Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [Articulos]  [LiderazgoCristiano]  [MujeresCristianas]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2021-01-31T01:58:00.002-05:00
puede-una-mujer-ser-pastora-razones
Sobre el tema de si puede una mujer ser pastora, ya hemos hablado antes en este blog. Y hemos dado una respuesta bíblica.

Y si antes de leer este artículo deseas leer el que te hago mención, solo tienes que ir a ¿Puede una mujer ser pastora? Respuesta bíblica.

Estoy seguro que será una gran bendición para tu vida.

Sin embargo, si deseas continuar leyendo este artículo, te aseguro que no te arrepentirás.

Sólo te pido leer hasta el final este artículo antes de emitir algún comentario.

Porque tengo muy claro que es difícil para muchos aceptar que una mujer no puede ser pastora.

De hecho, hay quienes piensan que el prohibir a una mujer ser pastora, es un pensamiento retrógrado y misógino.

Sin embargo, la Palabra de Dios destierra toda ideología que apoya una aberración como lo es el pastorado femenino.

Y con esto no quiero que pienses que soy un machista bueno para nada.

De hecho, estoy casado, y jamás tomaría mi autoridad como esposo para subyugar a mi esposa.

Pero Dios ha creado al hombre y la mujer con roles independientes, que deben cumplirse para el correcto funcionamiento de la familia, Iglesia y sociedad.

Ir en contra de estos roles es causar un desequilibrio y provocar la ira de nuestro Dios.

Así que, para que conozcas la verdad bíblica del por qué no puede una mujer ser pastora.

He escrito estas 4 razones que detallan la prohibición que hay sobre el pastorado femenino.

Son razones bíblicas, no mis argumentos.

Así que lee este artículo por completo y saca tus propias conclusiones.

¿Empezamos?

1. Altera el orden de la creación

Mucho se ha hablado sobre el mandato de Pablo en 1 Tim. 2:12.

Y lo que argumenta la gran mayoría es que, Pablo había dicho esto basándose en un contexto cultural machista.

Que por ende, no aplica al contexto de nuestro tiempo. Y que si Pablo "fue machista", Dios no lo es.

Porque para Dios todos somos iguales. Hombres y mujeres tenemos el mismo valor ante Él.

Pero se nos olvida que toda la escritura es inspirada por Dios.

Y partiendo de esa premisa, es imposible que Pablo haya escrito 1 Tim. 2:12 basándose en sus propios argumentos.

Además, Pablo mismo aclara el porqué de lo ordenado en 1 Tim 2:12. Y no tiene nada que ver con machismo ni cultura.

Él dice: "Porque Adán fue formado primero, después Eva". (1 Tim. 2:13)

Dejando así desterrado cualquier argumento sobre machismo o cultura.

El problema es que los defensores del pastorado femenino no analizan la Biblia en su plenitud.

Creen que se usa 1 Tim. 2:12 con la intención de subyugar a las mujeres.

Pero no es así.

Además, dicen los defensores de las pastoras, que como Dios usó a mujeres en el Antiguo Testamento, así Dios puede usar a mujeres en el día de hoy.

Sin embargo, esto no es lo que plantea la Palabra de Dios.

En primer lugar, la Biblia respalda la igualdad de valor y dignidad entre hombres y mujeres. (Gal. 3: 28)

Incluso, es el mismo Dios quien ordena a los esposos a vivir sabiamente con sus esposas, dando honor a la mujer como a vaso más frágil (1 Pedro 3:7).

Y en segundo lugar, el hecho de que Dios haya usado a mujeres en el Antiguo Testamento, no quiere decir que lo haga en la actualidad.

Esos fueron casos excepcionales, que no deben tomarse como excusa para defender una idea anti-bíblica.

Imagina la siguiente situación.

Una joven cristiana sabiendo del yugo desigual, se casa con un incoverso. Este inconverso llega a Cristo a través de ella y se arrepiente.

Entonces, si funcionó con esta pareja, ¿quiere decir que debemos enviar a todas las jóvenes cristianas a casarse con hombres inconversos?

Pues NO.

El hecho de que Dios permita que funcione este caso excepcional, no quiere decir que vaya a ser igual para todos.

No puede tomarse como excusa para ordenar algo irracional.


2. Irrumpe el mandato de obediencia y sujeción

El que una iglesia se encuentre liderada por una pastora, es una aberración terrible.

Porque, no sólo atenta contra la prohibición de enseñar y pastorear, sino también contra la obediencia y sujeción.

Observa lo que Heb. 13:18 dice: "obedeced a vuestros pastores y sujetaos a ellos".

¿Leíste bien? Obedeced y sujetaos.

Es decir, si un hombre aplica este versículo bíblico a su vida, tendría que obedecer y sujetarse una mujer (pastora).

Y eso sería también ir en contra de lo que Col. 3:18 dice: "Mujeres, estad sujetas a vuestros maridos, como conviene en el Señor".

Entonces, ¿todavía crees que estos versículos fueron escritos por puro machismo? ¿Acaso la Biblia no es escrita e inspirada por Dios?

Tal vez crees en la inerrancia de las escrituras solo cuando te conviene. Pero la Palabra de Dios es veraz e infalible.

Por esa razón, el Apóstol Pablo es muy claro al decir que 1 Tim. 2:12 tiene como fundamento el orden de la creación.

"Porque Adán fue formado primero, después Eva". (1 Tim. 2:13)

De modo que, no tiene nada que ver con cultura ni machismo.

Sin embargo, es necesario dejar en claro que las mujeres pastoras existen gracias al feminismo, no a la sana doctrina.

Pues el feminismo ha elevado a las mujeres al mismo lugar de los hombres.

Promoviendo la idea de que las mujeres pueden hacer las mismas cosas que los hombres.

Y aunque cierta parte sea verdad, no se debe olvidar que esta ideología ataca a las disposiciones de Dios en su Palabra.

Y eso, aunque no lo quieras aceptar, se llama ABERRACIÓN.

3. La labor de la mujer es ser ayuda idónea

En el momento que la mujer fue creada, Dios dejó muy claro la labor que iba a desempeñar: el ser ayuda idónea.

Nunca dijo que tendría que esforzarse para ocupar el puesto que se le había asignado al hombre.

Por otro lado, el ser ayuda idónea no es despreciar el valor que tiene una mujer.

De hecho, el ser ayuda idónea es complementar aquellas cosas que al hombre le hacen falta para poder lograr un objetivo.

Pues es maravillosa la forma en la que Dios creó a la mujer, dotándola de habilidades que el hombre, ni con todo esfuerzo del mundo, podría conseguir.

Entonces, esas habilidades de ayuda idónea, una mujer no solo puede aplicarlas en su hogar, sino también dentro de la Iglesia.

Proveyendo así, una gran ayuda en el ministerio de su pastor.

Si te fijas bien, Pablo no solo le prohíbe a la mujer ejercer dominio y autoridad sobre el hombre, sino que también deja muy claro cuál es la labor que debe ejercer dentro de la congregación.

Que enseñen a las mujeres jóvenes a amar a sus maridos y a sus hijos, a ser prudentes, castas, cuidadosas de su casa, buenas, sujetas a sus maridos, para que la palabra de Dios no sea blasfemada. (Tito 2:4-5)

Demostrando así que las mujeres no son inútiles, sino que tienen una labor importantísima dentro de la Iglesia, además de su familia.

Pues muchas de ellas sobresalen en dones de hospitalidad, enseñanza, música, escritura, etc.

Además, están llamadas a cumplir el mandato de extender el evangelio a todos los perdidos.


4. No existe registro de mujeres dirigiendo la iglesia

Muchos creen que como en el Nuevo Testamento no aparece la palabra Pastor, entonces las mujeres si pueden ejercer el pastorado.

Que además, como dicen Juan y Lisney Font, Jesús jamás prohibió a las mujeres pastorear.

Y si Él no lo dijo, por qué se debería creer en “el discurso machista de Pablo”.

Sin embargo, dice Lisney Font, en el Antiguo Testamento sí aparece la palabra pastora.

Esto, haciendo referencia a Raquel en Génesis 29:9 donde dice: “Mientras él aún hablaba con ellos, Raquel vino con el rebaño de su padre, porque ella era la pastora”.

Veamos ahora lo que dice la Palabra de Dios sobre estos dos argumentos.

Primero, si bien es cierto que en el Nuevo Testamento no aparece la palabra Pastor, sí aparecen palabras que en el original nos conducen al término en mención.

Por ejemplo, aparece la palabra ANCIANO, que en el original hebreo es PRESBÚTEROS. Palabra que usamos para referirnos a los PRESBÍTEROS, y cuyo significado es CUIDADOR.

Aparece también la palabra OBISPO, que en el original hebreo es EPÍSCOPUS. Cuyo significado es CUIDADOR o SUPERVISOR.

Y por último, aparece también la palabra PASTOR, que en el original griego es POIMĒN. Cuyo significado es APASENTADOR, CUIDADOR o SUPERVISOR.

Estas tres palabras por lo general se relación entre sí, y hacen referencia siempre a una persona encargada de cuidar la grey.

Puedes ver esto en 1 Pedro 5:2 donde dice: “Apacentad la grey de Dios que está entre vosotros, cuidando de ella, no por fuerza, sino voluntariamente”.

Notarás que en este versículo bíblico aparecen dos de las palabras que hemos mencionado: Apacentador y Cuidador.

Palabras que hacen referencia al pastorado. Y que además, suelen ser intercambiadas a lo largo del Nuevo Testamento.

Por ejemplo, en 1 Tim. 3:1 encontramos la palabra obispado (OBISPO). Que como mencioné antes, hace referencia al pastor.

De hecho, el segundo requisito que debe cumplir un obispo (pastor) es ser marido de una sola mujer (1 Tim. 3:2).

¿Cómo puede entonces una mujer pastora cumplir con este requisito?

Por último.

Había mencionado que algunos cristianos avalan el pastorado femenino tomando como referencia a Raquel, quien era pastora de ovejas.

Pero debes saber que el término pastor en el Antiguo Testamento, deriva del hebreo RA’AH, que significa: cuidar, alimentar, apacentar o gobernar.

Y sí, tiene que ver con pastorear a personas, brindándoles así el cuidado y el alimento necesario de la Palabra de Dios.

Y os daré pastores según mi corazón, que os apacienten con ciencia y con inteligencia. (Jer. 3:15)

Pero el término Ra’ah también se aplica a los pastores de animales (ovejas). Como es el caso de Raquel.

De hecho, Raquel no es el único caso en donde se usa la palabra Ra’ah para señalar a un pastor de animales (ovejas).

  • Abel (Gen 4:2).
  • Abraham y Lot (Gén 13:7).
  • Isaac (Gén 26:20).
  • Jacob (Gén. 29:7; 30:31, 36).
  • Ana (Gén. 36:24).
  • José (Gén. 37:2,13).
  • Moisés (Éxo. 2:17, 19; 3:1).
  • David (1Sa. 16:11; 17:15, 34).

Solo por mencionar a algunos.

Entonces, debe quedar muy claro que la referencia de Raquel como pastora (Ra’ah), no es argumento suficiente para respaldar el "pastorado femenino".

Finalmente

La cultura feminista en la que vivimos odia el hecho de que Dios ha puesto al varón como cabeza de la mujer (1 Co. 11:3).

Nuestras iglesias, han sido infectadas por este tipo de ideología, rechazando lo que es bíblico y aceptando cualquier aberración.

Argumentan que Dios no es machista, y puede usar a una mujer como pastora de la misma forma como usa a un pastor.

Pero como hemos visto a lo largo de este artículo, no se trata de machismo o "patriarcado".

Se trata de una verdad bíblica a la que debemos prestar atención para no acarrear consecuencias de parte de Dios.

Y con esto no quiere decir que la mujer sea inútil para la obra de Dios.

Pues gran parte del ministerio de la iglesia local depende de las mujeres.

Y así como los hombres, las mujeres, están llamadas a demostrar los frutos del Espíritu Santo (Gálatas 5:22-23), y a proclamar el evangelio a los perdidos (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8; 1 Pedro 3:15).

Nada de esto tiene el propósito de aplastar y minimizar a las mujeres dentro o fuera de la iglesia.
Etiquetas: [Articulos]  [LiderazgoCristiano]  [MujeresCristianas]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2021-01-24T21:29:00.015-05:00
puede-una-mujer-ser-pastora
El tema sobre si una mujer puede ser pastora, causa mucha controversia hoy en día.

Tanto así que existen dos bandos completamente divididos.

Unos a favor de que una mujer puede ser pastora, y otros en contra.

Quienes están a favor de que una mujer puede ser pastora, argumentan que el mandato de Pablo en Corintios fue dado en un contexto machista.

Mientras que los opositores, indican que el mandato de Pablo tiene énfasis en el orden de la creación (1 Tim. 2:13).

Es asombroso, pero cada bando tiene argumentos que defienden a muerte.

Sin embargo, el único argumento que debe prevalecer y regir nuestras decisiones, siempre será la Biblia.

Por esa razón es que me atreví a hablar sobre este tema.

No para causar polémica o disensiones en cada uno de mis hermanos en Cristo.

Sino para que llegues al entendimiento correcto de la Palabra de Dios, y evitar humanas filosofías.

Vamos a iniciar leyendo el versículo que nos lleva al análisis de este tema.

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. Porque Adán fue formado primero, después Eva; y Adán no fue engañado, sino que la mujer, siendo engañada, incurrió en transgresión. Pero se salvará engendrando hijos, si permaneciere en fe, amor y santificación, con modestia. (1 Tim. 2:11-15)


El Igualitarismo

Este tipo de ideología se ha establecido muy fuertemente en la Iglesia de nuestros días.

Este pensamiento sostiene la idea de que una mujer puede pastorear una iglesia de la misma forma que lo hace un hombre.

Porque para Dios no existe distinción alguna. Hombres y mujeres somos iguales ante Él.

Sin embargo, detrás de este igualitarismo se esconde el feminismo.

Ideología que muchas iglesias están abrazando como si fuera una verdad bíblica.

Que aunque el feminismo busca la igualdad de derechos entre mujeres y hombres, esta ideología también busca poner a la mujer por sobre el hombre.

Pero eso ni siquiera lo notan.

Contrario a lo que es el igualitarismo, existe una ideología llamada complementarismo.

Este pensamiento enseña que el hombre y la mujer son iguales en valor y dignidad (Gal. 3:28).

Que sus papeles se complementan pero al mismo tiempo son diferentes.

Además, dice el complementarismo, tanto en la Iglesia como en el hogar, la Biblia presenta al hombre como cabeza de la mujer (1 Co. 11:3).

Y que por esa razón la mujer debe sujetarse a la autoridad de sus pastores (Heb. 13:7) y su marido (Col. 3:18).

El hombre, en contraste, debe usar su autoridad para amar a su mujer (Ef. 5:25), y los pastores, usar su autoridad para servir las hermanas (1 Pe. 5:1-3).


El feminismo en la iglesia

Todo este embrollo armado por si una mujer puede ser pastora o no, es causado en parte por el feminismo.

Pues el feminismo odia la idea de que Dios ha puesto al hombre como cabeza de la mujer (1 Co. 11:3).

Y al haberse introducido el feminismo dentro de la Iglesia, muchos rechazan el mandato de Pablo y lo toman como machismo.

Creen que se está buscando pisotear a la mujer y mantenerla humillada.

Nada más alejado de la verdad bíblica.

Pero también, nada más alejado de una buena interpretación de la Palabra de Dios.

Por tal motivo, a continuación analizaremos qué es lo que quiere decir Pablo cuando dice:

La mujer aprenda en silencio, con toda sujeción. Porque no permito a la mujer enseñar, ni ejercer dominio sobre el hombre, sino estar en silencio. (1 Tim. 2:11-12)


El orden de las prioridades

Lo primero que debes saber es que estos versículos no tienen nada que ver con una corriente machista o cultural.

Muchos argumentan que cuando Pablo dijo esto la mujer era tratada como un "objeto", no como persona.

Sin embargo, el Apóstol Pablo desmiente esta teoría indicando que es más bien por el orden de la creación, no por machismo.

Porque Adán fue formado primero, después Eva. (1 Tim. 2:13)

Porque Dios ha establecido un orden de prioridades espirituales las cuales debemos aprender, respetar y obedecer.

Dios Padre es la cabeza de Cristo, Cristo es la cabeza del hombre y el hombre es la cabeza de la mujer (1 Co. 11:3).

Por supuesto que esto no significa que el hombre vaya a enseñorearse sobre la mujer.

Todo lo contrario.

Dios instruye a los esposos para que vivan sabiamente con sus esposas, dando honor a la mujer como a vaso más frágil, y como a coherederas de la gracia de la vida (1 Pedro 3:7).

Para que sus oraciones puedan ser escuchadas por nuestro Creador y Padre.

De manera similar, Dios instruye a las esposas a permanecer sujetas en mansedumbre a sus esposos.

Dando ejemplo para que aquellos que no creen en la Palabra de Dios, sean ganados sin palabra por la conducta de sus esposas (1 Pedro 3:1).

El dominio y la sujeción

Por si no sabías, 1 Tim. 2:12 no es el único versículo en donde leemos a Pablo prohibir el que una mujer hable o enseñe.

También puedes leerlo en 1 Co. 14:34-35:

Vuestras mujeres callen en las congregaciones; porque no les es permitido hablar, sino que estén sujetas, como también la ley lo dice. Y si quieren aprender algo, pregunten en casa a sus maridos; porque es indecoroso que una mujer hable en la congregación.

La palabra "hablar", que se menciona en 1 Co. 14:34, es la palabra griega "Laleo", que significa "anunciar", "dar a conocer", "decir" y "predicar".

Mientras que la palabra "enseñar", de 1 Tim. 2:12, es la palabra griega "Didáskalea", que significa "instruir", "aprender" y "enseñar".

Entonces, sabiendo esto, podemos decir que si una mujer diciéndose pastora, se pone a enseñar en una congregación, estaría faltando a la Palabra de Dios.

Porque justamente el pastorado es un cargo de dominio y autoridad sobre la congregación.

Cargo que solo se le ha permitido a los hombres, no a las mujeres. Así como dice 1 Tim. 2:12.

Pues imagina que una iglesia tenga a una mujer como pastora. La Biblia dice en Heb. 13:17: "obedeced a vuestros pastores".

Entonces, un hombre aplicando este versículo bíblico a su vida, tendría que obedecer y estar sujeto a una mujer.

Pero eso sería una gran contradicción a la enseñanza de Pablo en 1 Tim. 2:12, 1 Co. 14:34 y 1 Co. 11:3.


La distorsión de nuestros tiempos

La iglesia de nuestros tiempos ha abrazado con mucho fervor la idea distorsionada de que una mujer puede ser pastora.

Y es lamentable que ni siquiera se recurra a la Palabra de Dios para sustentar sus ideologías.

Por ejemplo.

En un Instagram Live de la predicadora Yesenia Then, el evangelista Itiel Arroyo dijo que los Teólogos argumentan tanto bíblicamente en contra de la mujer, que se olvidan de la verdad que es Jesús.

Que jamás, continuó diciendo Itiel, perdería tiempo en el análisis de las escrituras porque sería perderse a Jesús.

Y lo cierto es que, debido a la falta de profundidad en la Palabra de Dios, muchas iglesias están abrazando falsedades.

Concluyendo así, que quienes estamos en contra de que una mujer sea pastora, somos retrógrados creyentes de un Dios machista.

Tal como lo hicieron saber Juan y Lisney Font, en un vídeo en donde señalan que se está buscando aplastar a la mujer.

Lo que es completamente falso.

Pues Dios ha dado el mandato a los esposos de dar honor a la mujer como a vaso más frágil (1 Pedro 3:7).

Es necesario mencionar también que hay quienes avalan el ministerio de la mujer argumentando el ejemplo de Miriam, Débora, Ester, etc.

Mujeres que mantuvieron posición de liderazgo en el antiguo testamento.

Y aunque es verdad que estas mujeres fueron escogidas por Dios para un servicio especial para Él, y que son modelos de fe, coraje y, sí, liderazgo.

También es verdad que la autoridad de ellas en el Antiguo Testamento, no es relevante para el tema de los pastores en la iglesia.

Las epístolas del Nuevo Testamento presentan un nuevo paradigma para el pueblo de Dios, la iglesia y el cuerpo de Cristo.

No para la nación de Israel o cualquier otra entidad del Antiguo Testamento.

El trabajo de la mujer en la iglesia

Antes de terminar este artículo debo aclarar que aunque la Biblia prohíba a una mujer ser pastora, esto no invalida la labor que ella puede hacer por la obra de Dios.

Además, aunque Pablo haya dicho que la mujer no debe enseñar ni hablar en la congregación, esto no prohíbe que una mujer aprenda las verdades bíblicas.

De hecho, es necesario e importante que una mujer cristiana sepa de teología y doctrina bíblica.

Porque de esa manera podrá servir con conocimiento y sabiduría a la causa de Cristo.

Y aunque esté prohibida de predicar y enseñar como pastora o líder de una iglesia, la Biblia jamás le prohíbe enseñar a otras mujeres o niños.

También, por la maravillosa dicha de haber sido creada como ayuda idónea, la mujer puede servir en la iglesia como ayuda en el ministerio de su pastor.

Porque, seamos sinceros, una mujer cuenta con habilidades importantes que a un hombre le hace falta.

Esa ha sido y es la misión de la mujer desde que fue formada por Dios (Gen. 2:18).

Finalmente

La cultura feminista en la que vivimos odia el hecho de que Dios ha puesto al varón como cabeza de la mujer (1 Co. 11:3).

Nuestras iglesias, han sido infectadas por este tipo de ideología, rechazando lo que es bíblico y aceptando cualquier aberración.

Argumentan que Dios no es machista, y puede usar a una mujer como pastora de la misma forma como usa a un pastor.

Pero como hemos visto a lo largo de este artículo, no se trata de machismo o "patriarcado".

Se trata de una verdad bíblica a la que debemos prestar atención para no acarrear consecuencias de parte de Dios.

Y con esto no quiere decir que la mujer sea inútil para la obra de Dios.

De hecho, muchas mujeres sobresalen en dones de hospitalidad, misericordia, enseñanza, evangelismo y ayuda.

Pues gran parte del ministerio de la iglesia local depende de las mujeres.

Y así como los hombres, las mujeres, están llamadas a demostrar los frutos del Espíritu Santo (Gálatas 5:22-23), y a proclamar el evangelio a los perdidos (Mateo 28:18-20; Hechos 1:8; 1 Pedro 3:15).

Nada de esto tiene el propósito de aplastar y minimizar a las mujeres dentro o fuera de la iglesia.

Eso ya lo he aclarado en el desarrollo de este tema.
Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-12-31T12:05:00.003-05:00
versiculos-biblicos-de-fortaleza
Estos versículos Bíblicos de fortaleza tienen el propósito de darle vigor a tu alma.

Ya sea que estés pasando momentos de incertidumbre o buscando fortaleza espiritual. 

Estos versículos bíblicos tienen promesas que le darán a tu vida el antídoto de fortaleza que necesita. 

No tienes por qué dudarlo. 

Para eso es que existe la Palabra de Dios. Para ser tu refugio y lámpara que ilumine tu vida. 

Por lo tanto, en vez de acudir a frases motivacionales que sólo están llenas de psicología, ve corriendo a las Escrituras. 

Ahí se encuentra contenido la más grande sabiduría que el hombre puede encontrar. 


Y pensando en ello, preparé este artículo con 15 versículos bíblicos de fortaleza. 

Versículos Bíblicos de fortaleza que te encantarán y bendecirán. 

De ese modo podrás ahorrar tiempo y no andarás como errante mientras buscas entre el mar de versos bíblicos. 

Entonces, ¿empezamos? 

👉1.
Y me ha dicho: Bástate mi gracia; porque mi poder se perfecciona en la debilidad. Por tanto, de buena gana me gloriaré más bien en mis debilidades, para que repose sobre mí el poder de Cristo. 
2 Corintios 12:9

👉2.
Por lo cual, por amor a Cristo me gozo en las debilidades, en afrentas, en necesidades, en persecuciones, en angustias; porque cuando soy débil, entonces soy fuerte. 
2 Corintios 12:10

👉3.
Pero los que esperan a Jehová tendrán nuevas fuerzas; levantarán alas como las águilas; correrán, y no se cansarán; caminarán, y no se fatigarán. 
Isaías 40:31

👉4.
No temas, porque yo estoy contigo; no desmayes, porque yo soy tu Dios que te esfuerzo; siempre te ayudaré, siempre te sustentaré con la diestra de mi justicia. 
Isaías 41:10

👉5.
Esforzaos y cobrad ánimo; no temáis, ni tengáis miedo de ellos, porque Jehová tu Dios es el que va contigo; no te dejará, ni te desamparará. 
Deuteronomio 31:6


👉6.
Luego les dijo: Id, comed grosuras, y bebed vino dulce, y enviad porciones a los que no tienen nada preparado; porque día santo es a nuestro Señor; no os entristezcáis, porque el gozo de Jehová es vuestra fuerza. 
Nehemías 8:10

👉7.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas. 
Josué 1:9

👉8.
¿No has sabido, no has oído que el Dios eterno es Jehová, el cual creó los confines de la tierra? No desfallece, ni se fatiga con cansancio, y su entendimiento no hay quien lo alcance. 
Isaías 40:28

👉9.
Sé vivir humildemente, y sé tener abundancia; en todo y por todo estoy enseñado, así para estar saciado como para tener hambre, así para tener abundancia como para padecer necesidad. 
Filipenses 4:12

👉10.
He aquí Dios es salvación mía; me aseguraré y no temeré; porque mi fortaleza y mi canción es JAH Jehová, quien ha sido salvación para mí. 
Isaías 12:2

👉11.
Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en Él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. 
Salmos 18:2

👉12.
Porque fuiste fortaleza al pobre, fortaleza al menesteroso en su aflicción, refugio contra el turbión, sombra contra el calor; porque el ímpetu de los violentos es como turbión contra el muro. 
Isaías 25:4

👉13.
Jehová, roca mía y castillo mío, y mi libertador; Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y la fuerza de mi salvación, mi alto refugio. 
Salmos 18:2

👉14.
Misericordia mía y mi castillo, Fortaleza mía y mi libertador, Escudo mío, en quien he confiado; El que sujeta a mi pueblo debajo de mí. 
Salmos 144:2

👉15.
Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza. 
Isaías 30:15

Finalmente

Tal cómo te dije al principio de este listado de versículos bíblicos de fortaleza.

El propósito principal es ayudarte a ahorrar un poco de tu tiempo mientras buscas en la gran cantidad de versos bíblicos que tiene la Biblia.

Pero además, quiero incentivarte a vivir apasionado por la lectura de la Biblia.

Estos versículos bíblicos de fortaleza son una especie de empuje para lograr ese propósito.

Así que empieza desde ya. ¿Qué tal si memorizas estos 15 versículos bíblicos de fortaleza?

Hazme saber abajo en los comentarios qué versículo bíblico es el que más te ha gustado. ¿Conoces algún otro versículo que deba estar en esta lista?
Etiquetas: [Articulos]  [JovenesCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-12-25T08:34:00.010-05:00
fornicacion-significado-en-la-biblia
La fornicación es uno de los problemas más comunes entre los jóvenes cristianos solteros.

Y es uno de los pecados que más se encubre dentro de la Iglesia. 

Además, es una de las causas principales por la que los jóvenes abandonan la congregación. 

Mientras que los pocos que se quedan, siguen viviendo como si nada hubiera pasado. 

Y peor aún, siguen siendo parte de la ministración a la Iglesia. 

Entonces surge la pregunta que es el tema de este artículo: ¿Puede una pareja que cayó en fornicación ser usada por Dios? 

La verdad es que, aunque suene algo ilógico, muchos “cristianos” creen que Dios seguirá usándolos porque Él los llamó al ministerio.

Sin embargo, la realidad es otra. 

Y aunque pidan perdón por el pecado que hicieron, no llegan a tener un verdadero arrepentimiento. 

Al final, terminan cediendo nuevamente al pecado. 

Pero vamos a ir un poco más allá y a conocer una verdad que no muchos te van a decir. 

Una verdad que pocos practican y que provoca iglesias más frías que el mismo Antártico. 

Si deseas saberlo, continúa leyendo hasta el final. 

1. La fornicación no es un pecado cualquiera

La fornicación (sexo antes del matrimonio), es uno de los pecados más complicados y difíciles de derrotar. 

Ataca directamente el propósito original para el cual fue creado el sexo. 

Cuando digo que la fornicación no es un pecado cualquiera, no me refiero sólo al sexo mismo. 

Sino a todas las cosas que involucra un encuentro sexual entre un hombre y una mujer. 

Porque mientras tú crees que sólo es sexo, lo que en realidad está pasando es que el alma de ambos se está uniendo entre sí. 

El cuerpo de ella con el de él sella un compromiso de intimidad que sólo les pertenecerá a ambos. 

Y en pocas palabras, ambos se pertenecen uno al otro. 

Es decir, están ligados hasta las profundidades de sus almas. 


Entonces, una pareja de jóvenes cristianos que cometió fornicación, no va a salir así de fácil de ese pecado. 

Porque como pasaron al límite de intimidad que sólo le pertenece a los esposos, creerán que tienen todo el derecho de marido y mujer. 

Y mientras no decidan restaurar su comunión con Dios, seguirán cometiendo el mismo pecado. 

Aunque digan que son fuertes. 

Podrán abstenerse unas pocas semanas, pero luego empezarán con caricias subidas de tono, y finalmente, volverán a acostarse otra vez. 

Incluso, durante el tiempo en el que se "abstienen", ambos podrían tener prácticas sexuales sin contacto físico. 

Como por ejemplo: 
  1. Llamadas subidas de tono.
  2. Fotos o vídeos íntimos.
  3. Pornografía o masturbación.

En pocas palabras, se abre la puerta hacia otros pecados sexuales. 

Y claro, como los planes de Satanás es verlos embarrados en pecado, él aprovechará cada situación. 


Pues como te dije antes, la fornicación (incluso el adulterio) no es un pecado cualquiera. 

Es un pecado que encadena hasta el alma. 

Que altera el diseño original del sexo y abre puertas a otros pecados sexuales. 

Y si no vienes arrepentido pronto a Dios, terminarás en un charco sucio de pecado, cuya agua te parecerá cristalina. 

2. Dios se aparta de una persona fornicaria

La fornicación no solo atenta contra la integridad de tu cuerpo, sino también con tu comunión con Dios. 

Ya que eres templo del Espíritu Santo, tu cuerpo contaminado por el pecado no puede ser su habitad. (1 Co. 6:19)

Triste es ver personas que siguen creyendo que Dios está a su lado a pesar de su pecado. 

Siguen ministrando en la congregación como si nada hubiera pasado. 

Y aunque a veces pudiera Dios obrar, la verdad es que lo hace por misericordia de otros. 

Pero no siempre es así. 

Porque el fin principal de todo pecado es apartarte de la comunión de Dios.


Lo triste es que muchos ni siquiera logran percibir el momento en que Dios se alejó por causa del pecado.

Sus vidas están tan adormecidas que ni si quiera se quebrantan con un verdadero arrepentimiento. 

¿Y sabes por qué lo digo? 

Porque muchas parejas que cayeron en fornicación lo siguen haciendo a pesar de su "arrepentimiento".


Aunque quizá no sea sexo, si están haciendo prácticas que sólo están permitidas dentro del matrimonio. 

Y como no existe penetración, creen que lo que hacen no es nada grave. 

Pero no es así. 

Aunque sean sólo "caricias", ya están pecando delante de Dios. 

En conclusión

Una pareja que cayó en fornicación jamás será usada por Dios. 

Aunque suene mezquino. 

El no habita en templo hecho por manos de hombre. 

Y aunque tengas todo el talento del mundo, Dios jamás respaldará lo que haces. 

Sin embargo, el momento en que hagas un genuino arrepentimiento y muestres frutos de ello, Dios mismo te levantará en gloria. 

Porque Él es Dios de segundas oportunidades. 

Ejemplo de ello fue Sansón. 

Así que por la salvación de tu alma y el de tu pareja, es mejor que repudien su pecado y se vuelvan a Cristo. 

Si no sabes cómo hacerlo, te invito a seguir los consejos de mi artículo ¿Qué hacer si caí en pecado sexual antes del matrimonio? 

Estoy seguro que encontrarás respuesta al tormento que sufre tu alma envuelta en el pecado de fornicación. 

Te ruego que no vayas a quedarte con este artículo tú solo. Compártelo con tus amigos y familiares. 

Dios quieres restaurar todas las vidas marcadas por este pecado. 

Además, si tienes alguna pregunta u opinión, no olvides dejarla abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Teologia]  [VideosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-12-13T18:48:00.017-05:00
que-es-la-trinidad-videos
De la doctrina de la Trinidad ya hemos hablado aquí en este blog.


Ve corriendo a leerlo.

Estoy más que seguro que ampliará tu conocimiento acerca de esta fundamental doctrina cristiana. 

Ahora.

Si con el artículo que escribí no te es suficiente y quieres más, he preparado este otro que te volará la cabeza. 

Aquí te comparto 4 vídeos con los que aprenderás más sobre la doctrina de la Trinidad. 

Vídeos cristianos que están elaborados con un lenguaje simple y sencillo. 

Y que al terminar de verlos tendrás fundamento suficiente para alegar sobre la Trinidad con cualquier persona. 

¿Te interesa conocer más? 

Pues no te pierdas ni un sólo minuto de estos 4 vídeos de explicación sobre la doctrina de la Trinidad. 

¡Dale play! 

1. Qué es la Trinidad?



2. La Trinidad explicada con la razón



3. ¿Por qué es necesaria la Trinidad?



4. Explicación de la Trinidad por Josías Grauman



Por último

Conocer el fundamento básico sobre la doctrina de la trinidad es responsabilidad de cada hijo de Dios.

La Biblia es el conocimiento de Dios puesto en tus manos mediante tinta y papel.

No es necesario que descienda alguien del cielo para hablarte de la verdad de Dios.

La Biblia contiene toda la verdad de nuestro creador.

Ahora.

Si tu problema es no poder interpretar ese conocimiento, puedes afianzarte de recursos cristianos como este que serán de gran ayuda.

Dime abajo en los comentarios qué te parecieron los vídeos. ¿Han sido de mucha ayuda? Y No olvides compartirlo en tus redes sociales.
Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-11-29T15:52:00.007-05:00
versiculos-biblicos-de-fortaleza
Estos versículos Bíblicos de fortaleza tienen el propósito de darle vigor a tu alma.

Ya sea que estés pasando momentos de incertidumbre o buscando fortaleza espiritual. 

Estos versículos bíblicos tienen promesas que le darán a tu vida el antídoto de fortaleza que necesita. 

No tienes por qué dudarlo. 

Para eso es que existe la Palabra de Dios. Para ser tu refugio y lámpara que ilumine tu vida. 

Por lo tanto, en vez de acudir a frases motivacionales que sólo están llenas de psicología. 

Ve corriendo a las Escrituras. 

Ahí se encuentra contenido la más grande sabiduría que el hombre puede encontrar. 

Y pensando en ello, preparé este artículo con 27 versículos bíblicos de fortaleza. 

Los versículos Bíblicos más cortos que podrás encontrar. 

De ese modo podrás ahorrar tiempo y no andarás como errante mientras buscas entre la gran cantidad de versos bíblicos que existe en la Biblia. 

Entonces, ¿empezamos? 

👉1.
Todo lo puedo en Cristo que me fortalece.
Filipenses 4:13

👉2.
Él da esfuerzo al cansado, y multiplica las fuerzas al que no tiene ningunas.
Isaías 40:29

👉3.
Te amo, oh Jehová, fortaleza mía.
Salmos 18:1

👉4.
Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza.
Efesios 6:10

👉5.
Mi carne y mi corazón desfallecen; Mas la roca de mi corazón y mi porción es Dios para siempre.
Salmos 73:26


👉6.
Buscad a Jehová y su poder; Buscad su rostro continuamente.
1 Crónicas 16:11

👉7.
Dios es el que me ciñe de fuerza, Y quien despeja mi camino.
2 Samuel 22:33

👉8.
Jehová es mi fortaleza y mi escudo; En él confió mi corazón, y fui ayudado, Por lo que se gozó mi corazón, Y con mi cántico le alabaré.
Salmos 28:7

👉9.
Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Salmos 46:1

👉10.
Para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu.
Efesios 3:16

👉11.
Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo.
Efesios 6:11

👉12.
Aguarda a Jehová; Esfuérzate, y aliéntese tu corazón; Sí, espera a Jehová.
Salmos 27:14

👉13.
Mas tú, Jehová, no te alejes; Fortaleza mía, apresúrate a socorrerme.
Salmos 22:19

👉14.
Jehová es la fortaleza de su pueblo, Y el refugio salvador de su ungido.
Salmos 28:8

👉15.
Inclina a mí tu oído, líbrame pronto; Sé tú mi roca fuerte, y fortaleza para salvarme.
Salmos 31:2

👉16.
Dios es nuestro amparo y fortaleza, Nuestro pronto auxilio en las tribulaciones.
Salmos 46:1

👉17.
Fortaleza mía, a ti cantaré; Porque eres, oh Dios, mi refugio, el Dios de mi misericordia.
Salmos 59:17

👉18.
Cantad con gozo a Dios, fortaleza nuestra; Al Dios de Jacob aclamad con júbilo.
Salmos 81:1

👉19.
El camino de Jehová es fortaleza al perfecto; Pero es destrucción a los que hacen maldad.
Proverbios 10:29

👉20.
Confiad en Jehová perpetuamente, porque en Jehová el Señor está la fortaleza de los siglos.
Isaías 26:4


👉21.
Pero la salvación de los justos es de Jehová, Y él es su fortaleza en el tiempo de la angustia.
Salmos 37:39

👉22.
Jehová es bueno, fortaleza en el día de la angustia; y conoce a los que en él confían.
Nahúm 1:7

👉23.
Porque las armas de nuestra milicia no son carnales, sino poderosas en Dios para la destrucción de fortalezas.
2 Corintios 10:4

👉24.
Jehová es mi fortaleza y mi cántico, y ha sido mi salvación. Este es mi Dios, y lo alabaré; Dios de mi padre, y lo enalteceré.
Éxodo 15:2

👉25.
Dios mío, fortaleza mía, en él confiaré; Mi escudo, y el fuerte de mi salvación, mi alto refugio; Salvador mío; de violencia me libraste.
2 Samuel 22:3

👉26.
Jehová es mi luz y mi salvación; ¿de quién temeré? Jehová es la fortaleza de mi vida; ¿de quién he de atemorizarme?
Salmos 27:1

👉27.
Sé para mí una roca de refugio, adonde recurra yo continuamente. Tú has dado mandamiento para salvarme, Porque tú eres mi roca y mi fortaleza.
Salmos 71:3

Finalmente
Tal cómo te dije al principio de este listado de versículos bíblicos de fortaleza.

El propósito principal es ayudarte a ahorrar un poco de tu tiempo mientras buscas en la gran cantidad de versos bíblicos que tiene la Biblia.

Pero además, quiero incentivarte a vivir apasionado por la lectura de la Biblia.

Estos versículos bíblicos cortos son una especie de empuje para lograr ese propósito.

Así que empieza desde ya. ¿Qué tal si memorizas estos 27 versículos bíblicos de fortaleza?

Hazme saber abajo en los comentarios qué versículo bíblico es el que más te ha gustado. ¿Conoces algún otro versículo que deba estar en esta lista?
Etiquetas: [Articulos]  [MatrimoniosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-11-28T16:22:00.015-05:00
consejos-para-padres-cristianos
Ser padre es el anhelo más grande y maravilloso de todo hombre y mujer.

Además de que los hijos son el regalo que alegra la existencia de un matrimonio. 

Así es como pensaba yo desde que tenía once años. 

Una vez casado, mi esposa y yo tuvimos que afrontar el proceso más duro de nuestras vidas. 

¡No seríamos jamás padres!😢 

Al menos eso es lo que nos decían los médicos tanto a mi esposa y a mí. 

Ella con un ovario poliquistico y dos miomas subcutáneos externos, y yo con una posibilidad de bajo conteo de espermas. 

Por donde se le viera, nadie nos daba esperanza de ser padres. 

Así que todo esto confrontó nuestra fe y convicción cristiana. 

Viví un proceso, junto a mi esposa, que me permitió aprender estas 3 maravillosas cosas que te compartiré en este artículo. 

Ya sea que estés viviendo algo similar o no, este tema va a ser de bendición para tu vida. 

Así que ánimo. Continúa leyendo hasta el final. 

Empecemos. 

1. Dejé de lamentarme y llorar

Mi esposa y yo habíamos caído en un círculo vicioso de llanto y lamento. 

Cada vez que hablábamos o recordábamos que era imposible ser padres, nuestra alma se quebraba en llanto. 

Era difícil para mi esposa ver a sus hermanas ser felices con sus hijos. 

Y cuando ella lloraba por eso, yo lloraba por la impotencia que sentía al verla tan triste y deprimida. 

¿Habíamos perdido la fe? Pues NO. 

El hecho de ser hijos de Dios y tener fe en Él, no te vuelve inmune al dolor o sufrimiento. 

Somos humanos. 

Sentimos, nos duele, y lloramos. 

Sin embrago, llegó un momento en el que mi lamento y llanto comenzaron a opacar mi adoración a Dios. 

Y en lugar de alabar a mi Señor, sólo lloraba y me lamentaba preguntando: ¿Por qué razón me niegas un hijo? 

Hasta que en una noche de oración el Espíritu Santo cambió mis pensamientos y actitudes. 

Me di cuenta que mi esposa y yo habíamos permitido que Satanás nos robara el gozo, y que se burlara de nosotros por no tener hijos. 

Así que le dije a mi esposa: "No importa si somos padres o no, tú y yo tenemos que seguir adorando a Dios".

Desde ese momento nuestras oraciones ya no eran de lamento o queja. 

Ahora orábamos dando gracias por la voluntad de Dios en nuestras vidas. 

Y reafirmábamos todos los días que aunque no tengamos hijos, no nos íbamos a cansar de honrar el nombre de Jesús. 


2. Empecé a ser agradecido

Anteriormente te contaba cómo es que mi esposa y yo pasamos del lamento y llanto a vivir adorando a Dios. 

No fue fácil. 

Hay algunos que creen que tener ese tipo de actitudes es bajar la guardia y no tener fe. 

Pero no es así. 

Así que cuando el Espíritu Santo me hizo notar que el lamento y llanto eran mi prioridad, volteé mi mirada hacia Cristo. 

Y como te decía, le dije a mi mujer que sin importar si éramos padres o no, tendríamos que adorar a Dios en todo tiempo. (Sal. 34:1

Además de la adoración, entendimos que era necesario agradecer a Dios por todo lo que estábamos viviendo. 

Porque muchas veces sólo agradecemos a Dios cuando las cosas marchan bien. 

Entonces, empezamos a vivir agradecidos. 

Ya no orábamos "exigiendo" tener un bebé. 

Sino que agradecíamos a Dios por su preciosa decisión de no darnos hijos. 

Junto a ello, le ofrecimos nuestra vida a su servicio todos los días. 

Además, mi esposa aprendió que cuando se encontrara con una pareja disfrutando de su bebé, ya no estaría más triste. 

Por otro lado, esto no quiere decir que no haya habido momentos en los que volvimos a llorar y lamentarnos. 

Como te dije, somos humanos. Y Dios entiende eso por completo. 

Sin embargo, nuestras oraciones a pesar del lloro y lamento, ya no estaban llenas de depresión y reclamos. 

Ahora orábamos entregando a Dios nuestras lágrimas y lamento, y suplicábamos que Él nos ayudará a aceptar su preciosa voluntad. 

3. Elegí orar y confiar

Mi esposa y yo habíamos elegido orar y confiar en el Señor. 

Nada más. 

Sé que era complicado imaginar toda una vida sin hijos corriendo por la casa o verlos casarse. 

Pero nosotros elegimos confiar en Dios muy por encima de lo que eso significara. 

Recuerdo que en una noche de oración le dije a Dios: "Si no nos vas a dar hijos propios, pues coloca en nuestro camino a jóvenes y señoritas a quienes podamos guiar como nuestros hijos".

Eso mismo fue lo que le dije a mi esposa. 

Y sabes, grata fue mi sorpresa cuando en una conversación mi esposa me dijo: "Ya no tengo tristeza al pensar que no seré madre. He decidido confiar plenamente en mi Dios".

¿Nos estábamos rindiendo? Claro que no. 

Sino que empezamos a vivir como verdaderos adoradores. (Jn. 4:24)

Esos adoradores que no adoran sólo por los panes y los peces (Jn. 6:26), sino aquellos que lo hacen en Espíritu y Verdad. 

Es decir, adoradores que adoran en medio de la necesidad. 

Además, entendimos, que la voluntad de Dios está más allá de mi propia voluntad. (Is. 55:9)

Que si Él ya había elegido algo para nosotros, no habría nada que lo haga cambiar. 

Incluso si Él hubiera elegido darme un hijo a los 90 años de edad. 


La sorpresa de parte de Dios

Un día, como aquellos que se repetían siempre, mi esposa fue al doctor para hacerse un chequeo, ¿y qué crees? 

¡¡¡ESTÁBAMOS EMBARAZADOS!!! 

Ella comenzó a llorar, y recostada en la camilla de ecografías levantó las manos y agradecido a Dios. 

Cuando me llamó para darme la noticia, mi corazón brincó de felicidad. 

Levanté las manos al cielo y agradecí a mi Dios. 

La verdad es que no pude contenerme y comencé a gritar y alabar a Dios. 

Era tan increíble lo que estaba viviendo. Dios me había regalado un bebé. 

Y no fue nuestra insistencia o reclamos lo que provocó todo esto, sino nuestra confianza plena en Él. 

Hoy mi esposa tiene 4 meses de embarazo. Un bebé en camino a quien ya le conseguimos nombre, y todos los síntomas propios del proceso. 

Pero nuestra adoración y agradecimiento no han cambiado en ningún momento. 

Ahora se han multiplicado. 

Finalmente

Es difícil dar palabras de ánimo a una pareja que se le está complicando tener un hijo. 

Podría decirte muchas cosas pero al final ninguna de ellas animaría tu alma. 

Te lo digo desde mi propia experiencia. 

Lo que si me atrevo a decirte es que confíes plenamente en Dios. 

Aunque te hayan dicho que jamás podrás tener un bebé. 

El testimonio de Abraham y Sara -incluso el mío- es ejemplo de lo que Dios puede hacer. 

Pero si con todo eso no logras ver lo que tanto anhelas, aprende a vivir agradecido y en constante adoración. 

Tu felicidad no debe ser condicionada ni siquiera por un hijo. (Eso es lo que aprendimos mi esposa y yo) 

¿Te ha gustado este artículo? Pues te animo a compartirlo en todas tus redes sociales. 

Y si tienes alguna opinión sobre este artículo, házmelo saber abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Articulos]  [Niños]  
Fecha Publicación: 2020-11-21T19:03:00.017-05:00
temas-cristianos-para-ninos
La doctrina del pecado es base fundamental en la teología cristiana, y como tal, cada cristiano debe ser conocedor de ella.

No se trata simplemente de que sepas que eres pecador, o que el pecado entró al mundo por medio de Adán y Eva. 

Es necesario que entiendas y comprendas qué es el pecado, de dónde provino, cuales son las consecuencias del pecado, quienes pecan y cuál es la solución. 

Para que de ese modo puedas, sin traba alguna, presentar un evangelio que es la solución al pecado de cada ser humano. 

Entonces surge una pregunta crucial: ¿Cómo hablar sobre el pecado con un niño? 

Es decir, cómo hacer que un niño entienda que a su corta edad es pecador y que necesita un salvador. 

¿Suena imposible verdad? 

Así que me animé a escribir este artículo con el fin de ser ayuda en tu tarea de hablar sobre el pecado con los niños. 

He intentado ser lo más entendible que sea posible y espero haberlo logrado. 

Además, he dividido este artículo en 5 puntos que creo son esenciales para hablar sobre el pecado con cualquier persona (hasta con niños). 

Tú puedes enseñarlos en una sola hora de plática o elegir hacerlo como una serie: un tema por día. 

Es tu elección. 

Sin embargo, los niños aprenden mejor cuando se les repite las cosas. Hasta lo recuerdan muy bien. 

Por eso, te sugiero que seas paciente y constante. No te guardes nada.

Un niño tiene la capacidad suficiente como para comprender cualquier tema. No lo subestimes. 

Entonces, ¿empezamos? 

Si es así, continua leyendo. Esto va a ser una tremenda bendición. 


1. ¿Qué es el pecado?

Es muy complicado hablar de pecado con niños en edad temprana (2-4). 

Conforme vayan creciendo es importante ampliar en ellos el concepto e ir aclarando la idea de que el pecado es mucho más que las cosas malas que hacemos. 

Podríamos decir, por ejemplo, que el pecado es hacer lo que queremos en lugar de hacer lo que Dios quiere. 

En otras palabras, el pecado es cuando actuamos como nuestro propio dios en lugar de dejar a Dios ser Dios. 

Es fundamental que los niños entiendan que el pecado es algo más que una cuestión de comportamiento. 

Que el pecado viene del corazón (Mt. 15:18-19

Por ejemplo. 

Un niño al que no le agrada compartir su almuerzo con su compañerito, tiene como pecado el egoísmo. 

Una niña que ve televisión y les dice a sus padres que está haciendo la tarea, tiene el pecado de la mentira. 

A todo esto lo psicólogos podrían llamarlo locura o tontería. 

De hecho, ellos dicen que este tipo de actitudes son solo conductas (travesuras) propias de la infancia. 

Sin embargo, todos sabemos, tal como dice la Biblia, que todos hemos pecado y estamos destituido de la gloria de Dios. (Ro. 3:23

Y que el pecado habita en nosotros desde que estamos en el vientre de nuestra madre. (Sal. 51:5

2. ¿Quiénes cometen pecado?

La Palabra de Dios dice que todos hemos pecado y, por esa razón, estamos destituidos de la gloria de Dios. (Ro. 3:23

Por tal motivo, es necesario que un niño sepa que el pecado no es excluyente de nadie. Ni siquiera de ellos. 

Además, debe saber que el pecado está en nuestra naturaleza a causa de la caída de Adán y Eva en el huerto del Edén. 

Que no se trata de una conducta mal formada o permitida por padres consentidores. 

Yo le explicaría esto a un niño de la siguiente manera: 
La Biblia dice que todos estamos hechos a imagen de Dios. Eso significa que Dios nos diseñó usándose como modelo. 

Somos creativos porque Él es creativo. Somos expresivos porque Él es expresivo. Reímos porque Él ríe también. Sabemos amar porque Él sabe amar. 

Pero un día el pecado entró en el mundo y todo aquello hermoso que éramos se arruinó. 

Dice la Biblia también que todos hemos pecado. Tú pecas cuando mientes y desobedeces a tus padres o cuando le dices algo malo a tu hermanito o hermanita. 

Yo peco cuando soy intolerante con mis hijos, cuando grito, y cuando intento resolver los problemas a mi manera y no a la manera de Dios. 

Tus maestros de la escuela pecan, tus hermanos y hermanas pecan, tus padres pecan, incluso, tu pastor peca. 

Solo ha existido un hombre en toda la tierra que vivió una vida totalmente libre de pecado. Ese hombre fue Jesucristo. 

3. ¿De dónde viene el pecado?

La Biblia, en Génesis 3, es muy clara al señalar que el pecado entró en el mundo a través de la elección de Adán y Eva de desobedecer a Dios. 

Usando el relato desde Génesis 1 hasta Génesis 3, se puede explicar a un niño como es que el pecado que inició en Adán y Eva ha traspasado hasta nosotros. 

De manera que el pecado es como un apellido que una persona recibe de sus padres, que a su vez lo recibieron de sus padres, y así sucesivamente. 

Y de la manera que no puedes escoger tu apellido —pues es de nacimiento— así es con el pecado.

No puedes elegir no nacer con pecado, pues es de nacimiento. 


4. ¿Cuáles son las consecuencias del pecado?

Un niño debe comprender por completo que Dios odia el pecado. Es decir, Él no solo está irritado o fastidiado por el pecado, ¡Él lo odia! 

Además, debe entender que Dios es perfecto y sin pecado.

Él nunca ha pecado.

Y es tan puro que no puede convivir con la gente que hace pecado. 

No creo que duela o sea complicado explicar a un niño que todo esto es la Santidad de Dios

Lamentablemente, este tipo de conceptos no se les comenta a los niños. Solo se les habla y enseña de un Dios que quiere ser su amigo. 

Aunque es totalmente cierto, también es cierto que Dios no puede ser amigo del pecado. 

Y creo que en honor a la verdad y por amor a las almas de los niños, se les debe hablar del verdadero carácter de Dios

Sin medias tintas. 

5. ¿Cuál es la solución para el pecado?

Por fin, ¡llegamos a las buenas noticias! 

Al enseñarle a un niño sobre el pecado, es fundamental estar ligado a la noticia de la cruz, y mostrarle que nuestro pecado tiene solución. 

Podrías usar un argumento parecido al siguiente: 
Recuerda que aprendimos que el pecado es una actitud del corazón. Que se trata de ser nuestro propio dios en lugar de seguir al verdadero Dios. 

Si el pecado fuese solo malas acciones, podríamos señalarlas y corregirlas inmediatamente. Pero el pecado es del corazón, y solo Dios puede cambiar tu corazón. 

Recuerda también que fuimos creados a imagen de Dios. O sea, éramos una creación perfecta y esa perfección fue rota por el pecado. 

A partir de ahí, mientras nos mantengamos en pecado viviremos lejos de Dios. Porque Dios no puede relacionarse con gente que hace pecado. 

Además, nuestro pecado tiene consecuencias, y la consecuencia más desastrosa es vivir para siempre sin Dios. ¿Parece algo malo, no? 

Afortunadamente Dios tenía una solución para nuestro pecado, incluso, antes de que hiciera la tierra y al hombre. 

Él sabía que íbamos a pecar y que alguien debería pagar el precio por ese pecado. 

Así que, nos amó tanto, que envió a la tierra a su único hijo, Santo y perfecto, a morir por nosotros y recibir el castigo que merecíamos a causa de nuestro pecado. (Jn. 3:16

Por tal motivo, cuando aceptamos a Jesucristo es nuestro corazón, Dios ya no nos mira como pecadores, sino como sus hijos sin pecado. 

Por último

Los niños deben entender que recibiendo en nuestra vida a Jesucristo nos libera de la esclavitud del pecado, pero no nos hace sin pecado. 

Es decir, los cristianos siguen pecando a pesar de no querer pecar. 

Además, deben estar seguros de que esto no significa que no sean salvos. 

Al contrario, Dios sigue obrando en ellos para que puedan ser consientes en su pecado y así esforzarse por pecar menos. 

Pero que no son hechos al instante sin pecado. 

En su lugar, deben aprender a arrepentirse inmediatamente. 

Por tal motivo, tienes también la responsabilidad de enseñarle a un niño que el arrepentimiento es más que decir lo siento. 

Que el arrepentimiento es admitir el pecado delante de Dios y verdaderamente alejarse de ese pecado para siempre.
Etiquetas: [VersiculosBiblicos]  
Fecha Publicación: 2020-10-25T07:46:00.014-05:00
versiculos-biblicos-ansiedad
Esta lista de 29 versículos bíblicos sobre la ansiedad, tiene como finalidad el ayudarte en aquellos momentos donde sientes que el miedo te paraliza.

Pero, un ataque de ansiedad, puede ser en cierto modo una parte normal de tu vida.

Por ejemplo, cuando estás frente al público o en un examen de la universidad.

Sin embargo, las personas con trastorno de ansiedad tienen con frecuencia preocupaciones, miedos intensos, ansiedad por comer o ansiedad social.

Y como vivimos en un mundo donde cada vez somos más instantáneos, la ansiedad se ha convertido en una situación cotidiana de cada individuo.

Situación que en la búsqueda de un tratamiento para la ansiedad, se vuelve estresante y una vía rápida para la muerte.

Pero no te preocupes.

¡Dios tiene el mejor tratamiento para la ansiedad!

No se trata de fármacos o medicamentos para ayudarte a controlar la ansiedad y estrés.

Sino que es Palabra de vida que transformará tu alma por completo.

Aquí tienes esta maravillosa lista con el mejor tratamiento para la ansiedad que puedes encontrar.

Disfruta de cada versículo bíblico y deja que el Espíritu Santo te ayude.



#1.
Por nada estéis afanosos, sino sean conocidas vuestras peticiones delante de Dios en toda oración y ruego, con acción de gracias.
Filipenses 4:6

#2.
Y la paz de Dios, que sobrepasa todo entendimiento, guardará vuestros corazones y vuestros pensamientos en Cristo Jesús.
Filipenses 4:7

#3.
Echando toda vuestra ansiedad sobre él, porque él tiene cuidado de vosotros.
1 Pedro 5:7

#4.
Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?
Mateo 6:25

#5.
No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?
Mateo 6:31

#6.
Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal.
Mateo 6:34

#7.
En la multitud de mis pensamientos dentro de mí, tus consolaciones alegraban mi alma.
Salmos 94:19

#8.
Mira que te mando que te esfuerces y seas valiente; no temas ni desmayes, porque Jehová tu Dios estará contigo en dondequiera que vayas.
Josué 1:9

#9.
La paz os dejo, mi paz os doy; yo no os la doy como el mundo la da. No se turbe vuestro corazón, ni tenga miedo.
Juan 14:27

#10.
Porque no nos ha dado Dios espíritu de cobardía, sino de poder, de amor y de dominio propio.
2 Timoteo 1:7

#11.
Quita, pues, de tu corazón el enojo, y aparta de tu carne el mal; porque la adolescencia y la juventud son vanidad.
Eclesiastés 11:10

#12.
Se deshace mi alma de ansiedad; susténtame según tu palabra.
Salmos 119:28

#13.
¿Y quién de vosotros podrá con afanarse añadir a su estatura un codo?
Lucas 12:25

#14.
La congoja en el corazón del hombre lo abate; más la buena palabra lo alegra.
Proverbios 12:25

#15.
... digan a los de corazón temeroso: «Sean fuertes, no tengan miedo. Su Dios vendrá, vendrá con venganza; con retribución divina vendrá a salvarlos».
Isaías 35:4


#16.
Dios es nuestro amparo y nuestra fortaleza, nuestra ayuda segura en momentos de angustia. Por eso, no temeremos aunque se desmorone la tierra y las montañas se hundan en el fondo del mar.
Salmos 46:1-2

#17.
Por lo tanto, pónganse toda la armadura de Dios, para que cuando llegue el día malo puedan resistir hasta el fin con firmeza.
Efesios 6:13

#18.
¿A quién tengo en el cielo sino a ti? Si estoy contigo, ya nada quiero en la tierra. Podrán desfallecer mi cuerpo y mi espíritu, pero Dios fortalece mi corazón; él es mi herencia eterna.
Salmos 73:25-26

#19.
El Señor mismo marchará al frente de ti y estará contigo; nunca te dejará ni te abandonará. No temas ni te desanimes.
Deuteronomio 31:8

#20.
Pero yo siempre estoy contigo, pues tú me sostienes de la mano derecha. Me guías con tu consejo, y más tarde me acogerás en gloria.
Salmos 73:23-24

#21.
Cuando en mí la angustia iba en aumento, tu consuelo llenaba mi alma de alegría.
Salmos 94:19

#22.
Pero los que confían en el Señor renovarán sus fuerzas; volarán como las águilas: correrán y no se fatigarán, caminarán y no se cansarán.
Isaías 40:31 

#23.
El Señor es quien te cuida, el Señor es tu sombra protectora. De día el sol no te hará daño, ni la luna de noche. El Señor te protegerá; de todo mal protegerá tu vida. El Señor te cuidará en el hogar y en el camino, desde ahora y para siempre.
Salmos 121:5-8

#24.
Aun si voy por valles tenebrosos, no temo peligro alguno porque tú estás a mi lado; tu vara de pastor me reconforta.
Salmos 23:4

#25.
Así que no temas, porque yo estoy contigo; no te angusties, porque yo soy tu Dios. Te fortaleceré y te ayudaré; te sostendré con mi diestra victoriosa.
Isaías 41:10

#26.
Busqué a Jehová, y él me oyó, y me libró de todos mis temores.
Salmos 34.4

#27.
El Señor es mi luz y mi salvación; ¿a quién temeré? El Señor es el baluarte de mi vida; ¿quién podrá amedrentarme? Cuando los malvados avanzan contra mí para devorar mis carnes, cuando mis enemigos y adversarios me atacan, son ellos los que tropiezan y caen. Aun cuando un ejército me asedie, no temerá mi corazón; aun cuando una guerra estalle contra mí, yo mantendré la confianza.
Salmos 27:1-3

#28.
Pues no habéis recibido el espíritu de esclavitud para estar otra vez en temor, sino que habéis recibido el espíritu de adopción, por el cual clamamos: ¡Abba, Padre!
Romanos 8:15

#29.
Confía en el Señor de todo corazón, y no en tu propia inteligencia. Reconócelo en todos tus caminos, y él allanará tus sendas.
Proverbios 3:5-6

Finalmente

Dime abajo en los comentarios, ¿qué versículo bíblico es el que más te ha impactado? Y si crees que puede ayudar a alguien más, no olvides compartirlo.

Además, si deseas compartir alguna experiencia que hayas tenido con la ansiedad, estaré muy atento a tu testimonio.
Etiquetas: [Actualidad]  
Fecha Publicación: 2020-10-17T23:41:00.008-05:00
disney-channel-bisexual
Disney Channel sí que nos ha sorprendido esta vez. Y es que en su más reciente lanzamiento, en cuanto a programas infantiles, ha expresado su total apoyo a la comunidad LGBTI+.

Un nuevo personaje creado para la serie “The Owl House” (La Casa del Buho), sería el primer personaje bisexual creado por la cadena de televisión.

Este trabajo apoyado por completo por Walt Disney Pictures llega de la mano de Danna Terrace, creadora del personaje, quien se ha identificado como bisexual en su cuenta de Twitter.

En el desarrollo fui muy abierta acerca de mi intención de poner a los niños queer en el elenco principal. Cuando nos dieron luz verde, ciertos líderes de Disney me dijeron que podía NO represente ninguna forma de relación bi o gay en el Canal “, escribió la creadora del personaje en su Twitter.

Sin embargo, la creadora añade que gracias a su terquedad pudieron aprobar la creación del personaje bisexual en esta serie para niños “The Owl House”.

¡Soy bisexual! Quiero escribir un personaje bisexual, ¡demonios! Por suerte, mi tozudez valió la pena y ahora tengo mucho apoyo del actual liderazgo de Disney, expresó la escritora en su Twitter.


Sobre la Serie

The Owl House, es una serie animada que fue estrenada el pasado mes de enero en el canal de televisión.

Trata de la historia de la pequeña adolescente Luz Noceda, que encuentra un portal hacia otra dimensión donde puede ser una bruja.

El personaje de Luz Noceda va cambiando a medida que transcurre la serie. La protagonista en el inicio se siente atraída por los hombres, sin embargo, su percepción fue cambiando.

El personaje comienza una relación con otra joven bruja, Amity Blight. Es así, como Luz Noceda se convierte en el primer personaje protagonista abiertamente bisexual de la compañía de televisión.

Anteriormente, se había visto como la compañía de televisión incursionaba para incluir a personajes LGBTI+ en sus producciones, como lo fue el personaje homosexual en “Out”, un cortometraje de Pixar.


¡Alerta Padres!

Como ya sabrás, la comunidad LGBTI+ lleva peleando estos últimos años por una “inclusión” en todos los estratos sociales.

Y grandes compañías como Disney Channel han expresado su completo respaldo.

Gracias a eso, están “adoctrinando” a nuestros niños y adolescentes como sus nuevas filosofías, sin siquiera darte cuenta.

Prueba fehaciente de lo que digo es el lanzamiento de esta serie infantil.


Además, no es solo la serie con el adoctrinamiento homosexual para nuestros niños, sino que también está cargada de mensajes satánicos.

Aunque lo creas inofensivo, dibujos animados como este están introduciendo mensajes de satanismo en la mente de nuestros hijos.

Y lo peor de todo es que lo sigues viendo como una “sana” distracción.

Distracción que muchos padres cristianos han elegido para sus niños. Y que sin pensarlo, están abriendo una puerta del infierno en la vida de sus pequeños.

Por favor, toma esto muy en serio. El mundo se está pervirtiendo cada día más. Ya las cosas malas se les llama buenas y a las buenas malas (Is. 5:20).

Si no ocupas tiempo en tus hijos para enseñarles el camino hacia Cristo, el mundo se ocupará de enseñarles el camino hacia el infierno.

De hecho, Pablo Rosales de Inspirados TV, te hará profundizar un poco más en el tema de fondo que trae esta nueva serie de Disney Channel. No te pierdas el vídeo completo.👇


Por último

Puede que tal vez hayan padres que no vean esta noticia, así que te ruego encarecidamente que seas un medio para llegar a ellos.

Compártelo en tus redes sociales, whastapp, email, o cualquier medio.

Es urgente que apagues tu televisor, te sientes con tus niños, y empieces a ministrar la Palabra de Dios para sus vidas.
Etiquetas: [Actualidad]  [Articulos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-10-10T13:58:00.034-05:00
beatificación-de-carlo-acutis
La beatificación de Carlo Acutis quedará como una marca trascendental para la religión católica romana.

El nuevo santo milenial —como lo llaman algunos— ha causado mucho impacto en esta última semana. 

Y hasta el mismo papa, Francisco Bergoglio, ha instado a que los jóvenes sigan el ejemplo de “santidad” de Carlo Acutis. 

Pero, ¿Qué es un beato? ¿Qué dice la Biblia al respecto del culto a los muertos? ¿La Palabra de Dios respalda la beatificación de Carlo Acutis? 

Hoy quiero invitarte a leer este artículo en donde responderé estás preguntas de manera bíblica. 

Por lo tanto, no detengas tu lectura y acompáñame hasta el final.

Dios quiere abrir los ojos de su pueblo que se pierde por no tener conocimiento (Os. 4:6). 

1) ¿Quién fue Carlo Acutis?

Por si no tienes la menor idea de quién fue Carlo Acutis y qué lo ha llevado a ser beatificado, quiero que veas este corto vídeo en donde conocerás su historia. 

O si prefieres, puedes leer desde Wikipedia, la biografía de Carlo Acutis


2) ¿Carlo Acutis tuvo un cuerpo incorruptible?

Mucho se habló sobre el cuerpo incorrupto de Carlo Acutis. Hasta los medios de comunicación y redes sociales hicieron pública esta afirmación.

Sin embargo, el obispo Domenico Sorrentino señaló que todas las noticias que circulaban en torno al cuerpo incorrupto de Carlo Acutis, no respondían a la verdad. 

En el momento de la exhumación en el cementerio de Asís, se encontró en el estado normal de transformación típico de la condición cadavérica. Sin embargo, como los años de enterramiento no fueron muchos, el cuerpo, aunque transformado, pero con las distintas partes aún en su conexión anatómica, fue tratado con aquellas técnicas de conservación e integración que se practican habitualmente para exponer los cuerpos de los fieles con dignidad a la veneración de los fieles benditos y santos. Una operación que se llevó a cabo con arte y amor. La reconstrucción de la cara con una máscara de silicona fue particularmente exitosa. Con un tratamiento específico se logró recuperar la preciosa reliquia del corazón que se utilizará el día de la beatificación.(1)

3) ¿Qué es Beato o Beatificación?

Se llama beato a la persona fallecida que puede ser honrada a través de un culto una vez que el papa haya certificado sus virtudes. 

La beatificación es uno de los pasos hacia la canonización: antes de ser considerado como santo, el individuo en cuestión es declarado siervo de Dios, luego venerable y en una tercera etapa, beato. 

Esto quiere decir que Carlo Acutis será nombrado muy pronto “santo” de la iglesia católica. ¡Uno más de los miles! 

4) ¿Qué es la canonización?

Es el acto mediante el cual la Iglesia católica declara como santa a una persona fallecida.

Este proceso comprende la inclusión de dicha persona en la lista de santos reconocidos y el permiso para rendir culto público y universal a esa persona. 

Además, se le asigna una fiesta litúrgica, se le dedican iglesias, capillas o altares, y se reconoce su poder de intercesión ante Dios. 

En otras palabras, Carlo Acutis será convertido en una especie de ser celestial al que habrá que rendirle culto y adoración. 

Que no te sorprenda. Esta es una costumbre que arrastra la iglesia católica desde hace muchos años atrás. 

5) ¿Se debe rendir culto a los muertos?

El problema principal no es solo la beatificación de Carlo Acutis, lo es también el rendirle culto a cualquier persona muerta. 

¡El único digno de culto y veneración es Dios! Nadie más. 

No se le rinde culto al papa, a los obispos, a los santos de Cristo muertos en el pasado, a los apóstoles, a María la madre de Jesús. 

¡Solo se le rinde culto a Dios! 

De hecho, la Palabra de Dios lo deja bien en claro. Puedes notarlo en el encuentro de Jesús con Satanás, en Lucas 4:8:

Respondiendo Jesús, le dijo: 
—Vete de mí, Satanás, porque escrito está: “Al Señor tu Dios adorarás y solo a Él servirás”.

Además, Deuteronomio 6:13, también nos da un claro mensaje de a quién se le debe adorar:

A Jehová, tu Dios, temerás, a Él solo servirás y por su nombre jurarás.

Incluso tenemos la revelación que se le brindó al apóstol Juan, cuando estaba en la isla de Patmos, en donde él se encontró a un ángel. 

Yo Juan, soy el que oyó y vio estas cosas. Después que las he oído y visto, me postré a los pies del ángel que me mostraba estas cosas, para adorarlo. Pero él me dijo: «¡Mira, no lo hagas!, pues yo soy consiervo tuyo, de tus hermanos los profetas y de los que guardan las palabras de este libro. ¡Adora a Dios!». (Ap. 22:8)

Como puedes notar, en estos tres versículos de la Biblia se menciona tajantemente que la adoración solo debe ser a Dios. 

No hace mención a la adoración de los apóstoles o los profetas como se está haciendo con Carlo Acutis. 

Entonces, si la adoración a los muertos (beatificación) no es mencionada en la Palabra de Dios, estamos hablando de un tema puramente anti-bíblico. 

Y algo que es anti-bíblico, es una aberración completa contra Dios. 


6) ¿Quiénes son los santos?

¿Acaso son santos aquellas personas que el papa nombra como tal? La verdad es que no. 

La Palabra de Dios nos enseña que santos son todas aquellas personas que están en Cristo. Es decir, tú y yo. 

Veamos algunos versículos bíblicos que respaldan este argumento. 
Entonces Ananías respondió: 
—Señor, he oído de muchos acerca de este hombre, cuántos males ha hecho a tus santos en Jerusalén; y aun aquí tiene autoridad de los principales sacerdotes para prender a todos los que invocan tu nombre. (Hch. 9:13-14)

En este versículo Ananías, lleno de temor, le está diciendo a Cristo todo el daño que Saulo había hecho a los santos en Jerusalén. 

Y no se refiere a un pequeño grupo de santos nombrados por alguien, sino a todos los discípulos. 

Lo cual también hice en Jerusalén. Yo encerré en cárceles a muchos de los santos, habiendo recibido poderes de los principales sacerdotes; y cuando los mataron, yo di mi voto. (Hch. 26:10)

Ahora podemos apreciar a un Pablo, ya convertido, hablando como él mismo daba autorización para encarcelar y/o matar a los santos de Cristo. Es decir, a los discípulos. 

Saludad a todos los santos en Cristo Jesús. Los hermanos que están conmigo os saludan. (Fil. 4:21)

Una vez más se hace mención de los santos. Y como ya sabes, se refiere a todos los discípulos de Jesucristo. 

Pero fornicación y toda impureza o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos. (Ef. 5:3)

¿A quién se refiere cuando menciona la palabra “santos”? A todos los discípulos de Cristo. 

Ojo. 

No solo a los apóstoles. Sino también a todos los discípulos. O sea, a todo aquel que había aceptado a Cristo como su Salvador. 

Y estos son solo algunos versículos bíblicos en los que podemos dar fe de que santos no son aquellos mencionados por un hombre como el papa o la iglesia católica. 

Santos son todos aquellos que han sido rescatados por Dios a través de Cristo. Tú y yo formamos parte de esos santos. 

De hecho, la palabra santo deriva del termino hebreo qádad, que significa cortado, separado, alejado de lo profano e impuro, y destinado al servicio de Dios

Palabra que se aplica en el Nuevo Testamento para señalar a aquellas personas a quienes Dios ha elegido como pueblo suyo a través de su gracia. 

Y eso es lo que tú y yo somos. Separados del mundo para ser parte de Cristo y de su gloria. 

Esto arruina por completo el concepto de la palabra santo que usa la iglesia católica.

Es decir, son santos solo aquellos a los que el papa designa como tal.

De la misma manera como está sucediendo con la beatificación de Carlo Acutis. 

En conclusión

Debe quedar muy claro que santos somos todos los discípulos de Cristo. Como ya lo he mencionado antes, tú y yo formamos parte de esos santos. 

Además, que quede claro también que el hecho que seamos santos en Cristo, no quiere decir que seamos perfectos. 

Sino que estamos dentro de un proceso de santificación a través de la gracia del Señor (Flp. 1:6). 

Por otro lado, ni la iglesia católica ni el papa tienen la potestad para hacer santo a alguna persona. Pues es solo Dios quien nos santifica a través de Cristo. 

Entonces, no se debe rendir culto a nadie —muerto o vivo— que no sea Dios. Ni a los apóstoles, ni a María, ni a Carlo Acutis, ni al papa. 

¡Solo a Dios! Ni siquiera a los ángeles. 

Hazme saber abajo en los comentarios que te aparecido este artículo.

¿Crees que deberíamos rendir culto a una persona por su “bondadoso” corazón? ¡No olvides compartir este artículo!


Referencias

  1. «BEATIFICAZIONE CARLO ACUTIS: PRESIEDERÀ IL CARDINALE AGOSTINO VALLINI». Diocesi di Assisi - Nocera Umbra. Consultado el 10 de octubre de 2020.
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-10-04T07:48:00.005-05:00
consejos-para-nuevo-creyente
Ser un nuevo creyente es ser ahora un bebé espiritual que comienza a dar pequeños pasos hacia el conocimiento pleno de Dios.

Y que mientras empieces a caminar, podrías enfrentar obstáculos que pongan en riesgo tus inicios como nuevo creyente. 

Te aseguro desde ya que no será fácil. Pero mientras seas firme en la decisión que has tomado, Dios jamás te desamparará. 

Para eso, aprovecha todas las herramientas para tu crecimiento que existan en tu Iglesia. 

Por ejemplo, el discipulado para nuevos creyentes es el medio principal para ayudar a un nuevo cristiano a afirmar su fe en Cristo. 

Si sigues este discipulado al pie de la letra, estoy seguro que serás inconmovible en tu fe. 

Pero como te dije, empezar una nueva vida en Cristo no será fácil. Pasarás por un proceso en donde te verás enfrentado, incluso, a tu propia familia. 

¿Qué hacer entonces? 

Pues en este artículo quiero que conozcas las cosas a las que podrías enfrentarte como nuevo creyente, y como responder a cada una de ellas. 

Continúa leyendo hasta el final. Seguro que Dios te dará fortaleza mediante esta publicación. 

1. La Iglesia es un lugar de pecadores

Así como sucede con un hospital, que está lleno de enfermos, así la Iglesia está llena de pecadores. 

Personas que como tú y yo, buscan su salvación todos los días. 

Pues el hecho de tener años congregando en una iglesia, no quiere decir que ya tengas el cielo ganado. 

Por tal motivo, quiero que deseches la idea de que la Iglesia es sólo para "santos". No se va a caer por el simple hecho de que un pecador ingrese. 

Hasta fue el mismo Jesús quien dijo que vino por los enfermos, no por los sanos. (Mr. 2:17

Así que, si estás empezando tu vida en Cristo, no te creas menos que los demás. No los veas como inmaculados. 

Deja de oír las voces que te digan que la Iglesia no es para ti. Que sólo perderás tu tiempo porque es un lugar de gente más pecadora que ellos. 

Pero ten por seguro que no perderás tu tiempo. Que ganarás vida eterna. Porque la iglesia es eso, un lugar para pecadores. 


2. El pastor y los líderes podrían fallar

Vuelvo a repetir lo dicho en el punto anterior: "La iglesia es un lugar de pecadores en busca de arrepentimiento".

Esto incluye también al pastor y los líderes. ¿O creías que ellos si son inmaculados? 

Claro que no. 

De hecho, al igual que tú y toda la congregación, ellos también están buscando su salvación. No tienen el cielo ganado sólo por administrar la iglesia. 

Por tal razón, desecha la idea de que el pastor o los líderes nunca deben fallar. Que ellos siempre deben estar al margen de la perfección. 

Pensar en esto es un grave error. 

Porque cuando falle el pastor o líder, inmediatamente lo tomarás como excusa para no confiar en Dios. 

Así que te aconsejo fijar tu mirada sólo en Jesús. Él único que no fallará ni te decepcionará jamás. 

Los demás, como el pastor o líderes, son tan imperfectos como tú. Te van a decepcionar sus errores. Y lo más probable es que murmures y critiques de ellos. 

En vez de eso, has oración por tu pastor y líderes. Ama y perdona tal como Dios lo hace contigo.

La iglesia es un lugar de pecadores en busca de arrepentimiento y salvación.
Max Damián 

3. Puede que te sientas rechazado

Esta situación se repite muy a menudo en algunas iglesias. Pareciera como si un nuevo creyente debe pasar un proceso para ser recibido en algún grupo de la congregación. 

Si este es tu caso, quiero pedirte por favor que no vayas a renunciar a Cristo. 

El hecho que cierto "grupito" en la Iglesia no te incluya, no quiere decir que Dios sea así. Él está interesado en tener una gran relación de amistad contigo. 

Por lo tanto, lo primero que debes hacer es orar. Para pedir que Dios te permita conocer a verdaderos amigos, que te ayuden a crecer en todas las áreas de tu vida. 

Tengo fe de que en la Iglesia donde congregas existen algunos buenos cristianos que te amarán en gran manera. Te ayudarán a crecer y se preocuparán por ti. 

No vayas a permitir que satanás te inunde de pensamientos, como: "Aquí nadie me quiere, mejor me voy".

Dios te ama. Y es el mejor y más grande amigo que puedas tener. 

Sin embargo, en la Iglesia, como en todo lugar, al principio siempre cuesta integrarse a los demás. 

Pero no vayas a usar ese "rechazo" como una excusa para alejarte de Dios. 


4. Perderás familia y amigos por causa de Cristo

Los inicios de un nuevo creyente siempre son difíciles. Y es que el precio que tenemos que pagar es el rechazo de los más cercanos a nosotros. 

¿Creíste que era cosa fácil? Pues no. 

El diablo jamás va a permitir que así de fácil se le escape un alma de las manos. 

Por eso, su principal punto de ataque a los nuevos convertidos es su círculo más cercano (familia y amigos). 

Y los usa a través del rechazo y la burla. 

Así que vas a encontrarte con amigos que dirán: "Ahí va el hermanito. Ahora se cree mejor que nosotros. Tremendo pecador".

O a familiares diciendo: "Ya te volviste evangélico aburrido. Seguro que nos predicarás. Ya no lo inviten a reuniones".

¿Complicado, verdad? 

Ese es el precio que tienes que pagar por haber aceptado el camino de la salvación. 

Y Jesús mismo lo advirtió. Pero dijo que si sufrimos y soportamos estos rechazos, seremos recompensados. 

Así que, por más triste y doloroso que sean estos rechazos, tú permanece firme en la decisión que has tomado. 

No olvides, además, que quienes te rechazan ahora son tu carga para que ores pidiendo por su salvación. 

5. Tu vida pasada buscará arrastrarte de nuevo

Otra de las cosas que tienes que afrontar es tu vida pasada intentado que regreses al lugar de donde Cristo te rescató. 

En esto van a tener que ver mucho tus amigos o familiares. Que como te dije en el punto anterior, se mofarán de tu conversión a Cristo hasta verte caer. 

Por ejemplo. 

Si antes de Cristo eras un borracho empedernido, tus amigos o familiares gritarán: "Hermanito, una cervecita. Jesús tomó también. ¿Acaso eres mejor que nosotros?"

Si vivías como picaflor, te incitarán a volver a estar detrás de los chicos. Pero si les rechazas, seguro te dirán monja, aburrida o cristianita. 

Así que oro al Señor para que puedas enfrentar a todas las tentaciones que se te presenten. 

Y ora también tú, pidiendo a Dios por misericordia y fortaleza. 

Pero en el caso que hayas vuelto a pecar, no olvides que el trono de la gracia de Dios está disponible todos los días. (Lm. 3:22-23)

Sin embrago, ser fiel a Cristo también demanda se tu esfuerzo diario. Porque si resistes al diablo, el diablo huirá de ti. 


6. Se te hará difícil orar y leer la Biblia

Para poder estar firme en los caminos de Dios, y soportar las cosas que en los anteriores puntos he mencionado, se hace necesaria la oración y la lectura Bíblica. 

Pero empezar a orar y leer la Biblia puede que sea tedioso. Hasta puede que pienses que sólo basta con ir a la Iglesia todos los domingos. 

Sin embargo, si quieres mantener tu alma nutrida de Dios, debes orar y leer la Biblia. 

Puede que orar te parezca complicado por no saber qué decir, pero la oración es una sencilla conversación con Dios. No necesitas palabras rebuscadas. 

En caso necesites ayuda, lee este artículo en donde te enseño 7 sencillos pasos para aprender a orar

Por otro lado, leer la Biblia también podría ser lo más complicado del mundo. Hasta sueño podrías tener. 

Sin embargo, mientras más insistas con pequeñas lecturas, más costumbre de leer irás obteniendo. 

Además, la Palabra de Dios (Biblia) es el alimento para tu alma. Nútrela todos los días. 

Y por si tienes problemas para aprender a leer la Biblia, te comparto este artículo en donde sabrás cómo debe alguien empezar a leer la Biblia

7. Podrías caer en pecado de nuevo

Aún con todo el deseo de estar firme en Dios, podrías caer en pecado nuevamente y asumir un juicio por cuenta propia. 

Es más, podrías pensar que Dios se olvidó de ti porque le fuiste infiel. Que no volverá a verte jamás y se olvidará hasta de tu nombre. 

Y al final podrías decir como muchos: "¿Para qué ir a la Iglesia si voy a estar pecando a cada rato?"

Sin embargo, estas son sólo ideas absurdas que satanás usa para que renuncies a tu vida en Cristo. 

Por lo tanto, debes comprender que hasta los hijos de Dios son propensos a pecar todos los días. 

Que mientras estés en este mundo lleno de pecado, tu vida tendrá atracción al mal en todo momento. (Gl. 5:17

Y si cedieras al pecado, con todo eso Dios te seguirá amando. Para Él tu pecado no es razón suficiente para odiarte. 

Finalmente

El que hayas aceptado a Cristo como tu Señor y Salvador, es la decisión más maravillosa que pudiste haber tomado. 

Nada en el mundo se puede comparar a una vida plena en Jesús. 

Una vida que puede parecer difícil, pero cuya recompensa es incomparable. 

No va a ser fácil, lo sé. Pero sólo los valientes y esforzados tendrán el cielo como recompensa. 

Y ahí tienes la oración y la Palabra de Dios. Dos armas poderosas que te darán el vigor para poder enfrentar cualquier dificultad. 

Además, si Dios está contigo, nadie podrá contra ti. 

Hazme saber abajo en los comentarios, ¿qué te ha parecido este artículo? Además, cuentas en pocas líneas, cómo llegaste a Cristo.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [MatrimoniosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-09-26T20:08:00.013-05:00
versiculos-biblicos-de-sabiduria
Sobre el matrimonio cristiano ya hemos hablado antes en este blog.

Por ejemplo. 

En el artículo 4 razones que hacen al matrimonio cristiano una bendición, hicimos un recorrido para conocer el por qué el matrimonio de los hijos de Dios es mejor que el matrimonio de los no creyentes. 

Además, compartí 5 cosas que todo soltero debe aprender antes de casarse. En donde expongo el interés que debe prestarle todo soltero a su preparación con miras al matrimonio. 

Pero el artículo de hoy es diferente. 

Te hablaré desde las íntimas profundidades de mi matrimonio, con la intensión de enseñarte lo que debes saber y esperar de tu futura vida como esposo o esposa. 

Y es que mi mujer y yo hemos cumplido un año de matrimonio. Tiempo en el que hemos aprendido uno del otro; hemos llorado y hasta hemos tenido ganas de regresar cada quien para su casa. 

Pero la gracia y el favor de Dios han sido benevolente con nosotros. Y hoy puedo decir: "Hasta aquí nos ayudó Jehová, y nos seguirá ayudando".

Entonces, ya que mi primer año de casado se ha convertido en toda una experiencia. Quiero compartirla contigo para que desde ya tengas una motivación y preparación hacia un matrimonio cristiano con éxito. 

No importa si estás soltero, comprometido o en preparativos para casarte. Continúa leyendo que este artículo será de mucha bendición para tu vida. (Compártelo en tus redes sociales) 

1. No discutas por tonterías

Conocer este primer punto es de gran importancia. Ya que podría repetirse muy a menudo ahora que estás empezando (o cuando empieces) tu vida matrimonial. 

Resulta que, como van iniciando a convivir juntos, tu cónyuge no sabe que costumbres traes de tu casa, ni tú las costumbres de él o ella. 

Así que en cualquier momento podrían tener algún choque de conductas en los que se sientan incómodos y molestos. 

Por ejemplo. 

A mi esposa le fastidiaba que yo escuchara música con demasiado volumen. Y para mí, era molesto que a cada momento me esté reclamando por ello. 

Casi del diario eran nuestros problemas por el volumen con el que escuchaba la música. 

Hasta que llegó el momento en que me di cuenta que estas tontas discusiones estaban demacrando nuestro matrimonio. 

Entonces, tomé la decisión de ignorar todas esas pequeñas cosas que nos llevaban a una discusión sin sentido. 

Y opté por bajar el volumen a los sonidos que escuchaba. No porque decidí que mi mujer gobernara sobre mí, sino porque ya no quería gastar tiempo valioso en peleas sin sentido. 

De igual forma, tienes que aprender a conocer cuáles son aquellas tontas discusiones, que aunque parezcan pequeñas, le hacen daño a tu matrimonio. 


2. Pedir perdón aunque no seas culpable

Vivir un matrimonio cristiano no quiere decir que vas a vivir un cuento de hadas. Al final, tú y tu cónyuge vivirán momentos de tensión que los llevará a exteriorizar el "viejo hombre".

Dice una canción que solía cantar en la iglesia cuando era niño: "la vida tiene problemas, problemas tiene la vida. Cualquiera que no los tenga, no sabe vivir la vida".

Esa es la gran diferencia entre un matrimonio cristiano y un matrimonio secular. 

Y ya que tu cónyuge y tú han sido renovados en Cristo, sus problemas matrimoniales no deberían pasar de ser solo problemas. Porque, como hijos de Dios, no existe mayor prioridad en el matrimonio que cuidar el corazón de nuestro cónyuge. 

Y una de las demostraciones más maravillosas de cuidar el corazón de tu cónyuge es cuando perdonas sin ser el culpable. 

Es decir, tienes un corazón perdonador a causa de haber sido perdonado por Dios. 

De tal modo que, jamás debería ser un reto perdonar o pedir perdón a tu cónyuge. 

Has como yo. 

Respira profundo; trágate tu orgullo; recuerda que eres hija o hijo de Dios, y que la persona con quién tienes el enfrentamiento es el regalo de Dios para tu vida. 

¿Complicado, verdad? 

Es que nuestra naturaleza pecaminosa exalta nuestro orgullo y se nos hace imposible ceder ante una discusión matrimonial. 

Por tal razón, la mejor manera de lidiar con los problemas conyugales y evitar herirse mutuamente, es ser el primero en pedir perdón y/o perdonar aunque no haya sido tu culpa. 

Después de todo, eres hijo o hija de Dios, y como tal, estás llamada o llamado a perdonar y pedir perdón a pesar de cómo se hayan dado las cosas. 

3. El dinero le pertenece a ambos

Mucho cuidado con pensar de que en el matrimonio tú administras tu dinero y tu cónyuge el suyo. 

¿Recuerdas que la Palabra de Dios dice que ahora son una sola carne? Pues esto aplica también en el aspecto económico. 

Una vez casados el lenguaje cambia de singular a plural. Ya no es: "mi dinero", ahora es: "nuestro dinero".

Así que las decisiones sobre el dinero se tomarán en conjunto. Ya sea la compra de algo, el pago de una deuda, e incluso, sobre el dinero que desees obsequiarle a tus padres. 

Y aplica también para el caso en el que uno o ambos cónyuges aporten económicamente al hogar. 

Por lo tanto, olvida para siempre la idea absurda de que como son tus ingresos, solo tú tienes potestad sobre ellos. 

Y quita de tu cabeza el tonto pensamiento que un verdadero "macho" jamás le rinde cuentas económicas a su mujer. 


4. El romance no termina una vez casados

Olvidar el romance es uno de los casos más comunes que ocurre dentro del matrimonio. 

Como ya consiguieron a la princesa o al príncipe y se casaron, todo el romance que destilaban de pronto desapareció. 

Es como si lo romántico en el noviazgo sólo fuera una estrategia para conseguir el premio, y una vez obtenido, todo lo demás es cuento del pasado. 

Pero no es así. 

El romance en el matrimonio debe ser la continuidad del romance en el noviazgo. 

Se supone que el amor que tienes por tu cónyuge nunca cambió. Al contrario, creció tanto que te llevó a elegir el matrimonio como un compromiso perpetuo para amarla o amarlo cada día más. 

Así que por favor no vayas a dejar de lado lo romántico o romántica que fuiste durante el noviazgo. 

Ahora que compartes el matrimonio junto a la persona que elegiste para toda la vida, esos pequeños tiernos detalles se vuelven más importantes de lo que eran cuando estaban de novios. 

Mi esposa tiene claro este punto. Y yo me encargo de demostrárselo todos los días. 

Ella sabe que en cualquier momento la sorprendo con una nota, una carta, una canción, una llamada, e incluso, con una rosa que corté del jardín. 

Porque para ser romántico no necesitas gastar mucho dinero en cosas lujosas. Aunque si tienes la posibilidad económica, claro que puedes hacerlo. 

Así que ánimo. 

Conquista a tu cónyuge todos los días con pequeños detalles. No estés esperando solo fechas especiales. 

Recuerda como hacías hasta lo imposible por escribirle una carta u obsequiarle un detalle con la intensión de poner sus ojitos llenos de amor. 

5. Los problemas se resuelven a puerta cerrada

Cuando Dios, en Génesis 2:24, dijo que el hombre dejará a su padre y su madre para unirse a su mujer, quiso decir que el hombre vivirá su matrimonio sin incluir a sus padres o suegros. 

Porque existen parejas que después de casarse toman la decisión de ir a vivir a casa de los padres de uno de los cónyuges. 

Después de esta decisión, su vida matrimonial no será la misma. Tendrán siempre a los suegros encima de ellos juzgando cada cosa que suceda. 

Por otro lado, existen otras parejas que después de casarse toman la decisión de vivir lejos de sus padres, pero en el momento que ocurre algún problema conyugal, van corriendo donde papi y mami. 

En ambos casos se puede notar que los cónyuges no han sido destetados aún. Sufren de mamitis. 

Gracias a Dios, mi esposa y yo vivimos una situación diferente. 

Teníamos claro, desde nuestro noviazgo, el tipo de vida conyugal que queríamos vivir. 

Mi esposa solía decir: "Cuando nos casemos, aunque vivamos debajo de un puente, ni tus padres ni mis padres deben entrometerse en nuestro matrimonio".

Y así fue. 

Nos casamos, y desde el primer día vivimos sin incluir a nuestros padres en nuestra vida conyugal. 

Por lo tanto, nuestros problemas, diferencias, angustias y necesidades, solo eran discutidos y solucionados a puerta cerrada. 

Sin la necesidad de correr donde papi y mami. 

Del mismo modo, tú y tu cónyuge deben aprender a resolver cada situación a puerta cerrada. Porque nadie más está en la obligación de saber qué es lo que viven en la intimidad de su matrimonio. 

No olvides, ahora son solo tú y tu cónyuge. Un tercero sale sobrando. 


6. Las diferencias son hermosas

Grábate esto para siempre: ¡Tú y tu cónyuge son completamente diferentes! Y eso es hermoso. 

Sin embargo, creemos que en el matrimonio nuestro cónyuge debe pensar, sentir, hablar o hacer cosas, tal como lo hacemos nosotros. 

Incluso, llegamos al punto en el que exigimos a nuestro cónyuge a convertirse en nuestra copia exacta de cada aspecto de nuestra vida. 

Mi esposa y yo tuvimos que aprender mucho de nuestras diferencias. 

A ella le gusta la música suave, a mí la que tiene más swing. A ella le encanta el orden, a mí a veces un poco de desorden es mi perfecto orden. Ella podría pasarse horas escuchando una predica, en cambio yo, puedo escuchar máximo una hora y ser feliz. 

Pero nos costó comprender nuestras diferencias y asumirlas impidiendo que se conviertan en pleitos sin sentido. 

De igual forma, tú tienes que entender que tú esposo o esposa es totalmente diferente a ti. 

Por ende, no tiene tus mismos gustos musicales, colores, moda, películas, comida, deportes, libros, e incluso, la forma de adorar a Dios. 

Así que no desgaste tu matrimonio en discusiones sin sentido. Mejor decide aprender de las diferencias de tu cónyuge y pide a Dios en oración que te llene de paciencia y tolerancia. 

Tampoco olvides que para llegar a comprender estas diferencias entre tu cónyuge y tú, se hace necesaria la comunicación. 

Así que decide en cualquier momento sentarte a platicar con tu esposa o esposo, y hablen de aquellas cosas que no tienen en común. Tu cónyuge te lo agradecerá. 

Finalmente. 

Que ambos sean diferentes es lo más hermoso que Dios pudo haber creado. 

Tu cónyuge ha sido puesto a tu lado para complementar todas aquellas cosas que solo no podrías lograr. 

Eso es lo que hace hermoso a la vida en matrimonio. 

7. Su familia es tu familia

Hay un dicho para quienes se casan, que dice así: "Quién se casa, se casa también con toda la familia".

Y hay quienes están de acuerdo con esto y otros que no. 

Sin embargo, lo aceptes o no, al casarte, te "casas" también con la familia de tu cónyuge. 

Porque, seamos sinceros, a veces no logramos tener buenas relaciones con los suegros, cuñados o demás familiares. 

Situación que también se ve dentro de las familias cristianas. 

Ejemplo de esto fue la mala relación que tuve con una de mis cuñadas. 

Ella no aceptaba mi relación con su hermana. Apenas y me saludaba. Además, no asistió a nuestra boda. 

Por mi parte, nunca le fui indiferente. Al contrario, me esforzaba cada día por demostrarle que era el hombre que Dios había puesto para la vida de su hermana. 

Hoy, gracias a Dios, tenemos una buena relación familiar. Hasta se bromea conmigo. 

¿Pude haber actuado tal como mi cuñada? Claro que sí. Pero cómo podría haberle dicho a mi esposa que la amaba, si es que no lograba amar a su familia. 

Del mismo modo, tú tienes que aprender a amar hasta las peores cosas de la familia de tu cónyuge. 

Y cuando digo amar no me refiero a que compartas sus prácticas que tú sabes que van contra de Dios. 

Así que en vez de estar criticando y murmurando a la familia de tu cónyuge, ora por ella. Y pide a Dios que te enseñe a amarla y perdonarla. 


8. Orar por tu cónyuge

Esta es sin duda una de las cosas más maravillosas que he aprendido durante mi primer año de matrimonio. 

Mi esposa y yo ya teníamos el hábito de orar el uno por el otro durante nuestro noviazgo, así que nos propusimos seguir haciéndolo una vez casados. 

Nuestra práctica de oración es hacerla juntos o por separado. Por cada necesidad, por sabiduría, por fidelidad, por nuestras familias o porque seamos usados como instrumento para guiar a otros matrimonios. 

Es más, nos hemos mantenido en oración pidiendo a nuestro Dios que nos conceda el regalo de ser padres. 

Y aunque el pronóstico decía que era imposible tener un bebé, Dios actuó en misericordia y ya estamos en la dulce espera. 

De igual forma, tú y tu cónyuge adopten una vida de oración, y verás como Dios obra a tu favor según sea su bendita voluntad. 

Pero no solo oren cada vez que las cosas andan mal. Háganlo en cada momento. Incluso, antes de salir a caminar al parque. 

Además, no olvides las oraciones individuales. Ese es el momento en que puedes aprovechar para pedir paciencia, amor, sabiduría, fidelidad, mansedumbre, y cualquier otra cosa que te haga crecer como un buen esposo o esposa. 

Ten por seguro que adoptando una vida matrimonial en oración nada les podrá hacer frente. Incluso, Dios los usará para ser ejemplo de otros matrimonios. 

Finalmente

El matrimonio es una viaje que vivido de la mano de Dios, aunque hayan tormentas, será maravilloso. 

Por tal razón, debes aprovechar en disfrutar cada momento junto a tu cónyuge, en vez de desperdiciar la vida en cosas sin sentido. 

Es por eso que me animé a escribir este artículo. 

Para que entiendas —si eres casado o soltero— que a la vida matrimonial no hay que tenerle miedo. Sólo hay que aprender a tomarse de la mano de Dios y vivirla un día a la vez. 

Y por más sin sabores que puedas encontrar, vuelve atrás y recuerda ese amor que te llevó a elegir a tu cónyuge para toda la vida. 

Sí puedes vivir feliz estando casado. 

Pon en práctica cada uno de estos puntos mencionados, y lograrás un equilibrio perfecto. 

Si lo pude lograr yo, también lo harás tú. 

Dime abajo en los comentarios, ¿Qué te ha parecido este artículo? ¿Conoces alguna otra cosa que podemos aprender en el primer año de casado?
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-06-25T09:57:00.007-05:00
perdonar-a-mis-padres
¿En algún momento de tu niñez has sufrido algún tipo de maltrato por parte de tus padres? ¿Aun siendo cristiano cargas con el rencor por lo que viviste en tu infancia? 

Si respondiste que sí, quiero animarte a que leas este artículo hasta el final. Pues voy a compartir contigo 3 recomendaciones que debes aplicar ya mismo, para perdonar a tus padres, soltar el dolor y vivir una vida completamente feliz en Cristo. 

Si tu respuesta fue no, también te ánimo a que leas este artículo hasta el final. Estoy seguro que te será una gran ayuda para poder tratar con alguien de tu entorno al que se le está haciendo complicado perdonar y soltar el pasado. 

Porque las heridas del alma provocadas por maltratos en el pasado son cosas que se hacen complicadas de percibir en toda la congregación. 

Y es que muchos creyentes llegaron a Cristo, pidieron perdón por sus pecados, pero olvidaron entregar por completo su pasado a los brazos del Padre. 

De ese modo, viven un cristianismo incompleto a causa de la falta de perdón a sus padres y provocando un atascamiento de la manifestación de la gloria de Dios sobre sus vidas. 

Ese fue mi caso. 

Mi infancia no fue del todo feliz. Recibí, durante toda mi niñez y adolescencia, maltratos físicos y psicológicos por parte de mi padre. 

Para él yo no era un ser humano al que debería educar, amar y cuidar. Simplemente era un objeto en donde desfogaba su ira y demostraba su “paternidad”. 

Cada golpe, cada insulto y humillación, hacia crecer dentro de mí un odio tan grande como el río amazonas. ¡Quería matar al viejo! 

Llegué a odiar, incluso, a mi madre. 

Porque ella siempre tuvo en sus manos la decisión de denunciar y abandonar al hombre que la maltrataba junto a sus hijos. Pero nunca lo hizo. Su excusa siempre fue: “Lo hago por ustedes, hijos”.

¿Sabes? 

Estoy seguro que de no haber entregado mi vida completa a Dios hoy estuviera en prisión cumpliendo condena por asesinar a mi Padre. 

Gloria le doy a Dios porque nunca pasó aquello. 

Hoy quiero compartir contigo 3 recomendaciones para ayudarte a eliminar el odio hacia tus padres, perdonarles y amarles por sobre todas las cosas. 

Estas recomendaciones están basadas en la Palabra de Dios y en el proceso que me llevó confrontar mi pasado, pararme frente a mis padres y decir que les perdonaba con todo mi corazón. 

¿Estás preparado o preparada para enfrentar tu pasado y perdonar a tus padres? Sigue leyendo este artículo hasta el final. 

Empecemos. 


1) Perdona porque Dios te ha perdonado a ti

Antes de empezar quiero que comprendas algo que Jesús enseña: “Un corazón que no perdona es un corazón no perdonado”. Lo coloco en negrita para que entiendas la importancia de esta frase. 

Tú puedes orar diciendo: “Perdónanos nuestras deudas, como también nosotros perdonamos a nuestros deudores” (Mt. 6:12 ). Pero Jesús te dice: “Si perdonáis a los hombres sus ofensas, os perdonará también a vosotros vuestro Padre celestial; más si no perdonáis a los hombres sus ofensas, tampoco vuestro Padre os perdonará vuestras ofensas” (Mt. 6:14-15 ).

En otras palabras, como ya había dicho antes, esto del perdón es algo serio. Jesús se lo tomó muy en serio por eso dejó muy en claro las palabras mencionadas en Mt. 6:14-15 .

Dicho lo anterior, continuemos con la recomendación número uno. 

Colosenses 3:13, dice: “De la manera que Cristo os perdonó, así también hacedlo vosotros”. Es decir, ser capaz y estar dispuesto a perdonar brota de la raíz de ser perdonado. 

¿Qué tanto asombro te causa saber que has sido perdonado? ¿Crees que eres merecedor de ese perdón? ¿Mereces acaso el sacrificio de Cristo en la cruz? 

Claro que no. 

Nadie, ni siquiera tú, es merecedor del perdón de Dios y el sacrificio en la cruz de nuestro Señor. 

Entonces, habiendo recibido el maravilloso perdón de todos tus horrendos pecados, ¿no deberías también perdonar a tus padres haciendo honor al perdón que Dios te dio?

Piensa en esto. 

La Biblia nos cuenta la historia de un rey que le perdonó a su siervo la vida y una inmensa deuda, después de que el siervo postrado implorará perdón. 

Al salir del palacio, aquel siervo se encontró con un amigo que le tenía una pequeña deuda, y cargado de ira le pedí le devolviera su dinero. 

Su amigo, postrándose a sus pies le rogaba por paciencia para poder pagarle, sin embargo, aquel siervo del rey no aceptó las suplicas y le echó en la cárcel. 

Finalmente, el rey logra enterarse del proceder de su siervo, lo manda a llamar y le dice: “Siervo malo. Tanto te perdoné porque me rogaste. ¿No debiste haber tenido también misericordia con tu amigo?”.

Como puedes darte cuenta, con esta parábola Jesús intenta enseñarte el concepto fundamental del perdón. 

No solo te pide perdonar 70 veces 7, sino que también debes perdonar con la misma sensibilidad y misericordia con la que fuiste perdonado. 


2) Perdona porque la justicia solo le compete a Dios

Yo más que nadie sé el sentido de justicia que te puede estar asaltando en estos momentos. Pero debes entender que esto (la justicia) es un derecho que solo le compete a Dios. 

Jesús lo tenía muy claro. Es por eso que actuó tal así como nos narra Mr. 14:63-65 :

Entonces el sumo sacerdote, rasgando su vestidura, dijo: ¿Qué más necesidad tenemos de testigos? Habéis oído la blasfemia; ¿qué os parece?

Y todos ellos le condenaron, declarándole ser digno de muerte. Y algunos comenzaron a escupirle, y a cubrirle el rostro y a darle de puñetazos, y a decirle: Profetiza. Y los alguaciles le daban de bofetadas. 

¿Te imaginas como hubieras reaccionado estando en el lugar de Jesús? 

En mi mente viajo constantemente a aquella escena que narra Mr. 14:63-65 , y puedo ver a Jesús siendo golpeado con toda ira y me pregunto una y otra vez: “¿cómo es posible que no respondiera los golpes? ¿Cómo es posible que no los respondiera?”.

La respuesta a esta constante pregunta sobre la actitud de Jesús frente a sus verdugos la he encontrado en 1 Pedro 2:21-22 :

Pues para esto fuisteis llamados; porque también Cristo padeció por nosotros, dejándonos ejemplo, para que sigáis sus pisadas; el cual no hizo pecado, ni se halló engaño en su boca. 

En otras palabras, aun cuando tu propio sentido de justicia emerja y exija cobrar venganza por todo el mal que te han causado, puedes y debes entregar todo eso al juez que juzga con justicia. 

Te aseguro que se hará justicia. El castigo ocurrirá en el infierno. 

Y sobre sus hombros habrá un peso de la ira de Dios manifestándose (Ro. 1:18 ) todos los días. 

Recuerda, no puedes ni podrás mejorar la justicia de Dios en la crucifixión de Cristo o en el infierno. Así que debes dejarlo en las manos de Él. No cargues con ese peso que terminarás destruyéndote por completo. 

3) Perdona para no vivir una vida de dolor

No te imaginas la vida de dolor que viví (emocional y física) cargando con todo el rencor que tenía hacia mis padres. 

Llegué a un punto en el que lloraba y mi pecho se “comprimía” causándome mucho dolor. No podía calmar esa compresión de pecho a no ser que tomara algún medicamento. 

Además, me sentía solo, triste y deprimido. Tenía pensamientos de abandonar mi familia para ir a otra ciudad —y lo hice— o de hacerme daño y morir. 

Pero eso no era todo. 


Cada vez que veía a mi padre lo veía con rencor y, cuando me corregía, decía en mis adentros: “No tienes la autoridad suficiente para corregirme. Ojalá y te largarás de la casa”.

Además, tenía una actitud de rechazo con mi madre. Siempre le reprochaba el que soportara los maltratos de mi padre y no lo abandonara. 

Con todo esto, podrías decir: “¿cómo es posible que mis sentimientos influyan tanto para darme una vida de dolor? Lo que dices no tiene fundamento ni importancia, Max”.

Sin embargo, a Jesús si le importó. Fue tanta su importancia que pidió que si alguien está trabajado y cansado, Él le daría descanso (Mt. 11:28 ).

Y como jamás podrás deshacer con tus propias fuerzas todo el rencor que tienes hacia tus padres, te doy el consejo que le funcionó al rey David y me funcionó a mí: “Echa sobre Jehová tu carga, y Él te sustentará; no dejará para siempre caído al justo” (Sal. 55:22).

Finalmente

Cada una de estas 3 recomendaciones que te he proporcionado en este artículo son las que me ayudaron a liberar mi odio y perdonar a mis padres. 

Nada hubiera sanado dentro de mí si es que no le hubiera entregado mi corazón a Dios. Y lo más probable es que hubiera desencadenado una maldición generacional así como lo indica Ex. 20:5.

Así que tomé fuerzas en el Señor, me paré frente a mis padres, les confesé todo lo que ellos habían causado en mi niñez y adolescencia, y les dije: “Les perdono en el nombre de Jesús. No les guardo rencor. Los amo. Y le he suplicado a Dios que no tome en cuenta todo el daño que me hicieron”.

Es por eso que tengo la plena seguridad de que en Cristo serás libre de todo rencor y sanarás tus heridas. 

Él quiere hacer una obra maravillosa a través de tu vida, pero tienes que empezar soltando tu pasado y perdonando el abuso de tu infancia. 

Después de todo, Dios le ofrece largura de días a aquellos que honran a su padre y a su madre. Yo quiero todos esos días que Él ofrece, ¿y tú?

Por favor hazme saber abajo en los comentarios qué te ha parecido este artículo. ¿Crees que es de mucha ayuda? ¿Aliente este artículo a perdonar el abuso de tus padres? Te leo.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [NoviazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-06-18T10:51:00.020-05:00
solteros-cristianos-agradecidos
Pertenecer al grupo de solteros cristianos se ha convertido en un sinónimo de falta de fe. Pues todos creen que si no estás en un noviazgo cristiano, es porque te gustan los del mundo o tienes el llamado don de continencia.

La verdad es que, la soltería, lejos de ser un tiempo en donde buscas una pareja de forma desenfrenada, es la etapa en la que Dios anhela abrirte camino dentro de sus propósitos eternos. 

Además, a no ser que tengas el donde de continencia, es también el anhelo de Dios que tengas un noviazgo cristiano y que este termine llevándote a un matrimonio de bendición. 

Pero antes de estar en un noviazgo cristiano con miras al matrimonio, es necesario que disfrutes tu soltería y se la entregues en manos de Dios. No entres en desesperación creyendo que el tiempo se te acaba y se te irá el tren. 

Por otro lado, debes saber algo contracultural: “Tú no ‘necesitas’ pareja”. Porque estar soltero no es lo mismo que estar solo. Tú podrías tener un novio o novia e incluso estar casado o casada, pero aun así seguirías estando sola o solo. 

Piensa en esto: Cristo nunca se casó. ¿Acaso le hizo falta algo? Él no fue menos hombre por no haber estado en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Del mismo modo, tú tampoco eres menos si nunca has estado en una relación de este tipo, ya sea que tengas 20 o 70 años. 

Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. (Mt. 6:33

No obstante, entiendo por completo que el noviazgo cristiano te da una “motivación” increíble a todo lo que realizas. Ya sea orando, leyendo la Biblia, asistiendo a los cultos, apoyando a algún ministerio, etc. 

En otras palabras, encuentras un sentido de impulso hacia Dios que es provocado por la persona a la que amas. 

Es decir, tu vida cristiana comienza a andar por emociones y no por convicción. Y cuando tu noviazgo cristiano termina, reniegas de Dios y hasta terminas alejándote de la iglesia. 

Con todo esto, quiero mostrarte que estar soltero no es malo, ni mucho menos que te casarás en las bodas del cordero. 

Anhelo que con este artículo aprendas que Dios te ha dado la etapa de la soltería para que la inviertas en Él, y seas un instrumento a su servicio sin motivaciones emocionales o pretextos. 

En pocas palabras, debes vivir agradecido por ser parte de los solteros cristianos y no renegar por el hecho de que aún no has recibido ni las semillas de tu media naranja. 

A continuación, voy a exponerte 3 cosas que los solteros cristianos deben agradecer a Dios. Así que te sugiero que no te pierdas ningún reglón de este artículo, que estoy seguro será de bendición para tu vida y tu soltería. 

¿Empezamos? 


1) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden prepararse para el matrimonio

Quizá no lo sabías pero Dios te regala tu soltería para que puedas prepararte para un futuro matrimonio.

Él no quiere que llegues de manera improvisada y te encuentres con muchas cosas que a larga te hagan pensar que jamás debiste haberte casado. 

Es para eso que la soltería existe. Para que prepares todas las áreas de tu vida con miras a ser un excelente esposo o esposa. 

Tal vez suena a broma mal hecha. 

— ¡¿Prepararse para el matrimonio?! Eso es imposible. 

Pero no, no lo es. 

Aunque tal vez viéndolo desde el punto de vista de la convivencia misma, si sea imposible prepararse para el matrimonio. Pero no me refiero a eso. 

Me refiero a cosas que puedes aprender siendo soltera o soltero que te ayudarán y evitarán problemas cuando estés casado o casada. 

Cosas como: 

a) Intimidad con otros

Que no es otra cosa que aprender a abrir tu corazón a los más cercanos a ti, practicando la sinceridad y transparencia sobre todos los temas. De ese modo, te estarás preparando para abrir tu corazón sin miedo a tu futura esposa o esposo. 

b) Buscar a Dios con los demás

Esta práctica conlleva el hacer equipo con otros para la oración, la lectura bíblica y el evangelismo. Con lo cual construirás un gran estilo de vida que te hará fácil buscar a Dios junto a tu esposo o esposa. 

c) Responsabilidad financiera

Que te permitirá ser un buen administrador o administradora de la economía de tu familia. Es difícil, lo sé. Porque un soltero todo lo quiere gastar. 

Pero si aprendes una buena responsabilidad financiera, estarás salvando a tu futuro matrimonio de vivir en discusiones por gastos innecesario de dinero. 

d) Habilidades de la paternidad

Puedes creerlo o no, pero ayudar en el cuidado de tus hermanos y hermanas te preparará para ser una buena madre o un buen padre. Te hará más atento y paciente con tus futuros hijos. 

e) Responsabilidades del hogar

Sí, algo como aprender a lavar la vajilla te prepara para un futuro matrimonio. Es que muchos solteros están acostumbrados a que mami los atienda todo el tiempo. 

Y cuando llegan al matrimonio las discusiones inician porque el esposo no ayuda a levantar la mesa o la esposa no sabe preparar unos huevos revueltos. 

Como puedes darte cuenta, tu soltería es la etapa en la que debes prepararte para un futuro matrimonio. Esto debe ser antes de siquiera pensar en un noviazgo cristiano. 

Porque una vez que te enrolas en una relación no tendrás más tiempo que para pensar, hablar, pasear, suspirar y soñar, con esa persona a la que amas. 


2) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden hacer la obra de Dios

Hay una frase que siempre suelo decir y que podría ser la realidad de muchos: “Si quieres hacer la obra de Dios, hazla ahora que estas soltero. Porque de casado, no te dejarán ni cambiar de canal a la tele”

Como te dije líneas arriba, esto podría ser una realidad. Pero la verdad es que hay muchas cosas que puedes hacer para Dios estando soltero que estando casado. 

Y no necesariamente porque tu esposa o esposo te lo vaya a impedir. Sino porque el matrimonio y la familia representan otro tipo de responsabilidades que estando soltero no tendrías. 

Por lo tanto, los solteros cristianos deben estar agradecidos a Dios por esta etapa en sus vidas, porque pueden atender al llamado de la obra sin preocupaciones e impedimentos. 

Quisiera, pues, que estuvieseis sin congoja. El soltero tiene cuidado de las cosas del Señor, de cómo agradar al Señor; pero el casado tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su mujer. 

Hay asimismo diferencia entre la casada y la doncella. La doncella tiene cuidado de las cosas del Señor, para ser santa así en cuerpo como en espíritu; pero la casada tiene cuidado de las cosas del mundo, de cómo agradar a su marido. 

Esto lo digo para vuestro provecho; no para tenderos lazo, sino para lo honesto y decente, y para que sin impedimento os acerquéis al Señor. (1 Co. 7:32-35

De ese modo, tal como dice el Apóstol Pablo en el versículo bíblico antes mencionado, el soltero o soltera tiene cuidado de como agradar al Señor. 

Es decir, la preocupación principal que deberías tener es agradar por completo a Dios, antes que buscar agradar a una pareja. 

En lo personal, gran parte de mi juventud decidí dedicársela a Dios hasta que tomé la decisión de casarme a los 28 años. 

Pero no fue fácil. 

La cultura de nuestro tiempo, aun dentro del cristianismo, nos enseña que debes procurar tener un novio o novia para poder estar “completo”. 

Y como en muchos años no lograban verme con una chica metido en un noviazgo cristiano, deducían simplemente que era homosexual. 

¡Tamaña calumnia! 

Sin embargo, aproveché al máximo los años de mi soltería para trabajar en la obra de Dios. Así, me abrí paso al evangelismo, conducción radial, apoyo a las iglesias de mi región y a hacer obra social. 

¿Y de casado? 

Pues gracias a Dios fui bendecido con una mujer que ama la obra de Dios y me apoya en todo. Y que ha sido mi ayuda idónea desde el primer día que nos dijimos Sí delante de Dios. 

Como ves, invertir tu soltería al servicio de Dios no es tiempo mal gastado. Tendrás experiencias con el Señor que te harán feliz por completo, más de lo que podría hacerte feliz el estar en un noviazgo cristiano o matrimonio. 

Recuerda que si buscas primero el reino de Dios, lo demás: novia, novio, esposo o esposa, vendrán por añadidura (Mt. 6:33


3) Los solteros cristianos deben agradecer que pueden aprender de otros matrimonios

Este tercer punto guarda mucha relación con el primero, pero elegí colocarlo aquí porque tiene una maravillosa importancia para los solteros cristianos. 

Resulta que podrían existir muchos solteros cristianos que no aprovechan esta maravillosa etapa para aprender sobre la vida en matrimonio de manos de cristianos casados. 

Y es que muchos podrían no darse por enterados de las grandes cosas que aprenderían durante su soltería escuchando consejos de matrimonios cristianos con muchos años de experiencia. 

Esa fue una de las cosas que aproveché al máximo en mi etapa de soltero. 

Pues vivía “angustiado” imaginando mi matrimonio en ruinas por mí causa. Es más, no podía asumir la idea de casarme y no estar preparado para ser el hombre ideal para mi futura esposa. 

Así que aproveché al máximo la experiencia matrimonial de mis padres, mis pastores, mi familia, mis amigos y hermanos en Cristo. 

Cada uno de ellos respondía mis preguntas “insistentes” sobre una vida conyugal que honrara a mi futura esposa y glorificara a Dios. 

Además, hay libros maravillosos que hablan de la vida de un matrimonio cristiano, de donde aprendí muchísimas cosas que me sirvieron para adquirir conocimiento sobre la vida matrimonial. 

Y hasta me fueron de mucha ayuda para dar consejería a jóvenes cristianos y no cristianos. 

Estos libros son: 

Con todo esto, mi consejo para ti y todos los solteros cristianos es que aproveches tu soltería para aprender de matrimonios cristianos y conocer las herramientas necesarias para ser un gran esposo o una gran esposa. 

Y te sugiero que tomes este consejo muy en serio, porque un matrimonio es cosa seria. Podrías evitar convertir en un infierno tu matrimonio, si solo invirtieras tu tiempo de soltería en aprender de algunos matrimonios construidos en Cristo. 

En conclusión

Vive tu soltería al máximo en las manos de Dios. Tienes esta etapa como un maravilloso regalo para que conozcas más de Dios y trabajes a su servicio sin interrupciones, sin excusas y con todos tus sentidos completos. 

Aun así, el propósito de Dios no es que te quedes soltero toda la vida —aunque esa sea la mejor decisión de todas—, sino que disfrutes de cada etapa que Él te ha regalado y conozcas su buena voluntad para ti. 

Además, desea Dios que aprendas de aquellos que ya viven en matrimonio y conozcas la base sobre la cual debe construirse el carácter y la vida conyugal. 

Después de todo, los ancianos de la iglesia tienen un gran ministerio siendo ejemplo y guía para los más jóvenes. 

Búscalos y aprende de ellos. 

Finalmente, hazme saber abajo en los comentarios si ha sido de mucha bendición este artículo. También, cuéntame si conoces alguna otra cosa por la que los solteros cristianos deberían agradecer a Dios.
Etiquetas: [Articulos]  [ConsejosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-06-11T12:43:00.008-05:00
matrimonio-cristiano
El matrimonio cristiano tiene su caminar fundamentado en Cristo, su amor expresado sin condiciones y una vida de sacrificio por su conyugue. Lo que le hace diferente a un matrimonio secular.

¿Será posible que un matrimonio cristiano sea una bendición de Dios? ¿Es acaso el matrimonio cristiano una simple unidad de hombre o mujer

Hoy vamos a descubrir la respuesta a estas preguntas de la mano de nuestra blogger invitada, Gabi Acuña

Ella sirve en el ministerio de consolidación y discipulado de su iglesia, además, escribe un blog cristiano llamado Mi Camino a la Verdad, en donde ayuda a los nuevos creyentes a dar sus primeros pasos en la fe. 

Sin más que decir, disfruta a continuación de este grandioso artículo de la mano de Gabi 

Hola, soy Gabi. Ya me hicieron la presentación líneas arriba, así que vamos a ir directo al grano. ¿Te parece? No pares de leer. Dios te va hablar.

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios, ¿lo crees? ¿O eres de las personas que lo ve como una carga pesada?

Hoy vamos a romper con las creencias que pudieron haberse construido en tu mente sobre el matrimonio cristiano. 

Pues te voy a confirmar a través de la Palabra de Dios que el matrimonio efectivamente es una bendición de Dios. 

Por mucho tiempo satanás se ha encargado de separar relaciones, destruir matrimonios, matar el amor entre las personas y darle un mal concepto al matrimonio. En especial al matrimonio cristiano. 

Seguro que en algún momento escuchaste frases trilladas como: después que nos casamos todo cambió, me fue infiel en el matrimonio porque se aburrió de mí, el hombre casado no puede hacer nada, es un sometido, si te casas se va a terminar todo, etc. 

Frases que en concreto no son una definición correcta de lo que es el matrimonio. 

El ladrón no viene sino para hurtar y matar y destruir; yo he venido para que tengan vida, y para que la tengan en abundancia. (Jn. 10:10

A pesar de que en el matrimonio cristiano el ladrón que es satanás se quiera levantar a destruir las familias, las relaciones, el amor con infidelidades, vicios, machismo, maltratos, etc., Jesús nos confirma que Él vino para darnos vida. 

Vida al amor, a las sanas relaciones, a la restauración, al orden en el hogar y en el matrimonio. 

Es por eso que solo cuando las parejas reciben a Jesús como su roca fuerte y como el centro de su matrimonio, que la vida comienza a tener sentido para ellos. 

A continuación voy a compartir contigo 4 razones que confirman que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios. 


1. El matrimonio cristiano suple una necesidad

Y dijo Jehová Dios: No es bueno que el hombre esté solo; le haré ayuda idónea para él. Jehová Dios formó, pues, de la tierra toda bestia del campo, y toda ave de los cielos, y las trajo a Adán para que viese cómo las había de llamar; y todo lo que Adán llamó a los animales vivientes, ese es su nombre. Y puso Adán nombre a toda bestia y ave de los cielos y a todo ganado del campo; más para Adán no se halló ayuda idónea para él. (Gn. 2:18-20)

Desde el principio de la creación Dios se dio cuenta que el hombre necesitaba una compañera y alguien que lo complementara. 

Sin embargo, a pesar de que la buscó creando todos los animales del mundo, no encontró lo que para Adán sería su ayuda idónea. 

Ahora, si aplicas el ejemplo de Adán en el huerto, podrás darte cuenta que el trabajo, dinero, profesiones o reconocimiento, son ayuda idónea para el hombres o la mujer. 

Esa necesidad de ayuda idónea solo será cubierta por la bendición de una pareja a través del matrimonio. 

2. En el matrimonio cristiano se complementan

Entonces Jehová Dios hizo caer sueño profundo sobre Adán, y mientras éste dormía, tomó una de sus costillas, y cerró la carne en su lugar. Y de la costilla que Jehová Dios tomó del hombre, hizo una mujer, y la trajo al hombre. Dijo entonces Adán: Esto es ahora hueso de mis huesos y carne de mi carne; ésta será llamada Varona, porque del varón fue tomada. (Gn. 2:21-23)

Desde el momento que Dios pensó en crear a la mujer nos damos cuenta que Él estaba de acuerdo con el matrimonio. 

La primera bendición que Dios le dio al hombre fue entregarle a alguien para que le sirviera de complemento, de ayuda, de guía, de consejera y de apoyo, etc. 

Dios no creó a la mujer para que sea competencia del hombre y que el hombre estuviera compitiendo con ella. Dios creó a la mujer para que se complementarán el uno al otro. 

Cuando entiendes este principio básico del matrimonio cristiano, tu relación cambia por completo. 

Porque descubres que la persona con la que te has casado no es solo tu esposa o esposo, sino que se convirtió en tu mas gran apoyo incondicional. 


3. En el matrimonio cristiano gozas del favor de Dios

Encontrar esposa es encontrar lo mejor: es recibir una muestra del favor de Dios. (Pr. 18:22)

Confirmamos que el matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque Él mismo nos está diciendo que el que haya esposa haya su favor. 

Y es un gran privilegio gozar del favor de Dios. 

Favor que significa respaldo y que viene fundamentado en un matrimonio santo que honra al Señor. Que encuentra prosperidad en todo lo que hacen, y que su intimidad no es significado de deshonra a la Santidad del Padre. 

4. En el matrimonio cristiano tienes quien te levante

Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo. Porque si cayeren, el uno levantará a su compañero; pero ¡ay del solo! que cuando cayere, no habrá segundo que lo levante. (Ec. 4:9-10

El matrimonio cristiano es una bendición de Dios porque se complementa como un equipo en todas las áreas de la vida. 

Tanto el hombre como la mujer sirven de apoyo mutuo, y si alguien está dando muestra de hundirse en el pantano, el otro podrá ser su salvavidas. 

Sin embargo, ambos no deben olvidar que el capitán del equipo es Jesucristo. Así que deben acudir a Él todos los días para poder tener un correcto plan estratégico de la vida diaria. 

Finalmente

El matrimonio cristiano fue creado por Dios y por tal motivo tiene su bendición y su respaldo. Ante los ataques del enemigo, no necesitas desesperar, solo invita a Jesús a ser el centro de tu relación y ninguna tempestad podrán destruirlos. 

Pues mientras hombre y mujer busquen agradar a Dios, esto los acerca el uno al otro. 

Bien dice Eclesiastés 4:12"Uno solo puede ser vencido, pero dos pueden resistir. ¡La cuerda de tres hilos no se rompe fácilmente!" ¿Quién es ese tercer cordón que hace irrompible una relación? Jesús.

Sigue sus pasos y hazle parte de tu vida y de tu matrimonio.
Etiquetas: [ConsejosCristianos]  [JovenesCristianos]  [NoviazgoCristiano]  
Fecha Publicación: 2020-06-08T22:10:00.013-05:00
pecado-sexual-antes-del-matrimonio
El pecado sexual es uno de los actos más vergonzosos y dolores delante de Dios. Trae consecuencias, que de no ser tratadas a tiempo, pueden lastimar el corazón de tu novia o novio.

La voluntad de Dios para tu vida no es que termines en pecado sexual, sino que te guardes en santidad para tu futuro esposo o esposa. 

Esto implica no ceder ante la fornicación, huir de la pornografía, correr del adulterio, y guardar en santidad el tiempo de amistad y noviazgo antes del matrimonio. 

Dios quiere que ustedes vivan consagrados a él, que no tengan relaciones sexuales prohibidas, y que cada uno de ustedes sepa controlar su propio cuerpo, como algo sagrado y digno de respeto. Deben dominar sus malos deseos sexuales, y no portarse como los que no creen en Dios. (1 Ts. 4:3-5 – TLA) 

La fornicación es un pecado horrendo delante de Dios. No importa que nuestra cultura diga que es normal; no importa que tus amigos lo hayan practicado; no importa que satanás te diga que es bueno; no importa cuánto te hayas engañado a ti mismo. Si eres cristiano, tú sabes dentro de ti que el sexo antes del matrimonio es pecado. 

Y si has caído en fornicación o estás acariciando ideas sexuales con alguien que no es tu esposo o esposa, tú sabes que necesitas detener ¡ahora! 

Que no haya ninguna inmoralidad sexual, impureza ni avaricia entre ustedes. Tales pecados no tienen lugar en el pueblo de Dios. (Ef. 5:3 – NTV) 

Como todo pecado, la fornicación perjudica tu relación con Dios. Además, como ningún otro, el sexo antes del matrimonio hace un increíble daño a la relación de una pareja. 

Sin pensarlo, te verás viviendo en discusiones sin sentido, desconfianza mutua, celos innecesarios y tiempos a solas que significaran excusas para el pecado sexual. 

Pero ¿qué hacer si caí en pecado sexual antes del matrimonio? La respuesta es simple: arrepentimiento y volverse a la voluntad plena de Dios

Además, tienes a continuación algunos consejos que podrían servirte en estos momentos por el que pasas, o podrían ayudarte para saber qué aconsejar a quienes se encuentran en esta situación. 

No detengas tu lectura. Continúa hasta el final. 


1) Confiesen su pecado

Una de las cosas que vuelve más poderoso al pecado es la no confesión. Y es quizá la opción más rápida que puedes tomar tú y tu pareja con la intensión de no ser avergonzados y vistos mal por la iglesia y sus familias.

El que encubre sus pecados no prosperará, Pero el que los confiesa y los abandona hallará misericordia. (Pr. 28:13)

Llamen las cosas como son. Ambos admítanse uno al otro que la fornicación es ofensivo a Dios. Que es pecado. No lo escondan, porque no prosperarán. 

Puede que en este momento solo lo sepan ustedes dos y hayan elegido mantenerlo en secreto. Pero ese secreto sería la peor de las decisiones que podrían tomar. 

No tengas miedo. Dios no te va a fulminar con un rayo por el pecado que has cometido con tu novio o novia. En su misericordia hay perdón y redención para todo aquel que se arrepiente. 

Pero este arrepentimiento conlleva confesión. Y no del uno al otro. Sino que deben confesarlo ante alguien más (pastor, lideres, diáconos, o algún cristiano piadoso). 

2) Habla con alguien sobre tu pecado sexual

Una de las cosas más complicadas que le puede suceder a una pareja que ha cometido pecado sexual es confesar su pecado. Y no me refiero al confesarlo a tu pareja. 

Por tanto, confiésense sus pecados unos a otros, y oren unos por otros para que sean sanados. La oración (súplica) eficaz del justo puede lograr mucho. (Stg. 5:16 ─ NBLA)

Después de confesar tu pecado, lo segundo que debes hacer junto a tu novio o novia, es correr donde vuestro pastor y confesarle la situación en la que se encuentran y pedir su guía. 

No caben dudas de que nuestro mediador es Jesucristo. No necesitamos confesar nuestros pecados ante un hombre para ser perdónanos. Sin embargo, sí necesitamos la guía de los hombres de Dios para poder volver al camino correcto. 

Tal vez puede que hayas descartado la idea de ir donde tu pastor; quizá por miedo, vergüenza o quizá porque tu pastor no inspira confianza. Es una realidad que se vive en muchas iglesias del mundo. 

En este caso, lo que podrías hacer junto a tu novia o novio, es buscar un cristiano piadoso que les pueda ayudar. Podría ser un líder, diacono, ujier o vuestros mentores espirituales. 

Por nada del mundo pasen por alto este punto esencial.
 

3) Evita autojuzgarte

Una vez que has reconocido tu pecado y has derramado tu corazón delante de Dios pidiendo misericordia, no te queda más que creer que Dios te ha perdonado y sigue amándote con todas sus fuerzas. 

Quedarte recordando tu pecado una y otra vez, olvidando el perdón que has recibido de Cristo Jesús, solo te servirá para deprimirte y desanimarte. 

¿Por qué ha de quejarse el ser viviente? ¡Sea valiente frente a sus pecados! Examinemos nuestros caminos y escudriñémoslos, y volvamos al Señor. (Lam. 3:39-40 ─ NBLA)

El Señor ya ha perdonado tu pecado. No tienes por qué estar rememorando ningún hecho y volviendo a lamentarte de lo pasado. 

En el momento que te perdonó olvidó tu pecado y lo lanzó al fondo del mar de donde jamás se volverá a acordar (Miq. 7:19). 

Sin embargo, no olvides acudir diariamente al trono de la gracia. Alimenta tu vida con cosas espirituales para no ceder ante la tentación de volver al pecado sexual. 

Recuerda que el deseo de la carne es contra el Espíritu (Ga. 5:17). Por lo tanto, no estén confiados que porque hace meses no caen en pecado, todo está bien. Esa falsa seguridad puede traerte serias consecuencias. 


4) Tengan un distanciamiento momentáneo

El pecado sexual antes del matrimonio es el acto que atenta directamente al diseño original de Dios sobre el sexo. Esto conlleva a que vuestros corazones se adormezcan y acepten el pecado como bien delante de Dios. 

¡Huyan del pecado sexual! Ningún otro pecado afecta tanto el cuerpo como este, porque la inmoralidad sexual es un pecado contra el propio cuerpo. ¿No se dan cuenta de que su cuerpo es el templo del Espíritu Santo, quien vive en ustedes y les fue dado por Dios? Ustedes no se pertenecen a sí mismos, porque Dios los compró a un alto precio. Por lo tanto, honren a Dios con su cuerpo. (1 Co. 6:18-20 ─ NTV)

El propósito de este alejamiento no es destruir el corazón de ambos. El propósito es buscar reconstruir la íntima relación que compartías con Dios. 

Así que lo mejor que pueden hacer es darse un tiempo para dolerse del pecado que han cometido y buscar restauración. Permanecer juntos para “restaurarse” no será de mucha ayuda. 

Porque —seamos sinceros— ya han demostrado que no tienen dominio propio para sostener su relación. 

Cuando menos lo piensen volverán con sus besos apasionados que incluye tocamientos y, otra vez estarán dando rienda suelta a su pecado sexual. 

En este punto, soy consciente de que se hace complicado decirle a tu novio o novia que se darán un tiempo. 

Puede que surjan enojos y hasta terminen la relación. Si eso sucede, te darás cuenta que todo fue solo un plan muy bien armado para llevarte a la cama. 

Después de todo, el pecado tiene consecuencias que impactan en la vida espiritual, emocional y en el carácter. 

Deberías leer también👉11 Consecuencias del pecado en tu vida.

5) No descarten la idea del matrimonio

Es posible que la relación esté tan dañada por el pecado sexual que no haya en ustedes la idea de un futuro juntos. 

Así que lo más aconsejable será que ustedes se separen despojando de sus mentes la opción de volver a unirse otra vez. 

Por otro lado, si han descubierto que estando juntos no pueden parar de cometer pecado sexual y sus vidas continúan como si nada. 

Eso podría ser una clara señal de que existen otros patrones de pecado que les impedirá tener un matrimonio santo. 

Si alguien seduce a una doncella que no esté comprometida para casarse, y se acuesta con ella, deberá pagar una dote por ella para que sea su mujer. (Ex. 22:16)

El evangelio hace posible que relaciones que hayan tenido un pasado lleno de pecado puedan tener un futuro glorioso. 

Lo horrendo del pecado de David con Betsabé conllevó la muerte de ese hijo. Pero Dios usó esa relación con un pasado tan oscuro para traer a aquel sabio rey, Salomón (2 Sam. 12:24). 

Para Dios, luego de la fornicación, el matrimonio sigue siendo una opción. De esa manera cuida la integridad de ambos individuos y protege a la mujer de daños futuros: burlas, desprecio, insultos, etc.

Vuelve al punto número dos y busca el consejo de tus pastores. Pero jamás supongas que el pecado sexual significa que no podrán contraer matrimonio.

Finalmente

Caer en pecado sexual no es lo más complicado que existe. Lo más complicado que existe es levantarte y volver a restaurar la comunión con Dios que antes tenías.

Esto va a depender del deseo que tengas de volver a los brazos del Padre y cuanto anhelo tienes por recuperar tu relación con Dios. 

El Salmos 51, que escribiera el rey David después de adulterar, te será una inspiración en tus momentos de búsqueda de la presencia de Dios. 

Y no olvides la importancia de confesar tus pecados y pedir el consejo de tu pastor. Esta lucha se pelea mejor si es que lo haces acompañado. Solo, quedarás destruido en la primera batalla (Ec. 4:10). 

Dime abajo en los comentarios ¿qué otro consejo le darías a alguien que cometió pecado sexual antes del matrimonio?
Etiquetas: [RecursosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-06-04T19:55:00.005-05:00
apps-cristianas
Las Apps cristianas han ganado popularidad con el avance de la tecnología en cuanto a celulares inteligentes. Abriendo así mayores oportunidades en cuanto a contenido y/o entretenimiento exclusivamente para el pueblo cristiano.

Estas aplicaciones cristianas no son solo nombre y un bonito logo, sino que están —en algunos casos— bien diseñadas y estructuradas. 

Te aseguro que vas a disfrutar de estas apps cristianas. 

Con todo esto, sé que hay muchos (jóvenes en especial) que no cuentan con al menos una de estas aplicaciones cristianas, y no por eso son más pecadores que aquellos que si las tienen. 

Sin embargo, para aquellos que sí disfrutan descargar aplicaciones cristianas para su celular o tablets, he creado esta lista con apps que estoy seguro te van a encantar. 

¿Quieres conocerlas? Pues alista tu móvil que allá vamos. 

1. El Gran Juego de la Biblia

Esta aplicación cristiana que se asemeja a una Biblia virtual es en realidad un juego online cristiano. En esta app cristiana encontrarás diferentes tipos de preguntas sobre el antiguo y nuevo testamento; las cartas paulinas; personajes bíblicos; citas bíblicas y mucho más. 

Puedes hacerlo en modo examen o test, y conforme vayas respondiendo correctamente iras sumando puntos que te motivaran a seguir jugando. 

Es una de esas aplicaciones cristianas gratis sin compras en tu interior. Te va a poner a flipar. 

aplicaciones-cristianas

2. Devocionales para mujeres

Los devocionales para mujeres también tienen un espacio propio dentro de las apps cristianas. Esta es una grandiosa forma para dedicarle un momento especial de tu día a la comunión con Dios. 

Por eso, esta aplicación será una gran herramienta para que mediante la oración y la meditación de la Palabra, puedas entrar en contacto directo con Dios cada nuevo día. 

Los creadores de esta aplicación cristiana se han tomado el tiempo de poder incluir maravillosos temas, tales como: "El arte de vivir", "El cielo en el alma", "Digna del paraíso", "Martita la engreída", entre otras más. 

Además, podrás encontrar en esta app cristiana, una Biblia de estudio y una Biblia en audio.
 
aplicaciones-cristianas

3. Música cristiana para niños

La música cristiana para niños se ha vuelto tan de moda, que cada vez más las madres cristianas optan por descargarla, y aprovecharla como herramienta de educación cristiana para sus hijos en su hogar. 

Gracias a Dios que en Google Play Store existe esta maravillosa aplicación con la que podrás disfrutar de una enorme lista de reproducción de música cristiana para niños. 

Como un bonus extra, podrás encontrar en ella: predicas cristianas, reflexiones bíblicas cristianas, curiosidades de la Biblia, recursos para evangelizar, noviazgo cristiano, la Biblia Reina Valera, entre otros más. 

aplicaciones-cristianas

4. Radios Cristianas

¿Eres de los que te encanta escuchar radios cristianas online? Pues esta app contiene una gran variedad de emisoras cristianas. 

Ya no tendrás que estar buscándolas en google, ni preocuparte por cerrar una para luego buscar otra. Esta app es una de las mejores aplicaciones cristianas para tu celular y/o Tablet. 

Encontrarás aquí todo tipo de radios cristianas, incluyendo emisoras cristianas juveniles con un sin fin de música cristiana que no dejarás de disfrutar. 

El programador de esta app cristiana ha incluido una lista de más de 100 radios cristianas. Además, si eres de los que tiene una emisora, puedes contactarlo a stanusdaniel@gmail.com, y pedir que incluya tu radio.
 
aplicaciones-cristianas

5. Frases Cristianas

Las frases cristianas también tienen un lugar dentro de esta lista de aplicaciones cristianas, con contenido sobre frases cristianas para jóvenes, dichos cristianos, frases motivadoras cristianas, frases cristianas sobre el amor, etc. 

Esta app es un increíble lugar para encontrar contenido para bendecir tu vida y poder compartirlas en tus redes sociales. 

¡Te van a encantar! 

aplicaciones-cristianas

6. Biblia Todo

Esta semana fui contactado por Hermes Silva a través de mi página en Facebook, quien me compartió su recién creada aplicación. 

Esta app cristiana es sumamente completa. Cuenta con secciones para ver películas cristianas, canales de tv cristianos, música cristiana, noticias cristianas, imágenes cristianas y peticiones de oración. 

La interfaz está muy chula, y estoy seguro que se convertirá en una de tus aplicaciones cristianas favoritas. 

aplicaciones-cristianas

Finalmente

Las aplicaciones cristianas son un recurso que puedes usar para mantenerte rodeado de contenido Espiritual, y no dar espacio a que tu vida sea llena de basura. 

No reemplazan en nada a la Palabra de Dios que es mucho más recomendable disfrutarla en papel impreso. 

Y además, tener un dispositivo lleno de aplicaciones cristianas no es prueba fehaciente de que eres un verdadero hijo de Dios. Eso se demuestra con el carácter de Cristo formado en ti. 

Dime abajo en los comentarios, ¿qué aplicación de esta lista te ha gustado más? ¿Conoces alguna otra aplicación que debería estar incluida aquí?
Etiquetas: [Niños]  [NombresdeNiños]  
Fecha Publicación: 2020-06-02T20:47:00.002-05:00
nombres-para-nino-significan-bendicion
Nombres para niño hay muchos, y abundan en internet haciendo más complicada la búsqueda de los nuevos papás.

Además de esto, existe la creencia de que el nombre que le coloques a tu hijo o hija será parte de la formación de su carácter.

Verdad o no, te darás cuenta lo complicado que es conseguir nombres para niño y su significado.


Anteriormente realicé una lista con 60 nombres bíblicos para niños y su significado, que te recomiendo dar una ojeada, pues te pueden encantar también.

Sin embargo, tienes esta nueva lista de nombres para niño, que aunque no sean nombres bíblicos, el significado es toda una bendición.

¿Te gustaría descubrirlos? Pues allá vamos.


  1. Benedicto: Latino. Significa: “El bendito”.
  2. Baruc: Hebreo. Significa: “Bendito”.
  3. Benek: Latino. Significa: “Bendecido”.
  4. Keizo: Japonés. Significa: “Bendito todavía”.
  5. Selig: Germano. Significa: “Bendito”. Variantes: Seligman, Seligmen, Zelig.
  6. Barachiel: Hebreo. Significa: “La bendiciones de Dios”.
  7. Sisay (Unisex): Africano. Significa: “Presagio de cosas buenas: una bendición”.
  8. Benito: Latino. Significa: “El bendito”. Es una variante de Benedicto.
  9. Zabdiel: Hebreo. Significa: “Bendición”. Variantes: “Zabdy, Zabi, Zavdi, Zavdiel, Zebdiel.
  10. Baraquiel: Hebreo. Significa: “Bendición de Dios”. Variante de Barachiel.
  11. Benes: Checo. Significa: “Bendito”.
  12. Eadig: Anglosajón. Significado: “Bendito”.


Por último
Como te había dicho al inicio de este artículo, existe la creencia que el nombre ayudará a forjar el carácter y el futuro de tu hijo o hija.

Pero es solo eso, una creencia.

Lo cierto es que el carácter de tu hija o hija no lo forma un nombre, sino tú como padre o madre y la Dios.

Dependerá solo de ti para formar su carácter firme y semejante a Cristo. No se lo vayas a dejar solo a la idea de que como le diste nombres bíblicos, todo sucederá como arte de magia y tendrás un hijo con bendición.

Además, jamás debes olvidar que el presente y futuro de tu hija o hijo solo lo traza nuestro Dios. Nadie más.

Hazme saber abajo en los comentarios si te gustó esta lista con nombres para niña y qué nombre te gustó más. Y si tienes un nombre que debe estar en esta lista, por favor házmelo saber también.
Etiquetas: [Niños]  [NombresdeNiños]  
Fecha Publicación: 2020-06-02T10:26:00.004-05:00
nombres-para-nina-significado
Nombres para niña hay muchos, y abundan en internet haciendo más complicada la búsqueda de los futuros papás.

Además de esto, existe la creencia de que el nombre que le coloques a tu hijo o hija será parte de la formación de su carácter.

Verdad o no, te darás cuenta lo complicado que es conseguir nombres para niñas y su significado.


Anteriormente realicé una lista con 83 nombres bíblicos para niña que te recomiendo dar una ojeada, pues te pueden encantar también.

Sin embargo, tienes esta nueva lista de nombres para niña, que aunque no sean nombres bíblicos, el significado es toda una bendición.

¿Te gustaría descubrirlos? Pues allá vamos.

  1. Anam: Árabe. Significa: “La bendición de Dios”.
  2. Gracia: Latín. Significa: “Estar a favor o bendición”. Variantes: Gratia, Gracie, Grazia.
  3. Harue: Japonés. Significa: “Cordial bendición”.
  4. Narue: Japonés. Significa: “Aquella que se convierte en una bendición para su familia”.
  5. Nema: Tibetano. Significa: “Bendita”. Variantes: Neema, Nemah, Nimah, Nimali, Nimala, Nimaly, Nyma, Nymah.
  6. Sachiko: Japonés. La palabra Sachi, significa “felicidad o bendición”, y el predijo ko, significa “niña”. Por lo tanto, Sachiko significa: “La niña que da felicidad o la niña que trae la bendición”.
  7. Tomoe: Japonés. Significa: “Amiga, bendición”.
  8. Blerung: Anglosajon. Significa: “Bendición”.


Por último
Como te había dicho al inicio de este artículo, existe la creencia que el nombre ayudará a forjar el carácter y el futuro de tu hijo o hija.

Pero es solo eso, una creencia.

Lo cierto es que el carácter de tu hija o hija no lo forma un nombre, sino tú como padre o madre y la Palabra de Dios.


Dependerá solo de ti para formarle un carácter firme y semejante a Cristo. No se lo vayas a dejar solo a la idea de que como le diste nombres bíblicos, todo sucederá como arte de magia y tendrás un hijo de bendición.

Además, jamás debes olvidar que el presente y futuro de tu hija o hijo solo lo traza nuestro Dios. Nadie más.

Hazme saber abajo en los comentarios si te gustó esta lista con nombres para niña y qué nombre te gustó más. Y si tienes un nombre que debe estar en esta lista, por favor házmelo saber también.
Etiquetas: [Articulos]  [VideosCristianos]  
Fecha Publicación: 2020-05-25T14:01:00.002-05:00
cristiano-vacunarse-coronavirus
El coronavirus ha puesto a la carrera a muchos científicos alrededor del mundo para encontrar una vacuna que nos ayude a mitigar el daño que nos causa esta pandemia.

Gracias a Dios ya hay países como China y Estados Unidos en donde se han comenzado a hacer pruebas de esta vacuna, logrando excelentes resultados.

De hecho, en China se ha realizado la prueba de una posible vacuna en 108 pacientes adultos de entre 18 y 60 años, obteniendo resultados prometedores después de 28 años. (Fuente: Radio Nacional)

Con todo esto, hay una gran parte de personas alrededor del mundo que indican que una vacuna contra el coronavirus sería dañina para la humanidad.

Este grupo está conformado por cristianos, quienes afirman que esta posible vacuna traería consigo un veneno para reducir la población mundial y/o la marca de la bestia.

Y el otro grupo está conformado por los conocidos “anti-vacunas”. Aquellos que no creen en ninguna vacuna y por ende no se las colocaran (ni siquiera a sus hijos).

Ellos alegan que esta posible vacuna contra el coronavirus causará malformaciones, ceguera, autismo, albortos, y hasta la muerte.

¿Sabes de donde salen estas conclusiones? De internet.

Ahí en donde se encuentran aquellas publicaciones de gente (cristiana y no cristiana) que saca sus propias conclusiones basados en supuestas filosofías y malas interpretaciones Bíblicas.

Lo que ha causado que miles de personas reaccionen de forma positiva a la negativa de en contra de la vacuna del coronavirus.

Esto podría desencadenar muchos problemas. No solo de salud, sino de decepción espiritual, porque muchas personas creen en este pensamiento confiando que viene de parte de Dios.


Ante la duda sobre si los cristianos deben vacunarse contra el coronavirus, he recopilado la respuesta acertada y Bíblica de dos pastores.

El primero pone en claro el fundamento científico de las vacunas, además de su consejo como pastor y siervo de Dios. Y el segundo, aclara la duda desde la perspectiva Bíblica y Espiritual.

¿Quieres saber de qué se trata? Entonces no abandones este artículo y léelo hasta el final.

1) La Respuesta del Pastor Miguel Núñez

El Dr. Miguel Núñez, es pastor principal de la Iglesia Bautista Internacional en Santo Domingo, República Dominicana.

Y un médico practicante con especializaciones en medicina interna y enfermedades infecciosas.

Y en este vídeo de tan solo 6:44 minutos, el pastor Núñez nos aclara la importancia que tienen las vacunas para nuestra salud, y como el negarse a colocarte la posible vacuna con el coronavirus, demostraría que no amas a tu cuerpo ni a tu prójimo.


2) La Respuesta del Pastor Sugel Michelén

Sugel Michelén ha sido por más de 35 años uno de los pastores de la Iglesia Bíblica del Señor Jesús, en República Dominicana.

Autor de varios libros y profesor en escuelas y universidades cristianas de habla hispana.

De igual manera que el Pastor Miguel Núñez, él nos comparte una respuesta pastoral, además de Bíblica, a la posible vacuna contra el coronavirus.

Su razonamiento Bíblico se centra en que hemos sido marcados por Cristo y por ende no debemos temer a ningún problema que se avecine durante estos tiempos calamitosos.


Finalmente

La respuesta que se encuentra en estos vídeos de parte de estos dos hombres de Dios afirma tu fe y confianza plenamente en el Señor.

Te motiva a no temer a nada de lo que está sucediendo o pueda suceder.

Y que debes dejar de guiarte por interpretaciones sensacionalistas de la Palabra de Dios, y sumergirte en la Presencia de Dios para que pueda llenarte de confianza plena.

Por otro lado, ¿por qué vivir preocupado ante una vacuna con la marca de la bestia?

En lugar de eso, preocúpate mejor si tienes o no la marca del cordero (Jesús).

Además, tu vida no está en manos del coronavirus, ni de los científicos conspiradores que hicieron o no este virus.

Tampoco está en las manos del dragón ni de la bestia.

Tu vida está en las manos de Dios que te compró con sangre preciosa en la cruz del calvario.

Así que no tienes por qué temer a lo que pueda acontecer. Dios sigue estando en control de todo lo que sucede en el mundo (sin que esto lo haga pecador).

¿Tú te colocarías la vacuna contra el coronavirus? Házmelo saber abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Articulos]  
Fecha Publicación: 2020-05-24T08:32:00.000-05:00
cuarentena-segun-la-biblia
La cuarentena, en medicina, es un término para describir el aislamiento de personas o animales durante un período de tiempo no específico como método para evitar o limitar el riesgo de que se extienda una enfermedad o una plaga.

Etimológicamente la palabra cuarentena proviene de Quaranta giorni (cuarenta días) en italiano, que a su vez proviene de la palabra quadraginta en latín y que se traduce como cuatro veces diez.

En la Biblia no aparece como tal la palabra cuarentena, pero si se hace mención en varias ocasiones del número 40. Además, se relaciona con frecuencia con contextos de juicios o pruebas.

Esto no significa que el número 40 (cuarentena) tenga un significado simbólico; su significado aún es literal. “Cuarenta días” significan “cuarenta días”.


Pero tal parece que Dios eligió este número para enfatizar momentos difíciles y calamitosos.

¿Quieres ver algunos ejemplos del número 40 en la Biblia?

Aquí te dejo una lista de casos en los que se usó el número 40 para señalar algunos sucesos de importancia.

Allá vamos.

  • 40 días y 40 noches duró el diluvio (Gn. 7:12).
  • 40 años tenían Isaac y Esaú cuando se casaron (Gn. 25:20; 26:34).
  • Moisés vivió 120 años (Dt. 34:7), dividido en tres etapas: 40 años en Egipto, otros 40 como pastor en la tierra de Madián y 40 años de travesía por el desierto (Hch. 7:20-40).
  • 40 años duró el Éxodo (Dt. 8:2).
  • 40 era el número máximo de azotes que un hombre podría recibir por un crimen, según la Ley (Dt. 25:3).
  • 40 días y 40 noches Moisés estuvo en el monte Sinaí (Dt. 9:9-11).
  • Moisés intercedió a favor de Israel durante 40 días y 40 noches (Dt. 9:18, 25).
  • 40 días exploraron la tierra prometida los espías de Israel (Nm. 13:25).
  • 40 años Israel sirvió a los filisteos antes de la liberación de Sansón (Jue. 13:1).
  • 40 días retó Goliat a los israelitas antes de que David lo venciera (1 S. 17:16).
  • 40 años reinó David (1 R. 2:11), al igual que Saúl (Hch. 13:21) y su hijo Salomón (1 R. 11:42).
  • 40 días en ayunas duró el profeta Elías en el desierto hasta encontrarse con Dios en el monte Horeb (1 R. 19:8).
  • Jonás anunció que Nínive sería destruida a los 40 días (Jon. 3:4).
  • 40 también aparece en las profecías de Ezequiel (Ez. 4:6; 29:11-13).
  • A los 40 días de su nacimiento Jesús fue presentado en el Templo (Lc. 2:22).
  • 40 días y 40 noches fue Jesús al desierto para ser tentado por Satanás, después de su bautismo (Mt. 4:1-2).
  • Tras su resurrección, Jesús se le apareció a sus discípulos por 40 días (Hch. 1:3).


Cuarentena a Causa del Coronavirus

Actualmente alrededor del mundo se ha decretado una cuarentena por causa de la expansión de la pandemia del coronavirus; aunque la cuarentena que promueven no es literalmente 40 días.

Este proceso de aislamiento por el que estamos pasando es catalogado ya como un juicio de parte de Dios que trae mucho dolor, y una prueba para cada ser humano al intentar resistir en todos los aspectos mientras “vencemos” este virus.

Durante este proceso los hijos de Dios tenemos la oportunidad de acercarnos más a Dios y redireccionar nuestras vidas —si es que estaban yendo por mal camino.


Además, como ya lo he dicho en el artículo ¿El coronavirus es culpa de Dios?, los cristianos debemos ver esta pandemia como una oportunidad para volvernos a Cristo. Más que el simple hecho de que sea o no un juicio de parte de Dios.

Este stop que Dios está permitiendo debe —y espero que así sea— causar en nosotros un reencuentro con nuestro creador de tal manera que vaya a causar un despertar apasionante por Él.

¿Lo está haciendo contigo? 

Finalmente

Algunas personas dan demasiada importancia a la numerología, tratando de encontrar un significado especial detrás de cada número en la Biblia. Con frecuencia, un número en la Biblia es simplemente un número, incluido el número 40.

Dios no nos llama a buscar significados secretos, mensajes ocultos o códigos en la biblia. Hay suficientes verdades en las claras palabras de las escrituras para satisfacer todas nuestras necesidades y que nos hacen "enteramente preparados para toda buena obra" (2 Ti. 3:17).

¿Qué te a parecido este artículo? ¿Tiene para ti algún simbolismo el número 40? Házmelo saber abajo en los comentarios.
Etiquetas: [Articulos]  
Fecha Publicación: 2020-05-20T14:09:00.006-05:00
coronavirus-es-culpa-de-dios
El coronavirus está causando, alrededor del mundo, mucho dolor, tristeza, depresión, ansiedad, muerte, etc. Además de afectar la economía de diversos países y provocar que el mundo se detenga en todos los aspectos.

Al día de hoy existen 102,840,181 personas infectas por coronavirus en todo el mundo, y 2,225,302 muertes. Sin ir muy lejos, solo aquí en Perú, a la fecha, existen 1,133,022 casos confirmados de CoviD-19. (Fuente: Google News)

Y estos números siguen creciendo conforme pasan las horas.

Entonces miramos la situación mundial a causa de la pandemia por el coronavirus y nos preguntamos: ¿Esto es culpa de Dios? ¿Estamos pagando por algo malo que hicimos? ¿Dónde está Dios durante esta pandemia del coronavirus?

Preguntas que te puedes estar haciendo con total normalidad, y que no por eso dejas de ser amado por Dios. Pero debes tener mucho cuidado porque satanás puede aprovecharse para volverte incrédulo y hasta puedes terminar ofendiendo a Dios.

Es por este motivo que me animé a escribir este artículo para dar respuesta a las preguntas que nos están surgiendo en estos momentos de dolor a causa del coronavirus.

Te sugiero leer este post con un poco de calma, de manera que si no está claro algo puedas volver a leerlo. Aun así, me comprometo a ser lo más claro que se necesite ser.

¿Quedamos? Entonces empecemos.


¿Con el Coronavirus Estamos Pagando Algo Malo que Hicimos?

Es lógico que nos hagamos esta pregunta, pero no razonable el hecho de negarnos a pensar que hayamos cometido maldad que nos haga merecedores de un castigo como esta pandemia del coronavirus.

Para empezar, no debes olvidar que tenemos una herencia de pecado a causa de nuestros primeros padres Adán y Eva, y que por este motivo todos, cristianos y no cristianos, estamos destituidos de la gloria de Dios (Ro. 3:23).

Este hecho nos constituye enemigos de Dios —y sus hijos mediante su gracia— y por ende, merecedores de algo como el coronavirus u otra cosa peor.

Pero el mundo, sin conciencia de pecado, no reconoce que Dios pueda hacer descender juicios sobre la tierra a causa de toda la maldad existente.

Sus razonamientos se basan en que como son buenas personas, van a misa una vez al mes, y no han matado, robado o violado, no merecen cosas malas de la vida o de Dios.

Creen que solo a las personas “malas” les deben pasar este tipo de cosas. Y al señalarse como buenas personas es cuando juzgan y culpan a Dios por lo malo que sucede, tal como este coronavirus.

Jesús le dijo: ¿Por qué me llamas bueno? Ninguno hay bueno, sino sólo Dios. (Lc. 18:19)

En otras palabras.

El mundo entero, a pesar de las cosas malas con las que conviven, sigue creyendo que no debería suceder nada malo como este coronavirus. Y si sucediera, solo deberían verse afectados aquellos que en verdad lo merecen.

Además, como es posible, dice el mundo, que un Dios de amor provoque tanto dolor como el que vivimos a causa de la pandemia del CoviD-19.

Sin embargo, todas estas personas, aunque digan ser "hijo de Dios", están destituidas de la gloria de Dios a causa del pecado generacional, y del pecado que cometen a diario.

Pues el simple hecho de decir una mentir, blanca o negra, les impide la entrada al cielo (Ap. 21:8). ¿Cómo será entonces medir todos nuestros pecados antes de querer entrar al cielo?


Por otra parte, seguro los cristianos al rededor del mundo deben estar preguntándose: ¿Hemos hecho algo de malo para que Dios nos castigue con el coronavirus? La verdad es que sí.

La Biblia dice: “Más a todos los que le recibieron (a Jesús), a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hijos de Dios” (Jn. 1:12). Entonces, como hijos, somos merecedores de una corrección de parte de nuestro Padre si es hemos hecho algo malo (Heb. 12:6).

Piénsalo bien.

Como cristianos hemos hecho muchísimas cosas que son dignas de ser corregidas por nuestro Padre. Muy aparte de lo que tú y yo cometemos a diario, y que por ende estamos destituidos de la gloria de Dios, existen muchas más cosas con las que hemos deshonrado al Padre:

  • Falsos profetas, Apóstoles, Maestros y Pastores.
  • Pastores que buscan el dinero de los fieles.
  • Iglesias en donde no existe la unidad ni comunión entre hermanos.
  • Cristianos que provocan división, y que murmuran y levantan falso testimonio contra su pastor.
  • Pastores queriendo ser políticos.
  • Iglesias llenas de sensualismo y mundanalidad.
  • Las doctrinas de muchas iglesias está fundamentada en filosofías humanas y no en la Palabra de Dios.
  • Cristianos dando mal testimonio al mundo.

Y la lista continúa.

Pero mi intención no es ser juez de nadie. Esa parte le toca a Dios. Sin embargo, toda esa lista de cosas malas (pecado) que hemos cometido ha sido dañina para el cuerpo de Cristo y una gran deshonra para Dios.

Porque si pecáremos voluntariamente después de haber recibido el conocimiento de la verdad, ya no queda más sacrificio por los pecados, sino una horrenda expectación de juicio, y de hervor de fuego que ha de devorar a los adversarios. (Heb. 10:26-27)

Ante esto no podemos negar que merecemos el castigo por medio de este coronavirus que Dios está permitiendo que hoy vivamos.

Pero no solo esto, sino que Dios está usando este coronavirus para alertarte de tu mal proceder y que necesitas volver al camino correcto antes de que tu vida termine en un eternidad sin Cristo.

Porque la ira de Dios se revela desde el cielo contra toda impiedad e injusticia de los hombres que detienen con injusticia la verdad. (Ro. 1:18)


¿El Coronavirus es Culpa de Dios?

Ahora que todo el mundo conoce del coronavirus y sabe que es un gran peligro, se hacen una pregunta: ¿Quién es el culpable de todo esto?

Siempre queremos buscar culpables a todo lo que sucede, y el coronavirus no es la excepción.

Como te habrás podido enterar, en Internet hay muchas hipótesis de quien o quienes podrían ser culpables de expandir el coronavirus en todo el mundo.

Se habla de conspiraciones del vaticano junto al papa, Bill Gates y Estados Unidos, los Iluminatis y la OMS. Todos juntos con la posible meta de crear el Nuevo Orden Mundial y colocar la marca de la bestia al mundo entero.

Y hay quienes hasta culpan a Dios por todo lo que está causando esta pandemia del coronavirus.

De hecho, Internet está lleno de información donde se narran historias de los conspiradores. Hasta los cristianos han abarrotado la red con supuestas profecías Bíblicas sobre el coronavirus.


En ambos casos, son situaciones cuya información no ha sido corroborada de manera genuina, sino que ciertas personas malinterpretaron las cosas y las comparten como hechos verídicos.

Ahora, preguntarte si el coronavirus es culpa de Dios o por qué Dios lo ha permitido, es como querer ingresar a la mente de Dios y desear saber por qué Él hace cada cosa que hace.

Porque sabemos que toda la creación gime a una, y a una está con dolores de parto hasta ahora. (Ro. 8:22)

Dicho de otro modo, no debes cuestionar a Dios por lo que hace o lo que permite. No tienes la capacidad suficiente como para confrontar al creador y esperar a que Él te dé respuestas detalladas.

Tu trabajo es creer que Dios hace y deshace teniendo todo bajo control, y que cada cosa, buena o mal, siempre te ayudará para bien (Ro. 8:28).

Yo soy el único Dios y mantengo bajo control todo lo que pasa en este mundo. He existido desde el principio, y existiré hasta el final. (Is. 41:4) – TLA

Entonces, por qué en vez de preguntarte si Dios tiene o no la culpa de este coronavirus que causa dolor en el mundo, no te preguntas qué es lo que Dios quiere decirte con esta pandemia.

Pues, aunque no lo hayas notado, esta pandemia  a provocado grandes cambios tales como:

  • Cristianos que se someten en oración a Dios.
  • Cristianos y no cristianos buscando arrepentimiento.
  • La fe fría de muchos cristianos ha sido reavivada.
  • Iglesias que están reencaminando su doctrina y predicación a la luz de la Palabra de Dios.
  • Familias que están tomando importancia del altar familiar.
  • Matrimonios compartiendo más tiempo juntos y redescubriendo su amor.
  • Mucha necesidad de escuchar una sana doctrina Bíblica.
  • Gran sed por la Presencia de Dios.
  • Gran amor y preocupación por sus hermanos en Cristo y su prójimo.
  • Amor por el evangelismo y las almas perdidas.
  • Familias enteras convertidas en iglesias y lugares de adoración

Como ves, todo esto que está causando el coronavirus ha traído cosas buenas para el Pueblo de Dios. Y ha surgido como un llamado de atención para su pueblo que está encaminándose mal.

Creo firmemente que en estos tiempos debes estar más preocupado por tu salvación que por culpar a alguien o esperar lleno de miedo a que el coronavirus no te toque.

Entendiendo, además, que lo importante no es si mueres o no infectado de coronavirus; lo importante es si mueres o no sin tener a Cristo en tu corazón.

Por último.

No puedo decirte con certeza si el coronavirus es culpa o no de Dios, pero si puedo asegurarte que Dios no se ha movido ni un centímetro de su trono. Él sigue en los cielos, haciendo lo que le place (Sal. 115:3), para su gloria, y nuestro bien.


¿Dónde Está Dios Durante Esta Pandemia por Coronavirus?

Con todo lo que estamos viviendo a causa del coronavirus es natural que nos surja la pregunta: ¿Dónde está Dios?

Nadie vio venir al coronavirus.

Y ha traído consigo mucho dolor y sufrimiento. Sobre todo ahora que estamos viendo como la economía nos hace mucha falta para el sustento de nuestras familias.

Miles de personas han sufrido la pérdida de sus negocios, de sus puestos de trabajo, y las deudas comienzas a causar dolores de cabeza.

En mi caso, llegué a sentir tanta vergüenza ante la pérdida económica, que lloraba y le decía a mi esposa: “Siento no ser el hombre con la capacidad de proveerte durante esta pandemia en medio de la falta de dinero”.

Y en mis momentos de oración me desmoronaba en la presencia de Dios diciéndole que me sentía inútil al imaginarme sin empleo y por ende sin dinero para sustentar mi hogar.

Entonces Dios usó la boca de mi esposa para traer paz a mi vida. Ella, con su amor y paciencia, me dijo: “De esta vamos a salir. Dios nos respalda. Y aunque lo perdamos todo, Jesús nos va a ayudar a recuperarnos. Entre tanto, tú y yo, debemos seguir dándole la gloria a Dios aunque todo vaya mal”.

Sin lugar a dudas, lo que mi esposa dijo era la respuesta de Dios diciéndome: “Aquí estoy hijo, nunca me he ido. Sigo estando en control de toda esta situación” (Is. 41:4).

Con esto aprendí que mi trabajo no es cuestionar en donde está Dios durante esta pandemia del coronavirus. Mi trabajo es creer que Él está presente aun en los peores momentos, y que sin importar el resultado, Dios merece toda mi alabanza (Heb. 13:15).

Finalmente.

Dios no te promete vivir una vida llena de alegrías y colores, pero si te asegura que Él siempre se mantendrá en control absoluto.

Tú solo debes estar tranquilo y confiar porque Cristo ha vencido al mundo (Jn. 16:33).

Además, esto que sucede no es porque Dios no te ama. De hecho, Él sufre y entiende; no tenemos un Dios de piedra e indolente. Él debe tener una buena razón para no detener lo que sucede. Y no puede ser que no te ame, si no mira lo que Él hizo en la cruz por ti.

En Conclusión

Es normal que las personas, hasta los cristianos, se hagan la pregunta si el coronavirus es culpa de Dios. Lo que si no es normal, es que los cristianos usemos la Biblia para hallar sustento a nuestro pobre fundamento de que Dios es el causante de esta pandemia.

La Palabra de Dios no dice claramente que el coronavirus sea creado por Dios para ser propagado en estos tiempos.

Sin embargo, tampoco descarto la posibilidad de que nuestro Dios, teniendo todo bajo control (Is. 41:4), esté permitiendo este coronavirus con un propósito especial.

De hecho, hemos aprendido en este artículo que este coronavirus está provocando muchas cosas buenas entre los cristianos y no cristianos. Esto, entonces, se convierte en prueba suficiente de que Dios usa el coronavirus para darle un mensaje al mundo.

Además, debes comprender y entender que Dios en su infinito poder y gloria no se ha movido ni un centímetro de su trono. Él sigue siendo Dios a pesar de lo que esté causando este coronavirus.

Y entonces, te toca aguardar con fe y oración para que Dios te proteja y en su bendita voluntad no puedas ver la muerte. Pero si sucediera lo contrario, será mejor morir con Cristo en el corazón que vivir sin coronavirus y terminar tus días sin Él.

Finalmente, quisiera que me digas en los comentarios si ¿piensas que Dios tiene la culpa del coronavirus? ¿Crees que Dios nos está castigando y diciendo algo con esta pandemia? Te leo haya abajo.
Etiquetas: [VidaCristiana]  
Fecha Publicación: 2020-05-15T16:38:00.002-05:00
como-aprender-a-orar
La pregunta ¿cómo orar? Es quizá la más frecuente hecha por aquellos cristianos que recién están empezando en los caminos de Dios. Pero la que menos se hacen aquellos cristianos que ya se consideran ancianos en la fe.

A estos pocos a los que les interesa cómo aprender a orar debemos sumar el hecho de que existen pocos pastores o líderes cristianos interesados en enseñar a orar.

Y como la oración no debe realizarse simplemente como un hecho de abrir la boca y pedir lo que se te antoje, se hace necesario tener el conocimiento básico de la Palabra de Dios para no terminar diciendo una cosa por otra.

Pues hay muchos cristianos en la actualidad que creen que, por ejemplo, orar con fe significa buscar una excusa para haber que le sacan a Dios.

Sin embargo, una forma correcta de orar a Dios no garantiza que Dios escuche tu oración —ya que la Biblia dice que todo regalo de Dios viene a nosotros por pura gracia—, pero es algo que debe ser vital en tu vida.

Hoy quiero compartir contigo 7 consejos que te ayudarán a aprender a orar y serán tu trazo en el camino hacia una vida de oración bendecida y guiada por la Palabra de Dios.

Es mi oración que lo dicho en este post sea de tu utilidad para tu vida —como lo ha sido en la mía— y despierte en ti un deseo insaciable de intimidad con Dios.

¿Preparado? Empecemos.


1. Ora usando la Razón

Una de las cosas que debes aprender para orar de manera correcta es saber lo que oras, pues muchos cristianos tienen la costumbre de usar frases que no son Bíblicas al momento de orar.

Y es que en muchas iglesias en la actualidad se enseñan cosas que no son Bíblicas, como la mala costumbre del “yo declaro”. Esto podría convertir tu bien intencionada oración en una llena de herejías.

Porque aunque algo suene bonito o motivante, no quiere decir que sea correctamente Bíblico. Así que debes tener cuidado sobre lo que dices durante tu oración.

2. Ora con Conocimiento de la Palabra de Dios

Tu oración debe siempre tener como base la Palabra de Dios. Esto te ayudará a tener el conocimiento pleno de las promesas que Dios tiene y te servirá como guía al momento de orar.

De esta manera evitarás tener una oración tal como lo tenían los paganos, de quienes Jesús habló en el sermón del monte, diciendo:

Y orando, no uséis vanas repeticiones, como los gentiles, que piensan que por su palabrería serán oídos. (Mt. 6:7)

Este conocimiento te llevará a, por ejemplo, entender que tu Padre sabe de qué cosas tienes necesidad antes de que las puedas pedir (Mt. 6:8).
Por eso, un buen conocimiento de la Palabra de Dios te permitirá tener una oración con sentido común. No usarás palabras fuera de contexto y cada una de las promesas de Dios fluirá en tu mente para actuar como guía en el altar hacia Dios.

3. Ora Versículos de la Biblia

No existe forma más segura de aprender a orar que orando a través de versículos de la Palabra de Dios con un corazón agradecido y en adoración.

Algo que he aprendido es a usar los Salmos en medio de mis oraciones. Y no necesariamente me refiero a los 150 Salmos en la Biblia, sino a aquellos que son específicos para situaciones especiales.

Por ejemplo:
como-orar-con-los-salmos

Esto no es para nada una fórmula mágica con la que convertirás tus oraciones en acceso directo a Dios. Tampoco es que el hecho de recitar versículos de la Biblia en tu oración te harán una persona más espiritual.
Pero te servirán como camino para entender la voluntad de Dios en tu vida y serán un instrumento de alabanza mientras estas orando.

No olvides que puedes recitar un versículo de la Biblia en cualquier momento de tu oración. No hay un orden correcto para esto.

4. Ora con Alabanzas y Cánticos

El versículo del Salmos 22:3 donde dice que Dios habita entre las alabanzas de Israel, tiene una verdad irrefutable. Y es que nuestro Dios, como dice el versículo mencionado, es y debe ser siempre el objeto de nuestra alabanza.

De hecho la oración del Padre Nuestro empieza dando alabanzas a Dios: “Padre nuestro que estás en los cielos, Santificado sea tu nombre”. Esto para enseñarte que antes de pedir o interceder, debes empezar alabando a Dios.

Y con alabanzas no me refiero a canciones que puedes darle a Dios durante tu oración. Sino que, según el contexto de la Biblia, la alabanza es un acto de gratitud en donde se reconoce y adora a Dios.

Así que, ofrezcamos siempre a Dios, por medio de Él, sacrificio de alabanza, es decir, fruto de labios que confiesan su nombre. (Heb. 13:15)

Así que te sugiero empezar tus oraciones alabando a Dios. Diciendo algo como: “Dios creador del cielo y de la tierra…”, “Dios de Abraham, Dios de Isaac, y Dios de Jacob…”, “Dios grande y temible ante quien toda rodilla se debe doblar…”.

Lo que estarás haciendo con esto será darle reconocimiento a Dios. Estarás alabando su majestad y poderío, y exaltarás su nombre por sobre todas las cosas.

Por otro lado, la Biblia también nos insta a cantar a nuestro Dios (Col. 3:16). Así que mientras oras puedes cantar un himno o cualquier canción con la que sientas rendirle honor a Dios.

Ojo que esto último es en base a mi experiencia y no estás obligado a hacerlo. Pero estoy seguro que con cada cántico construirás una atmósfera maravillosa de adoración.


5. Ora para Agradecer a Dios

Antes de siquiera empezar a pedir un milagro, pedir perdón o interceder, inicia tu oración siendo agradecido. Porque aunque no lo hayas notado, tienes mucho de que agradecer a Dios.

Y ya que por lo general acostumbramos a usar a Dios como un “Dios bombero” (solo en casos de emergencias); comienza tus oraciones desde hoy expresando agradecimiento sin importar el tamaño de lo que Dios te haya dado.
Ser agradecido es la muestra más maravillosa de un corazón que se humilla delante de Dios. Además, reconoces que tu orgullo y ego están sujetos a las manos de Dios.

Los sacrificios de Dios son el espíritu quebrantado; al corazón contrito y humillado no despreciarás tú, oh Dios. (Sal. 51:17)

6. Ora para Pedir Perdón

Nuestro Dios no es un Dios de confusión (1 Co. 14:33), y creo fielmente que una oración debe ser realizada con orden. Pero un orden lógico, que no muestre que estamos desesperados por solo pedir.

Pues muchos acostumbramos a usar la oración como medio para pedir que se realicen nuestros sueños, prosperidad en los negocios, o ascenso en algún puesto laboral, etc. Y nunca hay tiempo para rendirse a Dios y dar gracias por lo que sin merecer nos ha dado.

Así que en el orden de tu oración te aconsejo rendirte a Dios antes de comenzar a pedir o interceder. Porque de cierto modo tampoco eres merecedor de tener una comunicación con Dios por medio de la oración. Pero es por gracia que accedes a Él.

Por lo tanto, pide perdón por todos tus pecados. Aquellos pecados que hayas cometido durante el día. Y si hay pecados de los que no te acuerdas, pide a Dios que te los traiga a memoria para no dejar que nada pase desapercibido.

De esta manera expondrás tu corazón a la presencia de Dios y estarás sensible al Espíritu Santo. Porque, como dice la Biblia, al corazón contrito y humillado no despreciará Dios (Sal. 51:17).

7. Ora para Pedir e Interceder

Finalmente, y como nos enseña el Padre Nuestro, debes pedir e interceder. En esta parte de la oración es cuando pides a Dios aquellas cosas de las que necesitas auxilio: espiritualidad, sabiduría, familia, iglesia, amigos, salud, economía, nación, etc.

¿Y por qué hasta el último pedir e interceder? Porque en este orden demuestras la prioridad con la que buscas a Dios. ¿Acaso es por los panes y los peces? (Jn. 6:26).

Pero cuando vayas a pedir e interceder recuerda el primer paso de esta lista: usa la razón. No abras la boca simplemente por abrirla. Ten cuidado de lo que pides y como lo pides. En todo tiempo usa una actitud de rendición ante Dios.

No vayas a andar pidiendo —como dicen los de la teología de la prosperidad— que Dios haga algo que tu deseas simplemente porque “los hijos de Dios deben odiar la pobreza” o porque “Dios tiene el derecho de darte porque es tu Padre”.

Recuerda que tus pensamientos no son como sus pensamientos ni sus caminos como tus caminos (Is. 55:8-9). Que Dios hace su voluntad sobre ti tal como a Él le place, sin necesidad de que le des órdenes. Dios no cumple caprichos de nadie.

Por último

Como vimos desde el principio de este post, la oración es una tarea que debe tomarse muy en serio. No se trata de hablar palabras sofisticadas para sonar dignos de ser escuchados por Dios. Pero si debes tener cuidado de la forma en que oras y que es lo que oras.

Además, se hace muy necesario el conocimiento de la Palabra de Dios, porque conociendo toda la revelación de Él sabrás qué promesas tiene Dios para tu vida, y como actuará conforme le adores, le pidas e intercedas.

Y no solo eso, sino que el conocimiento de la Biblia permitirá que el contenido de tus oraciones no sean vanas palabrerías, sino esté cargada de verdades Bíblicas y no simples filosofías.

Recuerda, lo que vayas a pedir o por lo que vayas a interceder se sujeta siempre a la voluntad de Dios, no a tu capricho. Esto hasta la misma oración del Padre Nuestro lo enseña (Mt. 6:10).

Cuéntame en los comentarios: ¿qué te parecieron estos 7 pasos para aprender a orar? ¿Cuál es la forma en la que oras? ¿Qué otro paso más podrías añadir a este proceso?
Etiquetas: [Teologia]  
Fecha Publicación: 2020-05-11T10:11:00.004-05:00
el-bautismo-evangelico
¿Cuál es el bautismo correcto? ¿Por qué se debe bautizar en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo? ¿Es el bautismo de los Apóstoles el bautismo correcto que se debe seguir? ¿El bautismo en el nombre de quien debe ser realizado?

Si te has hecho estas preguntas, como yo, eres un cristiano normal con el deseo de conocer las verdades de la Palabra de Dios.

Y es que muchos cristianos no conocen o no tienen muy claro el bautismo Bíblico, y por este motivo terminan engañados por falsas doctrinas Bíblicas.

Pues con respecto a cuál es el bautismo correcto existen dos bandos. El primero lleva consigo la verdad Bíblica escrita en Mateo 28:18-20 y que fue ordenada por nuestro Señor Jesús.

Mientras que el segundo bando afirma y reafirma que el bautismo verdadero es lo estipulado por los Apóstoles desde el discurso de Pedro allá en Hechos 2:38.

Este segundo argumento está avalado por iglesias cuya doctrina es conocida como los “Solo Jesús”. Aquellos que juran no existe tal cosa como un Dios trino y que la verdad sobre la trinidad es solo un invento por los hombres.

¿Será verdad, entonces, que debemos bautizar en el nombre de Jesús solo tal como los Apóstoles, o debemos mencionar a la trinidad?

Vamos a descubrir con la Palabra de Dios que bando de los antes mencionados tiene la verdad de lo que se dice.

Te sugiero leer con atención este post y dejarte guiar por lo escrito en la Biblia. Además, pide al Espíritu Santo que abra tu entendimiento para conocer y creer la verdad.

¿Estás preparado? Entonces empecemos.


El Bautismo en Solo Jesús

Este tipo de pensamiento está respaldado por iglesias cuya doctrina, conocida como Solo Jesús, niega la esencia de la trinidad de Dios.

Basan su argumento del bautismo en el nombre de Jesús en versículos Bíblicos tales como Hechos 2:38, Hechos 8:16 y Hechos 19:5.

Y creen profundamente que Pedro realizó el cumplimiento del mandato que dijera el Señor Jesús en Mateo 28:19-20.

Para ellos ser bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del espíritu Santo, es ser bautizado solo en los títulos con los que se conoce a Dios.

Mientras que el bautismo en el nombre de Jesús, dicen ellos, es el verdadero, pues es cuando se menciona a Jesús que se menciona el verdadero nombre de Dios.

Otro argumento que usan los “Solo Jesús” para avalar este tipo de doctrina, es que como Pedro se levantó después del Pentecostés, y guiado por el Espíritu Santo, entonces fue que dio un nuevo mandato bautismal.

En otras palabras.

Este tipo de práctica de bautismo no solo rechaza el mandato del Rey de Reyes, sino que también rechaza la trinidad de nuestro Dios.

Es de tener cuidado.

¿Por qué los Apóstoles Bautizaron en el Nombre de Jesús?

Para poder entender la razón del por qué se hace mención a un bautismo en el nombre de Jesús ordenado por los Apóstoles, es necesario entender el contexto del libro de los Hechos.

Los Apóstoles, tal como se evidencia en Hechos, se dirigían siempre a Judíos y Prosélitos. Personas que ya creían en el Padre (Jehová), pero no en su Hijo, Jesucristo.

Así que era necesario hablar de Jesús y de todas sus proezas para que entendieran y conocieran al Mesías que habían rechazado (Jn. 1:11).

Además, en ninguna parte de Hechos y el Nuevo Testamento se hace mención al acto mismo del bautismo en el nombre de Jesús.

Fíjate bien en las circunstancias: mandaron a bautizar en el nombre de Jesús, pero estando ya en el acto de bautizar, ¿qué palabras pronunciaron?

Es muy claro, para mí, que pronunciaron las palabras de Mateo 28:19-20, pues obedecían al Señor no despreciando sus enseñanzas.

Entonces, ¿se trata acaso de dos formas de bautismo? De ninguna manera.

Pues todos los casos de bautismo siempre apuntaron a uno mismo, el único que existe, es decir en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.

Por último.

Algo que también debes saber del libro de los hechos, es que el autor, el médico e historiador Lucas, probablemente usó una figura retórica llamada Sinécdoque.

Que consiste en designar una cosa con el nombre de otra con la que existe una relación de inclusión, por lo que puede utilizarse, básicamente, el nombre del todo por la parte o la parte por el todo.

Por ejemplo, a veces decimos que a una persona le falta "el pan", para dar entender que le hace falta todo tipo de alimentos. Otras veces decimos “el hombre”, para referirnos al género humano.

De igual forma cuando se indica que alguien fue bautizado en el nombre de Jesús, en realidad se está dando a entender que fue bautizado en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo.


El Bautismo Mencionando la Trinidad

Es completamente una falacia bautizar en el nombre de Jesús Solo. Esto niega por completo la trinidad de nuestro Dios.

Se hace necesario conocer la de Deidad de Dios que es uno, pero tres en esencia. Tal como los cristianos fieles al Señor somos “uno” sin perder ninguno de nosotros su identidad propia.

Esto es explicado por Jesucristo con mucha claridad a través de Juan 17:20-23 donde dice:

Más no ruego solamente por éstos, sino también por los que han de creer en mí por la palabra de ellos, para que todos sean uno; como tú, oh Padre, en mí, y yo en ti, que también ellos sean uno en nosotros; para que el mundo crea que tú me enviaste.

La gloria que me diste, yo les he dado, para que sean uno, así como nosotros somos uno. Yo en ellos, y tú en mí, para que sean perfectos en unidad, para que el mundo conozca que tú me enviaste, y que los has amado a ellos como también a mí me has amado.

Se deduce por lo tanto que lo que se hace mención en el nombre de un miembro de la Deidad, se hace ¡en el nombre de los tres!

Ahora, Padre, Hijo y Espíritu Santo, no son títulos sino vocablos que identifican una relación. Quien es Padre tiene por inferencia un Hijo. Quien es Hijo tiene un Padre, por inferencia necesaria.

También por inferencia necesaria el Padre no es su propio Hijo, ni el Hijo puede ser su propio Padre. De ahí que en la Deidad Dios es el Padre, y Cristo es el Hijo.

El Padre no es su propio Hijo, ni el Hijo es su propio Padre. El nombre del Padre es Dios, y el nombre del Hijo es Jesucristo, o Jesús, o Cristo. Y el Espíritu Santo, que es el Espíritu de Dios, es conocido también como el consolador.


Lo que también puede llevarnos a entender la trinidad de Dios es la mención que hizo Jesús en Juan 14:28 diciendo: “El Padre mayor es que yo”.

Si esto no fuera así, tal como creen los “Solo Jesús”, y que no existiera ninguna diferencia en esencia, poder o autoridad, es inconcebible que uno fuera “mayor” que el otro.

Es así que el Padre y el Hijo son uno pero no fundidos en un solo ser, sino que son uno al pensar lo mismo y actuar de la misma manera (Jn. 8:28).

En Conclusión

Es muy claro que debemos obedecer el mandato de nuestro Señor Jesús sobre la forma de bautizar a los nuevos convertidos.

Y ya que la Biblia no hace ninguna mención del acto bautismal en el nombre de Jesús solo, debemos entender que esta errada doctrina no basa sus enseñanzas en la Biblia sino en supuestos pensamientos de hombre.

No te dejes engañar por lo que se dice que, como en la Biblia no existe la palabra trinidad, no existe tal manifestación de un Dios trino.

Sin embargo en la Biblia tampoco existe la palabra Omnipotente, Omnisciente u Omnipresente, y eso no niega que nuestro Dios tenga estos atributos mencionados claramente en su Palabra.

Al final, para que puedas pensar y analizar, si eres de los que no cree en la trinidad de Dios, te dejo estas preguntas:
  1. ¿En qué parte de la Biblia dice que el nombre del Padre y del Espíritu Santo es Jesús?
  2. ¿Por qué Jesús llama Padre a su Padre y nunca lo llama Jesús?
  3. ¿Por qué los Apóstoles no llaman en sus cartas al Padre, Jesús, sino que al Padre lo siguen llamando Padre?
Déjame tu respuesta abajo en los comentarios. Quiero saber tu opinión.



Referencias
  1. Que Dice la Biblia. (2020). «Por que los discípulos fueron bautizados en el nombre de Jesús [Mensaje en un blog]». Recuperado de https://quedicelabiblia.org/por-que-los-discipulos-fueron-bautizados-en-el-nombre-de-jesus/
  2. Shappley, Homero. «¿Bautismo solo en el nombre de Jesús?». Editorial Paz [Blog]. Recuperado de http://www.editoriallapaz.org/bautismo_jesus_solo_1.htm