Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite Revista Pesca

Comparte esta página:


Fecha Publicación: 2022-04-05T09:27:00.001-05:00

 

Este proyecto de ley reconoce derechos laborales que también deberían ser aplicados a los tripulantes de las embarcaciones artesanales. Los intentos de formalización en el caso artesanal no están incluyendo derechos a la salud y a la seguridad social.

El título del proyecto induce a suponer que el mismo es aplicable tan solo a los tripulantes de embarcaciones industriales, lo que implica que el término pescador industrial debería ser bien definido.

Los tripulantes (pescadores) que laboran en embarcaciones artesanales y de menor escala requieren de ser incluidos en forma expresa en la ley y superar los inconvenientes de un proceso de formalización que no les otorga derechos laborales.

Autores

Varas Meléndez, Elías Marcial.

Coautores

Cruz Mamani, Flavio - Gutiérrez Ticona, Paul Silvio - Tello Montes, Nivardo Edgar - Bellido Ugarte, Guido - Cutipa Ccama, Víctor Raúl - Marticorena Mendoza, Jorge Alfonso.

https://wb2server.congreso.gob.pe/.../pdf/PL0161620220404

EXPOSICION DE MOTIVOS

FUNDAMENTOS DE LA INICIATIVA

La presente propuesta tiene como objetivo revisar la normatividad nacional que regula los derechos y beneficios laborales y previsionales de los trabajadores del mar con la finalidad de analizar si ésta brinda la cobertura suficiente a todas las personas que participan en la extracción de recursos hidrobiológicos bajo las distintas modalidades de trabajo o contratación y en todo caso, señalar las eventuales deficiencias en lo que se refiere a su ámbito subjetivo.

La hipótesis de la cual parte esta reflexión es que la legislación laboral y previsional que intenta regular a este sector, resulta sumamente parcial y excluyente, al dejar fuera de su campo de aplicación a un importante número de trabajadores, como lo fue antes el caso de los trabajadores que laboraban en embarcaciones que no provenían de la flota de Pesca Perú y las personas dedicadas a la pesca artesanal; quienes precisamente se encuentran sujetos a condiciones de mayor informalidad y de desprotección social.

Para verificar la insuficiencia de este régimen hemos tenido en consideración las condiciones materiales y las características socio económicas en las cuales laboran los trabajadores excluidos de este régimen especial; las cuales, en nuestra opinión, precisamente demandan la intervención tuitiva del derecho laboral y previsional, acorde con la situación en la que éstos prestan sus servicios.

Por esta razón consideramos que en la actualidad en nuestro país no existe una legislación especial que regule de manera integral y sistemática los derechos laborales de todos los trabajadores de mar; existiendo únicamente normas que se refieren a un ámbito subjetivo reducido que deja de lado a un importante sector de pescadores artesanales que laboran de forma independiente, bajo condiciones de informalidad y que, debido a las condiciones en las cuales prestan sus servicios, demandan la urgente atención de la acción tuitiva de una legislación laboral y previsional acorde con estas condiciones particulares.

Siendo este el objetivo, el proyecto de ley ¿aplica también a los tripulantes pescadores de las embarcaciones artesanales y de menor escala?

DEL TEXTO DEL PROYECTO DE LEY

Es objeto de la presente regular las relaciones laborales y el contrato de trabajo del trabajador pescador dentro del ámbito del litoral peruano y de las doscientas millas marinas, cuando la contratación se ha efectuado dentro del territorio nacional o dentro de su jurisdicción marítima. Su ámbito de aplicación comprende a todos los trabajadores pescadores y a las empresas pesqueras y/o armadores pesqueros autorizados para realizar labores extractivas de recursos hidrobiológicos para la industria pesquera; el servicio se presta bajo la relación de dependencia en embarcaciones acondicionadas conforme a la ley de la materia y en los diversos tipos de pesquería establecidas en la Ley General de Pesca y su Reglamento y normas complementarias.

Las embarcaciones de menor escala y artesanales que realizan capturas destinadas a las plantas de procesamiento ¿están incluidas en este proyecto de ley?

Articulo 2.- Se entiende por trabajador pescador a la persona natural que constituye el personal de pesca integrante de una dotación pesquera dedicada a la extracción de recursos hidrobiológicos en el mar peruano, matriculado en la autoridad marítima nacional y que cuenta con libreta de embarco y carnet de pescador vigente.

Los tripulantes de las embarcaciones artesanales y de menor escala que cuenten con estos documentos ¿son alcanzados por este proyecto de ley?

Artículo 5.-El armador Pesquero es el empleador, es la persona jurídica o natural propietaria o conductora de una o más embarcaciones que se dedica a la actividad extractiva de recursos hidrobiológicos para consumo humano directo o consumo humano indirecto, en todo el litoral peruano dentro de la jurisdicción de las 200 millas y/o aguas intercontinentales, debidamente autorizada con licencia yio permiso de pesca otorgada por el Ministerio de la Producción y, es quien además proporciona a la dotación pesquera de los equipos e implementos de protección personal necesarios para evitar accidentes y enfermedades profesionales.

Esta definición de armador pesquero, ¿aplica a los armadores artesanales? La definición de aguas intercontinentales debería ser precisada a efectos de la presente ley. El artículo 54 de la Constitución dice que "El territorio del Estado es inalienable e inviolable. Comprende el suelo, el subsuelo, el dominio marítimo, y el espacio aéreo que los cubre. El dominio marítimo del Estado comprende el mar adyacente a sus costas, así como su lecho y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas medidas desde las líneas de base que establece la ley".

"La Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur es una organización intergubernamental comprometida con la conservación a largo plazo y el uso sostenible de los recursos pesqueros del Océano Pacífico Sur. La Convención se aplica a la alta mar del Pacífico Sur". Sería apropiado usar el término "zona de alta mar" a la que se extiende más allá del dominio marítimo para establecer una coherencia en las definiciones.

FORMA DE CALCULO DE LA PARTICIPACIO DE PESCA, UNICAMENTE EN SOLES

Para el personal de pesca de la flota de¡ Consumo Humano Directo.

Será, por tonelada métrica de pesca descargada, una participación mínima de¡ 30% de¡ 10% del precio promedio de la tonelada métrica de harina de pescado a cotización FOB según información de¡ Ministerio de la Producción.

Este artículo necesita una aclaración. ¿Por qué relacionar el precio de la harina de pescado con la captura destinada al CHD?

Los tipos de modalidades de trabajo en el sector de pesca:

a.   Pesca de consumo humano directo: Esta actividad se realiza con boliche o caña, pesca de arrastre y la pesca marítima costera, las labores en esta modalidad pueden ser permanentes o temporales.

b.   Pesca artesanal o de consumo humano directo: Es aquella que utiliza pequeñas embarcaciones, desde los caballitos de totora hasta las lanchas. Para pescar usan anzuelos, cordeles, redes agalleras y cataratas, Estas últimas manejadas por varias lanchas cuando se ha detectado el cardumen. Esta actividad constituye actualmente solo el 8% del volumen total pescado.

Procesadores pesqueros artesanales: Realizan esta actividad las personas naturales que realizan el procesamiento de los recursos hidrobiológicos empleando instalaciones y técnicas manuales

c. Armadores artesanales: Esta modalidad la realiza la persona natural de una o más embarcaciones pesqueras artesanales.

Otros derechos laborales

9. Capacitación

Para fortalecer tus capacidades técnico-productivas como pescador o agente de la pesca artesanal, los tres Centros de Entrenamientos Pesqueros (CEP) del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero (Fondepes) de Piura (Paita), Moquegua (Ib) y Lima (Pucusana) ofrecen cursos presenciales y una capacitación a distancia a través de la Plataforma Virtual de Capacitación de Fondepes Los trabajadores pesqueros tienen derecho a seguir los cursos de capacitación y perfeccionamiento que organice el Ministerio de Pesquería (Adscrito al Ministerio de Producción), debiendo el armador o empresa otorgarle no menos de ocho dias de licencia con goce de haber.


Fecha Publicación: 2022-03-24T08:18:00.002-05:00

 

El Quinto Juzgado Constitucional de la Corte Superior de Justicia de Lima, interpuso una acción de cumplimiento tramitada en el Expediente N° 19414-2018-0-1801-JR-CI-05, por lo que ordenó el cumplimiento de la Resolución N° DIECISEIS de fecha 16 de febrero de 2021, en lo referido a la reglamentación dispuesta en la Primera Disposición Complementaria Final de la Ley N° 30636, Ley que crea el Seguro Obligatorio del Pescador Artesanal (Ley SOPA). En tal sentido se publicó el reglamento correspondiente.

Más allá de que la ley posteriormente fue derogada, el punto es que el poder judicial dispuso que se cumpla la ley.

En el caso del DU 015-2020, el Tribunal Constitucional, además,  declara INFUNDADA la demanda interpuesta contra todos los extremos del Decreto de Urgencia 015-2020. En consecuencia, el Ministerio de la Producción debería disponer que se dé cumplimiento a lo dispuesto en el DU 015 y se regularice la ilegítima situación del IMARPE.

Hay que recordar que el DU 015, según su propio texto, modificó el DL 095 de 1981, ley del Instituto del Mar del Perú - IMARPE, en el siguiente sentido:

10.2. El/La Presidente/a Ejecutivo/a del IMARPE es designado mediante Resolución Suprema refrendada por el/la Ministro/a de la Producción por un periodo de cuatro (04) años mediante concurso público de méritos, llevado a cabo por un Comité de Selección

Disposiciones complementarias finales

Segunda.- APROBACIÓN DE NUEVO REGLAMENTO DE ORGANIZACIÓN Y FUNCIONES Y LOS DOCUMENTOS DE GESTIÓN DEL IMARPE. En un plazo que no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde el día siguiente de la publicación del presente Decreto de Urgencia en el diario oficial El Peruano, se aprueba el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Instituto del Mar del Perú - IMARPE; así como los documentos de gestión que correspondan, a efectos de mejorar el desenvolvimiento de la gestión institucional, para asegurar la eficiencia y eficacia de sus procesos internos.

Sin embargo, pese a existir una sentencia del Tribunal Constitucional, el Poder Judicial no ha interpuesto ninguna acción de cumplimento en el caso del DU 015-2020 que tiene rango de ley, al igual que la Ley SOPA.

¿Por qué esta actuación tan distinta en ambos casos?

Con fecha 24 de marzo, con RESOLUCIÓN SUPREMA N° 006-2022-PRODUCE se da por concluida la encargatura de funciones efectuada a la señora CARMEN ROSARIO YAMASHIRO GUINOZA, Directora General de la Dirección General de Investigaciones de los Recursos Demersales y Litorales del Instituto del Mar del Perú – IMARPE; dándosele las gracias por los servicios prestados. Y se encarga al señor JOSE ANGEL DE LA CRUZ SOTOMAYOR, Asesor II del Despacho Ministerial del Ministerio de la Producción, las funciones de Presidente del Consejo Directivo del Instituto del Mar del Perú – IMARPE, en adición a sus funciones y en tanto se designe al titular.

Esto podría ser un indicio de que se camina hacia la legitimidad, en la medida que se cumpla lo dispuesto en el DU 015, tal como se lee en párrafos anteriores.

En todo caso, este cambio en la Presidencia oxigena a la Institución al traer un conocedor del sector, que viene de fuera del ámbito de Imarpe y de impecable trayectoria, como es el Ing. De la Cruz.

Es de esperar que el nuevo ROF, tal cual manda la norma, sea aprobado cuanto antes.

En relación a la investigación por los sucesos relativos a la segunda temporada de pesca de anchoveta del año 2019, los procesos administrativos iniciados contra el ex presidente del Consejo Directivo de Imarpe y el Director Ejecutivo Cientifico han sido archivados con las RM N° 111 y 112 del 26 de marzo de 2022.

Lo que queda entonces, es dar cumplimiento al Decreto de Urgencia 015 en vista de que ninguna entidad puede negarse a ejecutar lo que manda la ley, como es el caso. 


Fecha Publicación: 2022-03-18T09:58:00.002-05:00

 

El asunto es que este proceso se inició el año 2002, es decir, hace veinte años y se evidencia que aún no termina. Demasiado tiempo para transferir funciones y activos pesqueros, como varios desembarcaderos pesqueros artesanales. ¿Es falta de voluntad política, dificultades técnicas o desinterés de los funcionarios responsables?

La función de vigilancia y control no ha sido transferida a ningún gobierno regional hasta el día de hoy, quedando centralizada en la DGSFS, lo que le otorga una dosis de poder a dicha dirección y por ende al Despacho Viceministerial de Pesca y Acuicultura. Por otro lado la imposición de multas significa un importante ingreso financiero a PRODUCE como recursos directamente recaudados. ¿Podría ser esta la razón para dilatar la transferencia de esta función a los GOREs?

En este punto se podría analizar la conveniencia de volver a plantear la creación del Proyecto de Ley 04161/2014-PE que crea la Superintendencia Nacional Pesquera (Sunapes). Su idea era diferenciar el rol productor natural del Produce, del rol de supervisión y fiscalización. En ese sentido, la Dirección Supervisión y Fiscalización, y la de Sanciones pasarían a ser parte de la “Sunapes”. O evaluar la actualización del asunto, en base al dictamen recaído en los proyectos de Ley 1683/2012-CR, 4161/2014-PE y 4478/2014-CR, por el que se propone con un texto sustitutorio la ley que crea el Sistema Nacional de Supervisión y Fiscalización Pesquera y Acuícola y La Superintendencia Nacional de Pesca y Acuicultura.

La Región Lima Metropolitana es la que más demora presenta en el proceso de transferencia de  las funciones en Pesquería, lo que constituye una interrogante interesante.

Podría resultar útil que se aclare con precisión y detalle, de quien es la responsabilidad del otorgamiento de los permisos de pesca para las embarcaciones artesanales y las de menor escala. Lo que implica definir bien a cada una de ellas.

La función f, (Promover, controlar y administrar el uso de los servicios de infraestructura de desembarque y procesamiento pesquero de su competencia, en armonía con las políticas y normas del sector, a excepción del control y vigilancia de las normas sanitarias sectoriales) supone que son los GOREs los responsables de los Desembarcaderos Pesqueros Artesanales. Esto también merecería una aclaración puesto que es el Ministerio quien sigue asumiendo esta responsabilidad o por lo menos da esa impresión cuando se trata de designar a la OSPA que administrará el DPA.

Existen pre publicadas cinco resoluciones referidas al modelo de administración de dichas instalaciones, lo que sugiere que es el Ministerio y no el GORE quien está asumiendo la función. Se requiere una actualización y/o aclaración. En todo caso debería dejarse sin efecto la pre publicación oficialmente o comunicar a la comunidad artesanal qué pasará con las mismas.

La administración de los DPAs constituye un tema que pretendió regularse mediante dichas normas que, además de haber sido objetadas por algunos gremios artesanales, no forman parte de una solución integral a las necesidades de la pesca artesanal:

11/10/2019 R.M. N° 421-2019-PRODUCE, que dispone la publicación en el portal del Ministerio del proyecto de Resolución Ministerial que aprueba los Lineamientos para el proceso de selección de la organización social de pescadores artesanales que se encargue de la gestión administrativa de una infraestructura pesquera artesanal no transferida

11/10/2019 R.M. N° 422-2019-PRODUCE, que dispone la publicación en el portal del Ministerio del proyecto de Resolución Ministerial que aprueba el modelo de Convenio de Gestión Administrativa de las Infraestructuras Pesqueras Artesanales entre el Ministerio de la Producción o Gobierno Regional el Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero y la Organización Social de Pescadores Artesanales

11/10/2019 R.M. N° 423-2019-PRODUCE, que dispone la publicación del proyecto de Resolución Ministerial que Aprueba el Manual de Administración de Infraestructuras Pesqueras Artesanales en el Portal Institucional del Ministerio

12/10/2019 R.M. N° 424-2019-PRODUCE, que dispone la publicación de proyecto de Resolución Ministerial que aprueba el Reglamento de Supervisión de la Gestión Administrativa de las Infraestructuras Pesqueras Artesanales – IPAS en el Portal Institucional del Ministerio

12/10/2019R.M. N° 426-2019-PRODUCE, que dispone la publicación de proyecto de Resolución Ministerial que aprueba el Reglamento que establece los criterios para la determinación de tarifas aplicables a los servicios que se brindan en las infraestructuras pesqueras artesanales en el Portal Institucional del Ministerio.

 Adicionalmente, hay DPAs que ya ha sido transferidos a los GOREs, por tanto deberían ser completamente de responsabilidad de ellos, o en qué aspectos no lo son.

 

SOBRE EL PLAN ANUAL DE TRANSFERENCIAS DEL MINISTERIO DE LA PRODUCCIÓN A LOS GOBIERNOS REGIONALES (GORES)

Este es un plan que se publica todos los años. En esencia repite el mismo texto del anterior modificándose solamente los anexos, es decir los avances en el proceso. Resulta un exceso de tiempo para transferir las funciones y también para transferir algunas instalaciones pesqueras artesanales. Del análisis de estos planes se evidencia una demora que no podría ser fácilmente entendible, a menos que surja una explicación convincente.

Base legal

“Mediante la Resolución Ministerial N° 504-2009-PRODUCE, modificada por las Resoluciones Ministeriales Nos. 162-2013-PRODUCE y 159-2017-PRODUCE, se constituye, en el marco del proceso de descentralización de la gestión del Estado: (i) la Comisión Sectorial de Transferencia de Competencias y Funciones del Ministerio de la Producción, en materia de Pesca y Acuicultura; y (ii) la Comisión Sectorial de Transferencia de Competencias y Funciones del Ministerio de la Producción, en materia de MYPE e Industria; cabe indicar que en ambos casos, la Oficina de Articulación Intergubernamental y Prevención de Conflictos Sociales ejerce la Secretaría Técnica de ambas comisiones”.

 “El proceso de descentralización en el país se viene efectuando en forma progresiva y por etapas, desde el año 2002, de acuerdo a la Ley N° 27783, Ley de Bases de la Descentralización, la Ley Nº 27867, Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, Ley N° 27972, Ley Orgánica de Municipalidades y la Ley N° 29158, Ley Orgánica del Poder Ejecutivo. Marco en el cual el Ministerio de la Producción ejerce competencias compartidas con los Gobiernos Regionales y Locales, en una estructura articulada territorialmente”.

“En ese contexto, el presente Plan Anual de Transferencia Sectorial 2022 del Sector Producción busca sistematizar estos avances, desafíos y propuestas generados por los diversos participantes y determina una ruta estratégica para el proceso”.

 “El proceso de transferencia de funciones a favor de los Gobiernos Regionales, se inició a partir del año 2004, a través de los Planes Anuales de Transferencia de Competencias Sectoriales a los Gobiernos Regionales y Locales aprobados mediante Decreto Supremo, con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros, teniendo como referente las funciones establecidas en la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, Ley N° 27867. Al 31 de diciembre del 2021, se ha transferido el 89.2% de las funciones programadas: Pesca y acuicultura (85.5%), MYPE (98.5%) e Industria (96.2%). se encuentra en trámite la transferencia de 63 funciones sectoriales: 34 en pesca y acuicultura; 7, en industria, y 22, en MYPE”.

“Cabe señalar, que está pendiente la transferencia de la función j) del artículo 52° de la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, Ley N° 27867, respecto a “vigilar el estricto cumplimiento de las normas vigentes sobre pesca artesanal y su exclusividad dentro de las cinco millas marinas. Dictar las medidas correctivas y sancionar de acuerdo con los dispositivos vigentes”, en pesca y que está a cargo del Ministerio de la Producción en el marco de su rectoría siendo quien la ejerce la Dirección General de Supervisión, Fiscalización y Sanción - DGSFS-PA”.

Cuadro Nº 3: Funciones transferibles en materia de Pesquería





 “Por otro lado, en el marco del proceso de descentralización del Estado fueron programados en los Planes Anuales de Transferencia 2006 al 2009, las transferencias de 97 activos del Sector Producción: I) Desembarcaderos Pesqueros Artesanales, II) Centros de Acuicultura, III) Módulos de Comercialización, IV) Inmuebles, a favor de los Gobiernos Regionales y Locales; y cuyo estado situacional actual es el siguiente”:



“Mediante los Decretos Supremos N°s 007 y 024-2008-PRODUCE, 001-2012-PRODUCE, fue aprobada la transferencia de 29 Desembarcaderos Pesqueros Artesanales a favor de los Gobiernos Regionales de Ancash, Arequipa, La Libertad, Piura, Tumbes e Ica y se encuentra en proceso la transferencia de 14 Desembarcaderos Pesqueros Artesanales, relación que se presenta en el cuadro N° 7”.



“Centros de Acuicultura - CA

“De acuerdo a los Planes de Transferencia 2006 al 2009, fue programada la transferencia de 24 Centros Acuícolas a favor de los Gobiernos Regionales y Locales. Es así que mediante los Decretos Supremos N°s 007-2008-PRODUCE, 021-2009-PRODUCE, 001-2012-PRODUCE y 020-2017-PRODUCE se han transferido 22 Centros de Acuicultura a favor de los Gobiernos Regionales de Amazonas, Ancash, Ayacucho, Cajamarca, Cusco, Arequipa, Huánuco, Junín, La Libertad, Piura, Puno, San Martín, Pasco Y Madre de Dios”.

El resultado de la evaluación del servicio público de Promoción y Desarrollo de la Pesca Artesanal y Acuicultura, llevado a cabo durante el año 2015, en los 25 Gobiernos Regionales, según los informes enviados por la Secretaria de Descentralización, en sus conclusiones finales considera que:  

 “El Ministerio de la Producción no ha logrado ejercer plenamente su rol rector en el marco de las funciones específicas contempladas en el artículo 52° de la LOGR a los Gobiernos Regionales, lo que se evidencia en su falta de articulación de planes, políticas, así como falta de alineamiento de instrumentos de gestión”.

 “La falta de voluntad política de los GGRR para priorizar las actividades de pesca artesanal y acuicultura, se evidencia en el escaso recurso humano y presupuestal asignado para desarrollar actividades propias de las funciones transferidas”.

 “Las organizaciones de los pescadores y trabajadores de la pesca deben  participar en diálogos sobre iniciativas de cómo acceder a los mercados, los servicios financieros y la infraestructura, es importante que se adapten a los cambios”.

Respecto a la transferencia de activos, en atención a lo solicitado por la Oficina de Articulación Intergubernamental y Prevención de Conflictos Sociales, a través del Oficio N°535-2021FONDEPES/J, del 22 de diciembre del 2021, el jefe del Fondo Nacional de Desarrollo Pesquero – FONDEPES, remite el el estado situacional de las inversiones en DPAs, donde se reporta que de los 14 DPAs en diez (10) de ellos se tienen intervenciones: Matarani, La planchada, Callao, Supe, Chancay, Huacho, La Punchana, Chorrillos, Pucusana e Ilo.

Asimismo, en el caso de los Desembarcaderos Pesqueros Artesanales de “Morro Sama” y “Vila Vila” (Tacna) y DPA Quilca (Arequipa), se ha culminado con la ejecución de las obras y que no se tienen programadas intervenciones en el DPA de Nauta (Loreto), siendo en este caso activos a transferir en el año 2022.

Igualmente, se encuentra en proceso la transferencia de 02 Centros de Acuicultura, a los Gobiernos Regionales de Apurímac (Pacucha) y Tumbes (La Tuna Carranza).

Fuente de la base legal:

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/2916609/RM%20N%C2%BA%20087-2022-PRODUCE.pdf.pdf

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/2916610/Plan%20Anual%20de%20Transferencia%20Sectorial%20%20A%C3%B1o%202022.pdf.pdf

 


Fecha Publicación: 2022-03-13T09:53:00.001-05:00

 

Los links que figuran al final de esta nota muestran como los intereses chinos se vienen moviendo en todo el mundo, entre otras razones para asegurar sus intereses sobre la pesca. Se están construyendo mega puertos en tres lugares estratégicos del mundo para la pesca y para la operación de la flota pesquera china, la cual opera muy lejos de sus puertos de origen y requiere de una atención logística importante: avituallamiento de víveres y agua, repuestos, medicinas, recambio de personal y otros. Necesita descargar sus productos y necesita hacer mantenimiento, sobre todo en dique seco. Muchas de estas operaciones se pueden hacer en alta mar; pero las que requieren mantenimiento correctivo mayor necesitan hacerse en puerto.

Cuando los tres mega puertos de los cuales se habla en esta nota estén listos, la prestación de servicios a la flota pesquera china mejorará e incrementará sus niveles de eficiencia, en probable perjuicio de la sostenibilidad de las pesquerías de los países dentro del área de influencia de dicha flota.

El tema entonces es evaluar la situación en todo su contexto: no solamente desde el punto de vista de la generación de empleo e impacto sobre la economía nacional, sino sobre el ecosistema marino de Humboldt.

En el Océano Pacifico sud Oriental: Perú

https://dialogochino.net/es/infraestructura-es/43228-chancay-el-megapuerto-peruano-que-hace-temblar-a-un-pueblo/

https://www.eldemocrata.cl/la-futura-puerta-de-entrada-de-china-a-america-latina-es-un-gran-puerto-en-peru/?fbclid=IwAR1zhGsEjCXI6XgXOEMX1xKUmmTgdOegYoY0O--92gDZopU6fNA8i8bpxQ8

En el Atlántico Sur: Argentina y Uruguay

https://netnews.com.ar/nota/2199-El-Puerto-de-Montevideo-y-el-Atlantico-Sur-chino-?fbclid=IwAR0Z4cEOuYS7NachP4Cy0TFt7CJjZnccoi26TCNCosx71EhmEyEGUNZPHaI

En el Atlántico Central, frente a África: Sierra Leona

https://europa-azul.es/china-y-sierra-leona-puerto-pesquero/?fbclid=IwAR3iyJq34zogTFdh6L7YGaxsSB9JeQVOqVBhEmhMMN_EadZm24n8YajtKGg

Lo preocupante: "más inversiones en bases pesqueras de aguas lejanas, término con el que se designa a los puertos pesqueros y centros de procesamiento construidos por empresas pesqueras chinas en África Occidental, América Latina y Oceanía".

Algunos podrían opinar que es bueno que los chinos inviertan en centros de desembarque y procesamiento en el Perú porque genera empleo y aumenta el PBI para beneplácito de quienes creen que eso es la solución a las necesidades del país. Sin embargo ello amerita un análisis más profundo desde varios aspectos, entre ellos el impacto que tendría sobre la sostenibilidad de algunas especies, la competencia que ejercería sobre la producción nacional y cómo afectaría al desarrollo de la industria. Sin olvidar los problemas que se vienen generando por la presencia de la enorme flota pesquera china en las inmediaciones de nuestro dominio marítimo.

Bases portuarias chinas en el litoral peruano implicarían facilidades de atención logística a la enorme flota pesquera china que amenaza la sostenibilidad de la pota y otras especies. Industrias transformadoras de recursos pesqueros chinos en el Perú podrían representar la desaparición de la industria peruana tal cual la conocemos ahora, en un corto o mediano plazo.

Hace poco se dispuso que las embarcaciones de bandera extranjera deben disponer de una baliza de control satelital compatible con el sistema de PRODUCE para garantizar que no han pescado dentro del dominio marítimo. Cabe preguntar si esta norma está siendo debidamente cumplida y cómo se ha implementado para efectos prácticos por la autoridad responsable.

Sin embargo, la medida es insuficiente cuando lo que tendría que hacerse es negarle servicios a una flota sospechosa de hacer pesca ilegal.

¿Cuál será la posición del Estado peruano en este escenario? ¿Se rendirá ante el crecimiento del PBI, que a las mayorías no beneficia, o reaccionará protegiendo a su industria y a su ecosistema?

 “China proyecta una producción de 69 millones de toneladas de producción de pescado para 2025 con lo que pretende eclipsar la producción de pescado frente a la de cerdo. El objetivo se enmarca en el 15º plan quinquenal, que establece una trayectoria detallada para el desarrollo del país entre 2025 y 2030.

Los planes quinquenales de China son indicadores de cuáles serán las prioridades del gobierno, en términos de políticas y subvenciones. El próximo plan, actualmente en desarrollo, establece un ambicioso objetivo para la producción pesquera nacional.

Según un documento publicado por el Consejo de Estado titulado «Anuncio de modernización», la producción pesquera de China, combinando el pescado de piscifactoría y el salvaje, ascenderá a 69 millones de toneladas (MT) en 2025.

La producción total de mariscos de China aumentó de 64,5 millones de toneladas en 2017 a 65,4 millones de toneladas en 2020. Según Ask CI Consulting, alcanzará una producción de 66,1 millones de toneladas en 2022.

El documento del Consejo de Estado pide más inversiones en bases pesqueras de aguas lejanas, término con el que se designa a los puertos pesqueros y centros de procesamiento construidos por empresas pesqueras chinas en África Occidental, América Latina y Oceanía.

Fuente:

https://europa-azul.es/produccion-pescado-chino/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=produccion-pescado-chino&fbclid=IwAR2JOTsa0QuITq6LH_4-1z9mvH93LkRpfRq3NmX7t_-pQNy2NubL9BRCEd8

La noticia que se transcribe en el siguiente link, muestra el riesgo que supone la presencia china para nuestros recursos hidrobiológicos, más aún con la construcción del mega puerto en Chancay.

https://noticierouniversal.com/destacadas/la-voracidad-pesquera-del-regimen-chino-arrasa-la-vida-marina-de-latinoamerica/?fbclid=IwAR0MuXmIbVjFZvzaY9v4YuRU4AufherlFhY7Xaqi7z_sc8IzFZWqFVMGx5Q

La trampa de la deuda

El caso de Sierra Leona no es el único caso. China tiene una práctica aceitada para instalarse en otros países a fuerza de donaciones, pero también de préstamos que se vuelven impagables para las naciones en aprietos y, muchas veces, comprometen soberanía.

La expansión de la industria pesquera de Sierra Leona, vital para su seguridad alimentaria y su exportación, podría ser muy importante para el país si se lleva a cabo de forma responsable. Sin embargo, la falta de confianza en el dinero genera sospechas, aunque sea un factor común en muchos acuerdos negociados por China. Un estudio de los contratos de préstamo chinos a principios de este año reveló que las cláusulas de confidencialidad son un elemento básico de los acuerdos de la Franja y la Ruta, según CNN.

https://www.infobae.com/america/mundo/2021/05/22/la-obsesion-del-regimen-chino-por-operar-en-secreto-destino-usd-55-millones-a-un-polemico-acuerdo-con-sierra-leona/

EL TERMINAL PORTUARIO MULTIPROPÓSITO DE CHANCAY

El proyecto del puerto de Chancay está ubicado en la provincia de Huaral del departamento de Lima. Su proximidad de 80 kilómetros al norte del centro de la capital (la cual concentra el 60% de las actividades económicas del país) hace de este un lugar estratégico que pretende ser un hub en Sudamérica que se conecte con los países del Asia pacifico.

https://alertaeconomica.com/las-inversiones-chinas-y-el-mega-proyecto-del-puerto-de-chancay/

DESDE SHANGHÁI HASTA CHANCAY: PERÚ ACOGE EL PRIMER PUERTO OPERADO POR UNA EMPRESA CHINA EN AMÉRICA DEL SUR

Gobierno y empresarios peruanos están unidos en su visión del futuro puerto de Chancay, la primera inversión china en el ámbito portuario en Sudamérica, con la que esperan impulsar la competitividad logística de Perú. La instalación –a cargo de Cosco Shipping Ports– estaría lista en solo tres años.

En el mundo naviero se denomina E3 al barco super-pospánamax porque tiene las tres B, o en este caso las 3 “es” que busca el comercio: economía, eficiencia y ambiente (environment).

Pero ese gigante de los mares rara vez ha pasado más al sur del Canal de Panamá. Más bien se mueve por el canal de Suez, las aguas del Atlántico y cuando se trata del Pacífico, sus rutas solo son entre Asia y América del Norte. Y la razón es solamente práctica: ningún puerto sudamericano es capaz de dar cabida a sus 400 metros de eslora, 59 de manga y 17 metros de calado que les permiten transportar hasta 18.000 contenedores.

Eso cambiaría diametralmente cuando inicie operaciones en 2024 el puerto de Chancay, una instalación portuaria que se desarrolla hoy al norte de Lima, a 70 kilómetros de la capital.

“Que lleguen los Triple E de Asia directamente permite traer carga hacia la zona central de Perú y de ahí redistribuir a través de otras naves menores hacia el sur: Chile, Ecuador, Colombia”, explica a América Economía Guillermo Bouroncle, gerente general de la Autoridad Portuaria Nacional (APN).

El objetivo del futuro puerto será movilizar alrededor de 1,5 millones de contenedores (TEU) por año, con la promesa de generar crecimiento en el comercio exterior nacional y dinamizar de paso a la zona conocida como Lima Provincias, con cerca de 10.000 nuevos empleos.

“Aunque en Callao tenemos a DP World y APM Terminals [operadores de terminales de talla mundial]; no hay que olvidar que ahí tenemos un grave problema de congestionamiento. Dado el crecimiento de la capital, el puerto quedó incrustado en la ciudad y eso nos genera ineficiencias. Entonces Chancay es un complemento. Tiene esa visión de hub regional y habrá efectivamente atención de carga local para descongestionar parte de Callao [que movió en 2020 poco más de 2 millones de contenedores (TEU)]. Esa es la intención, más que ser competencia para la zona influencia Lima-Callao”, agrega Bouroncle.

Pero a diferencia de otros puertos de titularidad y uso público, concesionados como Salaverry (en la región La Libertad), Paita (en Piura, al norte de Perú), o las mismas terminales DP World y APM Terminals, se trata de un proyecto de titularidad privada.

“El titular es dueño de la parte de tierra y paga derecho por exclusividad de la parte acuática y, a diferencia de los contratos de asociaciones público-privadas (APP), al ser privado ellos asumen todo el riesgo. Pero al ser de uso público, atenderá diferentes empresas y personas que requieran el terminal para operaciones de importación, exportación y logística”, precisa el gerente General de la ANP.

Será una instalación bajo el modelo de landlord port, donde quien desarrolla la infraestructura –en este caso la compañía china Cosco Shipping Port– tiene la integración vertical: un monopolio dentro del terminal portuario para poder dar, de manera exclusiva, todos estos servicios. Así se consolida en un administrador portuario que también es operador portuario.

“Lo vemos como una pieza clave para aumentar nuestra competitividad logística”, dice respecto a la promesa de Chancay Xavier Montes, gerente de facilitación de comercio en Comex, una de las sociedades peruanas de comercio que agrupa a importadores y exportadores. Por ejemplo, las naves que hoy demoran unos 45 días en llegar desde Asia a Sudamérica podrían hacerlo en solo 22.

Una promesa que surgió hace 13 años, con la idea que tuvo el almirante Juan Ribaudo, propietario de las pesqueras Ribaudo y Diamante y dueño de los terrenos donde se emplazará el terminal.

Ribaudo encontró un socio en Volcan, una de las mineras más importantes del país y la más relevante en plata y zinc, que buscaba diversificar sus inversiones hacia otros minerales, como cobre y molibdeno, además de reconocer intenciones de adquirir otras compañías. Y con ellos crea en 2011 la empresa Terminales Portuarios Chancay, que inicia el desarrollo para la construcción del proyecto. “Tras su muerte, en 2016, Volcan –hoy de Glencore– adquiere el 100% de la propiedad del proyecto”, explica el Almirante Carlos Tejada Mera, gerente general adjunto de la iniciativa.

Luego Volcan buscó a su vez un socio estratégico fuera de Perú para desarrollar el puerto. Así, la china Cosco ingresó en enero de 2019. La firma que oficializó esta alianza se realizó mediáticamente durante el Foro Económico de Davos: Cosco ingresó con un pago de US$ 225 millones y el 60% de las acciones de la firma, que cambió su nombre en mayo de ese año a Cosco Shipping Port Chancay Perú. Volcan se quedó con el 40% restante.

Cosco (iniciales de China Ocean Shipping Company) no es una advenediza en estos temas: se trata de un holding que pertenece al gobierno chino, cuya naviera es la cuarta mayor naviera a nivel global en número de buques portacontenedores (con 130 unidades) y la mayor operadora de transporte marítimo de productos a granel.

“Cosco Shipping Port es parte de Cosco Shipping, parte del grupo Ocean Alliance, que transporta el 39% de la carga global de contenedores”, acota Tejada. “Cuenta con una cartera de terminales que cubre las cinco principales regiones portuarias de China continental, Sudeste de Asia, Medio Oriente, Europa, América del Sur y el Mediterráneo, operando y gestionando 297 terminales portuarias en 37 puertos en todo el mundo”.

COMO PIREO O VALENCIA

En concreto, el proyecto se basa en la construcción de 15 muelles, 11 para contenedores y cuatro de carga multipropósito en un área de 141 hectáreas con una inversión de US$ 1.300 millones para la primera etapa, que consta de 4 muelles (como se aprecia en foto). El proyecto completo, o Master Plan, bordeará los US$ 3 mil millones e incluye, además, la construcción de un intercambio vial de acceso desde la carretera Panamericana hasta el antepuerto vehicular, un túnel de conexión con la zona operativa y el complejo de ingreso, y sus obras preliminares están a cargo de China Railway Engineering Corporation (CREC10).

El terminal movilizará carga en contenedores, carga general, carga a granel (sólidos y líquidos) y carga rodante, exceptuando material minero y petroquímico.

El complejo de ingreso e incluye el antepuerto vehicular, puertas de ingreso al terminal, área de inspecciones de aduanas, oficinas administrativas y áreas de servicios logísticos y de apoyo. También comprende un túnel o viaducto subterráneo que conectará el ingreso con la zona operativa portuaria. Tendrá tres carriles vehiculares, dos fajas transportadoras para graneles sólidos y tuberías multi-producto de graneles líquidos.

El tercer componente es la zona operativa portuaria, y comprende los muelles, espigones, canales de ingreso marítimos, áreas de almacenamiento para contenedores carga a granel y rodante, y áreas de mantenimiento.

“Chancay es único en su concepción, pero si hay que comparar, se parecería a la operación de Valencia (España) y Pireo (Grecia) de Cosco, los dos puertos más grandes del Mediterráneo”, añade Tejada.

Si bien el puerto de Chancay no es la primera inversión china en una instalación portuaria en Perú, pues desde hace más de una década la minera Shougang Hierro Perú exporta a través del puerto privado de San Nicolás, en la bahía del mismo nombre, sí es la primera de este tipo que hace Cosco Shiping Ports en el continente sudamericano.

Otras compañías chinas disponen también de algún terminal en la región, como el Canal de Panamá, o participan en obras de expansión portuaria, como en Itaquí (Brasil). Además, Beijing ha expresado interés en operar el puerto de La Unión, en El Salvador

Para María Osterloh, investigadora del Centro de Estudios Asiáticos de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos,  Chancay no es casualidad, sino que parte lógica de una relación comercial [entre Perú y China] que avanza y evoluciona.

“En el plano diplomático y comercial tenemos un Tratado Bilateral de Inversión vigente desde 1995, un Tratado de Libre Comercio desde 2010, una Asociación Estratégica Integral desde 2013; somos parte del Foro China-CELAC, que incluye fondos y créditos para la inversión y hemos firmado el Memorándum de Entendimiento bajo el marco de la Franja y la Ruta, en 2019, donde se tiene acceso a fondos e instituciones financieras chinas”, enumera.

Además, recuerda que Perú tiene una posición geográfica estratégica en la mitad del Pacifico, con conexiones a Brasil, Argentina, Bolivia y otros mercados. “El litoral del Perú tiene bahías con calados profundos, ideales para hacer puertos. Por último, el país ofrece un ambiente favorable a las inversiones extranjeras”. Pero las incursiones chinas se siguen viendo con suspicacias.

Algunos temen que se termine recurriendo a la “diplomacia de chequera”, un concepto que se refiere a la utilización de inversiones o préstamos para establecer relaciones favorables con países que ocupen puestos estratégicos en regiones de interés geopolítico para Beijing.

“Aunque una infraestructura como la de Chancay es altamente interesante para el país beneficiado, este puede verse obligado a devolver el favor de otras maneras, quizás permitiendo la explotación de recursos minerales. Al margen de eso, están las disposiciones internas chinas, que obligan a sus empresas con terminales portuarias en el resto del mundo a acoger a la armada de guerra en caso necesario”, opina la autora Gabriela Pajuelo, en un artículo de su web el Global Affairs and Strategic Studies, un think tank de la Universidad de Navarra.

El tema de transporte minero es descartado por el almirante Tejada, aunque no por completo. “No está considerado. Los permisos ambientales y sociales [relacionados] son largos y complejos. [Además], Volcan exporta su producción por el Callao, donde es accionista del mineroducto. En el caso teórico de exportar o importar cátodos y ánodos (de cobre) por ejemplo, sí podría ser, porque irían en contenedores”, explica.

En tanto que Osterloh descarta el temor de trato preferencial o exclusivo para barcos o intereses chinos. “El comercio bilateral con China no es mucho [para el país asiático]. Según datos a 2019 de TRADEMAP, las importaciones de China desde Perú representaron el 1% y las exportaciones chinas a Perú representaron casi 0% […] Los chinos tendrán que sacar beneficios de la gran inversión que harán en el puerto, así que tendrán que sacar carga desde otros países o bien destinados a otros países”, dice la académica a AMÉRICAECONOMÍA.    

“Este es un puerto abierto, por eso es de uso público. Tenemos que mantener acceso al mercado para todos, a cualquier naviera que quiera ingresar. Si paga la tarifa, ingresa libremente. Por ejemplo, la firma CMA CGM es francesa, una de las cuatro navieras más grandes del mundo y opera en todos los puertos de Cosco, no hay problema. Acuérdese además de que Perú es una economía de libre mercado y la Constitución prohíbe cualquier tipo de barreras y monopolios”, dice Tejada.

DESAFÍOS PENDIENTES

Tanto para el Estado peruano como para los privados vinculados al comercio y la logística, la promesa de Chancay es que no solo será un polo activador de comercio por sí mismo. También generará una reactivación portuaria en otros puntos de Perú.

“Las navieras van a considerar [a Perú] al momento de elaborar o reconfigurar sus rutas marítimas […]. Gracias a la ley de cabotaje en vigor desde hace dos años –que permite el transporte marítimo entre puertos locales–, están llegando algunas empresas navieras especializadas en rutas cortas, llamadas feeders o alimentadores. Eso también permite el dinamismo en las operaciones logísticas marítimas y descongestiona las carreteras”, apuesta Montes.

Como en toda estrategia de ganar-ganar, los actores ven, además de crecimiento, complementariedad. “Hay posibilidad de sinergias con puertos chilenos, desarrollando integración en lugar de afectación directa, porque San Antonio tiene una dinámica propia y cuenta con sus rutas establecidas para carga de Chile y Argentina”, considera el almirante Tejada.

En ello coincide el ingeniero chileno Hugo Baesler, socio fundador en la empresa consultora de ingeniería PMIES. “El terminal de San Antonio no puede recibir hoy barcos Super Post Panamax con la carga completa, pero dele dos años y es otra historia, porque en San Antonio el terminal Puerto Central está construido para poder recibir esas naves y cuenta con las grúas STS para ello” advierte, defendiendo a la ingeniería de puertos chilena. Pero, “si [un barco así] alivió en Perú parte de la carga, es preferible que siga y la descargue en San Antonio y ahí sí que la podrían recibir mañana mismo, si es necesario”, precisa.

Para finalizar el listado de impactos positivos de Chancay en su entorno, Tejada destaca que el puerto se va a auto proveer de todos sus servicios: y no presionará los servicios básicos del municipio de Chancay, de 55.000 habitantes hoy. Al revés, la firma tiene un programa de responsabilidad social empresarial con un sinfín de mejoras para el poblado y la promesa de la reactivación del turismo.

A pesar de ello, organizaciones de base como la ONG Mundo Azul, con el biólogo Stefan Austermühle a la cabeza, alegan que la Modificación del Estudio de Impacto Ambiental (MEIA) del proyecto, aprobado el diciembre de 2020 por el Servicio Nacional de Certificación Ambiental para las Inversiones Sostenibles (Senace), “está lleno de manipulaciones científicas”.

Citado por el medio Convoca.pe, Austermühle enumera: no se calculó el impacto del material particulado (PM) 2,5; no se considera el impacto de la modificación del borde costero en las playas aledañas, donde algunos habitantes de Chancay tienen sus casas, en riesgo de caer por su propio peso. “Se va a venir abajo toda la construcción que está arriba”, dice.

Tampoco se evaluó correctamente el daño a la vida marina por efecto del dragado, y se afectará auditivamente sobre un nivel tolerable a las aves del humedal Santa Rosa, un importante ecosistema y reserva natural de Lima, que está a solo 180 metros del terminal, según el biólogo.

Pero Tejada rebate. “Creemos que los impactos negativos que va a producir el puerto durante la construcción […] van a ser a mitigados al máximo. Y luego, los impactos van a generar impactos positivos como la recuperación flora y fauna en la zona, es resiliente, va a permitir una recuperación, habrá generación de valor económico e incremento del turismo”, asevera.

Para el chileno Baesler, en tanto, un punto crítico, visto con la información que la empresa ha difundido, es el efecto de un maremoto en el viaducto, además de los contenedores que serán arrastrados a tierra y edificaciones del poblado si llegase a ocurrir.

“El túnel estaría en parte bajo el nivel del mar, y el nivel de inundación por tsunami estará unos 15 metros bajo el terreno y ahí el peligro de un terremoto (con posterior tsunami de inundación) es que puede haber riesgo de inundación del túnel con pérdidas operacionales prolongadas”, advierte.

Para Comex, en tanto, el riesgo podría ser político. “Siempre hay alguien que quiere aprovecharse de situaciones y usar la población para, con temas que no son técnicos, entorpecer el proyecto”.

En cambio, Bouroncle se centra en lo positivo, destacando que ya en mayo de 2020 Cosco pidió acogerse al beneficio de los Convenios de Estabilidad Jurídica, que son contratos firmados con el Estado peruano donde se detallan garantías aplicables a los inversionistas o las empresas receptoras, según corresponda.

Para ProInversión, gestora de este tipo de acuerdos marco, esto origina que nuevos inversionistas apuesten por el país, “lo que finalmente se refleja en el incremento de recaudación fiscal, generación de nuevos y mejores puestos de trabajo, aumento del valor de la tierra de zonas aledañas y, en general, mejor calidad de vida para los peruanos”, indicó el organismo en un comunicado de prensa.

Fuente : America Economia

Fuente

https://www.apam-peru.com/web/desde-shanghai-hasta-chancay-peru-acoge-el-primer-puerto-operado-por-una-empresa-china-en-america-del-sur/


Fecha Publicación: 2022-03-09T10:49:00.003-05:00

 

En las propuestas para la pesca del gabinete Vásquez, el discurso de la primera ministra mencionaba a la pesca y la acuicultura en el siguiente párrafo:

Pesca y acuicultura

A Julio del 2022, lograremos que gran parte de la flota pesquera artesanal esté formalizada, beneficiando aproximadamente a más de 90 mil pescadores artesanales.

En materia acuícola, a julio del 2026 se habrán formalizado 3,950 unidades productivas, beneficiado a más de 15,000 acuicultores y reduciendo a 27 % la brecha de la informalidad en el sector acuicultura.

Finalmente, a través de la Ventanilla Única de Acuicultura, a julio del 2026 se espera atender 5,000 solicitudes de acceso a la actividad de acuicultura a nivel nacional.

Si se compara la agenda pesquera del gabinete anterior con la del actual, presentada el 8 de marzo, que se transcribe más adelante, nuevamente se aprecia que la pesca es un sector  poco atendido y sin mayor relevancia. No se evidencia una agenda ni ideas para enfrentar la problemática pesquera artesanal, especialmente, sino que sugiere que no hay necesidad de ninguna medida. Resalta la formulación de dos políticas como si fuese la única necesidad del sector y la solución a todos sus problemas. Menciona la formalización que sigue siendo un asunto mal conceptuado y mal ejecutado. La presentación es pobre, retórica y ausente de proyectos concretos. Omite importantes aspectos, como los que se expresan en las siguientes preguntas que siguen sin respuesta, desde el inicio de esta gestión:

¿Qué medidas van a adoptar en cuanto a la situación del IMARPE que sigue estando en un vacío legal?

¿Qué pasará con la actualización de los derechos de pesca que viene siendo un tema pendiente desde 2019, pese a que hay pre publicaciones de las normas?

¿Cuál será el modelo de gestión definitivo del modelo de gestión para los Desembarcaderos Pesqueros Artesanales toda vez que hay pre publicaciones al respecto?

¿Cuál es el informe de Imarpe que sustenta la promoción del consumo interno de pescado, cuál es el límite máximo de captura por especie objetivo y cuáles son las que serán y/o están siendo promocionadas?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la problemática del atún?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la OROP del Pacífico Sur?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente a la amenaza de la flota pesquera china?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial o frente a las sugerencias de la SNP para incrementarles su cuota de jurel?

¿Cuál es la posición del Despacho Ministerial frente al proyecto de ley general de pesca?

La formalización de los pescadores artesanales tal cual está concebida ¿les asegura prestaciones de salud y pensiones?

La elaboración del plan nacional de pesca y acuicultura ¿será realizada en casa con profesionales de PRODUCE? ¿O se contratará consultores externos?

Si bien es cierto el plan de gobierno presentado por el actual partido en el poder no menciona específicamente una propuesta para la pesquería, existe un documento titulado LINEAMIENTOS DE GOBIERNO PARA UN Perú Libre, de Mayo 2021, el cual en su página 9 detalla con precisión un plan de acción para la pesca. Pero más importante fue el discurso del Presidente al asumir el cargo, ya que mencionó al sector pesquero.

Sin embargo, las autoridades designadas hasta el momento no han hecho eco de los mismos y en esta última presentación no ofrecen más alcances de cuál será la agenda pesquera.

La definición de objetivos estratégicos y su inclusión en un plan de gobierno, o cualquier documento que marque una agenda es vital, pero apenas constituye el primer paso. Es una declaración de intenciones. Sin embargo, en términos prácticos, los cambios o reformas se activan únicamente a través de los instrumentos de gestión apropiados, los cuales son una ley, decreto supremo, resolución suprema o resolución ministerial.

Ningún documento orientado al cumplimiento de esas propuestas ha sido publicado hasta el momento.

La promoción de nuevas pesquerías, el incremento del consumo de pescado y/o el aumento del esfuerzo pesquero deben estar fundamentados en una sólida base de conocimiento derivada del trabajo científico y riguroso. La investigación científica es pieza clave para emprender acciones bien sustentadas en torno al manejo adecuado del mar, de las zonas costeras ríos y espejos de agua. No se conoce de innovación en la normatividad vigente que apunte en esta dirección. Más bien el IMARPE continua en una situación irregular debido a la negativa del PRODUCE a implementar lo que dispone el DU 015 del 2020.

En este escenario es incomprensible, o curioso por decir lo menos, la poca atención que se le presta al sector pesquero. La pesca tiene muchas necesidades y existen muchas ideas y propuestas para mejorar el sector.

¿Pero quiénes son los responsables de implementar una agenda trazada por el partido de gobierno?

Los funcionarios tienen que ser capaces de entender el problema, la propuesta y convertirla en un documento. Este hecho constituye el punto crítico de la situación en la medida que no todos los responsables tienen la debida capacidad, y/o la voluntad para comprender el rol que juegan en la administración de la pesquería. Muchas normas urgentes o importantes se demoran por falta de compromiso con el sector.

El titular del pliego, el viceministro y sus directores generales, son quienes realmente pueden implementar una agenda. Para esto debieran ser expertos en el tema, que no solo conozcan, sino que comulguen con las ideas del partido y del presidente. Deben conformar un equipo técnico con ideas comunes y capacidad de trabajo en equipo.

Pero… ¿está ocurriendo así?

¿A dónde va el Gobierno en materia pesquera?

DISCURSO DEL PREMIER ANIBAL TORRES: PROMOCIÓN DE LA PESCA Y ACUICULTURA

Estamos impulsando la aprobación de DOS IMPORTANTES POLÍTICAS DE ESTADO para ordenar y potenciar el trabajo del gobierno con las y los trabajadores del mar y las actividades económicas vinculadas a su aprovechamiento. Nos referimos a la Política Nacional de Pesca, que promoverá la diversificación productiva y la atención de las necesidades de quienes se dedican a la pesca artesanal y demás actores en la cadena de valor; y la Política Nacional de Acuicultura, que buscará aumentar la competitividad de esta actividad y contribuir a la reducción de la desnutrición y anemia crónica, y generar empleos a más de CINCUENTA MIL productoras y productores acuícolas y sus familias.

Para julio de este año, nuestro gobierno formalizará la totalidad de las embarcaciones en procesos de regularización vigentes, beneficiando a más de CATORCE MIL personas dedicadas a la pesca artesanal. Asimismo, se tiene previsto regularizar la situación legal de DOS MIL TRESCIENTAS unidades productivas, beneficiando a más de NUEVE MIL acuicultores y acuicultoras a nivel nacional. Y dado que la actividad pesquera ha sido de las más perjudicadas en la pandemia, continuaremos otorgando créditos promocionales de hasta VEINTIDÓS UIT para la pesca artesanal y acuicultura: FONDEPES otorgará SEISCIENTOS CINCUENTA Y SEIS créditos por NUEVE MILLONES DOSCIENTOS MIL Soles.


Fecha Publicación: 2022-02-26T08:59:00.007-05:00

 

Existe un vacío de conocimiento que es aprovechado para manipular información en uno u otro sentido. El ciudadano común está expuesto a una u otra corriente de opinión sin mayor posibilidad de defensa o de réplica. Los medios de comunicación, mantienen un esquema informativo incomprensible para el poblador común y corriente, exponiendo de forma general la supuesta bonanza macroeconómica.

Con el objeto de crear entendimientos correctos sobre el papel que juega la industria pesquera en la vida económica de la Nación, el Estado debería prestar mayor atención a: la educación de la población sobre las posibilidades y realidades del Perú como país pesquero; a la difusión de los impactos de la industria pesquera sobre el medio ambiente; a su verdadera contribución con los intereses nacionales y a su impacto sobre la alimentación nacional. De esta manera los medios de comunicación encontrarán a un público que no sea fácilmente manipulado, el cual siempre se encuentra frente a comentarios sobre el sector sesgados, inexactos y tendenciosos, siempre favorables al crecimiento de la industria.

¿Qué puede pensar el poblador marginado que no tiene mucho para comer y vive en condiciones deplorables, sin salud ni educación ni carreteras, pero escucha que somos un gran país pesquero? ¿Qué le importan esas cifras si, además de no representar un beneficio directo para él, tampoco representa alimento para sus familias? Así, el poblador observa que está pagando el crecimiento de las exportaciones pesqueras y del PBI con una calidad de vida que no mejora. La pandemia nos encontró sin hospitales, ni infraestructura eficiente para atender a la gente y el derrame de petróleo mostró un aparato estatal ineficaz, sin previsión, sin preparación y sin capacidad de reacción inmediata, como muestra el informe de la ONU, por mencionar algunas cosas.

Cuando se mencionan estos temas en las pocas esferas que le prestan un poco de atención a la pesca, resulta que no son relevantes. Salvo, cuando se trata de noticias referidas a la gran industria o al crecimiento de las exportaciones.

Pensar que se debe convencer a las autoridades responsables de algo que debería ser de su propio interés natural en su calidad de funcionarios públicos responsables del sector, a fin de actuar en consecuencia, es una posición absurda e inadmisible. Más aún porque el actual gobierno, antes de serlo, organizó un equipo de profesionales que efectuó un diagnóstico y propuso una agenda.  

Los equipos que colaboraron con el plan de gobierno para la pesca fueron ignorados, relegados y olvidados. Se entregó el control del sector a personas extrañas al sector pesca, los cuales sin desmerecer sus cualidades personales y profesionales, no están a la altura del conocimiento necesario.

Durante décadas, el poder sobre la pesca ha sido concentrado en pocas manos, quedando la gran mayoría de operadores de la cadena productiva, en especial los pescadores artesanales, fuera de la discusión y de la opinión. Por eso cada vez que hay cambio de autoridades hacen fila para exponer sus problemas ante funcionarios que no entienden nada de lo que dicen y que duran tan poco que nunca resuelven nada. Entran los nuevos y el ciclo se repite como una cinta sin fin.

Todas las nuevas autoridades visitan los desembarcaderos pesqueros artesanales, los miran, escuchan y dialogan con los pescadores. Pero no van a resolver el problema, que puede ser bien administrativo o de ingeniería, porque este es exclusivamente competencia del FONDEPES. Ningún Ministro va a resolverlo, porque además de que los problemas no son de solución inmediata, ninguno dura lo suficiente para ver la solución. Finalmente los Ministros no vuelven. Así se pasa la vida y la ciudadanía, embobada, observa todo este drama en las noticias como si fuese una novela mediocre, siempre esperanzada de que la visita de la autoridad se traducirá en la solución a sus problemas, cosa que ya debería haber aprendido no ocurre generalmente.

Hace años se viene otorgando el poder sobre la pesca a extraños y desconocidos ignorantes (en el buen sentido de la palabra) de lo que es la pesquería, que provienen de la manipulación y de la intriga desarrollados en su deambular por el sector público, creando alianzas y amigos, cortesanos, lacayos y gente de su confianza que solo busca su interés personal. El sector es lo menos importante, lo que cuenta es la colocación de las personas afines para proteger una estructura de poder que dure lo más posible. El país es lo de menos. La repartija de cargos es un acto vil  que beneficia al poder de turno al crear una estructura sumisa y servil. Los funcionarios experimentados, con cada cambio de autoridades, sufren la agonía de no saber si serán ratificados o reemplazados. No se puede hacer una gestión eficiente con esa espada de Damocles sobre las cabezas de cientos de profesionales. Todos lo ven, todos lo saben; pero todos callan y permanecen inmóviles. Son temas que no convencen a los grandes analistas.

Funcionarios antiguos y experimentados van siendo reemplazados poco a poco por nuevos, sin el mismo nivel de experiencia; no existe una transferencia ordenada y programada del conocimiento; los ceses por jubilación, despido, o decisión política, van dejando un hoyo que poco a poco va creciendo. Un caso patético es el del ex CEP Paita que en los últimos diez años ha perdido valiosos profesionales de su planta orgánica sin que sus plazas hayan sido cubiertas y se haya producido un relevo ordenado. Cuando todos se jubilen, cosa que será pronto y casi al mismo tiempo porque empezaron juntos, ¿qué quedará de lo que fue la gloria de la capacitación pesquera artesanal en el Perú? Las autoridades políticas, siempre indolentes e indiferentes al tema, jamás han mostrado interés en lo que esto significa ni entendieron lo valioso que era el CEP Paita en la vida de la pesca artesanal nacional. Es así como extraños que ni siquiera laboraban en el sector, pero con el poder suficiente, decidieron la destrucción del Centro de Entrenamiento Pesquero de Paita. Otros en el nombre de un nuevo plan destruyeron el Instituto Tecnológico Pesquero sin que nadie diga nada y pueden seguir haciendo más daño aún.

El gobierno instalado, en el caso pesquero, no está ejecutando la agenda ofrecida por el Presidente en su discurso de investidura, ni la elaborada en los lineamientos del Plan de Gobierno por equipos de profesionales que realizaron una minuciosa revisión de las prioridades que tendrían que ejecutarse; el Imarpe sigue en situación de dudosa legitimidad; no se conoce públicamente la posición frente a la problemática del atún; no se conoce la posición frente a la OROP del Pacífico Sur; no se conoce la razón de no realizar cambios en algunas OPDS como el ITP; no se conoce de planes estratégicos de corto ni de mediano plazo, salvo los PESEM heredados del gobierno anterior, la formalización sigue en el limbo y la lista sigue.

El tema entonces no es de agenda, sino de personas. Nos dan como premio consuelo la afirmación periódica de que todo está bien, la economía crece, por tanto el Perú crece y todo está perfecto. Sin embargo esto cada vez convence a menos.

Estamos en nada. Quienes tuvieron y/o aún tienen la oportunidad de hacer algo, siguen expectando, en la comodidad de sus cargos o funciones, como todo poco a poco se dirige al vacío, a la oscuridad de un pozo sin fondo.

Lo que empezó como una oclocracia, que es el gobierno de los insipientes (La definición de insipiente en el diccionario castellano es: falto de sabiduría o ciencia. Otro significado es también falto de juicio), está escalando hacia la Kakistocracia.

En la realidad de hoy, la pesquería peruana es prácticamente invisible y no le importa casi a nadie, para conveniencia de unos cuantos que disfrutan del actual estatus.

El siguiente link nos lleva a un análisis interesante:

https://rpp.pe/politica/gobierno/cuando-la-cuota-pesa-mas-que-hay-detras-de-esta-logica-instalada-en-el-gobierno-de-pedro-castillo-analisis-noticia-1388906

 

La Kakistocracia



Fuente: http://pictoline.com

“Se dice que el término “Kakistocracia” fue acuñado por Michelangelo Bovero (profesor de la cátedra de filosofía política de la Universidad de Turín), siendo su significado el gobierno de los peores.

En el “Dictionary of Sociology”, en su primera edición en inglés año 1944, registrada por Philosophical Library Inc., se incorpora la definición del término “Kakistocracia” por Frederick M. Lumley, que dice: “Gobierno de los peores; estado de degeneración de las relaciones humanas en que la organización gubernativa está controlada y dirigida por gobernantes que ofrecen toda la gama, desde ignorantes y matones electoreros hasta bandas y camarillas sagaces, pero sin escrúpulos”.

También el filósofo argentino Jorge L. García Venturini (1974) definió a la “Kakistocracia” como el gobierno de los peores. Kakistos –nos dice- en griego es el superlativo de kakos. Kakos significa “malo”, y también, “sórdido”, “sucio”, “vil”, “incapaz”, “innoble”, “perverso”, “nocivo”, “funesto”, y otras cosas semejantes. Luego, si kakos es lo malo, kakistos, superlativo, es lo más malo; es decir, lo peor. Plural de kakistos es kakistoi; es decir, los peores. De ahí que se le ocurrió que Kakistocracia es el gobierno de los peores.

La Kakistocracia sería una especie de lumpenización del sector público, pero un estadio antes de la Kakistocracia estaría la mediocracia, o gobierno de los mediocres, que en términos de José Ingenieros, debemos entender al mediocre, como el del medio, que es la persona estigmatizada por la rutina, la hipocresía, la envidia y el servilismo. Los funámbulos, volatineros, advenedizos, piaras incondicionales y sumisas, los “cobardes felices”, etc.

La Kkakistocracia, según Garcia Venturini, tiende hacia abajo por mera gravitación, mientras que la aristocracia, tiende hacia arriba por un afán de perfección. En la aristocracia se exige más en vez de exigir menos, ser persona humana y no rebaño.

¿Por qué la democracia debe oponerse a la aristocracia? –se preguntaba el filósofo argentino-- si la aristocracia significa también y fundamentalmente el “gobierno de los mejores” (aristos es, en griego, el mejor). Por eso, la aristocracia no debe confundirse con la oligarquía (gobierno de unos pocos), el gobierno de los mejores es algo que debe desearse, ya que no se desea su forma contraria, que es el gobierno de los peores.

En un Estado donde la democracia es instrumentalizada por populistas con afanes autoritarios, que seducen a personas acríticas que suelen constituir la mayoría, suelen entrar junto al caudillo los menos aptos para el ejercicio de la función pública, los inferiores en conocimientos, que serán incondicionales y fieles al gobierno. Es que para ser funcionario público no se necesitan conocimientos técnicos, ni especializados, tan sólo fidelidad y subordinación.

Garcia Venturini se preguntaba: “Por ser democráticos, ¿habríamos de no aspirar al gobierno de los mejores? En nombre de la democracia, ¿habríamos de aplaudir al gobierno de los peores?” y nos recordaba que incluso en la epopeya homérica el concepto de “areté” (de la misma raíz que áristos) es el atributo propio e indeclinable de la nobleza. Areté es el valor, el talento, el honor, la virtud, la capacidad, el señorío.

Pero el populismo es autocrático, desestima del ideal aristocrático y entroniza a los inferiores, que son un conjunto de individuos que por sus turbios antecedentes, por su frágil moral, por su ausente capacidad y otros rasgos afines terminan conformando “el gobierno de los peores”. Se tiende a mediocrizar todos los niveles, de igualar por lo más bajo, de apartar a los mejores, de aplaudir a los peores, de seguir la línea del menor esfuerzo, de sustituir la calidad por la cantidad.

El filósofo griego Platón creía que en la democracia se degeneraba lo bello del manejo del gobierno. Decía: “Ni los ineducados y apartados de la verdad son jamás aptos para gobernar” en “La República”, libro VII. Por eso planteó su “Filósofo Rey”, gobierna el sabio.

¿Pero nos debe interesar quién gobierna? o ¿Cómo se gobierna? Popper nos decía que la primera pregunta podía ser sustituida por la segunda. Un sabio podía realmente negarse a gobernar. Lo que importa es pensar cómo gobierna el que gobierna. Para eso, el filósofo austriaco nos planteaba que nuestras normas e instituciones tienen que presuponer que gobernará el peor de los gobernantes, así tendremos salvaguardas para el caso de estar gobernados por los peores.

El racionalismo crítico propone la crítica y la autocrítica, la argumentación racional en vez de la violencia en la política. Para eso, será necesario educar a los ciudadanos en la crítica argumentativa. Ésta sólo se alcanza mediante la libertad, la tolerancia y el respeto por el imperio del Derecho.

Muy bien decía Platón que: “la calidad de la polis no depende de las encinas ni de las rocas, sino de la condición de cada uno de los ciudadanos que la integran”. Si un pueblo se acerca a la anomia, desciende a los más bajos estratos del salvajismo, peor si es fomentado y conducido por los gobernantes.

Pero siempre que creemos que estamos más abajo, no podemos tocar fondo, ¿hasta dónde será lo peor?, no podemos llegar al abismo porque éste puede ser infinito. ¿Cuán peor puede ser un humano?

Parece cierto que mientras menos ilustrada sea una sociedad ésta tenderá a elegir a los peores. El oscurantismo va de la mano de los peores y de su gobierno. Lo mejor que puede hacer el ciudadano es aprender a votar crítica y responsablemente.

Fuente:

Revista Pesca junio 2018



Fecha Publicación: 2022-02-21T11:20:00.006-05:00

 

Parafraseando la siempre vigente realidad que describe Gonzáles Prada, usaré estas frases suyas como introducción al presente artículo:

“Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz.

El Perú gime bajo la dominación de unos cuantos seres privilegiados. (…) En nuestro régimen político, la legalidad y la justicia figuran como breves interregnos. (…) El robo presenta los caracteres de una pandemia nacional (…). (…) Aquí no vivimos como hermanos, (…) sino disputándonos un rayo de sol, como gitanos en feria: tratando de engañarnos sórdidamente, (…) odiándonos interiormente con el rencor implacable de oprimidos y opresores. El pueblo (…) permanece en la más estólida indiferencia. Gobierne quien gobernare, nada le importa; (…) todo lo sufre, todo lo acepta. El Perú, (…) puede sufrir los ultrajes de un bandolero, de un imbécil, de un loco y hasta de un orangután. (…) Nuestra columna vertebral tiende a inclinarse. (…) Y si hay hambre y miseria en unos mientras hay hartazgo y riqueza en otros, es porque el hambriento y el miserable, en lugar de rebelarse y combatir, se resignan cristianamente a sufrir su desventurada suerte. (…)

A Lima debe mirársela como el gran foco de las prostituciones políticas y de las mojigangas religiosas, como el inmenso pantano que inficiona el ambiente de la República. (…) lo que en Lima hacen ahora es comer (…) Ese banquetear de Lima (digamos de una fracción limeña) contrasta con la miseria general del país, da la falsa nota de regocijo en el doloroso concierto del Perú, es un escarnio sangriento a los millares de infelices que tienen por único alimento un puñado de cancha y unas hojas de coca.

Los que en el Perú marchan en línea recta se ven al cabo solos, escarnecidos, crucificados. (…) Nadie ataca un privilegio ni ridiculiza una superstición sin que mil voces le maldigan ni mil brazos le amenacen. (…)”

Con todo el respeto que me merecen los economista, analistas políticos y opinólogos que se dedican a alabar el modelo macroeconómico y el crecimiento del PBI, les pregunto ¿en que ha mejorado la situación de las mayorías en ese período de crecimiento?. Exponen cifras y comentarios que muy pocos entienden, salvo los profesionales que están en el tema. Pero ese lenguaje no llega ni es entendido por el trabajador informal, por el pensionista que recibe una miseria de pensión, por el ama de casa que nunca tiene lo suficiente ni por el pescador que sigue sumido en la misma situación año tras año en espera de dádivas. Los grandes números de la macroeconomía no generan automáticamente mayor bienestar ni mejor calidad de vida para la población. Se expresan en un lenguaje incomprensible para las mayorías que ni siquiera lee este tipo de noticias, o no pasa del titular. No le afecta, no le llega, no le resuelve nada.

El modelo es imperfecto, o insuficiente, en la medida que no contempla mecanismos de redistribución de la riqueza en beneficio de la gente, en salud, educación y calidad de vida. Se detiene en lo grande, en los menos y descuida a los más. El crecimiento económico se ha convertido en un discurso para mantener el estatus. Permite, también, justificar a los ojos de los necios el robo, la corrupción y las obras faraónicas sobredimensionadas realizadas con sobornos. Mañana todos los ladrones serán políticos.

Si algo debemos haber aprendido en doscientos años y que gracias a la pandemia hemos confrontado, es que el tan cacareado crecimiento del PBI, es inútil e insuficiente si no existen mecanismos de inclusión social y económica, salud y educación.

El político es una especie inextinguible y renovable, por lo tanto, es necesario que la sociedad diseñe un nuevo modelo que limite su poder y lo controle con el objeto de que se convierta en un elemento al servicio de la gente y no en su depredador. Al mismo tiempo la Nación tiene que reformar su estructura diseñando un nuevo modelo que sea inclusivo. El marginamiento de un importante sector de la población  tiene que terminar.

El libre mercado y el crecimiento del PBI no hacen sino conducir a más de lo mismo: bonanza para quien más tiene y el mismo status de miseria y aparente bienestar para las grandes mayorías. Aparente porque como ha demostrado la pandemia, nada era real. El modelo era una ilusión que desapareció ante el primer gran impacto de un desastre.

El hecho es que el modelo político y económico es bueno para los menos pero no beneficia a los más. Nos condena a soportar políticos y funcionarios que nos mienten y nos roban con total impunidad o, en el mejor caso, sancionados por una justicia tan lenta que en la práctica deja de existir. No hay mecanismos  que permitan a la ciudadanía despedir a sus políticos o funcionarios.

Con la desesperación de sus víctimas, han abonado su sed de triunfo, sus apetencias de poder y su ambición, un puñado de hombres. Siempre ha sido así, desde el origen mismo de la República y así será por siempre si es que la gente no reacciona. Esta degradación voluntaria al nivel de manada gregaria, al grito de “democracia” de los políticos, continuará destruyendo a las mayorías si es que no se impulsa un cambio en nuestra sociedad.

Ello implica tomar conciencia de los problemas económicos y de gobierno y perfeccionar un modelo que defiende e impone la supremacía de la economía por encima del ciudadano y sus derechos elementales.

El país, en este contexto y en relación a la pesquería, afirma que aumentó sus exportaciones pesqueras y que obtuvo éxitos destacables. Lo que no se especifica es quiénes son los que ganaron. Lo que tampoco se menciona es lo que se perdió y quiénes perdieron para que el Perú de las cifras oficiales ganara. No se informa de cuánto se ha generado en términos de recaudación de derechos de pesca e impuesto a la renta de tercera categoría. En que se ha invertido esa recaudación, dónde y a quienes ha beneficiado.

Detrás de las utilidades alcanzadas por las grandes empresas se oculta un problema proporcionalmente similar o mayor que los beneficios logrados según la información oficial. Bajo las publicitadas cifras que ofrecen la imagen de un sector próspero, se desarrolla el drama de una industria que va dejando tras de sí un país con hermosas bahías contaminadas y devastadas. De un país que una vez agotados sus recursos pesqueros no tendrá nada que ofrecer a los inversionistas nacionales ni extranjeros. Entonces, esos capitales se irán y dejarán al Perú convertido en un país que antiguamente tuvo una riqueza pesquera.

¿Cuántos hospitales, cuántas escuelas, cuantas carreteras, cuantos desembarcaderos, han surgido gracias a la contribución de la industria pesquera? Probablemente algo haya surgido si revisamos las inversiones provenientes del canon pesquero, pero no en proporción a los volúmenes de dinero ingresado por las exportaciones de productos pesqueros.

Hoy se ve menos pescado que antes en los mercados y cuesta tanto o más que el pollo, con contadas excepciones.  El beneficio del país no va de la mano del beneficio de las empresas en el actual modelo.

La superficialidad con la cual se analizan los temas pesqueros es grave. La desinformación es evidente. Si los medios de comunicación y los analistas exhibiesen en un cuadro comparativo los valores de exportación FOB del sector, junto con los pagos que han hecho por renta de tercera categoría y derechos de pesca, y los ingresos extraordinarios que reciben por Drawback y restitución de IGV por exportaciones, veremos un panorama distinto al que vemos cuando se elogia exclusivamente a las exportaciones. La labor de los medios debe ser educativa y analítica antes que destructiva y sensacionalista en determinadas circunstancias de coyuntura.

Gracias a unos medios limitados en su información y análisis, seguimos creyendo que somos buenos porque exportamos mucho. No asumimos conciencia, aún, de que como dueños de esos recursos pesqueros no se nos está pagando un precio justo por su explotación, ni del impacto que estamos causando en nuestro ecosistema marino a cambio de nada, o de muy poco.

Las mayorías no prosperan, como ha demostrado la pandemia: servicios de salud y educativos inoperantes, servicios sociales y de previsión inútiles e ineficaz reacción ante una crisis. No hay mucho que nos diferencie de la sociedad feudal de la Edad Media, salvo la tecnología, el manejo de los medios de comunicación, las redes sociales y las mejores posibilidades técnicas de mentir y/o deformar la verdad.

No tenemos medición del impacto causado al ecosistema derivado de la actividad de extracción. No tenemos medición del impacto causado al medio ambiente derivado de la operación de la flota y del vertimiento de residuos tóxicos al mar. No sabemos cuánto se requiere de dinero para limpiar y reparar los daños producidos al medio ambiente y al ecosistema en todo el litoral. No se dispone de recursos suficientes para investigación y desarrollo y para controlar la pesca ilegal.

Limitarse a señalar los grandes resultados de la extracción y la venta de productos hidrobiológicos, bien sea al mercado interno o de exportación, es un dato incompleto para evaluar el verdadero impacto de los mismos.

La industria pesquera atribuye a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad de inagotable. Han elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos. La riqueza infinita del mar peruano no es más que un mito. Este error de percepción promueve un irrefrenable incremento del esfuerzo pesquero y confunde además a la opinión pública haciendo más ardua la labor de regulación.

Los beneficios económicos del sector pesquero marítimo alcanzan a una fracción mínima de la población costera involucrada. El mar peruano fue muy rico y abundante para la pesca, hoy ya no lo es. Podrá volver a ser abundante si administramos mejor la pesquería.

Incentivar el crecimiento de la pesquería es fácil, pero aplicar el mecanismo inverso, aunque sea necesario, es mucho más complejo. En parte el problema ahora es político, pero también técnico, jurídico y económico.

El sector empresarial no tiene que responder por el interés del país. No es su rol. Él actúa de acuerdo a sus intereses comerciales, no de acuerdo a los intereses del país. Lo cual es legítimo, además.

Al industrial, fundamentalmente asociado a un grupo económico-financiero, lo que le interesa es una conversión acelerada de los recursos naturales en capital financiero. La idea es trasformar en el más corto plazo posible, la mayor cantidad de biomasa pesquera en capital fresco. La lógica de estos grupos es la acumulación y no la producción a largo plazo. Si mañana ya no resulta rentable la explotación pesquera, entonces emigrarán a otro sector.

Cumplir con criterios de sostenibilidad implicaría renunciar a la conversión de naturaleza en dinero, es decir, sería como dejar dinero en los fondos marinos para que en otras generaciones, otras personas lo vengan a recoger. Esto no es coherente desde la perspectiva del grupo económico-financiero que opera con la lógica de la acumulación. Desde esta perspectiva, convertir todo en dinero y acumularlo a nombre del grupo financiero, es lo más consistente y coherente. La lógica de la sostenibilidad va en sentido contrario.

En conclusión: la lógica del industrial es correcta y lícita. Sin embargo no es la lógica conveniente al país.

Por tanto, el Estado interviene como regulador y representante de los legítimos propietarios de los recursos naturales materia de la controversia. Se legisla en beneficio del bien común, de las mayorías nacionales, pues esa es su función primordial.


Fecha Publicación: 2022-02-14T13:41:00.001-05:00

 

El desconocimiento del sector pesquero es compartido por la prensa y por la propia sociedad,  por tanto ambos resultan indolentes al problema. Eventualmente, esta ignorancia también es compartida por funcionarios que son designados sin mayor experiencia ni conocimiento de la problemática pesquera.

Desde la creación del Ministerio de la Producción en 2002 se ha tenido en total 26 ministros. Promedio en 20 años: 1.30. En el mismo período hubo 17 viceministros. Promedio en 20 años: 0.85.

Durante su existencia, ha habido períodos de gran productividad, impulsados por funcionarios con experiencia en el sector, con ideas, mística, visión de país y de futuro, que fueron acompañados por profesionales de experiencia y conocimiento así como trayectoria en la pesquería. Pero también hubo períodos oscuros de escasa productividad derivados de la designación de funcionarios sin cualidades. En algunos casos se ha visto períodos de intriga, pusilanimidad y sectarismo, sin atisbo alguno de amor a la patria ni vocación de servicio; pero todos ellos teñidos de ignorancia y desconocimiento del sector. Sin embargo, algunas veces hubo profesionales con antigüedad en el cargo y experiencia que balanceaban el desinterés y/o ignorancia de algunos y se equilibraba la balanza, no idealmente, pero se avanzaba. Poco a poco este nivel de funcionarios ha ido escaseando cada vez más.

Cuando las eras oscuras llegan con funcionarios y profesionales sin ninguna de las características necesarias, sino con intereses personales o de parte, bien sean económicos o de ego personal,  se gesta un futuro sombrío para el sector, ausente de agenda, de planes e ideas.

Ocupar un cargo para el cual no se está debidamente preparado obliga a un periodo de aprendizaje que, dado el corto tiempo que dura la permanencia como muestran las estadísticas, coloca al funcionario en una inferior posición frente a los que sí conocen y queda, además, a merced de las partes interesadas del sector, lo que genera una debilidad en la autoridad. Finalmente el tiempo se acaba, el designado se va y poco o nada aprendió.

Optar o acceder a desempeñar una función para lo cual no se está capacitado, constituye un acto de inmoralidad e indecencia intelectual, tanto de quien designa como de quien acepta, lo que constituye una ofensa al sector y al país. El sector público pesquero no puede ser una escuelita de aprendizaje para alumnos que finalmente no terminan y/o no aprueban el curso, sino un espacio para aplicar políticas y normas en beneficio de la pesquería nacional.

El verdadero origen de las dificultades y carencias nacionales se encuentra en la limitación personal de cada persona, que no ha desarrollado un espíritu de nación, de país ni de patria. No tienen idea de lo que es patria, ni conocen el sentimiento de la responsabilidad individual con el colectivo al cual pertenecen y al cual se deben. Buscan y acceden a cargos públicos con el único objeto de conseguir riqueza fácil y rápida, con la única intención de satisfacer egos, ambiciones e intereses personales. En esto no existe ninguna vocación de servicio ni de ayudar a los demás. Es vanidad, soberbia y ambición, adornadas de un discurso vacío y falso.

Siendo el ejercicio del poder el objetivo, la sumisión profunda de los subordinados es un imperativo. Ello implica priorizar la confianza sobre la capacidad, la lealtad sobre la técnica, el personalismo sobre la corrección y la ética. Eventualmente, el miedo a la pérdida del trabajo, que es un medio de conseguir imponer la autoridad y gobernar por temor, con intriga y autocracia.

Hace años se viene otorgando el poder sobre la pesca a desconocidos que instauran el favoritismo hacia amigos y gente de su confianza que solo busca su interés personal. El sector es lo menos importante, lo que cuenta es la colocación de las personas afines para proteger una estructura de poder que dure lo más posible. La repartija de cargos es un vil acto que beneficia al poder de turno sin importar las necesidades del sector.

Por otro lado existe un problema colateral que crea un vacío de conocimiento: Funcionarios antiguos y experimentados van siendo reemplazados poco a poco por nuevos, sin el mismo nivel de experiencia; no existe una transferencia ordenada y programada del conocimiento; y los ceses por jubilación, despido, o decisión política, van dejando un hoyo que poco a poco se va haciendo notar ya que sigue creciendo.

En este contexto, ¿Se está conformando el equipo humano idóneo para las tareas pendientes, las que vienen y las del día a día? Por ejemplo, la nueva ley general de pesca en curso de debate en el Congreso, debe ser reglamentada, así como también debe formularse la política nacional de pesca y de acuicultura y muchas normas más.

Se está creando un vacío que, en el corto y mediano plazo, impactará sobre la calidad de las normas. Las Resoluciones y Decretos que regulan la pesquería tienen una parte considerativa previa a la parte resolutiva, la cual debe recoger los antecedentes y el contexto general en el cual se va a emitir el contenido resolutivo. En algunos casos se requiere de una exposición de motivos. Ello implica un trabajo de equipo y requiere de profesionales con memoria y conocimiento de lo que van a resolver a fin de asegurar la calidad regulatoria de la norma y que no sea observada por la Asesoría Jurídica, lo que conlleva pérdida de tiempo.

De alguna manera esta situación justifica la contratación de consultorías externas, ya que no hay capacidad de elaborar algunas cosas con personal propio. El asunto es que puede haber consultorías necesarias en temas específicos que requieren de expertos en la materia; pero también pueden convertirse en un buen negocio para determinados personajes afines a funcionarios de turno con poder para contratar.

Sería interesante que tanto el Ministerio como sus OPDs publiquen en forma transparente cuánto dinero se ha gastado en consultorías en los últimos cinco años por lo menos, quiénes han sido los consultores, qué documentos se han entregado y sobre qué temas. Más interesante aún, ¿qué efecto práctico han tenido los informes y/o documentos entregados?

En algún momento será necesaria la reconstrucción de la institucionalidad. La recuperación del tiempo perdido deberá ser, en su momento, una prioridad no solo en el Ministerio sino también en sus OPDs.

Pero el día de hoy… ¿a quién le importa? Lo que importa hoy en día es la ambición por el poder y la ganancia personal, no el futuro de la patria.

Gonzales Prada nos recuerda el lugar donde estamos en su siempre vigente prosa:

“Niños, sed hombres, madrugad a la vida, porque ninguna generación recibió herencia más triste, porque ninguna tuvo deberes más sagrados que cumplir, errores más graves que remediar ni venganzas más justas que satisfacer. (…) Vuestros antepasados bebieron el vino generoso y dejaron las heces. (…) Todos fuimos ignorantes y siervos; y no vencimos ni podíamos vencer. (…) El Perú es montaña coronada por un cementerio.

Rompamos el pacto infame y tácito de hablar a media voz.

El Perú gime bajo la dominación de unos cuantos seres privilegiados. (…) En nuestro régimen político, la legalidad y la justicia figuran como breves interregnos. (…) El robo presenta los caracteres de una pandemia nacional (…). (…) Aquí no vivimos como hermanos, (…) sino disputándonos un rayo de sol, como gitanos en feria: tratando de engañarnos sórdidamente, (…) odiándonos interiormente con el rencor implacable de oprimidos y opresores. El pueblo (…) permanece en la más estólida indiferencia. Gobierne quien gobernare, nada le importa; (…) todo lo sufre, todo lo acepta. El Perú, (…) puede sufrir los ultrajes de un bandolero, de un imbécil, de un loco y hasta de un orangután. (…) Nuestra columna vertebral tiende a inclinarse. (…) Y si hay hambre y miseria en unos mientras hay hartazgo y riqueza en otros, es porque el hambriento y el miserable, en lugar de rebelarse y combatir, se resignan cristianamente a sufrir su desventurada suerte. (…)

A Lima debe mirársela como el gran foco de las prostituciones políticas y de las mojigangas religiosas, como el inmenso pantano que inficiona el ambiente de la República. (…) lo que en Lima hacen ahora es comer (…) Ese banquetear de Lima (digamos de una fracción limeña) contrasta con la miseria general del país, da la falsa nota de regocijo en el doloroso concierto del Perú, es un escarnio sangriento a los millares de infelices que tienen por único alimento un puñado de cancha y unas hojas de coca.

Los que en el Perú marchan en línea recta se ven al cabo solos, escarnecidos, crucificados. (…) Nadie ataca un privilegio ni ridiculiza una superstición sin que mil voces le maldigan ni mil brazos le amenacen. (…)”

Fuente:

https://elcomercio.pe/opinion/colaboradores/columnista-invitado-manuel-gonzalez-prada-por-alberto-vergara-noticia/

Y Basadre nos recuerda lo que somos

“El país no marcha en una dirección ya fijada sino oscila entre la dictadura y la anarquía, entre la atonía y el estallido. A pesar de las enseñanzas profundas del pasado seguimos con la femenina entrega al caudillaje. Rondando está la amenaza de una resurrección del peor tipo de caudillaje militar que si antaño sirvió de única oportunidad para romper con la infer-estructura colonial en la vida del país, llevando a indios y a mestizos al poder y los honores y desplazando a la oligarquía, hoy resulta utilizado por ella para apuntalar sus privilegios en peligro. El separatismo, el indigenismo puro y anti civilizado, el anti limeñismo envidioso, el limeñismo pedante y ensimismado, todo lo que hay de aldeano y de lugareño aquí, envenenan más nuestra vida estrecha. Las minorías intelectuales han sido en gran parte orgullosas y egoístas y las masas no las han respetado ni seguido.

Agrégase a ello el "complejo de inferioridad", tan distinto por ejemplo a la vanidad argentina o al orgullo chileno, "complejo" que lleva al ausentismo de muchos, mal endémico cuyo exponente es la frase "Este es un país imposible".

JORGE BASADRE

Perú: Problema y Posibilidad


Fecha Publicación: 2022-02-10T14:48:00.001-05:00

 

La 10ª. Reunión de la Organización Regional Pesquera del Pacífico Sur (OROP-PS) le asigna al Perú una cuota de 18,256 toneladas de jurel en el área de la Convención para 2022.

A Chile se le asignó el 64.57% de la cuota y al Perú el 2.03%. Se puede apreciar que la cuota, que deriva del porcentaje asignado al Perú, es una cifra relativamente pequeña y que no justifica todo el gasto y esfuerzo realizado por Perú en asistir y permanecer en esta organización.

El incremento anual ha sido automático y sin necesidad de una intervención que lo gestione y sustente. ¿Cuál es el sentido de pertenecer a esta organización que, por un lado asigna apenas un 2% de la cuota al Perú y por otro lado la flota peruana no tiene interés en pescar, al punto de que se termina subastando la misma, la cual finalmente la compran empresas chilenas?

La situación es grotescamente absurda.

Pese a disponer de cuota de captura para el jurel, en 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021, el Perú no ha realizado esfuerzo pesquero con embarcaciones de bandera peruana en la jurisdicción de la OROP. La Sociedad Nacional de Pesquería, de acuerdo a sus comunicaciones alcanzadas a PRODUCE, informó que, considerando las condiciones y la localización de la zona de pesca de jurel frente a las costas chilenas, donde las restricciones establecidas por dicho país hacen muy difícil una actividad en esta zona, las empresas asociadas a la SNP, no tuvieron previsto realizar esfuerzo pesquero.

Dado que la flota nacional decide pescar sólo en aguas nacionales, el Estado ha encontrado como mecanismo de aprovechamiento de los recursos pesqueros que se encuentren más allá de las 200 millas, específicamente en el caso de del Organismo Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur, acudir a embarcaciones de bandera extranjera a través de un mecanismo denominado “arrendamiento”, que en términos prácticos es la venta de la cuota a terceros países, que en la práctica generalmente la compra Chile.

La asignación de la cuota de jurel en alta mar a la empresa ganadora del concurso se basa en lo siguiente:

La Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (OROP - PS), de acuerdo a sus medidas de conservación y manejo, asigna anualmente al Perú una cuota de jurel en alta mar, para ser utilizada en el ámbito de la convención.

La cuta de jurel de alta mar es asignada a los armadores de las embarcaciones pesqueras de bandera nacional. En caso de existir un remanente de la cuota de jurel de alta mar que no hubiese sido asignado a los armadores de embarcaciones pesqueras de bandera nacional, puede ser asignado a los armadores de bandera extranjera mediante Concurso Público.

Para acceder a la cuota de jurel en alta mar los armadores de embarcaciones pesqueras de bandera nacional deben encontrarse registrados en el Registro Único de Embarcaciones Pesqueras que realizan Actividades Pesqueras en la Zona de Alta Mar en el marco del Decreto Supremo Nº 002-2015-PRODUCE; y las embarcaciones de bandera extranjera deben formar parte del Registro de Embarcaciones Autorizadas para pescar jurel (Trachurus murphyi) de la OROP - PS.

La cuota del recurso jurel de alta mar conferida al Estado Peruano por la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur (OROP - PS), es publicada en el portal web del Ministerio de la Producción dentro de los cinco (05) días hábiles de aprobada la medida de conservación y manejo por la Comisión de la OROP-PS que así lo establezca.

Los armadores de las embarcaciones pesqueras que enarbolan bandera nacional, pueden presentar a la Dirección General de Políticas y Análisis Regulatorio en Pesca y Acuicultura una declaración de interés de capturar la cuota de jurel en el ámbito de la Convención.

Finalizado el plazo para la presentación de declaraciones de interés por parte de los armadores de embarcaciones pesqueras con bandera nacional, se determina el remanente de la cuota de jurel en alta mar no asignada o disponible, procediéndose al inicio del proceso de asignación a los armadores de las embarcaciones pesqueras de bandera extranjera de los Miembros o Partes No Contratantes Cooperantes de la OROP-PS, mediante Concurso público.

Es en relación a esta decisión de la OROP del Pacífico Sur, que el Ministerio de la Producción emitió el siguiente comunicado el 4 de febrero de 2022:

CUOTA DE JUREL DE ALTA MAR EN EL ÁMBITO DE LA ORGANIZACIÓN REGIONAL DE ORDENAMIENTO PESQUERO DEL PACÍFICO SUR (OROP-PS) CORRESPONDIENTE AL AÑO 2022

CUADRO RESUMEN DE LA MEDIDA DE CONSERVACIÓN Y ORDENAMIENTO DE TRACHURUS MURPHYI (CMM 01-2022)

Cuota de jurel para alta mar en el Pacífico Sur

Cuota asignada al Perú   18 256 toneladas

Los armadores de las embarcaciones pesqueras de bandera nacional presentarán, dentro de los (30) días hábiles siguientes a la presente publicación de la cuota, ante la Dirección General de Políticas y Análisis Regulatorio en Pesca y Acuicultura (DGPARPA), una declaración de interés de capturar la cuota de jurel en el ámbito de la OROP-PS, señalando lo siguiente:

a)         Porcentaje de la cuota de jurel de alta mar que solicita extraer.

b)         Relación de embarcaciones que participarán en la captura de jurel de alta mar, las mismas que deben encontrarse inscritas en el Registro Único de Embarcaciones Pesqueras que realizan Actividades Pesqueras en la Zona de Alta Mar (en adelante, Registro Único de Embarcaciones).

c)         Plan de inicio de actividades extractivas de jurel de alta mar.

Finalmente, se precisa que, para la extracción de la cuota de jurel en el ámbito de la OROP-PS, los armadores deberán observar y cumplir las disposiciones establecidas en el Decreto Supremo N° 002-2015-PRODUCE, modificado por el Decreto Supremo N°010-2021-PRODUCE.

San Isidro, 4 de febrero de 2022

Es de esperar que los armadores peruanos participen en la captura de esta cuota y/o que comuniquen su decisión en forma oportuna de tal forma que el Ministerio tenga el tiempo suficiente para organizar la subasta de la misma en caso desistan de realizar esta actividad. Mientras más tarde se realiza es más complicado hacerlo en las mejores condiciones.

Se requiere un marco promotor que incentive eficazmente a embarcaciones de bandera peruana a operar en toda la jurisdicción de la OROP del Pacífico Sur, de la CIAT y en el triángulo del Sur, donde tampoco hay información, visible por lo menos, de actividad extractiva.

El tema de fondo es que no se cuenta con una visión de la pesquería para el Perú enmarcada en una Política de Estado para el sector. Por tanto debería, por lo menos, existir una posición fijada por la más alta autoridad que la delegación peruana debería sustentar y mantener. No puede estar en manos de consultores externos o eventuales jefes de delegación sostener una posición que no ha sido definida al más alto nivel y expresada a través de instrucciones precisas y específicas.

Los interesados pueden leer a continuación un extracto del Informe de la última reunión de la OROP – PS, que ilustra en parte como funciona:

 

10ª REUNIÓN DE LA COMISIÓN DE LA OROP-PS

Celebrado virtualmente, del 24 al 28 de enero de 2022

“Esta propuesta muestra el resultado de aplicar el último asesoramiento del Comité Científico contra los porcentajes enumerados en la Tabla 2 de la CMM 01-2021 (señalando que la CMM estaba originalmente programada para ser revisada en 2022 y los porcentajes se usarían como base para asignación de 2018 a 2021 inclusive).

El párrafo 117 del Informe SC9 registra que “…, el SC recomendó un aumento preventivo del 15 % en las capturas de 2022 en todo el rango de jurel, a 900 kt o menos. Este consejo para los límites de captura en 2022 no depende de la hipótesis de estructura del stock que se utilice”.

Esta propuesta también sugiere revisar la medida en 2022

La Comisión de la Organización Regional de Ordenación Pesquera del Pacífico Sur;

OBSERVANDO que la población de Trachurus murphyi permanece en niveles muy bajos;

PREOCUPADO en particular por los bajos niveles de la biomasa actual, la mortalidad por pesca históricamente alta, la necesidad de mantener una mortalidad por pesca baja y el alto grado de incertidumbre asociado;

TENIENDO EN CUENTA los resultados de la evaluación del stock realizada del 27 de septiembre3 al 28 de octubre de 20210 y el asesoramiento del Comité Científico;

TENIENDO EN CUENTA el compromiso de aplicar el enfoque de precaución y tomar decisiones con base en la mejor información científica y técnica disponible según lo establecido en el artículo 3 de la Convención;

RECONOCIENDO la necesidad de un seguimiento, control y vigilancia efectivos de la pesca de Trachurus murphyi en la implementación de esta medida hasta que se establezcan medidas de seguimiento, control y vigilancia de conformidad con el Artículo 27 de la Convención;

OBSERVANDO el Artículo 4(1) sobre la necesidad de garantizar la compatibilidad de las medidas de conservación y ordenación establecidas para los recursos pesqueros que se identifican como áreas transzonales bajo la jurisdicción nacional de un Estado ribereño Parte Contratante y la alta mar adyacente del Área de la Convención y reconocen su deber cooperar con este fin;

TENIENDO EN CUENTA las Conclusiones y Recomendaciones del Panel de Revisión, del 5 de junio de 2018, convocado de conformidad con el Artículo 17 y el Anexo II de la Convención, en relación con la Objeción de la República del Ecuador y sus declaraciones sobre posibles caminos a seguir en relación con esa objeción;

RECORDANDO los artículos 4(2), 20(3), 20(4) y 21(2) del Convenio;

RECORDANDO también el Artículo 21(1) de la Convención;

ADOPTA la siguiente MCO de conformidad con los artículos 8 y 21 de la Convención:

Provisiones generales

1. Esta CMM se aplica a las pesquerías de Trachurus murphyi realizadas por embarcaciones con pabellón de Miembros y Partes no contratantes colaboradoras (CNCP) incluidas en el Registro de embarcaciones de la Comisión (CMM 05-2021) en el Área de la Convención y, de conformidad con el Artículo 20( 4)(a)(iii) y con el consentimiento expreso de Chile y Ecuador, a las pesquerías de Trachurus murphyi realizadas por Chile y Ecuador en áreas bajo su jurisdicción nacional.

2. Únicamente las embarcaciones pesqueras debidamente autorizadas de conformidad con el artículo 25 de la Convención y de conformidad con la MCO 05-2021 (Registro de Naves) que tengan pabellón de Miembros y Partes No Contratantes Cooperantes (CNCP) participarán en la pesquería de Trachurus murphyi en el Área de la Convención.

3. Esta MCO no debe considerarse un precedente para futuras decisiones de asignación.

Gestión de capturas

5. En 2022, la captura total de Trachurus murphyi en el área a la que se aplica esta CMM de conformidad con el párrafo 1 se limitará a 817 943 toneladas. Los miembros y CNCPs deben compartir esta captura total en los tonelajes establecidos en la Tabla 1 de esta CMM.

6. Las capturas se atribuirán al Estado del pabellón cuyos barcos hayan realizado las actividades pesqueras descritas en el Artículo 1 (1)(g)(i) y (ii) del Convenio.

7. En caso de que un Miembro o CNCP alcance el 70% de su límite de captura establecido en la Tabla 1, el Secretario Ejecutivo deberá informar a ese Miembro o CNCP de tal hecho, con copia a todos los demás Miembros y PCNC. Ese Miembro o CNCP cerrará la pesquería de los barcos de su pabellón cuando la captura total de los barcos de su pabellón sea equivalente al 100% de su límite de captura. Dicho Miembro o CNCP deberá notificar con prontitud al Secretario Ejecutivo la fecha del cierre.

8. Las disposiciones de esta CMM son sin perjuicio del derecho de los Miembros y CNCP a adoptar medidas que limiten las capturas de los barcos que enarbolan su bandera y pescan Trachurus murphyi en el Área de la Convención a menos de los límites establecidos en la Tabla 1. En tal caso, , los Miembros y CNCP deberán notificar al Secretario Ejecutivo de las medidas, cuando sea factible, dentro de 1 mes de su adopción. Una vez recibidas, el Secretario Ejecutivo circulará dichas medidas a todos los Miembros y CNCP sin demora.

9. Antes del 31 de diciembre de cada año, un Miembro o PCNC podrá transferir a otro Miembro o CNCP todo o parte de su derecho a capturar hasta el límite establecido en la Tabla 1, sin perjuicio de futuros acuerdos sobre la asignación de oportunidades de pesca, sujeto a la aprobación del Miembro receptor o CNCP. Al recibir un derecho de pesca por transferencia, un Miembro o CNCP puede asignarlo a nivel nacional o respaldar acuerdos entre propietarios que participan en la transferencia. Los Miembros y CNCP que reciban derechos de pesca por transferencia y que hayan dado su consentimiento a una captura total permisible que se aplicará en todo el rango del recurso pesquero según el Art. 20(4)(a)(iii) pueden ejercer esos derechos en el Área de la Convención y en sus áreas. bajo su jurisdicción nacional. Antes de que se lleve a cabo la pesca transferida, el Miembro o CNCP que realiza la transferencia deberá notificar la transferencia al Secretario Ejecutivo para su distribución a los Miembros y CNCP sin demora”.

Toneladas en 2022

Miembro                       Tonelaje

 

Chile                            581,074

China                            57,129

Cook Islands                 0

Cuba                             2,008

Ecuador                        11,374

European Union             54,977

Faroe Islands                9,978

Korea                          11,540

Peru                             18,256

Russian Federation        29,543

Vanuatu                       42,064

 

Total                           817,943

 

Tabla 2: Porcentajes en relación a las capturas para cada país.

 

Miembro/               Porcentaje del total   %

 

Chile                            64.5638

China                           6.3477

Cook Islands                 0.0000

Cuba                            0.2231

Ecuador                         1.2638

European Union             6.1086

Faroe Islands                1.1087

Korea                           1.2822

Peru                             2.0284

Russian Federation        3.2825

Vanuatu                        4.6738


Fecha Publicación: 2022-02-07T13:28:00.001-05:00

La información que se transcribe al final de esta nota son buenas noticias para los medios y para los analistas de la macroeconomía, de las cifras grandes y de las bondades que trae el crecimiento del PBI. Lo cual es apropiado y bueno en ese contexto, sobre todo en un escenario donde casi todos auguran malas perspectivas para la economía nacional.

Pero falta que se informe al país cuánto se ha generado en términos de recaudación de derechos de pesca e impuesto a la renta de tercera categoría. En que se ha invertido esa recaudación, dónde y a quienes ha beneficiado.

Limitarse a señalar los grandes resultados de la extracción y la venta, bien sea al mercado interno o de exportación, es un dato incompleto para evaluar el verdadero impacto de los mismos.

El crecimiento del PBI y de las exportaciones no necesariamente impacta favorablemente sobre la población pesquera y no pesquera, salvo que se demuestre lo contrario. Los grandes números de la macroeconomía no generan automáticamente mayor bienestar ni mejor calidad de vida para la población.

Se afirma que el Perú aumentó sus exportaciones pesqueras y que obtuvo éxitos destacables. Lo que no se especifica es quiénes son los que ganaron. Hoy, existe un mayor dinamismo del sector pesquero exportador pero, ¿cómo irradian este crecimiento al resto del país? Que les vaya bien a estas empresas no significa que le vaya bien al ciudadano medio.

Bajo las publicitadas cifras que ofrecen la imagen de un sector próspero, se desarrolla el drama real: ¿Cuántos hospitales, cuántas escuelas, cuantas carreteras, cuantos desembarcaderos, han surgido gracias a la contribución de la industria pesquera? Probablemente algo haya surgido si revisamos las inversiones provenientes del canon pesquero, pero ¿en proporción a los volúmenes de dinero ingresado por exportación?

Si los medios de comunicación y los analistas exhibiesen en un cuadro comparativo los valores de exportación FOB del sector, junto con los pagos que han hecho por renta de tercera categoría y derechos de pesca, y los ingresos extraordinarios que reciben por Drawback y restitución de IGV por exportaciones, veríamos un panorama distinto al que vemos cuando se elogia exclusivamente a las exportaciones.

Adicionalmente debería mostrarse un cuadro detallado con el destino otorgado a la recaudación por derechos de pesca. Se debe conocer en qué se ha empleado ese dinero.

DESEMBARQUE DE RECURSOS PESQUEROS EL 2021 SUPERÓ NIVELES PRE PANDEMIA

Lima, feb 2, 2022.

El ministro de la Producción, Jorge Luis Prado, informó que el desembarque de recursos pesqueros durante el 2021 registró un importante incremento respecto al 2020, incluso superando los niveles pre pandemia, a pesar de los efectos que ha generado el covid-19 sobre las actividades económicas del país y las desfavorables condiciones oceanográficas registradas en la segunda mitad del año.

Destacó que en el 2021 el desembarque de recursos hidrobiológicos ascendió a 6 millones 582,001 toneladas métricas (TM), siendo superior en 14.7 % con respecto al 2020 y en 35.4 % respecto al 2019 (pre pandemia).

“Estamos viendo que los resultados del sector han sido positivos en la pesca de anchoveta con destino a la industria harinera, así como en los recursos extraídos para la industria de enlatado y congelado, por lo que tenemos confianza en que la recuperación continúe el presente año, ello de normalizarse las condiciones oceanográficas”, precisó.

Prado Palomino sostuvo que el 2021 la actividad extractiva orientada al Consumo Humano Indirecto (CHI) ascendió a 5.17 millones de TM; significando ello un incremento de 19.7 % con respecto al 2020 (y de 52.9 % con respecto al 2019 (pre pandemia), cuyo volumen fue de 3.38 millones de TM. Este resultado responde a la apertura de la pesca en la zona sur, ya que el 2020 no se registró pesca en dicha zona.

Entre los principales puertos donde aumentó las descargas de anchoveta con destino al CHI el 2021 tenemos a: Chimbote (21.4 %), Pisco (150.4 %), Callao (36.2 %), Tambo de Mora (47.6 %) y Chancay (38.1 %).

Por el lado de la pesca de Consumo Humano Directo (CHD) registró una ligera disminución (-0.6 %) el 2021, cuyo desembarque fue de 1.41 millones de TM; ello debido a una reducción en la pesca de los recursos (caballa, jurel, lisa, entre otros) con destino a la industria de curado (-22.8 %).

Dicho comportamiento fue atenuado por el incremento en la extracción de recursos con destino a la industria de congelado (1 %) y enlatado (2.3 %), favorecido por las condiciones oceanográficas normales durante el primer semestre del 2021.

Valor de producción

En términos de valor de producción, el sector pesca registró un crecimiento de 2.8 % con respecto al 2020 y de 7.1 % con respecto al 2019 (pre pandemia).

Este resultado es explicado por el incremento del valor de producción de la anchoveta orientada al CHI (19.7 %), ello a pesar de haber sido atenuado por la disminución del valor de los recursos pesqueros destinados para el CHD (-9.6 %).

Fuente

https://andina.pe/agencia/noticia-desembarque-recursos-pesqueros-el-2021-supero-los-niveles-prepandemia-879444.aspx?fbclid=IwAR3SVi43nVD3HkpV_7QSQ9jwEoEOYN0ryrSPdL6iQXaNxuFibqfDXS6OOvw

SNP: EXPORTACIONES DE LA INDUSTRIA PESQUERA SUPERARÍAN LOS US$ 2.000 MILLONES EN EL 2022

13 Ene 2022

Luego de que en el 2021 la industria pesquera haya contribuido con más de US$ 2.300 millones en exportaciones de harina y aceite de pescado, lo cual representó un incremento del 60% en relación al 2020, la Sociedad Nacional de Pesquería (SNP) espera que los despachos del sector para este 2022 se ubiquen por encima de los US$ 2.000 millones, monto menor al año pasado.

No obstante, la presidenta de la SNP, Cayetana Aljovín, señaló que esta cifra podría incrementarse si se aumentan la pesca de jurel y caballa y se revisan los sobrecostos del atún y el Régimen Especial en la zona sur del país.

La líder gremial también expresó que se espera que este 2022 el sector pesquero crezca 4% dada la buena salud de la biomasa y las condiciones oceanográficas favorables. Esta proyección se alinea a lo estimado por el Banco Central de Reserva del Perú (BCRP).

 “Creemos que esa proyección va de la mano porque en esta oportunidad la temporada del sur se abrió a tiempo, en enero, versus el año pasado, que se abrió en marzo. También estamos alineados con ello por más que pensamos que la cuota de anchoveta va a ser igual que este año y no mayor porque la temporada de jurel se abrió antes que el año pasado, y estos dos términos pueden explicar este incremento del 4%”, explicó Aljovín.

Segunda temporada de pesca

La SNP también precisó que los desembarques de anchoveta realizados en los puertos del país durante el año 2021 alcanzaron los 5 millones 100.000 toneladas métricas (TM) como consecuencia del buen desempeño de la flota industrial tras el cumplimiento de la cuota asignada por el Ministerio de la Producción (Produce) en las dos temporadas de pesca del mencionado recurso en la zona centro norte del país. Esto representa un incremento del 20% en relación a los desembarques del 2020.

A detalle, la segunda temporada de pesca, que inició en noviembre pasado, culminó de manera exitosa, y se cumplió con el 100% de la cuota asignada por Produce de 2 millones 47.000 TM, una menor a la esperada.

Fuente

https://larepublica.pe/economia/2022/01/13/snp-exportaciones-de-la-industria-pesquera-superarian-los-us-2000-millones-en-el-2022/?fbclid=IwAR3pDu6lH9Rr3tKu8ItH-zZK_Bv5yijmHyTXxauhEIv0GbC1hFATT2fyH8E


Fecha Publicación: 2022-02-02T12:09:00.002-05:00

 

Como muestra la nota que puede apreciarse en el siguiente link, la efectividad de la OROP del Pacífico Sur en cuanto a la protección de la sostenibilidad de la pota, es cuestionable y censurable.

https://www.seafood.media/fis/worldnews/worldnews.asp?monthyear=&day=2&id=116568&l=s&special=0&ndb=0

Alfonso Miranda denunció que hay 631 embarcaciones chinas que estarían pescando irregularmente Calamar Gigante en el Pacífico Sur, perjudicando a Perú, Ecuador y Chile.

Lo que esto nos muestra, es que existen organizaciones internacionales de mucha presencia mediática y elaboradas reuniones de discusiones y debates; pero de poca efectividad a la hora de tomar medidas prácticas, que aunque tampoco son realmente vinculantes, por lo menos justificarían su existencia.

En términos prácticos y reales, lo que las flotas pesqueras hagan o dejen de hacer en aguas internacionales, es imposible de controlar. Las declaraciones y acuerdos de este tipo de organizaciones carecen de mecanismos de control que permitan obligarlas a dar cumplimiento a lo que acuerdan. Pero el asunto se agrava cuando ni siquiera se atreven a acordar medidas de control y apoyo a la sostenibilidad de los recursos pesqueros, aunque fuesen solo declaraciones líricas, como la pota en este caso.

En consecuencia, la participación de Perú en esta organización ¿qué sentido tiene? Le genera gastos anuales que se pagan con los impuestos de todos los peruanos contra resultados pobres o inexistentes en cuanto a la protección de los recursos pesqueros de interés para el país.

Mucha diplomacia y política, tan inútil como el acuerdo de Múnich en 1938, en el cual el primer ministro británico se reunió con Hitler y otros líderes y firmaron un acuerdo que eliminaba la amenaza inminente y permitía a Hitler anexar partes de Checoslovaquia. Dijo que el acuerdo era "simbólico del deseo de nuestros dos pueblos de nunca más volver a la guerra". Dijo también que prometía "paz para nuestro tiempo". Este optimismo duró poco, ya que el Acuerdo de Múnich se rompió en un año y Gran Bretaña entró en guerra por la invasión nazi de Polonia.

La mejor y probablemente más efectiva medida que pueda tomar el Perú o cualquier estado ribereño para protegerse de la voracidad de las flotas pesqueras extranjeras, es la negación total de cualquier tipo de servicio portuario a estas naves. Ni para avituallamiento, ni para mantenimiento ni para desembarque o transbordo. Medida que por cierto sería objetada o criticada por las empresas nacionales que brindan este tipo de servicios y por una cancillería tradicional. Pero ¿acaso el interés nacional no es prioritario y superior a las ganancias de unas cuantas empresas, sean pública o privadas?

Un complemento importante es la decidida acción de la Marina de Guerra que impida el ingreso de estas naves al dominio marítimo peruano. Pero tiene que ser efectiva, tal como ocurre en otros países como Argentina e Indonesia. Un patrullaje tibio y eventual o circunscrito a áreas específicas es insuficiente.

Se requiere de voluntad y decisión política para enfrentar con eficacia el reto de asegurar la sostenibilidad de los recursos pesqueros en beneficio del país, más allá de los intereses de parte.


Fecha Publicación: 2022-01-26T12:31:00.001-05:00

 

El proyecto de Ley 1129: LEY QUE PROMUEVE  EL FORTALECIMIENTO ESTRATEGICO  Y SOSTENIBILIDAD DEL INSTITUTO  DEL MAR DEL PERU, propone que sea un "Oficial General o Superior de la Marina, quien actúe como Presidente del Directorio.

Argumenta que: “dado que el órgano rector del Consejo Directivo, solía estar integrado por un Presidente que, históricamente desde la creación de este organismo, ha estado a cargo de un Oficial Almirante de la Marina de Guerra del Perú en situación de retiro, quien con el conocimiento de la dirección técnico administrativa de la Armada Peruana, es siempre un elemento estratégico necesario, y aquí la justificación de la reactualización de la norma, para retomar el valor táctico profesional en la gestión de la información científica que el IMARPE, como organismo público técnico especializado adscrito al Ministerio de la Producción, tiene respecto de proyectos de investigación científica y tecnológica”.

¿Cómo así es que IMARPE requiere, hoy día, ser dirigida por un Oficial de Marina en situación de retiro? ¿No requiere más bien de un profesional especializado y calificado en ciencia y tecnología como ocurre en otros países? ¿Qué significa el “valor táctico profesional en la gestión de la información científica”?

¿Es que acaso solamente un señor vicealmirante en situación de retiro está calificado para el cargo? Considerando que la institución no es parte del sistema nacional de defensa ni tiene vinculaciones de orden militar, la respuesta es que no. El hecho de poseer embarcaciones de investigación no podría ser un argumento para darle la dirección a un oficial naval.

La redacción de la exposición de motivos referida al tema resulta, además, un tanto confusa, con argumentos desfasados en el tiempo y reflejando una añoranza por tiempos pasados y el deseo de no perder algo que la Marina de Guerra considera como suyo.

La realidad impone, en el siglo XXI, la profesionalización de las actividades de investigación.

Ya el DU 015-2020, que el PRODUCE se negó a implementar, explicaba con claridad las razones por las cuales el IMARPE debería cambiar el esquema de su Presidencia.

http://revistapesca.blogspot.com/2021/10/la-situacion-del-instituto-del-mar-del.html

http://revistapesca.blogspot.com/2021/11/la-constitucionalidad-del-du-015-2020.html

El/La Presidente/a Ejecutivo/a del IMARPE es designado mediante Resolución Suprema refrendada por el/la Ministro/a de la Producción por un periodo de cuatro (04) años mediante concurso público de méritos, llevado a cabo por un Comité de Selección integrado por:

https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/decreto-de-urgencia-que-modifica-el-decreto-legislativo-n-9-decreto-de-urgencia-n-015-2020-1848442-1/

Este párrafo está en concordancia con lo que hacen otros países con su ente científico. ¿Cuál sería la razón para mantener el antiguo esquema en el caso peruano?

La exposición de motivos dedica una gran parte, si es que no la mayor, a describir los antecedentes de creación del instituto para sostener la posición de que el mismo debe estar dirigido por un Oficial Almirante de la Marina de Guerra en situación de retiro, lo cual no concuerda con el título del proyecto que dice que promueve  el fortalecimiento estratégico  y sostenibilidad del instituto.

La visión que requiere el futuro de la pesquería necesita de investigación, tecnología e innovación; pero sobre todo de bases y datos científicos que permitan regular eficazmente las pesquerías. El concepto “estratégico” no se presenta como el más apropiado y dice sostenibilidad del instituto, mas no de las pesquerías. ¿Acaso la sostenibilidad del IMARPE está en riesgo, al punto de necesitar una ley para apuntalarla?

Las modificaciones comparativas que muestra, evidencian que no hay cambio alguno sobre la norma actual, excepto en la organización y dirección de la entidad, con la aparente intención de reforzar el poder del Presidente del Consejo Directivo y mantener el control de la entidad por parte de la Marina de Guerra. Lo cual no puede ser sustentado de la forma como lo hace el PL.

Se presentan los casos de Estados Unidos de Norteamérica, Chile, Argentina, Colombia, México, la Unión Europea, Dinamarca, España y Ecuador en los cuales las instituciones equivalentes están dirigidas por profesionales en la materia y no necesariamente de origen castrense ¿Por qué Perú debería ser un caso especial?

En la lógica del proyecto de ley, el Instituto Peruano de Energía Nuclear, cuya función es normar, promover, supervisar y desarrollar la investigación y las aplicaciones nucleares y afines para mejorar la competitividad del país y la calidad de vida de la nación, que es una entidad adscrita al Ministerio de Energía y Minas, debería estar dirigida por un militar o marino en retiro también. Pero no lo está. ¿Por qué el IMARPE sí debería?

¿Cómo es que se facilita o favorece la investigación científica con un presidente del Consejo Directivo formado en la Marina de Guerra, en lugar de un científico con calificación y experiencia?

Por otro lado, el PL omite darle competencias a la entidad en materia de salud ambiental y calidad del agua.

¿Cómo lograr una buena gobernanza con tanto poder concentrado en un solo individuo, considerando que la información que se genera influye totalmente en decisiones que impactan sobre la economía del sector?

La aprobación de los informes científicos, especialmente aquellos que sustentan las normas regulatorias que aprueba PRODUCE, no debieran estar concentradas en un solo individuo ni en un solo director, sino en un colegiado de científicos, lo que daría transparencia y credibilidad a los mismos.

En ninguno de los casos expuestos a continuación, se aprecia que sea un oficial de la Marina o de cualquier otra institución castrense quien dirija los institutos de investigación.

¿Por qué debería ser así en el Perú?

 

LOS INSTITUTOS DE INVESTIGACION MARINA EN OTROS PAISES

 

ESTADOS UNIDOS

LA NOAA

NOAA Fisheries, también conocido como el Servicio Nacional de Pesca Marina, es una oficina de la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica dentro del Departamento de Comercio. Tiene cinco oficinas regionales, seis centros de ciencia y más de 20 laboratorios en los Estados Unidos y territorios de EE. UU., y trabaja con socios en todo el país.

https://www.noaa.gov/our-history

https://www.fisheries.noaa.gov/topic/laws-policies

Su trabajo se rige por dos mandatos principales: garantizar la productividad y la sostenibilidad de las pesquerías y las comunidades pesqueras mediante la toma de decisiones con base científica y el cumplimiento de las reglamentaciones, y recuperar y conservar los recursos protegidos, incluidas las ballenas, las tortugas y el salmón.

NOAA Fisheries emplea a alrededor de 4200 empleados, incluidos científicos, administradores de políticas y oficiales de cumplimiento, ubicados en todo el país en sus oficinas regionales, centros y laboratorios científicos, y la sede nacional en Silver Spring, Maryland.

Como se puede ver, el staff de la NOAA es de civiles calificados.

https://media.fisheries.noaa.gov/2021-08/Organizational_Chart_8.26.21.pdf

 

CHILE

La Subsecretaría de Pesca y Acuicultura es un organismo del Estado, dependiente del Ministerio de Economía, Fomento y Turismo, creado bajo el Decreto Ley Nº 1.626, del 21 de diciembre de 1976.

Para cumplir con su rol regulador la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (SUBPESCA) se encuentra conformada por 150 funcionarios(as) con sede en la ciudad de Valparaíso, además cuenta con una oficina de coordinación interinstitucional en Santiago que permite una vinculación estrecha con el Ministerio de Economía, Fomento y Turismo; y ocho Direcciones Zonales ubicadas a lo largo del país

EL IFOP

El Instituto de Fomento Pesquero es un organismo especializado en investigación científica en materia de pesquerías y acuicultura. Su misión es velar por el uso y explotación sustentable de los recursos marinos del país, para lo cual recopila y procesa la información necesaria para administrar y regular su captura y manejo.

Está encuadrado dentro de la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura.

Realiza la investigación de continuidad o permanente definida en el Programa de Investigación, que para estos efectos elabore la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura, como también podrá realizar estudios en su ámbito de especialización para generar conocimientos de calidad que sean de interés de otros organismos del Estado, otras entidades o personas, nacionales o extranjeras o internacionales, públicas o privadas.

https://www.ifop.cl/wp-content/uploads/2019/03/ESTATUTO_ACTUALIZADO_08_jul_2014.pdf

https://www.ifop.cl/quienes-somos/direccion-ejecutiva-2/

ARTICULO DECIMO PRIMERO: Presidencia del Consejo.

El Presidente del Consejo será designado y removido única y directamente por la Corporación de Fomento de la Producción. Durará tres años en el desempeño de su cargo, no obstante, lo cual continuará en funciones hasta que se le reelija o reemplace. Habrá, además, un Vicepresidente, que será designado de la misma manera, de entre los miembros del Consejo, por la Corporación de Fomento de la Producción.

 

ARGENTINA

EL INIDEP

El Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero (INIDEP) asesora a la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura de la Nación (SSPyA), al Consejo Federal Pesquero (CFP) y a la Cancillería Argentina en el uso racional de los recursos pesqueros con el objetivo de preservar el ecosistema marino para las generaciones futuras.

El Director del Instituto Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero, que deberá ser un profesional con título universitario en alguna disciplina vinculada con las ciencias del mar, será designado por el Poder Ejecutivo Nacional a propuesta del Ministerio de Economía, Secretaría de Estado de Intereses Marítimos.

ARTICULO 5º - El Director ejercerá la dirección técnica y administrativa, la representación del organismo y la administración del Fondo Nacional de Investigación y Desarrollo Pesquero.

https://www.argentina.gob.ar/normativa/nacional/ley-21673-48475/texto

https://www.argentina.gob.ar/inidep/mision-funcion/nuestra-historia

 

COLOMBIA

EL INVEMAR

INVEMAR (Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras “José Benito Vives de Andréis”–Invemar) es una Corporación Civil sin ánimo de lucro regida por las normas del derecho privado y en especial por sus Estatutos internos, vinculada al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible; cuya misión primordial es hacer investigación básica y aplicada de los recursos naturales renovables y del medio ambiente y los ecosistemas marinos y oceánicos de los mares adyacentes al territorio nacional, emitir conceptos técnicos y prestar asesoría y apoyo científico al Ministerio, entes territoriales y Corporaciones Autónomas Regionales con jurisdicción en los litorales.

http://www.invemar.org.co/quienes-somos

Normatividad: Ley 99 de 1993 por la cual se crea el Ministerio del Medio Ambiente, reordena el sector público encargado de la gestión ambiental y organiza el Sistema Nacional Ambiental.

La Asamblea General es la máxima autoridad del Instituto. Actualmente 12 miembros conforman la asamblea general, representantes de entidades gubernamentales, de la academia, de las corporaciones autónomas regionales y de institutos de investigación.

Las funciones de la junta directiva son propender por el cumplimiento de las políticas y planes del Instituto, hacer el seguimiento y evaluación de los programas permanentes del Instituto y de los convenios con otras entidades, establecer y reglamentar los sistemas integrales de evaluación y seguimiento de la gestión, escoger los integrantes del Consejo Científico entre otras.

Estatutos

http://www.invemar.org.co/documents/10182/0/Estatutos+2005/60a612ed-9ccb-4ab8-ac8c-797193198888

El actual director es un oficial de marina retirado pero no por mandato de la ley sino por calificaciones personales, ya que la norma dice:

ARTICULO 28º NOMBRAMIENTO DEL DIRECTOR. El Director General del Instituto será escogido por el Ministro de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, de la terna enviada por la Junta Directiva. El Director General del Instituto será elegido por un periodo de tres años vinculado mediante contrato laboral a término indefinido y no tendrá el carácter de funcionario público ni trabajador oficial, pudiendo ser reelegido por la Junta Directiva.

La Junta Directiva elaborará los términos de referencia para la convocatoria a elección del Director, en donde entre otros requisitos se deberá acreditar formación académica al nivel de postgrado, en las áreas de interés del Instituto, mínimo cinco (5) años de experiencia en docencia o investigación en temas relacionados con el objeto del  Instituto y poseer experiencia administrativa. El contrato para su vinculación será suscrito por el Presidente de la Junta Directiva.

MEXICO

INAPESCA

El INAPESCA es un Órgano Público descentralizado sectorizado con la Secretaría de Agricultura, Ganadería, Desarrollo Rural, Pesca y Alimentación.

El instituto Nacional de Pesca es la única institución mexicana de investigación pesquera y acuícola con cobertura nacional en permanente contacto con el sector pesquero y acuícola, sus problemas de desarrollo y administración.

Las labores que se llevan a cabo como parte del principio de la pesca responsable, proporcionan a la autoridad pesquera y acuícola bases científicas sólidas, con datos fidedignos para conservar ordenar y desarrollar la pesca y contribuir al cuidado de la biodiversidad, los ecosistemas y el hábitat acuático.

http://www.agricultura.gob.mx/datos-abiertos/inapesca

http://www.diputados.gob.mx/LeyesBiblio/regla/n386.pdf

Su estatuto no menciona que su Presidente ni Director General sea un oficial de marina o de algún instituto militar en situación de retiro ni de actividad.

 

ECUADOR

NAZCA – Instituto de Investigaciones Marinas

La misión del Instituto ecuatoriano Nazca de Investigaciones Marinas es profundizar los conocimientos sobre los ecosistemas marino – costeros del Pacífico Tropical Ecuatorial y promover la conservación de la biodiversidad como un valor de importancia mundial. Además, desarrollar estrategias para el aprovechamiento de los recursos que al mismo tiempo sean compatibles con objetivos de conservación y que aseguren el bienestar humano a largo plazo y de manera sostenible.

La Corporación Instituto Nazca de Investigaciones Marinas es una organización no gubernamental, privada y sin fines de lucro, fundada en el año 2004. El nombre Nazca se refiere a la placa tectónica oceánica localizada en la cuenca del Océano Pacífico Este.

https://institutonazca.org/es/about-us/

Centro Nacional de Acuicultura e Investigaciones Marinas

El CENAIM es un centro de investigación marina y acuícola construido en 1990 por gestión de la Escuela Superior Politécnica del Litoral (ESPOL) con apoyo financiero del Gobierno de Japón. El CENAIM forma parte integral de la ESPOL, siendo su misión el mejoramiento y desarrollo sustentable de la acuicultura y biodiversidad marina del Ecuador a través de la investigación científica, el desarrollo tecnológico, la capacitación y la difusión.

Red de Investigación Marino Costera

La Secretaría Técnica del Mar (Setemar) en cumplimiento con la Política Oceánica y Costera #3: “Desarrollar y fomentar la formación, investigación científica y la innovación tecnológica para una sociedad de conocimiento justa y solidaria, en los ámbitos oceánicos y marino-costeros” ha consolidado una Agenda de Investigación Marina, en la cual uno de sus objetivos específicos es “Consolidar la cooperación interinstitucional para articular la investigación marina con las prioridades nacionales y compromisos internacionales”. En respuesta, esta cartera de Estado con el apoyo del Ministerio Coordinador de Conocimiento y Talento Humano (MCCTH), han dedicado esfuerzos para la conformación de una Red de Investigación Marina y Gestión Marítima (REIMAR) de carácter nacional, orientada a fortalecer la integración entre la academia, los sectores productivos y el Estado. La creación y seguimiento de dicha red se enmarca dentro del Programa de Fortalecimiento de la Investigación Científica Marina y Desarrollo de Transferencia de Tecnología Marina de la Setemar.

Instituto Oceanográfico y Antártico de la Armada

MISIÓN INSTITUCIONAL: Desarrollar la caracterización hidro-oceanográfica de los espacios marítimos jurisdiccionales y no jurisdiccionales de interés nacional, e implementar y mantener los sistemas de señalización marítima, para contribuir a garantizar la seguridad a la navegación, el desarrollo, defensa y soberanía del territorio marítimo ecuatoriano, así como ejecutar expediciones y coordinar actividades de investigación científica que promuevan la proyección Geopolítica y Oceanopolítica del Ecuador en la Antártida.

Secretaría Técnica del Mar

Institución que lidera y coordina intersectorialmente con las entidades del Estado, que se encuentran vinculadas al espacio oceánico y territorio marítimo costero.

La Secretaría Técnica del Mar, es adscrita a la SENPLADES, además de presidir el Comité del Mar, que está integrado por cuatro ministerios coordinadores.

Ante la necesidad de promover e impulsar  los beneficios que tiene el territorio marítimo del Ecuador, el Gobierno mediante decreto creó la Secretaría Técnica del Mar, la cual  está regulada por un Comité Interinstitucional del Mar, conformado por la mayoría de ministerios coordinadores.

El Comité Interinstitucional, según el Decreto Ejecutivo firmado el 29 de diciembre de 2011, estará conformado por el titular  de la Secretaría Nacional de Planificación y Desarrollo (Senplades) o su delegado permanente, quien no solo lo preside, sino que además ejercerá la representación legal, judicial y extrajudicial del Estado ante órganos o instituciones nacionales e internacionales, sobre asuntos relacionados al campo del desarrollo e intereses marítimos.

También será integrado por el Ministro Coordinador de Patrimonio; el Ministro Coordinador de Sectores Estratégicos, el Ministro Coordinador de Talento Humano, el Ministro Coordinador de la Producción, Empleo y Competitividad, y el Ministro Coordinador de Seguridad Interna y Externa o sus delegados permanentes.

El organismo tendrá como funciones “aprobar y coordinar la política nacional relativa al espacio marítimo” y “vigilar que la cooperación interministerial para temas   del territorio marino costero guarde concordancia con la política intersectorial establecida”, entre otras responsabilidades.

El secretario técnico será designado por el Comité Interinstitucional de una terna que elabore la Senplades.

El Decreto 990 crea el Comité Interinstitucional del Mar (CIM), que tiene como objetivo articular las acciones que desarrollan las distintas instituciones del Estado en relación con el mar, adaptándolas a la nueva estructura democrática del Estado, lo cual permitirá un sistema coherentemente articulado de permanente y continua colaboración interinstitucional. El Comité Interinstitucional del Mar (CIM) tendrá las siguientes atribuciones: 1) Aprobar y coordinar la política nacional relativa al espacio marítimo; 2) Planificar la política nacional para el desarrollo de los intereses marítimos del Estado; 3) Vigilar que la cooperación interministerial para temas del territorio marino costero guarde concordancia con la política intersectorial establecida; 4) Establecer políticas que permitan armonizar las actividades de las direcciones, institutos y otros organismos nacionales, relacionados con el espacio marítimo, a efectos de definir sus competencias y evitar superposición de atribuciones.

https://www.inocar.mil.ec/web/index.php/red-reimar/607-red-de-investigacion-marino-costera

 

DINAMARCA

Consejo Internacional para la Exploración del Mar

El Consejo Internacional para la Exploración del Mar es la organización científica intergubernamental más antigua del mundo. ICES tiene su sede en Copenhague, Dinamarca, donde su secretaría multinacional de 51 personas proporciona apoyo científico, administrativo y de secretaría a la comunidad ICES. Fue establecido el 22 de julio de 1902 en Copenhague.

ICES es un foro científico multidisciplinario líder para el intercambio de información e ideas sobre todos los aspectos de las ciencias marinas pertenecientes al Atlántico Norte, incluidos el Mar Báltico y el Mar del Norte adyacentes , y para la promoción y coordinación de la investigación marina por parte de científicos dentro de sus países miembros

El principal órgano decisorio y normativo del ICES es el consejo. El consejo consta de un presidente y dos delegados de cada una de las 20 naciones miembros. Los delegados eligen al presidente, al primer vicepresidente y a cinco vicepresidentes adicionales (todos por períodos de tres años) para integrar la mesa o el comité ejecutivo. Un comité de finanzas que consta de cinco delegados supervisa los asuntos fiscales del consejo. Los delegados también son responsables de nombrar a un secretario general, que se desempeña como director ejecutivo del consejo y está a cargo de administrar las instalaciones y el personal de la secretaría del consejo, las finanzas, las reuniones, los informes, las publicaciones y las comunicaciones.

https://hmong.es/wiki/International_Council_for_the_Exploration_of_the_Sea

 

UNION EUROPEA

El Centro Europeo de Recursos Biológicos Marinos (EMBRC, por sus siglas en inglés)

Se estableció en 2013 para avanzar en la investigación fundamental y aplicada de biología marina y ecología, al tiempo que promueve el desarrollo de biotecnologías azules. Esto se logra al permitir el acceso a servicios, instalaciones y plataformas tecnológicas en sus 45 estaciones marinas en 9 países europeos en apoyo de una investigación sólida, rentable y eficiente.

Trabaja en una amplia gama de áreas de biología marina y con diversas partes interesadas, incluidos usuarios de la academia, la industria, la tecnología y la educación.

Su misión es proporcionar acceso a organismos biológicos marinos y sus hábitats con fines experimentales e investigación aplicada. Promover el uso sostenible de los recursos marinos. Profundizar los conocimientos fundamentales sobre los organismos marinos y su papel en el medio ambiente, ampliando las fronteras de la ciencia. Explore la biodiversidad marina en busca de nuevos productos, inspiración e innovación. Promover el uso de modelos experimentales marinos en la ciencia convencional

EMBRC se rige por la Asamblea General, que incluye dos representantes de cada país miembro de EMBRC. La AG toma decisiones con respecto a la estrategia, la gobernanza y el desarrollo científico del EMBRC.

El Director Ejecutivo es el representante ejecutivo y legal de EMBRC. Esta persona dirige la secretaría de EMBRC, que es responsable de la gestión y administración general de EMBRC.

Consejo Asesor de Ciencia e Innovación

Esta junta está compuesta por expertos de la academia y la industria que son elegidos por la Asamblea General. Su función es asesorar a la AG ya la Directiva Ejecutiva en asuntos estratégicos.

https://www.embrc.eu/about/who-we-are

 

ESPAÑA

El CSIC

El Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC) es una Agencia Estatal para la investigación científica y el desarrollo tecnológico, con personalidad jurídica diferenciada, patrimonio y tesorería propios, autonomía funcional y de gestión, plena capacidad jurídica de obrar y de duración indefinida.

La Presidencia es el Órgano unipersonal que tiene conferidas competencias de gobierno y de ejecución en cuanto que ejerce la jefatura de los órganos directivos. Preside el Consejo Rector y ostenta la representación institucional del CSIC. Su nombramiento y cese se realiza por acuerdo del Consejo de Ministros a propuesta del titular del Ministerio de Ciencia, Innovación y Universidades.

https://www.csic.es/es

Fundación CEI·MAR

La Fundación CEI·MAR (Campus de Excelencia Internacional del Mar) nace como entidad de Derecho Público el 12 de diciembre de 2012 con la finalidad de articular la gobernanza del Campus de Excelencia Internacional del Mar y de agrupar en torno al mar a las universidades, institutos de investigación y agentes sociales y económicos del ámbito de Andalucía, sur de Portugal y norte de Marruecos con el fin de crear un entorno académico, científico, emprendedor e innovador de calidad. Entre sus labores principales se encuentra el fomento de la formación e investigación de excelencia en las diversas áreas de especialización relacionadas con el ámbito marino y la transferencia del conocimiento a los sectores productivos vinculados al mar.

Para ello cuenta con una estructura organizativa presidida por el rector de la Universidad de Cádiz, Francisco Piniella Corbacho y con personal propio compuesto por tres técnicas superiores especializadas en Gestión, Proyectos, Comunicación y Marketing, cuyas condiciones de trabajo y salarios quedan reguladas bajo el convenio provincial de Oficinas y Despachos de la provincia de Cádiz.

https://campusdelmar.com/sobre-nosotros/gobernanza-fundacion-cei%C2%B7mar/

 

EN EL PERÚ

El Proyecto de Ley puede leerse en el siguiente link:

https://wb2server.congreso.gob.pe/spley-portal-service/archivo/MTEyOTE=/pdf/PL-1129-2021-CR

 

https://es.calameo.com/read/0004533776cb5bbdc5f08


Fecha Publicación: 2022-01-23T17:32:00.002-05:00

El siguiente Proyecto de Ley ha sido presentado en el Congreso de la República y está disponible para recibir opiniones.

Es importante que todos los operadores del sector lo lean y emitan una opinión, en la medida que el Instituto del Mar es pieza fundamental para la sostenibilidad de las pesquerías.

PROYECTO DE LEY QUE PROMUEVE EL FORTALECIMIENTO ESTRATEGICO Y SOSTENIBILIDAD DEL INSTITUTO DEL MAR DEL PERU - IMARPE

“El Congresista de la República, integrante del Grupo Parlamentario Renovación Popular, JOSE CUETO ASERVI, ejerciendo el derecho de iniciativa legislativa que le confiere el artículo 107° de la Constitución Política del Perú, y en cumplimiento de lo establecido en el artículo 75° y numeral 2 del artículo 76° del Reglamento del Congreso de la República, formula la siguiente propuesta legislativa:

10.2.  El Presidente  del  Consejo  Directivo  del  IMARPE  es designado  mediante Resolución Suprema refrendada por el Ministro de la Producción, y recae en un oficial Almirante de la  Marina de Guerra del Perú, en situación de retiro.

Artículo 12.- Funciones de la Presidencia del Consejo Directivo

La Presidencia del Consejo Directivo del I MAR PE conduce el funcionamiento de la Entidad. Está a cargo de un Presidente, que ejerce la titularidad del pliego presupuesta! y tiene las funciones siguientes:

a. Representar al Instituto en los actos oficiales ante las autoridades nacionales e internacionales cuyas funciones tengan vinculación con el IMARPE.

b. Ejercer la representación legal del IMARPE;

c. Presidir las sesiones del Consejo Directivo y dirimir las votaciones en caso de empate.

d. Disponer la ejecución de los acuerdos y decisiones del Consejo Directivo;

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS

El IMARPE se creó, así como un organismo técnico especializado del Ministerio de la Producción, entre cuyas funciones está la de generación de conocimiento científico que, le permita al Estado Peruano contar con una asesoría científica oportuna y veraz para el aprovechamiento sostenible de os recursos vivos del mar y las aguas continentales.

El IMARPE así históricamente inició sus actividades a través del Departamento de Biología de la antigua Compañía Administradora del Guano y del Departamento de Pesca y Caza del Ministerio de Agricultura.

Hacia la década de 1960, la fusión del Consejo de Investigaciones Hidrobiológicas (1954) y del Instituto de Investigaciones de Recursos Marinos IREMAR (1960), dio origen al IMARPE, mediante el Decreto Supremo Nro. 21 del 6 de septiembre de 1963.

Teniendo como antecedente el "Consejo de Investigaciones Hidrobiológicas", en 1954 organización descentralizada que contaba con la participación de las vecinas repúblicas de Ecuador y Chile, con miras a establecer políticas marítimas que tuvieran en común la conservación y uso responsable de los recursos naturales, conocido hacia la década de 1960 como !REMAR "Instituto de Investigación de los Recursos Marítimos" cuando ya contaba con programas de oceanografía, biología, economía y técnica pesquera, la que luego, mediante Decreto Supremo Nro. 21 del 6 de setiembre de 1963, con el fin de "planear, dirigir, ejecutar y coordinar las investigaciones hidrobiológicas dirigidas al mejor aprovechamiento de los recursos del Mar" demostraría la innegable importancia que ha tenido el actual IMARPE en el desarrollo de la investigación marítima en nuestro país hasta la fecha.

Con relación a la importancia estratégica del IMARPE y en concordancia por lo establecido por el Decreto Ley Nro. 17699, este organismo público descentralizado se encuentra ubicado en el sector "Defensa-Marina" estableciendo históricamente en el caso específico de su dirección, sobre el Consejo Directivo que, "Un Oficial General de la Marina, será el representante del Ministerio de Marina que lo presidirá" y es posteriormente a esto que, del sector defensa en un error parcial, al descuidar la importancia estratégica de su vinculación con el sector vinculado a la seguridad nacional pasa al sector Pesquería, manteniéndose en dicho caso, establecido igualmente que, será un "Oficial General o Superior de la Marina, que actuará como Presidente del Directorio".

Así se llegó a la legislación del Decreto Legislativo Nro. 95, modificado después por el Decreto de Urgencia Nro. 015-2020, "Ley del Instituto del Mar del Perú - IMARPE" que, no obstante, sostiene la pertenencia al sector pesquería, haciendo referencia al "Ministerio de Pesquería" teniendo por objeto realizar investigaciones científicas y tecnológicas del Mar y de las aguas continentales y de los recursos de ambos con el objeto de lograr el racional aprovechamiento de los mismos y sin que, en el cumplimiento de sus fines incida o duplique las investigaciones que realicen otras instituciones similares, con las cuales mantendrá la debida y adecuada coordinación".

En cuanto a las funciones que realiza en su estructura organizacional, el IMARPE según esta normatividad, amerita igualmente ponderar la promoción y aprovechamiento máximo sostenible de los recursos, considerando la calidad del ambiente acuático, lo que para este planteamiento se establece en los literales "b" y "e" del articulo 4;

incluyendo adicionalmente, en corrección a la indeterminación de "la academia" a las Universidades tanto públicas como privadas en la gestión y dirección del organismo, tal y como lo aclararía el literal "i" del citado artículo.

Por su parte, el órgano rector del Consejo Directivo, solía estar integrado por un Presidente que, históricamente desde la creación de este organismo, ha estado a cargo de un Oficial Almirante de la Marina de Guerra del Perú en situación de retiro, quien con el conocimiento de la dirección técnico administrativa de la Armada Peruana, es siempre un elemento estratégico necesario, y aquí la justificación de la reactualización de la norma, para retomar la el valor táctico profesional en la gestión de la información científica que el IMARPE, como organismo público técnico especializado adscrito al Ministerio de la Producción, tiene respecto de proyectos de investigación científica y tecnológica, relacionados al aprovechamiento máximo sostenible de recursos marinos y continentales, debiendo en todos los casos tener el conocimiento necesario abordo y en desembarque, "relacionado al desarrollo de investigaciones tecnológicas vinculadas a la extracción y preservación de especies de flora y fauna, como otros recursos marítimos, asumiendo por delegación del gobierno su representación ante organismos internacionales, así como, entre otras funciones estratégicas, suscribiendo convenios y/o contratos con personas naturales y/o jurídicas, nacionales e internacionales, para promover el desarrollo técnico científico nacional con sujeción a las disposiciones legales vigentes".

Esta visión estratégica de la gestión de la información no se contrapone con la cada vez mayor importancia que viene teniendo el IMARPE en nuestro país, en especial considerando que, con la dación de la Ley Nro. 28903, "Ley Marco de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica" es hoy, parte del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación Tecnológica", conexo a la investigación, desarrollo e innovación tecnológica en ciencia y tecnología, liderado por el CONCYTEC.”

Fuente

https://wb2server.congreso.gob.pe/spley-portal-service/archivo/MTEyOTE=/pdf/PL-1129-2021-CR


 

 


Fecha Publicación: 2022-01-21T10:26:00.003-05:00

 

QUE ES LA CIAT

La Comisión Interamericana del Atún Tropical – CIAT es una organización encargada de la conservación y ordenación de las pesquerías de atunes y otras especies capturas por buques atuneros en el Océano Pacifico Oriental. El Perú junto con Colombia, Costa Rica, Ecuador, El Salvador, España, Estados Unidos de América, Francia, Guatemala, Japón, México, Nicaragua, Panamá, Perú, República de Corea, Vanuatu y Venezuela son miembros de la CIAT.

Las medidas acordadas por la comisión para el manejo de esta pesquería son las siguientes: La aplicación de una cuota global de atún; el establecimiento de límites de capacidad de acarreo de los buques operando en el área; medidas para mitigar el impacto de la pesca atunera sobre las tortugas marinas; medidas sobre la conservación de tiburones capturados en asociación con las pesquerías en el Océano Pacífico Oriental y medidas para regular el uso de Dispositivos Agregadores de Peces (FADs por sus siglas en inglés).

Las empresas con cuota de acarreo del atún asignado por la CIAT y la SNP participan activamente en sus reuniones del Comité Científico Asesor y en las reuniones anuales de la Comisión. La SNI y la CPA también participan de las reuniones como lo hacen los demás países atuneros. Sin embargo la SNP no ha participado de las últimas 3 reuniones

REFERENCIAS HISTORICAS

La “Convención entre los Estados Unidos de América y la República de Costa Rica para el Establecimiento de una Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT)”, consta de cinco artículos y fue adoptada en Washington el 31 de mayo de 1949 y a la cual se han venido adhiriendo otros países ribereños del Océano Pacífico Oriental, así como estados con intereses atuneros en el Pacífico Oriental.

Los Estados Unidos de América y la República de Costa Rica suscribieron esta Convención para alcanzar los siguientes objetivos:

 

Mantener la población de atunes de aletas amarillas y bonitos, entre otras especies que pescan las embarcaciones atuneras en el Océano Pacífico Oriental.

Cooperar en la compilación e interpretación de datos fidedignos que faciliten el mantenimiento de las poblaciones de estos peces en un nivel que permita un continuo aprovechamiento máximo año tras año.

Establecer y mantener una comisión mixta, que se denominará Comisión Interamericana del Atún Tropical, la cual llevará a cabo los objetivos de esta Convención.

La Comisión Interamericana del Atún Tropical celebró su reunión 63° en Guayaquil, Ecuador, del 8 al 10 de junio de 1999 para tratar temas relacionados con la conservación y administración de los stocks de peces altamente migratorios y stocks asociados de recursos marinos vivos en el Océano Pacífico Oriental. La Comisión tomando nota del interés de la Comunidad Europea en hacerse parte de la Convención logró un acuerdo sobre el Protocolo para enmendar la Convención de 1949 para el Establecimiento de una Comisión Interamericana del Atún Tropical.

El original del Protocolo fue abierto a la firma en Guayaquil y permaneció abierto a la firma de todas las partes contratantes en Washington.

Como el Protocolo requiere de ratificación, aceptación, aprobación o adhesión de todas las partes de la Convención, los representantes expresaron la intención de recomendar a sus gobiernos respectivos la ejecución de los procesos internos necesarios para asegurar la entrada en vigor del mismo.

POR QUÉ ADHERIRSE

El Perú tiene abundantes recursos atuneros y cuenta con una antigua historia pesquera, como el procesamiento de recursos atuneros desde  el año 1939; la existencia de importantes empresas atuneras en las décadas del 40 al 60; y la vigencia de autorizaciones de pesca para embarcaciones de bandera extranjera mediante el sistema de permisos de pesca. Asimismo existen los mecanismos legales que permiten a la flota pesquera cerquera destinada a las especies Jurel y Caballa y que cuentan con sistemas de refrigeración SRW, acceder a esta pesquería.

Por otro lado que existe un régimen que permite a las empresas pesqueras peruanas destinadas  a la producción de conservas y congelado a contratar embarcaciones atuneras de bandera extranjera.

En la 65° reunión del CIAT, de setiembre de 1999, el Perú efectuó una declaración en la que informó su decisión de adherirse a la Convención por considerar que la CIAT representa los altos intereses  para el desarrollo atunero en el Océano Pacífico Oriental. En este documento se menciona que es preocupación compartida por nuestro país, el considerar prudentes las medidas de limitación de la capacidad de bodega al nivel del Océano Pacífico Oriental, respetando los derechos soberanos de los países ribereños en su dominio marítimo.

Dado que, desde 1997 el Perú está empeñado en diversificar la industria pesquera destinada al consumo directo y promover la actividad atunera, para lo cual existe una legislación promocional sobre la materia, el Ministerio de Pesquería mediante Oficio N° 1010-99- PE/DVM del 21 de octubre de 1999 manifiestó que consideraba conveniente la adhesión de nuestro país a la Convención que estableció la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT).

La Resolución Legislativa N° 30785 que aprueba la Convención para el Fortalecimiento de la Comisión Interamericana del Atún Tropical establecida por la Convención de 1949 entre los Estados Unidos de América y la República de Costa Rica fue publicada el jueves 7 de junio de 2018. (Convención de Antigua), adoptada el 27 de junio de 2003 a través de la Resolución C-03-02 de la Comisión Interamericana del Atún Tropical durante su 70º Reunión, llevada a cabo en la ciudad de Antigua, República de Guatemala fue suscrita por el Perú el 14 de noviembre de 2003.

La entrada en vigencia de la “Convención para el Fortalecimiento de la Comisión Interamericana del Atún Tropical establecida por la Convención de 1949 entre los Estados Unidos de América y la República de Costa Rica” suscrita el 14 de noviembre del 2003, aprobada mediante Resolución Legislativa N° 30785, de 6 de junio de 2018 y ratificada mediante Decreto Supremo  Nº 032- 2018-RE, de 20 de julio de 2018, entró en vigor el 21 de noviembre de 2018

El 2 de diciembre de 2018 se aprobó el objetivo de la Convención, el cual es asegurar la conservación y el uso sostenible a largo plazo de las poblaciones de peces abarcadas por esta Convención, de conformidad con las normas pertinentes del derecho internacional.

Es importante destacar el artículo XX que dice:

ARTÍCULO XX. DEBERES DEL ESTADO DEL PABELLÓN

1. Cada Parte adoptará, de conformidad con el derecho internacional, las medidas que sean necesarias para asegurar que las embarcaciones que enarbolen su pabellón cumplan las disposiciones de la presente Convención y las medidas de conservación y administración adoptadas de conformidad con la misma, y que esas embarcaciones no realicen actividad alguna que pueda menoscabar la eficacia de esas medidas.

2. Ninguna Parte permitirá que una embarcación que tenga derecho a enarbolar su pabellón se utilice para pescar poblaciones de peces abarcadas por esta Convención, a menos que haya sido autorizada para ese propósito por la autoridad o autoridades competentes de esa Parte.

Una Parte sólo autorizará el uso de embarcaciones que enarbolen su pabellón para pescar en el Área de la Convención cuando pueda asumir eficazmente sus responsabilidades con respecto a tales embarcaciones de conformidad con la presente Convención.

3. Además de sus obligaciones de conformidad con los párrafos 1 y 2 del presente Artículo, cada Parte tomará las medidas necesarias para asegurar que las embarcaciones que enarbolan su pabellón no pesquen en zonas bajo la soberanía o jurisdicción nacional de otro Estado en el Área de la Convención sin la licencia, permiso o autorización correspondiente emitida por las autoridades competentes de ese Estado.

El texto completo puede leerse en el siguiente link:

 https://busquedas.elperuano.pe/normaslegales/convencion-para-el-fortalecimiento-de-la-comision-interameri-convenio-para-el-fortalecimiento-de-la-comision-1718907-1/

 HISTORIA

La gente alrededor del mundo ha pescado atún por muchos años. La pesca era local y, como la mayoría de las especies de atún son migratorias, la pesca era estacional. El atún aleta amarilla es una especie que se encuentra en océanos tropicales y sub-tropicales alrededor del mundo, y en el Océano Pacífico existían varias pesquerías artesanales para dicha especie. A mediados del siglo XX, la demanda del atún aumentó lo cual impulsó el advenimiento de una pesquería a grande escala de atún aleta amarilla.

1942

Se establece la Comisión Interamericana de Atún Tropical (CIAT) para supervisar la conservación y el manejo del atún y de otros recursos marinos en las aguas del Océano Pacífico Oriental Tropical (OPO). En años consiguientes, pescadores de la Alianza del Pacífico han realizado esfuerzos constantes para mejorar el manejo y la regulación de dicha pesquería.

1972

Se aprobó la Ley de Protección del Mamífero Marino en Estados Unidos. Poco tiempo después, el Servicio Nacional a Pesquerías de Estados Unidos inició un programa obligatorio que consiste en contar con observadores a bordo de toda embarcación para recopilar información sobre la mortalidad de delfines en pesquerías dentro del OPO, lo cual llevó a nuevas regulaciones implementadas en Estados Unidos.

1992

Para responder mejor a la mortalidad incidental de delfines, Estados Unidos, México y otros países de Latinoamérica firmaron el Acuerdo de La Jolla y promulgaron el Programa Internacional de Conservación del Delfín.

1995

Los gobiernos de México y otros países, con el apoyo de cinco organizaciones ambientales (Greenpeace, World Wildlife Fund, National Wildlife Federation, Environmental Defense Fund y Ocean Conservancy) firmaron la Declaración de Panamá. Dicha Declaración busca asegurar la sustentabilidad a largo plazo de las poblaciones de atún y de recursos marinos del OPO al establecer límites de captura anuales y al promover la investigación de medios alternos para la pesca de atún aleta amarilla que no sean asociados con el delfín.

1997

El Congreso de Estados Unidos implementa sus obligaciones bajo la Declaración de Panamá al promulgar el Programa Internacional de Protección del Delfín. La ley y el subsecuente Acuerdo sobre el Programa Internacional para la Conservación de los Delfines (APICD) han sido aclamados como un momento histórico en el manejo de pesquerías internacionales; fue firmado y puesto en efecto por el Presidente Bill Clinton.

2003

La Convención de Antigua fue adoptada por miembros de la CIAT. Dicha Convención representa una revisión sustancial de la constitución de la CIAT y refleja desarrollos en la administración de pesquerías internacionales modernas.

2014

Se forma de manera oficial la Alianza del Pacífico por el Atún Sustentable. Los miembros de la Alianza del Pacífico se comprometen a la sustentabilidad a largo plazo de la pesquería del OPO; dicho compromiso demostrado en el anuncio de que la Alianza y el Marine Stewardship Council (MSC) trabajarán juntos hacia la certificación de atún capturado por miembros de la Alianza como Pescado Sustentable MSC.

 Fuente:

https://www.pacifictunaalliance.org/nosotros/historia.html

La CIAT es responsable de la conservación y ordenación de atunes y otras especies afines en el Océano Pacífico Oriental incluyendo las aguas jurisdiccionales de la costa americana adyacente. Losmiembros de la CIAT son: Belice, El Salvador, Nicaragua, Canadá, Estados Unidos, Panamá, China, Francia, Perú, Colombia, Guatemala, China Taipei, Corea, Japón, Unión Europea, Costa Rica, Kiribati, Vanuatu, Ecuador, México, Venezuela.

Bolivia, Chile, Honduras, Indonesia y Liberia son No Miembros Cooperantes.

Cada miembro de la CIAT puede estar representado por hasta cuatro comisionados, designados por el gobierno respectivo.

El personal de la Comisión mantiene una base de datos de todos los buques autorizados para pescar o que se sepa pescan atunes y especies afines en el Océano Pacífico oriental. Conforme a varias resoluciones de la CIAT, se usa la información en esta base de datos para generar las siguientes listas:

 https://www.iattc.org/VesselDataBaseSPN.htm

La CIAT publica sus resultados en sus series de Boletines, Informes de Evaluación de Stocks, Informes Especiales, e Informes de Datos, y en sus Informes Anuales y Trimestrales. Los miembros del personal de la Comisión y otros científicos que trabajan en las instalaciones de la CIAT también publican libros, capítulos en libros, trabajos en revistas externas, artículos en revistas comerciales, y traducciones de trabajos científicos y técnicos.

Las publicaciones de la CIAT están disponibles en esta página:

 https://www.iattc.org/PublicationsSPN.htm

  

COMISIÓN DE ATÚN TROPICAL DEFINE REGLAS PARA SU CONSERVACIÓN Y APROVECHAMIENTO SOSTENIBLE

 

“Tras una compleja negociación entre los 21 países miembros se logró definir las reglas que estarán vigentes en 2022 al 2024, que incluyen rigurosas directivas para asegurar la sostenibilidad de las especies y reducir el número de objetos flotantes.La reciente cita de la Comisión Interamericana del Atún Tropical (CIAT) será recordada por la unificación de la ciencia y la política pesquera a fin de producir las medidas de conservación más robustas de la historia, para el aprovechamiento sostenible de los atunes tropicales para el Océano Pacifico Oriental.

Tras una compleja negociación entre los 21 países miembros se logró definir las reglas que estarán vigentes en 2022 al 2024 (tres años) que incluyen rigurosas directivas para asegurar la sostenibilidad de las especies y reducir el número de objetos flotantes.

Asimismo, se determinó la ruta para seguir mejorando en el control, vigilancia y seguimiento de las pesquerías con redes de cerco y palangre, asegurando que la productividad de la pesca no dañe a la biomasa interdependiente con los atunes.

El presidente de la CIAT, Alfonso Miranda Eyzaguirre (Perú), destacó que la resolución está sustentada en la mejor ciencia disponible y estructurada siguiendo los parámetros del enfoque precautorio, para asegurar que los atunes (patudo, aleta amarilla y barrilete) continúen siendo la fuente de trabajo de miles de familias y el alimento de muchas más, en el contexto de la pesca responsable.

“Nada de ello hubiera sido posible sin el compromiso decidido y manifiesto de los miembros de la Comisión y el acompañamiento del personal científico de altísima calidad con el que cuenta esta Comisión”, expresó.

Aseguró que la CIAT es la única organización pesquera que cuenta en su personal con científicos independientes de la más alta calidad, destinados a recomendar objetivamente las acciones necesarias para garantizar el buen estado de los recursos atuneros.

En ese sentido, manifestó que esas recomendaciones se exponen al análisis de los países miembros y éstos adoptan medidas de ordenación como lo manda el Convenio de creación de la Comisión.

“Durante los tres años de vigencia de la medida de ordenación, la Comisión producirá herramientas de gestión muy poderosas para mejorar el conocimiento e integrar nuevos análisis para el beneficio, conservación y sostenibilidad de estas especies”, explicó.

 -Efecto peruano-

Miranda Eyzaguirre señaló que, gracias a estas medidas, el Perú y los demás países de la región podrán seguir abasteciendo a su industria de atunes

“Esto deberá ser complementado con medidas promotoras que destraben las barreras todavía existentes”, añadió.

Cabe indicar que por la delegación peruana participaron representantes del Ministerio de Relaciones Exteriores, Ministerio de la Producción, Imarpe y del sector privado”.

 Fuente

 

https://gestion.pe/economia/comision-de-atun-tropical-define-reglas-para-su-conservacion-y-aprovechamiento-sostenible-noticia/


Fecha Publicación: 2022-01-15T09:59:00.003-05:00

 

En general, los temas pesqueros no son de interés para la mayor parte de ciudadanos, analistas y opinólogos. En consecuencia el conocimiento del sector es bastante relativo, escaso o insuficiente por cuanto no se lee detenidamente ni se investiga cada tema.

El recientemente promulgado Decreto Legislativo 1518 no ha otorgado ningún incentivo ni beneficio tributario a la industria del atún.

Por lo contrario, le ha aplicado un impuesto que, aunque reducido, no lo tenía antes, puesto que el atún que compraba era considerado importado y como tal no pagaba renta.

Cuando las plantas industriales nacionales adquirían la materia prima (atún) de las flotas de bandera extranjera, lo efectuaban de la siguiente manera:

·         La materia prima de atún procedente de las flotas extranjeras independientemente de la zona de captura, se acogía a cualquiera de los regímenes aduaneros.

·         Las plantas compraban la materia prima a flotas de bandera extranjera como importación y presentaban la Declaración Aduanera de Mercancía (DAM).

·         Las flotas atuneras de bandera extranjera eran tratadas como exportadores

Por tanto, las embarcaciones atuneras de bandera extranjera no estaban sujetas al pago del impuesto a la renta de tercera categoría.

La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT), que depende del MEF, propuso:

·         Que la captura de atún por flota extranjera sea considerada como mercancía peruana.

·         Que las flotas atuneras extranjeras sean tratadas como personas no domiciliadas con ingreso de fuente peruana y paguen Impuesto a la Renta de 30% sobre la venta bruta.

·         Que las plantas procesadoras actúen como agentes de retención.

·     Este DL convalida y confirma una posición que el MEF sostiene desde el segundo semestre de 2019 sin que medie una explicación sensata.

Establecer que el atún capturado por embarcaciones de bandera extranjera sea considerado como mercancía peruana, pese a que puede haberla capturado dentro y/o fuera del dominio marítimo peruano, como renta de fuente peruana para hacerla sujeta de impuesto a la renta, en lugar de seguir considerándola importación como ocurría hasta antes de que el MEF propusiese este cambio, es algo que no se entiende.

¿Cómo se tratan las capturas de barcos de bandera extranjera en el mundo?

Se puede identificar algunos países que, en el caso de los productos de la pesca se consideran originarios de la bandera del barco que los pescó:

          Comunidad Andina

          Unión Europea

          Alianza del Pacífico

          EFTA

          Canadá

          Chile

          China

          Costa Rica

          Corea

          Estados Unidos

          Guatemala (por entrar en vigor)

          Honduras

          Panamá

          Singapur

¿Por qué entonces el MEF pretendió y finalmente consiguió cambiar un sistema que funcionó debidamente durante mucho tiempo?

¿Por qué muchos creen que esta norma otorga beneficios o incentivos tributarios al procesamiento del atún? Probablemente por desconocimiento del escenario completo. En este contexto, el presente artículo pretende contribuir a  conceptuar debidamente la problemática del atún, a fin de poder brindar información lo más completa posible, en la medida que todo el artículo sea leído y el lector no se detenga tan solo en el título y primer párrafo.

Para entender mejor el tema y el problema creado por el MEF, sería útil leer o tener a la vista el texto de la Ley 27608, la Ley Nº 28965 de Promoción para la Extracción de Recursos Hidrobiológicos Altamente Migratorios, la R.M. 058-2002-PE, la Ley Nº 30788 que declara de interés nacional el incentivo al desarrollo de la industria atunera, la Convención de Antigua, el Acuerdo de Nueva York y la opinión de IMARPE.

Los túnidos son considerados altamente migratorios y de oportunidad. En ese contexto, la interpretación tributaria depende, o debería depender, de las previas interpretaciones biológica-pesquera y jurídico-pesquera.

En términos financieros, el atún ha generado importantes ingresos provenientes de derechos de pesca para el Estado. Adicionalmente, el desembarque del 30% de sus capturas para plantas peruanas, al que están obligados los armadores de embarcaciones de bandera extranjera, ha permitido el crecimiento de la industria conservera.

Por otro lado, el numeral 9.4 del artículo 9 del ROP del Atún, modificado por Decreto Supremo N° 005-2015-PRODUCE, dispone que los armadores de buques atuneros de bandera extranjera deberán contratar como parte de la tripulación que realiza trabajo manual de cubierta de la embarcación pesquera, personal de nacionalidad peruana en una cifra no menor al 30%, sujetándose al cumplimiento de las disposiciones que fueran aplicables conforme a la legislación peruana. En este sentido, el país se ve favorecido en el aspecto laboral y de abastecimiento de materia prima.

La captura del atún se realiza mediante embarcaciones de cerco o palangre; sin embargo no existe mayor  interés del armador nacional para realizar actividad extractiva. La razón principal que se aduce, es el alto costo del combustible que lo vuelve poco competitivo.

Para rentabilizar la flota,  se ha establecido un procedimiento de fletamento de la cuota, es decir que alquilamos una parte o toda nuestra cuota obtenida luego de arduas negociaciones en el marco de la CIAT; pero tampoco ha tenido acogida porque fue deliberadamente distorsionada por oscuros intereses en la burocracia.

Por esta razón las plantas atuneras peruanas dependen del abastecimiento procedente del 30% de las capturas de las embarcaciones de bandera extranjera con permiso y cuota de pesca. Si queremos tener un mayor número de plantas, que generen miles de empleos, deberíamos hacer como Tailandia, primer productor mundial de conservas de atún, que no posee barcos, pero sí condiciones que incentivan a naves de todo el mundo para descargar túnidos en sus plantas procesadoras.

En este contexto resulta incomprensible la posición del MEF que ha cambiado las reglas de juego existentes creando un claro perjuicio a la industria atunera.

Otro tema que se bloquea en PRODUCE es el de permitir a los barcos atuneros que juntaron sus permisos con los otorgados para la pesca de jurel y caballa mientras adquirían la experiencia necesaria, que vuelvan a la condición original y permitan la independización de los mismos de manera tal que se pueda tener una flota atunera especializada como tienen todos los países pesqueros del mundo. Nuevamente, la falta de una autoridad que conozca y ejerza liderazgo en el sector en los últimos años, su total desinterés por la diversificación productiva y movidas burocráticas incomprensibles, dinamitan el surgimiento de nuestra flota atunera.

En cuanto a la técnica de captura, adicionalmente existe lo que se llama un dispositivo agregador de peces, plantado o FAD para facilitar las capturas.

En nuestro país no se emplea, ya que se pesca sobre brisas. (Las brisas son manchas de pescados que navegan en la superficie marina y se los detecta a grandes distancia con los helicópteros, vía satélite y otras tecnologías, incluido el vigía del barco).

Respecto a los plantados, la CIAT posee regulaciones apropiadas, que pueden leerse en el siguiente link:

https://www.iattc.org/PDFFiles/Resolutions/IATTC/_Spanish/C-18-05-Active_Enmienda%20y%20reemplaza%20C-16-01%20Plantados.pdf

En general existen dos tipos de dispositivos agregadores de peces, (también llamados plantados o FAD, por las siglas en inglés de Fish Aggregating Devices): anclados y objetos flotantes o de deriva. El detalle se puede ver en el siguiente link:

https://www.pewtrusts.org/~/media/legacy/uploadedfiles/peg/publications/report/PEGOSDFADsSpanishFinalpdf.pdf

Adicionalmente, el Perú estableció, mediante la RM Nº 207-2020-PRODUCE, medidas de conservación a ser aplicadas en la pesquería del atún en observancia a las Resoluciones de la Comisión Interamericana del Atún Tropical-CIAT, sin perjuicio de las disposiciones contenidas en el Reglamento de Ordenamiento Pesquero del Atún, aprobado por Decreto Supremo Nº 032-2003-PRODUCE y modificatorias, y demás disposiciones aplicables, las cuales son de cumplimento por parte de las embarcaciones pesqueras nacionales registradas ante la Comisión Interamericana del Atún Tropical-CIAT. La norma puede verse en el siguiente link:

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/1009224/RM_N_207-2020-PRODUCE.pdf

La problemática tributaria ha sido detallada en función al último decreto legislativo N°1518 promulgado y puede leerse en el siguiente link, para mayor detalle:

http://revistapesca.blogspot.com/2021/12/problematica-de-la-industria-atunera-en.html

Asistencia a las reuniones de la CIAT

En lo que corresponde al Ministerio de la Producción, Despacho Viceministerial de Pesca y Acuicultura e IMARPE la representación en reuniones de la CIAT se ha realizado mediante la participación de los Comisionados Nacionales CIAT, funcionarios y profesionales de ambas instancias.

Por lo general la representación del subsector pesca en las reuniones en el marco de la CIAT se realiza por intermedio de los Comisionados Nacionales CIAT, sin perjuicio de la participación de funcionarios de PRODUCE (viceministro, directores generales o director de línea). No asisten consultores externos como sí es el caso de la OROP del Pacífico Sur, de altísimo costo para el país y de pésimos resultados.

Ver mayores detalles en el siguiente link:

http://revistapesca.blogspot.com/2021/08/el-organismo-regional-de-ordenamiento_22.html

Logros obtenidos por el Perú en términos de cuota de pesca de atún

A través de la Resolución CIAT (C-02-03), se aprobó, entre otros, la asignación al Perú de una capacidad de acarreo de 3,195 metros cúbicos, con la finalidad de añadir buques cerqueros al Registro, después del 28 de junio de 2002, manteniendo una solicitud a largo plazo de hasta 14,046 m3 de capacidad de acarreo (pie de página Resolución C-02-03). En el año 2011, mediante Resolución CIAT (C-11-12), se le asignó al Perú una capacidad de acarreo de 5,000 metros cúbicos, para ser utilizados por barcos de bandera peruana que operan solamente en las áreas marinas bajo jurisdicción de Perú. En el año 2014, mediante la Resolución C-14-05 que enmienda la Resolución C-11-12, la CIAT elimina la restricción relacionada al ámbito de operación de los buques atuneros peruanos referido a los 5,000 m3, por lo que a partir de ese momento las actividades extractivas pueden ser realizadas en el Océano Pacifico Oriental (OPO).

Cabe señalar que, a la fecha se han asignado los 8,195 metros cúbicos de capacidad de acarreo a 16 embarcaciones cerqueras para extraer el recurso atún, los mismos que aproximadamente alcanzan en términos de capturas la cantidad de 10,000 toneladas por año en promedio. Cabe precisar que, la flota atunera cuenta adicionalmente con permiso de pesca para la extracción de otros recursos, tales como: anchoveta para consumo humano indirecto, y jurel y caballa.

La CIAT no ha establecido cuotas de capturas de atún para el OPO (incluidas aguas nacionales) para la pesquería de atún con cerco, sino límites de capacidad de esfuerzo pesquero medido en capacidad de bodega, así como un periodo de veda de 72 días al año; para el caso del Perú, esta capacidad límite de bodega es de 8,195 m3. Por lo tanto, la cantidad en toneladas de atún que pueda extraer cada operar de las embarcaciones precitadas, será según su programación de faenas que pueda o quiera realizar, sea de manera continua durante todo el año o alternando con otras pesquerías como la anchoveta, jurel o caballa, para la mayoría de casos cuyos permisos de pesca así lo indiquen.

Existen registradas ante la CIAT, 16 embarcaciones atuneras de cerco, cuya capacidad y propietarios son los siguientes:

 


Asimismo, se encuentran registradas una embarcación palangrera de más de 24 metros de eslora denominada TUNUPA, que no opera desde el año 2011, por haber sido vendida al exterior, pero cuyo permiso de pesca aún se mantiene por parte de la DGPCHDI; asimismo se ha registrado a una embarcación palangrera de menos de 24 metros de eslora denominada MARINERO FELIZ, con permiso de pesca otorgado en 2018.

Las capturas promedio de la flota atunera de cerco registrada en la CIAT, en promedio de los últimos 3 años es aproximadamente de 10,000 ton. de atún.

Dificultades que encuentra la flota atunera de bandera peruana para realizar esfuerzo pesquero sobre el atún en la zona de influencia de la CIAT.

El presidente de la Cámara Peruana del Atún en el Primer Congreso Internacional de Atún, entre otros, indicó que la problemática de la flota atunera de bandera nacional está relacionada al alto precio de combustible, lo cual dificulta que dicha flota realice esfuerzo pesquero sobre el atún en la zona de influencia de la CIAT.

A la fecha, ha sido asignada la capacidad total que la CIAT otorgó al Perú para la explotación de atún con cerco, correspondiente a 8,195 m3 de capacidad de bodega.

Mediante DS 009-2016-PRODUCE, se aprobó la modalidad de fletamento de la capacidad de bodega para la extracción de atún, a efectos que los armadores con permisos de pesca para la explotación de atún puedan fletar o arrendar dicha capacidad a operadores extranjeros dentro del ámbito de la CIAT. La norma, que iba a generar la obligación de enviar a plantas nacionales el 30% de lo capturado en cualquier zona de la región, fue distorsionada a tal punto que en más de 5 años, no ha habido una sola solicitud.

Respecto a la modalidad del fletamento, referida al Decreto Supremo N° 009-2016-PRODUCE, esta no ha sido implementada a la fecha ante la falta de requerimiento de algún armador con permiso de pesca para extraer el recurso atún. Desde la fecha de emitido, no se ha ejecutado la modalidad de fletamento, por lo que no se han registrado recaudación de ingresos al erario nacional por dicha modalidad.

 


 

En 2017 y 2018, para ambos años, la capacidad activa de esfuerzo para atún fue la misma (sin embargo, la capacidad efectiva que estuvo operando sobre EL atún es variable en razón al interés de capturar otros recursos como anchoveta o jurel). La capacidad activa para cada año 2017 y 2018 es la siguiente: TOTAL de 16 embarcaciones atuneras de cerco = 7,741 m3 de capacidad de bodega. (Esta capacidad tiene un equivale aproximado a la extracción total de 5,838 ton. de atún en un solo viaje de aproximadamente 25 días).

Al ser el Perú parte de la CIAT, y al existir excedentes de atún no capturados por la flota nacional, permite otorgar acceso a embarcaciones de bandera extranjera de otros miembros de la CIAT, lo cual deja por el pago de derechos de pesca anuales, aproximadamente US$ 1´7000,000.

Dicha flota se encuentra obligada a descargar el 30% de sus capturas a la industria nacional.

De acuerdo con la Estadística Pesquera Mensual ejecutada por PRODUCE, el desembarque de atún recepcionado por las plantas industriales pesqueras ha presentado un desenvolvimiento positivo durante el periodo 2013-2018, reflejando un incremento de 22% promedio anual. En el año 2018, la descarga de atún ha sido de 33 740 toneladas, representando un aumento de 30% respecto al año anterior, significando la continuidad del buen desenvolvimiento de la actividad extractiva.

Asimismo, cabe precisar que, la evolución mensual del desembarque de atún para su procesamiento industrial en territorio nacional, incluye tanto las descargas realizadas por las embarcaciones atuneras de bandera nacional y extranjera. Según la Dirección General de Supervisión, Fiscalización y Sanción (DGSFS), durante el periodo 2017-2018 se estima que el 64% del desembarque del recurso atún en territorio nacional corresponde a la descarga realizada por las embarcaciones de bandera extranjera y el 36% por las embarcaciones nacionales.

Durante el 2013-2018, la producción nacional de conservas de pescado y productos congelados en base de atún ha presentado un desenvolvimiento positivo, con una tasa de crecimiento promedio anual de 19%. En el 2018, la producción industrial alcanzó las 23 618 toneladas en productos, siendo que el 68% corresponde a conservas de pescado y el 32% a productos congelados, equivalente a un valor de   soles, en el participaron 17 establecimientos industriales pesqueros procedentes de las localidades de Paita (57%), Coishco (29%), Chimbote (6%), Paracas (4%) y Callao (4%).

Durante el periodo 2013-2018, el consumo interno de atún ha ido creciendo a una tasa promedio anual de 15%, pasando de 32 101 TM en el 2013 a duplicarse a 50 335 TM en el 2018. En efecto, la demanda interna de atún ha sido satisfecha, en promedio, en más del 80% por las importaciones procedentes principalmente de Tailandia y Ecuador”*.

*Datos de PRODUCE

Al aplicarse la retención tributaria por parte de la SUNAT de acuerdo al DL 1518, lo que implicará un sobrecosto de 2.7%, se estará mermando la competitividad de la industria nacional ya que los demás países atuneros no llevan esta mochila en sus espaldas. Este sector se caracteriza mundialmente por sus márgenes muy pequeños, pero grandes volúmenes. Si se le agregan mayores costos, simplemente se pone en riesgo el crecimiento de la actividad y la continuidad de las industrias actualmente en operación. Se está volviendo a liquidar una pesquería en la que tenemos enormes ventajas comparativas, pero un Estado que vuelve a jugar contra los intereses nacionales.


Fecha Publicación: 2022-01-10T13:51:00.002-05:00

 

El mar peruano es el más productivo del mundo. Esto se debe a una afortunada combinación de factores que dan origen a un sistema de afloramiento que trae hacia la superficie las aguas frías y nutrientes del fondo marino, fertilizando y enfriando nuestras costas.

La anchoveta es el pez más importante del ecosistema marino de Humboldt. Su abundancia ha permitido el desarrollo y sustento de muchas otras especies de peces, aves, mamíferos e invertebrados que hoy en día habitan en nuestro mar. Es la especie más abundante del mar peruano y su principal fuente de riqueza.

El desarrollo histórico de la pesquería peruana se caracteriza por una marcada orientación hacia la producción de harina y aceite de pescado. Este desarrollo ha estado condicionado principalmente por la abundancia de los recursos pelágicos susceptibles de ser capturados y procesados masivamente, así como por la gran demanda de piensos y suplementos proteicos en el mercado internacional.

Esta marcada orientación hacia la producción industrial de harina y aceite de pescado ha influenciado a la política sectorial y al desarrollo de las investigaciones científicas y tecnológicas, al establecimiento de los sistemas de información y colección de estadísticas, y al desarrollo del sector. Tan es así que los recursos extraídos por la pesca artesanal carecen de estudios apropiados que puedan servir como sustento para la elaboración de Reglamentos de Ordenamiento Pesqueros.

En la administración del sector, ha primado la ausencia de hechos efectivos, reales y prácticos para la pesca peruana. Muchas promesas que son difíciles de cumplir y un inapropiado manejo político y administrativo, se convirtieron en árboles que impidieron ver al bosque de necesidades y problemas que atender.

La ley general de pesca fue formulada en un contexto que ya no está vigente. Muchas cosas han ocurrido en el Perú y el mundo desde ese entonces. Dicha norma fue elaborada con un espíritu promotor y estimulador de la actividad, lo cual ya no constituye la realidad actual. La riqueza infinita del mar peruano no es más que un mito.  Se ha elegido aceptarlo en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias. Este error de percepción promueve un irrefrenable incremento del esfuerzo pesquero y confunde además a la opinión pública haciendo más ardua la labor de regulación.

En el Perú se ha atribuido siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino, además, la cualidad de inagotable.

El mar peruano fue muy rico y abundante para la pesca, hoy ya no lo es. Podrá volver a ser abundante si administramos mejor la pesquería. Los beneficios económicos del sector pesquero marítimo alcanzan a una fracción mínima de la población costera involucrada.

La capacidad actual para realizar esfuerzo pesquero de extracción del pescador peruano podría estar superando los límites de sostenibilidad. El recurso pesquero tiene la cualidad de renovable, pero NO de inagotable ni de infinito.

El Derecho Pesquero existe en función de la naturaleza y desarrollo de los recursos hidrobiológicos. La autoridad política tiene que asumir que la pesca no aumenta en función de la demanda, sino que por lo general sigue el camino inverso. Por ello tiene que ser regulada para garantizar su sostenibilidad ya que una especie extinguida no es posible de ser regulada y no podrá ser extraída por más demanda social que exista.

El Derecho a pescar existe en función a la disponibilidad de peces que puede ser extraídos sin perjudicar la supervivencia de esa población y sin que su mortandad afecte al resto de las especies que se alimentan de ella.

Por otro lado “Los recursos marinos son un bien público, no un recurso privado. Por tanto, el derecho de explotar esos recursos debe asignarse con arreglo a criterios que garanticen que la pesca contribuya lo máximo posible al interés público”.

La creación del Ministerio de Pesquería el 16 de diciembre de 1969, la reafirmación de la defensa irrestricta de las 200 Millas marinas peruanas, la preservación de los recursos ictiológicos, la creación de EPCHAP (Empresa Pública de Comercialización de Harina y Aceite de Pescado) y EPSEP (Empresa Pública de Servicios Pesqueros) el 5 de Mayo de 1970, la dación de la Ley de Pesquería en marzo de 1971, la creación de la Comunidad Pesquera en abril de 1973, la creación de PESCA PERU el 7 de Mayo de 1973, entre otras, fueron piezas claves del cambio que la pesquería peruana experimentó durante la primera fase de Velasco y Tantaleán.

Al mismo tiempo, hizo jugar a IMARPE un papel más relevante en su misión investigativa y científica para la preservación de las especies marinas. Por eso, durante estos años la población pudo gozar de pescado abundante.

Cuando el Ministerio de Pesquería entró en funciones en 1970 con el General Javier Tantaleán Vanini como ministro, la política pesquera estaba orienta a la producción de harina, la pesca de consumo humano no tenía el mismo nivel de priorización

Tras el estancamiento del sector pesquero y de la economía en general de los años setenta y ochenta, se dio un giro sustancial en el marco de política económica a comienzos de los años noventa. En este contexto, se aprobó una nueva Ley General de Pesca (1992) -que prohibía la ampliación de la flota y de la capacidad de procesamiento- y se privatizaron las embarcaciones pesqueras y plantas harineras de propiedad del Estado, dándose inicio a una nueva fase de expansión del sector. La privatización implicó cuantiosas inversiones por parte del sector privado, tanto para la adquisición y modernización de la flota y plantas procesadoras que se estaban privatizando, como para la construcción de nuevas embarcaciones y nuevas plantas, a pesar de lo dictado por la ley.

El Ministerio de la Producción fue creado por Ley 27779 del 10 de julio de 2002.

No se entiende las razones de fusionar los sectores de pesca e industria, ni el nombre asignado al nuevo ministerio por cuanto no involucra a todas las actividades productivas del país, como sugiere su denominación. La fusión no resultó beneficiosa para el país.

En 2012, como efecto de una norma introducida en la Ley General de Presupuesto de ese año, se modifica el ROF del Ministerio creándose una organización inadecuada y que está vigente a la fecha.

El tema es si la información, que es  parte de la historia de la pesca peruana, está siendo conservada y/o preservada, en un contexto de alta rotación de funcionarios en el sector público que administra la pesquería. Por otro lado, la pesca es materia de escaso interés para el público no involucrado directamente con las actividades propias del sector.

Todo lo actuado en la pesquería, desde la creación del Ministerio de Pesquería, tuvo como componente básico la participación y la actuación de personas. Estas personas, en su mayor parte, ya no trabajan en el sector y/o están próximas a retirarse. Algunos tal vez continúan y otros ya murieron. Fueron ellos los que hicieron la historia, pero ¿alguien la escribió para guardar su recuerdo y su memoria?

Hoy se hace esta pregunta más relevante que nunca en la medida que los funcionarios más antiguos se han ido retirando, o los han ido retirando y se ha venido contratando nuevas personas sin un relevo ordenado que asegure, no solo la transmisión del cargo, sino de la memoria institucional.

Gran parte de los funcionarios actuales del sector no conocen el sector, ni provienen de la pesca, por lo tanto carecen del recuerdo o de la memoria de los hechos que han conducido a la pesquería al lugar donde se encuentra en este momento de la historia.

La alta rotación de funcionarios ha perjudicado al sector de diversas maneras, una de las cuales es el olvido o el desconocimiento de lo anterior al momento actual. La situación creada conduce a la generación de normas, de alguna manera mediocres, en la medida que sus autores no solo carecen de la experiencia y el conocimiento necesarios, sino que ignoran los antecedentes que contribuirían a perfeccionar las mismas.

Poco a poco las nuevas generaciones de funcionarios del sector pesquero habrán perdido de vista por completo la historia normativa, estadística y general de la pesquería peruana.

El relevo generacional y de funcionarios debiera tener un cierto sentido de orden que contemple la transmisión de la información y de la historia, lo que no viene ocurriendo por falta de interés de las principales autoridades nacionales en la pesquería. Las designaciones de funcionarios no están obedeciendo a criterios técnicos, sino políticos y de otra índole.

Tampoco se ha hecho un recuento de lo que hicieron los hombres y mujeres que han ocupado altos cargos en el sector, ni de lo bueno ni de lo malo. La historia debe recordar su pasaje por la pesquería peruana para que las futuras generaciones emitan un juicio de valor. En el futuro cercano o lejano, las generaciones de peruanos deben saber lo que se dejó de hacer y lo que no se quiso hacer por parte de funcionarios que asumieron sus cargos sin compromiso ni voluntad de hacer gestión por el país, sino tan solo por intereses personales. Así como también lo que se hizo en beneficio de la patria y del sector. Olvidar, nunca.

La pesquería peruana no se hizo ayer ni en un solo día. Eso tiene que ser recordado.

Marcos Kisner Bueno


Fecha Publicación: 2022-01-05T12:37:00.002-05:00

¿Qué debe ser primero: una nueva ley general de pesca o una política nacional de pesca, que hasta ahora no existe?

¿Debe la ley preceder a la política o debiera ser a la inversa?

En el portal del Congreso de la República se encuentra colgado un proyecto de Ley General de Pesca presentado por el grupo parlamentario de Perú Libre, que no incluye a la acuicultura, probablemente por la razón de que esta actividad ya tiene una ley propia.

Título

LEY QUE PROPONE LA LEY GENERAL DE PESCA

Sumilla

PROPONE ESTABLECER LA LEY GENERAL DE PESCA

Observaciones

- -

Autores
Quito Sarmiento, Bernardo Jaime.

Coautores
Balcázar Zelada, José María - Gutiérrez Ticona, Paul Silvio - Quispe Mamani, Wilson Rusbel - Portalatino Ávalos, Kelly Roxana - Taipe Coronado, María Elizabeth - Cerrón Rojas, Waldemar José.

Adherentes
- -

Grupo Parlamentario

Perú Libre

Comisiones
Producción, Micro y Pequeña Empresa y Cooperativas

Economía, Banca, Finanzas e Inteligencia Financiera

https://wb2server.congreso.gob.pe/spley-portal/#/expediente/2021/828

El texto y la exposición de motivos se encuentra en el siguiente link:

https://wb2server.congreso.gob.pe/spley-portal-service/archivo/NjgwMA==/pdf/PL082820211123

 

PRINCIPALES SUGERENCIAS Y COMENTARIOS QUE PUEDEN ENRIQUECER EL PROYECTO DE LEY

No toca el tema de los derechos de pesca, perdiéndose la oportunidad de legislar con rango de ley esta materia.

No toca el tema de los límites máximos de captura por embarcación, la mal llamada ley de cuotas de extracción de anchoveta, es decir el DL 1084, perdiéndose la oportunidad de modificar o perfeccionar la norma. Lo que implicaría que seguiría vigente sin modificaciones.

La actual ley dice en su Artículo 72: El Ministerio de Trabajo y Promoción Social, en coordinación con el Ministerio de Defensa, dicta las normas relacionadas con el régimen laboral de los pescadores, considerando las características singulares que lo tipifican. El PL lo omite, por tanto ¿quién sería competente para normar sobre el estatus laboral de los pescadores y tripulantes de embarcaciones pesqueras y su problemática sobre seguridad social, pensiones y salud?

FONDEPES

Incluye al FONDEPES en el cuerpo de la ley, repitiendo lo existente en la ley actual. Podría ser la oportunidad de proponer una ley específica para la institución que, además, mejore la situación de lo que fue el ex CEP Paita, indebidamente absorbido por el FONDEPES hace algunos años. La entidad debería tener su propia norma sin que deba estar incluida en la ley general de pesca, como ocurre con todos los demás organismos públicos vinculados al sector.

FISCALIZACIÓN, CONTROL Y VIGILANCIA

Este tema no está debidamente tratado en este proyecto.

Podría ser la oportunidad para proponer la ley que cree la Superintendencia Nacional de Fiscalización y Control de las Actividades Pesqueras, de tal forma que la problemática quede fuera del marco de la Ley General de Pesca y se mejore la efectividad del control, fiscalización y sanciones.

El sistema de vigilancia y control de la pesquería de anchoveta ha sido entregado a un tercero y su costo asumido por el administrado. De alguna forma esto indica que el Estado ha abdicado de su obligación fiscalizadora y la ha entregado al propio administrado. Es evidente que los recursos fiscales para el pago de un eficiente sistema de control y vigilancia eran y son insuficientes lo que llevó a la necesidad de tercerizar el servicio; pero en la práctica resulta que el administrado, es decir el fiscalizado, es quien asume los costos directamente generándose una duda razonable sobre la imparcialidad del sistema, así como un sobrecosto para la industria. El DL 1084 normó sobre esta problemática, que solo podría ser modificada con una norma de igual rango, o sea una ley o un DL.

Por otro lado, se encuentra pendiente de transferencia a 25 GOREs la función j): “Vigilar el estricto cumplimiento de las normas vigentes sobre pesca artesanal y su exclusividad dentro de las cinco millas marinas. Dictar las medidas correctivas y sancionar de acuerdo con los dispositivos vigentes”.

Actualmente esta función está siendo ejercida por el Ministerio de la Producción a través de la Dirección General de Supervisión, Fiscalización y Sanción.

En términos prácticos ¿dónde terminan las funciones de PRODUCE y dónde empiezan las de los Gobierno Regionales en el marco normativo y real del día de hoy? Jurídicamente hablando las competencias están definidas y transferidas, pero ¿cómo es en la realidad? ¿Y por qué la función “Vigilar el estricto cumplimiento de las normas vigentes sobre pesca artesanal y su exclusividad dentro de las cinco millas marinas. Dictar las medidas correctivas y sancionar de acuerdo con los dispositivos vigentes” no se transfiere todavía?

Podría ser la oportunidad para definir el tema y resolverlo.

DERECHOS DE PESCA

Podría ser la oportunidad de normar con rango de ley los detalles sobre los derechos de pesca, tales como  quiénes son los sujetos obligados a pagarlo, así como las tasas correspondientes y el destino de la recaudación proveniente de este concepto. Actualmente es el reglamento de la ley el que establece la normativa sobre el tema; pero podría perfeccionarse incorporándolo a la nueva Ley.

La extracción de recursos naturales renovables como los pesqueros debe pagar un precio equitativo. No es lo mismo que el impuesto a la renta. Lo que falta es que paguen un “justo precio” por el uso de recursos naturales de propiedad pública. “El justiprecio” intenta capturar, para beneficio del país, el valor de la renta económica del recurso pesquero. Este no es un pago caprichoso para aumentar los ingresos del tesoro público, sino que más bien es un instrumento que permitirá el adecuado balance entre la mortalidad comercial de recursos naturales y los beneficios económicos de las empresas operadoras. Un dividendo por el derecho a explotar un recurso natural, que es de propiedad de todos los peruanos.  Una compensación por los impactos generados sobre el ecosistema y sobre el medio ambiente.

Por tanto el tema merece una inclusión relevante dentro de la ley, lo cual aún puede hacerse.

PROMOCION DE PESQUERIAS ¿PROMOVER LA EXTRACCIÓN?

El artículo 25 del PL dice:

El Estado promueve, preferentemente, las actividades extractivas de recursos hidrobiológicos destinados al consumo humano directo.

Debe notarse que la ley vigente tiene un carácter promotor que no debiera mantenerse dado que el escenario actual está lejos de ser el mismo que el existente cuando la ley se dio en los inicios de los 90s. Este proyecto podría ser más claro en cuanto a que la actividad extractiva no debe ser incentivada sin base científica que garantice la sostenibilidad de los recursos objetivo.

Un ecosistema en equilibrio con actividad pesquera debiera ser el objetivo principal de la ley, que autoriza la extracción racional de una porción de biomasa de cada nivel trófico, privilegiando la cautela de ciertas especies y el sacrificio de otras en beneficio del hombre.

El modelo económico en aplicación en el país, que estimula la libertad de empresa, así como la necesidad de mejoras tecnológicas en flota y fabricas que se requieren para mantener una industria competitiva, pueden inducir a un crecimiento de la capacidad de pesca, al igual que la promoción del consumo de pescado sin precisión de que especies son susceptibles de mayor extracción.

La promoción de nuevas pesquerías, el incremento del consumo de pescado y/o el aumento del esfuerzo pesquero deben estar fundamentados en una sólida base de conocimiento derivada del trabajo científico y riguroso. La investigación científica es pieza clave para emprender acciones bien sustentadas en torno al manejo adecuado del mar, de las zonas costeras ríos y espejos de agua.

PESCA ARTESANAL

La definición de embarcación pesquera artesanal es un tema a debatir. ¿Qué significa “predominantemente”? El término queda a la libre interpretación.

El PL dice:

Artesanal: Es la actividad pesquera extractiva que se realiza mediante el empleo de embarcaciones de hasta 32.6 metros cúbicos de capacidad de bodega y 15 metros de eslora, o sin el empleo de embarcaciones.

En este tipo de actividad pesquera extractiva se utilizan artes y métodos de pesca operados de forma predominantemente manual. Los recursos hidrobiológicos extraídos por la pesca artesanal se destinan únicamente al consumo humano directo o al uso ornamental.

De menor escala: Es la actividad realizada con embarcaciones de hasta 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega, implementadas con modernos equipos y sistemas de pesca, sin predominio de trabajo manual.

PRINCIPIOS ESTABLECIDOS EN EL PROYECTO DE LEY

Se destaca la introducción de algunos principios que son importantes de asumir en el contexto de la actividad pesquera. Es una novedad importante en el PL puesto que de esto se deriva que toda la normatividad y accionar del sector debe hacerse basada en estos principios.

Principio de sostenibilidad

La gestión pesquera fomenta el mantenimiento de la calidad, diversidad y disponibilidad de los recursos pesqueros, en el contexto de la seguridad alimentaria;  alivio de la  pobreza; desarrollo sostenible;  adaptación y mitigación al  cambio   climático;   prevención  y  reparación  de  los  daños  ambientales generados a los ecosistemas acuáticos que sustentan la actividad pesquera.

El  enfoque  de  este  principio  busca evitar  la  sobreexplotación  y asegurar  la conservación  de las  especies  objetivo  de la  actividad  extractiva  o especies dependientes y/o asociadas con ellas; así como asegurar la conservación de los ecosistemas acuáticos que las albergan.

Principio  precautorio

Cuando existan indicios razonables de peligro de daño grave o irreversible a los recursos pesqueros o a los ecosistemas acuáticos que los sustentan o, a través de  este,   a   la   salud,  la   ausencia   de  certeza  científica   no  debe  utilizarse como  razón  para  no  adoptar  o  postergar  la  ejecución  de  medidas eficaces y eficientes destinadas a evitar o reducir dicho peligro;  debiendo éstas adecuarse   a   los   cambios   en   el  conocimiento   científico   producidos   con posterioridad  a su adopción,  así como conocimientos  tradicionales  acerca de los recursos y su hábitat, y los factores ambientales, económicos y sociales.

Principio de integralidad

La gestión  pesquera  en el país busca orientarse de acuerdo  con el enfoque ecosistémico  para  las  actividades  extractivas  realizadas  en todo  ecosistema acuático y, además con el enfoque de cuenca para las actividades extractivas realizadas  en el ámbito continental. Con ambos enfoques debe asegurarse  el mantenerla integralidad de sistemas naturales y sociales, reconociendo la interrelación  que  existe  entre  los  recursos  pesqueros,  su  ecosistema  y el contexto ambiental, social y cultural.

Principio de participación

La ciudadanía tiene el derecho de participar en los procesos de toma decisiones relacionados con el ordenamiento y gestión pesquera. El Estado tiene la obligación de promover, facilitar y garantizar el ejercicio de este derecho constitucional.

Principio de calidad e inocuidad nutricional

La captura, manipulación, desembarque, distribución, procesamiento y comercialización de recursos hidrobiológicos deben realizarse de forma que se mantenga su valor nutritivo, calidad e inocuidad, se reduzcan los desperdicios que puedan generarse a lo largo de la cadena productiva y sean mínimos los efectos negativos en el medio marino.

Principio de buenas prácticas

Las prácticas de pesca deben ser ambientalmente seguras a fin de mantener la biodiversidad en las zonas de extracción pesquera, conservar la estructura de las poblaciones de los recursos hidrobiológicos capturados, conservar los ecosistemas acuáticos, así como la calidad de las capturas y sus productos derivados.

Los usuarios de los ecosistemas acuáticos deben reducir al mínimo el desperdicio de las capturas tanto de las especies que son el objeto de la pesca como de las que no lo son, de peces y otras especies, así como los efectos sobre las especies asociadas o dependientes, la captura incidental de especies objetivo o que no lo son y de otros recursos vivos, especialmente so se tratan de especies amenazadas.

Asimismo, deben realizar un adecuado manejo de sus residuos sólidos y líquidos a fin de evitar una afectación al medio acuático, así como reducir la pérdida de artes de pesca que conlleven a la ocurrencia de enredos y pesca fantasma.

Principio de manejo adaptativo

La gestión pesquera debe mejorar la disponibilidad sobre el conocimiento e información de los impactos que los procesos ambientales naturales y el cambio climático tienen sobre los recursos pesqueros y sus ecosistemas, a fin de facilitar el planeamiento estratégico del sector.

Principio de trazabilidad de los recursos hidrobiológicos

Persigue garantizar la legalidad, sostenibilidad e inocuidad de los productos hidrobiológicos en todas las fases de la actividad.

Principio de transparencia y rendición de cuentas

El Estado brinda las condiciones necesarias para facilitar el acceso oportuno a la información pesquera que administra. Toda información sobre la situación de los recursos hidrobiológicos, así como aquella referida a la gestión de las pesquerías, es de carácter público, salvo aquellas excluidas por ley.

El Estado rinde cuentas de su gestión con arreglo a las normas sobre la materia, e investiga toda actividad ilegal, los resultados de dichas investigaciones son de carácter público, salvo las excepciones que establece la ley de la materia"

Una nueva ley general de pesca impone una serie de acciones complementarias que requieren de un equipo eficaz de profesionales para poder ajustar toda la normativa que existe teniendo como referente legal a la actual ley, a la nueva. Muchas normal y regulaciones están basadas en una ley que, al cambiar, también tendrían que modificarse. El tema es si la actual composición del Ministerio está a la altura de la circunstancia.

UN TEMA AJENO AL PROYECTO DE LEY PERO IMPORTANTE Y RELACIONADO

Al día de hoy, el Instituto del Mar no tiene un ROF actualizado de acuerdo al Decreto de Urgencia 015-2020, que dispuso cambios estructurales en el Instituto. La norma indica que en un plazo que no exceda de treinta (30) días hábiles, contado desde el día siguiente de la publicación del Decreto de Urgencia en el diario oficial El Peruano, se aprobaría el nuevo Reglamento de Organización y Funciones del Instituto del Mar del Perú - IMARPE; así como los documentos de gestión que correspondan, a efectos de mejorar el desenvolvimiento de la gestión institucional, para asegurar la eficiencia y eficacia de sus procesos internos. Los 30 días vencieron el 22 de febrero de 2020.

El IMARPE está operando sin un ROF adecuado a la nueva norma y con un presidente en funciones que, de acuerdo a la propia norma, carecería de legitimidad para el ejercicio del cargo.

Si se va a mantener el ROF vigente y anterior al DU 015, este último debería ser derogado para poder designar a un oficial de la Marina de Guerra del Perú en situación de retiro, como presidente de la institución y así darle legitimidad al cargo que hoy, a raíz del DU 015 está en cuestionamiento.

Marcos Kisner Bueno


Fecha Publicación: 2021-12-31T10:50:00.000-05:00

 

PROBLEMÁTICA DE LA INDUSTRIA ATUNERA EN EL PERÚ

 EFECTOS DE LA MODIFICACIÓN DEL TRATAMIENTO DE LA COMPRA DE ATÚN DE FLOTA DE BANDERA EXTRANJERA

 

ANTECEDENTES

 

En 2001 se promulgó la Ley 27608 denominada LEY DE GLOBALIZACION DEL ATUN, Ley que aprobó la renta ficta ubicándola en la tasa del 5%, es decir se gravó las operaciones de compra de atún (al aplicarse la tasa de 30% de impuesto a la renta) con un 1.5%, siendo el resultado CERO COMPRAS Y CERO PROCESAMIENTO DE ATÚN, desde el año 2001 hasta el año 2007. 

Este precedente es obviamente conocido por el MEF y el Ministerio de la Producción, o por lo menos debería serlo.

En enero de 2007 se publicó la Ley 28965, de promoción para la extracción de recursos altamente migratorios, como el atún. Establece que, a la captura de especies con tal característica obtenidas por embarcaciones extranjeras con permiso de pesca otorgado por el Perú, independientemente de la zona de captura le es aplicable cualquiera de los regímenes aduaneros previstos en el Texto Único Ordenado de la Ley General de Aduanas.

Desde el 2007 hasta el 2018 se vino aplicando, para las embarcaciones de bandera extranjera que cuenten con permisos de pesca otorgados por el Perú el régimen aduanero de importación para el 30% del volumen capturado a que están obligados a descargar en nuestro país para su proceso industrial. El resultado fue altamente satisfactorio para la generación de puestos de trabajo formales, en regiones fuera de Lima y Callao y la generación de valor agregado y divisas para el país. Obviamente, esta actividad ha permitido también generar importantes recursos al Estado Peruano.

La Ley 28965 fue realmente promotora y cumplida plenamente por la SUNAT durante 12 años, luego de lo cual es desconocida arbitrariamente. En ese periodo se dan claros resultados exitosos como los que se aprecian en el siguiente cuadro:

 


Ante inconvenientes en su aplicación, en noviembre de 2008 la gerente jurídica de la  Sunat,   emitió el Informe 067-2008-SUNAT/2B4000, en el que concluye que “…la captura del recurso hidrobiológico realizada por embarcaciones de bandera extranjera  premunidas de permiso de pesca en cualquier zona del dominio marítimo del Perú o de las 200 millas marinas, así como fuera de dicho territorio, da lugar a la aplicación de los siguientes regímenes aduaneros: importación, tránsito, transbordo, depósito en aduanas, exportación, exportación temporal, admisión temporal para perfeccionamiento activo, drawback y reposición de mercaderías en franquicia, siempre que se cumplan para efectos de su destinación  con los requisitos que para tal fin establece la Ley General de Aduanas…”.

Debido a esta disposición normativa y medidas complementarias que se han dado, se ha ido consolidando desde entonces una industria atunera nacional que era inexistente en 2007 y que venía creciendo dando empleo y generando exportaciones así como abastecimiento al mercado nacional.

Esto significaba que, hasta el año 2019, la materia prima de atún procedente de las embarcaciones pesqueras extranjeras, adquiridas por parte de las plantas industriales nacionales, independientemente de la zona de captura le era aplicable cualquiera de los regímenes aduaneros (Regímenes de importación, tránsito, transbordo, depósito en aduanas, exportación, exportación temporal, admisión temporal para perfeccionamiento activo, Drawback y reposición de mercaderías en franquicia, siempre que se cumplan para efectos de su destinación con los requisitos que para tal fin establece la Ley General de Aduanas.)previstos en el Texto Único Ordenado de la Ley General de Aduanas, esto según la Ley N° 28965, publicada en 2007, Ley de promoción para la extracción de recursos hidrobiológicos altamente migratorios.


 En ese sentido, cuando las plantas industriales nacionales adquirían la materia prima (atún) de las flotas de bandera extranjera, estas lo efectúan bajo la modalidad de importación teniendo que presentar la Declaración Aduanera de Mercancía (DAM). Por tanto, las embarcaciones atuneras de bandera extranjera eran tratadas como exportadores; es decir, no están sujetas al pago del impuesto a la renta de tercera categoría.

A pesar de que en junio de 2018 se promulgó la Ley 30788, que declara de interés nacional el incentivo al desarrollo de la industria atunera en el país, la Intendencia de Aduana de Paita, desde 2019, pretende desconocer las Declaraciones Aduaneras de Mercancías referidas a las compras de atún a naves extranjeras por parte de industrias peruanas, y aplicable desde el 2016. Lo que significa que se pretendería cobrar el impuesto a la renta desde dicho año. Consideró que la pesca de barcos extranjeros debe asumirse como producto peruano y pagar 30% del valor de cada embarque.

La Superintendencia Nacional de Aduanas y Administración Tributaria (SUNAT) propuso en 2019 establecer que el atún capturado por embarcaciones de bandera extranjera sea considerado como mercancía peruana, lo que implica que la planta de procesamiento peruana deba retener, de acuerdo a la norma tributaria, el equivalente al 30% del valor de la factura como concepto de impuesto a la renta.

Por tanto, las flotas atuneras de bandera extranjera serían tratadas como personas jurídicas no domiciliadas en el país, aplicándoles la tasa del 30% concerniente a otras rentas (Inciso j) del artículo 56 de la Ley del Impuesto a la Renta (Decreto Supremo N° 179-2004-EF).

En esa línea, la Administración Tributaria, a fin de efectuar la retención del impuesto a las personas naturales y jurídicas no domiciliadas en el país, designa a agentes de retención, entre los que se encuentran “Las personas o entidades que paguen o acrediten rentas de cualquier naturaleza a beneficiarios no domiciliados” (Inciso c) del artículo 71 de la Ley del Impuesto a la Renta (Decreto Supremo N° 179-2004-EF).

Asimismo, las personas o entidades que paguen o acrediten a beneficiarios no domiciliados rentas de fuente peruana de cualquier naturaleza, deberán retener y abonar al fisco con carácter definitivo dentro de los plazos previstos por el Código Tributario para las obligaciones de periodicidad mensual.

Con ello, en la práctica está desconociendo la Ley 28965 y la opinión de la gerente jurídica de la Sunat expresada en el informe 67, anteriormente mencionado. Esto obliga a los industriales a pagar el 30% del valor de todo el atún, no solo a partir de ese momento sino todo lo adquirido en esos años como Impuesto a la Renta, con lo que se creó un problema que viene afectando a la industria atunera peruana hasta ahora.

La decisión arbitraria de la SUNAT, ha frenado drásticamente la evolución positiva de la industria atunera e impedido que se cumplan las proyecciones para 2021. Contrariamente, se cancelaron proyectos para instalaciones de 4 plantas atuneras y las que vienen operando han reducido sus operaciones sustancialmente al tener que comprar materia prima de otros lugares del mundo, con los sobrecostos que esto conlleva. Más de 2,000 trabajadores han perdido su empleo por esta decisión y peligra la estabilidad laboral de los demás.

LA SITUACION A DICIEMBRE DE 2021

La industria atunera esperaba una solución por parte del actual gobierno, de conformidad con lo que se le había ofrecido, para resolver el problema creado en 2019. En ese sentido se ha promulgado el Decreto Legislativo N° 1518, que se transcribe al final de esta nota, que en esencia dice:

 

“Se presume, sin admitir prueba en contrario, que las empresas no domiciliadas en el Perú, que vendan recursos hidrobiológicos altamente migratorios extraídos dentro y fuera del dominio marítimo del Perú a empresas domiciliadas en el Perú, obtienen renta neta de fuente peruana igual al nueve por ciento (9%) de los ingresos brutos que perciban por esa venta. El Ministerio de la Producción determinará periódicamente la relación de dichos recursos.”

Resulta difícil de comprender cómo así es que este último DL beneficia a la industria atunera, toda vez que no devuelve las cosas al status existente en 2019, sino que simplemente modifica la tasa del impuesto referido a los ingresos brutos percibidos por la venta de ese atún, desconociendo el régimen que existía antes.

De otro lado, de aplicarse la retención tributaria por parte de la SUNAT, esta tendría otro efecto, ya que la materia prima adquirida no se consideraría como importación, por lo que no podría aplicar el beneficio de la restitución de derechos arancelarios (Drawback), mediante el cual la Administración Tributaria les devuelve el 4% del valor FOB del producto exportado, con el tope del 50% de su costo de producción.

La promulgación del DL 1518 en este mes de diciembre de 2021 no ha resuelto el problema, sino que ha ratificado la posición de la SUNAT, configurándose un cambio en las reglas de juego de industria del atún que, lejos de favorecerla, ratifica el perjuicio que se le viene ocasionando.

En esta norma se modifica la Ley del Impuesto a la Renta en su artículo 48, estableciendo una renta neta de fuente peruana igual al 9% de los ingresos brutos que se perciban por la venta de recursos hidrobiológicos altamente migratorios, con lo que se debería pagar el 2.7% de impuesto a la renta, vale decir, un porcentaje mayor en 1.2% al que se pretendió aplicar en 2001 y que fue un rotundo fracaso.

El MEF pareciera no entender el problema. El atún es el recurso pesquero para consumo humano más abundante en el mundo, por lo tanto, hay competencia para esta industria en los 5 continentes. Se trata de una actividad de grandes volúmenes y de márgenes muy pequeños, por lo que cualquier alteración, hace perder competitividad al sector.

Lo que tenía que hacerse era promulgar una norma que devuelva la situación al estatus existente en 2019 antes de que la SUNAT empezará a desconocer lo existente iniciando una campaña en contra de la industria atunera nacional.

 RESUMEN

 

Escenario sin el pago de la tasa concerniente a la flota de bandera extranjera

La materia prima de atún procedente de las flotas extranjeras, adquiridas por parte de las plantas industriales nacionales, independientemente de la zona de captura se acoge a cualquiera de los regímenes aduaneros  (Regímenes de importación, tránsito, transbordo, depósito en aduanas, exportación, exportación temporal, admisión temporal para perfeccionamiento activo, Drawback y reposición de mercaderías en franquicia).

Las plantas industriales compran la materia prima (atún) a las flotas de bandera extranjera bajo la modalidad de importación teniendo que presentar la Declaración Aduanera de Mercancía (DAM).

Por tanto, las embarcaciones atuneras de bandera extranjera son tratadas como exportadores; es decir, no están sujetas al pago del impuesto a la renta de tercera categoría.

Escenario bajo la aplicación del Decreto Legislativo N° 1518

 La norma propone establecer que el atún capturado por embarcaciones de bandera extranjera obtiene renta neta de fuente peruana igual al nueve por ciento (9%) de los ingresos brutos que perciban por esa venta.

 

 Por tanto, los desembarques de atún de las flotas atuneras de bandera extranjera no domiciliadas en el país, serán gravados con el 9% del ingreso bruto que se perciban por la venta de recursos hidrobiológicos altamente migratorios, con lo que se debería pagar el 2.7% de impuesto a la renta (el 30% del 9%). Será el comprador peruano quien asuma la obligación de la retención y pago.

 CONCLUSIONES

Lo que la industria atunera esperaba, era que se reponga el estatus de producto importado al atún desembarcado por embarcaciones de bandera extranjera. En lugar de ello se ha encontrado con una norma que ratifica y convalida la voluntad del MEF de gravar con un impuesto a dicho producto, lo que incrementa el costo a la industria, en relación a 2019 y afecta su capacidad de competir con otros productores de conservas de atún, cuyos países mantienen subsidios de sus gobiernos y/o mano de obra muy barata.

Estas acciones se convierten en una competencia desleal que es favorecida por tratados de libre comercio que les aplican aranceles bajos o cero a las importaciones. Obviamente el mercado peruano también se verá afectado con una reducción del empleo y un incremento de los precios de las conservas, afectando no solo al consumidor sino a la posibilidad de atender a los programas sociales que demandan conservas de atún, los cuales encontrarán mejores precios en los productos importados.

En 2007 se procesaban 475 toneladas de atún con 500 puestos de trabajo. En 2018 se procesaron 40,000 toneladas y existían 17,500 puestos de trabajo. En 2007 las ventas totales (Conserva y lomos) fueron de US$ 900,000. En 2018 fueron de US$ 123 millones.

 ¿Cuál será el escenario en 2022?

¿Cuál es la posición del Ministerio de la Producción?

   

DECRETO LEGISLATIVO Nº 1518

EL PRESIDENTE DE LA REPÚBLICA POR CUANTO:

 Que, mediante la Ley N° 31380, Ley que delega en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar en materia tributaria, fiscal, financiera y de reactivación económica a fin de contribuir al cierre de brechas sociales, el Congreso de la República ha delegado en el Poder Ejecutivo la facultad de legislar, entre otros, en materia tributaria, por el término de noventa (90) días calendario;

 Que, el acápite ii. del literal a.1 del inciso a. del numeral 1 del artículo 3 del citado dispositivo legal señala que el Poder Ejecutivo está facultado para modificar la Ley del Impuesto a la Renta a fin de modificar las rentas netas presuntas de fuente peruana que perciban los contribuyentes no domiciliados y las sucursales, agencias o cualquier otro establecimiento permanente en el país de empresas unipersonales, sociedades y entidades de cualquier naturaleza constituida en el exterior a fin de incluir a la extracción y venta de recursos hidrobiológicos;

 De conformidad con lo establecido en el artículo 104 de la Constitución Política del Perú y en ejercicio de las facultades delegadas de conformidad con el con el acápite ii. del literal a.1 del inciso a. del numeral 1 del artículo 3 de la Ley N° 31380;

 Con el voto aprobatorio del Consejo de Ministros; y con cargo de dar cuenta al Congreso de la República;

Ha dado el Decreto Legislativo siguiente:

 DECRETO LEGISLATIVO QUE MODIFICA LA LEY DEL IMPUESTO A LA RENTA

 Artículo 1. Objeto

El presente decreto legislativo tiene por objeto modificar la Ley del Impuesto a la Renta a fin de modificar las rentas netas presuntas de fuente peruana que perciban los contribuyentes no domiciliados y las sucursales, agencias o cualquier otro establecimiento permanente en el país de empresas unipersonales, sociedades y entidades de cualquier naturaleza constituida en el exterior a fin de incluir a la extracción y venta de recursos hidrobiológicos.

 Artículo 2. Definición

Para efecto de lo dispuesto en el presente Decreto Legislativo, se entiende por Ley del Impuesto a la Renta al Texto Único Ordenado de la Ley del Impuesto a la Renta, aprobado por Decreto Supremo N° 179-2004-EF.

 Artículo 3. Incorporación un segundo párrafo al artículo 48 de la Ley, conforme al siguiente texto:

Incorpórese un segundo párrafo al artículo 48 de la Ley, conforme al siguiente texto:

 “Artículo 48.-

(…)

“Se presume, sin admitir prueba en contrario, que las empresas no domiciliadas en el Perú, que vendan recursos hidrobiológicos altamente migratorios extraídos dentro y fuera del dominio marítimo del Perú a empresas domiciliadas en el Perú, obtienen renta neta de fuente peruana igual al nueve por ciento (9%) de los ingresos brutos que perciban por esa venta. El Ministerio de la Producción determinará periódicamente la relación de dichos recursos.”

 Artículo 4. Refrendo

El presente Decreto Legislativo es refrendado por la Presidenta del Consejo de Ministros y el Ministro de Economía y Finanzas.

 DISPOSICIÓN COMPLEMENTARIA FINAL

Única.

 Vigencia

Lo dispuesto por el presente decreto legislativo entra en vigencia a partir del 1 de enero de 2022.

 POR TANTO:

Mando se publique y cumpla, dando cuenta al Congreso de la Republica

Dado en la Casa de Gobierno, en Lima, a los veintinueve días del mes de diciembre del año dos mil veintiuno.

JOSÉ PEDRO CASTILLO TERRONES

Presidente de la República

 MIRTHA ESTHER VÁSQUEZ CHUQUILÍN

Presidenta del Consejo de Ministros

 PEDRO FRANCKE BALLVÉ

Ministro de Economía y Finanzas


Fecha Publicación: 2021-12-13T15:48:00.004-05:00

 

EL TEMA DE FONDO

El tema actual es, si la información que se expone a continuación, que es una parte muy pequeña de la historia de la pesca peruana, está siendo conservada y/o preservada.

Todo lo actuado en la pesquería, desde la creación del Ministerio de Pesquería, tuvo como componente básico la participación y la actuación de personas.

Muchos laboraron en el sector público que administró y administra la pesquería, muchos se retiraron, algunos tal vez continúan y otros ya murieron. Fueron ellos los que hicieron la historia, pero ¿alguien la escribió para guardar su recuerdo y su memoria?

Hoy se hace esta pregunta más relevante que nunca en la medida que los funcionarios más antiguos se han ido retirando, o los han ido retirando y se ha venido contratando nuevas personas sin un relevo ordenado que asegure, no solo la transmisión del cargo, sino de la memoria institucional.

Gran parte de los funcionarios actuales del sector no conocen el sector, ni provienen de la pesca, por lo tanto carecen del recuerdo o de la memoria de los hechos que han conducido a la pesquería al lugar donde se encuentra en este momento de la historia.

Por otro lado, la alta rotación de funcionarios ha perjudicado al sector de diversas maneras, una de las cuales es el olvido o el desconocimiento de lo anterior al momento actual.

La elaboración de nuevas normas se dificulta, no solo por el hecho de contar con funcionarios inexpertos, sino también por el hecho de desconocer los antecedentes. Poco a poco las nuevas generaciones de funcionarios del sector pesquero habrán perdido de vista por completo la historia normativa, estadística y general de la pesquería peruana.

El relevo generacional y de funcionarios debiera tener un cierto sentido de orden que contemple la transmisión de la información y de la historia.

La pesca peruana no se hizo ayer ni en un solo día, y eso debe ser recordado.

  Tomar conciencia de la historia es hacer del pasado, eso: pasado. Ello lleva a aceptarlo como carga de gloria y de remordimientos, a aceptarlo íntegramente, pero implica, además, percibir que el pasado es algo que, por el hecho de haber sido vivido, irrevocablemente ya dejó de ser y hay que asimilar a la experiencia del presente.

Extracto de la séptima edición del libro Historia de la República del Perú, 1939, de Jorge Basadre.

Por lo tanto, el pasado no puede ni debe ser olvidado, pues de lo contrario no habría nada que asimilar al presente. Entre otras cosas, muchas personas no deben ser olvidadas ni desaparecidas de la memoria sectorial.

“La creación del Ministerio de Pesquería el 16 de diciembre de 1969, la reafirmación de la defensa irrestricta de las 200 Millas marinas peruanas, la preservación de los recursos ictiológicos, la creación de EPCHAP (Empresa Pública de Comercialización de Harina y Aceite de Pescado) y EPSEP (Empresa Pública de Servicios Pesqueros) el 5 de Mayo de 1970, la dación de la Ley de Pesquería en marzo de 1971, la creación de la Comunidad Pesquera en abril de 1973, la creación de PESCA PERU el 7 de Mayo de 1973, entre otras, fueron piezas claves del cambio que la pesquería peruana experimentó durante el gobierno revolucionario de la Fuerza Armada. Al mismo tiempo, hizo jugar a IMARPE un papel más relevante en su misión investigativa y científica para la preservación de las especies marinas. Por eso, durante estos años la población pudo gozar de pescado abundante y barato y el Estado pudo obtener ingresos mayores al que recibe actualmente por la actividad pesquera.

Cuando el Ministerio de Pesquería entró en funciones en 1970 con el General Javier Tantaleán Vanini como ministro, la política pesquera estaba orienta a la producción de harina, la pesca de consumo humano no tenía el mismo nivel de priorización.

ALGO DE HISTORIA

La mayoría de las empresas de harina de pescado tenían elevados endeudamientos que las hacían vulnerables durante los períodos cortos de caída del mercado; dado que, dependían de su rápido crecimiento para pagar sus deudas y obtener una ganancia. En 1963, entre un 60% y 80% de los activos fijos totales y capital de trabajo de la industria estaba financiado por préstamos, fue justamente en ese año que el sector atravesó una severa crisis; más por factores de índole local que por factores externos:

En diciembre de 1962, se estableció un impuesto de 25 soles por cada tonelada de pesca destinada a la industria, ante lo cual los dueños de las empresas pesqueras reaccionaron con un paro patronal en enero de 1963. Esto a su vez condujo a una huelga de las tripulaciones pesqueras que duró un mes; y, cuando se iniciaron nuevamente las actividades los mejores meses de pesca habían pasado y muchas de las compañías enfrentaban grandes dificultades en sus flujos de caja. En mayo de 1963, los bancos comerciales alarmados ante las perspectivas de un mal año para la industria, anunciaron restricciones en la disponibilidad futura de crédito para las compañías pesqueras. Luego, a mediados de año, este recorte crediticio coincidía con montos de pesca desacostumbradamente bajos; y, en consecuencia, quebraron un gran número de firmas.

En 1964, la actividad pesquera reanudó su crecimiento; pero, el número total de plantas de harina de pescado se había estabilizado en unos 150; y, de 1967 en adelante, comenzó a bajar hasta llegar a alrededor de 100 en 1972.

Es necesario recalcar que si bien se logró continuar la expansión de la producción por medio de la introducción de un nuevo grupo de bolicheras grandes y de mejores técnicas en el proceso de elaboración de la harina de pescado; la producción de harina de pescado comenzó a hacer peligrar la población de peces de la corriente del Humboldt ya que ésta no era ilimitada y la captura máxima de peces que podía sostenerse a largo plazo estaba condicionada por la capacidad reproductiva de la anchoveta.

El gobierno de Prado, entre 1956 y 1962; mientras permitía el desarrollo de la pesca de la anchoveta, había intentado condicionar el crecimiento de la industria mediante un sistema de licencias; pero tuvo como resultado un aumento de la corrupción y de la especulación con este sistema que fue abandonado en 1962.

A mediados de los años sesenta aparecieron señales de sobrepesca en el Norte y en el Centro del país y el crecimiento de la industria después de 1963 se concentró en las zonas pesqueras de la costa sur, que habían sido menos explotadas.

En 1965, debido a disturbios de las corrientes oceánicas, conocidos en el Perú como el fenómeno del Niño; se origina una severa mortalidad entre las aves marinas y una caída de la producción de harina de pescado.

Los biólogos del gobierno recomendaron limitar la captura anual de pescado a siete millones de toneladas mediante una temporada de veda y la imposición de cuotas limitadas en la captura total; sin embargo, en 1966 el gobierno; dada la intensa oposición de la industria, decretó sólo una veda de tres meses e indicó que la captura anual estaría restringida a menos de ocho millones de toneladas.

Por otro lado, la industria, que tenía una capacidad suficiente para procesar no menos de 16 millones de toneladas anualmente, había invertido fuertemente en la compra de nuevos barcos pesqueros. Esta secuela de inversión deliberada, que producía un exceso de la capacidad pesquera; originó que hacia 1970 - 1971 la industria tenga una capacidad para capturar 30 millones de toneladas anuales (asumiendo un año de 300 días útiles).

El resultado fue la imposibilidad de mantener el límite de captura de los ocho millones de toneladas y el que los tres meses de veda fueran ineficaces como recurso para limitar la producción. En 1968, la captura anual alcanzó más de 10 millones de toneladas y la población de aves marinas, que ascendió a más de 15 millones a principios de los sesenta, había caído por debajo de los cinco millones.

Es así que, en 1970, una misión de la FAO advirtió que el promedio de la captura a largo plazo no podía sostenerse durante mucho tiempo en niveles superiores a las 9.5 millones de toneladas. Se decretó un límite oficial de 10 millones de toneladas. Sin embargo, la industria no respetó este tope y la captura durante este año ascendió a más de 12 millones de toneladas.

Hacia fines de 1972; surge una nueva perturbación en las corrientes oceánicas, que originó la desaparición de la harina de pescado en la lista de los principales productos de exportación peruanos”.

Fuente: http://www.monografias.com/trabajos6/sepe/sepe2.shtml#ixzz3c6iDOu7L

“La comercialización de la producción pesquera para el mercado externo, a partir de las reformas del gobierno de Velasco, se venía realizando a través de dos entes: el sector privado y el Estado.

Hasta inicios de 1981 el sector privado solamente se dedicaba a la exportación de conservas y la industria de congelado; sólo después del 21 de Marzo de 1981, con la liberalización de la comercialización de Harina de pescado, se creó un canal privado paralelo al del Estado. Y a partir de ese entonces el sector privado tomó un rol más importante en la exportación de este producto.

La participación del Estado en la comercialización externa de los productos de la pesca tuvo mayor incidencia en la harina y aceite de pescado a través de EPCHAP (Empresa pública de comercialización de harina y aceite de pescado) y Pesca Perú.

En la década de los 80s la comercialización de los productos pesqueros a excepción de pescado fresco siguió estando dirigida al mercado externo. En 1981, 1982 y 1989 se dio mayor énfasis a la exportación, logrando una participación dentro del consumo total de 63%, 62% y 72% respectivamente.

La harina de pescado constituyó, como en épocas pasadas, el principal producto exportado tanto por la empresa Estatal Pesca Perú como por los agentes privados.

La caída, en 1982, del volumen exportado de harina de pescado se debió a la mayor competencia de la harina soya, al incremento en la venta de harina de pescado por parte de Chile y a la baja en la demanda en el mercado mundial.

En 1983 se agudizó esta disminución, debido básicamente a dos factores:

·         Paralización de Pesca Perú por problemas laborales y financieros.

·         Menor disponibilidad de recursos de Anchoveta.

A partir de 1984, la comercialización externa se recuperó siguiendo una tendencia creciente en términos de volumen hasta 1989, año en el cual se logra exportar 1’190,700 Tm; es decir, un incremento de 147% y 157% respecto al año 1985 y 1980.

La exportación de conservas se incrementa hasta 1982 luego tuvo una declinación del 64% en 1983 debido a la contracción del mercado Sudafricano y al efecto de las políticas proteccionistas adquiridas por Reino Unido y Sudáfrica principalmente.

Otro factor que afectó, fue la menor producción por la preferencia de los empresarios privados por producir harina de pescado en vez de conservas.

Esta situación continuó durante el resto de la década, disminuyendo de 1’120,215 Tm comercializadas en 1981; a un mínimo de 16,669 Tm en 1986; vale decir, un decremento del 85%.

En relación al consumo externo de pescado congelado, la demanda externa a nivel mundial es creciente. El producto congelado mantiene un nivel importante de exportación.

El consumo de curado procedente del Perú, es todavía limitado

Financiamiento del sector pesquero:

Durante la década del ochenta el sector financiero nacional se encontraba en crisis y era difícil obtener créditos del exterior; debido a ello, los sectores productivos experimentaron una carencia de financiamiento. El sector pesquero se vio afectado debido a la urgente necesidad de renovar la flota de equipos y plantas, siendo muy obsoletos para su uso.

Las fuentes de financiamiento estaban constituidas por:

·         las líneas de créditos ofrecidas por la Banca Nacional e Internacional,

·         la generación de recursos propios de la actividad productiva,

·         el aporte del Estado

·         el crédito de proveedores y terceros

·         los agentes productivos dueños de la empresa.

En relación a los recursos otorgados por el Sistema Financiero, el Banco Industrial ha sido principalmente el que ha otorgado créditos al Sector Pesquero.

Entre 1985 y 1988 fue de 31% aproximadamente. Su destino fue para financiar la elaboración de pescados, crustáceos y otros productos marinos. En segundo lugar, fueron los préstamos otorgados a la pesca de altura y costera; y, por último, los dirigidos a la actividad langostinera.

Los créditos otorgados al sector se contrajeron en los dos últimos años de la década del ochenta debido al proceso recesivo y la disminución de flujos financieros en el Sistema, como se observa en el cuadro.

El crédito para la elaboración de pescados, tanto en la mediana como en la pequeña empresa, son los rubros que han captado los mayores préstamos. En contrapartida a la pesca artesanal que ha tenido siempre un reducido financiamiento. Sin embargo, cabe destacar que, en los años 1980 y 1981, los créditos estuvieron dirigidos principalmente a la actividad conservera y a la pesca artesanal. Sin embargo, el crédito estaba concentrado en pocas empresas.

A nivel general, el número de créditos otorgados al sector pesquero tuvo un auge en los años 1986 y 1987; a partir de siguiente año, los créditos otorgados por el Banco Industrial registraron una tendencia descendente.

En 1986 se creó el Fondo de Reactivación de la Flota Pesquera con un monto de 421’000,000 intis con la finalidad de destinarlos para la reparación, reequipamiento y adquisición de redes de las embarcaciones pesqueras dedicadas a la pesca de consumo humano directo e indirecto.

De otro lado ese mismo año, se creó un fondo con un monto de US$ 10 millones para destinarlos a otorgar apoyo financiero a empresas pequeñas del sector público y privado dedicados a la extracción y transformación, con el fin de atender la alimentación de la población.

En la práctica no se utilizaron con la finalidad deseada, debido al problema de disponibilidad de recursos y al mal manejo administrativo; ambos factores le quitaron fluidez al accionar del fondo vinculado a la flota.

En el caso del crédito otorgado a la pesquería por la Banca Comercial y de Ahorro, la captación ha ido incrementándose en los últimos cinco años de la década del ochenta; especialmente en 1988, donde significó el 3.9% del total colocado como se observa en el Cuadro Nro. 17. Pero su participación es poco significativa respecto a sectores como: Industria, Comercio y Minería que captaron en conjunto más del 70%.

También se otorgó líneas de crédito a través de COFIDE. Durante 1980 y 1981 COFIDE concedió apoyo para el desarrollo de proyectos tales como envasado de conservas, instalación de frigoríficos etc., pero casi la totalidad se convirtieron en deudas morosas. Los créditos superaron a los del Banco Industrial durante 1987 y 1988; sin embargo, es de considerar la tendencia decreciente de sus colocaciones durante la década del ochenta, como se observa en el Cuadro Nro. 18.

En conclusión, las inversiones realizadas producto del financiamiento durante esa década hacia plantas de Harina de pescado, procesadoras de conservas y flota dieron como resultado dos fenómenos muy marcados:

·         La subutilización de la capacidad instalada.

·         La presión por ampliar los montos de captura.

Sin embargo, en los últimos años se ha perfilado dos nuevos campos de inversiones, la producción de procesados de pescado y la Harina desgrasada y, nuevos productos para consumo humano directo, así como inversiones en Acuicultura de Conchas de Abanico y Langostino”.

Fuente: http://www.monografias.com/trabajos6/sepe/sepe.shtml#ixzz3c6iclFEC



Fecha Publicación: 2021-12-06T11:40:00.000-05:00

 

EL PRESUPUESTO DE LA REPÚBLICA ES UN SALUDO A LA BANDERA

Jorge Baca Campodónico

“El Congreso aprobó esta semana el proyecto de ley del Presupuesto de la República para cumplir con los plazos dispuestos en la constitución. Sin embargo, como ha sucedido en el pasado, una vez más se espera que el presupuesto aprobado por el congreso, denominado Presupuesto Inicial de Apertura (PIA) no se ejecute como está propuesto en el proyecto de ley enviado por el ejecutivo tanto en los niveles de gasto, estructura como en su financiamiento que son labores de responsabilidad del congreso.

¿Por qué no se cumple con lo estipulado en el PIA? Principalmente por dos razones. La primera razón, es que el ejecutivo solicita al Congreso modificaciones al PIA una vez iniciado el año fiscal generando un nuevo presupuesto que recibe el nombre de Presupuesto Inicial Modificado (PIM). La segunda razón es la falta de capacidad de ejecución de las unidades ejecutoras que no llegan a ejecutar el 100% de lo presupuestado.

En el Gráfico 1 se presenta la evolución del PIA, PIM y lo Ejecutado como porcentaje del PBI para el periodo 2008 – 2022. Observamos que hay una tendencia creciente del gasto público que ha pasado de representar 20% del PBI en 2008 a más del 30% en el 2020 y que lo ejecutado siempre se queda por debajo del PIM. El gobierno utiliza la modificación del PIA como instrumento para acelerar el gasto público y viene abusando de este recurso en los últimos años.

¿Por qué nunca se llega a ejecutar el 100% del presupuesto? La principal razón es que la burocracia es paquidérmica. Le toma tiempo reaccionar ante un incremento de la autorización del gasto. Las unidades ejecutoras, especialmente los gobierno locales, no tienen la capacidad para elaborar expedientes técnicos con la rapidez requerida y como consecuencia experimentan bajos porcentajes de ejecución del presupuesto.

Otro problema asociado a las permanentes modificaciones del presupuesto de apertura es el cambio de estructura en la asignación de recursos a las unidades ejecutoras. Los gastos corrientes son de más fácil ejecución que los gastos de capital. Como consecuencia se observa un más rápido crecimiento de los gastos corrientes que los gastos de capital haciendo más ineficiente la economía nacional (ver Gráfico 2).



Año tras año, los PIA plantean reducir el porcentaje de los gastos corrientes y aumentar el porcentaje asignado al gasto de capital, pero la ejecución del presupuesto siempre arroja el resultado contrario y esta situación ha empeorado en los últimos años. El gobierno gasta más como porcentaje del PBI pero además lo gasta mal ya que lo asigna mayoritariamente a gasto corriente.

Otro problema asociado al continuo incremento del gasto público es el incremento constante de las necesidades de financiamiento que vienen elevando la deuda pública como porcentaje del PBI. La consecuencia directa de la elevación de la deuda pública es el aumento de los intereses a pagar por ella. Esto se viene reflejando en el presupuesto (ver Gráfico 2).

Todo esto ha forzado al gobierno a modificar la ley de transparencia fiscal para elevar los topes de endeudamiento por encima del tope original del 30% del PBI.  El presupuesto para 2022 contempla un financiamiento por nueva deuda hasta por 4.2% del PBI, basado en un aumento muy optimista de la recaudación tributaria. A ello hay que sumarle que el gobierno ya ha agotado los recursos del fondo de estabilización fiscal y no ha asignado en el presupuesto recursos para reponerlo a sus niveles prepandemia. Esto situación crea riesgos significativos ante la posibilidad de un desastre natural.

El Congreso, ante la actitud tomada por el ejecutivo, debería ejercitar su rol de fiscalización a un nivel preventivo evitando la modificación del PIA a niveles que pongan en riesgo la estabilidad financiera de la nación. El ejecutivo no puede justificar un aumento del PIA a cuenta de una mayor recaudación. Tiene que tomar en cuenta que no hay peor contribuyente que aquel que no produce”.

 Fuente

https://alertaeconomica.com/el-presupuesto-de-la-republica-es-un-saludo-a-la-bandera/

 Para complementar esta información, el siguiente cuadro muestra el avance de la ejecución presupuestal del sector Producción al 6 de diciembre de 2021.

 


A casi 3 semanas de finalizar el presente ejercicio, se podría anticipar que la ejecución presupuestal del sector no alcanzará un nivel acorde con las necesidades del sector, especialmente en cuanto a gastos de inversión, capacitación y atención a la pesca artesanal.

Para el ejercicio fiscal 2022, el ministro de la Producción señaló que el presupuesto de su sector asciende a 851.8 millones de soles, de los cuales los gastos corrientes representan el 47.8% y los gastos de capital representan el 52.2%.

El asunto es que se incrementará el presupuesto en ochentisiete millones de soles, sin que a la fecha se aprecie que el del ejercicio 2021 terminará con una ejecución eficiente.

Debería prestarse más atención a la calidad y eficacia en la ejecución del gasto, que a la cantidad asignada, que como se ve y se conoce de ejercicios anteriores, nunca alcanza el 100%.



Fecha Publicación: 2021-12-02T08:56:00.006-05:00

En esta nota se transcriben dos artículos que muestran parte del contexto del consumo de pescado y su promoción, especialmente en Perú.

Se viene difundiendo en los medios, la actividad de promover el consumo de pescado, en especial por parte del “Programa Nacional A Comer Pescado”. Pero lo que no se dice, es de dónde saldrá el pescado ni de que especies se habla, toda vez que, según la nota de La República, la extracción destinada al consumo humano directo viene cayendo en los últimos meses. Esto puede deberse a una sobrepesca, a una disminución de la biomasa, o a factores económicos; pero el hecho es que se está capturando menos.

Por otro lado no existe información científica sobre el estado de las poblaciones objetivo principal de la pesca artesanal, que es la que abastece el consumo humano directo interno. ¿Cómo así entonces se puede pretender ejecutar una política o actividad de promover el consumo de pescado para aumentar el mismo? Más aún en un contexto en el cual, al cuarto mes de iniciado el gobierno, no se conoce una agenda para la pesca ni objetivos estratégicos para el sector.

El tema de fondo, en el Perú y el Mundo es determinar si existen suficientes poblaciones de peces y de que especies como para sostener un incremento de las capturas y por tanto del consumo.

En todo caso el aumento del consumo per cápita de pescado en Perú no debería obedecer a criterios políticos ni mediáticos, sino a informes científicos provenientes de un Instituto del Mar que ya debería haber sido ordenado de acuerdo al DU 015 y conforme a la sentencia del Tribunal Constitucional.

Se ha atribuído siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad de inagotable.

Se ha elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias.

La forma más racional de proteger nuestros recursos pesqueros es adoptando un enfoque precautorio y no incurrir en incentivar mayor consumo, que a su vez presiona sobre mayores capturas. Los peces son recursos naturales renovables, solo si se les deja reproducirse adecuadamente cuidando de no reducir sus poblaciones. Esto requiere de regulación basada en información científica.

En tanto no haya información que permita regular la captura de estas especies y asignarles no solamente un cuota anual de extracción, sino establecer sistemas de control eficaces, no parece que haya otra acción más sensata posible.

Es imprudente e irresponsable promover mayor consumo y mayor extracción, sin disponer de adecuada y suficiente información científica y capacidad de regulación, fiscalización y control.

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda, sino que por lo general sigue el camino inverso.

 

SECTOR PESQUERO ARRASTRA CIFRAS NEGATIVAS POR QUINTO MES CONSECUTIVO

 

01 Dic 2021

 “Producción se contrajo a -33,15% durante octubre de este año, informó el INEI.

Según el informe técnico Avance Coyuntural de la Actividad Económica del INEI, la producción del sector pesca cayó a -33,15% durante octubre de este año comparado a similar periodo de 2020, alcanzado así su quinto mes consecutivo con cifras negativas.

Ello se debe a la reducción de la pesca de origen marítimo (-34,92%) ante el menor desembarque de especies para el consumo humano directo para enlatado (-62,1%), curado (-60,5%), congelado (-42,0%) y para consumo en estado fresco (-21,6%).

Caso contrario, detallan que aumentó el desembarque de especies para consumo humano indirecto (harina y aceite de pescado) extrayéndose 1.260 toneladas de anchoveta frente a las 1.016 toneladas reportadas en igual mes del año anterior, registrando un repunte de 24,04%.

Por otro lado, la pesca de origen continental se contrajo -22,49% por la menor captura de recursos para fresco y congelado.

INEI precisa que, frente al mismo mes de 2019, la producción pesquera disminuyó en 27,12%”.

 Fuente

https://larepublica.pe/economia/2021/12/01/sector-pesquero-arrastra-cifras-negativas-por-quinto-mes-consecutivo/

 

LOS JÓVENES INCREMENTAN SU CONSUMO DE PESCADO

 

1 diciembre, 2021

“Los jóvenes españoles cada día comen más pescado, según un estudio de Kantar. La entrada de los jóvenes en la categoría dispara el consumo general de pescado y afianza la tendencia de alternativas más saludables tras la pandemia. El consumo de salmón noruego aumenta, con previsiones aún mejores tras la estabilización de la crisis sanitaria y la apertura del comercio y la hostelería. El aumento del consumo de pescado y de salmón, unido a la inversión de marketing sin precedentes de la industria noruega en España en 2002, representan una oportunidad para las pescaderías tradicionales y los retailers

De esta manera, España se afianza como uno de los países a nivel global con el consumo de pescados y mariscos más regular. Según datos de un estudio de consumo realizado por el Consejo de Productos del Mar de Noruega 1 , España es el segundo país encuestado, junto con Italia, con mayor porcentaje de personas que comen pescado al menos una vez a la semana (84%), tan solo por detrás de Portugal, donde el porcentaje es del 91%. Uno de cada cuatro españoles (25%) come pescado tres o más veces por semana, uno de cada tres (36%) dos veces por semana, y uno de cada cuatro (24%) lo hace una vez a la semana.

Según el estudio de Kantar. por semana, el consumo de los jóvenes se sitúa por encima del de bacalao salado (7%) y fogonero noruego (5%) aunque, en este caso, uno de cada 10 señala que su consumo de fogonero ha aumentado con respecto a 2020. No obstante, los jóvenes tienen especial predilección por especies como el salmón noruego. De igual forma, las previsiones para 2022 respecto al aumento del consumo de salmón en España son positivas. Aunque ahora el consumo se realiza fundamentalmente en el hogar -dos de cada tres españoles consumen pescado en el hogar y para cenar, aún tiene que reestablecerse por completo la actividad hostelera. “Prevemos que con la reactivación plena del comercio, la apertura de nuevos establecimientos y la tendencia ascendente en el consumo de salmón noruego aumente también su consumo fuera del hogar” afirma Bjørn-Erik Stabell, director del Consejo de Productos del Mar de Noruega en España

El consumo de salmón va en línea con algunas tendencias gastronómicas del momento, ya que un 7’5% de los españoles afirma comer sushi una vez a la semana y, para la mitad de estos el salmón es su pescado favorito para el sushi (Fuente: SCI 2020).

La preocupación por la salud generada por la pandemia ha puesto el foco de los consumidores en el salmón noruego. Una ración de salmón en una comida o cena cubre las necesidades semanales de Omega 3 recomendadas por Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) y por la OMS (Organización Mundial de la Salud), de consumir pescado de 2 a 3 veces por semana, la mitad de ellas pescados ricos en ácidos grasos como el salmón, la caballa o el arenque.

La conveniencia es un factor creciente en el consumo de pescados noruegos envasados

Si bien a nivel global se observa un cambio en los consumidores de pescado, que representa una oportunidad comercial cada vez mayor en la categoría de productos del mar envasados, “los españoles están muy apegados a la tradición del mostrador de la pescadería y valoran la opinión del profesional que les atiende”, según apunta un reciente estudio del Consejo de Productos del Mar de Noruega sobre “Compra de pescado en España”

 Fuente

https://europa-azul.es/los-jovenes-consumen-cada-vez-mas-pescado/?utm_source=rss&utm_medium=rss&utm_campaign=los-jovenes-consumen-cada-vez-mas-pescado


 


Fecha Publicación: 2021-11-23T11:36:00.002-05:00

Pertenecer a la OROP, en términos de aporte a la seguridad alimentaria nacional, no ha sido muy productivo para el país. En términos de cuota de jurel, el Perú ha recibido una cantidad pequeña como muestra el siguiente cuadro. El incremento de cuota un año a otro es realmente poco en relación al esfuerzo desplegado en las reuniones de la organización y se produce por mecanismos casi automáticos y no derivados de un esfuerzo o negociación de los miembros.


Al final, en términos prácticos y reales, todo el esfuerzo peruano en el contexto detallado en la primera parte de este artículo, resulta en que la pequeña cuota de jurel de la cual dispone, termina siendo vendida a Chile.

Pese a disponer de cuota de captura para el jurel, en 2017, 2018, 2019, 2020 y 2021, el Perú no ha realizado esfuerzo pesquero con embarcaciones de bandera peruana en la jurisdicción de la OROP. La Sociedad Nacional de Pesquería - SNP, de acuerdo a las comunicaciones alcanzadas a PRODUCE, informó que, considerando las condiciones y la localización de la zona de pesca de jurel frente a las costas chilenas, donde las restricciones establecidas por dicho país hacen muy difícil una actividad en esta zona, sus empresas asociadas, no tuvieron previsto realizar esfuerzo pesquero.

La industria nacional carece de interés en la captura de jurel en la zona OROP.

La actuación peruana en la Organización Regional de Gestión Pesquera del Pacífico Sur, hasta el momento, no ha generado resultados satisfactorios para el país: por un lado, la cuota de jurel asignada es pequeña y se incrementa anualmente en forma automática (no derivada de una gestión peruana); y no se ha conseguido acciones efectivas en relación a la pesquería de la pota.

La realidad, en términos de resultados económicos referidos a la recaudación de ingresos procedentes de derechos de pesca de la especie jurel, es que es pobre y requiere de una análisis más minucioso que permita entender el contexto.

 La oficina de Tesorería del Ministerio de la Producción ha reportado, el 9 de noviembre de 2021, la recaudación de derechos de pesca procedentes de las especies jurel, atún y pota de acuerdo a lo que muestra en el siguiente cuadro y que muestra cifras curiosas.

Indica que los ingresos informados son brutos, es decir, no se han considerado las deducciones por devoluciones que se pudieron haber presentado durante el periodo solicitado, además señala que todos los ingresos identificados e informados a dicha Oficina, son revisados y luego registrados en el SIAF-SP para su posterior transferencia a la Cuenta Única del Tesoro – CUT, CANON PESQUERO o FONDO DE INVESTIGACION CIENTIFICA (según corresponda).

 “Monto total recaudado por derechos de pesca durante el periodo 2016-2020, por especie”


Esta misma información muestra niveles de recaudación procedentes del atún que no son significativos ni trascendentales para la administración de la pesquería: 9,663,560.46 en cinco años no se presenta como una cifra importante en el escenario del negocio del atún.

Muestra una recaudación procedente de la pota que asciende a 182,878.82 en cuatro años lo que es curioso porque indica la existencia de embarcaciones industriales accediendo a la captura de este recurso ya que la flota artesanal está exonerado del pago de derechos de pesca. Por otro lado resulta superior a la del jurel. Sería interesante conocer el nombre de estas embarcaciones y la norma bajo la cual han conseguido obtener un permiso de pesca.

En el caso del jurel ¿11,445.98 en 5 años? La relación entre el esfuerzo peruano de mantener presencia en organizaciones de ordenamiento pesquero regionales y la captación de ingresos financieros a través de los derechos de pesca, muestra una relación curiosa, por decir lo menos.

Los gastos de administración de estas pesquerías, tanto dentro del dominio peruano como en la zona OROP y CIAT, requieren de mayor información a fin de efectuar un análisis completo

Dado que la flota nacional decide pescar sólo en aguas nacionales, el Estado ha encontrado como mecanismo de aprovechamiento de los recursos pesqueros que se encuentren más allá de las 200 millas, específicamente en el caso de del Organismo Regional de Ordenamiento Pesquero del Pacífico Sur, acudir a embarcaciones de bandera extranjera a través de un mecanismo denominado “arrendamiento”, que en términos prácticos es la venta de la cuota a terceros países.

A la recaudación de derechos de pesca habría que agregar el valor del arrendamiento de la cuota de jurel del período 2016-2020 a fin de ver el panorama completo. Pero esta información no es publicada en forma transparente. Habría que pedirla por transparencia, como se ha hecho con la información de derechos de pesca materia de esta nota, pero ¿por qué no se informa abiertamente sin que haya que pedir esta data?

Deberíamos saber cuánto estamos ganando por arrendamiento de cuota y derechos de pesca y cuánto nos cuesta pertenecer a la OROP en términos de viajes y cuota anual por la membresía a fin de establecer un balance entre los ingresos y egresos que esta actividad genera. 

Tambien deberiamos saber cual ha sido el resultado del concurso de arrendamiento de la cuota de jurel 2021 cuyas bases se publicaron en agosto.

 





Fecha Publicación: 2021-11-13T14:24:00.000-05:00

Lo que se está haciendo a través de los mecanismos del SIFORPA es otorgar permisos de pesca a armadores artesanales y se está usando ese discurso para hacer creer a la comunidad pesquera que se está formalizando a todos los pescadores artesanales, cuando en honor a la verdad ni siquiera se está contemplando mecanismos para formalizar su relación laboral con los armadores que los embarcan, razón por la cual no cuentan con seguridad social, pensiones, ni prestaciones de salud.

La formalización en la pesca requiere entender primero, que no es lo mismo el armador pesquero que el tripulante o pescador embarcado. El primero es el dueño de la embarcación, o sea el empresario y el segundo es el trabajador. El barco o embarcación es una unidad de negocio, por lo tanto, se tipifica como una empresa. El tripulante es, finalmente el empleado con que cada embarcación realiza la labor de pesca. Esta genera ingresos y requiere de capital de trabajo, pero es muy diferente del pescador o tripulante.

La figura aplica también a los pescadores industriales, con la diferencia que por lo general las embarcaciones de mayor escala pertenecen a empresas relativamente grandes o medianas y por tanto formales, con algunas excepciones de algunas que siguen en la informalidad.

Hay que entender y tener muy claro que el armador es aquella persona o empresa que es propietaria de la embarcación y responsable de que esté en perfectas condiciones para navegar, con todos los equipos, avituallamiento y demás material necesario para su correcto funcionamiento. El armador y el patrón pueden ser la misma persona, pero no necesariamente. El primero puede contratar a un patrón, que a su vez contrata o embarca a sus tripulantes.

También hay que saber que el pescador artesanal no embarcado es muy diferente del pescador artesanal embarcado, así como del pescador industrial embarcado.

En cuanto a las embarcaciones, las hay artesanales, de menor escala y de mayor escala. ¿Quién es responsable de la formalización de cada una de ellas?

Formalizar embarcaciones es un asunto totalmente diferente a formalizar pescadores.

La formalización de pescadores embarcados es sencilla porque en la práctica son empleados de alguien; pero un asunto totalmente diferente es formalizar pescadores no embarcados, lo que requiere el diseño de otra metodología y otra estrategia que nadie se atreve a iniciar.

Lo que PRODUCE viene intentando desde hace varios años es otorgar permisos de pesca a un grupo de las embarcaciones, bajo la impropia denominación de formalización.

LA RM 032-2014-PRODUCE aprueba la DIRECTIVA Nº 001 -2014-PRODUCE que establece la definición formal de armador en el artículo 5.1, de la siguiente manera:

Armador pesquero.- Persona natural o jurídica que cuenta con embarcación pesquera con permiso de pesca otorgado por el Ministerio de la Producción, para realizar actividades de extracción de recursos hidrobiológicos.

Embarcación pesquera- Bien mueble inscrito en el registro correspondiente, con matrícula, destinada a la extracción de recursos hidrobiológicos, según los parámetros establecidos por el Ministerio de la Producción.

El reglamento de la ley general de pesca define que la extracción, en el ámbito marino, se clasifica en:

a)         Comercial:

1.         Artesanal o menor escala:

            1.1. Artesanal: La realizada por personas naturales o jurídicas artesanales

            1.1.1 Sin el empleo de embarcación.

1.1.2 Con el empleo de embarcaciones de hasta 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega y hasta 15 metros de eslora, con predominio del trabajo manual.

            1.2. Menor escala: la realizada con embarcaciones de hasta 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega, implementadas con modernos equipos y sistemas de pesca, cuya actividad extractiva no tiene la condición de actividad pesquera artesanal.

            2. Mayor escala: la realizada con embarcaciones mayores de 32,6 metros cúbicos de capacidad de bodega.

Mediante el Decreto Supremo Nº 005-2017-PRODUCE, publicado el 14 de abril del 2017, se aprobó el Reglamento de Ordenamiento Pesquero (ROP) del Recurso Anchoveta para Consumo Humano Directo.

El nuevo ROP establece que las embarcaciones de cerco artesanal y de menor escala pueden presentar la misma capacidad de bodega (32,6 metros cúbicos) y el mismo tamaño (eslora de hasta 15 metros lineales), pero especifica que la utilización de “medios mecanizados u otros medios accionados con el motor de propulsión ubicado bajo la cubierta o con el motor o equipo auxiliar conectado al motor de propulsión” para llevar a cabo las operaciones de lance, cierre o cobrado de la red de cerco, determinará que una embarcación sea considerada como de menor escala.

A partir de esta definición los Gobiernos Regionales deberán remitir a Produce los expedientes (en trámite y concluidos) de aquellas embarcaciones consideradas como artesanales con anterioridad a la entrada en vigencia del nuevo ROP y que ahora deben ser clasificadas como de menor escala, con el fin de realizar la adecuación de sus permisos de pesca.

El Artículo 5, Permiso de pesca, del DECRETO SUPREMO Nº 005-2017-PRODUCE, establece que los permisos de pesca para la operación de embarcaciones pesqueras de menor escala son otorgados por el Ministerio de la Producción y para operar embarcaciones pesqueras artesanales por los Gobiernos Regionales, en el ámbito de sus competencias.

Pero esto va dirigido solamente a las embarcaciones que capturan anchoveta. Las demás quedaron en una suerte de limbo.

“La Ley General de Pesca, considera pesquería artesanal a toda practica pesquera que se hace con predominio del trabajo manual, embarcaciones de 32.6 M3 de capacidad de bodega y una eslora máxima de 15 Mt. Sin embargo dentro de este grupo de pescadores, existen 3 tipos claramente diferenciados.

El primer grupo es el pescador artesanal de orilla, embarcado y no embarcado, o llamado por muchos pescadores también “pescador selectivo”. Este grupo en particular es la razón de ser de muchas normas que el estado peruano ha dado a través de la historia reciente, básicamente por que muchos pescadores artesanales tienen conocimientos ancestrales que el estado pretende proteger, y sobre todo por que su esfuerzo pesquero es selectivo, de menor cuantía y bajo impacto.

Este grupo como ya hemos dicho se diferencia claramente de los demás, por que practica su pesquería en lugares no muy lejanos de la vista de costa, y principalmente en fondos rocosos o madrepóricos, cavernosos, o planos con praderas de algas, que alcanzan máximo los 80 metros de profundidad, que es la profundidad máxima a la que llega la luz solar. Estos medio ambientes son los que concentran la mayor biodiversidad bentónica costera y donde el pescador artesanal de orilla embarcado o no embarcado practica sus faenas.

Este grupo incluye a pescadores de cordel de orilla, saltamocheros, rascaplayas, chichorreros, que son los “no embarcados”, y los cortineros, pinteros y buzos con compresora que son los “embarcados”.

Valga la verdad, muchos de estos pescadores pueden resultar siendo también tripulantes de otras embarcaciones artesanales o industriales. La mayoría de los pescadores son “mil oficios”, solo una minoría es mano de obra constante, calificada y con experiencia. Entre ellos suele surgir siempre alguien con actitudes de emprendedor o empresario, que frecuentemente es un patrón de lancha exitoso, que ha logrado construirse una embarcación y contratar pescadores como tripulantes. Los fundadores de muchas empresas de la pesqueria peruana de anchoveta, fueron patrones de pesca exitosos.

Eso genera un segundo grupo en la pesca artesanal, nosotros los identificamos como “los bolichitos” en el sur, centro y norte o los “arrastreros artesanales” del norte ecuatorial.

Los bolichitos usan la técnica del cerco o boliche para sus capturas y pescan anchoveta, caballa, cojinova, corvina, jurel, lorna, cabinza. Pero gran detalle; no hay bolichito que no use “macaco”, y el usar un “macaco” no significa “uso predominante del trabajo manual”, el “macaco” es un equipo hidráulico que permite calar redes de gran peso y tamaño, algo que manualmente seria imposible manipular. Pero si se pretende ser artesanal, no debería tener un equipo hidráulico como un “macaco”, la red debería recogerse a mano.

El “arrastrero” artesanal, tampoco tiene un predominio manual, cuentan con winches para halar sus redes y su practica por ser “arrastre de fondo” costero, es muy destructiva con los fondos marinos y "barre" los hábitats de las especies objetivo de los pescadores selectivos o de orilla. Eso en el norte del Perú donde la plataforma es extensa y la biodiversidad costera abundante, representa un serio conflicto entre dos pesquerías artesanales.

Finalmente están los llamados “artesanales de altura”. Este grupo se dedica básicamente a la pesca de la pota y del perico, según la estación. Esta flota es capaz de capturar cerca de 500 Mil Tm de pota y unos 3 mil toneladas de perico al año. Produciendo exportaciones que alcanzan los US$500 millones al año, navegando más de una vez mas allá de las 200 millas. Si bien en estas embarcaciones si predomina el trabajo manual, al acogerse al régimen artesanal, no pueden tener embarcaciones de mayor eslora que los 15 metros.

Esto resulta muy importante, porque la capacidad de bodega de 32.6 M3 es mas que suficiente para una embarcación artesanal, pero con 15 metros de eslora, es complicadísimo contar con mayores depósitos de combustible, camarotes para la tripulación, y baños adecuados; para un trabajo que se realiza por 10 o 15 días de pesca y navegación lejos de la costa”.

Fuente

 http://www.oannes.org.pe/editorial/formalizar-la-pesca-artesanal-soluciona-sus-problemas/


Fecha Publicación: 2021-11-12T11:28:00.002-05:00

El discurso de la primera ministra menciona a la pesca y la acuicultura en el siguiente párrafo:

- FORTALECIMIENTO DE LAS CADENAS PRODUCTIVAS

• Pesca y acuicultura

A Julio del 2022, lograremos que gran parte de la flota pesquera artesanal esté formalizada, beneficiando aproximadamente a más de 90 mil pescadores artesanales.

En materia acuícola, a julio del 2026 se habrán formalizado 3,950 unidades productivas, beneficiado a más de 15,000 acuicultores y reduciendo a 27 % la brecha de la informalidad en el sector acuicultura.

Finalmente, a través de la Ventanilla Única de Acuicultura, a julio del 2026 se espera atender 5,000 solicitudes de acceso a la actividad de acuicultura a nivel nacional.

 Fuente

https://cdn.www.gob.pe/uploads/document/file/2309917/Discurso%20Investidura%20-%20Mirtha%20Va%CC%81squez%206%20%281%29.pdf.pdf

Dice literalmente: "A Julio del 2022, lograremos que gran parte de la flota pesquera artesanal esté formalizada, beneficiando aproximadamente a más de 90 mil pescadores artesanales". Pero, por un lado, la última ENEPA menciona alrededor de 70 mil pescadores, ¿de dónde salieron 90 mil y por otro lado la formalización tal cual está concebida consiste en otorgar permisos de pesca a las embarcaciones, por tanto no está orientada a los pescadores propiamente dichos sino a los armadores. No formaliza al pescador artesanal, el cual, laboralmente hablando sigue en situación de informalidad, sin acceso a seguridad social, pensiones ni salud.

El discurso del presidente de la república en su discurso de asunción del mando mencionaba más objetivos para la pesca. Y más aún el documento sobre lineamientos de política de gobierno.

Sin embargo, las autoridades designadas hasta el momento no han hecho eco de los mismos y en esta última presentación no ofrecen más alcances de cuál será la agenda pesquera.

Referencias:

http://revistapesca.blogspot.com/2021/10/la-pesca-peruana-setenta-dias-de-gestion.html

http://revistapesca.blogspot.com/2021/10/la-politica-general-del-gobierno-2021.html


Fecha Publicación: 2021-11-12T10:43:00.002-05:00

Extractos de la sentencia Sentencia 845/2021, Caso de la Modificatoria de la Ley del Imarpe, Expediente 00001-2021-PI/TC

Con fecha 14 de enero de 2021, don José David Burgos Alfaro, decano del Colegio de Abogados de Huaura, interpone demanda de inconstitucionalidad contra el Decreto de Urgencia 015-2020, alegando que ha incurrido en infracciones formales de la Constitución, que ha vulnerado el principio de jerarquía normativa y que ha contravenido lo dispuesto en Ley 29158, Ley Orgánica del Poder Ejecutivo (LOPE), respecto a la regulación de organismos técnicos especializados establecida en dicha norma.

El Poder Ejecutivo argumenta que, a través del Informe Nº 53-2020-PRODUCE/OGAJ, la Oficina General de Asesoría Jurídica del Ministerio de la Producción concluyó que es legalmente viable la emisión del proyecto de decreto de urgencia que tiene por objeto mejorar y fortalecer el rol y la gestión del Instituto del Mar del Perú –Imarpe-, organismo público técnico especializado adscrito al Ministerio de la Producción –Produce- y, en consecuencia, fortalecer la prestación de los servicios a su cargo, mediante cambios en la conformación de su consejo directivo, la regulación de la estructura orgánica básica y otras disposiciones, de acuerdo con el marco normativo vigente.

Así pues, este Tribunal no pierde de vista que la regulación de la norma impugnada alude al fortalecimiento del rol y de la gestión del Imarpe y, con ello, la prestación de los servicios a su cargo, mediante el ajuste de la conformación de su consejo directivo, la regulación de la estructura orgánica básica, y otras disposiciones.

40. Se trata, pues, de materias que pueden ser reguladas a través de un decreto de urgencia extraordinario, como ha ocurrido en el presente caso.

41. Asimismo, la modificación de determinados artículos del Decreto Legislativo 95, norma con rango y fuerza de ley, puede ser realizada a través de otra norma que también tenga rango y fuerza de ley, de conformidad con la Constitución.

42. Por consiguiente, corresponde desestimar el presente extremo de la demanda.

III. FALLO

Por estos fundamentos, el Tribunal Constitucional, con la autoridad que le confiere la Constitución Política del Perú,

HA RESUELTO

Declarar INFUNDADA la demanda interpuesta contra todos los extremos del Decreto de Urgencia 015-2020.

En la sesión de Pleno del Tribunal Constitucional, de fecha 7 de septiembre de 2021, los magistrados Ledesma Narváez, Miranda Canales (con fundamento de voto), Ramos Núñez (con fundamento de voto) y Espinosa-Saldaña Barrera (con fundamento de voto) han emitido la siguiente sentencia que resuelve:

Declarar INFUNDADA la demanda interpuesta contra todos los extremos del Decreto de Urgencia 015-2020.

En consecuencia, el Ministerio de la Producción debería disponer que se de cumplimiento a lo dispuesto en el DU 015 y se regularice la ilegítima situación del IMARPE, la cual se puede apreciar en el siguiente link:

http://revistapesca.blogspot.com/2021/10/la-situacion-del-instituto-del-mar-del.html