Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite Sin Sentido

Comparte esta página:

Etiquetas: [IDENTIDADES]  
Fecha Publicación: 2022-04-19T07:44:00.002-07:00
No podíamos dejarnos de ocupar en esta ocasión de lo sucedido en el complejo arqueológico de Kuélap, perteneciente al antiguo reino de los Chachapoyas - ubicada la cima de los andes amazónicos nororientales del Perú - donde partes de su muro perimétrico se desplomaron estruendosamente, producto de décadas de abandono en el que se encuentra. Cuando la visite hace un tiempo ya eran visibles las huellas de su deterioro, pero aparte de haber instalado el teleférico para llegar hasta allí, no se ha hecho prácticamente nada por restaurar sus murallas y he allí el resultado. Por eso, las imágenes del desastre ocurrido hace unos días son sin lugar a dudas desoladoras. Ello, toda vez que lo que se derrumba no son solo piedras, sino principalmente retazos de historia de una estructura milenaria que los antiguos Chachapoyas erigieron y que cayeron debido en buena cuenta a esa mezcla de desidia e indolencia de las autoridades peruanas. A estas alturas, muchos ya hablan de una tragedia nacional, pero es innegable que cuando se deja morir una edificación de este tipo el que pierde es la humanidad en su conjunto. Y no deja de ser una desdicha para ella que un país al que la historia le legó tanta riqueza se haya mostrado, al mismo tiempo, tan incapaz para gestionarla. Obviamente, sería exagerado atribuirle únicamente la responsabilidad de este desastre al régimen filosenderista de Pedro Castillo. El abandono en el que se encuentra Kuélap bien podría considerarse un distintivo que comparte con sus predecesores y que alcanza a muchísimos otros monumentos repartidos por todo el país, desde edificaciones prehispánicas hasta casonas coloniales. Sin embargo, hay que anotar que varias voces venían advirtiendo desde el año pasado que podía ocurrir en Kuélap, lo que finalmente sucedió y que la respuesta del régimen tanto antes como luego de la tragedia ha sido nula. Pero no parece gratuito que los derrumbes ocurridos en Kuélap estén teniendo lugar durante una administración que mostró su desprecio hacia la cultura prácticamente desde su primer día. Si bien podemos hacer una excepción con Ciro Gálvez, quien quiso revalorar el legado indígena, pero lamentablemente su labor se trunco debido a su rápida salida del cargo por presiones de los caviares dejados de lado que querían a uno de sus parásitos en ese puesto para seguir disfrutando de las gollerías a los cuales creen tener derecho, lo que llevó a la renuncia de varios profesionales que venían laborando en la entidad que se encuentra a la deriva. La situación no ha mejorado ahora, cuando el cargo ha pasado a Alejandro Salas, un sujeto más preocupado en defender a Castillo y al jefe del Gabinete, Aníbal Torres, antes que en evitar que el patrimonio cultural peruano se caiga a pedazos. Salas, como recordareis, fue uno de los integrantes del equipo ministerial que más fervientemente defendió la legalidad y la pertinencia del toque de queda para Lima y el Callao decretado por el régimen el pasado martes 5 de abril (“los que ayer reclamaban principio de autoridad parece que hoy extrañan el caos; tenemos que poner orden en el país”, afirmó). Y luego, cuando la protesta se encargó de dejar sin efecto la disposición del Ejecutivo, no tuvo mejor idea que halagar de la forma más rastrera a Castillo, convirtiéndose en su escudero incondicional en vez de ocuparse de los asuntos para lo cual fue nombrado como ministro. Como sabe cualquier observador mínimamente informado, no obstante, si el toque de queda quedó sepultado ese día fue por el peso de los hechos, no por el criterio de un oscuro individuo que, para variar, se retiró presuroso de una sesión parlamentaria anunciando que firmaría un decreto que nunca apareció. Salas, ahora ha culpado hipócritamente del desmoronamiento en Kuélap a “años de desidia, expedientes truncos y consultorías de humo” y, fiel a la narrativa del régimen, ha afirmado: “La argolla se acabó”. Si este tipo quiere desempeñarse como defensor de lo indefendible, apañando las burradas de Castillo, tiene todo el derecho de hacerlo, pero lejos del cargo que hoy ocupa. El Perú, sus ciudadanos y sus antepasados, no merecen a un ministro que se pasa más tiempo justificando los excesos de un analfabeto antes que cuidando un patrimonio que se viene a pique frente a sus propios ojos, lo cual indudablemente es un delito de lesa cultura. Lo único que acaban de hacer para hacer creer a los incautos que se preocupan por su situación, es “declararlo en emergencia” cuando irónicamente ya lo está desde el 2003 y nada se hizo desde entonces para protegerlo. Obviamente el Congreso debería tomar cartas en el asunto y sancionar ejemplarmente a los responsables ¿Pero lo hará? A que no :(
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-04-16T07:44:00.000-07:00
No, no os equivoquéis por encontrarnos en Semana Santa. No se trata de Judas Iscariote, sino de otro infame traidor, el cual está destruyendo a conciencia el Perú. ¿Su nombre? Pedro Castillo, alias “prosor” - incondicional seguidor de las “enseñanzas” del genocida senderista Abimael Guzmán - del cual busca incansablemente hacer realidad sus delirantes ideas, como es el de instaurar a como dé lugar en el país andino, “una república popular de nueva democracia” (?) para lo cual obviamente, primero debe disolver el Congreso y llamar a una Asamblea Constituyente que redacte una constitución de corte comunista que le permita eternizarse en el poder por los siglos de los siglos, tal como sucede en Cuba, Venezuela, Corea del Norte y Nicaragua - sus modelos a seguir - pero el desastre ocasionado por el régimen filosenderista en estos nueve meses de terror en el Perú es de tal magnitud, producto exclusivo de su incompetencia e improvisación, que muchos analistas no le auguran futuro alguno a este oscuro individuo y coinciden en que sus días están contados. Como recordareis, durante el primer trimestre de su ilegal presencia en Palacio - ya que llego allí mediante el fraude - los peruanos han estado divididos entre quienes veían su gobierno como un riesgo muy grave de que transitara hacia un régimen similar a los de los países arriba citados y aquellos desubicados que hipócritamente sostenían que si bien había que fiscalizarlo, exigían que se respete “el derecho” de ese usurpador a gobernar por cinco años; En una segunda etapa, como era previsible su paso por el poder se fue dibujando más bien como errático, opaco, mediocre, corrupto, clientelista y populista, gestándose un consenso creciente de que su (des)gobierno está destruyendo el país a un ritmo aceleradísimo y que había que buscar alternativas de solución en democracia. Se entro así en el período del #CastilloRenunciaYa y de los fallidos intentos de vacancia; En un tercer momento, se generalizó la percepción de que el Congreso era parte consustancial del problema, dados los negociados bajo la mesa con elementos de AP, Podemos y APP que le permiten al okupa contar con la casi absoluta certeza de que puede permanecer en Palacio si del Congreso depende, ya que la oposición democrática no podría alcanzar los votos necesarios para ello; Y llega la cuarta estación, en la que Castillo, que había seguido transitando los círculos del infierno de Dante, fija dirección permanente en el noveno - cuarta zona -, donde “los que ‘yacen’ traicionaron a sus pares […] y los que tienen los pies hacia arriba, a sus inferiores (por ejemplo, a sus súbditos), mientras que los que están doblados habrían traicionado a ambos”. Este último momento arranca con el salto a la clandestinidad de parte clave de su entorno inmediato, huyendo de la justicia, lo que a todas luces, es promovida y protegida desde lo más alto del poder. En paralelo, empezaron a producirse por todo el país fuertes protestas por el pésimo manejo gubernamental del alza de los precios del combustible y de los alimentos, que se han disparado estratosféricamente. Ello alcanza rápidamente su madurez el 5 de abril por la irresponsable, insensible e increíblemente torpe decisión de encerrar a más de diez millones de personas por temor a lo que a ellos les podía suceder. Se sabía que desde el régimen tenían previsto infiltrar las marchas pacificas de ciudadanos con elementos delincuenciales de Perú Libre - “indios bajados de los cerros que rodean Lima dispuestos a desatar un baño de sangre” según Aníbal Torres - con el objetivo de saquear e incendiar todo a su paso, para culpar de ello a la oposición y consumar el autogolpe en una fatídica fecha ya que hace 30 años, Fujimori hizo exactamente lo mismo y por lo visto, Castillo no quería ser menos, pero fracaso miserablemente en su intento. Pero la respuesta a ese pretendido acto de barbarie, fue una de las más grandes demostraciones ciudadanas que los peruanos han tenido, una que desafió masivamente al poder abusivo con la desobediencia civil y al toque de queda impuesto a la fuerza y que nadie respeto. Fue una doble derrota para Castillo y sus secuaces, cuyos planes fueron desbaratados antes siquiera de empezar. Súmese al nuevo escenario los desastres autoinfligidos posteriores: el del Consejo de Ministros descentralizado en Huancayo y la torpeza del Congreso de incluir en la eliminación del IGV a productos de primera necesidad al lomo fino y el faisán. Parece haber ahora una amplia y plural coincidencia en que Castillo es un cadáver político y que su Gabinete es una suma de zombis que buscan seguir medrando o que han perdido toda dignidad y, además, consciencia de su precariedad, ya que la adulación no detendrá al insepulto que cree que podrá dejar de serlo sacándolos del cargo. El drama político peruano se puede resumir en que Castillo y su régimen filosenderista se pudren a la vista de todos. Pero la única funeraria disponible, la del Congreso, no está dispuesta a hacer el entierro correspondiente de toda esa podredumbre que emana una hediondez insoportable. Diversos analistas han señalado que de esta situación terminal solo se podría salir con un acuerdo en el que los actores políticos de diversas tendencias logren reflexionar, dándose cuenta de que tienen que ser y actuar autocríticamente, buscando un acuerdo para salir de esta tragedia que parece no tener fin. Pero viendo el condenable comportamiento de varios de sus integrantes - que anteponen sus intereses personales que a los de la Nación - existe la firme convicción que no lo van a hacer. Como nunca, son los propios peruanos de bien, quienes deben tener la responsabilidad de su propio destino y no confiar en esos parásitos congresistas que solo piensan en su beneficio. Pacíficamente, pero con gran energía, todos aquellos que quieren acabar con ese detestado régimen tienen que demostrar que se encuentran a la altura del desafío para lograrlo. No todos están dispuestos o pueden salir a marchar en todas las ocasiones, pero con cacerolazos una vez al día en todas las ciudades del país se trasmitiría el mensaje de que no se han adormecido. Existen múltiples formas creativas, democráticas y plurales que podrían generar la única motivación que puede obligar a los culpables de esta trágica situación que vive el país - Castillo y su banda delincuencial - se allanen, a saber de que algo peor les puede sobrevenir si persisten en su endemoniado propósito de pretender instaurar el comunismo en el Perú. El calvario que sufre el país por esta lacra enquistada en el poder debe cesar cuanto antes. Vamos ¿quién se anima a jalar la cadena? El que lo haga, que cierre la tapa por favor :)
Etiquetas: [IDENTIDADES]  
Fecha Publicación: 2022-04-12T07:41:00.002-07:00
Luego de dos años en que no pudo celebrarse - como consecuencia de la pandemia mundial del Coronavirus que impidió que ello sucediera - las calles de la ciudad de Tarma, ubicada en el centro del país andino, volverán a cubrirse con alfombras elaboradas con pétalos de flores multicolores y diseños alusivos a la pasión, muerte y resurrección de Cristo con motivo de la Semana Santa, una celebración religiosa de gran devoción que este año se realiza del 10 al 17 de abril. Se trata de una de las manifestaciones culturales regionales más impactantes que congrega en la llamada Perla de los Andes a turistas nacionales y extranjeros atraídos por la belleza de los tapices y arcos urbanos que tienen como protagonistas a margaritas, alhelíes, violetas, geranios, rosas, entre otras flores cultivadas especialmente para esta celebración en localidades como Tarmatambo, Palcamayo, Sacsamarca y Palca. Como sabéis, la tradición de elaborar alfombras y arcos a base de flores, procede de Sevilla (España) y se estima que las primeras alfombras se hicieron en 1579, con la llegada del virrey Francisco de Toledo en honor a Santa Ana, patrona de la ciudad. De otro lado, las mejores alfombras de flores que se exhibirán durante el Jueves y Viernes Santo, así como el Domingo de Resurrección, recibirán un reconocimiento de parte de las autoridades locales. La Semana Santa en Tarma empezó el Domingo de Ramos con la bendición de los ramos hechos de palma de olivo y luego de la misa se iniciará la procesión de Jesús montado sobre su asno, en conmemoración del ingreso triunfal de Cristo a la ciudad de Jerusalén; Durante el Lunes y Martes Santo se recordó a los enfermos, quienes recibieron el sacramento de la unción de los enfermos por parte de sacerdotes de las iglesias y parroquias; El Miércoles Santo se celebrará la Misa Crismal, en la que participarán todos los sacerdotes de la Diócesis de Tarma, quienes hacen la Renovación de las Promesas o Votos Sacerdotales; Por su parte, la procesión de Cristo Crucificado tendrá lugar el Jueves Santo por las principales vías de la ciudad. También saldrá en procesión la Virgen Dolorosa. Es en esta ocasión que se confeccionan y exhiben las alfombras y arcos de flores que adornan las calles al paso de las imágenes; El Viernes Santo se conmemorará la Pasión del Señor mediante la procesión del Santo Sepulcro y la Virgen Dolorosa, que porta en sus manos los clavos de la crucifixión, mientras que en las iglesias y parroquias se lleva a cabo la misa y reflexión de "Las Siete Palabras" que Jesús pronunció en la cruz; Al día siguiente tiene lugar el Sábado Santo, en el que los fieles realizan una vigilia tras la inmolación de Jesús en la cruz y a la espera de su resurrección; La Semana Santa culmina con el Domingo de Pascua de Resurrección. Es un día en el que toda la Iglesia y la feligresía celebran con gozo y algarabía el triunfo de Cristo sobre la muerte. Se realiza una misa que empieza de madrugada y luego se inicia la procesión de Jesús resucitado por las calles de la ciudad adornadas con las alfombras y arcos de flores. Asistir a la Semana Santa en Tarma brinda la oportunidad de degustar los potajes típicos de esta hospitalaria provincia de Junín y conocer algo más sobre sus costumbres. Cabe destacar que en1999, Tarma logró elaborar la alfombra de flores más grande del mundo. Esta tuvo 3,200 metros de extensión y cubrió todo el entorno de la plaza principal y las calles contiguas por donde pasaron las andas del Santo Sepulcro (Viernes Santo). Por cierto, los arcos de flores son un espectáculo aparte. Colocados estratégicamente para que las sagradas imágenes pasen debajo de ellos, los artesanos las realizan con follaje tejido y luego les dan vida con las más hermosas flores. Esta es Tarma, una ciudad llena de color, fe y alegría. Perfecta para disfrutar de tus feriados por Semana Santa a pocas horas de Lima :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-04-09T08:10:00.001-07:00
“En política no hay coincidencias” dijo un infame personaje de triste recordación. Y tenía que ser en un emblemático 5 de abril - cuando se cumplieron 30 años del autogolpe de Fujimori - donde miles de indios bajados de los cerros, como ‘profetizó’ Aníbal Torres, tenían planeado saquear Lima en medio de las múltiples protestas que a diario que se suceden contra el régimen filosenderista de Pedro Castillo por el alza desmesurada de los precios del combustible y los alimentos, responsable además de las más grave crisis económica, política y social que vive el país andino en décadas, producto de su mediocridad e improvisación, como el mismo lo ha reconocido. Todo lo tenían preparado para que el día martes, la gavilla delincuencial de Perú Libre se infiltrase en las marchas pacíficas contra el régimen y desatase una incontrolable ola de violencia en la capital para que con ese pretexto, Castillo disolviera el Congreso y asumiría poderes dictatoriales. No es de extrañar por ello que los promotores de los desmanes como Guillermo Bermejo y Guido Bellido afirmaran que “la única vía para resolver este conflicto social, sería una nueva constitución”. Pero a último momento se ha llegado a saber, decidieron dar marcha atrás en su proyecto violentista tras la dura advertencia a Castillo de las FF.AA. que no permitirían semejante despropósito, por lo que fiel a su innata cobardía, este vil sujeto decidió al filo de la medianoche del lunes decretar un sorpresivo toque de queda únicamente en Lima - irónicamente el más fuerte bastión opositor - mientras el resto del país se sigue desangrando con paros, saqueos de comercios y bloqueos de carreteras, pero él no hace prácticamente nada para remediarlo. De inmediato, la medida fue calificada como desproporcionada y autoritaria por analistas y críticos del gobierno, quienes dijeron que revela la creciente paranoia de Castillo, que tras ocho meses en el cargo ha gobernado de manera errática y perdido apoyo en todos los sectores políticos. Eduardo Dargent, un politólogo en Lima, dijo que se trataba de “una medida defensiva de un gobierno débil, de un gobierno torpe, de un gobierno totalmente debilitado ¿Hasta dónde llega su incapacidad?” se preguntó. Lo que Castillo no previo fue la contundente respuesta ciudadana que desafiando el toque de queda impuesto por ese oscuro individuo, realizaron una multitudinaria marcha en Lima ese mismo día exigiendo su renuncia. Y es que el país no resiste más. Sin embargo, haciendo un recuento de los hechos, nadie podía imaginar que esa misma semana estallaría en Junín, epicentro mismo del poder de Cerrón y Perú Libre, la revolución que tanto esperaban, pero no contra la oligarquía, sino contra el “gobierno del pueblo” que ese ‘prosor’ y exactivista sindical de extracción campesina - quien en el 2017 lideró un paro de maestros que duró dos meses y paralizó las escuelas - dice representar. Desde el inicio de las protestas ya van ocho muertos en un intento de restablecer el orden público que el siempre trató de trastocar. El paro de transportistas, al mismo estilo que el que derrocó a Salvador Allende en Chile, se expandió a otros sectores, haciendo explotar una olla a presión que se venía concentrando desde el mismo día en el que Castillo, su familia, sus paisanos y compadres tomaron las riendas del gobierno en un frenesí de escándalos de corrupción que no termina. Cuando este pierde la autoridad y el respeto es el fin. Este llegará inexorablemente más temprano que tarde. El régimen ni siquiera ha atinado a lanzarle una cabeza a la turba o a acusar recibo de que los responsables de este caos general tienen que salir de escena. Como Castillo se aferra a la presidencia, lo lógico era que licenciara al gabinete, empezando por Torres, pero todo parece indicar que este es el último gabinete posible en ejercicio, ya que a estas alturas es casi imposible que alguien se anime a formar parte de un (des)gobierno que, además, puede terminar violentamente. No hay otra razón que explique por qué luego de ocho muertos y el caos total, además de las protestas generalizadas en todo el país, el gabinete en cuestión continúe en funciones como si todavía fuese un interlocutor válido. En sus primeros ocho meses en el cargo, Castillo ha ido agotando su capital político y se ha hundido en las encuestas de aceptación mientras zigzaguea de un espectro político a otro, tropezando de escándalo en escándalo y haciendo una serie de nombramientos controversiales de elementos prontuariados al tiempo que fracasa en proponer reformas significativas y solo recurre a la demagogia barata. Hasta ahora ha sobrevivido a dos pedidos de vacancia y enfrenta cada vez más acusaciones de corrupción que los analistas dicen que casi con certeza ocasionarán que se le investigue formalmente por actividades criminales y termine finalmente en la cárcel, quizás en la misma celda de su idolatrado Abimael Guzmán. “Mientras continúa esta suerte de incompetencia e inutilidad, la tentación autoritaria crece, y de ahí es de donde yo creo que viene esto”, dijo Jo-Marie Burt, una profesora de estudios latinoamericanos en la Universidad George Mason quien vivió en Lima durante la sangrienta época del terrorismo de los años ochenta, cuando el gobierno combatía a Sendero Luminoso y el MRTA, en donde los toques de queda nocturnos eran rutinarios. “Pero en el Perú” - agregó Burt´- “nunca se implementaron toques de queda de 24 horas ni siquiera durante los peores periodos de la violencia subversiva, lo que demuestra que el acosado régimen de Castillo no sabe adónde va” puntualizó. En tanto, diversos analistas afirman que las recientes disposiciones adoptadas apresuradamente para afrontar la crisis económica que vive el país por la ineptitud del régimen terminarán por agravarla. Así, ni las medidas populistas de último minuto - como el aumento del sueldo mínimo vital o el congelamiento de los precios de la gasolina y de la canasta básica familiar - podrán calmar unas aguas ya de por si sumamente agitadas. Como era de esperar, su última carta ha sido a invocar una ilegal Asamblea Constituyente como una salida a la crisis política, pero ese truco es un albur porque a la gente que le aprieta el bolsillo es difícil que comprenda cómo una nueva Carta Magna de corte estatista solucionará sus problemas inmediatos, ya que en realidad estará destinada a eternizar a los comunistas en el poder, tal como sucede en Cuba, Venezuela, Corea del Norte y Nicaragua. Y en cuanto a la “oposición democrática” en el Congreso, sigue en lo suyo, ajeno a los problemas reales del país y con sus integrantes buscando la manera de como continuar disfrutando de sus inmerecidos privilegios que nunca antes en sus tristes y patéticas vidas lo habían tenido, y si ello significa votar en contra de la vacancia de Castillo cuantas veces sea necesario, que así sea… el bolsillo no se toca. De esto se desprende que de ellos no se puede esperar nada bueno - especialmente de los ‘niños’ de Acción Popular y los oportunistas de APP - por lo que lo mejor para los intereses del país es que se vayan todos cuanto antes y dar paso a unas nuevas elecciones generales, ya que todos ellos han demostrado hasta el infinito que no dan la talla para dirigir el país, unos por cobardes que no actúan como debieran y otros por cómplices y coparticipes de las corruptelas de un régimen que agoniza. Previamente eso sí, hay que “limpiar” la ONPE y el JNE de todos aquellos elementos indeseables que avalaron el fraude que le dio el “triunfo” a Castillo y que no hay que olvidar que fueron colocados en esos organismos electorales por el lagarto Vizcarra. A por ellos (Por cierto, ha comenzado a circular últimamente una serie de rumores en la que los caviares han dejado saber que están dispuestos a apoyar una nueva moción de censura contra Castillo, a cambio de que sea reemplazado por su impresentable vicepresidenta Dina Boluarte - cajera de Vladimir Cerrón y también acusada de múltiples actos de corrupción - para que ellos puedan a volver a vivir cual garrapatas del Estado de donde últimamente habían sido echadas de mala manera y al que se habían malacostumbrado a parasitar desde la época de Paniagua, por lo que no puede aceptarse ese ofrecimiento de ninguna manera. Tienen que irse todos. De otro lado, es más que sospechoso una serie de incendios ocurridos en dependencias públicas como la DININCRI y la Corte Superior de Lima, precisamente en las oficinas donde se acumulaban pruebas acusatorias contra los prófugos sobrinos de Pedro Castillo y otros integrantes de esa banda delincuencial que hoy (des)gobierna al país, los cuales como podéis suponer y para satisfacción de los investigados, quedaron convenientemente reducidos a cenizas. ¿Casualidad? Claro que no) :(
Etiquetas: [PETROPERU]  
Fecha Publicación: 2022-04-05T07:12:00.003-07:00
El Perú no es un país productor de petróleo. Nunca lo ha sido, nunca lo fue y nunca lo será. Esa fue otra falacia inventada por el dictador Juan Velasco Alvarado para “justificar” el golpe de Estado de 1968 y crear ese monstruo burocrático llamado Petroperú, “expropiando” la compañía estadounidense IPC (a la que luego por lo bajo tuvo que pagar una millonaria indemnización hasta el último centavo... vaya “nacionalización”) y construyendo un elefante blanco como el Oleoducto Norperuano, que hoy prácticamente no sirve para nada porque no hay petróleo que extraer de la selva, pero a su vez hay que gastar millonadas en su mantenimiento, como de la refinería de Talara. Según puede leerse en la prensa de la época, el sátrapa decía exultante que el país andino “pronto extraería millones de barriles de petróleo de la Amazonia y seria socio de la OPEP, convirtiéndose en uno de los mayores exportadores del mundo” entre otras chorradas, pero lo cierto es que jamás pudo alcanzar esas cifras fabulosas. En efecto, la máxima producción se dio en los años 80 donde apenas se superaron los 200 mil barriles diarios, una minucia si se compara con lo que se extrae de los países del Golfo Pérsico o Rusia. A ello debemos agregar que desde hace años no se han descubierto nuevos pozos, ya que no se realizan exploraciones, no solo porque Petroperú ya nos lo hace, sino que tampoco les interesa realizarlo a las empresas privadas debido a la inestabilidad jurídica y económica en la que se encuentra el país, con mayor razón desde la llegada de un filosenderista como Pedro Castillo al poder, en quien nadie confía debido a sus desfasadas ideas estatistas y ser admirador de Velasco. A ello podemos agregar prácticamente la quiebra que ha ocasionado de la petrolera estatal, envuelta además en sonados escándalos de corrupción, que lo involucran tanto a él como a sus secuaces en una serie de “negociados” sumamente dañinos para la empresa. Eso es más que suficiente para espantar a cualquier inversionista que se anime a ir al Perú. Como consecuencia de ello, la producción de petróleo ha bajado considerablemente, dependiendo totalmente del exterior para satisfacer la demanda interna. Hoy se comprueba en medio de la grave crisis económica, política y social que vive el país, que la dependencia externa de crudo asociada a la brecha entre producción y demanda nacional se ha incrementado aun más, lo que unido a los elevados precios del petróleo a nivel internacional, como consecuencia de los recientes sucesos en Ucrania y el anuncio de los EE.UU. y la Unión Europea de suprimir la compra de petróleo ruso - uno de los principales productores mundiales del crudo - así como de intentar prohibir su venta en el mercado mundial, ha disparado su coste de manera estratosférica y el Perú no es inmune a ello ya que lo compra más caro, lo que al final se traslada al consumidor, lo cual se ha traducido en una disparada incontrolable de los precios del combustible y de los alimentos, provocando violentas manifestaciones de protesta en las calles, lo cual resulta angustiante para todos los sectores productivos, condicionando seriamente las actividades económicas. Mientras la producción de crudo convencional en el Perú se reduce año a año, la demanda se incrementa incesante por el modelo energético existente en el país. En un horizonte de elevados precios del petróleo y su volatilidad debido a las tensiones geopolíticas en las principales zonas de producción, se debería debe elaborar con carácter de emergencia un plan de desacoplamiento del consumo del petróleo en el sector transporte y en el sector doméstico, masificando el uso del gas, pero ello es algo que no le interesa a las autoridades, que buscan exportar a como de lugar la producción de Camisea antes que atender la demanda interna. Ya antes de la pandemia del Coronavirus, la volatilidad del mercado peruano se controlaba con un fondo de estabilización que promovía el Estado. Hoy esos recursos se agotaron por el recurso populista de regalar bonos a manos llenas desde la época de Vizcarra, por lo que ya no se puede controlar esas variaciones. Y como consecuencia de ello, los precios se han elevado considerablemente, afectando a toda la economía en un país que se encuentra en caída libre y sin freno alguno :(
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-04-02T08:00:00.001-07:00
Por estos días, en el país andino se hacen una serie de preguntas para los cuales no existen respuestas: “¿Fujimori no va a salir prisión a pesar que el Tribunal Constitucional haya ordenado su libertad?” “¿Qué derecho tiene la politizada CIDH para inmiscuirse en los asuntos internos del Perú y tratar de impedirlo?” “¿Porque no reclaman de la misma manera cuando el gobierno indulta de forma ilegal a decenas de terroristas de Sendero Luminoso y el MRTA?” “¿Cómo se pueden acatar las ‘recomendaciones’ de quienes solo levantan la voz en defensa de esos despreciables asesinos?” “¿No sería mejor que el Perú abandone cuanto antes ese cuestionado organismo cuyos miembros tienen un claro sesgo ideológico?” Y así por el estilo, son interrogantes que los peruanos se plantean una y otra vez. No cabe duda que el filosenderista Pedro Castillo intentara agarrarse de ese tema para intentar presentarse hipócritamente como “defensor de los derechos humanos” cuando formaes integrante nada menos que del propio Sendero Luminoso, a cuyo cabecilla - su idolatrado líder, maestro y guía, Abimael Guzmán Reynoso - había decidido indultar “por razones humanitarias” e incluso se sabe que llego a firmar el citado documento, pero el genocida murió el pasado 11 de septiembre, un día antes en que iba a ser anunciada su liberación, en el cual se iba a cumplir 29 años de su captura. Ahora que Castillo se encuentra bajo la espada de Damocles acusado de múltiples actos de corrupción, con sus sobrinos y cómplices de fechorías como “no habidos” por la justicia - gavilla de delincuentes que usurpan el poder - es indudable que tratará de utilizar políticamente el caso Fujimori para tratar de desviar la atención pública de sus aberrantes delitos y del desastre económico en el que se encuentra el país debido a su ineptitud, improvisación e incapacidad manifiesta. Ahora bien ¿está preparado el Perú cuando llegue la hora de la muerte de Fujimori? ¿Cómo reaccionaran sus partidarios y detractores cuando ello suceda? Al respecto, existen varios ejemplos a tomar en cuenta. Como sabéis, en lo que va del siglo XXI, América Latina ha visto morir a cinco dictadores. El paraguayo Alfredo Stroessner y el chileno Augusto Pinochet en el 2006. Pasado siete años, en el 2013, les tocó el turno al venezolano Hugo Chávez y luego al argentino Jorge Rafael Videla. Tres años más tarde, murió el sátrapa comunista Fidel Castro, quien instauro en Cuba la dictadura más longeva de la región, el cual ascendió al poder en 1959 y no se apeó de él sino hasta el 2006, cuando gravemente enfermo, cedió el control del país a su hermano Raúl Castro - otro despreciable asesino como el - primero de forma provisional y luego, definitivamente, en el 2008. Como recordareis, tras su muerte en el 2016, realizaron un nauseabundo espectáculo con sus cenizas que fue paseado por toda la isla. Han pasado unos años y en Cuba nada cambio, donde millones siguen sobreviviendo en la miseria más absoluta donde no tienen ni que comer, con una vieja y desvencijada Habana que se cae a pedazos por todos lados. Al tratarse de una isla no pueden escapar como de Venezuela, sino en estos tiempos nadie viviría en ese infierno, pero no pueden rebelarse como era de esperar en esas terribles condiciones y quienes se atreven son violentamente reprimidos por el régimen. Ahora ‘gobernada’ por el ex número dos de Raúl Castro, quien se vale del terror para atenazarse al poder. De todos esos déspotas, el único que pereció en la cárcel fue el argentino Jorge Rafael Videla, mientras que Hugo Chávez fue el único que murió en el poder. Pero hay un abismo enorme entre estos dos decesos, no solo porque ocurrieron en lugares radicalmente distintos: uno confinado en una celda del Penal Marcos Paz en las afueras de Buenos Aires, condenado a Cadena Perpetua por sus crímenes; el otro no ajusticiado como se merecía, sino en una habitación privilegiada del Hospital Militar de Caracas. También porque Videla murió repudiado por la mayoría de sus compatriotas ya que nadie, ni dentro ni fuera de Argentina, se le hubiera ocurrido reivindicar el sangriento legado de su dictadura tras su muerte. Por su parte Chávez - que destrozo su país otrora rico y envidiado en América Latina, convirtiéndolo en uno miserable y despreciado por todos, con millones de sus compatriotas fuera de sus fronteras intentando sobrevivir como pueden - murió cobardemente llorando como una nenaza al acercarse su hora final (según confesó luego uno de los integrantes de su resguardo personal) ante la indiferencia de la inmensa mayoría los venezolanos que desconocían el hecho y solo esperaban el final del chavismo. Pero ello lamentablemente no sucedió. Un periodista venezolano, Albinson Linares, describió con precisión en su libro El último rostro de Chávez el duelo que siguió a la muerte del dictador: “Del 5 al 12 de marzo Venezuela estuvo en duelo oficial donde las ciudades quedaron sumergidas en un tiempo detenido entre el temor a lo que vendría y la quietud. Eran horas nonas, donde gran parte del país veía con desprecio la televisión en la cual se podía observar como los boliburgueses e incondicionales del chavismo rendían tributo al tirano, en los funerales de Estado más repugnantes que se tenga historia en esa nación. Se sabe que Chávez lloro amargamente cuando estaba por morir y decreto a último momento que su cuerpo debía ser embalsamado y expuesto tal como se estila en los regímenes comunistas, pero lo que no previo es que una vez muerto y debido al calor extremo, así como a la demora del equipo de médicos especializados que no pudieron llegar a tiempo desde Rusia, su cuerpo comenzó a descomponerse rápidamente, por lo que se decidió enterrarlo a la brevedad posible” escribió. Uno se pregunta ante estas muertes y en cómo fueron procesadas: ¿Cómo vivirá el Perú la próxima y previsible muerte de Fujimori, un hombre de 83 años, aquejado de diversas enfermedades, que ha pasado más de una década en prisión? Como todo en ese país, la decisión del TC de decretar su libertad ha dividido a los peruanos prácticamente en dos. Según dos encuestas publicadas la semana pasada, a los pocos días en que se conoció la decisión del TC, entre 52% y 48% de los consultados está en favor del indulto, mientras que entre 43% y 46.3% se encuentra en contra. Como hace unos años dijo el antropólogo, sociólogo y politólogo Julio Cotler, buena parte de la identidad del país “está signada por el fujimorismo”. Lo afirmó en el 2012, pero estas palabras siguen siendo ciertas pasados 10 años: “La economía está marcada por las reformas que impuso, la política sigue el patrón personalista que implantó y, por último, para que funcione el sistema político se requiere del aval de Fujimori: nombrar al Defensor del Pueblo o a los miembros del Tribunal Constitucional dependen, en buena medida, de las negociaciones políticas que se lleven a cabo con su agrupación, de fuerte presencia en el Congreso”. Incluso, la inagotable crisis política en que vive el Perú desde hace cinco años se originó en buena medida debido a la disputa de los dos principales corrientes dentro de esa representación política, es decir sus hijos Keiko y Kenji Fujimori, que hasta hace poco luchaban de forma descarnada por el legado del padre y el control del partido que lo reivindica. Keiko ganó al final, pero su presencia política sigue originando un fuerte rechazo entre los peruanos, como pudo comprobarse cuando perdió en el balotagge de los pasados comicios. Y no fue la primera vez que ello le ocurría. No cabe duda que la sombra de Fujimori continua planeando sobre la frágil democracia peruana desde hace más de 20 años, luego de que abandonara el poder al huir al Japón en el 2001, en medio del escándalo de corrupción desatado por los videos de su siniestro ‘asesor’ Vladimiro Montesinos , quien compraba lealtades políticas para su socio con montañas de billetes en una oficina del Servicio de Inteligencia Nacional, lo cual era grabado subrepticiamente para con ello “presionar” a quienes había favorecido. Y esa sombra no tiene visos de abandonar al Perú. Pese a sus condenas por secuestro, homicidio calificado y delitos de corrupción, ya que cuenta aún con distintos juicios pendientes , la imagen y el legado del exdictador es todavía motivo de disputa entre los peruanos. Y, al parecer, la balanza se inclina del lado de quienes lo aprueban, especialmente por haber derrotado al terrorismo de Sendero Luminoso y el MRTA, que con sus criminales acciones bañaron de sangre al país y que fueron aplastados inmisericordemente por Fujimori. De allí que se recuerde por ello, más que por sus actos de corrupción. Al respecto, en el 2017, un estudio de opinión de la consultora GfK preguntó a los encuestados de que manera recuerdan a Fujimori, “como un gobernante de mano dura, que implantó una dictadura” o “quien terminó con la lacra del terrorismo homicida, trayendo la paz al país”. 37% eligió la primera opción; 55% la segunda. No se ha vuelto a hacer un estudio similar, pero hay razones para pensar que los resultados hoy no serían muy diferentes, incluso la diferencia sería abismal, mas aun cuando un terrorista como Pedro Castillo - quien como sabéis, llego ilegalmente al poder mediante el fraude - el cual siguiendo las enseñanzas del genocida Guzmán, busca implantar “su república popular de nueva democracia” en el Perú. No es de extrañar por ello que muchos desearían ver a Fujimori nuevamente en Palacio, pero dada su avanzada edad y graves dolencias que padece, es algo imposible. ¿Qué ocurrirá cuando fallezca, ya sea dentro o fuera de la cárcel? ¿Sería conveniente que el exdictador muriera en prisión cumpliendo su sentencia o en su casa rodeado de su familia y gozando de la clemencia de un Estado democrático que pese a todo lo que hizo, le debe a él su existencia al vencer al terrorismo? De no ser por Fujimori - admiten incluso de mala gana sus críticos - el Perú hubiese pasado por una terrible experiencia similar a lo sucedido en Camboya, donde el genocida Pol Pot asesino a millones de sus compatriotas buscando implantar “su paraíso socialista” en la Tierra. ¿Le suenan familiares esas palabras? Pero si son las mismas que expresaba Guzmán y que Castillo intenta hacer realidad en el Perú. Pero Fujimori impidió que ello sucediera. De allí que desde el régimen van a hacer todo lo posible para evitar su excarcelación, a ver si así - preocupado en su mera supervivencia frente a los varios escándalos de corrupción que van semana a semana van el cerco a su alrededor - pueda dar vuelta a su situación. Un (des)gobierno que, además, manejó de forma torpe hace unos meses la muerte de Guzmán, cuyos restos fueron cremados recién tras un intenso debate, donde Castillo y su banda delincuencial quedaron desenmascarados cuando pasado el shock de la muerte de su amado líder, pretendían que se le realizara un funeral de Estado, pero ello no ocurrió para su disgusto. Visto los antecedentes, solo queda especular cómo lidiaría el régimen con el fallecimiento de Fujimori en una celda a su cargo, si es que finalmente no es liberado. De seguro y como venganza porque no les dejaron “honrar” con unos funerales a ese asesino de Guzmán, incinerarían los restos del exdictador en secreto y arrojarían sus cenizas al mar “para evitar que su tumba se convierta en un centro de peregrinación del fujimorismo”, como ya lo acaba de adelantar ese viejo senil de Aníbal Torres. Sin embargo, ello originaria todo lo contrario de lo ellos desean, porque sus seguidores presentarían a Fujimori como una víctima y reivindicarían su legado, acercándolo paradójicamente más a una adoración mortuoria que al repudio generalizado que pretenden los senderistas hoy en el poder. Quizá una muerte en libertad de Fujimori agitaría algo menos las llamas inflamadas de la hoguera política peruana. No hay cómo saberlo con certeza, pero el tiempo a Fujimori se le acaba, por lo que los peruanos deberían empezar a prepararse como país para cuando llegue ese momento, porque incluso en ese escenario, su deceso pondrá a prueba una vez más, las endeblez costuras de la democracia peruana, aquella que Castillo se propone destruir :(
Etiquetas: [IDENTIDADES]  
Fecha Publicación: 2022-03-29T08:42:00.001-07:00
Las grandes rocas con las que fue construida la fortaleza de Sacsayhuamán, en el Cuzco, no son naturales sino artificiales, según un estudio realizado por científicos rusos a pedido del Ministerio de Cultura del Perú. En efecto, la investigación fue realizada en el 2012 por un equipo encabezado por el geólogo ruso Andrey Verianov, quien en julio de ese año envió los resultados al director regional de Cultura del Cuzco, David Ugarte Vega Centeno, con el rótulo de ‘confidencial’. Sin embargo, a diez años del descubrimiento, extrañamente, los resultados aun no han sido divulgados oficialmente en el Perú, por lo que Verianov decidió publicar un libro donde lo detallo exhaustivamente, el cual recibió reconocimiento en otros países como Rusia, España y EE.UU, según da cuenta esta semana Live Science. La historia, como se ha dicho, empezó en julio del 2012, cuando el Ministerio de Cultura coordinó con geólogos del Instituto de Geofísica e Investigaciones del Mar de Moscú (VNIISMI) un escaneo del subsuelo del complejo arqueológico de Sacsayhuamán, debido a la peligrosa erosión del terreno. El equipo que realizó la investigación, encabezado por Andrey Verianov, estuvo integrado por Alexandr Drosdov e Igor Alexev, además de Ramón Sotomayor. El arqueólogo Luis Guevara y la geóloga Edith Quirquihuaña Zavala participaron como asesores del INC del Cuzco. Uno de los resultados del estudio es sorprendente: “El complejo arqueológico Sacsayhuamán presenta dos tipos de bloques: A y B. Los bloques tipo A que se encuentran en el primer nivel están hechos de una cantidad de rocas y un caparazón que los cubría del material analizado”. Luego agrega: “Ya que los niveles superiores no recibían tanto peso, sus bloques fueron hechos enteramente del material analizado”, es decir la roca artificial. “Cuando se escanearon los bloques de las bases del primer nivel, con pequeñas antenas de alta frecuencia, se descubrió que son rocas de baja densidad, cubiertas con un cascarón artificial, esto nos motivó a enviar las muestras para el análisis químico correspondiente”. El velo del misterio se siguió descorriendo con el siguiente párrafo: “El resultado nos reveló que los bloques no son compactos sino aglomerados que muestran que el material empleado fue recogido en una cantera, posteriormente fue molido y usado para hacer una mezcla para crear los moldes de los bloques, con los cuales construyeron las murallas de la fortaleza antes de que se endurezcan” puntualizó. Venga ya, cuando estuve en ese país visite constantemente el Cuzco y siempre me había parecido increíble como los incas hubieran podido trasladar hasta allí esas gigantescas rocas - muchas de ellas más altas que un ser humano - de gran tamaño, sumamente pesadas y más aun, haberlas colocado una encima de otra a la perfección cuando no tenían grúas ni conocían la rueda para transportarlas desde las canteras, a lo que debemos agregar su accidentada geografía con grandes pendientes y profundos barrancos. Es realmente alucinante cómo estos enormes bloques de piedras pueden tener formas tan aleatorias y, sin embargo, ensamblarse de manera tan perfecta. La mayoría de los cuales parecen almohadillarse o sobresalir en lugar de tener caras rectas y cortadas. Algunos bloques parecen curvarse en las esquinas, otros tienen marcas en la superficie y varios poseen las famosas protuberancias. Hay muchas otras características aparentemente extrañas y antinaturales. Cada bloque es irregular y único, pero las uniones entre estos son perfectas. ¿Cómo ha sido esto posible? Cabe agregar que originalmente Sacsayhuamán fue una fortaleza mucho más imponente y poseía tres enormes torreones: Muyucmarca, Paucamarca y Sallaqmarca (de la primera de las cuales por cierto, se arrojo Cahuide) así como otras grandes edificaciones en su interior, los cuales fueron demolidos por los españoles tras la sublevación de Manco Inca, para evitar que esas rebeliones se sucedieran, pero por mas empeños que hicieron no pudieron tirar abajo las murallas en forma de Zigzag, que son los que hoy vemos y aun así, nos habla de su grandiosidad. En cuanto a la teoría en sí, sería conveniente hacerlo de conocimiento público y que sea ampliamente divulgado en el Perú, aunque de seguro intereses chauvinistas impedirán que ello suceda :(
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-03-26T06:10:00.002-07:00
Aun cuando muchos se resistan a creerlo, el país andino vive el comienzo de lo que podría ser, en el más breve plazo, el peor desastre político, económico y social de toda su historia. No es de extrañar por ello, que el gestor principal de este negro horizonte sea Pedro Castillo, un oscuro individuo de filiación senderista que llego al poder mediante el fraude, el cual siguiendo fielmente las enseñanzas de su maestro y guía Abimael Guzmán Reynoso , se propone destruirlo íntegramente por dentro, para instaurar sobre sus ruinas su llamada “república popular de nueva democracia”. Lo trágico de todo ello es que sus demenciales intenciones están a la vista de todos, pero en el Congreso increíblemente, no lo ven así y asumen una posición cómplice. Cuatro factores envuelven dramáticamente la suerte del país en esta dirección: 1.- Este vil sujeto ha demostrado que no solo no está preparado para gobernar, ya que carece del más mínimo respeto por la democracia y su sistema de separación de poderes, por la Constitución y las leyes de la República, y por las prerrogativas presidenciales y de Estado, a las que miente, trampea y maltrata permanentemente con total impunidad; 2.- Nunca le importó no estar preparado para gobernar porque su propósito de llegar a la presidencia era otro: capturar el Estado, como lo viene haciendo, y disolver ilegal e inconstitucionalmente el Congreso para luego convocar a una espuria asamblea constituyente e instaurar un régimen dictatorial marxista-leninista- maoísta-mariateguista-pensamiento Gonzalo, tal como aparece descrito en el ideario de su partido Perú Libre (organismo de fachada de Sendero Luminoso) y tal cual reza el destino de países como Cuba, Venezuela y Nicaragua, donde, precisamente, el principio de gobernar bien, con entereza y eficiencia, no existe, pero si el de hacer todo lo posible para eternizarse en el poder; 3.- Si bien no ha cumplido hasta hoy su propósito de disolver el Congreso - ya que aun no tiene la fuerza para ello - y habiendo más bien acumulado tantas causales necesarias como para justificar una vacancia presidencial, Castillo se ha apropiado en poco tiempo de la voluntad de varios congresistas. No solo ha comprado consciencias al estilo Vladimiro Montesinos, haciendo coparticipes de sus negociados a congresistas de “la oposición” (dixit Los ‘niños’ de Acción Popular y los oportunistas de APP) y para ello, ha dispuesto de secretarios como Bruno Pacheco, de lobbystas como Karelim López y de amigotes y parientes de toda su confianza - pobres diablos que no tenían donde ni caerse muertos antes de la llegada de Castillo al poder - para montar oscuras reuniones tanto en Palacio de Gobierno como en el despacho paralelo del pasaje Sarratea, en Breña, para repartir ministerios, digitar ascensos militares y policiales, aprobar concesiones millonarias de obras públicas y, por supuesto, asegurarse la voluntad clave del Congreso en provecho suyo; 4.- Por lo mismo que no le interesa gobernar, a Castillo le tiene sin cuidado negociar una mayoría del Congreso a favor de sus proyectos de ley. ¿Para qué? Lo que él busca es que el Congreso no pueda votar por su vacancia. Se ha asegurado un increíble poder de veto con 47 inamovibles votos, por más escándalos que surjan todos los días y que lo comprometen gravemente en múltiples casos de corrupción, por lo cual hace tiempo debería haber sido destituido y recluido en prisión por corrupto y por ladrón. Pero ello no ha ocurrido porque, digámoslo metafóricamente y en términos empresariales: Castillo ha adquirido el número necesario de acciones en el Congreso como para sentirse su nuevo dueño y para no tener que preocuparse un minuto más por su vacancia; La pregunta que los peruanos tienen que hacerse frente a estos cuatro factores es si, en efecto, el poder de veto de Castillo podría romperse en algún momento ante un nuevo escándalo presidencial que vaya a remover los cimientos morales del poder político; es decir, de los pocos cimientos morales que le quedan. Si bien no se descarta esa posibilidad, como tampoco que nuevas revelaciones de colaboradores eficaces sometidos a proceso en la fiscalía comprometan aún más las responsabilidades presidenciales en actos ilícitos, Castillo pretendería dar un paso más en el Congreso procurándose espacios favorables a proyectos reformistas del Ejecutivo dirigidos a desestabilizar el orden constitucional, creando un retroalimentado mecanismo de distracción y desviación de la atención pública. Es más, si Castillo ya ha comprado a una serie de congresistas, no podemos dejar de pensar que lo siga haciendo y que ningún control parlamentario, fiscal o judicial pueda detener su objetivo de (des)gobernar como le viene en gana, con los ministros y funcionarios incompetentes con amplio prontuario delictivo que él designe y con las consecuencias que el país aguante. Lo que ha hecho recientemente Castillo con Petro-Perú por ejemplo, llevándolo al colapso financiero en solo siete meses, no tiene nombre, como tampoco lo que viene haciendo con la gran minería, poniéndola al borde de la paralización en momentos de mayor incremento sostenido de los precios internacionales de los metales. Tampoco tienen perdón las disparatadas declaraciones de ese viejo senil de Aníbal Torres como del canciller César Landa, descalificando prematuramente la sentencia del Tribunal Constitucional que le restituye el indulto a Kenyo Fujimori, cuando, al margen de posiciones políticas o ideológicas, es el régimen al que ellos representan quien no solo tiene que velar por la correcta ejecución de esa sentencia, sino también, llegado el caso, por su defensa ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos. La alerta roja que advierte los peligros del destino del Perú ya no luce encendida solo sobre la cabeza de Castillo, quien se cree prácticamente inmune, impune e inimputable, mientras continua en su labor de destruir la frágil institucionalidad democrática. La alerta roja luce encendida ahora sobre la cabeza del Congreso y las cabezas de sus integrantes, quienes no quieren dejar sus cómodos sueldos y privilegios por ningún motivo, mientras observan indiferentes como el país se va al abismo, viendo a Castillo y sus secuaces atacando diariamente tanto a la prensa independiente como a todos los organismos del Estado que aun no controlan, incluido claro está y en primer lugar, el Congreso. Así, mientras Aníbal Torres ha pedido la disolución del Tribunal Constitucional, una congresista oficialista ha presentado una acusación constitucional contra el Contralor, a la vez que todos los integrantes de esa banda delictiva llamada Perú Posible presionan a una sola voz al Defensor del Pueblo para que abandone su cargo y colocar a uno de los suyos en su lugar. A ello debemos agregar las burdas maniobras de Castillo de querer convertir la Dirección General del Ministerio del Interior (DIGIMIN) en una policía política al servicio de régimen para perseguir y silenciar a sus opositores. O los congresistas asumen sin demora su responsabilidad sancionadora constitucional o se hacen cargo, de aquí en adelante, ante el país y ante la historia, de los pasivos y activos de todas las desgracias que van a caer sobre el Perú de las cuales serán cómplices por no haber actuado a tiempo. Esa es la cuestión. Tienen la oportunidad de demostrarlo de no serlo este lunes, cuando se debata y vote el pedido de vacancia del senderista, pero a menos que ocurra un imprevisto - dado lo sucedido recientemente por la vergonzosa posición ‘conciliadora’ asumida por AP y APP - temo que al final nada sucederá y el delincuente ese va a seguir haciendo y deshaciendo de las suyas. Espero equivocarme, pero todo parece indicar que no... Qué triste ver como se hunde el Perú cada vez más en sus propias miserias :(
Etiquetas: [MINUTO 91]  
Fecha Publicación: 2022-03-22T07:51:00.001-07:00
Ante todo, quiero aclarar que esto lo público únicamente porque me lo han pedido insistentemente ya que, como sabéis, del futbol peruano paso y si logran clasificar al Mundial a celebrarse en Qatar no tiene para mí la mas mínima importancia, pero mejor vayamos con la nota ¿vale?: El nombre del futbolista ítaloperuano Gianluca Lapadula está asociado - según la mitología popular - a drásticos e inesperados cambios políticos en el país incaico, cada vez que el jugador aterriza en territorio nacional. De cara a las últimas fechas de Eliminatorias Sudamericanas, ¿se vienen nuevos cambios en el gabinete de Castillo? En efecto, desde que Lapadula fue convocado por primera vez a ser parte del seleccionado peruano de fútbol en el 2020, comenzó a popularizarse el mito urbano que supone una renuncia o cambios políticos trascendentes en el Perú con motivo del arribo del jugador ítaloperuano a Lima. Según la creencia, cada vez que el jugador aterriza en territorio peruano existe algún tipo de remezón en el espectro político del Perú, desde la moción de vacancia del lagarto Martín Vizcarra (2018-2022) hasta la renuncia del exministro de Defensa Walter Alaya, pasando por la renuncia del exprimer ministro Guido Bellido. El mito urbano vuelve a crecer a medida que se acerca la última fecha doble de Eliminatorias Sudamericanas rumbo al Mundial de Fútbol de Catar 2022, cuando los incaicos deberán enfrentar a Uruguay en Montevideo, el 24 de marzo, para luego culminar su participación en la competencia frente a Paraguay el próximo 29 de marzo. La primera vez que se vinculó el nombre de Lapadula - nacido en Turín y de nacionalidad peruana por línea materna - con los cambios en el poder y la suerte política de sus miembros fue en el contexto de la solicitud de vacancia por incapacidad moral de Martín Vizcarra y la primera citación del ítaloperuano a la selección sudamericana en octubre del 2020. La crisis política desatada en noviembre de ese año, tras días de protestas masivas donde fallecieron dos terroristas en las calles de Lima, sacudió a todo el Ejecutivo peruano. La destitución de Vizcarra provocó la renuncia del gabinete político liderado por el presidente del Consejo de Ministros Walter Martos. El 17 de noviembre del 2020, Francisco Sagasti - un conocido admirador de terroristas que inesperadamente estaba al frente del Congreso - juró como presidente de la República, con la finalidad de completar el período presidencial vacante y ordenar futuras elecciones presidenciales. El devenir de los últimos años en el escenario político peruano no ha hecho más que acrecentar el mito sobre la incidencia del futbolista del Benevento de la Serie B italiana en la suerte de las altas esferas políticas. Tras la elección por fraude del filosenderista Pedro Castillo en el ballotage del pasado mes de junio, la resistencia por parte de la oposición democrática en el Congreso no se hicieron esperar, especialmente sobre el ahora ex primer ministro Guido Bellido, cuestionado por múltiples vínculos con el narcotráfico y abierta apología al terrorismo por calificar de “heroína” (?) a la terrorista Edith Lagos, muerta a tiros por la policía en 1982. Otro caso para el escándalo fue la elección del “guerrillero” Héctor Béjar, nada menos que al frente de la Cancillería, quien responsabilizo a la Marina del Perú del surgimiento de Sendero Luminoso, siendo obligado a renunciar por ello. Asimismo, en medio de un agitado presente en términos políticos, coincide el arribo de Gianluca Lapadula como convocado por el seleccionado peruano con la renuncia de Íber Maraví, exministro del Trabajo, quien puso su cargo a disposición tras la investigación de sus profundos nexos con el terrorismo. Finalmente, a los dos días de la llegada del ítaloperuano para disputar una fecha triple ante Chile, Argentina y Bolivia por Eliminatorias Sudamericanas, Guido Bellido – acosado por todos lados - presentó su renuncia a la presidencia del Consejo de Ministros el 6 de octubre del 2021. A esta altura, la coincidencia alcanzó ribetes de mito, sobre todo entre los hinchas de Lapadula que se toman con humor la compleja situación confrontacional del Poder Legislativo con el Ejecutivo. La última víctima de la maldición de Lapadula fue el exministro de Defensa Walter Alaya, quien renunció a su cargo el 14 de noviembre de 2021, tras la polémica suscitada por el fondo de pensiones y retiros prematuros dentro del seno de las Fuerzas Armadas peruanas. Coincidencia o no, la renuncia de Alaya se efectuó a los pocos días del arribo de Lapadula al Perú para participar de una nueva fecha de Eliminatorias Sudamericanas. El jugador del Benevento italiano - consultado por el mito a su alrededor -sostuvo ante la prensa peruana: "Yo deseo lo mejor para el país. En temas políticos no me meto. Deseo lo máximo para el Perú. ¡Arriba Perú!". Ahora, la maldición de Lapadula vuelve a resurgir en el inconsciente peruano - a pocos días para que inicie la última fecha doble de eliminatorias - que espera el arribo del Bambino y la suerte que pueda correr en términos políticos el cuestionadísimo Gabinete Ministerial o incluso el propio Castillo, sobre quien pesa un pedido de vacancia por Traición a la Patria que se verá en el Congreso el próximo 28 de marzo ¿Quién será el próximo en caer? :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-03-19T07:50:00.000-07:00
Una noticia dada a conocer este jueves - y calificada de ‘inoportuna’ por algunos analistas ya que consideran "que no era el momento para ello" - fue la decisión tomada por el Tribunal Constitucional (TC) que restablece el polémico indulto otorgado por el conocido lobbysta y Traidor a la Patria Pedro Pablo Kuczynski al ex dictador Kenyo Fujimori en el 2017, porque no solo da munición para el combate político a los tradicionales sectores antifujimoristas, sino además aporta un gran elemento distractivo a favor del régimen filosenderista de Pedro Castillo amenazado por la vacancia, quien pretenderá utilizarlo políticamente, presentándose como lo que no es . Al respecto, los constitucionalistas Óscar Urviola y Aníbal Quiroga afirmaron que la sentencia es de cumplimiento obligatorio y ejecución inmediata, por lo que Fujimori podrá salir en libertad en el transcurso de los próximos días, mientras se terminan de realizar algunos trámites. Por cierto, la restitución de su indulto no puede ser pretexto para atentar contra el Tribunal Constitucional ni contra la institucionalidad del país como ya están vociferando fuera de si los voceros del régimen. Hasta ahora, los fundamentos de la sentencia, así como los puntos de vista de los magistrados que votaron de manera discordante, no se han hecho públicos, pero ello no impide desarrollar desde ya algunas reflexiones sobre una decisión que, una vez más, ha vuelto a sumir al país andino en el pantano de la polarización. En efecto, la irresoluble - y conveniente para algunos - confrontación fujimorismo/antifujimorismo cobra mayor intensidad curiosamente antes de que se debata la moción de vacancia presidencial contra Castillo el próximo 28 de marzo en el Congreso. Sin duda alguna, esta decisión tendrá un efecto considerable en el proceso político actual. Pronto se verá (al margen del beneficiado) para qué actores políticos fue el mejor o el peor momento adoptado por el Tribunal Constitucional con un alto impacto político. Venga ya ¿cómo puede servir a los comunistas el reavivamiento de este viejo enfrentamiento que ha dado fondo y forma al sistema de conflictos en el país en las últimas décadas? De hecho será un eje distractor de la difícil situación del oficialismo al que le urge bajar intensidad a sus debilidades que amenazan su supervivencia de poder, como ya se está viendo en las calles donde la indiada aleccionada y transportada en camiones - al peor estilo montesinista - busca distraer la atención pública de los gravísimos delitos cometidos por Castillo y sus secuaces. Como podéis imaginar, el anuncio de la sorpresiva liberación de Fujimori les ha caído como anillo al dedo a las huestes senderistas, que ya están vomitando su odio y vuelven a tener motivos para “victimizarse” buscando que la gente se olvide de toda la podredumbre del actual régimen que defienden con tanto ardor ya que les pagan por ello. Es así como con este viejo conflicto intentaran recuperar el protagonismo de “indignación” selectiva y redirigir el rechazo ciudadano al antiguo “mal mayor” o sea, al fujimorismo. Pero sobre todo, les da la chance de relocalizar las líneas divisorias a su favor, las mismas que se iban acomodando amenazantes contra el régimen en medio de múltiples acusaciones de corrupción, improvisación e incapacidad manifiesta que dan tracción acumulativa a la vacancia de ese delincuente terrorista de Pedro Castillo - el más aplicado discípulo de Abimael Guzmán Reynoso - y a su expectoración del poder. Es decir, la reinyectada tensión que ha dibujado el proceso político en el Perú los últimos 20 años, el choque fujimorismo/antifujimorismo, les da la oportunidad, quizá la última, de rearmar el escenario que replique la segunda vuelta electoral del 2021 que favoreció a Castillo en nombre de la polarización, mediante el fraude en las urnas inclusive. Es indudable que si lo resuelto por el TC hubiese ocurrido luego del 28 de marzo tendría otro desenlace. Antes, influirá inevitablemente en la estrategia de supervivencia que pretende el régimen y en cómo la opinión pública recepciona o repele sus oscuros objetivos perseguidos desde que ese okupa entro a Palacio, como es el de cerrar el Congreso, adoptar una nueva Constitución de tufo izquierdista vía una espuria Asamblea Constituyente conformada a su medida e instaurar su tan soñada “república popular de nueva democracia”, a lo que podemos agregar la nueva amenaza proferida por ese viejo senil de Aníbal Torres de querer cerrar el TC. Es por esos motivos que la verdadera oposición democrática en el Congreso tendrá que calibrar su habilidad política para cambiar al fin la pauta de poder nacional vacando a este oscuro individuo de una vez por todas. El Perú no puede esperar más (Por cierto, muchos se sorprenderán porque no he condenado esta maniobra del TC, como si lo hubiera hecho en otras circunstancias. Y es que, contra todo lo que puedan pensar, yo sigo pensando exactamente lo mismo del fujimorismo como lo hacía en el pasado - basta leer todo lo que escribí de él y no me arrepiento de ello - pero ahora los tiempos han cambiado, mas aun cuando ya no resido en ese país, en el cual estuve más tiempo de lo previsto. Como sabéis, desde que se tuvo noticia que el terrorista ese pasaba a la segunda vuelta y ante la potencial amenaza que Sendero Luminoso a través de su organismo de fachada Perú Libre se hiciese con el poder, decidí adoptar “un silencio estratégico” respecto al fujimorismo, evitando criticarlos en todo momento y concentrando mis ataques sobre Castillo y su banda delincuencial, como lo he hecho hasta el momento y lo voy a seguir haciendo. Ellos son los enemigos a los que hay que combatir implacablemente hasta su derrota final. En cuanto a Fujimori, me tiene sin cuidado lo que finalmente pueda pasar con él... Quizás más adelante le escriba su obituario, tal como hice con Guzmán. He dicho) :)
Etiquetas: [AÑO ZERO]  
Fecha Publicación: 2022-03-15T16:02:00.001-07:00
La reconocida exposición neoyorquina “Beyond Van Gogh , The Immersive Experiencie” ya se encuentra en Lima desde el pasado 1 de marzo y te invita a conocer lo mejor del memorable pintor neerlandés. Como sabéis, siempre es agradable dirigirse a una exposición de arte y disfrutar de las pinturas. Pasearse por las salas y detenerse a observar cada cuadro, apreciando las pinceladas, de la manera tradicional. Sin embargo, el arte y lo digital son aspectos que en la actualidad van uniendo sus caminos con cada paso y abren un sin fin de posibilidades a la hora de presentar una exhibición. “Beyond Van Gogh , The Immersive Experiencie”, te invita a presenciar las conocidas obras de este reconocido autor de la manera más extraordinaria y que puedes apreciarla en las instalaciones de Dentro de la Villa Deportiva Nacional (VIDENA) en San Luis. Esta experiencia inédita en el Perú, está dividida en tres etapas. La primera está conformada por distintos y pequeños sets para tomar fotos. De esta forma, las personas que deseen plasmar en fotografía los elementos de la exposición, tendrán la oportunidad de hacerlo. A continuación, los visitantes son conducidos a una sección distinta. En esta, múltiples paneles iluminados te cuentan la historia de Vincent Van Gogh. Es un recorrido cronológico por su vida a través de espléndidas citas y pasajes biográficos. Oscura y decorada con la mínima cantidad de objetos distractores, permite captar la esencia del famoso pintor. De esta forma, uno puede comprender su forma de pensar al conocer más sobre los sucesos vividos. Asimismo, muestran las cariñosas y precisas palabras de Theo, su hermano, quien, debido a su estrecha relación, influenció constantemente en las obras de Vincent. La exposición finaliza al adentrarte en la última etapa. Una cascada de colores proyectada en el ambiente te recibe junto a una musicalización combinada a la perfección. Pinceladas que dan la impresión de ser plasmadas por el mismo Van Gogh se deslizan por la pared y caen en el suelo para seguir su rumbo. La variedad de tonos se transforman con el tiempo e incluso forman la cara del mismo Vincent. Al dirigirse por las oscuras puertas, un pasadizo oscuro, iluminado con objetos neon, te conduce a la última sala. Al dar el primer paso dentro, las paredes y el suelo iluminados con las célebres obras te envuelven en un segundo. Con bancas distribuidas estratégicamente y dos gruesas columnas al medio de la sala, las imágenes en constante movimiento son exhibidas por tiempos en los que parecen ser categorías por color o género. La música, al igual que durante la cascada, es un factor clave durante la presentación, sacando lo mejor de cada obra. Sin embargo, el dar repetidas vueltas dentro del mismo espacio puede generar cierto cansancio, así como un límite de tiempo al disfrutar de cada sección. A pesar de esto, “Beyond Van Gogh , The Immersive Experiencie” es una experiencia recomendada para cualquier amante del arte. Cabe recordar que esta exposición estará presente en Lima hasta el 3 de mayo, esperando a todo aquel que desee ser parte de esta experiencia. Las gráficas utilizadas, las cuales parecen bailar al compás de la música, te transportarán al mundo a través de los ojos de Van Gogh y te permitirán concebir un poco más sobre este famoso e incomprendido artista :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-03-12T06:37:00.002-08:00
“Es triste decirlo, pero visto todo lo sucedido esta semana, es indudable que el país andino se va directo al precipicio por voluntad propia de una manera por lo demás suicida e irresponsable, directo y sin escalas” apunta The Economist. En efecto, no es necesario hacer todo un recuento de lo que sucedió tanto en el interior del Congreso - en el cual los legisladores de AP volvieron a bajarse los pantalones - como en sus inmediaciones, donde el lumpen oficialista, que al parecer era “la indiada bajada de los cerros de Lima” tal como lo prometió ese viejo senil de Aníbal Torres, arremetió salvajemente contra los medios de prensa, que como sabéis, se encuentra desde hace mucho en la mira del filosenderista Pedro Castillo. Precisamente, la pesadilla que están viviendo la gran mayoría de peruanos con este vil sujeto desde que mediante el fraude se hizo con el poder y sus nada ocultas intenciones para atornillarse en el, es algo nunca visto en su historia republicana. Como sabéis, desde su independencia, el Perú ha tenido una serie de gobiernos y gobernantes, ya sea de origen civil, militar, limeños, provincianos, políticos adinerados y oportunistas de todo tipo. Sin embargo, y es necesario recordarlo, nunca se ha visto que una persona tan poco preparada pueda dirigir los destinos de un país y de la forma tan desastrosa en que lo está conduciendo, sin frenos y directo al abismo. Acá no es un tema de indicar si es un campesino, rondero o profesor de primaria - que es la ridícula excusa que esgrime ese oscuro individuo para victimizarse cada vez que es cuestionado por sus orígenes - sino que no tiene la capacidad para ello. Por ello es incapaz de enfrentarse de manera informal a ningún periodista, y cuando lo hizo por fin a un medio extranjero, quedo en evidencia la pobreza de sus argumentos y su ignorancia a nivel global. Es así como luego de haber hecho el ridículo de su vida, ha vuelto a encerrarse en sí mismo y ordena a sus esbirros agredir la prensa, cuando quieren acercársele para hacerle una pregunta, ya que en su limitado lenguaje no sabría que responder. Por cierto, las anteriores entrevistas hechas con Hildebrandt y Lucar fueron una vergüenza para los que lo vieron, dos tipos arrastrados y obsecuentes que más parecían aliados que inquisidores de la verdad. Han pasado 8 meses desde que ese okupa se encuentra en Palacio, y es una buena oportunidad para hacer un resumen de lo sucedido hasta ahora en su nefasta gestión ¿vale? Para comenzar, su juramentación fue muy cuestionada, por varios motivos: primero ofendió a SM el Rey de España al insultar a ese país en su patético discurso, donde hizo ofrecimientos que se sabían que eran utópicos, como convertir el Palacio de Gobierno en un museo, o hacer un tren trasandino de norte a sur; Nombrar a Guido Bellido de primer ministro, a Héctor Béjar de ministro de relaciones exteriores y a Iver Maraví de ministro de trabajo, por poner algunos ejemplos de gente impresentable para cada puesto, por motivos ampliamente conocidos, como el de tener un amplio prontuario delictivo y profundos lazos con el narcoterrorismo; Indicar que iba a lograr la masificación del gas, nacionalizando Camisea, cuando el ´problema no es la producción sino la distribución; Usar la casa de uno de sus secuaces en Breña para reunirse con lobbystas y empresarios para realizar suculentos negociados gravemente perjudiciales para el país, con la complicidad de sus sobrinos y de un sujeto que es un delincuente apresado en flagrancia luego de un asalto a una pizzería y que estuvo en la cárcel. Esto demuestra el grado de descomposición en la que se desenvuelve este delincuente chotano; Vender la disparatada idea de “una segunda reforma agraria”, cuando el Perú se ha convertido en un gran exportador de productos agrícolas, como espárragos, uvas, mandarinas, paltas, arándanos, etc. lo que demuestra que no hay mejor gestión que dar las condiciones para que la inversión privada genere bienestar para el país, pero para los ojos del régimen “son los nuevos hacendados a los que hay que expropiar; Colocar a gente improvisada en el tan importante ministerio de Energía y Minas sin entender que en estos momentos los precios de los minerales están por las nubes y que el cobre esta cerca de los $ 5.00 por onza, cosa que nunca antes había sucedido; Sus ministros y congresistas, todos anti mineros, que impiden la inversión de la minería con argumentos trasnochados, ya que si Conga y Tía María estarían funcionando, los ingresos del Perú serian espectaculares; Haber tenido en estos 8 meses una serie de gabinetes con gentuza de la peor calaña que es motivo de vergüenza internacional; Colocar a un charlatán vendedor de cebo de culebras como el tal Condori, nada menos que como ministro de Salud y en plena pandemia del Coronavirus, es una afrenta a todos los peruanos. Los gremios de Médicos, enfermeras, etc. han exigido la renuncia de este tipejo, pero Castillo responde: “lo critican únicamente porque ha venido de la chacra” (?) A que es una vergüenza; El escandaloso copamiento del Ministerio de Transportes y Comunicaciones que es el de mayor presupuesto, en manos de secuaces del condenado por corrupción Vladimir Cerrón, por lo que sabemos que será una caja de pandora una vez que se ventile toda la podredumbre instalada allí, una vez que sean echados a patadas; Hay adicionalmente una gran cantidad de miembros del Estado que han ido renunciando porque ahora este ha sido copado por militantes de Perú Libre - organismo de fachada de Sendero Luminoso - que no tienen sin ninguna capacidad; Todos sabemos que el verdadero poder detrás del trono ese delincuente de Vladimir Cerrón, quien en realidad es el que gobierna el país, y si no ocupa ningún cargo público es debido a que ha sido condenado por ladrón; Castillo está hipotecado en cuerpo y alma a este sujeto, quien hace y deshace a su antojo, mientras que el ‘prosor’ junto con sus lobbystas, se han dedicado a saquear el Estado; Lo más grave, y es triste recalcarlo es la absoluta incapacidad del Congreso de poder vacarlo, ya que no tienen los votos suficientes porque muchos se han vendido al régimen - como es el caso de los 13 “niños” de Acción Popular - al más puro estilo montesinista, sin que nadie repare en esta situación. De esta manera nunca se lograra la vacancia de este incapaz, ya que son cómplices de sus actos de corrupción y si el burro cae, ellos serán los siguientes. La única salida es que salgan multitudinariamente los peruanos a las calles para exigir la renuncia de ese delincuente. Ya no hay tiempo para solicitar vacancias, ni presentar denuncias constitucionales, porque en el Congreso se negaran a aprobarlos, mientras cada día que pasa, la situación se pone cada vez peor. ¿A qué esperan? :(
Etiquetas: [AÑO ZERO]  
Fecha Publicación: 2022-03-08T06:19:00.001-08:00
Cuando revisamos la historia fotográfica de Lima, es inevitable toparse con las imágenes de este famoso arco ubicado al inicio del emblemático Puente de Piedra que une el centro de la ciudad con el distrito colonial del Rímac, uno de los monumentos que ha tenido mejor suerte al mantenerse hasta la actualidad, pese a las modificaciones y obras en su entorno. Como sabéis, la existencia del arco en las ciudades tiene el origen en la sabiduría de los etruscos, pero fueron los romanos quienes introdujeron la figura del arco, además de la arquitectura de edificios públicos, en pórticos o conmemoraciones de determinadas gestas, a los que llamaron arcos de triunfo. Estos, por lo general, se ubicaban a la entrada de plazas o foros imperiales. España, como parte del antiguo Imperio Romano, no podía ser ajena a la construcción de arcos e incorporarlos a una tradición arquitectónica de imponente belleza. Es así que, durante los tiempos felices del virreynato, las principales ciudades como Lima, debían tener sus arcos de triunfo o pórticos de ingreso y salida. Durante el amurallamiento de la ciudad, para protegerla de los piratas, corsarios y ataques de los enemigos de la Corona española en el siglo XVII, se construyeron 10 portadas: Martinete, Maravillas, Barbones, Cocharcas, Santa Catalina, Guadalupe, Juan Simón, San Jacinto, Callao y Monserrate. Estratégicamente ubicados para el ingreso y salida de la ciudad hacia los puntos cardinales. Algunos de estos arcos fueron conocidos por su belleza y por el alto tránsito que implicaban. Lamentablemente ninguna ha sobrevivido, pero dos de ellos han quedado en la memoria. En primer lugar, la Portada de Maravillas, por la que se ingresaba a la Ciudad de los Reyes desde el Este. Por otro lado, la Portada del Callao, que marcaba los confines de la ciudad e iniciaba el camino hacia el puerto. Ambas desaparecieron en el gobierno del presidente José Balta (1868 – 1872), quien decidió demolerlas junto con las murallas para dar paso a la expansión y modernización de la ciudad, así como a la construcción del Parque de la Exposición, al estilo de los enormes parques y bosques de las ciudades europeas, el cual, particularmente, tenía un arco del triunfo a su ingreso, mirando al Sur, ubicado en la hoy Avenida España. En el caso de la Portada del Callao, fue reemplazada por la actual Plaza Dos de Mayo. Sin embargo, el primer arco del triunfo o portada de Lima, fue el llamado Arco del Puente que, tal como mencionamos líneas arriba, abría camino hacia el Puente de Piedra que atravesaba el río Rímac, hacia el Norte, y conectaba la ciudad de Lima con el Rímac. La historia registra varias versiones desde su construcción en el siglo XVI, a pocos años de fundarse la ciudad. La primera acta de nacimiento del Arco del Puente data del acuerdo del Cabildo de octubre de 1560, en el que se determinó el levantamiento de «un arco de adobe blanqueado y pintado como bienvenida al próximo virrey del Perú» (Tipian, 2017). Los trabajos estuvieron a cargo del mercader Diego de Palencia y tuvieron la finalidad, además, de ser una obra perpetua, marco de conmemoraciones e ingreso a la ciudad desde el norte. La obra estuvo lista para que el 17 de abril de 1561 hiciera su ingreso oficial el Virrey Diego López de Zúñiga y Velasco, el Conde de Nieva. Fiel a su característica de ciudad comercial, se determinó que, a un lado del Arco, en la Calle de Fierro Viejo (luego denominada Calle del Palacio o actual primera cuadra del Jirón de la Unión), hubiera vendedores y mercachifles. Con motivo de la reconstrucción del Puente de Piedra se hizo necesario el levantamiento de un nuevo arco, por lo que el nuevo arco, inaugurado en 1611 y realizado por el Maestro Juan del Corral; ostentaba en la hornacina, sobre la arca una imagen en bulto de Nuestra Señora de Belén, dando frente a la calle de Palacio, y «dos torrecillas de remate» al Barrio de San Lázaro. En los muros se lucian inscripciones en latín relativas a la construcción del puente, con los nombres del Virrey, Comisarios y Maestro que intervinieron. (Tipian, 2017). La historia del Arco del Puente, sin embargo, está marcada por los embates sísmicos, usuales en la capital. Así, los terremotos se trajeron abajo sus cimientos mal proyectados, pese a sus continuas remodelaciones. Así por ejemplo, en 1738, el Virrey José Antonio de Mendoza Caamaño y Sotomayor, Marqués de Villagarcía, mandó reforzar el Arco y construir una estatua ecuestre del rey Felipe V, obra encargada al escultor limeño Baltazar Gavilán. Sin embargo, el terremoto de 1746 destruyó completamente el Arco. Nuevamente, en 1752, se mandó reconstruirla; pero no sería hasta la intervención del Virrey Manuel Amat y Juniet, en 1771, conocido por las grandes obras urbanas que hizo en Lima, que la coronó con vistosas torres a ambos lados y un gran reloj iluminado con gas de doble esfera transparente, dándole, además un estilo rococó. A su vez, en la parte frontal del arco, dispuso que apareciera una frase en grandes caracteres, que decía “Dios y el Rey”. Con la independencia del Perú en 1821, fue remodelada y se colocó el escudo nacional en alto relieve, así como se cambio la frase original, por “Dios y la Ley”, acompañando la nueva época, con sus revueltas, guerras civiles y obviamente, protagonizar el lienzo de los artistas viajeros. Durante el gobierno del presidente José Balta, en 1872, se realizó una última remodelación y, tal como cita David Pino (2017) al historiador don Ismael Portal: “Durante la realización de estos trabajos, en determinado momento en que para apreciar el estado, asomó por los balcones de Palacio que caen a Desamparados, (José Balta) advirtió que, a causa de la seria limpieza que se efectuaba, había aparecido en grandes y muy borrosos caracteres un rótulo que decía: “Dios y la Ley”. -¡Cómo es eso!- exclamó sorprendido. “En este país nadie respeta la ley, por lo que ahora debe ponerse ahí (y mando que se ponga): Dios y la Patria.” La última desventura de tan imponente pórtico tuvo lugar en 1879, en pleno apogeo de la Guerra del Pacífico, cuando de madrugada fue consumida por un incendio que la consumió completamente. Los orígenes del siniestro se debieron, probablemente, a la ubicación de comerciantes en sus bases que en determinado momento fueron los responsables de tal pérdida. Pero la Municipalidad de Lima a través de PROLIMA ha proyectado su restitución en el mismo lugar que ocupó durante tres siglos y ello implica la restauración y puesta en valor del Puente de Piedra, que hoy luce en un total abandono y recuperar su configuración original. Para ello, el equipo responsable comenzó por estudiar las imágenes del fotógrafo francés Eugene Courret y elaborar un render lo más exacto posible en dimensiones y proporciones originales. El proyecto contempla, “una sala de interpretación ubicada entre los campanarios de la parte alta del arco, a la que se podrá llegar mediante un ascensor o por escaleras, un ambiente que servirá para difundir el legado histórico del propio monumento y como mirador hacia Lima y el Rímac. De esta manera, se asegura el derecho colectivo al uso y disfrute del patrimonio histórico, ya sea para la educación, la cultura o el ocio. Un derecho que se busca promover e institucionalizar para mejorar la calidad de vida de los vecinos y los visitantes del Centro Histórico de Lima” dice el documento. Si bien, la recuperación del conocido Arco Morisco - una donación del Reino de España al Perú por el centenario de la Independencia, ubicado originalmente en el cruce de las avenidas 28 de julio y Arequipa, que fue demolida por razones políticas durante la dictadura de Oscar Benavides - fue ejemplar y puede apreciarse hoy en el Parque de la Amistad, en Surco, hubo también intentos por reproducir el Arco del Puente luego de su desaparición. Una réplica se encontraba a la entrada de la Hacienda Santa Leonor, en Chorrillos, construida en madera y que posteriormente fue trasladada al sitio denominado La Curva, unos metros más allá, también en Chorrillos, conociéndose como el Arco del Reloj. Con los años, se convertiría en la versión más bizarra, hecha de metal, vidrio y asentada sobre una cascada, toda ella iluminada con neón. Con mejor suerte se reprodujo una alegoría, hecha de metal, al Arco del Triunfo del Parque de la Exposición, esta vez ubicado en el ingreso de la Avenida 28 de Julio. De ser posible el proyecto de reconstrucción de PROLIMA, el landscape de Lima recuperaría esas siluetas, vistas desde el Rímac, que han definido siglos de estilos, sucesos y la vida incesante de comercio, poder e identidad de la ciudad capital, retratada por viajeros apasionados y fotógrafos rendidos ante su peculiaridad. ¿Regresará el Arco de Puente o todo quedará en buenas intenciones?... Solo el tiempo lo dirá :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-03-05T05:37:00.005-08:00
Como sabéis, y de una manera por lo demás vergonzosa, las bancadas de AP y APP han declinado muchas veces ejercer el rol fiscalizador que les corresponde en el Congreso frente al régimen filosenderista de Pedro Castillo, comportándose en la práctica como cómplices de este vil sujeto en su indisimulado intento de cerrar el Parlamento e instaurar al margen de la legalidad una dictadura comunista en el país andino, al mismo estilo de Cuba, Venezuela, Nicaragua y Corea del Norte, siguiendo paso a paso las enseñanzas de su maestro y guía Abimael Guzmán Reynoso, aquel despreciable genocida quien murió en prisión sin ver realizado su demencial sueño, pero que ahora su más ferviente discípulo - aquel burro que por más que se haya quitado el sombrero chotano, burro se queda - busca convertir en realidad y para ello, tiene a sus “niños” en el Congreso. Como recordareis, el debate y la votación frustrada de la moción de censura al ahora exministro de Transportes y Comunicaciones, Juan Silva, puso el pasado lunes en evidencia que existe dentro de la “oposición parlamentaria” un sector que, cuando la situación exige decisiones terminantes, no está dispuesto a cumplir su rol. Se trata, por cierto, de una evidencia reiterada, ya que desde las ocasiones en que Castillo presentó al pleno del Congreso gabinetes integrados por delincuentes de la más baja estofa, salidos de algún presidio y con evidentes lazos con el terrorismo y el narcotráfico, a la par de estar involucrados en sonados casos de corrupción. Era por ello inaceptable para quien estuviera comprometido con la fiscalización al Ejecutivo, que entregase su voto de respaldo a esa gentuza en aras de una aparente “gobernabilidad” que se sabía imposible. La circunstancia de que esos gabinetes terminaran cayendo en medio de los escándalos que todos conocemos son prueba de ello. Lo sucedido el último lunes, sin embargo, fue algo más que una lluvia sobre suelo mojado. La situación del removido titular del MTC era quizás - junto a la del todavía responsable de la cartera de Salud, el charlatán y vendedor de sebo de culebra Hernán Condori - la que más clamorosamente expresaba la vocación del okupa de Palacio por colocar al frente de ministerios medulares (y con mucho presupuesto) a individuos que a las claras tenían una agenda que iba a contramano de lo que la sensatez aconsejaba. Resultaría ocioso abundar aquí en los motivos por los que los personajes a los que aludimos eran bastante inadecuados para asumir las responsabilidades que se les confiaron: nombramientos temerarios, denuncias de sus subordinados y hojas de vida espeluznantes son algunos de ellos, y que en un país serio donde se respeta las leyes, todos ellos sin excepción estarían hace mucho en la cárcel. Era obvio que la censura al ministro Silva se caía de madura desde tiempo atrás y solo la sospechosa actitud contemplativa de muchas bancadas “de oposición” - incluidas aquellas que en otros contextos pretenden aparecer como radicales - le había salvado la vida hasta ahora. Pero la gravísima denuncia de su viceministra de Transportes, Fabiola Caballero, en el sentido de que el MTC se había convertido en “una agencia de empleos” y los testimonios de la señora Karelim López sobre la pertenencia de Silva a una mafia liderada por Pedro Castillo para orientar licitaciones en el sector cambiaron las cosas. No obstante, aun así y antes de que se conociera la renuncia de Silva, bancadas como la de Acción Popular (AP), Somos Perú y Podemos Perú anunciaron que votarían en abstención la moción de censura que finalmente se animó a impulsar Fuerza Popular. Es probable que a la hora de emitir el voto en algunos de esos grupos parlamentarios se hubiesen producido ciertas excepciones, pero la determinación del conglomerado político en su conjunto es lo que importa. En este caso, Alianza para el Progreso (APP) iba a apoyar, aparentemente el esfuerzo por licenciar al ministro en cuestión, pero eso en realidad nunca lo sabremos... Algo parecido, por lo demás, es lo que se anticipa ante la eventualidad de una nueva iniciativa para vacar a Castillo por incapacidad moral permanente: una definición que, a estas alturas, parece calzarle como anillo al dedo. De cualquier forma, de bancadas como las de Podemos Perú o Somos Perú, nadie esperaría un comportamiento opositor sin dobleces. Ambas se han mostrado consistentes con el claroscuro asociado a sus orígenes políticos o a su pasado reciente. En los casos de AP y APP, en cambio, las expectativas eran un poco más altas. Pero cuando ha estado en sus manos sancionar una situación en la que el Ejecutivo evidentemente estaba fuera de tino, han carecido de reflejos y han dejado que fuese el propio régimen el que, con desdeñosa morosidad y porque ya no le quedaba otra, diera fin al vergonzoso trance. Tener una administración como la que encabeza Castillo es, sin lugar a dudas, una tragedia para el país; pero tener en el Congreso una oposición que en última instancia se conduce como lo está haciendo, no lo es menos. Si ese oscuro individuo jamás ha estado a la altura de las circunstancias, lo mismo se podría decir del Congreso y, en especial de su infame Mesa Directiva, encabezada por AP y APP, que deberían dar un paso al costado y dejar que otras fuerzas realmente democráticas como Renovación Popular por ejemplo, asuma el mando. A estas alturas, es insostenible que esas fuerzas que actúan como cómplices de los enemigos de la democracia continúen al frente como si nada hubiese pasado, especialmente los de AP cuando cinco de sus integrantes han sido comprados por Castillo. Apodados “los niños” porque obedecen todo los que les ordena este, son seguramente parte de una facción más amplia de sobornados por la mafia que se ha encaramado en el poder, asegurándose a su vez que estos voten en contra de sus pedidos de vacancia, permitiendo con ello que la oposición no alcance el número suficiente de votos para echarlo del poder. Lo que ha ocurrido con la bancada de AP es consecuencia de la crisis de los partidos que se arrastra desde hace décadas, pero la desastrosa reforma política que impusieron el delincuente Martín Vizcarra y sus secuaces, incluyendo la prohibición de reelección de congresistas, terminó de destruir lo poco que quedaba de institucionalidad. Ninguno de los integrantes de ese grupo parlamentario tiene alguna trayectoria ni experiencia, pero sí de la ambición para disfrutar de las delicias del poder que nunca antes habían conocido, aun así si ello significaba aliarse con Sendero Luminoso… Todo sea por la pasta. Ahora comprobamos las consecuencias de esa desacertada medida populista tomada por ese maldito lagarto que inexplicablemente sigue libre a pesar de tosos sus delitos cometidos. No cabe duda que este escándalo haya terminado por sepultar en la ignominia y el oprobio a AP, que cual muerto viviente inexplicablemente aun tenía vigencia en el Perú, pero que de una forma por lo demás grotesca haya decidido “blindar” a esos congresistas que se vendieron al régimen. En el caso de APP -“propiedad” de un cacique provinciano - ya se ha dicho todo. Se trata de una banda de oportunistas al acecho de quien está en el poder para darle su apoyo a cambio de algunas migajas. El asunto es que el entramado de la corrupción hoy día es tan extenso y ha penetrado tan profundamente no solo los partidos, sino también las instituciones - como la fiscalía y el Poder Judicial - por lo que es mucho más difícil que antes realizar los cambios políticos indispensables. De eso aprovechan los comunistas para sostener a Castillo y su gavilla de maleantes. Como es obvio, esta situación no se va a mantener indefinidamente. Si no se les echa ahora, ellos seguirán consolidándose y avanzando hacia la instauración de una oprobiosa dictadura que han tenido en mente desde el primer momento. Peruanos ¿A qué esperan para reaccionar? :(
Etiquetas: [IDENTIDADES]  
Fecha Publicación: 2022-03-01T07:05:00.001-08:00
Venga ya ¿Qué no se ha dicho de estos famosos geoglifos? Pero a pesar de infinitas teorías esgrimidas por los estudiosos, la verdad es que sigue siendo un autentico enigma hasta el día de hoy. Objeto de misterio durante 81 años, uno se pregunta al verlos: ¿Cómo se formaron? ¿Cuál era su propósito? ¿Estuvieron implicados los alienígenas en su creación? Estas líneas se encuentran a unos 320 kilómetros al sureste de Lima, cerca de la ciudad de Nazca. En total hay unas 800 líneas rectas, 300 figuras geométricas y 70 diseños de plantas y animales, también llamados biomorfos. Algunas de estas líneas rectas se prolongan a lo largo de 48 kilómetros, mientras que la longitud de los diseños biomorfos varía desde los 15 a los 365 metros (la misma altura que tiene el Empire State). El arqueólogo peruano Toribio Mejía Xesspe fue el primero en estudiar de forma sistemática estas líneas en 1926. Sin embargo, ya que los trazados son prácticamente imposibles de identificar desde el nivel del suelo, el público las conoció con la llegada de la aviación, gracias a los pilotos que volaban en aviones comerciales sobre Perú en la década de 1930. El profesor estadounidense Paul Kosok también las investigó y viajó hasta una de las líneas, donde se encontraba el 22 de junio de 1941, un día antes del solsticio de invierno. Al final de un día entero estudiando las líneas, Kosok levantó la mirada de su trabajo en el momento preciso para observar la puesta de sol directamente alineada con el trazado. Kosok denominó a esta extensión desértica de más de 800 kilómetros cuadrados “el mayor libro de astronomía del mundo”. Luego de Kosok, la alemana Maria Reiche se dedicó a estudiar las líneas durante 40 años . Fue inflexible a la hora de abogar por su teoría de que las líneas servían a un propósito astronómico y como calendario. Estas líneas se denominan geoglifos, dibujos sobre el suelo realizados mediante la extracción de roca y tierra para crear una imagen en “negativo”. Las rocas que cubren el desierto se han oxidado y desgastado hasta obtener un oscuro color rojizo, y al retirar los 30 o 40 centímetros superiores de roca, se deja al descubierto una arena de color pálido que contrasta con el color de la superficie circundante. Debido a la escasez de lluvia, viento y erosión, los diseños expuestos han permanecido prácticamente intactos entre 500 y 2.000 años. Los científicos creen que la mayoría de las líneas han sido trazadas por los nazca, que prosperaron entre los años 1 d.C. y 700 d.C. Algunas zonas de la pampa parecen una pizarra usada, con líneas que se sobreponen a otras líneas y diseños atravesados con líneas rectas de orígenes tanto antiguos como más modernos. Cabe precisar que las teorías astronómicas de Kosok y Reiche se mantuvieron como ciertas hasta la década de 1970, cuando un grupo de investigadores americanos viajó al Perú para estudiar los geoglifos. Esta nueva ola de estudios empezó a encontrar agujeros en la hipótesis arqueoastronómica sobre las líneas (por no mencionar las teorías radicales de la década de 1960 que relacionaban las líneas con alienígenas y antiguos astronautas). Johan Reinhard, explorador residente, aportó una visión multidisciplinar al análisis de las líneas: “Hay que tener en cuenta el enorme sistema ecológico, lo que se encuentra en torno a Nazca, dónde estaban los pueblos nazca”. En una región que apenas recibe 20 minutos de lluvia al año, está claro que el agua es un factor importante. “Parece probable que la mayoría de las líneas no señalasen nada en el horizonte geográfico o celestial, sino que conducían hacia los lugares donde se llevaban a cabo los rituales para obtener agua y cultivos fértiles”, escribió Reinhard en su libro The Nazca Lines: A New Perspective on Their Origin and Meaning (Las Líneas de Nazca: Un Nuevo Enfoque sobre su Origen y Significado). Por si parte, el investigador Anthony Aveni, está de acuerdo con esa teoría: “Nuestros descubrimientos muestran claramente que las líneas rectas y las formas trapezoidales están relacionadas con el agua… pero no se utilizaban para encontrar agua, sino que se empleaban como conexión con los rituales. Los trapezoides son grandes y amplios espacios donde la gente puede entrar y salir”, explica Aveni. “Los rituales probablemente tenían que ver con la antigua necesidad de apaciguar o pagar deudas a los dioses… muy posiblemente para suplicarles que enviasen agua”. Reinhard señala que los diseños y los temas en espiral también se han encontrado en otros yacimientos peruanos. El simbolismo animal es común en toda la zona de los Andes y se han encontrado diseños biomorfos dibujados sobre la llanura de Nazca: se cree que las arañas son un símbolo de la lluvia, los colibríes se asociarían con la fertilidad y los monos pueden encontrarse en el Amazonas, un área que tiene agua en abundancia. “No existe una única comprobación que demuestre la veracidad de una de las teorías sobre las líneas, pero la combinación de arqueología, etnohistoria y antropología ha logrado construir un argumento sólido”, explica Reinhard. En efecto, si añadimos las nuevas investigaciones tecnológicas a esta mezcla, no cabe duda de que nuestro entendimiento de las líneas de Nazca seguirá evolucionando :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-02-26T06:47:00.003-08:00
Con el Congreso en la mira desde el primer momento en que accedió ilegalmente al poder - con el claro e indisimulado objetivo de cerrarlo a la menor oportunidad que se le presente - el régimen filosenderista de Pedro Castillo apunta también a la prensa independiente, aquella que ha dejado al descubierto toda la inmundicia de esa cloaca llamada Perú Libre, organismo de fachada de Sendero Luminoso. Como recordareis, ya en la campaña electoral se le veía a ese vil sujeto fuera de sí, azuzando en su limitado lenguaje a la indiada para que ataque los medios de comunicación, que cometieron el “delito” no solo de denunciar sus profundos lazos con el terrorismo, sino que también de cómo fue financiado por el narcotráfico. Pero ahora en Palacio y buscando la manera de atenazarse cual sanguijuela a la poltrona como el parásito comunista que es, ha arreciado sus ataques a la prensa de una forma por lo demás grotesca. Como sabéis, en los últimos días tanto ese oscuro individuo como el viejo senil de Aníbal Torres - que funge de “primer ministro” - han puesto en evidencia, otra vez, que detestan a los medios de comunicación y que, cuando puedan, los silenciarán. Algo lógico porque los comunistas, no puede tolerar a la prensa libre que investigue y denuncie sus actos de corrupción y autoritarismo, maltratándonos continuamente como sucedió hace unos días atrás cuando Castillo ordenó que una barrera de policías impidiera que los periodistas se le acercaran, para evitar que le hagan preguntas que, obviamente, no puede responder. Antes, el tipo ese se había negado a contestar los indispensables requerimientos de los hombres de prensa sobre las flagrantes contradicciones entre sus declaraciones públicas y las preguntas que por escrito le formuló la fiscalía - cuyas respuestas probablemente fueron redactadas por sus abogados - sobre su relación con la lobbysta Karelim López, la que organizó una fiesta de cumpleaños en Palacio “sin que Castillo se enterara”. Y como es su costumbre desde la campaña electoral, volvió a insultar a la prensa. Nada nuevo tratándose de ese tipejo. Por su parte, Torres realizó una patética conferencia de prensa pretendiendo ordenar a los periodistas “que pregunten solamente sobre los temas que él quiere”. Venga ya, ¿este infeliz cree que se encuentra en Cuba o Corea del Norte donde no existe libertad de expresión? En estos casos, como ha sugerido el periodista Beto Ortiz, hubiese sido no solamente legítimo sino necesario que los periodistas presentes debían haber abandonado el lugar como protesta por la evidente restricción al desempeño de su función, y como una manera de llamar la atención de la ciudadanía sobre la amenaza a libertad de prensa que esta banda criminal pretende ejercer cuanto antes. Otra muestra de la intolerancia del régimen comunista ha sido el despido del periodista Enrique Chávez del canal del Estado, donde tenía un programa de entrevistas. Chávez no era ni opositor ni crítico del oficialismo, pero trataba de mantener cierto equilibrio... Y ello se paga caro. Es importante insistir que la enfermiza animadversión a la prensa se explica por la naturaleza comunista del cuadrúpedo ese y sus secuaces, poseídos de ideas estatistas y autoritarias. No debe sorprendernos el comportamiento de esa banda, este es el comunismo realmente existente en América Latina hoy, conducido por corruptos e incapaces que pretenden perpetuarse en el poder para saquear el país sin los límites que impone la democracia. Eso es exactamente lo que el venezolano Hugo Chávez -probablemente inspirado por sus maestros cubanos- denominó el socialismo del siglo XXI, es decir, el comunismo aquí y ahora, el comunismo realmente existente, en América Latina. Pero los que sostienen esa percepción comparan lo sucedido en Venezuela y lo que ocurre ahora en el Perú, con la imagen de la URSS y China de las décadas de 1960 a 1980, enormes Estados burocráticos totalitarios que difundían en todo el mundo versiones rígidas y formalizadas del marxismo leninismo, así como relatos ampliamente falsificados de sus propias realidades. Esos sistemas fracasaron y dieron lugar a Estados y sociedades diferentes entre sí, pero igualmente autoritarios. Son irrepetibles e imposibles de replicar, menos aún en América Latina. El comunismo ha mutado y asume nuevas formas, adaptándose a los lugares donde prospera. Pero los propósitos de los que defienden e impulsan esas viejas ideas en nuevos envases son los mismos: con el pretexto de “luchar contra la desigualdad y prometiendo fundar el paraíso en la tierra”, asaltan el poder para controlarlo completamente, estableciendo una sangrienta dictadura y fundar una nueva clase de ricos, que no hacen su fortuna creando empresas e innovando, sino usando el poder del Estado para beneficiarse groseramente robando a manos llenas todo lo que pueden. ¿Y quiénes son los favorecidos? Ellos mismos obviamente. Un ejemplo es la boliburguesía venezolana, que se ha establecido saqueando los recursos del Estado venezolano, sobre todo los del petróleo, haciendo negocios con sus vinculaciones con la camarilla que controla el Estado, y con toda suerte de actividades ilegales como el narcotráfico, protegido por el régimen chavista; Lo mismo sucede en Nicaragua, aunque a una escala menor por el tamaño y los escasos recursos de ese país, aunque la ambición de Daniel Ortega y su mujer son infinitas; Cuba cayó en las garras del comunismo en 1959. Era otra época y Fidel Castro y sus secuaces trataron de imitar a sus amos soviéticos, aunque el resultado fue distinto en muchos sentidos por ser un país pequeño y con una historia y sociedad diferentes. Las consecuencias las vemos hoy: un pueblo empobrecido hasta la miseria absoluta dominado por una casta comunista que se mantiene en el poder ejerciendo la represión más brutal y succionando recursos de otros países, como Venezuela. Otro cambio sustancial, que increíblemente algunos no alcanzan a percibir todavía, es que los comunistas ya no pueden asaltar el poder violentamente en esta parte del mundo. Todos los grupos comunistas que lo intentaron fueron derrotados por las fuerzas del orden en América Latina en las últimas décadas. Ellos aprendieron la lección y siguen el ejemplo de Hugo Chávez, que usó la vía electoral, ganó una elección, controló políticamente a las Fuerzas Armadas, convocó una asamblea constituyente e instauró una dictadura que ya lleva más de dos décadas en el poder. Ortega hizo algo similar en Nicaragua luego que en 1990 (llevaban once años en el poder) los sandinistas cometieron el error garrafal - advertido claramente por Fidel Castro -, de realizar elecciones competitivas que perdieron. Luego ganó con maniobras arteras una elección y acabó rápidamente con la democracia y no volvió a realizar elecciones libres sino amañadas. Y sigue ahí, imponiéndose por el terror y la represión brutal. Y aquí una nueva característica del socialismo del siglo XXI, el comunismo realmente existente en América Latina intenta disfrazarse siempre con ropajes democráticos. La democracia se impuso de manera tan contundente luego del derrumbe y disolución de la URSS en 1991, que incluso los comunistas fingen ser “demócratas”. Por eso Nicolás Maduro y Daniel Ortega realizan elecciones periódicamente, eligen parlamentos y autoridades. Todo una farsa, por supuesto. No es de extrañar por ello, que el socialismo del siglo XXI es el comunismo realmente existente hoy en América Latina, llegan al gobierno mediante elecciones y, si se le permite, instaura una dictadura, incompetente y corrupta como las de Venezuela y Nicaragua, pero que es muy difícil de desalojar cuando se ha asentado, algo que en el Perú, Castillo pretende imitar por lo cual busca deshacerse de todos aquellos - como el Congreso y la prensa independiente - que son un claro obstáculo para sus planes golpistas. El comunismo, donde logra imponerse, destruye las sociedades y los países, sumiéndolos en la miseria más espantosa y se asociándose con poderosas organizaciones criminales internacionales como los cárteles del narcotráfico. Todavía el Perú está a tiempo de evitar seguir ese espantoso destino. Pero mientras más demora el Congreso en desalojar a ese okupa de Palacio, al cual accedió fraudulentamente, más cerca estará Castillo y su banda delincuencial de perpetuarse en el poder :(
Etiquetas: [TELEFERICO]  
Fecha Publicación: 2022-02-22T15:42:00.001-08:00
A diferencia del pomposamente llamado “Gran Teleférico de Lima” ofrecido por el filoterrorista Pedro Castillo en su campaña electoral - y que aquí en su momento demostramos que ese demagógico proyecto era irrealizable como todas las absurdas burradas de ese impresentable sujeto - al parecer y espero no equivocarme, en esta ocasión la Municipalidad de Miraflores ha dado a conocer que el suyo dejará de ser un sueño. En efecto, el alcalde miraflorino Luis Molina anuncio esta semana que el Grupo Doppelmayr/Garaventa, de procedencia austriaca, en sociedad con una empresa nacional se adjudicó la Iniciativa Privada de Teleférico Lima Costa Verde. El proyecto turístico, que contempla una inversión de 10 millones de dólares, enlazará el malecón miraflorino, a la altura del parque Domodossola, con la playa Redondo, al lado de la vía de la Costa Verde. El Grupo Doppelmayr/Garaventa, desde su fundación en 1892, ha construido más de 15 100 instalaciones para clientes en más de 96 países. Cuenta diversos productos como teleféricos desmontables, tranvías aéreos, teleféricos, funiculares y transportadores de personas. En Miraflores el teleférico contará con dos cabinas tipo vaivén con capacidad para quince pasajeros cada una y la posibilidad de cargar bicicletas, skates, patinetas eléctricas y tablas de surf. Tendrá un trayecto de 350 metros, desde la estación, en el perímetro del parque Domodossola hasta playa Redondo. Cada viaje durará no más de tres minutos y se podrá trasladar 300 pasajeros por hora de ida y vuelta. Se espera que el teleférico se convierta en un referente turístico para Lima Metropolitana. De otro lado, la Municipalidad de Miraflores aseguró que el parque Domodossola no sufrirá ninguna alteración, ya que los 300 metros cuadrados que ocupará la estación del teleférico serán construidos en una plataforma inferior ubicada en el mismo barranco, para no afectar la vista irrestricta al mar, las veredas, ciclovías y áreas verdes del malecón. La comuna dijo que se cuenta con los respectivos estudios de geotecnia para la estabilización de los acantilados y las autorizaciones previas de la Autoridad del Proyecto Costa Verde. Afirmó que no impide la vista, no afecta ni invade el parque, emplea el acantilado y no afecta el paisaje. “A futuro, el teleférico miraflorino podría ser ampliado para conectarlo con otras playas de la Costa Verde y con la estación del Metropolitano en Chorrillos, formando así un sistema de transporte sostenible sin emisiones y que utiliza únicamente la electricidad como fuente de energía” puntualizó. Venga ya, en Lima a lo largo de los años se han hecho tantas promesas de instalar un teleférico, que vaya a saber si en esta oportunidad se concreta... hasta no verlo, no creerlo ¿Vale? :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-02-19T06:53:00.002-08:00
Esta semana, el acreditado diario británico Financial Times publicó un muy comentado editorial titulado Peru deserves a fresh political start (Perú merece un nuevo comienzo político) acerca de la preocupante situación que se vive en el país andino por obra y gracia del régimen filosenderista de Pedro Castillo, quien empeñado en instaurar a como dé lugar su “república popular de nueva democracia” lo está conduciendo directo al abismo. Precisamente por ello, me he permitido reproducir in extenso la nota - traducido y entrecomillado claro está - para que os deis cuenta como se ve aquí en Europa la tragedia que se está escenificando en el Perú ¿vale?: “Para cualquier lector de un país civilizado y que este mínimamente informado de lo que sucede a su alrededor, si este hubiera sufrido la epidemia de Coronavirus más mortífera del mundo, se podría esperar un cuidado especial en la elección de un ministro de salud que sea especialista en la materia y sepa cómo combatirla. Lamentablemente ello no ocurre en un país empobrecido como el Perú, ubicado en la periferia del mundo, que para su desgracia se encuentra desde mediados del pasado año en manos de un régimen de izquierda radical afín al chavismo venezolano y con profundos lazos con el terrorismo maoísta de Sendero Luminoso que ensangrentó al país en la década de los ochenta del pasado siglo, ocasionando más de 80 mil muertos. Pero a pesar de sus negros antecedentes, llamo la atención como este grupo filoterrorista haya ganado unas cuestionadas elecciones signadas por el fraude, con la complicidad del gobierno anterior que era del mismo corte, presidido con un confeso admirador de terroristas como Francisco Sagasti. Por ello no era de extrañar que apenas Pedro Castillo accediera ilegalmente al cargo, haya nombrado a una serie de cuestionados elementos como ministros, todos con un amplio prontuario, quienes en cualquier país serio que se respete, estarían hace mucho tras las rejas cumpliendo sus condenas. Pero se trata del Perú, un país bananero donde la informalidad y la improvisación son la norma general. Pero como era de imaginar, en medio de escándalo tras escándalo fueron cayendo los ministros nombrados, pero quienes los sucedieron, son peores que ellos. Este es el caso del folklórico Hernán Condori, un indígena analfabeto nombrado como ministro de salud, con tan negros antecedentes que se han levantado voces autorizadas exigiendo su remoción inmediata como es el caso del Colegio Médico del Perú que solicito su renuncia, debido a que había ofrecido servicios ginecológicos no autorizados, promovido a curanderos y que ni siquiera se encuentra mínimamente calificado. Muchos peruanos desengañados ahora dicen lo mismo del quien lo nombró, Pedro Castillo. Sucede que cuando este maestro de escuela primaria rural ganó mediante el fraude las elecciones el año pasado, algunos ilusos esperaban que pudiera construir una coalición que se extendiera mucho más allá de su partido marxista-leninista-maoista-Pensamiento Gonzalo llamado Perú Libre y gobernar de manera pragmática. Pero los escépticos señalaron rápidamente su inexperiencia y total falta de capacidad, así como la influencia que tiene sobre él un oscuro personaje envuelto en múltiples casos de corrupción llamado Vladimir Cerrón - quien es el sombrío jefe del partido formado en Cuba - y predijeron por ello su fracaso. A siete meses de la toma de posesión de Castillo, los hechos les han dado la razón. El desastre es tan evidente que Castillo va por su cuarto primer ministro, su tercer ministro de relaciones exteriores y su segundo ministro de finanzas, mientras el régimen se tambalea de crisis en crisis. Es más, el tercer primer ministro fue designado a principios de este mes, pero duró solo cuatro días luego de que surgieron acusaciones de que había masacrado a golpes y patadas a su esposa e hija, tal como consta en las denuncias policiales. Pero su reemplazo es otra figura conflictiva que evidentemente se encuentra mal de la cabeza y probablemente no sobreviva mucho tiempo a pesar de que se otorgue la confianza. Para variar, casi a diario surgen nuevos escándalos, en su mayoría acusaciones de incompetencia o corrupción generalizada que envuelven al oficialismo. Mientras, el régimen se encuentra paralizado políticamente, este acontecimiento irónicamente ha calmado a los inversores que temían medidas radicales, que se habían anunciado en su campaña, pero que aun no se han tomado como el cierre de medios de comunicación, nacionalizaciones de empresas privadas o la confiscación de ahorros en los bancos. Cabe recalcar que ello no ha sucedido no porque Castillo no haya querido hacerlo, sino que no ha podido ya que se lo impiden tanto en Congreso como la actual Constitución. Es por ello sus ataques y su indisimulado deseo de cerrar el Parlamento para redactar una nueva Carta Magna mediante una ilegal asamblea constituyente de corte izquierdista que le permita instaurar un régimen comunista en el Perú y quedarse permanentemente en el poder. Pero hay que reconocer que los problemas políticos de ese país no comenzaron con Castillo, sino que es el símbolo de un desorden institucional más amplio. La desintegración de los partidos tradicionales, el desprestigio de la clase política en medio de recurrentes escándalos de corrupción y el constante enfrentamiento de presidentes con un Congreso hostil que provocaron la caída de varios de ellos en tan corto periodo de tiempo, han creado una crisis de gobernabilidad que amenaza a la frágil democracia peruana. Parte del problema es la Constitución de 1993. Producto de la dictadura de Kenyo Fujimori - instaurada tras un autogolpe de Estado en 1992 - que le otorga al presidente amplios poderes para vetar leyes e incluso disolver el congreso unicameral, pero también permite a los legisladores destituir al jefe de Estado por incapacidad moral. El término nunca se ha definido claramente, pero más del 70% de peruanos creen que Castillo cumple con los criterios y merece ser vacado. Aunque la política radical de este ha polarizado al país, el tema no es principalmente ideológico sino de competencia. Perú importa al mundo; su economía es más grande que la de Grecia o Ucrania. Pero a pesar de las políticas macroeconómicas generalmente sólidas durante las últimas dos décadas y un crecimiento decente, muchos ciudadanos se han quedado atrás y viven en la más extrema miseria, lo cual puede ser una de las razones detrás de la victoria de Castillo, aparte claro está de la grosera manipulación de los resultados electorales. Como en otras partes de América Latina, existe una necesidad urgente de mejorar la educación, la salud y la infraestructura, preservar los ecosistemas frágiles y avanzar hacia una energía más verde. Una élite reducida necesita compartir más ampliamente el poder político y económico. Pero hasta ahora, el Congreso temeroso se ha abstenido de destituir a Castillo. Un intento de hacerlo en diciembre pasado estuvo muy por debajo de la mayoría requerida de dos tercios. El interés propio está en no querer perder sus privilegios; los legisladores temen que si destituyen a Castillo y su vicepresidenta (envuelta en varios casos de corrupción), se verían obligados a convocar nuevas elecciones generales y de esta manera podrían perder sus cómodos puestos. Pero el Perú no puede permitirse cuatro años y medio más de caos gubernamental. Ha llegado el momento de que los legisladores pongan el interés nacional en primer lugar y brinden a los votantes una nueva oportunidad de elegir un líder capaz de abordar los problemas apremiantes del Perú” puntualiza la nota. Como podéis notar, la trágica situación en la que se encuentra el país atrae cada vez más la atención de importantes medios internacionales como The Wall Street Journal, The New York Times, The Economist y ahora el Financial Times, que observan con preocupación adonde se dirige el Perú, lo cual tendrá una grave repercusión en su economía. Es por ello que coinciden en afirmar que la única solución posible es la remoción inmediata de Castillo. Es por ese motivo que hay que insistir en la vacancia de ese individuo. Por cierto, a diferencia de aquella infame campaña orquestada desde el régimen que busca desacreditar una herramienta validada por la ley de leyes, solicitar la vacancia no equivale a un golpe de Estado. Se trata de un mecanismo legal que se encuentra amparado por la Carta Magna y que puede ser perfectamente utilizado cuando la situación lo amerita. Sucedió cuando fue aplicado a Fujimori, luego a Vizcarra y ahora con mayor razón para desalojar a Castillo, antes de que termine por destruir al país. A por el :)
Etiquetas: [MALTRATO ANIMAL]  
Fecha Publicación: 2022-02-15T15:02:00.001-08:00
El Jirón Ayacucho, ubicado en el Centro de Lima, es desde hace muchos años un centro de tráfico de animales. A pesar de las diversas iniciativas para detener su venta ilegal, especialmente por las condiciones insalubres y deplorables en las que los mantienen esas indefensas criaturas, esta actividad aún se realiza a vista y paciencia de las autoridades que no hacen nada por acabar con ese vil negocio. A ese lugar concurren personas que llevan a los animales que van a ofrecer en mochilas y canastas, mientras otros llevan a los cachorros en los brazos afirmando que son de “raza”, pero cuando se le revisa exhaustivamente, uno se da cuenta del engaño. Es más, siempre hay alguien pendiente de los que van a comprarlos. A ello debemos agregar Las condiciones insalubres donde tienen a los animales, en vetustos edificios colindantes al lugar de venta, donde se pueden encontrar en jaulas sucias y estrechas, a los animales que ofrecen en venta, enfermos y mal alimentados. Irónicamente, en algunas de las puertas se señala que “está prohibida la venta de animales” para despistar a las autoridades. Pero, cuando algún sereno o policía transita ocasionalmente por la zona, su labor de “fiscalización” se realiza la mayoría del tiempo cuando ocurre una discusión o pelea en el lugar, y no porque haya un plan de vigilancia establecido entre ellos. Es más, durante las contadas intervenciones del municipio, los vendedores se han organizado para enfrentarse a los serenos y policías, arrojándoles botellas y cajas con el fin de evitar que se lleven a los perros, gatos, conejos y aves que tienen en jaulas y vitrinas. Hay dos tipos de comercialización, la que se hace de animales domésticos en la vía pública y la de los animales exóticos. En el segundo caso, estos son traídos del interior del país y luego ocultados en almacenes clandestinos, de donde los sacan para su venta. Para venderlos, los traficantes muestran al cliente la foto o video de la especie y una vez pactada la venta se hace la entrega de manera clandestina. Cabe precisar que este ilegal comercio no sólo afecta a los animales que son hacinados y vendidos cual objetos. Por ejemplo, por cada mono vendido, otros nueve han muerto en el tránsito desde su hábitat natural hasta los lugares de comercialización. Y, como generalmente son recién nacidos sacrifican a las madres. La principal motivación del delito de tráfico de animales silvestres es atender la demanda de animales vivos para mascotas, a pesar de que comprarlos para este fin puede ser sancionado con multas de hasta S/ 21′000,000 (500 UIT) e incluso con pena de cárcel. Otro caso recurrente en el país es la comercialización de colmillos de jaguar, que pueden llegar a venderse a US$ 200. El comercio de estos colmillos se está dando, lamentablemente, entre Perú y Bolivia. Obedece a un uso aparentemente “medicinal” que se le da en los países asiáticos. Comprar partes del cuerpo de un animal es hacerse cómplice de la matanza de animales silvestres. Puede parecer ocioso realizar un proceso penal por un colmillo incautado, pero ese colmillo estuvo pegado al cráneo de un animal y eran cuatro. Entonces, para sacárselo lo han tenido que matar y cuando entran a la selva no cazan uno o dos jaguares, sino decenas. Se debe realizar un proceso de sensibilización en la población, que empieza desde la escuela y está orientado a la toma de consciencia sobre los efectos de esta actividad ilegal en la fauna silvestre. Mientras haya demanda, este delito va a existir. En el Perú existe la Ley 30407, Ley de Protección y Bienestar Animal, la cual sanciona actos de crueldad, abandono y muerte de animales domésticos y silvestres. La norma indica lo siguiente: “Toda persona tiene el deber de procurar la protección y el bienestar de los animales, cualquiera sea su especie, evitando causarles daño, sufrimiento innecesario, maltrato de tipo físico que altere su normal comportamiento, lesión o muerte”, se lee en la disposición. Por otro lado, detalla que el propietario, encargado o responsable de un animal de compañía debe atender con carácter obligatorio las necesidades fundamentales de los animales. Aunque claro, esto es letra muerta. Si realmente se quiere terminar con la venta ilegal de animales hace falta reflexionar y ser conscientes de que el problema no solo se centra en los vendedores, sino también en los demás actores que intervienen - compradores y autoridades-. La respuesta está en dejar de percibir a los animales como simples “objetos” de comercio, para pasar a creer, por el contrario, que estos son seres vivientes y con derechos. Si todos los actores partieran de esta concepción, otra sería la realidad :(
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-02-12T07:08:00.001-08:00
Aunque la realidad muestra todos los días que la única alternativa viable para evitar que el país andino se hunda en un abismo insondable es la vacancia del filosenderista Pedro Castillo y sus secuaces, la institución capacitada para desalojar a esos delincuentes del Gobierno - el Congreso - sigue paralizado porque algunas bancadas seducidas, engatusadas o compradas por el Poder, cuyos integrantes no quieren además renunciar a las jugosas ganancias e insultantes privilegios que nunca antes tuvieron en sus miserables y patéticas vidas, no quieren tomar la única decisión posible que puede salvar al Perú de caer en las garras del comunismo asesino del cual sería muy difícil escapar. Cuba, Corea del Norte, Nicaragua y Venezuela son un triste ejemplo de ello. Porque como bien adelantó aquel impresentable sujeto que Castillo designó como PCM, la intención de los comunistas encaramados en el poder es cerrar a la brevedad el Congreso obligándolos a que gasten “su bala de plata”. Lo dijo en un arranque de soberbia y a la vez de desesperación, con lenguaje y ademanes de matón, pero reveló lo que algunos observan y vaticinan desde el principio: esa gavilla terrorista como la que domina al régimen ahora, no puede coexistir con un Parlamento que no esté absolutamente controlado y sea sumiso a sus deseos. Si bien ese miserable golpeador de mujeres fue expectorado a los pocos días de ser nombrado, las intenciones de los discípulos de Sendero Luminoso quedaron al descubierto antes de tiempo, y quizá esa fue la verdadera razón por la que Castillo lo echo, por bruto e imbécil. Como sabéis, ellos no pueden tolerar la más mínima crítica, ni el control político, ni las investigaciones que eventualmente puede realizar el Congreso, porque además de comunistas que buscan eternizarse en el poder y solo salir de allí muertos, son ineptos y corruptos. Las expectativas que, sobre todo, los caviares de todas las tendencias vendieron desde el comienzo, eran obviamente infundadas. Ellos decían “que Castillo podía cambiar”, “que podía aprender”, “que se podía moderar”, “que podía escoger un buen equipo de gobierno y suplir de esa manera su indeclinable incapacidad”. Eso, obviamente, era una grosera mentira, pero que ellos difundían interesadamente para obtener a cambio de su interesado apoyo, ministerios y prebendas, cosa que consiguieron, algo a lo que están acostumbrados estos parásitos desde la época del infeliz Paniagua, que maldita la hora que les abrió las puertas del Estado. Pero a pesar de todo lo que propagaron desde un principio para seguir disfrutando de las delicias del poder, el régimen no tiene arreglo alguno no solo por la absoluta ignorancia y total ineptitud de Castillo - un burro en todo el sentido de la palabra - sino porque las facciones que lo respaldan para repartirse los cargos y rodean por ello no van a cambiar ni un ápice ni tampoco él puede prescindir de ellas. Entre esos grupos criminales, encontramos por ejemplo a “Los Dinámicos del Centro”, una banda delincuencial ideologizada al extremo y con una amplia experiencia en el latrocinio en Junín y otros lugares, duchos en evadir la justicia, como su cabecilla Vladimir Cerrón, condenado por corrupción y que insólitamente sigue libre sin cumplir su condena en la cárcel como debiera, o ese otro ladrón apodado “Pinturita” y su banda que fugaron a Bolivia con la protección de Castillo. Mención especial merecen también esos indios narcoterroristas procedentes de Chota como Castillo y sus cómplices del magisterio, cuatreros de poca monta que, deslumbrados por las inmensas posibilidades que se les abren, han entrado a saquear todo lo que pueden. Ejemplos de esa morralla son el ex secretario, la mano derecha del ‘prosor', Bruno Pacheco, y el sobrino Fray Vásquez Castillo - un pobre diablo que no tenia donde caerse muerto antes de la llegada del okupa a Palacio - quien falsificó un certificado médico para no concurrir al Congreso y que se movilizaba en enormes camionetas de una empresa de seguridad de propiedad de un individuo de la calaña de los anteriores. Tienen además una enorme influencia en aquel oscuro individuo, gentuza como Guillermo Bermejo - sindicado por la Dirección Contra el Terrorismo de la Policía como socio de los narcoterroristas del Vraem e increíblemente absuelto por el corrupto Poder Judicial - quien es el que recomendó a ese infeliz de Héctor Valer para PCM. No podemos también olvidar en esta lista al Movadef, Conare y Fenate, organismos de fachada de Sendero Luminoso (como Perú Libre) que por cierto financio la campaña de Castillo con dinero procedente del narcotráfico, como admitió la propia “camarada” Vilma. A esta patibularia coalición se añaden los caviares, que accedieron a una parte del botín al inicio del régimen y ahora, aunque su participación se ha reducido, siguen teniendo expectativas en poder aumentar considerablemente su pedazo de la torta estatal. Ellos solo critican y presionan al régimen en busca de una mayor “tajada” y cuando los complacen, vuelven a ser ‘oficialistas’. Castillo y sus secuaces, saben de la debilidad de esas sanguijuelas por el dinero y astutamente, les siguen dando algunas migajas para mantenerlos a la expectativa y con esperanzas. Esa es “la gente de confianza” de Castillo, ese es su mundo patibulario. Y esa caterva es la que ha llevado a otros oportunistas como ellos a los puestos más importantes del Estado, destruyendo sistemáticamente lo poco de institucionalidad que aún queda. Por cierto, la designación del cuarto gabinete en seis meses ha demostrado que nada va cambiar, que las ilusiones que se hacían algunos cándidos al principio eran solo eso, ficciones, esperanzas sin sentido. El nuevo PCM, Aníbal Torres, además de ser un viejo cascarrabias que se pelea con todos e insulta sistemáticamente a los periodistas, ha cometido tropelías de todo tipo - como amenazar “con hacer bajar de los cerros a los indios para que tomen Lima si censuran a Castillo” o querer indultar a ese asesino de policías como Antauro Humala - expresiones que en un gobierno normal habrían llevado a su inmediata censura y encierro en un manicomio. ¿Y qué dicen de ese charlatán vendedor de cebo de culebra nombrado como ministro de salud? ¿De dónde sacan a esa clase de gente? ¿Del wáter donde esconden miles de dólares robados al Estado? No cabe duda que a estas alturas los únicos que respaldan a Castillo son quienes se benefician directamente a través de puestos públicos, prebendas y corruptelas, y los que tienen esperanzas de obtener algún provecho en el futuro. Una “joyita” de esas es Verónika Mendoza, quien había exigido ser nombrada Primera ministra, cinco ministerios y la embajada en Francia para seguir apoyando a Castillo, según confesión de Cerrón. Venga ya, a la muy trepona como le encanta la mamadera. Así las cosas, el tiempo se va agotando. Si alguien cree que la crisis permanente se va a mantener indefinidamente, está equivocado. Y si el Congreso no vaca a Castillo y su banda cuanto antes, ellos van a deshacerse del Congreso y la democracia para instaurar una sangrienta dictadura comunista siguiendo las enseñanzas de su idolatrado líder Abimael Guzmán Reynoso. Precisamente, son los congresistas quienes constitucionalmente pueden acabar con esa amenaza si se deciden de una vez por todas y dejan de seguir pensando en sus mezquinos intereses. El Perú está antes que todo, entiéndanlo por favor. Tienen que vacarlo ya mismo, o será el inicio del fin (Una buena noticia dada a conocer este viernes da cuenta de que la Subcomisión de Acusaciones Constitucionales del Congreso ha aprobado en primera instancia priorizar la denuncia de Traición a la Patria contra Pedro Castillo, cuya investigación se iniciará la próxima semana. Por algo se empieza) :)
Etiquetas: [AÑO ZERO]  
Fecha Publicación: 2022-02-08T06:53:00.001-08:00
En medio de edificios multifamiliares y viviendas residenciales en los barrios de Miraflores, San Isidro, Jesús María, Lince y Santa Beatriz todavía se pueden ver llamativas casas de techos puntiagudos, con entramados de madera y paredes blanquecinas, entre jardines y tupida vegetación, que parecen sacadas de otro tiempo y otro espacio urbano. Casas de estilo Tudor o de alientos góticos o clasicistas que recuerdan la huella arquitectónica inglesa en una ciudad tan ecléctica como Lima. Esta presencia inglesa en la capital peruana - cuyos orígenes se remontan a mediados del siglo XIX- es rescatada en “Limabrit”, una exposición multidisciplinaria en la galería John Harriman (Bellavista 531, Miraflores) que reúne fotografía, piezas de arte conceptual, instalación, diseño arquitectónico, planos y documentos diversos, y que, como dice su curador Carlos Caamaño, se centra en cuatro tipos de proyectos: “Proyectos que obedecieron a una política exterior inglesa como parte de un proceso poscolonial a través de la arquitectura; proyectos en los que estuvieron comprometidos directamente arquitectos ingleses; y planes privados de viviendas, con un estilo marcado inglés”. En esta exposición colectiva participan además Joaquín García Calderón, José Ignacio Iturburu, Sebastián Gonzalez, Alessandra Rebagliati, Cesar Delgado Wixan, Sergio Guzmán, Michelle Llona, Maya Ballén, Archivo Histórico Centro de la Imagen, Marcelo Morales y Hans Stoll. Los proyectos representados en la muestra comprenden casi 150 años de arquitectura británica en Lima como el Cementerio Británico de 1834. El segundo ejemplo fue el antiguo estadio inglés - hoy Estadio Nacional- donado por Inglaterra al Perú con ocasión del centenario de la independencia; el tercer caso puede ser el del vanguardista proyecto de vivienda social Previ, en Los Olivos, desarrollado por el reconocido arquitecto escocés James Stirling; y el cuarto está representado por las diversas viviendas de resonancias inglesas construidas Lima entre las décadas de 1930 y 1950.Uno de los nombres destacados de la historia de la arquitectura peruana fue el de José Álvarez Calderón (1895-1980), quien estudió en Londres entre 1913 y 1916, y desde la década de 1920, en los siniestros tiempos de la Patria Nueva – durante la oprobiosa dictadura de Augusto B. Leguía - diseñó y construyó en Lima desde residencias privadas de corte inglés en la urbanización Country Club de San Isidro, hasta importantes obras públicas como el hipódromo de San Felipe y edificios en la plaza San Martín. “Álvarez Calderón construyó una vivienda en San Isidro - cuenta Carlos Caamaño - en la calle Santa Luisa, con todos los entramados de madera en el techo, que también se pueden ver en la fachada, muy propios del estilo Tudor inglés. Y esta casa ahora pertenece al Phoenix Club, que es de los ingleses, con lo que se cierra el círculo de un arquitecto peruano que estudió en Inglaterra y diseñó en Lima una casa al estilo inglés que terminó siendo ocupada por un club de descendientes de ingleses”. El Phoenix Club fue una de las primeras instituciones británicas fundadas en Lima, su creación data de 1879 y su primera sede estuvo en la Plaza Mayor, luego se trasladó al edificio Fénix de la Plaza San Martín para, finalmente, establecerse en San Isidro. El caso de Álvarez Calderón está asociado a otro personaje inglés, quien entre los años 20 y 30 realizó una serie de bocetos y colaboró con el diseño interior de Palacio de Gobierno: su nombre es Ernest Cunliffe y en “Limabrit” se pueden ver algunos de sus dibujos de casonas con techos en dos aguas, pórticos, chimenea y bellos artesonados de madera. Lamentablemente, muchas de estas viviendas sucumbieron a la llamada modernización de las últimas décadas, pero todavía algunas resisten, como lo demuestra el llamativo collage de fotografías titulado “Made in England”, en el que Caamaño presenta 36 viviendas a modo de tipología de la variada arquitectura inglesa en Lima, una huella que - como expresa el curador - hace más compleja la identidad de una bulliciosa urbe como Lima, un territorio de múltiples encuentros y sueños :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-02-05T07:35:00.002-08:00
Cuando se pensaba ilusamente que el país andino no podía caer más bajo de lo que se encuentra “gracias” al régimen filosenderista de Pedro Castillo, sucedió, y de la peor manera. En efecto, el nuevo gabinete dado a conocer sorpresivamente el pasado lunes y que era presidido por un tránsfuga de lo más despreciable - llamado Héctor Valer- con múltiples acusaciones de violencia familiar y envuelto en sonados casos de corrupción al igual que quienes lo acompañan, origino tal escándalo que obligo al okupa de Palacio a anunciar el viernes “una recomposición del gabinete” ¿otro más? Aunque no anuncio quien lo reemplazaría, de seguro es más de lo mismo. Por lo visto ahora en el Perú, para ser ministro o funcionario del Estado ya no es necesario tener los meritos suficientes para ello, sino un amplio prontuario policial. No podía esperarse otra cosa de esa banda delincuencial que ha capturado el Estado. La nueva crisis se desencadenó -otra vez- por las disputas de las voraces facciones izquierdistas que integran el régimen y que originó el abandono de Verónika Mendoza y su banda, que ahora se dicen de “oposición” y que han vuelto a salir a las calles para protestar sino les devuelven la mamadera que les han quitado, buscando muertos para utilizarlos políticamente como hicieron anteriormente contra Merino, para luego hacerse con el poder cuando nadie los ha elegido, como sucedió con ese admirador de terroristas de Francisco Sagasti que ocupo ilegalmente el cargo y preparo el fraude electoral para que “ganara” Castillo. Ahora que han echado a sus ministros, se sienten “traicionados” ya que con la plata no se juega y ahora juran que van por quien los dejo sin nada de un día para otro. De seguro que si el sucesor de Valer no es de sus filas - para seguir medrando del Estado - continuarán promoviendo la violencia en las calles que para ello sí que son expertos. No es de extrañar por eso que en apenas seis meses de (des)gobierno, Castillo ha tenido en el mismo periodo de tiempo más gabinetes que sus antecesores, todos de corta duración, demostrando su total incapacidad y la improvisación en el que se desenvuelve. Mientras “aprende” a gobernar tal como confeso en aquella vergonzosa entrevista a la CNN donde hizo el ridículo a nivel mundial - está destruyendo al Perú con sus disparatadas acciones. No obstante, no hay que perder de vista que en medio del caos que ellos han instaurado desde el primer instante que se hicieron fraudulentamente con el poder, los comunistas siguen avanzando en ciertos objetivos fundamentales. Por ejemplo, están demoliendo sistemáticamente a la Policía Nacional (PNP) - una institución que odian a muerte porque sus integrantes capturaron a su idolatrado líder Abimael Guzmán y su cúpula senderista - por lo que ahora la están infiltrando con elementos terroristas para tenerla bajo su control y utilizarla en sus proyectos represivos y encubridores. Algunos ingenuos suponen que para controlar las FFAA y la PNP los comunistas pretendían someterlas ideológicamente. Eso es una tontería. Ellos saben que no pueden conquistar a las fuerzas del orden con ideas. Su arma es la corrupción. No están inventando nada, sino siguiendo la línea de su admirado Hugo Chávez que logró controlar a las FFAA de su país corrompiéndolas hasta la médula, convirtiendo a los mandos en el Cartel de los Soles, una organización de narcotraficantes. En la Policía consiguieron establecer un proceso de ascensos corrupto - como denuncio el ex sub comandante general Javier Bueno - avalado por el entonces ministro Avelino Guillén, dirigido desde Palacio por Castillo y Bruno Pacheco, y ejecutado por el entonces jefe de la PNP Javier Gallardo. Ahora ya no están Pacheco, Gallardo ni Guillén -lo cual no tiene importancia porque son fusibles y desechables-, pero los ascendidos siguen ahí. Y la señal que se ha dado a la institución es que los corruptos siempre ganan. En las FFAA trataron de hacer lo mismo, pero la resistencia de los comandantes generales evitó que consumaran su vil intento. Los echaron de mala manera. La señal es clara, si alguien los desafía la próxima vez, lo botarán. Y no pasará nada. Han colocado al frente del Mindef a un almirante retirado que precisamente avaló públicamente la maniobra golpìsta de Castillo de pasar al retiro a los jefes que se opusieron al despropósito. El mensaje es clarísimo: eso lo van a volver a hacer. Entretanto, los prefectos vinculados a Sendero Luminoso nombrados por Castillo y Guillén siguen ahí y el nuevo ministro no los va a remover. Al contrario, es seguro que seguirán designando a otros elementos terroristas en más prefecturas y sub prefecturas hasta coparlos todos. Quien fue designado como nuevo ministro del Interior, está sentenciado por corrupción y además tiene múltiples denuncias por vinculación con el narcotráfico es perfecto para los intereses de los comunistas.Era obvio que iba a cumplir todas sus órdenes y, cuando se produzca otro escándalo, será desechado sin problema, como han hecho con todos los anteriores. Por cierto, al procurador Daniel Soria, que denunció penalmente a Castillo, lo echaron de su puesto, tal como pidió el abogado de Castillo y el ministro de Justicia, que ejecutó la orden. Algunos se entusiasman porque en el MEF han puesto a un funcionario ‘razonable’. El asunto es que ahora los comunistas no pueden hacer lo que quieren porque todavía sobrevive un Congreso que no controlan y está vigente la Constitución que quieren liquidar. Por eso Castillo puede decir que no ha expropiado nada (ni ha establecido controles de precios, ni se ha apoderado de los ahorros de la gente). Pero no lo hecho porque la sencilla razón de que no puede todavía, no porque no quiere. Designando un ministro con esas características calman a los incautos que todavía esperan “un cambio positivo”, mientras ellos siguen avanzando en atenazarse cual garrapatas al Estado del cual solo van a salir muertos como Allende en Chile… acribillado a tiros. De otro lado, es patético el intento del expectorado sector caviar que ha llamado hipócritamente a protestar en las calles contra un régimen que ellos mismos auparon al poder y que ahora “no los representa”. Pretenden así evadir su monstruosa responsabilidad en el fracaso de un régimen fraudulento que ellos han defendido -y defenderán- en la medida en que ese oscuro individuo vuelva a otorgarles puestos y prebendas. En ese mismo instante “se olvidaran” de todos sus cuestionamientos y cual parásitos que son, seguirán viviendo de las Arcas del Estado, al cual han estado acostumbrados desde la época de Paniagua… con ellos ni a la esquina. A estas alturas ya casi todos los demócratas están convencidos que la única opción para evitar la destrucción del Perú es vacar a Castillo y sus secuaces (o destituirlo por la vía de la acusación constitucional que un grupo de destacados abogados ha presentado al Congreso) o de cualquier otra manera. Todo parece indicar que su caída será violenta. No se puede perder más tiempo. El país agoniza y se encuentra en fase terminal - como titula acertadamente esta semana The Economist - por lo que llegará el momento en que si no se extirpa cuanto antes ese tumor canceroso que lo corroe por dentro, solo le quedara aplicarle la eutanasia ¿Se llegará a ese extremo? :(
Etiquetas: [IDENTIDADES]  
Fecha Publicación: 2022-02-01T17:55:00.001-08:00
Hasta la llegada de los audaces expedicionarios españoles que conquistaron el Imperio Inca en 1532, los habitantes del desierto de la costa norte del Perú narraron de generación en generación el relato de un dios único: Naymlap. Junto a su esposa principal, su descendencia y su corte, este misterioso ser llegó a Lambayeque en balsas - nadie sabe de dónde - para establecerse y reinar sobre esas tierras. La figura divina de Naymlap, en parte hombre y en parte ave, se instaló en la memoria colectiva del pueblo con una fuerza tan vital que, aún hoy, los arqueólogos siguen encontrando evidencias de su culto en cerámicas, murales o máscaras fúnebres de impactante calidad artística. Al respecto, la historia de la llegada de Naymlap ha sido descrita por el historiador Jorge Zevallos Quiñones como “quizá la página más rica que tiene la historia de la literatura norperuana”. En ‘Naymlap. Lambayeque Memory and historical materiality’, publicado por EY Perú, el lector podrá disfrutar este relato en su versión original, como fue recogida en el siglo XV por el cronista Miguel Cabello de Balboa. Razones no faltan para la afirmación de Zevallos. Se trata de un dios que llega del mar, gobierna con justicia y levanta el palacio de Chot, donde se adora a Yampallec, una figura esculpida en piedra verde que lleva su rostro. Pero, con el tiempo, todo cambia. Naymlap parte al horizonte transformado en un ave y su descendencia lo sucede en reinados que distan mucho de la capacidad con que llevó el suyo. La gota que rebalsa el vaso fue el traslado de Yampallec a una nueva ubicación, rompiendo con la tradición impuesta por Naymlap. Las catástrofes naturales que trae esta decisión llevan al pueblo a destronar al rey Fempellec, quien es arrojado encadenado al mar. Con su trágico final, se pone fin a la descendencia de Naymlap en el poder. Como sabéis, durante décadas el relato de Naymlap ha generado un arduo debate entre los estudiosos del pasado: ¿existió realmente este dios llegado del mar o es todo una leyenda? La pregunta es interesante en tanto, como descubrirá el lector de ‘Naymlap. Lambayeque Memory and historical materiality’, se ha logrado ubicar al palacio de Chot y una inmensa cantidad de piezas arqueológicas relacionadas a este extraño dios. Año tras año, diversos especialistas estudian desde sus disciplinas los distintos ángulos del relato de Naymlap, así como los rastros de la vida de los pobladores prehispánicos de la costa norte del país. Entre ellos se encuentra Carlos Wester, historiador, director del Museo Arqueológico Nacional Brüning y curador de la obra, quien tiene una hipótesis sobre esta historia: “Naymlap no sería un extraño sin relación alguna con Lambayeque, sino un mandatario que retorna a su tierra, luego de haber vivido por algunos años en las islas cercanas”. Para llegar a esa conclusión, Wester se basa en sus estudios de la iconografía y el arte de los Mochica, cultura antecesora a Lambayeque, para plantear la idea del arribo. “Y una segunda razón es que en el relato se habla de que los estaban esperando. Llegan y son recibidos. Y toman decisiones como si fuera su territorio: construyen un templo y hacen una serie de cosas que un cualquiera no puede hacer. Ese es su territorio, son sus antepasados, y por lo tanto vuelven a él”, sostiene. Los estudios de Wester han utilizados para comprender nuevos aspectos de los Lambayeque. A sus investigaciones se suman las de profesionales extranjeros que han dedicado décadas a este árido y desafiante espacio de la costa peruana. En ‘Naymlap. Lambayeque Memory and historical materiality’ se encuentran también las ideas de Susan Ramírez, Neville G. Penrose Chair en Historia y Estudios Latinoamericanos en Texas Christian University, quienes han analizado miles de folios de archivos coloniales para lograr desentrañar, por ejemplo, los significados de los nombres de los principales personajes del relato. Así, Ramírez ha encontrado que Naymlap significa ‘ave de agua’, y el nombre de su mujer, Ceterni, significa ‘útero’. “Yo creo que ella fue, por lo menos en la tradición oral, la madre de todos”, intuye la especialista. En el caso Fempellec, el último de los mandatarios descendidos de Naymlap, su nombre significa “el que está llorando, gritando o quejándose”, algo que, explica Ramírez, guarda relación con su trágica muerte. Los debates sobre el relato de Naymlap también se remiten a la forma en que fue recogido: de manos de cronistas. Esta historia es primero documentada por Miguel Cabello de Balboa y, casi dos siglos más tarde, por Justo Modesto Rubiños y Andrade. ¿Cuánto puede haber condicionado la visión cristiana de estos cronistas en la construcción de sus relatos? Al respecto, el antropólogo peruano Federico Kauffmann Doig diferencia las misiones que tenían encomendadas Cabello de Balboa, quien fue un cronista en todo el sentido de la palabra, y Ruviños, quien, por su parte, era un párroco que se propuso historiar a quienes habían ocupado su cargo antes que él. “Por lo mismo, la versión que recoge sobre Naymlap resulta ser parca comparada con la de Cabello, quien en su condición de cronista tenía por misión registrar detalles de toda índole a lo largo de su recorrido por lo que había sido el país de los incas”, explica Kauffmann Doig. Jeffrey Quilter, director del Peabody Museum of Archaeology & Ethnology, Harvard University, recomienda tomar precauciones al analizar el relato. Señala, por ejemplo, la idea de que el no seguir las tradiciones del reinado de Naymlap haya traído a sus descendientes un final trágico. “Debemos tener un poco de cuidado con que esta historia moral de los problemas del reino no sea parte de la historia de los españoles que tradujeron, mirando el relato con los lentes de sus propias religiones”, apunta. Mención aparte merecen los hallazgos en metalurgia de figuras que refieren al relato de Naymlap o, directamente, a la figura de este mandatario. El tumi, por ejemplo, se sabe hoy que es una representación de este dios ornitomorfo. Sobre la calidad de los trabajos orfebres en Lambayeque se ha hablado mucho en el mundo y, aún hoy, continúa maravillando a los especialistas. “Los plateros de la costa norte del Perú eran increíbles, con mucha innovación. Cuando hablamos de la cultura Lambayeque en sí, estamos viendo un momento increíble, una explosión de la producción de obras de metal”, señala Joanne Pillsbury, curadora en Arte de las Antiguas Américas del Metropolitan Museum of Art, en Nueva York. Pillsbury se ha acercado a los orfebres del antiguo Perú no solo como trabajadores, sino como artistas y personas vinculadas con lo divino. “Estos metales no tenían valor solamente por ser una cosa con un mercado en sí, sino que tenían un valor simbólico y, a lo mejor, tenían una energía, una ‘animación’”, explica. Así, quienes vestían las piezas en oro o plata trabajadas en Lambayeque no solamente marcaban una diferencia en cuanto a poder económico, sino que enviaban una clara señal de estar vinculadas con lo divino. Los estudios de Pillsbury, junto con los de los especialistas nombrados, se unen a los de Luis Alfredo Narváez, director de la Dirección Desconcentrada de Cultura de Lambayeque, para hacer de ‘Naymlap. Lambayeque Memory and historical materiality’ una publicación imprescindible para todo aquel que quiera acercarse al extraño mundo de los Lambayeque :)
Etiquetas: [ACTUALIDAD]  
Fecha Publicación: 2022-01-29T08:18:00.001-08:00
Si bien es cierto que este 1 de febrero empieza en el mundo el Año Nuevo Chino 2022 (dedicado al tigre), lamentablemente en el país andino estará dedicado a otro animal de lo más repulsivo y degradante que podéis imaginar, quien con sus bestialidades está empeñado en querer destruirlo, intentando hacerlo retroceder a épocas ya superadas, que tanto dolor y sufrimiento causaron a millones de peruanos. Ese pobre diablo no es otro que el filosenderista Pedro Castillo, quien por cierto, dio un lamentable espectáculo en una entrevista dada a la CNN, donde hizo el ridículo a nivel global, ya que quien no lo conocía, ahora tiene una idea clara de lo patético que es. En efecto, dicha entrevista confirmó lo que se sospechaba: el verdadero motivo por el cual aquel oscuro individuo que usurpa el poder y al cual llego mediante el fraude, no daba entrevistas ni conferencias de prensa era porque es absolutamente incapaz de responder coherentemente las interrogantes más elementales sobre su desempeño en el cargo. Como sabéis, en cualquier gobierno democrático el presidente se comunica con los ciudadanos a través de los medios de comunicación que le plantean preguntas que transmiten las inquietudes de la gente. En este caso existe un dilema insoluble: Castillo es tan bruto que no puede contestar las interrogantes más elementales pero tampoco puede permanecer siempre en silencio, realizando de cuando en cuando demagógicas arengas de plazuela o balbuceando incoherencias cuando lee -con errores- discursos que le han preparado. El periodista de la CNN puso el dedo en la llaga cuando le preguntó a Castillo, por ejemplo, sobre los desastrosos nombramientos de elementos terroristas como ministros que ha hecho - y sigue haciendo - desde el primer día. Como era lógico suponer, el tipejo en cuestión no pudo ni supo contestar porque nombró ministros a sujetos vinculados a Sendero Luminoso como Iber Maraví o Guido Bellido, o al antiguo ‘guerrillero’ Héctor Béjar (otro despreciable asesino de policias de la calaña de Hugo Blanco) Tampoco dijo porque salieron expectorados de mala manera de los cargos que ocupaban. El asunto es que nunca pudo justificar esas designaciones, jamás explicó a los ciudadanos porque los nombró a esos elementos criminales y tampoco nunca aclaró porque los echo de una patada en el culo. Esa es una constante en el desastroso desempeño de Castillo, no solo para los nombramientos y ceses de cuestionadísimos elementos que tienen cuentas pendientes con la justicia, sino para absolutamente todas las acciones que ha realizado desde el primer día que okupa Palacio. No es capaz de explicar por qué aumenta la deuda pública, por qué permite que se bloqueen carreteras y cierren minas, porque ha declarado sorpresivamente el estado de emergencia para – aparentemente – “combatir la delincuencia”, ni porque quiere cambiar la actual Constitución por otra que le permita eternizarse en el cargo, instaurando una criminal dictadura comunista, siguiendo las enseñanzas de su maestro y guía Abimael Guzmán, aquel despreciable genocida cabecilla de Sendero Luminoso, quien murió en la cárcel y al cual Castillo no pudo amnistiar “por razones humanitarias” como era deseo, ya que el diablo se le adelanto, llevándoselo al infierno. No es de extrañar por ello que, quien fue su más aplicado discípulo quiera plasmar ahora sus sueños, así sea sobre un mar de sangre de millones de peruanos. De otro lado, la absoluta ignorancia de Castillo se evidenció cuando, confrontado por Del Rincón sobre su intervención en un evento terrorista el cual coreaba “mar para Bolivia”, se mostro a favor de ese disparate y sostuvo que en todo caso, “el pueblo decidiría”, su muletilla para tratar de justificar las incontables sandeces que emite todos los días. Ese sujeto no sabe que hay cosas sobre las que “el pueblo” no puede decidir, como la integridad territorial. Entregar el mar peruano a Bolivia sería un acto de Traición a la Patria. Por lo visto, es incapaz de entender algo tan elemental, que toda persona que aspira al cargo político más modesto debe saber. Mintió asimismo cuando se negó a responder las preguntas sobre Cuba y Venezuela, negándose a calificarlas de lo que son: sangrientas dictaduras que matan de hambre a sus pueblos, obligando a millones a emigrar a otros países ya sea para mendigar, robar o prostituirse, intentando con ello sobrevivir, mientras quienes los oprimen recurren a la violencia y al terror para aferrarse al poder durante décadas, algo que Castillo quiere imitar, el cual además no puede explicar nunca nada coherentemente simplemente porque es un ignorante, inepto e incapaz. No se trata de insultos ni de adjetivaciones gratuitas sino de descripciones exactas de las características de aquel terrorista que ocupa Palacio: Ignorante: Que ignora o desconoce algo. Que carece de cultura o conocimientos; Inepto: No apto ni a propósito para algo; Incapaz: Que no tiene capacidad o aptitud para algo. Falto de talento. A lo cual hay que sumar la C de corrupción. No solo ha nombrado a elementos prontuariados en la administración pública, sino que él mismo está implicado directamente en varios graves hechos delictivos, como la relación con Karelim López y el contrato millonario de una empresa constructora que asesoraba o los oscuros negocios de Petroperú. En estos casos se contradijo y no pudo aclarar ninguna de las imputaciones. En suma, se trata de un tipo comprobadamente ignorante, inepto e incapaz, que llegó al Palacio como miembro de un organismo de fachada de Sendero Luminoso (llamado Perú Libre) considerado por la fiscalía como una organización criminal al estar financiada por el narcotráfico y que además está definitivamente relacionado con Sendero como lo demuestran las investigaciones de la Dircote desde el 2017, a lo que debemos agregar los escandalosos nombramientos de ministros y prefectos vinculados a ese grupo terrorista. No hay duda que la única alternativa para evitar el descalabro del Perú es vacar a ese individuo y a toda su gavilla de delincuentes a la brevedad posible antes que sea demasiado tarde :(
Etiquetas: [NATURALEZA VIVA]  
Fecha Publicación: 2022-01-25T08:06:00.001-08:00
Con motivo del reciente derrame de petróleo en las costas del Perú que ha afectado severamente a la fauna marina, cabe referirse en esta oportunidad a uno de ellos, como lo es el Pingüino de Humboldt (cuyo nombre científico es Spheniscus humboldti). Se trata de una de las dos especies de pingüinos que habitan fuera de las frías temperaturas austro-polares. Los pingüinos son aves que han perdido la capacidad de volar y tienen las alas transformadas en aletas para poder nadar, este hecho provocó que en la antigüedad pensaran que eran peces. Tienen gruesas capas de grasa que repelen el agua y los aíslan del frío. Poseen, también, una gruesa capa de plumas entre las cuales mantienen aire caliente gracias al calor corporal. El hecho de tener el vientre claro y el dorso oscuro constituyen su sistema de camuflaje para confundirse con la claridad de la luz solar, o de la oscuridad del fondo, cuando están dentro del agua. Los pingüinos jóvenes tienen el vientre de color plateado, mientras que los adultos lo tienen blanco con una franja negra arqueada. Su distribución comprende las áreas geográficas bañadas por la corriente de Humboldt, de ahí su nombre. Se trata de zonas muy afectadas por las fluctuaciones meteorológicas ocasionadas por los fenómenos de “El Niño” (que provocan la subida de las temperaturas acuáticas), un fenómeno que afecta a la corriente, y por lo tanto a los peces que nadan a mayor profundidad. El desastre para unos pingüinos que se alimentan precisamente de esos peces y que, al no poder alcanzarlos, tienen bastantes posibilidades de morir de hambre. Una de sus características es que forma colonias en islas protegidas del litoral, en compañía de otras aves guaneras. Allí anidan, excavando agujeros en el guano y la tierra salitrosa, o bien utilizando grietas existentes entre las rocas y las cuevas. Sus depredadores naturales, entre los que hay lobos marinos, tiburones, zorros y gaviotas, son capaces de comerse sus huevos y polluelos. Entre los enemigos que han sido introducidos en su hábitat con el tiempo hay perros, gatos y ratas. Su alimentación consiste, principalmente, en anchovetas, aunque ocasionalmente se nutren de calamares, camarones y otros peces pequeños, así como de pequeños crustáceos que forman parte del plancton. En sus inmersiones, el pingüino de Humboldt alcanza los 70 m de profundidad y nada a 45 km/h. Los pingüinos son animales monógamos, es decir, forman parejas estables. Tienen una sola pareja que conservan durante toda la vida, construyen nidos y realizan puestas de 2 huevos que incuban durante 6 semanas. Los pichones gozan de la protección del nido hasta que pasan 20 días. Es entonces cuando se unen con el resto de las crías y forman, entre todas ellas, grandes guarderías. Su estado de conservación es muy vulnerable y se han tomado medidas para su conservación por parte de distintos organismos. Algunas de esas medidas consisten en la construcción de nidos artificiales y la creación de zonas intangibles para proteger a colonias bien identificadas. Por cierto ¿Qué creéis que hacen los pinguinos cuando restriegan su pico por el cuerpo? Esto lo hacen porque en la base de la cola tienen una glándula que produce una grasa que extienden con el pico por las plumas, para impermeabilizarlas, de esta manera forma una capa aislante que mantiene aire caliente entre la piel y las plumas :)