002-05:00
cual-es-el-bautismo-correcto
¿Cuál es el bautismo correcto? ¿Por qué se debe bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo? ¿Es el bautismo de los Apóstoles el bautismo correcto que se debe seguir? ¿El bautismo en el nombre de quien debe ser realizado?

Si te has hecho estas preguntas, como yo, eres un cristiano normal con el deseo de conocer las verdades de la Palabra de Dios.

Y es que muchos cristianos no conocen o no tienen muy claro el bautismo Bíblico, y por este motivo terminan engañados por falsas doctrinas Bíblicas.

Pues con respecto a cuál es el bautismo correcto existen dos bandos. El primero lleva consigo la verdad Bíblica escrita en Mateo 28:18-20 y que fue ordenada por nuestro Señor Jesús.

Mientras que el segundo bando afirma y reafirma que el bautismo verdadero es lo estipulado por los Apóstoles desde el discurso de Pedro allá en Hechos 2:38.

Este segundo argumento está avalado por iglesias cuya doctrina es conocida como los “Solo Jesús”. Aquellos que juran no existe tal cosa como un Dios trino y que la verdad sobre la trinidad es solo un invento por los hombres.

¿Será verdad, entonces, que debemos bautizar en el nombre de Jesús solo tal como los Apóstoles, o debemos mencionar a la trinidad?

Vamos a descubrir con la Palabra de Dios que bando de los antes mencionados tiene la verdad de lo que se dice.

Te sugiero leer con atención este post y dejarte guiar por lo escrito en la Biblia. Además, pide al Espíritu Santo que abra tu entendimiento para conocer y creer la verdad.

¿Estás preparado? Entonces empecemos.


El Bautismo en Solo Jesús

Este tipo de pensamiento está respaldado por iglesias cuya doctrina, conocida como Solo Jesús, niega la esencia de la trinidad de Dios.

Basan su argumento del bautismo en el nombre de Jesús en versículos Bíblicos tales como Hechos 2:38, Hechos 8:16 y Hechos 19:5.

Y creen profundamente que Pedro realizó el cumplimiento del mandato que dijera el Señor Jesús en Mateo 28:19-20.

Para ellos ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo, es ser bautizado solo en los títulos con los que se conoce a Dios.

Mientras que el bautismo en el nombre de Jesús, dicen ellos, es el verdadero, pues es cuando se menciona a Jesús que se menciona el verdadero nombre de Dios.

Otro argumento que usan los “Solo Jesús” para avalar este tipo de doctrina, es que como Pedro se levantó después del Pentecostés, y guiado por el Espíritu Santo, entonces fue que dio un nuevo mandato bautismal.

En otras palabras.

Este tipo de práctica de bautismo no solo rechaza el mandato del Rey de Reyes, sino que también rechaza la trinidad de nuestro Dios.

Es de tener cuidado.

¿Por qué los Apóstoles Bautizaron en el Nombre de Jesús?

Para poder entender la razón del por qué se hace mención a un bautismo en el nombre de Jesús ordenado por los Apóstoles, es necesario entender el contexto del libro de los Hechos.

Los Apóstoles, tal como se evidencia en Hechos, se dirigían siempre a Judíos y Prosélitos. Personas que ya creían en el Padre (Jehová), pero no en su Hijo, Jesucristo.

Así que era necesario hablar de Jesús y de todas sus proezas para que entendieran y conocieran al Mesías que habían rechazado (Jn. 1:11).

Además, en ninguna parte de Hechos y el Nuevo Testamento se hace mención al acto mismo del bautismo en el nombre de Jesús.

Fíjate bien en las circunstancias: mandaron a bautizar en el nombre de Jesús, pero estando ya en el acto de bautizar, ¿qué palabras pronunciaron?

Es muy claro, para mí, que pronunciaron las palabras de Mateo 28:19-20, pues obedecían al Señor no despreciando sus enseñanzas.

Entonces, ¿se trata acaso de dos formas de bautismo? De ninguna manera.

Pues todos los casos de bautismo siempre apuntaron a uno mismo, el único que existe, es decir en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Por último.

Algo que también debes saber del libro de los hechos, es que el autor, el médico e historiador Lucas, probablemente usó una figura retórica llamada Sinécdoque.

Que consiste en designar una cosa con el nombre de otra con la que existe una relación de inclusión, por lo que puede utilizarse, básicamente, el nombre del todo por la parte o la parte por el todo.

Por ejemplo, a veces decimos que a una persona le falta "el pan", para dar entender que le hace falta todo tipo de alimentos. Otras veces decimos “el hombre”, para referirnos al género humano.

De igual forma cuando se indica que alguien fue bautizado en el nombre de Jesús, en realidad se está dando a entender que fue bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


El Bautismo Mencionando la Trinidad

Es completamente una falacia bautizar en el nombre de Jesús Solo. Esto niega por completo la trinidad de nuestro Dios.

Se hace necesario conocer la de Deidad de Dios que es uno, pero tres en esencia. Tal como los cristianos fieles al Señor somos “uno” sin perder ninguno de nosotros su identidad propia.

Esto es explicado por Jesucristo con mucha claridad a través de Juan 17:20-23 donde dice:

Más no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Se deduce por lo tanto que lo que se hace mención en el nombre de un miembro de la Deidad, se hace ¡en el nombre de los tres!

Ahora, Padre, Hijo y Espíritu Santo, no son títulos sino vocablos que identifican una relación. Quien es Padre tiene por inferencia un Hijo. Quien es Hijo tiene un Padre, por inferencia necesaria.

También por inferencia necesaria el Padre no es su propio Hijo, ni el Hijo puede ser su propio Padre. De ahí que en la Deidad Dios es el Padre, y Cristo es el Hijo.

El Padre no es su propio Hijo, ni el Hijo es su propio Padre. El nombre del Padre es Dios, y el nombre del Hijo es Jesucristo, o Jesús, o Cristo. Y el Espíritu Santo, que es el Espíritu de Dios, es conocido también como el consolador.


Lo que también puede llevarnos a entender la trinidad de Dios es la mención que hizo Jesús en Juan 14:28 diciendo: “El Padre mayor es que yo”.

Si esto no fuera así, tal como creen los “Solo Jesús”, y que no existiera ninguna diferencia en esencia, poder o autoridad, es inconcebible que uno fuera “mayor” que el otro.

Es así que el Padre y el Hijo son uno pero no fundidos en un solo ser, sino que son uno al pensar lo mismo y actuar de la misma manera (Jn. 8:28).

En Conclusión

Es muy claro que debemos obedecer el mandato de nuestro Señor Jesús sobre la forma de bautizar a los nuevos convertidos.

Y ya que la Biblia no hace ninguna mención del acto bautismal en el nombre de Jesús solo, debemos entender que esta errada doctrina no basa sus enseñanzas en la Biblia sino en supuestos pensamientos de hombre.

No te dejes engañar por lo que se dice que, como en la Biblia no existe la palabra trinidad, no existe tal manifestación de un Dios trino.

Sin embargo en la Biblia tampoco existe la palabra Omnipotente, Omnisciente u Omnipresente, y eso no niega que nuestro Dios tenga estos atributos mencionados claramente en su Palabra.

Al final, para que puedas pensar y analizar, si eres de los que no cree en la trinidad de Dios, te dejo estas preguntas:
  1. ¿En qué parte de la Biblia dice que el nombre del Padre y del Espíritu Santo es Jesús?
  2. ¿Por qué Jesús llama Padre a su Padre y nunca lo llama Jesús?
  3. ¿Por qué los Apóstoles no llaman en sus cartas al Padre, Jesús, sino que al Padre lo siguen llamando Padre?
Déjame tu respuesta abajo en los comentarios. Quiero saber tu opinión.



Referencias
  1. Que Dice la Biblia. (2020). «Por que los discípulos fueron bautizados en el nombre de Jesús [Mensaje en un blog]». Recuperado de https://quedicelabiblia.org/por-que-los-discipulos-fueron-bautizados-en-el-nombre-de-jesus/
  2. Shappley, Homero. «¿Bautismo solo en el nombre de Jesús?». Editorial Paz [Blog]. Recuperado de http://www.editoriallapaz.org/bautismo_jesus_solo_1.htm
Etiquetas: [LiderazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-04-22T16:29:00.000-05:00
liderazgo-cristiano-digital-exitoso
De liderazgo cristiano vamos empezando a hablar poco a poco aquí en Max Damián Blog y sé que ha sido una gran bendición para tu vida. Porque para mí sí lo ha sido.

Y como había anunciado anteriormente en este blog también vamos a hablar sobre liderazgo cristiano. Porque es lo que no hace la iglesia y porque quiero ayudarte a crecer.

Entonces, como en tiempos de cuarentena por causa del COVID-19 la iglesia se ha volcado a las redes sociales y muchas de ellas no tienen ni la menor de idea de lo que están haciendo, vamos a hablar hoy de liderazgo cristiano digital.

Un liderazgo cristiano que las iglesias en nuestros tiempos no han desarrollado y que hoy en plena pandemia los ha llevado a improvisar.

Es por eso que Justo Llecllish ha dado en el clavo con el artículo que nos comparte a continuación hablando sobre las habilidades de un liderazgo cristiano digital exitoso.

Pero antes de todo te presento a Justo. Él es pastor de Héroes21, Director de FaxJuvenil, CEO de ENTERMINISTRY.COM™. Autor de numerosos estudios sobre liderazgo y ministerio juvenil y conferencista en eventos juveniles.

¿Estás preparado? Empecemos.


Lo que se dijo que vendría, ya vino. Y vino abruptamente, empujado por el Covid19. Sólo queda decir «”bienvenido”.

Me refiero a la transformación digital; también llamada la cuarta revolución industrial.

La principal característica de esta transformación es llevar todas nuestras actividades al mundo del Internet.

Los líderes eclesiásticos aún masticaban esta idea, hasta que llegó la pandemia. Abruptamente, el experimentado y el principiante ministerial han volcado todas sus actividades ministeriales al Internet.

Simplemente, porque no existe otra alternativa para seguir pastoreando a las ovejas.

Este nuevo contexto digital al que acabamos de entrar nos exige un sin fin de habilidades digitales.

Te comparto 3 de las más básicas.

1. Cruzar información.
Tener una cuenta en Facebook te hace poseedor de un medio de comunicación. Sé que para muchos es una moda, o una herramienta para chatear, pero en su real dimensión es un medio de comunicación social.

Si lo anterior es cierto, y ya que ahora los líderes eclesiásticos estamos usando al máximo, se nos exige pensar como periodista.

Y un buen periodista, antes de publicar una noticia, roja o amarilla, primero «cruza información» para estar seguro al cien por ciento que la fuente es verídica.

Si no lo hace, viola uno de los más sagrados mandamientos: no dirás falso testimonio.

Hace unos días un malcriado publicó un pantallazo del muro de un famoso predicador pidiendo diezmos para que ore por tu protección del coronavirus.

¡Y ni te imaginas cuántas veces fue compartido por creyentes enardecidos por tales mercantilistas del evangelio!

Muy pocos se dieron la molestia de cruzar información, es decir, confirmar si ese post realmente proviene del muro del predicador en mención. Más pesó el dedo acusador que el dedo navegador para corroborar la información.

Por no agregar ciencia a su celo cayeron en falso testimonio.

En términos prácticos, no des like a primera vista, sino después de leer toda la publicación, si estás de acuerdo. Tampoco compartas cualquier cosa a menos que tu conciencia te autorice.

2. Máximo potencial.
Todo líder tiene un mensaje que compartir. Es una verdad absoluta. El único detalle es que hasta antes del Covid-19 el formato más explotado era el púlpito del templo.

Pero ahora con los habitantes del planeta en cuarentena, y la adopción de las redes como púlpito, todos los líderes nos hemos convertido en instagramers, youtubers, facekookeros y twitteros, ¡hasta el aburrimiento!

Y como se entiende poco de formatos en el mundo digital, creen que transmitir los cultos por redes sociales es el máximo potencial del Internet.

Ahora mismo nuestros escolares están pagando las consecuencias del desuso del Internet. Un claro ejemplo de lo que digo es que todos los colegios tienen redes sociales, pero no tienen un proyecto de educación virtual.

Igual pasa con las iglesias: “Todos tienen redes sociales, pero muy poquísimas tienen proyectos de discipulado y formación de líderes”.

¿Y ahora, qué podemos hacer?

Aprovechar la cuarentena para aprender de los que están haciendo algo, y sobre todo, asesorarse sobre todo el potencial que tiene Internet.

Las preguntas pendientes de respuestas son: ¿Cómo usar Internet para organizar nuestras iglesias y ministerios? ¿Cómo hacer discípulos, entrenar líderes y plantar de líderes… en Internet?

3. Creatividad digital.
Hay 3 formas cómo las iglesias se están organizando en plena cuarentena. La primera forma es, a tal o cual hora, citar a su feligresía a Facebook para ser parte de un programa, que incluye adoración, anuncios, prédica, y ofrenda.

La segunda forma es que los grupos pequeños se reúnan virtualmente para socializar y compartir un mensaje.

La tercera forma es promover que las familias se reúnan, canten un par de canciones, y que papá comparta algún pasaje de Biblia.

La primera es lo mismo de antes. Vas al templo para ser parte de un lindo programa o te quedas en casa para verlo vía Internet.

La segunda es lo más relacional que exista, pero con el riesgo de extinguirse con el tiempo. Tal cual sucede con los noviazgos a distancia. Por más que se trasnochen hablando por Skype, con el paso de los días se enfría.

La tercera es lo ideal, pero muy pocos papás tienen el entrenamiento suficiente para cumplir su sacerdocio.

Sea como se organicen, con o sin pandemia, lo cierto es que la gente poco a poco deja de participar de la vida iglesia.

Por eso hay muchas iglesias que por 20 años consecutivos tienen la misma cantidad de fieles. ¿Crecen juntos? ¿Envejecen juntos? ¡En pocos casos!

En más de los casos, por una puerta entran y por la otra salen. Como la piscina.

Así que propongo que los líderes cumplamos nuestra real función: “perfeccionar a los santos para la obra del ministerio” (Ef. 3:11).

¡No para el ministerio del pastor! ¡No para el ministerio de la iglesia! ¡Sino para sus propios ministerios!

Y con o sin pandemia, entrenarlos para cumplir su sacerdocio en casa y su reinado en la calle.

Esto implica crear recursos digitales de evangelismo, discipulado y liderazgo. No simplemente videos para consumir pasivamente, sino de verdaderos “procesos” interactivos y automatizados de formación espiritual.

Producir estos recursos, en este contexto, implica que los líderes aprendamos a ser creativos, pero digitales; a trabajar en equipo, pero virtuales; altamente productivos, pero en la nube.

Entonces.
No creo en iglesias virtuales, propiamente. Iglesia es gente en relación física unos con otros. En ese sentido, lo virtual es un complemento, no la esencia.

Cuando volvamos a la normalidad, los líderes más estratégicos y audaces habrán construido una iglesia virtual en paralelo a la iglesia organizada. Y estoy seguro que la gente apreciará más las relaciones físicas.

Esta pandemia nos está empujando a usar seriamente los recursos digitales, y a transformar nuestra filosofía de ministerio de ovejas dependientes a leones autónomos.

Pregunta de reflexión: ¿Cómo estás preparándote para lo que se viene?
Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-04-20T15:06:00.001-05:00
versiculos-biblicos-de-sabiduria
Esta lista con versículos bíblicos de Eclesiastés ha sido creada con la intensión de que conozcas la sabiduría que compartió el rey Salomón, hijo de David, al experimentar toda clase de lujos en su vida y que al final llamó vanidad de vanidades.

El libro de Eclesiastés es un libro de perspectiva. La narrativa de “el Predicador”, o “el Maestro,” revela la depresión que inevitablemente resulta de buscar la felicidad en las cosas del mundo.

Este libro da la oportunidad a los cristianos de ver al mundo a través de los ojos de una persona que, aunque muy sabia, está tratando de encontrar el sentido de la vida en las cosas humanas y temporales.

La mayor parte de los placeres mundanos son explorados por el Predicador, y ninguno le proporciona un sentido significativo a la vida.

Al final, el Predicador llega a aceptar que la fe en Dios es la única manera de encontrar el significado personal.

Él decide aceptar el hecho de que la vida es breve y en última instancia, inútil sin Dios. El Predicador aconseja al lector enfocarse en un Dios eterno, en vez de en el placer temporal.

Así que te invito a disfrutar de esta maravillosa lista de 27 versículos de la Biblia del libro de Eclesiastés en los que encontrarás sabiduría.

¿Quieres disfrutarlos? Empecemos.

#1.
Lo torcido no se puede enderezar, y lo incompleto no puede contarse. (Ec. 1:15)

#2.
El sabio tiene sus ojos en su cabeza, mas el necio anda en tinieblas. (Ec. 2:14)

#3.
Porque al hombre que le agrada, Dios le da sabiduría, ciencia y gozo; mas al pecador da el trabajo de recoger y amontonar, para darlo al que agrada a Dios. También esto es vanidad y aflicción de espíritu. (Ec. 2:26)

#4.
Todo lo hizo hermoso en su tiempo; y ha puesto eternidad en el corazón de ellos, sin que alcance el hombre a entender la obra que ha hecho Dios desde el principio hasta el fin. (Ec. 3:11)

#5.
Y dije yo en mi corazón: Al justo y al impío juzgará Dios; porque allí hay un tiempo para todo lo que se quiere y para todo lo que se hace. (Ec. 3:17)

#6.
Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero !!ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. (Ec. 4:9-10)

#7.
Mejor es el muchacho pobre y sabio, que el rey viejo y necio que no admite consejos. (Ec. 4:13)

#8.
No te des prisa con tu boca, ni tu corazón se apresure a proferir palabra delante de Dios; porque Dios está en el cielo, y tú sobre la tierra; por tanto, sean pocas tus palabras. (Ec. 5:2)


#9.
Cuando a Dios haces promesa, no tardes en cumplirla; porque Él no se complace en los insensatos. Cumple lo que prometes. (Ec. 5:4)

#10.
Dulce es el sueño del trabajador, coma mucho, coma poco; pero al rico no le deja dormir la abundancia. (Ec. 5:12)

#11.
Ciertamente las muchas palabras multiplican la vanidad. ¿Qué más tiene el hombre? (Ec. 6:11)

#12.
No te apresures en tu espíritu a enojarte; porque el enojo reposa en el seno de los necios. (Ec. 7:9)

#13.
Todo esto he visto en los días de mi vanidad. Justo hay que perece por su justicia, y hay impío que por su maldad alarga sus días. (Ec. 7:15)

#14.
Ciertamente no hay hombre justo en la tierra que haga el bien y nunca peque. Tampoco apliques tu corazón a todas las cosas que se hablan, para que no oigas a tu siervo cuando dice mal de ti; porque tu corazón sabe que tú también dijiste mal de otros muchas veces. (Ec. 7:20-22)

#15.
He aquí, solamente esto he hallado: que Dios hizo al hombre recto, pero ellos buscaron muchas perversiones. (Ec. 7:29)

#16.
Por cuanto no se ejecuta luego sentencia sobre la mala obra, el corazón de los hijos de los hombres está en ellos dispuesto para hacer el mal. (Ec. 8:11)

#17.
Aún hay esperanza para todo aquel que está entre los vivos; porque mejor es perro vivo que león muerto. (Ec. 9:4)

#18.
Goza de la vida con la mujer que amas, todos los días de la vida de tu vanidad que te son dados debajo del sol, todos los días de tu vanidad; porque esta es tu parte en la vida, y en tu trabajo con que te afanas debajo del sol. (Ec. 9:9)

#19.
Todo lo que te viniere a la mano para hacer, hazlo según tus fuerzas; porque en el Seol, adonde vas, no hay obra, ni trabajo, ni ciencia, ni sabiduría. (Ec. 9:10)

#20.
Me volví y vi debajo del sol, que ni es de los ligeros la carrera, ni la guerra de los fuertes, ni aun de los sabios el pan, ni de los prudentes las riquezas, ni de los elocuentes el favor; sino que tiempo y ocasión acontecen a todos. (Ec. 9:11)

#21.
Si el espíritu del príncipe se exaltare contra ti, no pierdas la calma; porque la mansedumbre hará cesar grandes ofensas. (Ec. 10:4)

#22.
Vi siervos a caballo, y príncipes que andaban como siervos sobre la tierra. (Ec. 10:7)

#23.
Por la pereza se cae la techumbre, y por la flojedad de las manos se llueve la casa. (Ec. 10:18)

#24.
Alégrate, joven, en tu juventud, y tome placer tu corazón en los días de tu adolescencia; y anda en los caminos de tu corazón y en la vista de tus ojos; pero sabe, que sobre todas estas cosas te juzgará Dios. (Ec. 11:9)

#25.
Acuérdate de tu Creador en los días de tu juventud, antes que vengan los días malos, y lleguen los años de los cuales digas: No tengo en ellos contentamiento. (Ec. 12:1)

#26.
Vanidad de vanidades, dijo el Predicador, todo es vanidad. (Ec. 12:8)

#27.
El fin de todo el discurso oído es este: Teme a Dios, y guarda sus mandamientos; porque esto es el todo del hombre. (Ec. 12:13)

Por Último.

Descubrir las cosas maravillosas que Dios tiene para nuestra vida está solo en el abrir de una Biblia.

Y puedes, además de esto, alcanzar a conocer el propósito que Dios tiene para ti en cada una de las líneas escritas en la Palabra de Dios.

Disfrutar la Biblia todos los días es gratis. Haz uso de ella.

¿Qué versículo bíblico de Eclesiastés en esta lista te ha gustado? ¿Conoces algún otro versículo bíblico de Eclesiastés que debería incluir en esta lista? Házmelo saber en los comentarios.
Etiquetas: [RecursosCristianos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-04-13T17:27:00.001-05:00
como-hacer-un-devocional-cristiano
¿Pensando en cómo hacer un devocional cristiano? En este artículo te voy a enseñar el paso a paso para hacer tu devocional y no morir en el intento.

Pero antes de todo, ¿Qué es un devocional?

El diccionario usa varias formas para definir la palabra devoción. Entre ellas amor, piedad, fervor, veneración e inclinación.

Pero un devocional no es un practica que se le haya ocurrido a alguien y que lo hizo viral. Esta práctica la podemos deducir de la Palabra de Dios en donde se nos ánima a:

  • Esforzarnos pro la piedad (1 Tim. 4:7),
  • Apartarnos para la oración (Mt. 6:6),
  • Orar constantemente (1 Ts. 5:17),
  • Lee y meditar en las Escrituras (Sal. 1:2).

Concluimos entonces —tal como dice Gerson Morey— que un devocional es la disciplina piadosa que forma parte de la vida, sostenimiento y crecimiento espiritual del creyente. Este ejercicio comprende la oración, la lectura y la meditación de la palabra que los cristianos debemos practicar con regularidad.

A continuación te voy a compartir 9 pasos para que puedas hacer tu devocional y procurar una adoración intima a Dios en tu vida diaria.

Antes de Empezar tu Devocional

1. Establece un horario fijo

Va a ser necesario que establezcas un horario fijo para realizar tu devocional ya que realizarlo en tiempo libre será casi imposible. 

Por eso te recomiendo marcar un horario al día que respetes sin saltarte ni olvidarte. De este modo optimizarás tu tiempo con Dios y crearás un estilo de vida dándole prioridad a Dios sobre todas las cosas.

2. Elige un libro de la Biblia

No te recomiendo abrir la Biblia al azar para leerla en tu devocional. Hacer esto te hará perder los aspectos importantes del texto y contexto de lo que estás leyendo. 

Mejor elige un libro de la Biblia y léelo de forma completa. 

Puede ser que leas todos los capítulos de ese libro o algunos capítulos pero desde el inicio hasta el final del mismo libro.

3. Elige un lugar fijo en tu casa

Jamás hagas un devocional desde la comodidad de tu cama. Empezarás leyendo unas líneas de la Biblia y terminarás más dormido que la bella durmiente. 

Tampoco elijas hacerlo frente al televisor o donde tengas tu computador encendido. Tendrás distracciones y no podrás concentrarte para darle devoción a Dios. 

Es por eso que el lugar donde realices tu devocional debe estar apto para no distraerte y tener un ambiente silente para poder concentrarte para tu adoración.

4. Ten a la mano los recursos para tu devocional

Debes tener a la mano todo aquello que emplearás para realizar tu devocional. Tu Biblia, un cuaderno, un lapicero (bolígrafo), marcadores, colores y sacapuntas, deben estar a tu alcance. 

Esto para que no te estés poniendo en pie para ir por aquello que olvidaste y termines distrayéndote.


Comenzar tu Devocional

1. Haz una Oración

La Biblia es el alimento para tu alma y tal como haces con todos tus alimentos diarios debes orar antes de comer. 

Así que cuando hayas ubicado el libro de la Biblia que leerás para tu devocional has una oración corta pidiendo a Dios que te muestre su voluntad a través de su Palabra y hable a tu corazón. 

Recuerda que este no es un momento de intercesión por otras personas, sino que es el momento en que, como un soldado, te estás presentando delante de tu capitán para recibir órdenes e instrucciones.

Aquí un ejemplo de oración para empezar a leer la Biblia:
Amado Dios, en este momento me pongo en disposición para leer tu palabra. Te pido padre eterno que abras mi mente y mi corazón para que siembres en mi vida verdadera vida a través de lo que quieras darme a conocer y a entender.

Amado maestro, sabes cuánto necesito que tu palabra me domine y guié mi vida. Deseo ardientemente que la semilla de tu palabra produzca frutos abundantes en mí, para ser un buen discípulo tuyo y así poder llevar y dar a conocer a mis demás hermanos.

Ayúdame de esta manera señor para poder conocerte más y trabajar en la expansión de tu reino, y derrama sobre mí tu Espíritu Santo para que me inunde de sabiduría, discernimiento y perseverancia en la lectura diaria, y pueda así comprender exactamente lo que quieres de mí.

Amado mío, que tu palabra me enseñe a hacer tu voluntad como tú la hiciste, con entrega, con amor, con sacrificio, con servicios y mucha dedicación.

Háblame Señor para que tu siervo escuche. Te lo pido padre eterno en el nombre poderoso de tu hijo amado Jesucristo.

Amén.

2. Lee, Marca y Apunta

Enseguida comienza a leer el primer capítulo que le corresponde al libro de la Biblia que has elegido. 

Tú elegirás que cantidad de capítulos leerás y cuantas veces harás la lectura del o los capítulos que has elegido.

Pero vas a leerlo con un lapicero (bolígrafo) o marcador a la mano para marcar todo aquello que te llame la atención, es decir, un versículo que más te impacte, alguna palabra que puedas añadir a tu diccionario, y el resumen de aquello de lo que has leído.

Para que puedas llevar un registro de lo que vas aprendiendo en tus tiempos devocionales he diseñado un diario devocional que será de mucha ayuda en estos momentos. Estoy seguro que será una bendición que podrás compartir. ¿Te gusta la idea? alert-success


3. Medita en tu Lectura

Kristen Wetherell, en un post de coalicionporelevangelio.org, dijo acerca de la meditación en la Biblia: "Meditar es pensar profundamente acerca de lo que Dios nos ha dicho en la Escritura y prepara nuestras mentes y corazones para la oración. La Escritura llena nuestra meditación y la meditación llena nuestras oraciones".

Meditaré en Tus preceptos, y consideraré Tus caminos, Sal. 119:15.

Hoy en día entendemos la meditación como tratar de poner la mente en blanco, pero en la Biblia meditar es todo lo contrario, es llenar tu mente de los pensamientos de la Palabra de Dios.

Hazme entender el camino de Tus preceptos, y meditaré en Tus maravillas, Sal. 119:27.

Algunas preguntas que debes hacer durante la meditación son: ¿Por qué es importante este pasaje? ¿Qué necesito saber? ¿Qué dice acerca de Dios? ¿Qué dice de mí? ¿Cómo me apunta esta lectura a Jesús?

4. Termina con Oración

Termina tu tiempo devocional con una oración pero ten en cuenta lo que Dios te acaba de decir a través de lo has leído.

Si leíste el Salmo 91 donde habla de protección y esperanza, por ejemplo, debes orar pidiendo protección y esperanza.

A veces sucede que Dios te habla, por ejemplo, de amor al prójimo y terminas orando por un aumento de sueldo o una relación amorosa.

Es como si hubieras hecho oídos sordos a todo lo que Dios te dijo a través de su Palabra y tu oración termina no teniendo sentido con la lectura bíblica.

5. Memoriza tu Lectura

En algunas oportunidades durante tu lectura devocional vas a encontrar versículos bíblicos que vas a marcar para luego memorizar. Si ese es el caso, anótalo en un papel aparte que pueda servirte como una nota para llevar a todos lados.

Cuando vayas por la calle, en el trabajo, en tu tiempo libre, en la escuela, etc., has uso del papel donde anotaste el versículo de tu devocional y recítalo para memorizarlo.

En este punto te recomiendo leer mi artículo sobre 7 Consejos para aprender a amar la lectura Bíblica. Será de muchísima ayuda y bendición para aprender a hacer tu devocional.

Finalmente

Recuerda que el verdadero propósito de hacer tu devocional no es encontrar “verdades ocultas” o aspectos novedosos de la Biblia, sino tener comunión con Dios y recibir instrucciones suyas. No busques nuevos descubrimientos sino comunión e instrucción.

Y como satanás es el principal opositor ante tu relación a Dios, te pido te mantengas en oración constante para que Dios te fortalezca y no desmayes en este estilo de vida que comienzas a crear.

Considera siempre que un devocional no es obligatorio, sino un privilegio. Es decir, acércate a Dios siempre con corazón recto y nunca a regañadientes.

Y no olvides que un devocional no es algo mágico ni una fórmula para obtener lo que te apetezca, y tampoco que lograrás hacerlo parte de tu vida de un momento a otro.

Insiste siempre en hacer un devocional aunque te estés aburriendo o creas que no eres lo suficientemente acto para acercarte a Dios. Él te está esperando con brazos abiertos y corazón dispuesto para escuchar tu oración.

¿Qué te ha parecido este manual para hacer un devocional en 9 pasos? ¿Conoces algo más que podríamos añadir a este manual? Házmelo saber en los comentarios.
Etiquetas: [NoviazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-04-07T11:18:00.000-05:00
Cuenta la leyenda que un humilde joven minero pagaba dos monedas de plata para subir a un balcón y poder darle un beso a su amada quien vivía en el balcón de junto. Dice también la leyenda que el joven minero apenas ganaba tres monedas de plata. Y que a pesar de su pobreza, lo daba todo solo por un beso de la mujer a quién él amaba. Lo importante, es que un beso de su amada valía más de la mitad de su salario. Y que en realidad, él sabía el verdadero valor que su amada tenía para su vida.


Hoy en día podemos darnos cuenta cuan perturbados están los noviazgos. Todos buscan pareja por no estar solos, por decir tengo novio(a), o simplemente para satisfacer deseos físicos. Han perdido la verdadera esencia del amor.

El tema en este artículo es precisamente para enfocarnos en el tan reclamado pero prostituido ‘Beso’. Digo prostituido porque hasta hemos perdido el verdadero valor de lo que es un beso. Creemos que un beso es un simple rose de labios y que puedes dárselo a cualquiera conforme se te antoje. ¡Qué errados estamos!
Un beso es la comunicación de dos almas que se anhelan desesperadamente con pasión. Así como una persona que ha vagado por días en el desierto y busca agua, así anhela un beso un alma desesperada que camina a diario por los pasillos del amor. No es que quiera llenarlos de cursilerías y cosas como esas, pero si quiero dejarles muy en claro que los verdaderos besos se dan con amor. En la vida solo se ama con locura una sola vez, y es esa persona quien te da y recibe verdaderos besos de amor.


Aquellos que viven de pareja en pareja, jamás sus besos son reales. Es como cuando te acuestas con muchas mujeres. Con todas ellas tienes sexo, pero nunca harás el amor. Cuando besas a cuanto(a) hombre/mujer quieres, simplemente se convierte en un acto de satisfacción. Pero cuando lo haces con la única persona que amas, lo haces porque tienes una necesidad desesperante de comunicar tu amor a través de tu alma.

Hombres/Mujeres hasta este punto ya debemos habernos dado cuenta del verdadero valor que tiene un beso. Un beso vale más de lo somos, más de lo que tenemos. Deberíamos vivir y morir por un beso de quien amamos. Porque es único como único es el amor. No se trata de a cuantas(os) besamos. Se trata de a quién besamos con un beso único y verdadero. Se trata de a quién honramos y respetamos hasta con los besos que damos. No podemos dar un beso a alguien sin sentir amor real. Y si crees que las parejas que has tenido, las has amado y besado con amor, pues ya te dije arriba, en la vida solo se ama una sola vez.
Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-04-04T15:13:00.001-05:00
versiculos-biblicos-de-aliento
Los versículos bíblicos se encuentran en la Biblia por una razón especial para cada hijo de Dios, no solo para llenar las hojas.

Cada uno de estos versículos bíblicos cumple con el rol principal de hablarnos al unísono sobre el plan de salvación para el mundo, pero al mismo tiempo de manera individual son un tesoro para nuestras vidas.

Es por ello que quiero compartir contigo esta lista de versículos bíblicos de ánimo (aliento) en tiempos difíciles como el que traviesa el mundo hoy en día a causa del COVID-19.

Dios tiene una palabra de aliento para ti y cada uno de estos versículos bíblicos es el mensaje directo de esperanza.

Así que toma nota de cada uno de estés versículos bíblicos de ánimo e inclúyelos en tu día a día. Estoy seguro que Dios fortalecerá tu alma y no dejara que desfallezcas.

¡Ten fe, pronto pasara la tormenta!

#1
Joven fui, y he envejecido, y no he visto justo desamparado, ni su descendencia que mendigue pan. (Sal. 37:25)

#2
Y ahora, Señor, ¿qué esperaré? Mi esperanza está en ti. (Sal. 39:7)

#3
El que habita al abrigo del Altísimo morará bajo la sombra del Omnipotente. Diré yo a Jehová: Esperanza mía, y castillo mío; mi Dios, en quien confiaré.
El te librará del lazo del cazador, de la peste destructora. Con sus plumas te cubrirá, y debajo de sus alas estarás seguro; escudo y adarga es su verdad.
No temerás el terror nocturno, ni saeta que vuele de día, ni pestilencia que ande en oscuridad, Ni mortandad que en medio del día destruya. (Sal. 91:1-6)

#4
Alzaré mis ojos a los montes; ¿De dónde vendrá mi socorro? Mi socorro viene de Jehová, que hizo los cielos y la tierra. (Sal. 121:1-2)

#5
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece. (Fil. 4:13)

#6
Mi Dios, pues, suplirá todo lo que os falta conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.(Flp. 4:19)

#7
Jehová es mi pastor; nada me faltará. (Sal. 23:1)

#8
Aunque ande en valle de sombra de muerte, No temeré mal alguno, porque tú estarás conmigo; Tu vara y tu cayado me infundirán aliento. (Sal. 23:4)

#9
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. (Jos. 1:9)

#10
Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. (Dt. 31:6)


#11
¿Por qué te abates, oh alma mía, y te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, salvación mía y Dios mío. (Sal. 42:5)

#12
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. (Is. 41:10)

#13
Dios es nuestro amparo y fortaleza, nuestro pronto auxilio en las tribulaciones. Por tanto, no temeremos, aunque la tierra sea removida, y se traspasen los montes al corazón del mar; aunque bramen y se turben sus aguas, y tiemblen los montes a causa de su braveza (Sal. 46:1-3)

#14
Pelea la buena batalla de la fe, echa mano de la vida eterna, a la cual asimismo fuiste llamado, habiendo hecho la buena profesión delante de muchos testigos. (1 Tim. 6:12)

#15
Y Jehová va delante de ti; él estará contigo, no te dejará, ni te desamparará; no temas ni te intimides. (Dt. 31:8)

#16
Torre fuerte es el nombre de Jehová; a Él correrá el justo, y será levantado. (Pr. 18:10)

#17
Jehová es tu guardador; Jehová es tu sombra a tu mano derecha. El sol no te fatigará de día, ni la luna de noche.
Jehová te guardará de todo mal; Él guardará tu alma. Jehová guardará tu salida y tu entrada Desde ahora y para siempre. (Sal. 121:5-8)

#18
Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían. (Na. 1:7)

#19
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo. (Jn. 14:27)

#20
En cuanto a mí, a Dios clamaré; y Jehová me salvará. Tarde y mañana y a mediodía oraré y clamaré, y él oirá mi voz. (Sal. 55:16-17)


#21
Estas cosas os he hablado para que en mí tengáis paz. En el mundo tendréis aflicción; pero confiad, yo he vencido al mundo. (Jn. 16:33)

#22
A Jehová he puesto siempre delante de mí; porque está a mi diestra, no seré conmovido. (Sal. 16:8)

#23
Venid a mí todos los que estáis trabajados y cargados, y yo os haré descansar. (Mt. 11:28)

#24
Porque esta leve tribulación momentánea produce en nosotros un cada vez más excelente y eterno peso de gloria; no mirando nosotros las cosas que se ven, sino las que no se ven; pues las cosas que se ven son temporales, pero las que no se ven son eternas. (2 Co. 4:17-18)

#25
¿Qué, pues, diremos a esto? Si Dios es por nosotros, ¿quién contra nosotros? (Ro. 8:31)

#26
Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el interior no obstante se renueva de día en día. (2 Co. 4:16)

#27
Ya no tendrán hambre ni sed, y el sol no caerá más sobre ellos, ni calor alguno; porque el Cordero que está en medio del trono los pastoreará, y los guiará a fuentes de aguas de vida; y Dios enjugará toda lágrima de los ojos de ellos. (Ap. 7:16-17)

Por Último
Dios es nuestro amparo y fortaleza en medio de esta tribulación, así que no bajes la guardia y sigue orando y esperando en el Señor que pronto pasará la tormenta.

Estoy seguro que todas estas cosas nos van a unir más en un solo cuerpo en Cristo Jesús, y preparará nuestros corazones para la pronta venida de nuestro Salvador.

Por ello mi esposa y yo oramos para que seas lleno o llena del Espíritu Santo y te fortalezcas para no desmayar durante este proceso.

¿Qué versículo bíblico en esta lista te ha gustado más? ¿Qué otro versículo más deberíamos incluir en esta lista? Házmelo saber en los comentarios.
Etiquetas: [PeliculasCristianas]  
Fecha Publicación: 2020-04-02T17:58:00.007-05:00
peliculas-cristianas-sobre-jesus
Las películas cristianas se han convertido en el mejor medio para evangelizar y alimentar la fe de cada creyente en todo el mundo.

Dentro de una gran selección de películas cristianas existen aquellas que nos enseñan acerca de la historia de nuestro Salvador.

Películas cristianas que tienen como fundamento principal la Biblia y que por el talento de los actores, guionistas y directores, han logrado canalizar la Palabra de Dios a través de sus imágenes convirtiéndolas en casi un reflejo inédito de lo que Biblia narra.

Muestra de ello son estas 6 películas cristianas que narran la vida de Jesús, y que cuyo contenido sigue impactando hasta el día de hoy la vida de miles de cristianos y no cristianos.

Es por eso que te hago la invitación para ver estas 6 películas cristianas que estoy seguro impactarán tu vida de una manera maravillosa.

¡Ah! No olvides compartirlas con tus amigos y familia en todas tus redes sociales.


#1. La Pasión de Cristo

Año 30 de nuestra era. En la provincia romana de Judea, un misterioso carpintero llamado Jesús de Nazareth comienza a anunciar la llegada del "reino de Dios" y se rodea de un grupo de humildes pescadores: los Apóstoles.

Durante siglos, el pueblo judío había esperado la llegada del Mesías —personaje providencial que liberaría su sagrada patria e instauraría un nuevo orden basado en la justicia—.

Las enseñanzas de Jesús atraen a una gran multitud de seguidores que lo reconocen como el Mesías. Alarmado por la situación, el Sanedrín, con la ayuda de Judas Iscariote, uno de los doce Apóstoles, arresta a Jesús.

Acusado de traición a Roma, Cristo es entregado a Poncio Pilato, quien, para evitar un motín, lo condena a morir en la cruz como un vulgar criminal.

ver-peliculas-cristianas-gratis

#2. Hijo de Dios

"Hijo de Dios" narra la vida de Jesús desde su nacimiento hasta después de la resurrección, desde el punto de vista del apóstol San Juan durante su destierro en la isla de Patmos.

Esta película es una verdadera "historia de amor", el amor de Dios hacia la humanidad. Su objetivo es que quien la vea se enamore más de la persona de Jesús, por eso presenta una selección de escenas bíblicas que muestran con mayor claridad que Jesús es el Hijo de Dios.

"Hijo de Dios" es una película bien fundamentada en las Sagradas Escrituras y capaz de tocar los corazones.

Tiene un profundo sentido espiritual y muestra a Jesús muy humano y a la vez divino; sonriente, cercano, y misericordioso.

ver-peliculas-cristianas-gratis


#3. El Joven Mesías

Inspirada en las Escrituras y con raíces en la historia, esta película imagina un año en la niñez de Jesús.

Al permanecer fiel al carácter de Jesús revelado en la Biblia, «El joven Mesías» es una inspiradora historia para toda la familia sobre la infancia del Salvador.

Cuando el misterio de la divinidad de Jesús comienza a develarse en sus primeros años, Él se vuelve a sus padres en busca de respuestas.

Pero María y José, en un esfuerzo por proteger a su hijo, temen revelar lo que saben. ¿Cómo explicar acerca de la creación a su Creador? ¿Cómo enseñar al Maestro? ¿Cómo ayudar al Salvador que vino a salvarte?

Sigue al joven Mesías mientras Él y su familia realizan la extraordinaria travesía desde Egipto hacia Nazaret y luego hacia Jerusalén, donde se revelan su verdadera identidad y su profundo destino.

ver-peliculas-cristianas-gratis

#4. La Vida Pública de Jesús

Jesús (también conocida como "La vida pública de Jesús") es una película de 1979, dirigida por John Krish y Peter Sykes y protagonizada por Brian Deacon como Jesús de Nazaret.

Esta película corre a través de la vida de Jesús empezando con su nacimiento y culminando con su ascensión a su hogar celestial.

El Evangelio de San Lucas de la Santa Biblia, fue escogido como la base del diálogo y acción para la película.

Cinco años de cuidadosa preparación antecedieron la filmación en Israel en los lugares donde se llevaron a cabo los hechos reales en el evangelio.

Las escenas son emocionantes y muestran muchos de sus milagros.

ver-peliculas-cristianas-gratis


#5. Rey de Reyes

Esta superproducción de Samuel Bronston, dirigida por Nicholas Ray, protagonizada por Jeffrey Hunter y rodada en España, aborda la vida de Jesús de Nazaret desde una perspectiva más histórica que otros filmes del género.

Recién nacido en Belén, el hijo de José y María recibe la visita de los Reyes de Oriente y la noticia de su alumbramiento recorre Judea hasta llegar a los oídos de Herodes, que ordena la ejecución de los infantes de la región.

En la edad adulta, Jesús es un orador cuyo mensaje pacífico se sitúa en las antípodas de la insurrección violenta contra la dominación romana promovida por Barrabás.

Ambos acaban bajo el poder de Poncio Pilato y es este prefecto quien decide su suerte, dando a escoger al pueblo sobre la liberación de uno de ellos. La condena a muerte de Jesús se hace efectiva por medio de la crucifixión.

ver-peliculas-cristianas-gratis

#6. La Resurrección de Cristo

Protagonizada por Joseph Fiennes (Lutero) y Tom Felton (Malfoy en Harry Potter), la historia nos sitúa en el Jerusalén del siglo primero, días después de la muerte de Jesucristo.

En la ciudad no se habla de otra cosa y por ello Poncio Pilato manda a Clavius, un centurión romano agnóstico, a que investigue la realidad del asunto. La misión que le encomiendan consiste en localizar el cuerpo desaparecido de Jesús de Nazaret para zanjar y dar fin al tema de la resurrección.

Sin embargo, a lo largo de la misión, las dudas aumentan en el centurión, respecto a la existencia de lo sobrenatural y se verá confrontado con los apóstoles, otros personajes bíblicos y los misteriosos acontecimientos que tuvieron lugar después de la crucifixión.

Dirigida por Kevin Reynolds (Waterworld y Robin Hood: príncipe de los ladrones), Clavius mezcla épica, historia y acción.

ver-peliculas-cristianas-gratis


Finalmente

Como te había dicho al principio, estas películas son casi un reflejo inédito de lo que narra la Palabra de Dios.

Eso no quiere decir que reemplacen a lo dicho en la Biblia, ya que existen algunas escenas que fueron añadidas para darle un mejor matiz a la película que realizan.

No olvides compartir estas películas cristianas con tus amigos y familiares en tus redes sociales. Podrías llevar el corazón de alguno de ellos a los pies de Cristo.

¿Qué película de esta lista es la que más te encanta? ¿Qué otra película que hable de la vida de Jesús debería estar en esta lista? Házmelo saber en los comentarios.
Etiquetas: [Niños]  [PeliculasCristianas]  
Fecha Publicación: 2020-03-23T21:12:00.005-05:00
peliculas-cristianas-para-ninos
Las películas cristianas para niños son usadas en la actualidad como un medio para enseñar y educar a nuestros hijos en la palabra de Dios.

Estas películas cristianas infantiles tienen un concepto muy bíblico, ya que en su mayoría son películas cristianas que cuentan historias de la Biblia y comparten, en otros casos, reflexiones que terminan con un mensaje cristocentrico.

Hoy si buscas películas para niños debes ser muy cuidadoso. Existen algunas religiones que están empezando a producir películas cristianas para niños en donde difunden sus doctrinas y estas pueden terminar confundiendo a los consentidos de casa.

Por ello, si incluso eres de ver vídeos cristianos para niños en plataformas como Youtube, debes cerciorarte que estos contengan una doctrina totalmente bíblica y que alimente sus corazones en conocer mas de Jesús y no solo motivarlos.

Por otro lado, si trabajas en algún ministerio infantil y programas dentro de tus enseñanzas llevar películas evangélicas y constantemente estas en busca de películas cristianas para niños completas en español gratis, quiero recomendarte que siempre tengas en cuenta su edad y la enorme capacidad que tienen de preguntar y buscar respuestas.

No cometas el mismo error de otros ministerios infantiles cristianos.

Por tal motivo, y queriendo ir más allá de las abundantes películas cristianas para niños, he elaborado esta un segundo listado con 10 películas cristianas para niños.

Películas que no solo harán pasar un buen rato a tus hijos sino que les enseñarán por completo la vida abundante en Dios.

Te hago mención que cada una de las películas las he colocado en una página a parte para evitar sobrecargar el blog y por ello debes hacer clic en el botón "Ver película".

Dale play y a disfrutar.


1.- Daniel y el Pozo de los Leones

Todos conocemos la maravillosa historia del profeta Daniel y lo grandioso que fue Dios al salvarlo de un foso lleno de leones hambrientos.

Este relato de la Biblia nos enseña acerca de la fe, la oración y que nuestro Dios puede ser tu salvación en cualquier momento de tu vida.

Esta película cristiana tiene la misión de enseñar a tus niños este grandioso suceso en la vida de Daniel y aprenderán que permanecer firme en la fe de nuestro Dios nos traerá siempre su respaldo.
peliculas-cristianas-para-ninos

Todos conocemos de memoria la historia del hijo pródigo. Este relato bíblico es la muestra genuina del amor y el perdón de nuestro Dios, y de seguro todos nos sentimos identificados.

Esta película cristiana para niños les enseñará a los pequeños de casa sobre el amor y el perdón de Dios y lo maravilloso que es al amarnos sin condición alguna.
peliculas-cristianas-para-ninos

La historia de José es uno de los relatos bíblicos más hermosos en donde conocemos lo maravilloso que es Dios al cumplir sus promesas y como Él usa a quien escogió para cumplir sus planes sin siquiera importar lo que se interponga.

Con esta película cristiana tus hijos aprenderán el maravilloso significado que tiene ser usado por Dios y la fidelidad que debemos tener a nuestro Señor para poder resistir a cada tentación.
peliculas-cristianas-para-la-familia

4.- El Arca de Noé

Esta película cristiana tiene un gran mensaje para nuestros niños. La enseñanza que tus pequeños encontrarán es sobre la salvación, la fe, y la paciencia que debes tener hasta que Dios cumpla sus promesas.

Ya verás que incluso disfrutarán viendo a toda clase de animales que Dios permitió se reunieran para ser salvos en el Arca. No te lo puedes perder.
peliculas-cristianas-para-ninos

5.- El Rey Salomón

La Biblia narra de la vida del Rey más sabio que existió sobre la tierra: Salomón. Esta película es la narración de toda la historia de Salomón con la que tus hijos aprenderán como es que Dios es fiel en hacer sabio a aquel que le adora por completo.

De principio a fin tus niños disfrutarán de esta película cristiana y aprenderán todos los sabios caminos por los que caminó Salomón.
peliculas-cristianas-para-ninos


6.- Samuel, el Niño Profeta

Dios llamó al profeta Samuel desde que era un niño para ser su voz al pueblo de Israel. Ya desde que era un pequeño era usado por Dios y creció en sabiduría hasta convertirse en un gran profeta.

Por eso esta es una de las más hermosas películas cristianas para niños pues enseña a nuestros pequeños que Dios puede usarlos sin tener en cuenta la edad de una persona para ser su siervo.
peliculas-cristianas-para-ninos

7.- La Historia de Rut

Rut es una de las mujeres modelo que encontramos en la Biblia con la que podemos aprender valores morales y espirituales.

En esta película cristiana tus niños conocerán la vida de una gran hija de Dios que antepuso todas sus necesidades con el propósito de atender a las de su familia.

Tus hijos recibirán el mejor mensaje de sus vidas desde la historia de esta mujer que impacta la historia de cada cristiano.
peliculas-cristianas-para-la-familia

Algo que debemos buscar enseñarle a nuestros hijos aparte de la obediencia a Dios es a crecer sabiamente como líderes.

La Biblia también nos enseña acerca del liderazgo y nos guía a ser grandes líderes a través de la vida. Y uno de estos grandes líderes de los que podemos aprender es Josué.

De principio a fin esta película le enseñará a tus hijos sobre el liderazgo y la fuerza con la que se deben pelear cada batalla hasta conquistar la victoria.
peliculas-cristianas-para-ninos

Sin importar que podamos creer que la Biblia está llena de machismo en ella seguiremos encontrando verdades que desmentirán estas falsedades.

Ester, como tantas mujeres en la Biblia, es un gran ejemplo de cómo ellas fueron usadas para que Dios cumpliera sus planes y propósitos.

Así que esta película cristiana es una herramienta con la que les enseñarás a tus niñas el grandioso valor que Dios les da como mujeres e hijas suyas.
peliculas-cristianas-para-ninos

¿Te acuerdas del momento en que un profeta de Dios se enfrentó a 500 profetas de Baal? Claro, ese fue el gran profeta Elías.

Esta película cristiana será una muestra maravillosa del gran poder de Dios sobre aquellos que buscan burlarse y hacerle menos.

Tus hijos aprenderán el inmenso respaldo que nos brinda Dios cuando somos sus hijos y esperamos en Él. Jamás seremos avergonzados.
peliculas-cristianas-para-ninos

Por Último.
Esta colección de películas cristianas para niños ha sido creado con la intención de compartir el mensaje de Cristo de manera divertida para los más pequeños de casa.

De esta forma queremos que nuestros niños se apasionen de la Palabra de nuestro Dios y estas películas cristianas son una forma de que ellos conozcan a Cristo.

Espero puedas compartir este artículo en tus redes sociales para que otros niños y familias puedan ser bendecidos.
Etiquetas: [LiderazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-02-12T18:56:00.000-05:00
liderazgo-cristiano-moises
El liderazgo cristiano es el medio por excelencia que usa la iglesia para extender el reino de los cielos en la tierra e impactar las vidas mostrando a Jesús en todo su esplendor.

No hay mejor modelo de liderazgo cristiano que nuestro Señor Jesucristo. Él nos brindó la clave principal de todo buen líder: “Yo soy el buen pastor; el buen pastor su vida da por las ovejas” (Jn. 10:11).

Este ejemplo de liderazgo cristiano que nos dejó Jesús se extiende más allá de las propias palabras escritas en el versículo que mencioné líneas arriba.

Pues lo que Cristo quiso decir es que un verdadero líder cristiano se diferencia de un líder común porque trabaja en beneficio de otros antes que del suyo mismo.

Además de preocuparse por el cuidado, el alimento, la corrección, y el consuelo, se preocupa también de guiarlos hasta que se conviertan en grandes líderes.

Sin embargo en nuestros días el liderazgo cristiano ha perdido por completo la esencia del ejemplo de Jesucristo.

Casi nadie se interesa por tener un liderazgo que impacte y modele a nuevas generaciones. En cambio lo que si sucede es que cada vez más existen líderes cristianos con aire de monarca y cuyo fin es la grandeza de sí mismos.

Es por ello que quiero lograr un pequeño aporte al liderazgo cristiano de nuestras iglesias que tan debilitado está.

Me he puesto a la tarea de crear una serie de artículos donde hablaremos todos los temas que tengamos que abordar sobre el liderazgo cristiano, con el fin de poder preparar una generación de líderes cristianos que sean servidores y puedan impactar a la iglesia y al mundo.

Empezamos con este primer artículo en donde conocerás 6 cualidades de liderazgo cristiano que Moisés, el gran líder del Éxodo, puso en práctica y llevó a realizar grandes proezas de la mano de Dios.

¿Estás listo para empezar? ¡Allá vamos!


1. El Líder Cristiano Identifica Necesidades

Una de las particularidad más prominente de un líder es su iniciativa. El líder jamás espera que se le asigne una tarea para ponerse a trabajar pues sabe identificar las carencias a su alrededor que nadie está atendiendo.

Y cuando ha descubierto una necesidad se mueve con compasión y pasión para poder suplirla sin esperar que alguien se lo reconozca.

Esta, sin lugar a dudas, fue la característica que potenció el liderazgo de Moisés.

Después de 400 años de opresión sometidos a trabajos forzosos, abusados, y con la moral más abajo de lo que puede estar un minero, el pueblo de Israel clamaba día y noche por un libertador. (Ex. 1:8-14)

Lo interesante de esta etapa cumbre del pueblo de Dios no fue que los ancianos de Israel fueron movidos a la acción en respuesta al incesante clamor, sino que fue un joven hebreo criado en la comodidad del palacio de Faraón quien tomó la iniciativa. (Ex. 2:11-15)

Moisés estuvo dispuesto a dejar el confort que lo rodeaba para atender la necesidad y prestar oído al clamor de su pueblo.

¿Crees tú que estas desarrollando esta característica en tu liderazgo?

Al igual que Moisés los líderes cristianos en la actualidad deben ser movidos a la acción por su propia motivación.

Deben tener muy bien desarrollado el sentido que les permita identificar las necesidades del pueblo de Dios y atenderlas con compasión y pasión.

Sin esperar que alguien tenga que sacar una cita y esperar una respuesta para que sus necesidades sean atendidas.

2. El Líder Cristiano Elimina las Excusas

El líder también se confronta consigo mismo para poder descubrir la capacidad de su liderazgo y hasta donde será posible de llegar por lograr lo que se proponga.

Muchos líderes cristianos al verse cara a cara con la responsabilidad que tienen terminan poniendo excusas a su llamado y tiran la toalla.

Moisés, el gran líder del Éxodo, también experimentó un momento lleno de excusas cuando Dios le estaba haciendo el llamado.

Se vio confrontado consigo mismo y todo lo que implicaría su liderazgo frente al rescate del pueblo de Israel de manos del Faraón y le interpuso a Dios excusas basadas en:

  • Su identidad: “¿Y quién soy yo para presentarme ante el faraón y sacar de Egipto a los israelitas?”. (Ex. 3:11)
  • Su autoridad: “¿Qué hago si no me creen ni me hacen caso?”. (Ex. 4:1)
  • Su habilidad: “Señor, yo nunca me he distinguido por mi facilidad de palabra”. (Ex. 4:10)
  • Su inseguridad: “¡Te lo ruego, Señor! Envía a cualquier otro”. (Ex. 4:13)

Al igual que Moisés tú podrías estar lleno de inseguridades que te impidan atender el llamado que Dios te está haciendo. Inseguridades que pueden asaltarte en cualquier momento y hacerte creer inútil al llamado.

Desde mi experiencia personal puedo decir que estas inseguridades son de lo más normal en cada persona. Él no requiere que seas perfecto en todo para poder servirle. Su poder siempre se perfección en las debilidades (2 Co. 12:9).

Así que si has visto necesidades en tu congregación, en la gente, o en tu equipo de trabajo de liderazgo, y la inseguridad interrumpe tu deseo de accionar, confía en que Dios te respalda y te dice como a Moisés:

  • “Yo estaré contigo”. (Ex. 3:12)
  • “Dios me ha enviado”. (Ex. 3:14)
  • “Yo estaré contigo cuando hables y te enseñaré lo que debes decir”. (Ex. 4: 11)
  • “Yo estaré contigo”. (Ex. 3:12)

Como vez, la Biblia también enseña la manera en que debes hacer frente a las excusas ante el llamado que Dios te está haciendo.

Si solo dejas que te rodee el miedo y las excusas jamás podrás enfrentar un liderazgo de excelencia. ¿Pero acaso esto significa que todo lo harás sin fracasos?

Claro que no.

Un líder cristiano que enfrenta y elimina las excusas no deja de ser humano. En cualquier momento de su caminar por el liderazgo va a equivocarse y hasta tomará decisiones erradas.

Pero jamás debe soltar su mano del líder por excelente quien lo perfecciona todo. Siempre ha de estar agarrado de la gracia infinita de Dios (2 Co. 12:9) y mantenerse vestido de la armadura de Dios (Ef. 6:11)


3. El Líder Cristiano se Conecta con Dios

En la parte final del punto número dos hice mención a que el líder debe mantenerse vestido de la armadura de Dios. En otras palabras, debe tener una comunión íntima con Dios para poder asumir toda la responsabilidad que demanda el liderazgo cristiano.

Este tipo de responsabilidad no se trata de manejar un grupo de personas y creerte su amo. Tampoco es un medio para sacar provecho y lograr que la gente te venere.

El liderazgo cristiano es una herramienta que debe ser usada para servir y ministrar el pueblo de Dios. No una ministración hueca con el propósito de aparentar espiritualidad.

Sino una forma de alentar a cada persona a encender una pasión desmedida por Dios. ¿Y cómo lograr esto? Siendo un líder que se conecta siempre con Dios.

Moisés entendió esto y se aseguró de permanecer conectado al Señor de manera constante. De hecho fue tanta la conexión de Dios y Moisés que Dios lo llamó su amigo (Ex. 33:17) y hablaban cara a cara (Ex. 34:34).

Este contacto que Moisés tenía con Dios le daba un gran realce a su liderazgo. Pues jamás usó su posición para poner a todos a sus pies ni hizo uso de su autoridad para burlarse de alguien débil.

De esta misma forma cada líder debe vivir conectado de manera constante con Dios. Pues esta exposición a la presencia del Señor mantendrá sus pies sobre la tierra y jamás permitirá que se crea amo de quienes le siguen.

Además, es necesario hacer mención que como líder cristiano no solo guías a las personas hacia una meta proyectada, sino que también eres guía de sus almas hacia una conexión con Cristo. Es entonces tu responsabilidad en mantener una intimidad constante con Dios y hacerte su amigo para así poder guiar por el camino correcto a quienes lideras.

4. El Líder Cristiano Hace Frente la Oposición

La oposición es algo que tienen en común los líderes. Y nadie por más excelente líder que diga ser podrá negar que en algún momento sufrió oposición a su forma de ser, actuar, pensar, y tratar las cosas.

Dentro del liderazgo cristiano también se vive oposición. Una oposición que suele ser en ocasiones de nuestros pastores, nuestros líderes, la gente a la que lideramos, y en ocasiones, de nuestra familia.

Es mediante la oposición que el líder muestra de lo que es capaz y cuan firme es su convicción sobre su liderazgo y todo lo que se le ha encargado.

Moisés también enfrento oposición durante su liderazgo. Él conoció lo que es chocarse con personas que te van a decir NO y personas que tratarán de sublevarse a tu autoridad.

El libro de Éxodo narra todas las peripecias que tuvo que pasar Moisés desde el proceso de enfrentarse al rey de Egipto hasta el viaje del pueblo de Israel hacia la tierra prometida.

Para él no fue fácil enfrentar cada obstáculo de su liderazgo. Primero, el Faraón y su gabinete empecinados en no dejar ir al pueblo de Israel. Con cada plaga que Dios enviaba más se endurecía el corazón del rey. (Ex. 5:1-9)

Debió haber sido muy difícil para Moisés enfrentar constantes negativas, amenazas, rechazos y burlas. Al final por la fe Moisés salió de Egipto sin temer la ira del rey manteniéndose firme como viendo al invisible (Heb. 11:27).

Y segundo, cuando ya habían salido de Egipto el Faraón se lanzó a perseguirlos y viéndose frente al gran mar rojo el pueblo de Israel se rebeló y empezó a reclamar el por qué los había llevado al desierto para que murieran. (Ex. 14:10-13)

La gente estaba desesperada, histérica, y llenar de temor. Más de uno seguro empezó a maldecir el momento que dejaron Egipto y la estúpida idea de abandonarlo todo por seguir al loco de Moisés.

¿Qué hubieras hecho en su lugar? Seguro que salir corriendo y abandonar tu liderazgo y responsabilidad con el pueblo de Dios.

Pero Moisés no se amínalo y manejó la situación sin miedo a nada. Recordó la promesa de Dios que siempre estaría con él (Ex. 3:12) y le dijo al pueblo que ese día serían testigos del milagro más grande de la historia.

De igual modo tú enfrentarás —o ya estás enfrentando— oposición durante tu liderazgo desde varios ángulos de tu vida.

Quizá se oponga a ti la iglesia, tu pastor, tu familia, tus amistades, etc. Pero tú, como Moisés, debes mantenerte firme como viendo al invisible y Él se encargará de usarte y manifestarse en tu llamado.

No des tu brazo a torce solo porque alguien levantó una calumnia en tu contra o porque tus amigos te abandonan por el simple hecho de hacer la obra de Dios.

¡La recompensa es grande y eterna!

5. El Líder Cristiano Delega Autoridad

Esta es una de las virtudes más sobresalientes que tiene todo gran líder y que está costando verla en los líderes cristianos de nuestra era.

En Perú, los líderes cristianos tienen un gran problema que es el cáncer de generaciones pasadas y lo es en la actualidad: Celos y Envidia.

Ningún líder quiere que haya otro mejor que él en todos los aspectos. Y si se levanta alguien con nuevo y gran liderazgo le buscan la sinrazón con tal de que no continúe creciendo.

Esto ha llevado desde hace muchos años atrás a que no se levante una generación nueva de líderes potenciados para el servicio de Dios.

Y que cada líder en cada iglesia se vea limitado en su crecimiento y por lo consiguiente su ministerio tenga flaquezas y mediocridad.

Este pudo haber sido el principal problema de Moisés de no haber hecho caso al sabido consejo de su suegro Jetro.

Después de haber rescatado al pueblo de Israel de manos del Faraón Moisés enfrentó la monumental tarea de administrar justicia y enseñar las leyes y principios de Dios a todo el pueblo.

Moisés asumió la tarea por si solo y puso en sus hombros todo el trabajo que implicaba resolver los conflictos del pueblo y ministrar los preceptos de Dios para cada uno de ellos.

Por fortuna para él su suegro Jetro se dio cuenta que la forma de liderazgo que estaba empleando llevaría al pueblo de Israel al caos y la desesperación.

Es así que Moisés comienza la tarea más importante de todo líder: delegar autoridad (responsabilidad). Jetro le había sugerido que eligiera a hombres para administrar justicia y de ese modo haría su carga más liviana.

El resultado se reflejó en la construcción de una grande nación que conocemos a través de la Biblia.

¿Y tú, estás delegando responsabilidad a personas para aliviar tu carga y no quedar exhausto?

Quizá piensas que ser líder es asumir todas las responsabilidades y resolver todos los conflictos que hayan de presentarse, o piensas que liderar es no delegar a otros y guardar todo para ti solo.

¡Pero no! Ese no es un modelo de liderazgo efectivo.

Si estás haciendo lo contrario a delegar responsabilidades a otros es necesario que hagas una pausa y analices el tipo de liderazgo que estas empleando. Trabajar de ese modo te llevará al fracaso.

Elige a personas idóneas que se unan a tu visión en las que puedas confiar no solo tareas sino también responsabilidades y empodéralas para compartir la carga contigo.

6. El Líder Cristiano Trasciende en Otros

Sin duda el liderazgo de Moisés traspasó todas las fronteras de lo impensable y se convirtió en un ejemplo para Israel y para todos nosotros en la actualidad.

Pero el trabajo de este gran líder no estaría completo si es que no se hace mención a Josué, su sucesor.

Él fue el gran legado con el que contribuyó Moisés al pueblo de Israel y al continuo cumplimiento de las promesas de Dios hasta el ingreso a tierra prometida.

Durante todo el trayecto del pueblo de Israel podemos notar a Josué siempre cercano a Moisés.

Fue uno de los espías encargados de traer información de la tierra a la que conquistarían, y en los momentos que Moisés se encontraba en reunión con Dios el joven Josué estaba a la puerta de la tienda observando, apuntando, y absorbiendo todo lo que podía. (Ex. 33:11)

Es imposible no asumir el hecho de que Moisés permitía la cercanía de Josué con la intensión de que pudiera trascender su liderazgo a través de este él.

Y en sus días finales Moisés puso las manos sobre Josué en señal de que él debería continuar con el liderazgo al mismo nivel que siempre lo mantuvo el gran líder del Éxodo. (Ex.31:3-7)

En la actualidad, ¿eres un líder que busca trascender en otros? ¿Has elegido a alguien en quien depositar todo tu experiencia de liderazgo para que lo continúe al mismo nivel (o mejor) que tú?

Pues es lamentable que en la actualidad muchos líderes jamás estén enfocados en dejar su legado de liderazgo en otros.

Viven con la preocupación de esconder todo lo que hacen con la intensión de que nadie sea igual o mejor que ellos.

Al final los nuevos líderes tienen que aprender todo por si solos abandonados en un mar lleno de vicisitudes que los convierte en líderes orgullos que volverán a negarse a impartir todo su conocimiento a algún Josué.

Por Último

Ser un líder cristiano no es algo que solo le compete a unos pocos dentro de la congregación. Todos estamos llamados a desarrollar un ministerio de liderazgo cristiano en nuestras vidas.

Así que si de momento no estás liderando ningún equipo de trabajo, ministerio, o proyecto en favor de la iglesia y las nuevas almas, debes empezar a buscar en que área trabajar y buscar desarrollarte como líder cristiano.

Busca a alguien dentro de tu congregación que tenga las características de un líder cristiano piadoso capaz de enseñarte a identificar necesidades, eliminar excusas, conectarte con Dios, hacer frente a la oposición, delegar autoridad, y transcender en otros.

Mira siempre el mayor ejemplo de liderazgo en Jesucristo a través de la Palabra de Dios y pide en oración que Dios moldee tu vida para ser un líder de impacto en todas las áreas y cuando seas llamado delante de tu Rey diga: “Buen siervo fiel, pasa al gozo de tu Señor”.

Termino con las palabras de Jhon MacArthur escritas en su libro: “Se busca: Unos buenos pastores (deben saber cómo lavar los pies)”:

Bajo el plan que Dios ha ordenado para la iglesia, el liderazgo es una posición de servicio humilde y amoroso. El liderazgo de la iglesia es el ministerio, no es la administración. Aquellos a quienes Dios designa como líderes no están llamados a ser monarcas gobernantes, sino esclavos humildes; no bellas celebridades, sino siervos laboriosos. Aquellos que conducirán al pueblo de Dios deben, por encima de todo, ejemplifican el sacrificio, la dedicación, la sumisión y la humildad. Jesús mismo nos dio la pauta cuando se inclinó para lavar los pies a sus discípulos, una tarea que era realizada por el menor de los esclavos (Juan 13). Si el Señor del universo haría eso, ningún líder de la iglesia tiene el derecho a pensar de sí mismo como si fuera el más importante.

¿Qué otras cualidades de liderazgo cristiano crees que podemos aprender de Moisés? ¿Qué cualidad es la que más sobresale en esta lista? Déjame tu opinión en los comentarios.