Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:


Fecha Publicación: 2020-11-25T17:11:00.000-08:00

LUISA DE LA TORRE, LA BEATITA DE HUMAY (1819-1869)

 

Nació en Humay (Pisco) el 21 de junio de 1819. Fueron sus padres Agustín de la Torre e Isabel Rojas, quienes fallecieron cuando era muy niña, quedando tanto su hermana melliza Carmen como ella al cuidado de sus tías Francisca y Juana.

Desde su más tierna infancia se consagró enteramente al servicio de Dios y a la práctica de todas las virtudes, al punto que sus coterráneos la llamaban la "Beatita" o "La Niña Luisa". Modelo de penitencia, torturaba su cuerpo con cilicios y disciplinas. Su caridad no tenía límites, dándolo todo a los pobres. Pasaba largas noches den oración y a menudo penetraba a la iglesia estando las puertas cerradas y caía en éxtasis. Alguna vez recibió la comunión de manos de los ángeles. Su confesor afirmó que Luisa fue un ángel de pureza. Dios la favoreció con carismas extraordinarios, tales como el éxtasis en momentos de oración, visiones premonitorias con curaciones extraordinarias. El caso más célebre fue el del Padre Julián Endérica –uno de sus confesores- que fue desahuciado en Lima por los médicos; en medio de la grave enfermedad, apareció Luisa, le llevó una medicina y el mal desapareció; el Padre Endérica sanó de la noche a la mañana sin que Luisa se hubiese movido de Humay.

 Curaba a los enfermos y a los niños los sanaba con solo una caricia. Daba de comer a multitud de personas, con el alimento que se multiplicaban maravillosamente en una ollita diminuta.

 

En un viaje a Ica se vinculó con el célebre predicador franciscano fray Ramón Rojas de Jesús María, el P. Guatemala, quien ejerció como director espiritual suyo. Oraba hasta muy tarde en la capilla del pueblo que se iluminaba con su presencia; entre sus santos los preferidos eran el "doctortito" (Niño Jesús), la Virgen de Guadalupe, San Luis Gonzaga y el Ángel de la Guarda.

 

Su casa era a un tiempo escuela, taller de labores domésticas, refugio de menesterosos, asilo de enfermos e indigentes.

 

En medio de la angustia y las lágrimas de su pueblo y asistida por su Director Espiritual, Dr. Julián de Endérica, murió en olor de santidad el 21 de noviembre de 1869, a los 50 años de edad. Después de su muerte su rostro se conservó fresco y sonrosado y su cadáver despidió dulce olor. Durante 24 horas el cadáver sudó copiosamente a la vista de todo el pueblo hasta el momento del entierro que fue una apoteosis. El pueblo vistió de luto durante varios meses por ella. Fue enterrada en la iglesia de Humay y desde entonces no han cesado de visitar su sepulcro, la capilla donde rezaba y ante su casa reconstruida, multitudes de todo el Perú. En 1926 el Arzobispo de Lima designó al P. Medardo Alduán como organizador del proceso de beatificación.

 

El 21 de abril de 1938, 70 años del deceso, el nuevo arzobispo Mons. Pedro Pascual Farfán, al examinar los restos mortales, encontró que la mano derecha estaba intacta. En 1939 se inició el proceso informativo de virtudes de santidad y milagros.

 

La construcción del santuario tras el terremoto del 2007, la declaración del Patrimonio Cultural de la Nación a las Festividades de la Sierva de Dios Luisa De la Torre "Beatita de Humaydel distrito de Humay.  en el 2018 y la celebración del bicentenario de su nacimiento, han incentivado y avivado su devoción.

Recientemente, se ha incorporado a su hermana melliza Carmen.  Nacieron el 21 de junio de 1819 y desde siempre fueron conocidas como "Las Mellizas de Humay" o también como "Las Beatitas de Humay".

Los restos de Carmen de La Torre Rojas, hermana de la milagrosa, Luisa de la Torre recibieron los rayos del sol iqueño y llevados al Santuario de Humay en el 2018, después de casi 80 años de haber sido sepultados al lado derecho del Altar Mayor del Santuario del Señor de Luren de Ica. En este momento sus restos descansan en este devoto santuario, ubicado en el kilómetro 31 de la ruta de los libertadores de Ica.


Fecha Publicación: 2020-11-23T14:28:00.000-08:00

body { font-family:'Helvetica Neue', Helvetica, Arial, sans-serif;background-color:#ffffff; margin:0; padding:0; color:#333333; }
Si no puede visualizar este correo, vea la versión web

 

Año 14, N° 646 | Boletín del Arzobispado de Arequipa, 20 de noviembre de 2020

 

     
 

JESUCRISTO, REY DEL UNIVERSO
+ Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa

Foto


Esta semana la Iglesia concluye el año litúrgico 2020 y el próximo domingo, 29 de noviembre, comenzará un nuevo año. A lo largo de cada año litúrgico la Iglesia hace memoria y celebra los momentos más importantes de la vida, pasión, muerte y resurrección de nuestro Señor Jesucristo, el Hijo de Dios que vino al mundo para salvarnos. El año litúrgico comienza con el tiempo de Adviento, que nos prepara para la Navidad, tiene su momento central en la Semana Santa y culmina con la solemnidad de Jesucristo Rey del Universo.

En esta fiesta, la Iglesia contempla y celebra a Jesús exaltado a la diestra del Padre, es decir glorioso en su Reino. Es el Hijo de Dios que, como dice san Pablo en su Carta a los Filipenses, no retuvo ávidamente su dignidad sino que se hizo hombre y, en obediencia a su Padre, por amor a Él y a nosotros, obedeció hasta morir en la Cruz para el perdón de nuestros pecados. Jesús, pues, siendo Dios desciende hasta lo más profundo de la naturaleza humana, toca con sus propias manos nuestras debilidades y carga en su carne con nuestros pecados y oprobios; pero no se queda ahí sino que, como decimos cada vez que profesamos el Símbolo de la Fe, desciende aún más, hasta el infierno, el sheöl, el lugar de los muertos. Es a este Jesús a quien contemplamos y celebramos al terminar cada año litúrgico, pero ya no en esa situación de abajamiento sino en su estado de gloria, porque Dios, su Padre, no lo abandonó en la muerte sino que lo resucitó, lo exaltó y lo constituyó Kyrios, es decir Señor de todo cuanto existe. Como el mismo Jesús lo dijo a sus apóstoles después de la resurrección, su Padre le ha dado "todo poder en el Cielo y en la tierra"; Dios ha puesto todo bajo sus pies.

Los cristianos sabemos que Jesús es el verdadero y único Rey que gobierna sobre todo lo creado; y sabemos también que no reina como otros que tienen poder y lo aprovechan en función de sí mismos, sino que Jesús reina a nuestro favor, reina poniéndose a nuestro servicio y enviándonos desde el Cielo al Espíritu Santo para que, acogido por nosotros, nos transforme desde dentro y nos introduzca en el Reino de Dios donde se vive de amor, por amor y para el amor. El Reino de Dios o Reino de los Cielos ya está presente en este mundo y alcanzará su plenitud en la segunda venida de Cristo. Como verdadero Rey, Jesús no explota a los miembros de su Reino ni vive a costa de ellos, como lo hacen los ídolos de este mundo; por el contrario, nos concede vivir a costa de Él, es decir, nos transmite su propia vida divina, su victoria sobre el pecado y la muerte. Es el Rey Pastor que nos cuida, nos protege y nos guía hacia la vida eterna para la cual fuimos creados.

Desde esa perspectiva, en esta fiesta de Jesucristo Rey del Universo los invito a pedirle que nos dé a todos un corazón dócil, para que nos dejemos conducir, gobernar y ayudar por Él. Todos tenemos muchas limitaciones y pecados que nos impiden ser del todo felices. Pidámosle a Jesús que nos ayude a vencerlos para ser verdaderamente libres y disfrutar de su Reino que, repito, ya está presente en este mundo y avanza hacia su plenitud. El único Reino que no tendrá fin y que Él quiere compartir con nosotros. No dejemos pasar esta oportunidad.

 

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa

 
     
     
 

VUELVEN CONFESIONARIOS AL ATRIO DE LA BASÍLICA CATEDRAL
Y pronto Misas presenciales

Foto


Monseñor Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, anunció que desde esta semana están en funcionamiento cuatro confesionarios en el atrio de la Basílica Catedral, de lunes a sábado de 8 a.m. a 6 p.m., con el fin de que los fieles puedan acceder al sacramento de la Reconciliación con total facilidad y plena seguridad para evitar contagios por COVID-19.

Asimismo, con base en el último Protocolo consensuado entre la Conferencia Episcopal Peruana y el Ministerio de Salud, nuestro Arzobispo anunció que el primer domingo de Adviento pasaremos a la segunda fase de retorno a la vida ordinaria de la Iglesia, que incluye la celebración de la Misa con presencia de fieles en los horarios habituales de las parroquias, con la particularidad de que en varias parroquias se aumentará el número de celebraciones para facilitar la participación de los feligreses. En esta segunda fase está contemplada también la celebración del sacramento del Matrimonio.

Monseñor Del Río explicó que el paso a la segunda fase se puede realizar gracias a que nos ha ido muy bien durante la primera fase, que consistió en la apertura de los templos para la oración individual, confesiones y bautizos, y en la que se ha seguido el primer protocolo emitido por la CEP y las Normas Complementarias que el mismo Arzobispo promulgó para esta Arquidiócesis.

Los horarios de apertura de cada templo serán publicados en la página de Facebook de cada jurisdicción, así como en la puerta de ingreso del templo respectivo y en el Facebook del Arzobispado de Arequipa, para que los fieles puedan acceder a esta información e ir retornando a la vida en comunidad, respetando siempre las medidas de bioseguridad necesarias para este tipo de actividades.

 
     
     
 

REUNIÓN CON RECTORES Y PÁRROCOS DE TEMPLOS
Encuentro se realizó en el auditorio de la parroquia de Yanahuara

Foto

Mons. Javier Del Río Alba se reunió con los párrocos, administradores parroquiales y rectores de las Iglesias que forman parte de la Arquidiócesis de Arequipa, para definir las pautas necesarias que permitirán retomar la celebración de la Misa con presencia de fieles en nuestra ciudad, así como algunos otros aspectos vinculados a la pandemia del COVID-19.

La reunión se realizó el jueves 19 de noviembre en el auditorio de la parroquia «San Juan Bautista» – Yanahuara, respetando todos los protocolos de bioseguridad necesarios para resguardar la salud del clero y de nuestro Pastor. El encuentro inició con el rezo de la Hora Intermedia, la Adoración al Santísimo y un momento de oración junto al Prelado. 

 
     
     
 

JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES
Transmisión se realizó en vivo desde la capilla de la casa episcopal

Foto

El domingo 15 de noviembre, Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, presidió la Misa por la IV Jornada Mundial de los Pobres, encomendando a Dios a todos nuestros hermanos que están pasando necesidad, sea material, espiritual o moral. La celebración eucarística se realizó en una transmisión especial desde la capilla de la casa episcopal por el Facebook del Arzobispado de Arequipa.

«Esta Jornada nos recuerda que nuestra primera tarea es unir esfuerzos para que cada vez haya menos pobres y excluidos de la sociedad, porque como nos dice el papa Francisco en su mensaje para esta jornada: "No podemos sentirnos bien cuando un miembro de la familia humana es dejado al margen y se convierte en una sombra" (n. 4). En cambio, "tender la mano hace descubrir, en primer lugar, a quien lo hace, que dentro de nosotros existe la capacidad de realizar gestos que dan sentido a la vida" (n. 5).», manifestó el Prelado en uno de sus mensajes más recientes, destacando también cómo este tiempo de pandemia nos ha hecho ver muchas manos solidarias. 

 

Transmisión en vivo:

 
     
     
 

CONCURSO DE DIBUJO PARA NIÑOS
Recepción de dibujos será hasta el próximo 28 de noviembre

Foto

El hermano Martín Ludeña anunció un concurso de dibujo para todos los niños que participan en el encuentro virtual «Ángel de la Guarda», un programa dedicado a los más pequeños de la casa que se realiza todos los sábados a las 11 a.m. a través del Facebook del Arzobispado de Arequipa. 

El concurso consiste en que los niños elijan la catequesis o el tema que mas les agrado, de la que dibujarán una escena de su personaje favorito, tomándole luego una foto a su dibujo. A continuación deberán enviar la fotografía a través de un mensaje por interno al Facebook: Arzobispado de Arequipa, indicando su nombre completo, edad y el lugar desde donde se conectan para ver cada transmisión. Los dibujos se recibirán hasta el próximo 28 de noviembre.

Los videos de todos los encuentros realizados hasta la fecha están disponibles en el Facebook, la página web y el canal de YouTube del Arzobispado de Arequipa, pueden acceder a ellos en cualquier momento para poder volver a ver y escuchar la historia de algunos de los personajes y elegir al que más les guste para participar: Noé, Moisés, Daniel, Sansón, Jonás, el rey David, el rey Salomón, Caín y Abel, Adán y Eva, Ester, Samuel, Jacob, Elías, el Arcángel Rafael, la Virgen María y el Arcángel Gabriel, el Arcángel Miguel, Juan el Bautista y Jesús.

Cabe mencionar que los encuentros reúnen no sólo a niños de nuestra región y otras partes del Perú, sino también del extranjero, e incluso a algunos adultos que disfrutan y aprenden con ellos. 

 
     
     
 

CAMPAÑA REQUIERE NUESTRO APOYO
«Esperanza en la Emergencia» continúa llegando a miles de hogares

Foto


Desde que inició la pandemia ocasionada por el COVID-19, la campaña «Esperanza en la Emergencia» ha llevado canastas familiares a las zonas más vulnerables de nuestra ciudad, gracias a las donaciones de los fieles y a los aportes de empresas y de diversas instituciones eclesiásticas y civiles; destacamos además la denodada labor del personal de Cáritas Arequipa y el trabajo diligente de los sacerdotes de cada zona.

Hasta la fecha más de 150 mil personas de la Arquidiócesis vienen siendo beneficiadas con las canastas familiares que contienen alimentos no perecibles y kits de higiene y protección personal. De modo simultáneo a la campaña, en coordinación con Cáritas del Perú, se viene ejecutando también el proyecto EuroPana, que promueve la asistencia y protección a los migrantes, a través del cual Cáritas Arequipa también ha distribuido canastas con alimentos, especialmente a inmigrantes venezolanos. Asimismo, el comedor «Santa Teresa de Calcuta y Beata Sor Ana de los Ángeles» atiende cada día a más de 200 ancianos y personas con discapacidad física, al tiempo que Cáritas Arequipa proporciona también alimentos a varios albergues.

Sin embargo, la necesidad y demanda de nuestros hermanos más necesitados es cada vez mayor, por eso es muy importante continuar apoyando esta gran cruzada de solidaridad. 

La recolección de alimentos no perecibles se realiza en todas las parroquias de la Arquidiócesis y en el local de Cáritas ubicado en la calle Federico Barreto 146 – Urb. Ferroviarios, en el Cercado de Arequipa. Las donaciones en dinero se depositan en las cuentas a nombre de Cáritas Diocesana de Arequipa: 215-1437624-0-70 del Banco de Crédito del Perú (CCI 002-215-001437624070-22) y 300-3000470746 de Interbank (CCI 003-300-003000470746-16). También puede llamar al 958314454 – 958314451 – 966693097 para coordinar las donaciones.

 
     
     
 

RIFA NAVIDEÑA VIRTUAL
Todos podemos colaborar con la formación de nuestros futuros sacerdotes

Foto

El Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo» está organizando una rifa navideña virtual para recaudar fondos que contribuyan con la formación, cuidados y alimentación de nuestros futuros sacerdotes. La rifa se realizará de manera virtual el 20 de diciembre a las 10 a.m., a través de la página de Facebook: Seminario Arquidiocesano San Jerónimo - Arequipa.

Para adquirir una rifa solo deben hacer el depósito a través de YAPE: 902431841, o a través de la cuenta corriente en soles del Banco de Crédito del Perú – BCP: 215-0070362-0-43, código de cuenta interbancaria 002-215-000070362043-25, enviando una captura de pantalla del depósito con su nombre completo al número de celular 902431841, desde el que recibirán un mensaje con su número de rifa para poder participar.

Los premios van desde un televisor, una licuadora, una olla arrocera, un saco de arroz, una torta, un pasaje Lima – Arequipa – Lima, premios en dinero, una canasta de víveres, una piscina de pelotas para estimulación temprana y muchas otras sorpresas más.

Recordemos que la formación que reciben los jóvenes es completamente gratuita y se sostiene gracias al apoyo de diversos benefactores y algunas actividades que realiza el seminario durante el año para recaudar fondos, como la Cena de Gala y el Festival «Un día en familia», sin embargo, debido a la actual coyuntura estas iniciativas tuvieron que ser canceladas.


Recursos Multimedia:

 

 
     
     
 

VISITAS
Nuestros Pastores siempre en diálogo

Foto


Esta semana, Mons. Del Río se reunió con el P. Pablo Llerena, párroco de la parroquia «Santa Ana» en el distrito de Paucarpata, quien informó a nuestro Pastor sobre la marcha de la parroquia en este tiempo de pandemia, además de consultar sobre las actividades hasta fin de año. La visita se realizó el lunes 16 de noviembre.

El miércoles 18, el Prelado recibió la visita del P. Jacek Zygala, un misionero polaco que colabora en el Vicariato de Iquitos desde hace seis años y que estuvo unos días de visita en nuestra Arquidiócesis, para visitar algunas parroquias y zonas del Colca acompañado por Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar. Algunos de los lugares que visitaron son la parroquia «Nuestra Señora de la Asunción» en Chivay, la parroquia «Santiago Apóstol» en Huanca y diversas zonas del Colca como Yanque, Maca, Lari, Ichupampa y Coporaque.

 
     
     
 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

 
 

21 de noviembre
Encuentro virtual para niños «Ángel de la Guarda», transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

22 de noviembre
Misa
por el Día de la Vida Consagrada en Arequipa, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

23 al 26 de noviembre
Santa Misa, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

26 de noviembre
Adoración al Santísimo, transmisión en vivo por

 

Facebook: Arzobispado de Arequipa, 5 p.m.

27 de noviembre
Misa en honor a la Virgen de la Medalla Milagrosa, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

29 de noviembre
Misa I Domingo de Adviento, Basílica Catedral, 11 a.m.

30 de noviembre
Misa por el 67.º aniversario de la Legión de María en Arequipa, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

 
     
 

 

Arzobispado de Arequipa

San Francisco 118 | (054) 214778 
www.arzobispadoarequipa.org.pe

 

Síguenos en:

 

 

Si no quiere seguir recibiendo este boletín, envíe un correo electrónico a: comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe 

Todos los Derechos Reservados - Arequipa, 2020


Fecha Publicación: 2020-11-17T19:58:00.001-08:00

P. José Francisco Sánchez Navarrete, padre de la instrucción primaria peruana (+1859)[1]

Natural de la Ciudad de Guayaquil, hijo legítimo de D. Antonio Navarrete, natural del reino de España, y de Doña Mercedes Moreno, natural de la ciudad de Piura. En ese tiempo era constante el tránsito comercial y social que sostuvieron las ciudades de Piura[2], Guayaquil y la región andina–amazónica de Loja. En Lima, radicó también su hermano D. Gregorio Navarrete, de quien recibió la encomienda de velar por sus hijos: Remigio, Manuel y José Alejandro.

En 1813, se lo nombró como capellán en la Casa de Ejercicios Espirituales de Santa Rosa, como recuerda el cuadro que ilustra la nota y que luce aun hoy en ella. Este centro de espiritualidad nos habla de la caritativa dama limeña, Rosa Catalina Vásquez de Peralta, del emprendedor albacea Matías Querejazu, del emblemático arquitecto Matías Maestro, y de miles de personas que se han beneficiado con la práctica de los Ejercicios Espirituales. Hoy cumple con la doble finalidad espiritual como centro de espiritualidad para Retiros y Ejercicios, así como centro cultural para exposiciones y conferencias. El Cabildo Catedralicio la regenta y ofrece a la sociedad como centro cultural católica y areópago de la nueva evangelización.

Fue también capellán del Colegio de Santa Cruz de Atocha y parece que sirvió como capellán de Simón Bolívar.

El historiador Jorge Basadre nos da cuenta en su clásica Historia de la república del Perú interesantes datos acerca de los primeros pasos de la educación tras la proclamación de la Independencia, así como la participación de nuestro protagonista:

"junto con bandera e himno, ejército y mariana organización administrativa y judicial, el gobierno de san Martín le dio al Perú la Escuela Normal de Maestros. Su dirección fue confiada a Diego Thomson, pedagogo del sistema de enseñanza lancasteriano, que era, a la vez, misionero de la Sociedad Bíblica Británica de propaganda protestante. En el sistema lancasteriano los alumnos más adelantados enseñaban a los principiantes. Con Thomson colaboró, curiosa expresión de solidaridad en la cultura o de tolerancia entre otras creencias religiosas, el presbítero José Francisco Navarrete. Pero las dificultades bélicas, políticas y económicas obstaculizaron la labor de Thomson y éste se retiró del Perú en 1824 dirigiéndose al Ecuador"[3].

Al frente de la institución seguirá el P. Sánchez Navarrete. Del talante ecuménico y amical del mismo, dio testimonio el propio Thomson quien relató que en cierta ocasión que "mi amigo no podía quedarse más tiempo, pusimos fin a la conversación en este punto, en el que establecía que era necesario que yo creyera en la Iglesia si es que quería obtener la salvación. Cuando terminamos la discusión, se levantó y mientras lo acompañaba fuera, puso los brazos alrededor de mí y dijo: "Confiemos en que aún estemos unidos y seamos hermanos en Nuestro Señor Jesucristo".

Particularmente, debiera denominársele como el Padre de la Instrucción Primaria en el país. El decreto supremo de 1822. Con D. José de San Martín como Protector del Perú, se expidió el 22 de febrero de 1822 un Decreto Supremo, a favor de la educación pública. Y esa es la fecha de fundación de la instrucción de primeras letras bajo metodología lancasteriana. En dicho documento se solicitó a las casas conventuales – ya mermadas en número de religiosos, así como en sus rentas y censos–, fundasen una Escuela de Primeras Letras. Fue en una de los Padres Dominicos –el actual colegio Santo Tomás- por Barrios Altos, donde se creó el centro. En este mismo documento, se hizo referencia al método Lancasteriano de enseñanza. Sin embargo, será en el decreto posterior, del 6 de julio, en donde se creó la Escuela Central Lancasteriana, bajo la rúbrica del Presidente Marqués de la Torre Tagle, y del Ministro Bernardo de Monteagudo.

José Francisco Sánchez Navarrete, en pleno uso de sus facultades, dictó al escribano Félix Sotomayor (PN. N° 845, 1859), sus palabras finales, la división de sus pocas pertenencias, así como las responsabilidades concernientes a responsorios en su memoria. Encargó dichas tareas pastorales a sus amigos más íntimos, algunos de ellos sacerdotes como él.

 



[1] Agradezco los datos –todavía muy escasos- facilitados por el Mg. Juan Carlos Huaraj y la foto facilitada por Fernando López. Con gusto acogeré cualquier sugerencia para enriquecer la biografía de sacerdote tan destacado.

[2] Véase el interesante trabajo de Elizabeth HERNÁNDEZ GARCÍA "Los Sánchez Navarrete y Gonzales de Salazar: una poderosa familia en el puerto de Paita en la segunda mitad del siglo XVIII" Revista Complutense de Historia de América Madrid, 2008, vol. 34, 183-207.

[3] Edit. Universitaria. 7ma. Edición. Lima – Perú, 1983. Tomo I Pág.139.  

 


Fecha Publicación: 2020-11-16T15:06:00.000-08:00

body { font-family:'Helvetica Neue', Helvetica, Arial, sans-serif;background-color:#ffffff; margin:0; padding:0; color:#333333; }
Si no puede visualizar este correo, vea la versión web

 

Año 14, N° 645 | Boletín del Arzobispado de Arequipa, 13 de noviembre de 2020

 

     
 

JORNADA MUNDIAL DE LOS POBRES
+ Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa

Foto


Muchas personas en el mundo ven a los pobres como una carga y a los débiles como una vergüenza. Los más necesitados les incomodan y procuran evitarlos. En algunos casos, incluso, eliminarlos, como a los niños por nacer, los enfermos en estado terminal o los ancianos que, según esa mentalidad mundana, ya no tienen nada que aportar y sólo significan un costo para la familia o el Estado. Entonces inventan excusas. A aquellos que pasan por necesidad material los llaman vagos o simplemente los ignoran. Y para deshacerse de los otros inventan eufemismos como "interrupción del embarazo" o "muerte digna", en lugar de "asesinato de personas indefensas". Quienes así obran están muy lejos de las palabras que desde antiguo Dios dio al pueblo de Israel y, a través suyo, a toda la humanidad: "Abre tu mano a tu hermano, el indigente, al pobre de tu tierra" (Dt 15,11). Se cumple en ellos lo escrito por el apóstol san Juan: "si uno tiene bienes del mundo y, viendo a su hermano en necesidad, le cierra las entrañas, ¿cómo va a estar en él el amor de Dios?" (1Jn 3,17). 

La pobreza y los pobres son y serán siempre una realidad que nos incumbe. Ya lo dijo Jesús: "A los pobres los tendrán siempre con ustedes" (Mc 14,7; Mt 26,11). Sin embargo, como ha escrito el Papa Francisco: "Cuando un sector de la sociedad pretende disfrutar de todo lo que ofrece el mundo, como si los pobres no existieran, eso en algún momento tiene sus consecuencias" (Fratelli tutti, 219). La cuestión, entonces, no es descartar a los pobres ni desentendernos de quienes nos necesitan, sino hacernos cargo de esa realidad, para ayudarnos a lo cual el mismo Papa instituyó en el año 2017 la Jornada Mundial de los Pobres, cuya cuarta edición celebramos este domingo. Esta Jornada nos recuerda que nuestra primera tarea es unir esfuerzos para que cada vez haya menos pobres y excluidos de la sociedad, porque como nos dice Francisco en su mensaje para esta Jornada: "No podemos sentirnos bien cuando un miembro de la familia humana es dejado al margen y se convierte en una sombra" (n. 4). En cambio, "tender la mano hace descubrir, en primer lugar a quien lo hace, que dentro de nosotros existe la capacidad de realizar gestos que dan sentido a la vida" (n. 5).   

Este tiempo de pandemia, sobre todo en sus momentos más críticos, nos ha hecho ver muchas manos tendidas. Los que han obrado así, compartiendo su tiempo, sus bienes y talentos, habrán experimentado al menos algo de lo que también nos dice el Papa en su mismo mensaje: "La generosidad que sostiene al débil, consuela al afligido, alivia los sufrimientos, devuelve la dignidad a los privados de ella, es una condición para una vida plenamente humana" (n. 3). Es lo que hizo Jesús: "el cual, siendo rico, se hizo pobre por ustedes, para enriquecerlos con su pobreza" (2Cor 8,9). Jesucristo, con su muerte y resurrección por amor a nosotros, nos capacita para que también nosotros podamos amar a los demás. Esta debe ser la finalidad de nuestras acciones y nada debe distraernos de ella. "Este amor es compartir, es dedicación y servicio" (n. 10).   

 

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa

 
También puedes ver el video en Youtube:


 
     
     
 

ANIVERSARIO
Arzobispo presidió Misa por los 192 años de fundación de la UNSA

Foto


El miércoles 11 de noviembre, Mons. Javier Del Rio Alba, Arzobispo de Arequipa, presidió la Misa por los 192 años de fundación de la Universidad Nacional de San Agustín – UNSA. La celebración eucarística se realizó a través de una transmisión en vivo por la página de Facebook del Arzobispado de Arequipa, con la participación del Dr. Rohel Sánchez Sánchez, Rector de la Universidad; la Dra. Ana María Gutiérrez Valdivia, Vicerrectora Académica; el Dr. Horacio Barreda Tamayo, Vicerrector de Investigación, y otras autoridades académicas, docentes, personal administrativo, alumnos e incluso exalumnos de esta casa universitaria.

Durante la celebración, el Prelado encomendó a toda la comunidad universitaria en manos del Señor, para que, en estos tiempos tan difíciles, la universidad pueda seguir siendo un bastión de formación de nuevos ciudadanos, personas con valores y principios que puedan aportar al bien común de nuestra sociedad y de nuestra nación.

 

Transmisión en vivo:

 
     
     
 

VISITAS
Junto al Pastor

Foto

Las visitas esta semana iniciaron el lunes 9 de noviembre con el Alcalde de la Municipalidad Distrital de Yura, Néstor Chicaña Niña, y el Lic. César Arriaga Pacheco, Secretario General de Cáritas Arequipa, quienes le manifestaron al Prelado su deseo de continuar trabajando en favor de los jóvenes de bajos recursos económicos que viven en este sector, a través del Centro de Estudios y Desarrollo Humano Integral - CEDHI «Nueva Arequipa», institución que promueve el Arzobispado de Arequipa a través de Cáritas.

El miércoles por la noche, Mons. Del Río se reunió con el P. Sunil Kallarakal, Superior Provincial de los Oblatos de San José en el Perú; y con el P. Pedro Ceriani y el P. Josbel Soplin, sacerdotes de la misma congregación, quienes permanecieron en nuestra ciudad desde el lunes 9 hasta el jueves 12 de noviembre, días en los que, en compañía de Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar, visitaron diversos sectores y parroquias de la Arquidiócesis, tanto en la zona urbana como rural, con vistas a la posible fundación de una casa de su comunidad religiosa en nuestra Iglesia particular. El encuentro permitió al Prelado y al Superior Provincial intercambiar puntos de vista sobre este proyecto.

La Congregación de los Oblatos de San José fue fundada por san José Marello, el 14 de marzo de 1878, en la ciudad de Asti – Italia. El deseo de su fundador era construir una comunidad de verdaderos discípulos de Jesucristo, donde se viviera el mandamiento de la caridad con un estilo de vida fraternal a imitación de la Sagrada Familia, y donde sus miembros se inspiraran en San José. La Congregación trabaja en el Perú desde el año 1948 y se dedica al trabajo educativo y a la atención de parroquias en los departamentos de Lima, Ancash y Cajamarca.

 
     
     
 

HOGAR DE MARÍA
Comedor parroquial distribuye canastas con víveres

Foto

Desde que inició la pandemia ocasionada por el COVID-19, la parroquia «San Miguel Arcángel» en el distrito de Cayma no ha dejado de salir al encuentro de nuestros hermanos más necesitados a través del comedor parroquial «Hogar de María», donde un gran número de niños junto a sus padres y adultos mayores vulnerables reciben la atención que necesitan.

En el contexto de la emergencia sanitaria, cada quince días estos hermanos reciben una canasta básica con víveres que les permite sacar adelante a sus familias. Las canastas también benefician a los comedores ubicados en la zona de Alto Cayma, donde se distribuyen más de 1800 almuerzos diarios.

Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar y párroco moderador de esta jurisdicción; el Pbro. Manuel Celestino, co-párroco, y el Pbro. Lucas Cárdenas, vicario parroquial, reciben a los hermanos con gran alegría, transmitiendo la esperanza y el amor de Dios a través de la caridad, que cada vez se manifiesta más a través de las donaciones y el apoyo de muchas personas y familias que colaboran y hacen posible esta noble causa.

 
     
     
 

TARDE DE CINE CATÓLICO
Parroquia propone esta iniciativa para compartir junto a toda la familia

Foto

Todos los domingos por la tarde, la parroquia «San Miguel» de Simón Bolívar, distrito de José Luis Bustamante y Rivero, comparte una tarde de cine católico para toda la familia a través de su página en Facebook: parroquia San Miguel De Simón Bolívar.

La tarde de cine inicia con una programación especial solo para niños, a las 3:30 p.m., y poco después continúa con una película apta para compartirla con toda la familia, a las 7:30 p.m.

Desde que esta iniciativa surgió, los fieles han podido disfrutar de películas como San Martín de Porres, El Antiguo Testamento para niños, San José Cupertino, La Misión, Abuelo en adopción, Clara y Francisco de Asís, Mi pequeña Biblia, Marcelino pan y vino, El nacimiento de Jesús, Padre Pío, Santa Bárbara y muchas otras más.

 
     
     
 

CARMELITAS
Organizan sesiones juveniles virtuales

Foto


La Juventud Carmelita de la parroquia «San Juan de la Cruz» en Lambramani se reúne los sábados a través de la plataforma Zoom, para compartir y continuar con su formación a través de las sesiones juveniles carmelitas. Los encuentros se realizan a partir de las 8 p.m.

Algunos temas tratados en estas sesiones son Solidaridad y servicio, Libertad y obediencia, Acompañamiento en el duelo, La humildad, El perdón, El amor, etc. Hace poco las sesiones iniciaron una nueva temporada denominada «Conociendo a los Santos Carmelitas», la primera de las cuales estuvo dedicada a Santa Teresa de Ávila y la siguiente a Santa Teresita del Niño Jesús.

 
     
     
 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

 
 

14 de noviembre
Encuentro virtual para niños «Ángel de la Guarda», transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

15 de noviembre
Misa
por la IV Jornada Mundial de los Pobres, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

16 al 20 de noviembre
Santa Misa, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

17 de noviembre
Formación Permanente del Clero Joven, parroquia

 

«San Juan Bautista» - Yanahuara, 10:30 a.m.

19 de noviembre
Reunión con párrocos y rectores de templos, auditorio de la parroquia «San Juan Bautista» - Yanahuara, 9:30 a.m.

Adoración al Santísimo
Transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 5 p.m.

22 de noviembre
Misa por el Día de la Vida Consagrada en Arequipa
Transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

 
     
 

 

Arzobispado de Arequipa

San Francisco 118 | (054) 214778 
www.arzobispadoarequipa.org.pe

 

Síguenos en:

 

 

Si no quiere seguir recibiendo este boletín, envíe un correo electrónico a: comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe 

Todos los Derechos Reservados - Arequipa, 2020


Fecha Publicación: 2020-11-10T09:09:00.000-08:00

body { font-family:'Helvetica Neue', Helvetica, Arial, sans-serif;background-color:#ffffff; margin:0; padding:0; color:#333333; }
Si no puede visualizar este correo, vea la versión web

 

Año 14, N° 644 | Boletín del Arzobispado de Arequipa, 6 de noviembre de 2020

 

     
 

¿IGLESIA HOMOFÓBICA?
+ Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa

Foto


Hay quienes acusan a la Iglesia de ser homofóbica porque no está de acuerdo con que las uniones entre personas del mismo sexo se equiparen al matrimonio. Pero una cosa es no estar de acuerdo con el llamado "matrimonio igualitario" o "matrimonio gay" y otra cosa es estar en contra de los homosexuales o, peor aún, condenarlos. La Iglesia no sólo no lo hace sino que, por el contrario, sostiene y enseña claramente que todas las personas, homosexuales o heterosexuales, tenemos la misma dignidad y estamos igualmente llamados a formar parte de ella y alcanzar la santidad. 

Así, por ejemplo, ya en el año 1975, o sea hace 45 años, siendo Papa san Pablo VI, la Congregación para la Doctrina de la Fe emitió la "Declaración acerca de ciertas cuestiones de ética sexual", que a la letra dice que «las personas homosexuales deben ser acogidas en la acción pastoral con comprensión y ser sostenidas en la esperanza de superar sus dificultades personales» (n. 8), porque la Iglesia sabe muy bien que muchas veces estas personas tienen sus propias dificultades, como los heterosexuales tenemos las nuestras. Del mismo modo, en el año 1986, siendo Papa san Juan Pablo II, la misma Congregación para la Doctrina de la Fe, presidida entonces por el cardenal Ratzinger, posteriormente Papa Benedicto XVI, en su "Carta a los obispos sobre la atención pastoral a las personas homosexuales" dijo que la atracción que una persona pueda sentir hacia otras de su mismo sexo no es en sí pecado y que quienes se encuentran en esa situación "deben ser objeto de una particular solicitud pastoral" (n. 3), es decir todo lo contrario al rechazo o la marginación. Aun más, el mismo documento de hace 34 años afirma que: "Es de deplorar con firmeza que las personas homosexuales hayan sido y sean todavía objeto de expresiones malévolas y de acciones violentas", porque "la dignidad propia de toda persona siempre debe ser respetada en las palabras, las acciones y las legislaciones" (n. 10).

También con la colaboración del cardenal Ratzinger, así como de muchos obispos y teólogos de todo el mundo, en el año 1992 san Juan Pablo II publicó el Catecismo de la Iglesia Católica, en el cual podemos leer que las personas que presentan tendencias homosexuales deben ser acogidas en la Iglesia "con respeto, compasión y delicadeza. Se evitará, respecto a ellos, todo signo de discriminación injusta"; y añade que estas personas, al igual que las heterosexuales, "están llamadas a realizar la voluntad de Dios en su vida" y, valiéndose de los medios correspondientes, "pueden y deben acercarse gradual y resueltamente a la perfección cristiana" (nn. 2358 – 2359).  De ahí que, quienes conocemos el Magisterio de la Iglesia, no entendimos por qué se hizo tanto alboroto cuando el Papa Francisco, en una rueda de prensa en el año 2013, dijo: "Si una persona es gay y busca al Señor y tiene buena voluntad ¿quién soy yo para condenarla?". No sólo seguía la enseñanza de la Iglesia, sino la del mismo Jesús que nos dice: "no juzguen y no serán juzgados; no condenen y no serán condenados" (Lc 6,37). 

 

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa

 
También puedes ver el video en Youtube:


 
     
     
 

IX FIESTA JUVENIL DE LA FE
Celebración se realizó de manera virtual

Foto


El 31 de octubre y 1 de noviembre la Iglesia en Arequipa celebró, por noveno año consecutivo, la Fiesta Juvenil de la Fe. Una celebración en la que cada año miles de jóvenes suelen viajar hasta el Santuario de la Virgen de Chapi, ubicado en el distrito de Polobaya, para vivir una noche diferente llena de alegría.

Si bien a causa de la pandemia del COVID-19 este año el Santuario no pudo recibir a los jóvenes peregrinos, la fiesta se realizó de manera virtual a través de la página de Facebook del Arzobispado de Arequipa, con la participación de más de 120 mil personas que se conectaron a la transmisión en vivo, generando más de 45 mil interacciones. Sin duda alguna, cada año la fiesta reúne a más jóvenes, en su mayoría católicos, pero también a chicos de otras comunidades cristianas, incluso a algunos que no participan en ninguna religión. Este año no fue la excepción.

La fiesta comenzó el sábado 31 a las 9 p.m., con la bienvenida de los miembros de la Comisión Arquidiocesana de Pastoral Juvenil y los seminaristas del Seminario Arquidiocesano Misionero «Redemptoris Mater». La conducción del evento estuvo a cargo de Anyela Shupingahua Vargas de la Pastoral Juvenil y Giuliano Montalvo de la Escuela de Jóvenes Líderes.

Siguiendo la tradición, hacia las 9:30 p.m. hizo su ingreso la imagen de la Virgen de Chapi, después de lo cual Monseñor Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, dio una catequesis a los jóvenes, para luego continuar con la exposición del Santísimo.

La segunda parte del programa incluyó una recopilación de los mejores conciertos de años pasados, así como testimonios y experiencias en directo de algunos jóvenes, un video sobre Carlos Acutis, el adolescente italiano recientemente beatificado, y varias actividades sorpresa, como el #ChapiChallenge, un concurso de videos en TikTok alusivos a la Fiesta Juvenil, cuyos ganadores fueron anunciados durante la celebración.

Otra de las sorpresas de este año fue la llamada vocacional que realizaron el R.P. Francisco Javier Ynguil Prado, Vicerrector del Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo», y la Hna. Mariella Vicuña, Superiora de la Congregación «Hijas de Nuestra Señora de la Piedad», ambos responsables de los dos Centros Vocacionales de la Arquidiócesis, suscitando 36 nuevas vocaciones para el sacerdocio y 17 nuevas vocaciones para la vida consagrada. Como cada año, la parte final estuvo a cargo del Ministerio de Música.

A las 11 a.m. del día siguiente, la fiesta terminó con la Misa por la Solemnidad de Todos los Santos, presidida por Mons. Del Río, quien confirió la bendición solemne a los jóvenes. La transmisión en directo también se realizó por la página de Facebook del Arzobispado de Arequipa.


Foto


Transmisión en vivo:

 
     
     
 

MUSEO DE LA CATEDRAL REABRIÓ SUS PUERTAS
Protocolos de bioseguridad resguardarán la salud de los visitantes

Foto

Tras permanecer cerrado durante varios meses por la pandemia, el lunes 2 de noviembre el Museo de la Catedral abrió nuevamente sus puertas al público. El horario de atención es de lunes a sábado desde las 10 a.m. hasta las 4 p.m. Para realizar su visita y resguardar su salud, deberá seguir el Protocolo sanitario sectorial ante el COVID-19 para el inicio gradual e incremental de las actividades y gestión en los museos y otras instituciones museales establecido por el Ministerio de Cultura, atendiendo además a las recomendaciones del personal que lo guiará en su recorrido por el interior del museo.

Las medidas disponen un aforo no mayor a cinco personas por grupo, el uso obligatorio de mascarilla y el distanciamiento social. En la puerta de ingreso se tomará la temperatura corporal y se procederá a desinfectar las manos y la suela de los zapatos. Los guías que acompañarán su visita portarán todos los implementos de bioseguridad necesarios para evitar el riesgo de contagio y el recorrido durará aproximadamente 40 minutos. Se recomienda que no asistan las personas vulnerables o que eventualmente puedan estar infectadas.

Cabe destacar también que, durante el confinamiento social obligatorio decretado por el Gobierno de nuestro país, el museo ofreció un recorrido virtual por todo el recinto, además de difundir diferentes cartillas informativas a través de su página en Facebook, con contenido para niños y público en general.

 
     
     
 

LA VOZ DEL PASTOR
Programa se reanuda a través de la señal de radio y televisión NSE

Foto

Tras varios meses en los que se vio suspendido por la pandemia, esta semana Mons. Javier Del Río, retomó las grabaciones del programa «La Voz del Pastor», junto al equipo de radio y televisión de Nuestra Señora del Encuentro con Dios - NSE en Arequipa.

La Voz del Pastor es un proyecto de evangelización para toda la familia que inició en el año 2013, a cargo del Prelado, dedicado a difundir reflexiones sobre uno de los documentos más importantes de la Iglesia, el Catecismo de la Iglesia Católica. Este espacio permite a nuestro Pastor compartir y enseñar al pueblo de Dios los contenidos esenciales y fundamentales de nuestra doctrina, tanto sobre la fe como sobre la moral, a la luz del Concilio Vaticano II y del conjunto de la tradición de la Iglesia, de una manera orgánica y sintética.

El programa se transmite en señal abierta a través del canal 27 UHF, los lunes a las 8:30 a.m. y a las 3:30 p.m.; los jueves a las 8:30 a.m.; el sábado a las 3:30 y 7 p.m. y los domingos a las 2:30 p.m. También pueden conectarse en los mismos horarios a través de la señal de Cable Amigo, canal 41. Por radio, pueden encontrarlo en la frecuencia 590 AM, los martes a las 11 a.m. y los sábados a la 1 p.m. Del mismo modo, pueden ver el programa en YouTube a través del canal NSETVPERU, en la lista de reproducción de La Voz del Pastor.

La Asociación NSE reúne a un equipo de misioneros laicos y colaboradores voluntarios, formados en la espiritualidad del Padre Rodrigo Molina, inspirador de la advocación mariana de Nuestra Señora del Encuentro con Dios y promotor de obras apostólicas en el fiel seguimiento del Evangelio. Su programación trabaja en la producción y difusión de medios de comunicación al servicio del Evangelio, con el objetivo no solo de informar, sino de formar, no solo de divertir, sino de convertir, estableciendo no solo comunicación, sino tambièn comunión. Cabe destacar  que la labor de NSE se sostiene gracias al apoyo de personas generosas que hacen llegar sus donaciones al canal a través de diversos medios, si desean contribuir con su labor evangelizadora pueden hacerlo a través de un Agente BCP con el código 08079, o a través de la cuenta en soles del Banco de Crédito del Perú a nombre de NSERADIO: 193-2054711-0-55 o en la cuenta en soles del BBVA Continental: 0011-0142-0100058343-73. Para mayor información también pueden comunicarse al (054) 220504 o al WhatsApp 945413888.

 
     
     
 

PASTORAL UNIVERSITARIA PROMUEVE DIVERSAS ACTIVIDADES PARA LOS JÓVENES
Iniciativas buscan fortalecer la vida cristiana dentro de la universidad

Foto

Pese a las restricciones por la pandemia del coronavirus, la Pastoral Universitaria de las principales casas de estudio presentes en nuestra ciudad continúan llevando la Palabra de Dios, la celebración de la Santa Misa y otros actos de culto y encuentros de formación en la fe a miles de jóvenes, docentes y personal administrativo, a través de las redes sociales y otras plataformas virtuales, con la finalidad de fortalecer la vida cristiana dentro de la universidad, además de vivir y crecer en la fe.

En sintonía con ello, como la Pastoral Universitaria de la Universidad Nacional de San Agustín organiza conferencias virtuales sobre diversos temas, este domingo 8 de noviembre ha invitado a Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, quien ofrecerá una ponencia sobre el Documental «Francesco», a las 7 p.m. por la plataforma Zoom. El rezo del Santo Rosario es otra de las iniciativas que la pastoral promueve todos los viernes a las 5:30 p.m. por Facebook; también organiza concursos como el realizado hace poco con motivo del mes morado, en honor al Señor de los Milagros. Pueden encontrarlos en Facebook como: Pastoral Universitaria – UNSA

Del mismo modo, la capellanía de la Universidad Católica de Santa María está a cargo del Pbro. David Antonio Vásquez Ortega, el Pbro. Gerardo Daniel García Barandiarán y el Pbro. Stefano Giordano, quienes permanecen en constante contacto con los alumnos a través de diversas iniciativas, como el acompañamiento y guía espiritual que se realiza a través del correo electrónico, la transmisión en vivo de la Santa Misa cada viernes a las 6:30 p.m., el nuevo ciclo de catequesis sobre «La historia de la salvación» y a través de conversatorios sobre diversos temas; estos eventos se transmiten todos los sábados en la página de Facebook de la universidad. Este 7 de noviembre, a las 4 p.m., se realizará el conversatorio «¿Universitario y católico?», que contará además con los testimonios de fe de dos jóvenes santamarianos. Pueden encontrarlos en Facebook como: Capellanía UCSM

Por otro lado, la pastoral de la Universidad Católica San Pablo busca integrar la vida universitaria con la vida cristiana a través de espacios en los que alumnos y exalumnos puedan participar. Ejemplo de ello es que a través de sus redes sociales, el apostolado de la universidad promueve la campaña «Canasta Solidaria», una iniciativa para ayudar a quienes más lo necesitan en este tiempo, compartiendo de familia en familia alimentos no perecibles; las donaciones se reciben en el campus de San Lázaro de lunes a sábado de 8 a.m. a 12 m., o a través de donaciones en efectivo por Yape 969639528. El apostolado difunde el comentario diario del Evangelio a cargo del P. Rafael Ísmodes Cascón, capellán universitario; organiza diálogos en línea sobre diversos temas; y transmite en vivo la Santa Misa, el Santo Rosario y la Adoración Eucarística. Pueden encontrarlos en Facebook como: Apostolado UCSP

 
     
             
 

CLERO
Encuentro de Formación Permanente

Foto


Mons. Del Río y el Clero Diocesano ordenado entre los años 2000 y 2009 retomaron los Encuentros de Formación Permanente que se realizaban el primer martes de cada mes, luego de siete meses en los que se vieron suspendidos por la pandemia. 

Esta semana, el encuentro estuvo dedicado a coordinar la apertura de los templos y la próxima reanudación de la celebración de la Misa con asistencia de fieles, además de compartir momentos de oración juntos con el rezo de la Hora Intermedia y la exposición y adoración al Santísimo Sacramento.
 

     

JUNTO AL PASTOR
Nuevo Superior del Convento de la Merced

Foto


Esta semana, el Prelado recibió la visita del P. Ángel Quiroa, O. de M., nuevo Superior Comendador del Convento de la Merced en Arequipa. El P. Quiroa se reunió con nuestro Pastor el lunes 2 de noviembre, para presentarse e informar al Arzobispo sobre la nueva conformación de la comunidad de frailes mercedarios en el centro histórico de nuestra ciudad. La comunidad está compuesta además por el P. Héctor Ayala, párroco de la parroquia «Nuestra Señora de la Merced»; P. Manuel Meza, párroco de la parroquia «San Pedro Nolasco», y el P. Francisco Javier Qquenta, director del colegio «San Pedro Pascual».

 
             
     
 

LA CARAVANA DE JESÚS
Comedor itinerante lleva alimentos a nuestros hermanos más necesitados

Foto

«La Caravana de Jesús» es una iniciativa de Pro Ecclesia Sancta que inició en Piura durante la pandemia. Llegó hasta nuestra ciudad el 15 de agosto, Solemnidad de la Asunción de la Santísima Virgen María y aniversario de la fundación de Arequipa, como respuesta al llamado de Jesús para llevar esperanza a nuestros hermanos más necesitados, a través de un comedor itinerante que lleva alimentos y la Palabra de Dios a quienes hoy más la necesitan.

Hasta el momento ya se han entregado más de 17 000 almuerzos y la caravana no se detiene, cada semana se preparan alrededor de 500 raciones. Los repartos se realizan los miércoles por toda la ciudad, a hermanos indigentes y migrantes; los jueves se apoya a distintas ollas comunes, y los sábados los repartos se realizan en el Hospital Regional Honorio Delgado Espinoza y en los asentamientos humanos más necesitados de las periferias de nuestra ciudad. También se realizan jornadas de servicio y limpieza, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad necesarios, porque para cuidar a los hermanos también es importante cuidarse uno mismo.

Algunos lugares por donde la caravana y el Corazón de Jesús ya han pasado son: Utupara (Yura), Acequia Alta, Peruarbo, Socabaya, las calles de Arequipa y el Hospital Regional. Como parte de esta iniciativa también se han entregado canastas con alimentos no perecibles, utensilios de cocina para apoyar el trabajo en las ollas comunes y se ha celebrado la entronización del Sagrado Corazón de Jesús en diferentes recintos.

La caravana continúa y las donaciones se reciben a través de la cuenta BCP 215-97756706-0-42, a nombre de Avanzada Católica Arequipa, o a través de Yape al número 940497479. Para mayor información también pueden comunicarse al 987978481.

Si desean unirse al equipo de voluntarios y continuar llevando esperanza a miles de familias, pueden inscribirse a través del siguiente enlace: https://bit.ly/3khMMf4


Foto

 
     
     
 

ENCUENTROS VIRTUALES PARA NIÑOS EN PARROQUIAS
Contenidos ayudan a los pequeños a vivir y crecer en la fe

Foto

Cada semana bajo la supervisión de sus padres, un gran número de niños participan en los encuentros virtuales organizados por algunas parroquias de la Arquidiócesis, a través de Facebook y otras plataformas como Google Meet. Esta iniciativa acompaña a los pequeños y les ofrece diversos recursos para aprender a través de dinámicas y juegos, además ayuda a los padres de familia a transmitir la fe a sus hijos, lo cual resulta especialmente útil en estos tiempos de pandemia.

Los encuentros se realizan todos los sábados en diferentes horarios establecidos por cada parroquia. Por mencionar algunos programas tenemos a «Trinimania», de la parroquia Santísima Trinidad en Tingo, que se transmite a las 10 a.m.; «Hazme instrumento de tu paz», a cargo de la «Niñez Franciscana» de la parroquia San José Obrero, de 4 a 5:30 p.m., o el «Encuentro con Jesús», de la parroquia Nuestra Señora de los Dolores, a las 3 p.m. Estos espacios de formación en la fe son acordes a la edad de los niños. Para mayor información pueden visitar el Facebook de cada jurisdicción.

 
     
     
 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

 
 

7 de noviembre
Encuentro virtual para niños «Ángel de la Guarda», transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

8 de noviembre
Santa Misa,
transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

Conferencia del Arzobispo junto a la Pastoral de la Universidad Nacional de San Agustín - UNSA, tema: «El Papa Francisco opina sobre la homosexualidad». 
Conferencia por Google Meet, 7 p.m.

9 al 13 de noviembre
Santa Misa, transmisión en vivo por Facebook:

 

Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

10 de noviembre
Formación Permanente del Clero Joven, Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo», 10:30 a.m. 

11 de noviembre
Misa por el 192.º aniversario de la Universidad Nacional de San Agustín - UNSA,
Transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 10 a.m.

12 de noviembre
Adoración al Santísimo, transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 5 p.m.

 
     
 

 

Arzobispado de Arequipa

San Francisco 118 | (054) 214778 
www.arzobispadoarequipa.org.pe

 

Síguenos en:

 

 

Si no quiere seguir recibiendo este boletín, envíe un correo electrónico a: comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe 

Todos los Derechos Reservados - Arequipa, 2020


Fecha Publicación: 2020-11-09T14:37:00.001-08:00

VIGENCIA DEL HECHO RELIGIOSO EN EL IX CONGRESO NACIONAL DE HISTORIA DEL PERÚ

La Covid-19 no ha sido obstáculo para llevar a cabo el más importante evento de la historia del Perú y que en la presente edición ha sido organizado y asumido –de modo sobresaliente- por los colegas sanmarquinos. Han sido 31 simposios con varias mesas, con 340 ponencias y las conferencias magistrales de apertura Sólo el excelente libro en pdf con el programa, relación de ponentes y título de ponencias, con sus currículos y sumillas, con más de 800 páginas es un buen exponente de la cantidad y calidad de lo aportado. Vaya, por tanto, de antemano, mi gratitud y felicitación a los responsables y mi deseo de compartir tan interesantes materiales, de momento en su página web https://www.facebook.com/congresohistoriaperu/.

Quiero centrarme, ahora, en un aspecto relevante del evento: La importancia y la actualidad de la religión en el pasado y el hoy del Perú.

Como señaló el coordinador del evento, Dr. Francisco Quiroz, desde el año 2012, la Escuela Profesional de Historia reinició, después de un prolongado tiempo, la organización del congreso nacional de Historia, convocando en agosto de ese año el V CONAHIS que tuvo una acogida extraordinaria con más de 200 ponencias y múltiples conferencias magistrales, que concluyó con la aprobación de continuar los eventos cada dos años en sedes rotativas. A este esfuerzo inicial se sumaron la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (2014), la Universidad Nacional de Trujillo (2016) y la Universidad Nacional de San Agustín (2018), que han contribuido a la consolidación de este importante evento en el calendario académico y de investigación, convocando a historiadores e investigadores nacionales y extranjeros. El IX CONAHIS 2020 ha propiciado la promoción y difusión de las recientes investigaciones sobre la historia del Perú, así como la discusión der la producción historiográfica acerca del Perú prehispánico hasta el presente y su importancia en el quehacer de la investigación y la docencia.

El desarrollo del Congreso, de acuerdo con la situación excepcional que vivimos, de modo virtual, ha permitido la asistencia directa de las personas inscritas en los diversos eventos, pero también alternativamente su prioritario acceso y participación on line en el conjunto de los actos y contenidos del Congreso.

A los estudios vinculados a las etapas prehispánica, colonial, independencia y república, se suman las líneas temáticas como la historia económica, historia agraria y rural andina, historia urbana, historia intelectual y conceptual, historia ambiental, historia cultural, etnohistoria, historia regional, historia amazónica, historia de las religiones, historiografía, fuentes históricas y archivología y estudios de género. Entre los expositores destacan colegas de Argentina, Bolivia, Brasil, Colombia, Chile, Ecuador, España Estados Unidos, Francia y Polonia.

Las conferencias magistrales de inauguración corrieron a cargo de la doctora Nuria Sala i Vila, de la Universidad de Girona (España), "Figuraciones: los Antis del siglo XVIII y en la clausura el doctor Manuel Burga Díaz, ex rector de la UNMSM y director del Lugar de la Memoria (LUM, Lima) con el estudio "Nueva mirada al Oncenio de Leguía".

El Congreso rindió un cálido homenaje al doctor Pablo Macera, pilar de la nueva historiografía peruana, por la vigencia de su pensamiento crítico a la historia tradicional y le dedicó una mesa.

Entrañable mesa fue la dedicada a "La enseñanza de la Historia" en la que se recordó al doctor David Aguilar Berrospi, educador por la Universidad Nacional de Educación Enrique Guzmán y Valle e historiador por la UNMSM.

De gran interés resultó la mesa redonda "El archivo histórico y la investigación actual", a cargo del doctor Jorge Ortiz Sotelo, jefe del Archivo General de la Nación, y en la que participaron Ada Lluén Juárez Directora del Archivo Regional de Lambayeque, Álvaro Espinoza de la Borda Director del Archivo Arzobispal de Arequipa, Ada Arrieta Álvarez Jefa del Archivo Histórico del Instituto Riva Agüero, PUCP.

A pesar de la dificultad de poder celebrar asambleas, se logró facilitar el esperado encuentro para discutir el proyecto de Estatuto de la Asociación de Historiadores del Perú (AHP).

Temática religiosa en diferentes simposios

Además de las diversas vinculaciones que todos los temas han podido darse con el hecho religioso, bueno es constatar las siguientes ponencias que lo han presentado de modo explícito.

Es el caso del Simposio Historia amazónica en que Oscar Alberto Espinosa De Rivero Pontificia Universidad Católica del Perú (Lima), "Los internados para niños indígenas como proyecto civilizatorio de las misiones franciscanas en la Selva Central peruana (1840-1945)".

El Simposio Etnohistoria brindó seis ponencias con el tema religioso.  Daniela Arauco Lozada (UNMSM) "Santiago de Surco en la temprana colonia: Caciques y principales de un naciente pueblo de indios de la Lima rural". Marina Zuloaga Rada (UNMSM), "La convivencia multiétnica de los pueblos de indios de Huaylas (Siglos XVI-XVIII)". Silvia Katy Pablo Caqui (UNMSM), "Grupos sociales y justicia eclesiástica en Chavín de Pariarca, 1654-1668 (Huamalíes, Huánuco). Rosaura Andazábal Cayllahua (UNMSM), "Ascetismo, economía y sociedad: Relaciones interétnicas entre las Clarisas de Lima (Siglos XVI-XVII)". David Fernández Villanova (UNMSM) "Cofradías gremiales en Lima colonial: un observatorio privilegiado de las relaciones interétnicas en el principal espacio urbano del Perú virreinal". Agustín Enrique Bardales Padilla (UNMSM) "El culto al agua en la comunidad campesina de Santiago de Maray en 1677 y en la actualidad. Un estudio de caso.

En el Simposio Historia regional del sur, Nancy Gisela Mamani Vallejos Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa "La Casa de Ejercicios y su importancia en la historia arequipeña 17671876"

En el Simposio Historiografía, Íñigo García-Bryce New México State University (Las Cruces, Estados Unidos) "El ferrocarril en los Andes: historiografía y temas de investigación". Ben Yúsef Paul Yábar Vega Escuela de Postgrado Neumann (Tacna) "Historia e historiografía en el discurso de Francisco de Paula González Vigil"

El Simposio Historia de la Independencia ofreció la ponencia de Ricardo Bustamante Abad Universidad Nacional José Faustino Sánchez Carrión (Huacho). "Participación del clero en la historia de la independencia de Huacho y la región Lima, 1820"

El Simposio Historia del Perú prehispánico, Dagmar Bachraty Pino Universidad de Chile (Santiago de Chile), "El paso del Inka por el valle del Mapocho. La Capacocha del cerro El Plomo, vestigios, historia e hipótesis".

El Simposio Historia del Perú colonial fueron tres. Ismael Jiménez Universidad de Sevilla (España). "El culto a Santa María de Consolación de Utrera por los indígenas de la Lima del siglo XVIII". Alejandro Vera Universidad Católica de Chile (Santiago de Chile). "Revisitando la Estrella de Lima (1688): nuevas luces sobre el proceso de gestación de una obra clave para la historia cultural del Perú". Ewa Kubiak Universidad de Lodz (Polonia). "Dos beaterios de Santa Rosa en Cusco. Historia y arte". Ybeth Arias Cuba (UNMSM), coordinadora el simposio, "Implicancias de las fiestas anuales por santa Rosa de Santa María en los ámbitos hispanos (siglos XVII y XVIII)"

SIMPOSIO DE HISTORIA DE LAS RELIGIONES

Fue coordinado por el Mg. David Franco (UNMSM) a quien agradezco y felicito por su organización y por esta misma síntesis. Gracias a su motivación, entrega, apertura de una cuenta en washapp ha logrado un auténtico clima familiar tan gato en este tipo de eventos. Las doce ponencias se articularon en cuatro mesas temáticas.

En las dos primeras mesas, tituladas "Evangelización, idolatría y el rol de los milagros en el Perú de los siglos XVI y XVII", las investigaciones se centraron en el rol social del hecho religioso a través de la construcción de identidades y proyectos colectivos. Respecto a las conclusiones individuales, se planteó el rol protagónico de la orden agustina en la evangelización a través del culto y fama taumatúrgica de la Virgen de Copacabana (Magaly Labán); el uso del concepto de virtud para dosificar el acceso a la ordenación sacerdotal y justificar la jerarquización social (Carlos Ríos); la práctica de apropiación de la fama de legendarias apariciones como una práctica de las órdenes religiosas del Perú virreinal en el siglo XVII (David Franco); la bula de cruzada en América como prolongación de la Reconquista y su rol en la construcción de la hispanidad iberoamericana (José A. Benito); la existencia de una tradición clásica en el panteón andino mostrado por la cronística conventual del siglo XVII (Shophy Zegarra); y la búsqueda de honor y prestigio como motivación principal de los integrantes de las cofradías limeñas del siglo XVII (Walter Vega).

En la tercera mesa, titulada "El pensamiento religioso ante el orden social del siglo XIX" se hizo una historia cultural del cristianismo en el Perú del siglo XIX e inicios del siglo XX, mostrando los proyectos de católicos y protestantes para posicionarse en medio de una sociedad marcada por los cambios del liberalismo y la secularización. Respecto a las conclusiones individuales, se planteó la existencia de una visión apocalíptica en el clero decimonónico ante los retos de la modernidad (Juan C. Nalvarte); el discurso teológico y conservador de intelectuales peruanos del siglo XIX tradicionalmente asociados a la ciencia y la ilustración (Juan C. Huaraj); y el protagonismo del sur peruano en la construcción del adventismo en el Perú (Adán Yndigoyen).

Finalmente, en la cuarta mesa titulada "Tiempos de apertura" se mostró la iniciativa de las instituciones eclesiásticas en torno a los retos sociales del presente y la preservación de su herencia cultural. Respecto a las conclusiones individuales, se evidenció el rol progresista de la Iglesia Peruana en los años inmediatamente posteriores al Concilio Vaticano II (Diego Aguado); así como la activa puesta en valor del patrimonio cultural artístico y arquitectónico, documental y fotográfico, por parte de las congregaciones religiosas en los últimos años (Leslie Tucno, Carlos Ríos y David Franco).

Más allá del Bicentenario

Tras la magistral conferencia de clausura del Dr. Manuel Burga acerca de la nueva visión en los estudios históricos sobre Leguía, tomaron la palabra el decano de la Facultad de Ciencias Sociales doctor Julio Mejía Navarrete, el director de la Escuela Profesional de Historia y coordinador general del Congreso doctor José Valdizán Ayal y el vicedecano académico de la Facultad y coordinador general del Congreso doctor Francisco Quiroz Chueca, quienes agradecieron la profesionalidad y entrega de ponentes y del equipo responsable. Siguieron por último las palabras de los estudiantes anunciando su próximo congreso, así como las de los próximos anfitriones, los colegas de la benjamina de las escuelas de historia, la de Tacna, para agosto del 2022 y que nos compartieron su entusiasmo por organizarlo desde ya, dándonos a todos una generosa acogida. Un buen momento para reflexionar acerca de los aportes y los desafíos de la emblemática fecha del 2021-2024.

Culmino compartiendo un significativo texto del papa Francisco en su reciente encíclica "Fratelli tutti" en el que apela a "las lecciones de la historia, «maestra de vida», con sabor a historia total: "Ojalá que al final [COVID-19] ya no estén "los otros", sino sólo un "nosotros". Ojalá no se trate de otro episodio severo de la historia del que no hayamos sido capaces de aprender...Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado" (n.35).

¡Colegas de historia! Si de "reinventarse" se trata, estos congresos han ido aportando numerosas iniciativas, especialmente la de compartir lo mejor de cada investigación al servicio de la paz y de la solidaridad. Basta ya de historias de "llaneros solitarios", visiones unilaterales, de "buenos" y "malos", de "blancas nieves" y sólo "siete enanitos", leyendas (blancas o negras), prejuicios, exclusiones… Vamos con la historia total, viva y real, global, con todos los actores (grandes, pequeños y medianos, de "todas las sangres"), con todos los aspectos (y no sólo el político, social y económico, también el cultural, el que busca el sentido de la vida), con todos los acontecimientos (los estelares y los de la vida cotidiana). Gracias por los aportes del pasado, nuestra mano tendida para el trabajo común del presente y mis mejores deseos para que no se cansen nunca de estar investigando y difundiendo siempre con el mayo ánimo. Nuestra misión va mucho más allá que el "rescate" y relato del pasado, es un compromiso con la realidad presente y la forja de un futuro para la humanidad.

José Antonio Benito


Fecha Publicación: 2020-11-09T08:49:00.001-08:00
Google Forms


Amado en Cristo.

Sin embargo, no es obligatorio, ni los obligo de ninguna manera a honrarlo en contra de su voluntad. Soy la Sra. Anitha Selvaraj de Londres. Me casé con Francis Selvaraj, quien fue un contratista del gobierno de Costa de Marfil durante catorce años antes de su muerte en 2011. Llevamos once años casados ​​sin tener hijos. Murió tras una breve enfermedad que duró solo cuatro días. Dado que, después de su muerte, decidí no volver a casarme ni liberar al niño fuera de la casa del matrimonio,
.
Mientras mi difunto esposo estaba vivo, depositó $ 4.8 millones en un banco en Abidjan, Costa de Marfil. Actualmente, este dinero todavía está en el banco,

Recientemente, mi MÉDICO me dijo que no duraría los próximos tres meses debido al problema del cáncer. Lo que más me preocupa es mi enfermedad de ictus. Después de conocer mi condición, he decidido donar este fondo a un proyecto de caridad, necesito un Dios bueno que tenga miedo de la persona que va a usar el dinero en la forma en que lo voy a educar aquí. Quiero que este fondo vaya a orfanatos, viudas, difundiendo la palabra de Dios y manteniendo la casa de Dios.

Tomé esta decisión porque no tengo un hijo para heredar este dinero y los parientes de mi esposo son malas personas, nada buenas porque mataron a mi esposo con el otro propósito de poseer todos los bienes raíces de mi esposo fallecido, y yo no ' Quiero que mis esfuerzos por marido sean totalmente compatibles. No quiero que este dinero se use de una manera impía.

Por eso estoy tomando esta decisión. No le tengo miedo a la muerte, así que sé adónde voy. Sé que estaré en el seno del Señor. Éxodo 14 VS 14 dice que el Señor luchará por mi causa y yo mantendré la paz. Con Dios todo es posible.

Tan pronto como haya recibido su respuesta confirmando su aceptación del trabajo, proporcionaré toda la información relevante para autorizar la liberación y transferirle dinero como mi representante debidamente designado. Quiero que siempre ores por mí porque el Señor es mi pastor.

Mi felicidad es que he vivido la vida de un cristiano digno. Todo el que quiera servir al Señor debe servirle en espíritu y en la Verdad. Ore siempre durante toda su vida.

Por favor, para obtener más detalles, póngase en contacto conmigo en este correo electrónico. nthslvrj@gmail.com

Por favor asegúreme que seguirá lo que he escrito aquí.

Espero su respuesta positiva.
Tu hermana
Sra. Anitha Selvaraj
Untitled form
Fill out form
Create your own Google Form

Fecha Publicación: 2020-11-07T06:10:00.001-08:00

Gracias a la cordial mención del Dr. Miguel Ayuso en su conferencia en el día de hoy, 5 de noviembre del 2020, me complace compartir datos sobre un peruano ejemplar, como diplomático, filósofo, católico. https://www.facebook.com/117657363426125/videos/373772187158974

Doctor en Filosofía por la Pontificia Universidad Católica del Perú. Fue Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores y Embajador de la Unesco en diversos países. Fue designado como Miembro del Consejo de la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio. Dentro de sus obras escritas se tendría que rescatar «La Ontología Fundamental de Heidegger: su motivo y significación» e «Historia Diplomática del Perú 1990-1945».

 

 

Bibliografía

 

Rodrigo Alberto Wagner de Reyna, (*LimaPerú7 de junio de 1915 – † ParísFrancia9 de agosto de 2006), fue un diplomáticoabogado, filósofohistoriador y escritor que consagró su existencia al servicio de la cultura y de la política exterior peruana.

Wagner es considerado uno de los representantes más destacados del existencialismo cristiano en su país natal y de América Latina.

 

Adicionalmente, fue un investigador riguroso y objetivo de las relaciones peruano-chilenas y un analista de los hechos y procesos de la política exterior del siglo XX.

 

Índice

 

·  1 Biografía

o 1.1 Carrera diplomática

o 1.2 Otros cargos

·  2 Traducciones

·  3 Obras

·  4 Enlaces externos

·   

Biografía

Fue hijo de Otto Wagner Hochstetter y Carmen María de Reyna Alcalá. Realizó estudios de derecho y filosofía en la Pontificia Universidad Católica del Perú, y era doctor "Seiential et Honoris Causa" en Filosofía y Letras de la Universidad de Chile. Fue discípulo de Romano Guardini y de Martin Heidegger.

En 1945, se casó en la Nunciatura Apostólica, con Victoria Grau Wiesse, nieta del almirante Miguel Grau, héroe de la Guerra del Pacífico. La pareja tuvo nueve hijos.

 

Carrera diplomática

En su carrera diplomática fue destacado al Brasil, Portugal, Suiza y Chile.

Luego de haber desempeñado funciones como Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores, fue embajador ante la Unesco, Grecia, Alemania, Colombia, Yugoslavia y Francia sucesivamente.

A lo largo de su carrera diplomática recibió numerosas condecoraciones.

 

Otros cargos

Miembro de la Sociedad Peruana de Filosofía.

Una vez en el retiro, fue elegido como miembro del Consejo de la Universidad de las Naciones Unidas en Tokio, así como del Consejo Pontificio de la Cultura. También fue miembro de la Academia Peruana de la Lengua.

 

Traducciones

Tradujo a Santo Tomás de Aquino y Martín Heidegger al castellano.

 

Obras

De su abundante producción escrita se debe mencionar principalmente:

 

·  La Ontología Fundamental de Heidegger. Su motivo y significación, Ed. Losada, Buenos Aires, segunda edición, 1945.

Nota preliminar de Francisco Romero. (Primer trabajo en castellano sobre el filósofo alemán)

·  Prólogo a: Walter Bröcker: Aristóteles, Ediciones de la Universidad de Chile, Santiago, 1963 (Trad. de Francisco Soler Grima).

·  La Filosofía en Iberoamérica, patrocinado por la Sociedad Peruana de Filosofía, Lima, 1949.

·  Las relaciones diplomáticas entre el Perú y Chile durante el conflicto con España.

·  Modelo Peruano Publicaciones de la Universidad Externado de Colombia; Bogotá, 1974

·  Historia Diplomática del Perú 1900-1945

·  Alberto Wagner de Reyna (2003). La poca fe.

PUCP. ISBN 9789972425684.

  •  

CUADERNO HOMENAJE EN LA PUCP: http://repositorio.pucp.edu.pe/index/bitstream/handle/123456789/33642/Cuaderno%20del%20Archivo%20de%20la%20Universidad%20n%C2%B0%2012.pdf?sequence=6&isAllowed=y

HTTPS://BLOGS.UPN.EDU.PE/ESTUDIOS-GENERALES/2015/11/23/ALBERTO-WAGNER-DE-REYNA-EN-SU-CENTENARIO/

 

 Alberto Wagner de Reyna (1915-2006). Pensador y humanista peruano

Luz González Umeres



No imaginé que un día me tocaría redactar unas líneas introductorias para el número especial del nonagésimo aniversario de la Revista Mercurio Peruano dedicado a Alberto Wagner de Reyna, un pensador peruano ilustre y un humanista de talla, colaborador durante años del Mercurio Peruano, cuya benéfica influencia he tenido ocasión de experimentar y a quien me siento vinculada por lazos de simpatía y agradecimiento.

Le conocí en los años sesenta del siglo pasado, en el patio del Instituto Riva Agüero, que frecuentaba en su condición de director del Seminario de Filosofía, el cual yo asistí durante mis primeros años de estudiante en la Pontifica Universidad Católica del Perú de la ciudad de Lima. A la vuelta de los años, y a través de amigos comunes, me contactó con el correo electrónico en la Universidad de Piura, y me pidió información sobre el norte del Perú, requerida por amigos suyos en París. A partir de entonces fue frecuente durante varios años recibir sus artículos electrónicos, como es el caso del Baile de las Máscaras que escribió con ocasión del 11 de setiembre de 2002, o comentarios a publicaciones mías. También recibí sobres aéreos desde su dirección parisina de la Rue de Marronières con impresos y noticias diversas o con textos para publicar en El Mercurio Peruano.

En los últimos meses de su vida me puso en contacto con amigos suyos de la Sociedad Argentina de Filosofía, que le comprendían bien y le habían acogido en la ciudad de Córdoba con gran afecto. Así he tenido ocasión de conocer a Judith Botti, su presidenta, quien organizó un Homenaje a Alberto Wagner de Reyna el año 2006, en el marco del XXX Congreso Internacional de Filosofía, al cual tuve el gusto de asistir en representación de la Revista Mercurio Peruano, editada por la Universidad de Piura por voluntad expresa de los herederos de su fundador, Victor Andrés Belaúnde.

A ese acto asistió Miguel Wagner de Reyna Grau, en representación de su madre y de sus hermanos. Los peruanos allí presentes tuvimos ocasión de constatar la admiración de los colegas argentinos conocedores del pensamiento de Wagner de Reyna, que lo aprecian en su justa medida y lo citan con frecuencia en sus exposiciones, con toda naturalidad. Tuve oportunidad de conocer un libro de Wagner, El privilegio de ser Latinoamericano, desconocido entre nosotros y editado por la Sociedad Argentina de Filosofía, y a partir de entonces tuve la certidumbre de que los peruanos estamos en deuda con Wagner de Reyna. Así lo manifesté en una nota que envié al diario El Comercio de Lima a mi retorno al Perú en noviembre de ese año.

A través de Judith Botti tuve acceso a un documento inédito de don Alberto, su Manifiesto para Iberoamérica, «Amarra tu arado a una estrella», el cual planeaba publicar en importantes revistas latinoamericanas. La muerte le sorprendió mientras lo pulía en diálogo con sus amigos argentinos. Ese documento lo presenté en la Universidad de Piura, en el X Coloquio de Filosofía de 2007, y ha sido publicado en la Revista Mercurio Peruano con la debida autorización y complacencia de sus herederos.

Alberto Wagner de Reyna nació en la ciudad de Lima en su casa familiar de la Plaza Bolognesi el 7 de junio de 1915 y fallece en la ciudad de París, Francia, el 9 de setiembre de 2006. Es hijo del matrimonio de Otto Wagner, alemán de nacimiento y de educación, y de Carmen María de Reyna, limeña de tradición, familia y costumbres. Estudia en el Colegio Alemán, en la Recoleta y en Santa Rosa de Chosica. Luego en el Gruenau de la ciudad de Berna, en Suiza.

En 1932 ingresa a la Universidad Católica del Perú en la ciudad de Lima, y en 1935 es nombrado agregado civil a la legación del Perú en Berlín, Alemania, y cursa estudios en las Universidades de Berlín y Friburgo. En 1938 se gradúa de Doctor en Filosofía en la Pontificia Universidad Católica del Perú. En 1939 se recibe de Abogado en el Distrito Judicial de Lima, y es profesor de Filosofía en la Pontificia Universidad Católica del Perú.

En 1941 contrae matrimonio con Victoria Grau Wiesse, nieta de Miguel Grau y Seminario gran héroe naval, emblemático para todos los peruanos.

De 1941 a 1945 es Cónsul del Perú en Bello Horizonte y trabaja en la Embajada del Perú en Río de Janeiro. En 1945 es Secretario en la legación peruana en Lisboa, Portugal. De 1946 a 1949 es Secretario de la legación peruana en Berna, Suiza, y de 1949-1961 en la Embajada de Santiago, en Chile.

En 1961 y hasta 1966 desempeña el importante cargo de Secretario General del Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú en Lima. En 1963 es profesor visitante del Colegio de México. Desde 1964 hasta 1972 es Miembro del Consejo Ejecutivo de la UNESCO en París. De 1966 a 1968 es Embajador ante la UNESCO en París y en Grecia, Atenas. De 1969 a 1972 es Embajador del Perú en República Federal de Alemania y en Grecia.

En 1972 es Embajador del Perú en Colombia hasta 1975. A partir de 1975 hasta 1978 es Embajador del Perú en Yugoslavia y Albania. De 1976 a 1980 es Miembro del Consejo Ejecutivo de la UNESCO en París. El año 1980 pasa al retiro del Servicio Diplomático del Perú por límite de edad.

En 1984 recibe el nombramiento de Miembro del Consejo Pontificio para la Cultura de la Ciudad del Vaticano y lo ejercita hasta el año 1989. A lo largo de su carrera diplomática, extensa y brillante, Wagner de Reyna está en contacto permanente con la realidad del continente latinoamericano, sus aspiraciones, sus deseos, sus riquezas y sus carencias. En una obra suya1 plantea el difícil asunto de la distribución de la riqueza en la América hispánica. Ya en un inicial Ensayo titulado La Filosofía en Hispanoamérica2 había hecho notar a su retorno al Perú después de una larga permanencia de estudios en Alemania, las diferencias culturales que separan el mundo europeo del mundo sudamericano.

La identidad mestiza de Latinoamérica se le aparece como un privilegio, rebosante de valores espirituales y humanos, de tradición y aprecio por los bienes del espíritu, y así lo manifiesta en el ocaso de su vida3. En un Manifiesto para Iberoamérica que trabaja hasta su fallecimiento, en diálogo con amigos argentinos, queda patente su visión optimista del futuro de la América hispánica en relación con la cultura utilitarista y globalizada que ha puesto en vigencia un paneconomicismo que se extiende por el mundo de la mano de la filosofía políticamente correcta y del pensamiento único4.

Para Wagner «la globalización del mundo descansa sobre presupuestos de la cultura occidental que se han impuesto por diversos medios -bélicos, intelectuales, económicos- desde Europa al orbe entero»5. Anota que paralelamente a la globalización se advierte en Occidente «un alejamiento de las bases de su propia esencia, una desviación del propio modo de ser. Occidente es el producto histórico de la confluencia de lo judío, lo helénico y lo romano, bajo la acción determinante del Cristianismo, en que la síntesis de sus componentes cobra su cabal realización»6. En los últimos siglos la desviación del modo de ser de Occidente «constituye el materialismo actualmente imperante, que caracteriza nuestra civilización de abundancia y desperdicio, de permisividad y espectáculo, y que en ella históricamente se expresa»7.

Iberoamérica tiene muchos valores que aportar al mundo globalizado y debe ser consciente del peso específico de su propia cultura, el cual debe llenarla de orgullo y seguridad, así como de pujante esfuerzo por alcanzar las metas de la necesaria justicia social en su propio ámbito social y político. Dice: «Nuestra Casa Iberoamérica, tiene una ventana hacia el futuro, debido a que en nosotros aún está vivo lo pasado; una ventana que otros no poseen y constituye nuestra especificidad; nuestra especificidad, se entiende, dentro de Occidente»8.

Wagner subtitula su libro sobre el privilegio de ser latinoamericano con las siguientes frases: «dignidad en la pobreza y cultura», antecedidas por la «fe». Nuestro pensador es un hombre de sólidas creencias y ricos ideales. Así lo ha reconocido un intelectual peruano, José Agustín de la Puente, en el «Prólogo» al libro de las Memorias de Wagner9, en el cual refiriéndose al talante de Alberto Wagner de Reyna y a su personalidad intelectual dice: «Está el diplomático en momentos graves y en instantes risueños aparece el estudioso en los predios de la filosofía, su vocación medular; está presente, del mismo modo, el erudito y serio conocedor de nuestra historia; muéstrase, asimismo, el amante de nuestras tradiciones y el escritor con originalidad y gracia. Y todos los planos intelectuales descritos se encuentran presididos en la vida de Alberto Wagner de Reyna por su jamás disimulada fe religiosa y por su creencia en el Perú y en su personalidad histórica; estos dos valores impregnan su vida y sus tareas»10.

En la Carta a los Latinoamericanos que escribe conjuntamente con el argentino Pedro Frías, dice: «Ante la actual situación mundial, y en especial de Latinoamérica, creemos es nuestra obligación moral difundir algunas reflexiones al respecto y hacer un llamado a la conciencia cívica de los habitantes de nuestro subcontinente, para contribuir a que, asumiendo su responsabilidad, enfrenten con conocimiento de causa y solidariamente los desafíos del futuro»11.

Wagner considera a Latinoamérica como un Occidente marginal y en ella «se conserva en su pureza, en su espontaneidad original, su tradición cultural, en este caso el espíritu de Occidente. Gracias al aporte indígena que no lo niega sino más bien lo pone de relieve, gracias a la cercanía a la naturaleza -lo étnico y lo telúrico- sobrevive, con mayor intensidad que en sus centros de gravedad, la auténtica esencia de Occidente»12.

Observa nuestro autor que si bien el paneconomicismo no ha perdonado a Iberoamérica, «le es accesorio y accidental: tras manifestaciones que parecen emparejar a Iberoamérica con el resto de Occidente, persisten vivas en lo sustancial las esencias matrices de éste»13.

Insiste en mostrar a Iberoamérica como un continente de esperanza para Occidente y sostiene: «es la comarca mundial más occidental de Occidente y también su componente más joven. La más separada de Oriente y la que le hace frente por encima de la inmensidad del Océano Pacífico. Con 15 siglos menos que el núcleo de Occidente, la Europa cristiana, tiene aún la ingenuidad de la adolescencia, lo que es un tesoro»14.

No deja de ver los defectos de su idiosincrasia y eleva su mirada al futuro. Muestra su inspiración de filósofo cristiano contemplando el carácter dinámico de la cultura occidental, y reconociendo que ha nacido del ímpetu evangelizador, el cual ha movido siempre su historia. Observa con coherencia lógica, pero también teológica, que si esta cultura no quiere traicionarse ha de seguir en ese mismo ímpetu. Con lucidez de creyente sostiene: «detrás de la evolución histórica se halla invisible a los ojos de quienes no quieren ver, un trazado, una dinámica trascendente de la cual sólo puede dar razón la Providencia. Y el Occidente ha sido fiel a este designio hasta que comenzó a distanciarse de su sustancia histórica y espiritual, hasta caer en la auto traición que lo ha colocado en la encrucijada actual»15.

En los párrafos finales de su Manifiesto invita a amarrar el arado a una estrella, el arado propio a la Cruz del Sur. Para ello es necesario que Iberoamérica sea consciente de sus valores, que persista en ellos con firmeza, sin recurrir en ningún caso a la violencia, recorriendo caminos que son propios de Occidente: la reflexión, el trabajo, el ejemplo, la propuesta de soluciones e ideales, la fantasía creadora que encuentra caminos nuevos cada día. En otras palabras, Iberoamérica ha de nutrir su espíritu en ese torbellino de fuerza que proviene de las convicciones hondas, que Dios da a quienes tienen fe en el poder de su mano omnipotente16.

No deja de decir que el paneconomicismo en el cual estamos todos integrados «crea injusticia y desigualdades trágicas entre seres humanos y pueblos, de suerte que una minoría disfruta de bonanza y que un gran sector de la población del globo sufre la miseria física y moral»17. Por eso sostiene que se «hace necesaria una heroica operación quirúrgica en la conciencia colectiva, una revolución restauradora axiológica: devolver a la pobreza su carácter de valor. Pobreza como suficiencia material y moderación, se entiende. Dar prioridad al espíritu frente a la materia»18.

En efecto, en diversos textos alude a la pobreza y a sus bondades, y explica en qué consiste: «La pobreza es un valor. No sólo porque todo lo humano se inscribe en un marco axiológico, sino porque para ser pobre se necesita un valor; valor para luchar, valor para perder, valor para protestar, valor para sucumbir, valor para aceptar»19.

La pobreza no es sinónimo de indigencia, «quiere decir necesidad, necesidades no satisfechas, necesidad no satisfecha de lo que es indispensable, es algo que se encuentra debajo del cero en el termómetro de la vida. Su valor es negativo; su existencia, un escándalo, un crimen social»20. La pobreza no es miseria, sino una «estrechez que no arguye ausencia de lo necesario sino sólo limitación, limitación a los requerimientos vitales, una ausencia de lo superfluo y aún a veces de lo deseable. Esa pobreza específica lleva a la frugalidad, que constituye sin duda alguna un valor; es la austeridad, la moderación»21.

Así Wagner describe al hombre, su condición pobre, con los siguientes trazos: «El pobre es un hombre, un hombre completo en sí, con su propio modo de ser, y no un modo defectivo de otros individuos de su misma especie, un ser que se sostiene en condiciones especialmente difíciles y por ello requiere una fuerza para afirmarse en la lucha, para entregarse en una aceptación conciliadora, actitudes que requieren una decisión de trascendencia moral y material. El pobre resulta así altamente positivo, afirmativo, más positivo que rico. Este último se puede dejar llevar por la bonanza. No quiere ello decir que su estado pobre sea placentero, por lo contrario: la pobreza es dura, fatigosa, a veces injusta, a veces merecida, pero no por ello menos contundente, como un golpe de martillo que fija y define»22.

Por eso sostiene que «hay que interpretar la pobreza desde ella misma, desde lo que es y no desde lo que no es, como un punto de referencia autónomo y positivo. La pobreza es creadora de cultura pues ella empuja hacia modos de vivir y sobrevivir que el rico no requiere: la pobreza lleva a la invención»23.

Es una suerte para el hombre pobre estar situado en una perspectiva tan enriquecedora, a diferencia del indigente y del rico, quienes «se hallan, por lo general, abocados al problema de la riqueza, es decir a los bienes materiales; el uno por carecer de ellos y necesitarlos para satisfacer adecuadamente sus necesidades; el otro, al verse envuelto en la dinámica de la economía, siente la urgencia de incrementarlos, de no quedarse atrás, de defenderlos»24.

Wagner sentencia que «la pobreza se revela como un tomar distancia frente a la fascinación de lo económico. Ella se funda en el reconocimiento de la adjetividad de la riqueza y lleva a la búsqueda del austero desarrollo sustancial humano, el cual hace que el hombre sea hombre. Y esta búsqueda esforzada es precisamente lo que constituye la cultura, como valor espiritual, de vigencia global, en que lo material y crematístico encuentra su sentido y completa su función social»25.

El «paneconomicismo, y con él, el prestigio absoluto de la riqueza, no son axiomáticos. Es tan sólo un hecho histórico que, según Spengler, comenzó a afirmarse hace unos 250 años. Prueba de ello son las comunidades y sociedades, feudales, laborales, espirituales, de lo pasado y presente en que la riqueza era y es despreciada. La civilización universal contemporánea descalifica, desde luego, tales colectividades, tachadas de tradicionales, atrasadas, marginales o absurdas; y sin duda lo son desde un punto de vista. Es éste el resultado de una evolución de la cultura occidental que no ha sabido ser fiel a sí propia, pero sí conquistar el mundo entero»26.

En Wagner de Reyna, junto con esta positiva visión de la pobreza encontramos la exigente preocupación de pensar el desarrollo, de vislumbrar en profundidad su verdadero rostro. En su libro «La Poca Fe» se refiere al momento histórico que vive la humanidad. Lo califica de crisis y dice: «La crisis múltiple, pero coherente en su diversidad, tiene origen en el propio ser humano, y ello porque él mismo en lo profundo de su existencia se halla en crisis»27. Esta crisis importa porque nos divide y desgarra.

Sostiene que la crisis está «vinculada al subdesarrollo, e indirectamente a la revolución que significó el desarrollo industrial, que ha llevado a un contraste de conflictivo desnivel tanto entre países cuanto entre capas sociales»28. Pero, bien mirada, la crisis no se supera solo con un simple progreso material como suele decirse en los ambientes técnicos. Esto último entraña serias contradicciones al limitarse a perseguir un desarrollo puramente económico. En efecto el progreso verdadero aspira a una ascensión interior del hombre de tipo ético, la cual lo mejora realmente. Este tipo de aspiraciones ayudan a la humanidad a salir de la crisis enquistada en un paneconomicismo técnico e industrial, liberando a la persona humana de ser subordinada a las exigencias de la planificación económica y a la ganancia exclusiva.

Wagner sostiene la tesis de un humanismo de trascendencia analógica en el cual el hombre es apreciado en su totalidad, y lo material le sirve solo de infraestructura de lo espiritual teniendo los siguientes puntos de referencia:

  1. El hombre requiere condiciones suficientes para satisfacer sus necesidades en el orden material, como respuesta a su naturaleza y base para la expansión de las virtualidades humanas.
  2. La infraestructura orgánica no es un conjunto de condiciones para la vida, sino un tejido de realidades en que se desarrolla el hombre, habiendo entre ambas una relación vital.
  3. Las preocupaciones por la subsistencia no deben desplazar cuestiones axiológicamente superiores.
  4. Cumplido lo anterior el hombre puede entregarse a la actividad superior que le es natural.
  5. La ordenación de estas actividades responde a la trascendencia analógica dando un sentido ascensional a la vida del hombre porque tiene la conciencia de una perfección inalcanzable que desde lo exterior al ser humano le orienta confiriéndole su razón de ser y actuar.

Por eso: «estos cinco puntos de referencia determinan la esencia de este nuevo humanismo que podríamos llamar del homo humanus en todas sus dimensiones, pues atiende a lo esencial del hombre, a aquello que lo distingue de los demás entes que existen en el mundo, y a todo hombre, y en él habría de inspirarse la definición del desarrollo, del desarrollo humano»29.

Nuestro pensador subraya la importancia de la cultura, que es una de las dimensiones en las que el hombre se realiza como tal. Así Wagner habla de la relación entre hombre y medio físico. A esta relación la llama el habitar, esto es, el aprovecharse tanto del espacio y sus características geográficas, biológicas, climáticas, paisajistas, etc., tanto como de los bienes que la naturaleza ofrece allí.

El habitar es también, según Wagner, un implantarse en algún lugar a través de los cimientos de lo que llama casa, en una doble significación. Es en primer lugar dejarse adoptar por ella para adquirir su dominio, en un entretejerse de responsabilidades. Esta relación es, con el espacio real, la que determina un modo de ser del hombre y viceversa.

 

Hay una cuádruple condición del habituar con respecto del hombre:

  1. una presencia humana
  2. una acción frente a una resistencia que en general es simultáneamente recurso para la vida.
  3. un campo de adueñamiento físico y moral
  4. un límite excluyente, pues no se puede habitar en dos lugares a la vez, y si se habita conjuntamente con otra persona, el lugar supone una relación humana especial, como el parentesco por ejemplo.

Pero hay una segunda relación del hombre con la naturaleza, y es la que se da por medio del trabajo, a través del cual consigue lo necesario para su subsistencia. La primera acción del trabajo está referida a la construcción de la habitación. «Con ello modifica voluntariamente la naturaleza que lo circunda»30. Quien habita aprovecha de los dones de ésta y «generalmente induce a la naturaleza para aprovecharse mejor de ella»31.

El hombre transforma la naturaleza aplicándole su propio ingenio, sumando así una acción física e intelectual y dejando una huella suya en el espacio. Una huella humana, que a su vez humaniza a la naturaleza con el cohabitar, muy diversa del depredar de la máquina. De este modo el respeto por la naturaleza va de la mano con el cohabitar, y también lo inverso, la máquina que desarticula el medio ambiente y destruye la visión de seguridad, satisfacción y belleza que se da en el encuentro humano con el espacio.

También el espacio humano tiene otra connotación: el habitar implica la presencia de colindantes. La formación de un núcleo humano o una comunidad se sustenta en base a dos principios que son el parentesco y la proximidad física, que determinan intereses comunes. Estos principios no son ilimitados ya que se necesita un número determinado de personas y un área limitada.

Esta comunidad genera a su vez otras relaciones más complejas. Una de ellas es la afectividad que se da entre las personas, hoy expresada en lo que conocemos como espíritu de vecindad. Aquí se genera la historia como manifestación de permanencia de la comunidad en un espacio y tiempo, una historia que se caracteriza por ser notoria respecto del vecino y diferente en torno a la comunidad. Además este vecindario engendra sus propios modos de afrontar la naturaleza y crear costumbres, crea una relación ética entre ellos. Así dice Wagner: «el medio social no ha de entenderse fundamentalmente como contrapuesto al físico, sino dentro de una continuidad dialéctica. Las diversas acciones frente a la naturaleza se incluyen también de esta suerte en la esencia al par natural y social del hombre»32.

La comunidad es el medio en el cual se mueve el hombre y le confiere sentido a su ser. Para que esto surja es necesaria una comunicación fluida, no necesariamente referida al intercambio de información, sino también al de bienes y servicios y, lo más importante, a un debatir sobre la «copropiedad, a la posesión en común de un destino, de una historia»33.

Para Wagner la cultura atraviesa la existencia humana y lo humano en su entorno. Es «la cabal realización del humanismo en la humanidad del entorno, abarcando toda la acción humana desde la cuna hasta la sepultura, y le confiere un sentido anagógico, es decir, una dirección trascendente»34.

Nuestro autor propone replantear el concepto de desarrollo, volviendo precisamente la mirada a la pobreza, de la cual ya hemos hablado párrafos atrás. En efecto, la pobreza entendida en su genuino sentido de despego de las riquezas y de austeridad, es un valor para la civilización que sólo vive para poseer. Así «la búsqueda exclusiva del poseer se convierte en un obstáculo para el crecimiento del ser y se opone a su verdadera grandeza; tanto para las naciones como para las personas. La avaricia es la forma más evidente de un subdesarrollo moral»35.

Así se ve que Wagner recupera bajo el término de pobreza los valores implícitos en las virtudes clásicas de sobriedad y de templanza frente a los bienes materiales, tan propia del mensaje cristiano y del pensamiento clásico. Por un lado la pobreza es creadora de cultura pues ella estimula hacia modos de vivir y sobrevivir que el rico no requiere. En cambio el pobre sí requiere de la cultura para desplegar su vivir. Ese despliegue pone en marcha las capacidades de invención, cosa que al rico no le hace falta. El rico solamente compra lo que otros han producido e inventado36.

Nuestro pensador hace ver la paradoja implícita en la visión economicista del desarrollo al plantear para el hombre un ideal de vida que se inspira en el desarrollo como riqueza. Este ideal es empobrecedor para el espíritu y las facultades más altas del hombre. Por eso Wagner se afana en mostrar que la perspectiva del rico es reductora del ser, porque en el fondo aspira a convertir al hombre en un simple ser con vida en el zoológico del mundo o como un homo economicus que desempeña un papel activo en la economía. El hombre es más que un animal o un factor económico, y estas formas de ver el desarrollo lo parcializan y deshumanizan. Por tanto, el desarrollo para Wagner radica en el bienestar del ser humano y se encamina hacia él. Esto supone una estructura material adecuada, superior al punto de miseria, pero inferior a la riqueza. La modestia lleva a través de la acción y emociones culturales a un bienestar integral y equilibrado en el que se realizan las virtualidades superiores del hombre37.

Que el desarrollo vaya más allá del componente económico no significa que no requiera este componente, sino más bien lo afirma como medio indispensable para lograr los elementos que constituyen el desarrollo. Así el movimiento al desarrollo se caracteriza por ser endógeno y desde abajo, ya que se genera dentro de una cultura, comenzando por el que vive en la pobreza38.

Lo que se requiere es un mundo concebido como un cosmos donde se rompa la dicotomía implantada por la modernidad, en el cual los ricos van de un lado y los pobres de otro. Al romperse este rígido esquema se descubrirá que la riqueza es adjetiva y la nivelación económica dejará de ser una meta39.

El primer paso hacia la realización de este ideal teórico consiste en precisar el modelo que recoja estos fundamentos, para encaminar la actividad y sentir de un pueblo en desarrollo, hacia una sociedad humanista. Dicho con palabras textuales de Alberto Wagner: «En síntesis, más allá de la inaceptable indigencia, que desde el punto de vista práctico y ético es necesario superar en todo el mundo con toda urgencia, podemos decir que la pobreza se revela como un tomar distancia frente a la fascinación de lo económico. Ella se funda en el reconocimiento de la adjetividad de la riqueza y lleva a la búsqueda del austero desarrollo de lo sustancial humano, de aquello que hace que el hombre sea hombre. Y esta búsqueda esforzada constituye precisamente la cultura como valor espiritual, de vigencia global, en que lo material y crematístico encuentra su sentido y completa su función social»40.

El modelo de desarrollo no puede ser un programa vacío y formal, sino que ha de ser entendido en sus múltiples conexiones hacia los elementos de la existencia humana, en la realización del humanismo. Esto sólo se puede efectuar in fieri y de allí que no podamos definir los elementos o su contexto a priori. En cambio sí es posible señalar en qué dimensiones ha de producirse este proceso y en qué habrá de consistir: habrá de basarse «en tres discernimientos:

  1. una discriminación entre la cantidad y la calidad por medio de la que se sustituya una sociedad de consumo por una de satisfacción que no busque bienestar en el crecimiento cuantitativo, sino en la mejor respuesta a las necesidades de forma cualitativa.
  2. la caracterización y jerarquización de los fines y los medios estableciendo subordinación prioridades por medio de una tabla de valores a que pueda hacer referencia inequívoca la conciencia moral en las diferentes situaciones de la vida.
  3. un reconocimiento de la unidad consustancial del hombre, pero a la vez atender su doble naturaleza consistente en su infraestructura material y su autarquía espiritual con una subordinación intrínseca la última sobre la primera. Esto genera un proyecto»41.




Estos tres discernimientos, sostiene Wagner, han de ser abordados después en la distinción de los siguientes cinco estratos que cito a continuación:

  1. un estudio teórico detallado de los temas propios del modelo cultural
  2. un levantamiento de la realidad nacional según los conceptos del humanismo trascendental -desarrollo, pobreza y cultura- por regiones y niveles sociales que lleva a una visión e interpretación del país en estos criterios
  3. la elaboración a base de datos y conocimientos así adquiridos de un modelo o varios modelos culturales explícitos adecuados al país
  4. la aplicación de este modelo o modelos a una o varias comunidades representativas de modo que se aprecie la recíproca influencia entre la teoría y la práctica y se observen los mecanismos puestos en juego y sus particularidades
  5. una presentación final de la experiencia con conclusiones sobre su validez, aplicaciones más amplias, proyecciones etc.

Wagner sostiene que después de haber asimilado y elaborado este caudal de conocimientos, será posible indicar los resortes para aplicar un modelo cultural a toda la región o país y llevar a cabo una programación que no puede ser impositiva. Así, corresponde a la cultura la decisiva acción de armonizar los contrarios, pues ella es la que reconcilia al hombre con su entorno, volviendo éste a su sentido trascendental, «una auténtica apertura hacia su libertad, su satisfacción, su elevación»42.

Este es el esquema básico del modelo de desarrollo cultural que Wagner titula como un humanismo trascendental analógico y lo propone al mundo de la cultura global, y de la Iberoamericana en particular.


Bibliografía
WAGNER DE REYNA, Alberto, Bajo el Jazmín. Memorias, Academia Diplomática del Perú, Pontificia Universidad Católica del Perú, Instituto Riva Agüero, n.º 158, Lima, 1997.

  • ——, El privilegio de ser Latinoamericano, Colección Reflexiones, Editorial Alejandro Korn, Córdoba, Argentina, 2002.
  • ——, Bases para un enfoque iberoamericano del mundo actual, en Luz González Umeres, «Iberoamérica en tiempos de globalización, un manifiesto y un lema de Alberto de Reyna: amarra tu arado a una estrella», Mercurio Peruano, n.º 520, diciembre 2007, p. 102 y ss.
  • ——, La poca fe, Pontificia Universidad Católica del Perú, Fondo editorial, Lima 2003.
  • ——, La filosofía en Iberoamérica, Sociedad Peruana de Filosofía, Lima, 1949.


Fecha Publicación: 2020-11-02T13:31:00.000-08:00

body { font-family:'Helvetica Neue', Helvetica, Arial, sans-serif;background-color:#ffffff; margin:0; padding:0; color:#333333; }
Si no puede visualizar este correo, vea la versión web

 

Año 14, N° 643 | Boletín del Arzobispado de Arequipa, 30 de octubre de 2020

 

     
 

EL PAPA FRANCISCO Y LOS HOMOSEXUALES
+ Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa

Foto


En los últimos días ha dado la vuelta al mundo una noticia según la cual el Papa Francisco se habría manifestado a favor del matrimonio entre personas del mismo sexo y, con ello, habría cambiado la doctrina de la Iglesia. La noticia, sin embargo, es falsa y responde a una manipulación, totalmente fuera del contexto en que las dijo, de unas breves palabras del Papa publicadas en un video documental titulado "Francesco". Lo que el Papa textualmente dice en el video es: "las personas homosexuales tienen derecho a estar en la familia. Son hijos de Dios. Tienen derecho a una familia. No se puede echar de la familia a nadie ni hacerle la vida imposible por eso. Lo que tenemos que hacer es una ley de convivencia civil. Tienen derecho a estar cubiertos legalmente. Yo defendí eso". Ninguna de esas afirmaciones es nueva ni significa que el Papa esté a favor del matrimonio entre homosexuales, como pasaremos a constatar con algunos ejemplos.

En una rueda de prensa del 26 de agosto de 2018, cuando un periodista le preguntó qué diría a un padre cuyo hijo le dice que es homosexual, Francisco respondió: "No condenar, dialogar, entender…Porque ese hijo y esa hija tienen derecho a una familia y la familia es esta, la que es: no echarlo de la familia". En la misma línea, en su exhortación apostólica Amoris laetitia, del año 2016, el Papa dice: "Por lo que se refiere a las familias, se trata por su parte de asegurar un respetuoso acompañamiento, con el fin de que aquellos que manifiestan una tendencia homosexual puedan contar con la ayuda necesaria para comprender y realizar plenamente la voluntad de Dios en su vida" (n. 250). Ayuda que, en más de una ocasión, el Papa ha dicho que se debe procurar que la brinde un profesional con la finalidad de que, en la medida de lo posible, el hijo o la hija recupere su identidad heterosexual, porque "no podemos separar lo que es masculino y femenino de la obra creada por Dios…donde hay elementos biológicos que es imposible ignorar" (AL, 286).

En cuanto a la posible "ley de convivencia civil" que el Papa dice haber defendido, se refiere a cuando, siendo arzobispo de Buenos Aires, se opuso a un proyecto legislativo para la creación del llamado "matrimonio gay" o "matrimonio igualitario" y, en su lugar, propuso que se dicte una ley que proteja ciertos derechos que se pudieran originar entre personas que conviven, como son derechos patrimoniales o de visita en el hospital. Ahora bien, estos derechos no tienen que derivarse únicamente del matrimonio ni ser exclusivos para homosexuales sino que pueden otorgarse a personas que comparten una vida, o al menos parte de la misma, incluso sin tener relaciones sexuales. En cambio, en la antes citada exhortación Amoris laetitia Francisco dice que "no existe ningún fundamento para asimilar o establecer analogías, ni siquiera remotas, entre las uniones homosexuales y el designio de Dios sobre el matrimonio y la familia (…) Es inaceptable que las iglesias locales sufran presiones en esta materia y que los organismos internacionales condicionen la ayuda financiera a los países pobres a la introducción de leyes que instituyan el 'matrimonio' entre personas del mismo sexo" (n. 251). A buen entendedor, pocas palabras.

 

+ Javier Del Río Alba
Arzobispo de Arequipa

 
También puedes ver el video en Youtube:


 
     
     
 

ARZOBISPO PARTICIPÓ EN CONSEJO PERMANENTE DE LA CEP
Reunión se realizó de manera virtual

Foto


Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, participó en la Sesión del Consejo Permanente de la Conferencia Episcopal Peruana (CEP), en la que los Obispos dialogaron sobre el proceso a seguir para la reapertura de los templos y la reanudación de la Misa en presencia de los fieles. La sesión se realizó de manera virtual, el lunes 26 de octubre, junto a todos los miembros del Consejo.

Como fruto de esta asamblea, al día siguiente, la CEP emitió un comunicado sobre la reapertura de los templos, en el cual se expresa que cada Obispo tomará las decisiones correspondientes según la situación de la pandemia en su diócesis.

El pronunciamiento también exhorta a los fieles a seguir tomando las medidas necesarias para protegerse del coronavirus y confiar en la intercesión del Señor de los Milagros, la siempre Bienaventurada Virgen María y nuestros santos peruanos.

 
     
     
 

CATEDRAL DE AREQUIPA REABRIÓ SUS PUERTAS A LOS FIELES
Arzobispo exhortó a la población a cumplir con el protocolo establecido

Foto

Tras permanecer cerrada durante siete meses por la cuarentena, el lunes 26 de octubre la Basílica Catedral de Arequipa abrió nuevamente sus puertas para que los fieles puedan ingresar a rezar de modo individual ante el Santísimo Sacramento o la imagen de su devoción. La capilla en la que el Santísimo está expuesto de modo permanente estará abierta de lunes a sábado de 7 a.m. a 6 p.m., mientras que el templo mayor lo estará de 7 a 10 a.m. y de 5 a 6 p.m. Los domingos, en cambio, tanto la capilla como el templo estarán abiertos de 9 a.m. a 1 p.m.

Las medidas de bioseguridad a seguirse son las contempladas en el protocolo previamente consensuado entre la Conferencia Episcopal Peruana y el Ministerio de Salud, así como en las prescripciones complementarias establecidas por Mons. Javier Del Río para esta Arquidiócesis. Las medidas disponen un aforo de máximo el 20 % de la capacidad del templo, el uso de mascarilla y el distanciamiento social de 2 m. En la puerta de ingreso se tomará la temperatura corporal y se procederá a desinfectar las manos y la suela de los zapatos. En el templo no habrá agua bendita ni se podrá tocar las imágenes. La visita podrá durar un máximo de 10 minutos. Se recomienda que no asistan las personas vulnerables o que eventualmente puedan estar infectadas, y no se permitirán las visitas turísticas.

En cuanto a las confesiones, para evitar el riesgo de contagio, a partir del lunes 2 de noviembre se colocarán confesionarios en el atrio de la Catedral, como se hizo durante el Año de la Misericordia, para facilitar el acceso de los fieles a dicho sacramento.

Parroquias y templos
En el caso de las parroquias, el Arzobispo ha dispuesto su plena reapertura a partir de la primera semana de noviembre, tanto para la oración individual como para las confesiones y los bautizos.

El lugar para la confesión estará en un ambiente amplio y ventilado, asegurando la confidencialidad y también el distanciamiento social necesario.

A la celebración del bautismo sólo podrán asistir el niño a ser bautizado, sus padres y sus padrinos; solo se podrá bautizar a una persona a la vez, a menos que se trate de hermanos. La preparación de los padres y padrinos se realizará de manera virtual. En el caso del bautismo de adultos, la preparación deberá ser necesariamente presencial y según el programa oficial de la Arquidiócesis.

«Por ahora se continuará transmitiendo la Santa Misa a través de las redes sociales de cada parroquia, aunque es muy importante ir preparándose para volver a celebrarla juntos en el templo, porque si todo va bien podremos hacerlo próximamente», ha manifestado Mons. Del Río, quien además ha exhortado a los fieles a seguir cuidándose del coronavirus, permanecer unidos en la oración y no desfallecer en la fe.

 
     
     
 

CLERO JOVEN
Encuentro de Formación Permanente junto al Pastor

Foto

El Clero Joven de la Arquidiócesis se reunió con Mons. Del Río el martes 27 de octubre en la parroquia «San Juan Bautista» – Yanahuara, para revisar juntos el Protocolo establecido por la Conferencia Episcopal Peruana (CEP) para las actividades religiosas de la Iglesia Católica en tiempos de pandemia, de modo especial lo referido a la reapertura de los templos y a normas complementarias emitidas por el Arzobispo para nuestra Arquidiócesis.

Monseñor Del Río tuvo palabras de agradecimiento a los presbíteros por todo el bien que han hecho y continúan haciendo, pese a las limitaciones impuestas por la coyuntura sanitaria. El Encuentro de Formación Permanente congregó a los sacerdotes diocesanos ordenados desde el año 2010, incluidos aquellos que se encuentran cursando estudios de posgrado en el extranjero, sumando un total de 43.

Cabe destacar también que durante el encuentro los sacerdotes y el Prelado cumplieron con todos los protocolos de bioseguridad necesarios para resguardar su salud.

 
     
     
 

MISA DE FIESTA EN HONOR AL SEÑOR DE LOS MILAGROS
Celebración fue transmitida en vivo por redes sociales

Foto

El miércoles 28 de octubre, Mons. Javier Del Río Alba, Arzobispo de Arequipa, presidió la Misa de fiesta en honor al Señor de los Milagros, en una transmisión especial desde la capilla de la casa episcopal, por el Facebook del Arzobispado.

«Hoy día el Señor nos viene a buscar a través de esta Eucaristía y en este día central del Señor de los Milagros, el Señor nos invita a no dejarnos engañar por la serpiente, nos invita a tener los ojos fijos en Jesucristo, poder mirarlo a él y creer, descansar en este amor, renovar nuestro acto de fe. Que el Señor nos conceda pues, esta noche, hacer el acto de fe, que nos conceda convertirnos al amor de Dios manifestado en Cristo Jesús, el Señor de los Milagros», manifestó el Prelado en su homilía.

Ese mismo día, Mons. Raúl Chau, Obispo Auxiliar, también presidió la Misa de fiesta en honor al Cristo Moreno desde la parroquia Del Sagrario, Santuario del Señor de los Milagros en Arequipa, en una transmisión especial por la página de Facebook de la Hermandad en nuestra ciudad, junto a miles de fieles devotos que se conectaron en vivo para acompañar y recibir la bendición del Señor desde casa, debido a la pandemia.

 

Transmisión en vivo:

 

 
     
     
 

FORMACIÓN ONLINE DE CATEQUISTAS
Inscripciones disponibles hasta el 6 de noviembre

Foto


Debido a la gran acogida que viene teniendo el curso gratuito de Formación Online para Catequistas, el Arzobispado de Arequipa y la Fundación Ciudadanía y Valores (FUNCIVA) llevarán a cabo una nueva edición del mismo a partir del 10 de noviembre. Las inscripciones están abiertas hasta el 6 de noviembre, los interesados pueden comunicarse al WhatsApp 959288938 para acceder a mayor información o llenar el formulario que se encuentra en la página de Facebook: Arzobispado de Arequipa.

El curso es gratuito y asincrónico, es decir, cada uno lo puede llevar en el horario que tenga disponible. Está dirigido a catequistas o a quienes deseen serlo, así como a agentes de pastoral, sacerdotes, religiosas, docentes y padres de familia que encontrarán en él un buen método para transmitir la fe a sus hijos y entablar con ellos un provechoso diálogo y entretenida interacción en torno a los contenidos fundamentales de nuestra fe.

El sistema de trabajo consistirá en tres módulos que se cursarán durante 14 días, a través de lecturas, cuestionarios, intervención en foros y prácticas, además de acceder a herramientas y contenidos de calidad para conversar, jugar, rezar y practicar con los niños. En tal sentido, el aula virtual tendrá disponibles diversos recursos como imágenes, videos y ejercicios dinámicos.

El curso forma parte del proyecto de formación FUNDAMENTOS / #BeCat, patrocinado y dirigido por FUNCIVA, para promover la renovación de la catequesis de iniciación cristiana en parroquias, colegios y hogares católicos, de acuerdo a las necesidades detectadas en cada ámbito de acción.

 
     
     
 

TALLER DE ILUSTRACIÓN RELIGIOSA PARA JÓVENES
Convocatoria tuvo gran acogida

Foto

Con el objetivo de promover la ilustración y el dibujo como una forma de apostolado y de catequesis entre los jóvenes, el Arzobispado de Arequipa realizó un Taller Online de Ilustración Religiosa para chicos católicos entre los 15 y 30 años, con aptitudes para el dibujo y la ilustración, que reflejen además una vocación misionera.

El taller fue completamente gratuito y estuvo a cargo del profesor Paul Yanque, un reconocido ilustrador profesional que ha realizado las ilustraciones de la serie de libros Aprendiendo a querer de la editorial ALAFA. Las clases iniciaron el 30 de septiembre a través de la plataforma Google Meet, fueron en total 4 sesiones los días miércoles hasta el 21 de octubre, que fue la clausura. En cada sesión los participantes aprendieron a desarrollar la estructura del personaje, definir las tonalidades oscuras y claras, desarrollar las tonalidades con plumilla digital y definir al personaje en detalle.
 

 
     
     
 

JUNTO AL PASTOR
Encuentro se realizó en el Palacio Arzobispal

Foto

El jueves 29 de octubre, Mons. Del Río se reunió con el P. Francisco Javier Ynguil Prado, Vicerrector del Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo», y con el P. Bernardo Cerpa, formador del mismo seminario; asimismo, por parte del Seminario Misionero Arquidiocesano «Redemptoris Mater», se reunió con el P. Álvaro Rojas, Rector, y con el P. Stefano Giordano, Vicerrector.

El Prelado conversó con ellos para saber cómo están los seminaristas y cada seminario en este tiempo, además de abordar otros temas como la formación sacerdotal. 

 
     
     
 

PRÓXIMAS ACTIVIDADES

 
 

31 de octubre
Encuentro virtual para niños «Ángel de la Guarda», transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 11 a.m.

31 de octubre y 1 de noviembre
IX Fiesta Juvenil
de la Fe
Transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa
31 de octubre: 9 p.m. / 1 de noviembre: 11 a.m.

2 al 6 de noviembre
Santa Misa, transmisión en vivo por Facebook:

 

Arzobispado de Arequipa, 7 p.m.

3 de noviembre
Formación Permanente del Clero 2000-2009, Seminario Arquidiocesano «San Jerónimo», 10:30 a.m.

5 de noviembre
Adoración al Santísimo
Transmisión en vivo por Facebook: Arzobispado de Arequipa, 5 p.m.
 

 
     
 

 

Arzobispado de Arequipa

San Francisco 118 | (054) 214778 
www.arzobispadoarequipa.org.pe

 

Síguenos en:

 

 

Si no quiere seguir recibiendo este boletín, envíe un correo electrónico a: comunicaciones@arzobispadoarequipa.org.pe 

Todos los Derechos Reservados - Arequipa, 2020


Fecha Publicación: 2020-11-01T19:29:00.001-08:00

Simposio "Historia de las religiones" en el  IX Congreso Nacional de Historia. Perú Noviembre 2020

Amigos: la covid-19 no es obstáculo para llevar a cabo el más importante evento de la historia del Perú y que tendrá como responsables de su organización a los colegas sanmarquinos. De los 34 simposios con varias mesas, estaré en la 32 "Historia de las religiones". Les comparto el programa y su web para ir consultando información actualizada. Yo presentaré un aspecto de mi tesis doctoral del 1994, en la Universidad de Valladolid: La bula de cruzada, clave de la reconquista en España y de la primera globalización de América, el lunes 2 de noviembre a las 5 p.m.

 

https://sites.google.com/view/ixconahis2020/inicio/simposios

https://www.facebook.com/congresohistoriaperu

 

Historia de las religiones

§   Coordinador: magister David Franco Córdova (Universidad Tecnológica del Perú y Congregación Salesiana del Perú)

 

Mesa 1. Evangelización, idolatría y el rol de los milagros en el Perú de los siglos XVI y XVII (1)

§   Lunes 2 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Betsalí Curi Noreña. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Incas y judíos en el Tratado de los evangelios de Francisco de Ávila

§   Magaly Labán Salguero. Universidad Tecnológica del Perú y Universidad Privada del Norte (Lima)

La Virgen de Copacabana, la idolatría y la evangelización de los naturales en el siglo XVI-XVII

§   David Emmanuel Franco Córdova. Universidad Tecnológica del Perú y Congregación Salesiana del Perú (Lima)

La conquista del Perú anunciada en las Sagradas Escrituras: los franciscanos de Lima y la descensión de la Virgen María en el Cuzco (1631-1651)

Mesa 2. Evangelización, idolatría y el rol de los milagros en el Perú de los siglos XVI y XVII (2)

§   Lunes 2 de noviembre

§   17:00 – 19:00

§   Aula 3

§   Moderador:

 

§   José Antonio Benito Rodríguez. Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y Universidad Católica Sedes Sapientiae (Lima)

La bula de cruzada, clave de la reconquista en España y de la primera globalización de América

§   Shophy Zegarra. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

La religiosidad andina en La Crónica Moralizada de Fray Antonio de la Calancha

§   Walter Vega Jácome. Universidad Continental y Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Honor, prestigio y estatus entre los hermanos "veinticuatro" de la cofradía de indígenas Nuestra Señora de Copacabana (Lima, siglo XVII)

Mesa 3. El pensamiento religioso ante el orden social del siglo XIX (1)

§   Martes 3 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Juan Carlos Nalvarte Lozada. Universidad Católica San Pablo (Arequipa)

Llueven abominaciones, y escándalos, y crímenes, y mentiras, y blasfemias. La lucha contra el mundo moderno de monseñor Juan Ambrosio Huerta, obispo de Arequipa (1880-1897)

§   Juan Carlos Huaraj Acuña. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Tres comentarios a la obra Lugares Teológicos, 1851 (1951). Una perspectiva histórica-educativa a la obra de Toribio Rodríguez y Mariano de Rivero

Mesa 4. El pensamiento religioso ante el orden social del siglo XIX (2)

§   Martes 3 de noviembre

§   17:00 – 19:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Adán Job Yndigoyen Torocahua. Colegio Adventista Túpac Amaru (Juliaca)

Una breve descripción de la historia del adventismo y sus aportes al Perú

§   Carlos Jesús Ríos Rodríguez. Universidad Nacional Federico Villarreal (Lima)

Virtud, legislación y castas libres en el Perú colonial, 1577-1680

Mesa 5. Tiempos de apertura: libertad de cultos, acción social y puesta en valor del patrimonio religioso en los siglos XX y XXI

§   Miércoles 4 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Héctor Diego Aguado Álvarez. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

La Iglesia Católica y el proceso de cohesión social de la comunidad de Villa El Salvador (1971-1985)

§   Leslie Katherin Tucno Matos. Museo de Arte Contemporáneo de Lima (Lima)

Socialización del patrimonio virreinal religioso: el caso Museo Convento San Francisco de Asís y Catacumbas

 


Fecha Publicación: 2020-10-28T16:40:00.000-07:00

En el día de hoy, 28 de octubre del 2020, en la Ciudad de los Reyes, a las 12 del mediodía,  con la nostalgia de no ver por las calles la gigantesca procesión del Señor de los Milagros –algo que sólo se ha dado una vez, en 1882, a lo largo de 333 años de su primera salida, sin embargo en todos los templos repicarán las campanas para hacerlo presente. https://perucatolico.com/lima-templos-tocaran-campanas-en-fiesta-de-el-senor-de-los-milagros/. Les recomiendo el delicioso artículo de I. Portal "Historia de las campanas de nuestros templos" en su "Lima religiosa" (Imprenta Gil, Lima, 1924, pp.160-182).

Les comparto el campanario de mi pueblo Rollán, auténtico comunicador de cuanto acontecía en la pequeña gran familia de la villa. Todos conocíamos bien los toques de la campana, incluso si el sacristán o responsable no acudía "al toque", cualquiera lo hacía. Todavía recuerdo mi "travesura" de cinco años que al ver humo en lontananza y creyendo que era fuego que azotaba la cosecha me fui corriendo y repica que repica movilicé al pueblo, aunque –a Dios gracias- quedaba un poco lejos y se apagó a tiempo. Inolvidable la canción de tuna "Las cintas de mi capa" cuando corean en su estribillo "¡y un repique de campanas, cuando yo te rondo a ti!

Les comparto los diferentes toques y su significado:

Misa. Se conocen como "señales" y se dan tres, la primera media hora antes del inicio de la celebración religiosa, la segunda un cuarto de hora antes y la tercera "las muchas" o "las últimas" un minuto antes, para entrar.

Ángelus. Al mediodía, marcado por tres campanadas. Inolvidable el texto de "Platero y yo":"Parece, Platero, mientras suena el Ángelus, que esta vida nuestra, pierde su fuerza cotidiana, y que otra fuerza de adentro, más altiva, más constante y más pura, hace que todo, como en surtidores de gracia, suba a las estrellas, que se encienden ya entre las rosas… Más rosas…

Más inolvidable ver en Cuzco cómo se arrodillaba la gente en los mercados y casi toda la población se detenía para rezar en ese momento. Las entrañables fotos de Martín Chambi lo recuerdan.

Repicar. Toque armónico y continuado de las dos campanas que suena constante durante el desarrollo de una procesión y en días festivos y feriados; también para bautizos, bodas, ordenación sacerdotal, llegada del obispo o personaje importante.

Toque de muerto. Anuncia el fallecimiento de una persona. Las campanas doblan de forma pausada e intercalada y hay diferencias si anuncia la muerte de un hombre (dos), de una mujer (tres) o de un niño (una).

Aviso importante intempestivo (tormenta, fuego, pérdida de una persona, posible robo). Constante y alocado, las campanas suenan rápidas y anuncian una emergencia que solicita la colaboración de los vecinos para estar vigilantes y alertas.

 

¡Atentos! Y celebren este momento histórico que vivirá Lima. ¡Y viva el Señor de los Milagros!


Fecha Publicación: 2020-10-28T16:38:00.001-07:00

DE PEDRO A PEDRO o la "PEDRADA" SANTA

Cuando el Papa Francisco dio cátedra de historia al presidente de España

Les confieso que no recuerdo una clase de historia tan sustanciosa y tan didáctica como la impartida por el Papa Francisco al socialista Pedro Sánchez, presidente del gobierno español, en su visita del pasado 24 de octubre al Vaticano. Nada de citas eruditas, nada de filípicas destempladas ni mucho menos de arengas de tía regañona o profesor gruñón. Era la lección magistral desde la cátedra del abuelo con sabor y calor de hogar. Conceptos que llevan horas y consumen espacio en anaqueles tales como patria, país, nación, tradición, gobierno, política, ideología, los fue desgranando del modo más sencillo y espontáneo, como quien comparte un café amical, sin ninguna acritud, asertivo cien por cien, con simpatía y hasta con gracia. Y todo, con mucha paz y brevedad (8 minutos). Dios quiera que todos los profesores de historia lo compartan con sus alumnos. Y, atención, aquellos que denostan de la política, que tomen nota, aquí está el prontuario del buen gobierno, también para los que nos preparamos para celebrar como Dios manda el Bicentenario.

VIDEO: https://www.vaticannews.va/es/papa/news/2020-10/papa-recibe-en-audiencia-a-sanchez-presidente-del-gobierno-spain.html

TEXTO: http://www.vatican.va/content/francesco/es/events/event.dir.html/content/vaticanevents/es/2020/10/24/presidente-governo-spagna.html

DISCURSO DEL SANTO PADRE FRANCISCO
AL PRESIDENTE DEL GOBIERNO DE ESPAÑA,
S.E. EL Sr. PEDRO SÁNCHEZ

Sábado, 24 de octubre de 2020

 

Los saludo y muchas gracias.

Pensando en lo que yo podría decirle a usted, en reconocer en usted la labor de los políticos. El Papa Pablo VI, y retomando también una tradición de otro Papa [Pío XI], decía que la política era una de las formas más altas de la caridad. La política no sólo es un arte, sino que para los cristianos es un acto de caridad, ennoblece y muchas veces lleva al sacrificio de la propia vida, sus tiempos de privacidad, tantas cosas, por el bien de los demás y esto es porque el político tiene entre sus manos una misión muy difícil, muy difícil. Con tres canales, digamos así: para con el país, para con la nación y para con la patria.

Tiene la misión de hacer progresar el país, por la agricultura, ganadería, minería, investigación, educación, arte. Que el país crezca, que crezca el país. Y eso es desgastante. Tiene la misión de consolidar la nación, no sólo cuidar las fronteras, que ya eso es muy importante, sino la nación como organismo de leyes, de modos de proceder, de hábitos. Consolidar la nación, y tiene la misión de hacer crecer la patria. País, nación y patria están en las manos de un político. Bastante trabajo. Sé que no le es fácil, así que usted transmítalo a los miembros de su parlamento lo que piensa el Papa de esto: mi gran respeto por la vocación política, una de las formas más altas de la caridad.

Si bien, hacer progresar un país parece fácil, pero no lo es, supone relaciones internacionales continuamente de comercio, de ciencia, de técnica, de todo. Consolidar la nación a veces supone dificultades de entendimiento con los localismos, en todos los países los hay, los dialectos. Pero también de entendimiento del derecho, de la justicia, de hacer que la nación sea cada vez más fuerte. Quizá lo más difícil sea hacer progresar la patria porque ahí entramos en una relación de filiación. La patria es algo que hemos recibido de nuestros mayores. Patria, paternidad viene de ahí; y es algo que tenemos que dar a nuestros hijos. Estamos de paso en la patria. Y construir la patria es lo que yo diría en este caso. Si para con el país hacerlo progresar, con la nación consolidarla y con la patria la tenemos que construir. Construir la patria con todos. Eso no es fácil. Construir la patria donde no nos es permitido el borrón y cuenta nueva. En una empresa es permitido, en la patria no, porque es algo que hemos recibido. Y tampoco nos es permitido irnos a refugiar allá, en lo que fue hace cincuenta, cien años.

El desafío de recibir de las raíces para poder dar fruto. Ahí hay un poema de Bernárdez [soneto de Francisco Luis Bernárdez] muy lindo que dice: "todo lo que el árbol tiene de florido le viene de aquello que tiene de soterrado", pero no se quedó en las raíces. Quizá la fantasía tradicionalista es volvamos a las raíces. Tomo la inspiración. Soy hijo, pero también tengo que ser padre en el futuro. Y para eso tengo que vivir un presente que me implica discernimiento. Y eso no es fácil. Para mí es lo más difícil de lo político: hacer crecer la patria. Porque siempre se encuentran como coartadas para eso. Coartadas que, disfrazadas de modernidad o de restauracionismo. Los movimientos son varios. Pero coartadas para que la patria sea lo que yo quiero y no lo que he recibido y que tengo que hacer crecer libremente y ahí entran a jugar las ideologías: armar una patria a mi cabeza, a mi mente, con mi idea, no con la realidad del pueblo que yo recibí, que estoy llevando adelante, que estoy viviendo.

Hace dos años, quizá usted señora Embajadora lo conoce, se publicó acá en Roma un libro de un intelectual italiano del Partido Comunista. Tiene un título muy sugestivo: «Síndrome 1933». ¿Lo conoce usted? Uno de tapa roja. Muy lindo. Vale la pena leerlo.

Se refiere a Alemania, obviamente. Caída la República de Weimar, ahí empezó toda una ensalada de posibilidades de salir de la crisis. Y ahí empezó una ideología a hacer ver que el camino era el nacional socialismo y siguió y siguió y llegó a lo que conocemos: al drama que fue Europa con esa patria inventada por una ideología. Porque las ideologías sectarizan, las ideologías deconstruyen la patria, no construyen. Aprender de la historia eso. Y este hombre en ese libro, hace con mucha delicadeza un parangón de lo que está sucediendo en Europa. Dice: Cuidado que estamos repitiendo el camino parecido. Vale la pena leerlo.

Con estas palabras simplemente quiero recordar a los políticos que la misión de ellos es una forma muy alta de la caridad y del amor. No es cuestión de maniobras o de resolver casos que todos los días llegan al escritorio de los políticos, sino de servicio en las tres vertientes: de hacer crecer el país, de consolidar la nación y de construir la patria. Y es muy triste cuando las ideologías se apoderan de la interpretación de una nación, de un país y desfiguran la patria. Me viene a la mente en este momento el poema de Jorge Dragone: «Se nos murió la patria». Es el réquiem más doloroso que yo he leído y de una belleza extraordinaria. Ojalá nunca nos suceda a nosotros.

Señor Presidente, le agradezco su visita. Agradezco a ustedes que hayan venido. Me gratifica mucho y les pido, por favor, que recen por mí. Y los que no rezan, porque no son creyentes, al menos mándenme buena onda, que me hace falta. Muchas gracias.


Fecha Publicación: 2020-10-28T15:53:00.000-07:00
Amigos:
Les comparto interesante Programa en el que participo. Pueden inscribirse gratuitamente
José Antonio Benito


Buenas tardes, se le envía el Programa para el VI Encuentro de Responsables de Bienes Culturales.

Se le recuerda que dias antes del evento se le mandará el link de acceso de los 2 dias del evento. La plataforma que se va a usar es  Zoom, se recomienda bajar el programa.

Gracias por participar.

Fecha Publicación: 2020-10-23T17:29:00.000-07:00

Perú: Mirada de los obispos a 'Fratelli Tutti'

Vivir la Amazonía desde la fraternidad

(zenit – 16 octubre 2020).- A continuación presentamos el artículo escrito por Beatriz García y Alexandra Heras, del Centro Amazónico de Centro Amazónico de Antropología y Aplicación Práctica (CAAAP) sobre la reunión celebrada por las altos cargos responsables de las jurisdicciones eclesiásticas de la selva peruana para el análisis público de la tercera y última encíclica publicada por el Papa, Fratelli Tutti.En él se hace un llamamiento a la hermandad y amistad entre todas las personas del mundo como habitantes de un mismo hogar, una misma Casa Común.

***

Hace exactamente una semana el Papa Francisco firmaba y se hacía pública su tercera encíclica titulada Fratelli Tutti (Hermanos Todos). Un texto que, para muchos, complementa a la perfección Laudato sì (2015) donde se hacía un llamado al mundo entero para el cuidado de la Casa Común. Ahora, el Papa nos llama a vivir en fraternidad, a alimentar y cultivar la amistad social en el mundo. En un mundo sin fronteras donde, el centro, sea construir un mundo mejor y más justo. En esa línea es que, el último miércoles 8 de octubre los obispos de la Amazonía de Perú realizaron un evento público virtual para, precisamente, analizar este nuevo texto del Santo Padre desde la óptica amazónica.

Con este fin, y con la casualidad de que Fratelli Tutti cuenta con el mismo número de capítulos que obispos en la selva peruana, ocho, es que cada uno de ellos estuvo encargado de reflexionar y analizar una capítulo del texto. A través de sus voces fue que durante una hora y media les acompañamos para viajar de norte a sur de la Amazonía Peruana.

Las sombras de un mundo cerrado

"En esta carta recién publicada, el papa Francisco dedica 287 párrafos a la fraternidad y a la amistad social. La dirige a todos, creyentes o no, cristianos o de otra confesión religiosa, como un aporte a la reflexión y al diálogo entre todos, pues, se mire desde la fe en Dios o desde las convicciones personales de otro tipo, la verdad es que todos somos hermanos y hemos de serlo en efectivo para realizarnos como personas humanas y para construir la sociedad que nos constituye como tales, que a todos nos necesita y de la que no sobra nadie". Mons. José Javier Travieso, obispo del Vicariato Apostólico San José del Amazonas, no pudo estar presente por motivos de salud pero envió su reflexión sobre el primer capítulo de Fratelli Tutti que fue compartida por Mons. Jesús María Aristín, responsable del Vicariato Apostólico de Yurimaguas.

Los primeros párrafos de la encíclica de Francisco habla de sombras. "¿Qué sombras?", pregunta Mons. Travieso, "Francisco nos enumera varias como los sueños rotos de integración europea y latinoamericana; los mecanismos políticos que buscan exasperar, exacerbar y polarizar, sin un proyecto para todos; el conflicto y miedo; guerras, atentados, persecuciones por motivos raciales, religiosos, económicos, como formas de una tercera guerra mundial en etapas; y otras más". Sombras a pesar de las cuáles hay lugar para la esperanza. La esperanza que el Papa intenta inyectar en los párrafos y capítulos sucesivos.

Un extraño en el camino

La mirada del segundo capítulo de Fratelli Tutti corrió a cargo del administrador diocesano del Vicariato Apostólico de Iquitos, Mons. Miguel Fuertes. "El Papa se basa en la parábola del buen samaritano, un extraño herido, excluido de la sociedad, ante el cual podemos tener dos actitudes, pasar de largo o  detenerse, incluirlo o excluirlo", reflexionó, "y según el camino que tomemos definir el tipo de persona y proyecto político, social, religioso que tenemos, de acuerdo a la actitud frente al herido al lado del camino".

El misionero agustino, con más de 30 años de experiencia en la Amazonía norte de Perú opinó: "Estamos llamados a reconstruir este mundo que nos duele, con hombres y mujeres que hacen propia la fragilidad de los demás, que se hacen prójimo, que se levantan y rehabilitan al caído para que el bien sea común. Hoy podemos recomenzar, el Papa Francisco nos llama a ser parte activa en la rehabilitación y auxilio de las sociedades  heridas. No dice que cambiemos el mundo, sino que cambiemos cada uno, tomemos lo más concreto, local y desde ahí hacia lo universal. Estamos llamados a encontrarnos en un nosotros".

Pensar y gestar en un mundo abierto

Monseñor Juan Bautista Oliver, obispo del Vicariato Apostólico de Requena, brindó su aporte basado en el tercer capítulo de la encíclica. "Aquí el Papa Francisco nos hace pensar al ser humano, en cómo se desarrolla desde la categoría del encuentro con los demás", inició, "nadie puede vivir como islas, sino que hemos de vivir en comunión que crea fraternidad, desde esta categoría es que podemos entender todas las cosas". Oliver añadió que esa idea viene a significar que el hombre tiene la tarea de salir de sí mismo para entrar en relación con los demás, no solo con su propio grupo, el más cercano, sino que "todo amor auténtico ayuda a crecer y establecer nuevas formas de amistad".

En ese sentido, y de la mano con lo escrito por el Papa en este tercer capítulo, el obispo de Requena invitó a "construir relaciones de fraternidad" que lleven a superar el individualismo pues, en su opinión y en clara alusión al contexto actual, es "el virus más difícil de vencer".

Un corazón abierto al mundo entero

En este capítulo una de las ideas centrales es la invitación de Francisco a romper las fronteras. "Creo que es el gran mensaje de esta encíclica, romper las fronteras, ser ciudadanos del mundo y hermano de todos los hombres, prescindiendo de la religión que tengas, el color de tu piel, la lengua que hablas o de dónde vienes". Así sintetizaba parte del cuarto capítulo monseñor Jesús María Aristín, administrador apostólico del Vicariato Apostólico de Yurimaguas y que el próximo mes de diciembre será consagrado como obispo de esa misma zona. También recalcó cuatro verbos clave: acoger, proteger, promover e integrar. "Es lo que tenemos que hacer", dijo.

Y es que Francisco habla de abrir el corazón mediante respuestas concretas, empezando por los propios Estados como: "Abrir comedores humanitarios, ofrecer alojamiento adecuado, acceso a los servicios básicos, la posibilidad de abrir cuentas bancarias y garantizar la básica subsistencia, dar libertad de movimiento… Todo un reto para los estados, para que tomen esta encíclica en serio y la hagamos realidad entre todos".

Para monseñor Aristín la nueva encíclica "nos va orientar sobre cómo  curar a este mundo enfermo, Fratelli Tutti se une a Laudato sì, y forma con ella una dupla que permite conocer el pensamiento social de Francisco. Una encíclica que revaloriza la política como servicio social al pueblo y, por otro lado, decreta el fin del neoliberalismo y clama por una reforma estructural de las Naciones Unidas".

La mejor política

El obispo del Vicariato Apostólico de Jaén y coordinador de la Red Eclesial Panamazónica en Perú, Mons. Alfredo Vizcarra, se centró en analizar el quinto capítulo de Fratelli Tutti: "El Papa busca responder a una serie de conceptos e ideas fundamentales en las que tiene mucho que ver la crisis en la que nos encontramos. Por un lado, se ve la política con dos alternativas: populismo o liberalismo. Sin embargo, no se trata de eso. En ambas visiones se corre el riesgo de perder de vista una dimensión importante que tiene que ver con el pueblo. Mirar así las cosas podría llegar a eliminar la palabra democracia, que significa el gobierno del pueblo".

Asimismo el misionero jesuita y obispo de Jaén consideró que es necesario un cambio en "los corazones, así como en los hábitos y estilos de vida". De ahí que sea importante enfatizar en la educación pues deben ir desarrollándose "hábitos solidarios" así como una "capacidad de pensar la vida humana más integralmente y con mayor hondura espiritual". Indicó, en ese sentido, que "todo esto hace falta para dar libertad a las relaciones humanas, de tal modo que sea la sociedad la que reaccione ante las inequidades, sus desviaciones, así como contra los abusos de los intereses económicos, tecnológicos políticos y mediáticos".

Diálogo y amistad social

Monseñor Gerardo Zerdín, obispo del Vicariato Apostólico de San Ramón y misionero franciscano con más de cuatro décadas conviviendo con las poblaciones indígenas de la selva central de Perú abordó el sexto capítulo centrado en un concepto que él mismo acentúa en muchas de sus intervenciones y opiniones: diálogo. "Usamos mucho esta palabra, que originalmente puede significar una conversación entre dos, pero no es solamente hablar, sino escucharse. Justamente el Papa, en su tercera encíclica Fratelli Tutti (Hermanos todos) presenta unos verbos que, de alguna forma, describen el diálogo. Francisco nos habla de acercarse, expresarse, escuchar, mirarse, conocerse,  tratar de comprenderse,  buscar puntos de contacto… En ese sentido, lo que no es diálogo vendría a ser un monólogo", inició Zerdín quien invitó a buscar nexos, puntos en común para llegar a la verdad.

En, en ese mismo camino, que muchas protestas violentas enraízan ahí, en el no escucharse. "Entre la indiferencia egoísta y la protesta violenta, siempre hay una opción posible: el diálogo", aseguró. Asimismo pidió no cerrarse, abrir la mirada y el pensamiento: "No hay que pegar etiquetas sobre las personas,  etiquetas humillantes, muchas veces así empieza la guerra".

Caminos de reencuentro

Desde la capital del departamento de Ucayali, el obispo del Vicariato Apostólico de Pucallpa, Mons. Martín Quijano, enfocó su intervención en el séptimo capítulo de Fratelli Tutti. El misionero salesiano contó que Francisco nos invita a crear caminos de paz para cicatrizar nuestro mundo y nuestra sociedad herida. Unos caminos que deben crearse "a la manera de un artesanado, un arquitecto que va construyendo poco a poco, donde pone su vida y piel en ese trabajo".

La verdad es, para Mons. Martín Quijano, ese primer paso para emprender el camino en el rumbo y la forma correcta. Una búsqueda de la verdad que debe ligarse a la paciencia, a la justicia y a la esperanza. "Esta esperanza común será mucho más fuerte que otros sentimientos que mueven la historia, como la venganza, pues en este camino no nos debe mover jamás la venganza", agregó.

En la parte final de su intervención el obispo de Pucallpa tocó un tema a veces complejo pues "el Papa también nos habla del perdón sin olvido" porque "el perdón no anula la necesidad de justicia, sino más bien reclama, en nuestra experiencia en Perú parece que el perdón tiene que anularlo todo, pero el perdón siempre pide justicia". Una idea que concretó aún más: "Cuando los conflictos se esconden o se entierran en el pasado, hay silencios que puede significar volverse cómplices de grandes errores y pecados".

Las religiones al servicio de la fraternidad en el mundo

El cierre de este evento, que congregó gracias a la virtualidad a los obispos de la selva amazónica desde sus diferentes lugares de misión, lo puso Mons. David Martínez de Aguirre, obispo del Vicariato Apostólico de Puerto Maldonado. Se encargó de extraer las ideas más importantes el último capítulo, dedicad por Francisco al papel de las religiones en la búsqueda y el logro de la fraternidad mundial, tema central de Fratelli Tutti. "El Papa nos regaló la Laudato sì, donde nos hablaba de la Casa Común, y ahora con esta encíclica nos dice que la Casa Común es más que una casa, es un hogar, centrándose en la familia, en cómo debe ser una familia", inició su exposición.

En lo concerniente al papel de las religiones, no solamente del cristianismo, Martínez de Aguirre refirió que "el Papa pasa a hablar sobre las religiones comprometidas al servicio de la fraternidad universal, comienza rompiendo esa relación que a veces se hace entre religión y violencia,  nos dice que cuanto más profundas son nuestras convicciones religiosas, mayor es nuestro aporte y  la riqueza con la que contribuimos a toda la humanidad". En esa línea, el obispo dominico que "cuando alguien está recurriendo a la religión para justificar su violencia, es una deformación de la religión,  la religión no justifica la violencia, ni las guerras". Y añadió: "Los líderes religiosos son artesanos de la paz, por lo tanto deben ser los auténticos mediadores".


Fecha Publicación: 2020-10-23T08:41:00.000-07:00

Bajo el lema: "Con el Señor de los Milagros, resucitemos como Perú ¡Ahora!", Monseñor Carlos Castillo, arzobispo de Lima, egresado sanmarquino, en colaboración de los obispos titulares y auxiliares de la Gran Lima nos escriben una documentada y cordial carta pastoral por el mes morado con motivo de los 333 años de la primera procesión.

En la madrugada del 20 de octubre de 1687, un tsunami arrasó con el Callao y parte de Lima, derribando la capilla edificada en honor a la imagen de Cristo, quedando solamente erguida la pared del Cristo de Pachacamilla o de las Maravillas. Tan terrible evento originó que se confeccionara una copia al óleo de la venerada imagen que, por primera vez, saliera en andas por las calles circundantes al muro sagrado. Desde entonces sólo una vez dejó de salir al encuentro el Cristo Moreno y fue a causa de la infausta Guerra del Pacífico, como registró el diario El Peruano, el 20 de octubre de 1882:

"La romería que en estos dos últimos días se acostumbraba hacer sacando en procesión por las calles de Lima la efigie del Señor de los Milagros, no se ha realizado este año…".

El historiador José Antonio del Busto, al caracterizar la identidad nacional, distinguía la patria (nacida hace 15.000 años con el ingreso de los primeros cazadores nómadas a nuestro territorio), la nación (surgida en el siglo XVI con los primeros mestizos, especialmente con Garcilaso) y el estado (libre y soberano desde el 28 de julio de 1821 con la proclamación de la Independencia). Su determinación de autonomía le convierte en país "independiente, uninacional, pluricultural, multilingüe y mestizo". Víctor Andrés Belaunde acuñó el término de "peruanidad" como proyecto y utopía de una solidaridad en marcha, y la convicción de un somos, un podemos y un debemos ser; es la "síntesis viviente", como simbiosis de valores culturales y espirituales lejanos y cercanos, con sus mitos, tradiciones y costumbres, y que se remoza constantemente por su propio impulso vital y con un destino propio, personal.

Pocas realidades encarnan de modo tan pleno este concepto como la del Señor de los Milagros como aglutinador de los peruanos, tanto los que viven dentro como fuera del Perú. En nuestros tiempos de globalización que amenazan con una colonización cultural uniformadora, la devoción al Cristo Moreno es una garantía para afianzar la peruanidad ("hagamos grande nuestro Perú" –se canta en el himno) sin cerrarse al diálogo intercultural, tal como desea la Iglesia. De hecho, el Señor de los Milagros se está convirtiendo en auténtico embajador del Perú en el mundo.

Dos declaraciones oficiales estatales sobre el Señor de los Milagros lo reconocen. La primera del año 2005, la Resolución Directoral Nacional Nº 1454/INC del Instituto Nacional de Cultura, y su declaración de la "Festividad del Señor de los Milagros" como Patrimonio Cultural de la Nación. La segunda, el Proyecto de Ley Nº 4022/2009-PE, convertido en Ley Nº 29602, por la que se declara al Señor de los Milagros como Patrono del Perú, "símbolo de religiosidad y sentimiento popular" del Perú. http://jabenito.blogspot.com.es/2013/09/la-devocion-al-senor-de-los-milagros.html.

El P. Armando Nieto, que fue presidente de la Academia Nacional, en la última ponencia pronunciada antes de fallecer, en la Facultad de Teología Pontificia Civil de Lima, el 18 de mayo del 2016, afirmó que a pesar de los terremotos fuertes y violentos de 1655, 1687, 1746 y 1970 en el Callejón de Huaylas; después en 1974 muy fuerte también. La pintura no se ha perdido, la pintura del Señor de los Milagros no se ha perdido. Citó al profesor José Sánchez del Departamento de Ciencias Sociales de la Pontificia Universidad Católica del Perú  que "no se trata tanto del milagro objeto de complejos y después de discernimiento sociológicos, sino de hechos y acontecimientos que forman parte de la realidad de necesidades casi urgentes del pueblo: necesidad de trabajo, necesidad de curación, el hambre de restablecer la armonía familiar, reparar una ofensa, recobrar la fe perdida por la muerte de un ser querido y tantas otras. Son fuente de milagro, en que el pueblo ha puesto toda intervención positiva y estas dimensiones de la vida cotidiana constituyen un verdadero milagro -tan extraordinario y divino, como lo fue la resurrección de Lázaro. Tras los milagros está la presencia sagrada, sobre todo la vida de Jesucristo del Evangelio, el mismo Señor de los Milagros, es la pura verdad".

Como explicaba el Dr. P. Manuel Marzal S.J., antropólogo, el milagro es aquel hecho extraordinario que no se puede probar de ninguna manera científicamente de que haya ocurrido y que entonces hay que atribuirlo a Dios. El pueblo recibe muchos milagros. Milagro es la solución a una situación límite, cuando una persona no encuentra ninguna salida posible, en cualquier tipo de circunstancias que ocurran. En mi programa radial "Perú, Tierra ensantada", los cuatro domingos del presente octubre he podido compartir más de cien testimonios enviados a la web de Radio María provenientes de todos los rincones del Perú.

Por primera vez en la historia bimilenaria de la Iglesia, el papa rezó el pasado viernes santo en solitario ante la inmensa plaza vacía de San Pedro y brindó la bendición y la indulgencia plenaria al mundo por la pandemia de la covid todavía nos azota. Presidía la celebración el crucifijo milagroso de la "Gran Peste" de la iglesia romana de San Marcelo, que fue sacado en 1522 en procesión por los barrios de Roma para invocar el fin de la peste que la asolaba.

También por este mismo motivo, el Papa Francisco acaba de enviar una paternal carta en la que se une a la oración de los peruanos "al Crucificado implorando su misericordia y el cese de la pandemia que aflige también a esa querida tierra", recordándonos que, "en la ciudad de Lima, como en todos los demás rincones del Perú, el mes de octubre está marcado por la especial veneración al Señor de los Milagros, Jesús crucificado, fijo e inmóvil en la cruz, no por la fuerza de los clavos sino por su amor infinito, es la prueba más linda del amor de Dios hacia el amado pueblo peruano. Se muestra como el "Emmanuel", Dios-con-nosotros que, silencioso sale al encuentro de su gente para darle vida y consuelo, y abarcarlo en el abrazo inmutable de su misericordia y perdón".

Nuestros obispos nos piden que "resucitemos como Perú, ahora", viviendo este tiempo como un gran retiro espiritual, de oración, de conversión, de compromiso efectivo con el hermano más necesitado.

José Antonio Benito, historiador


Fecha Publicación: 2020-10-14T09:33:00.001-07:00

IX Congreso Nacional de Historia. Perú Noviembre 2020

Amigos: la covid-19 no es obstáculo para llevar a cabo el más importante evento de la historia del Perú y que tendrá como responsables de su organización a los colegas sanmarquinos. De los 34 simposios con varias mesas, estaré en la 32 "Historia de las religiones". Les comparto el programa y su web para ir consultando información actualizada. Yo presentaré un aspecto de mi tesis doctoral del 1994, en la Universidad de Valladolid: La bula de cruzada, clave de la reconquista en España y de la primera globalización de América, el lunes 2 de noviembre a las 5 p.m.

 https://sites.google.com/view/ixconahis2020/inicio/simposios

https://www.facebook.com/congresohistoriaperu

 

 

PRESENTACIÓN
El Vicedecanato académico de la Facultad de Ciencias Sociales y la Escuela Profesional de Historia de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, convoca al IX Congreso Nacional de Historia (CONAHIS) que se llevará a cabo mediante la modalidad virtual del 2 al 7 de noviembre de 2020.

Desde el año 2012, la Escuela Profesional de Historia reinició, después de un prolongado tiempo, la organización del congreso nacional de Historia, convocando en agosto de ese año el V CONAHIS que tuvo una acogida extraordinaria con más de 200 ponencias y múltiples conferencias magistrales, que concluyó con la aprobación de continuar los eventos cada dos años en sedes rotativas. A este esfuerzo inicial se sumaron la Universidad Nacional de San Antonio Abad del Cusco (2014), la Universidad Nacional de Trujillo (2016) y la Universidad Nacional de San Agustín (2018), que han contribuido a la consolidación de este importante evento en el calendario académico y de investigación, convocando a historiadores e investigadores nacionales y extranjeros.

El IX CONAHIS 2020 busca promover y difundir las recientes investigaciones sobre la historia del Perú y discutir la producción historiográfica acerca del Perú prehispánico hasta el presente y su importancia en el quehacer de la investigación y la docencia.

El desarrollo del Congreso, de acuerdo con la situación excepcional que vivimos, será virtual, permitiendo la asistencia directa de las personas inscritas que lo deseen a los diversos eventos, pero también alternativamente su prioritario acceso y participación on line al conjunto de los actos y contenidos del CongresoHistoria del Perú precolombino

Coordinación: doctora Luisa Díaz Arriola (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: ldiaza@unmsm.edu.pe

 

1.   Historia del Perú colonial

Coordinación: doctora Ybeth Arias Cuba. (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)

Correo electrónico: ybethar@yahoo.es

 

2.   Historia de la independencia del Perú

Coordinación: doctor Luis Daniel Morán Ramos (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: danielmoran2009@gmail.com

 

3.   Historia de la Guerra con Chile

Coordinación: magister José Chaupis Torres (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: jotache05@gmail.com

 

4.   Historia política contemporánea

Coordinación: magister David Velásquez Silva. (Universidad Nacional Mayor de San Marcos). Correo electrónico: dvelasquezs@unmsm.edu.pe

Coordinación: magister Ricardo Portocarrero GradosCorreo electrónico: ricportos@gmail.com

 

5.   Historia económica

Coordinación: doctora Cristina Mazzeo (Pontificia Universidad Católica del Perú). Correo electrónico: cmazzeo@pucp.edu.pe

Coordinación: doctor Carlos Contreras Carranza (Pontificia Universidad Católica del Perú). Correo electrónico: ccontre@pucp.edu.pe

 

6.   Historia social

Coordinación: doctor Mario Meza Bazán. (Universidad Antonio Ruiz de Montoya).

Correo electrónico: mmezab23@gmail.com

 

7.   Historia agraria y rural andina

Coordinación: magister Juvenal Luque Luque (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: jluquelu@yahoo.es

 

8.   Historia urbana

Coordinación: doctor Alejandro Reyes Flores (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

9.      Correo electrónico: a.alejandrorafael7@gmail.com

 

10.                     Historia intelectual y conceptual

Coordinación: doctor Cristóbal Aljovín de Losada (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: caljovin@unmsm.edu.pe

 

11.                     Historia cultural

Coordinación: magister Iván Millones Maríñez.

Correo electrónico: mllnes2005@gmail.com

 

12.                     Historia ambiental

Coordinación: magister Carlos Carcelén Reluz (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: ccarcelenr@unmsm.edu.pe

 

13.                     Historia y memoria

Coordinación: doctora Carlota Casalino (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: ccasalinos@unmsm.edu.pe

 

14.                     Historia del arte

Coordinación: magister Freddy Virgilio Cabanillas Delgadillo (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: peruanticuario@yahoo.es

 

15.                     Etnohistoria

Coordinación: doctora Marina Zuloaga Rada (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: zuloagamarina@hotmail.com

 

16.                     Historia regional del norte

Coordinación: doctor Carlos Hurtado Ames (Universidad Nacional Mayor de San Marcos). Correo electrónico: carlosxauxa@gmail.com

Coordinación: magister Juan Castañeda Murga (Universidad Nacional de Trujillo)

 

17.                     Historia regional del centro

Coordinación: doctor Carlos Hurtado Ames (Universidad Nacional Mayor de San Marcos). Correo electrónico: carlosxauxa@gmail.com

Coordinación: doctor Nelson Pereyra Chávez (Universidad Nacional de San Cristóbal de Huamanga)

 

18.                     Historia regional del sur

Coordinación: doctor Carlos Hurtado Ames (Universidad Nacional Mayor de San Marcos). Correo electrónico: carlosxauxa@gmail.com

Coordinación: doctor Santos Cesario Benavente Véliz (Universidad Nacional de San Agustín de Arequipa)

 

19.                     Historia amazónica

Coordinación: magister (c) María Belén Soria Casaverde (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: belamazo@gmail.com

 

20.                     Historia de la ciencia y la tecnología

Coordinación: magister Constanza Calamera y doctor José Ignacio López Soria.

Correo electrónico: coscalamera@yahoo.es y jilopezsoria@gmail.com

 

21.                     Historia, territorio y fronteras

Coordinación: licenciado Julio Buenaño Olivo (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: jbuenanoo@unmsm.edu.pe

 

22.                     Historia y derecho

Coordinación: magister Yolanda Sosa.

 

23.                     Historiografía

Coordinación: licenciado César Puerta Villagaray (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: cpuertav@yahoo.com

 

24.                     Teoría y filosofía de la historia

Coordinación: magister Carlos Morales Cerón (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: cmoralesc@unmsm.edu.pe

 

25.                     Archivología y fuentes históricas

Coordinación: licenciado Javier Pérez Valdivia (Universidad Nacional Mayor de San Marcos).

Correo electrónico: javierperezval@yahoo.com

 

26.                     Enseñanza de la Historia

27.  Coordinación: doctora Jesahel Vildoso Villegas.

28.  Correo electrónico: postpedagogia@gmail.com

 

29.                     Historia de la educación

Coordinación: licenciado Marcos Garfias Dávila. (Instituto de Estudios Peruanos)

Correo electrónico: mgarfiasd21@yahoo.es

 

30.                     La fotografía en el Sur andino

Coordinador: magister Gonzalo Gómez Zanabria (Universidad Nacional de San Agustín y Universidad Católica San Pablo, Arequipa)

 

31.                     Historia de las religiones

Coordinador: magister David Franco Córdova (Universidad Tecnológica del Perú y Congregación Salesiana del Perú)

 

32.                     Piura: historia y el diálogo interdisciplinario

Coordinadores: doctores César W. Astuhuamán Gonzales y Susana Aldana Rivera (Universidad Nacional Mayor de San Marcos y Pontificia Universidad Católica del Perú)

 

33.                     Historia y género

Coordinadora: doctora María Emma Mannarelli Cavagnari (Universidad Nacional Mayor de San Marcos)

 

 

Historia de las religiones

§   Coordinador: magister David Franco Córdova (Universidad Tecnológica del Perú y Congregación Salesiana del Perú)

 

Mesa 1. Evangelización, idolatría y el rol de los milagros en el Perú de los siglos XVI y XVII (1)

§   Lunes 2 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Betsalí Curi Noreña. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Incas y judíos en el Tratado de los evangelios de Francisco de Ávila

§   Magaly Labán Salguero. Universidad Tecnológica del Perú y Universidad Privada del Norte (Lima)

La Virgen de Copacabana, la idolatría y la evangelización de los naturales en el siglo XVI-XVII

§   David Emmanuel Franco Córdova. Universidad Tecnológica del Perú y Congregación Salesiana del Perú (Lima)

La conquista del Perú anunciada en las Sagradas Escrituras: los franciscanos de Lima y la descensión de la Virgen María en el Cuzco (1631-1651)

Mesa 2. Evangelización, idolatría y el rol de los milagros en el Perú de los siglos XVI y XVII (2)

§   Lunes 2 de noviembre

§   17:00 – 19:00

§   Aula 3

§   Moderador:

 

§   José Antonio Benito Rodríguez. Facultad de Teología Pontificia y Civil de Lima y Universidad Católica Sedes Sapientiae (Lima)

La bula de cruzada, clave de la reconquista en España y de la primera globalización de América

§   Shophy Zegarra. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

La religiosidad andina en La Crónica Moralizada de Fray Antonio de la Calancha

§   Walter Vega Jácome. Universidad Continental y Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Honor, prestigio y estatus entre los hermanos "veinticuatro" de la cofradía de indígenas Nuestra Señora de Copacabana (Lima, siglo XVII)

Mesa 3. El pensamiento religioso ante el orden social del siglo XIX (1)

§   Martes 3 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Juan Carlos Nalvarte Lozada. Universidad Católica San Pablo (Arequipa)

Llueven abominaciones, y escándalos, y crímenes, y mentiras, y blasfemias. La lucha contra el mundo moderno de monseñor Juan Ambrosio Huerta, obispo de Arequipa (1880-1897)

§   Juan Carlos Huaraj Acuña. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

Tres comentarios a la obra Lugares Teológicos, 1851 (1951). Una perspectiva histórica-educativa a la obra de Toribio Rodríguez y Mariano de Rivero

Mesa 4. El pensamiento religioso ante el orden social del siglo XIX (2)

§   Martes 3 de noviembre

§   17:00 – 19:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Adán Job Yndigoyen Torocahua. Colegio Adventista Túpac Amaru (Juliaca)

Una breve descripción de la historia del adventismo y sus aportes al Perú

§   Carlos Jesús Ríos Rodríguez. Universidad Nacional Federico Villarreal (Lima)

Virtud, legislación y castas libres en el Perú colonial, 1577-1680

Mesa 5. Tiempos de apertura: libertad de cultos, acción social y puesta en valor del patrimonio religioso en los siglos XX y XXI

§   Miércoles 4 de noviembre

§   15:00 – 17:00

§   Aula 3

§   Moderador:

§   Héctor Diego Aguado Álvarez. Universidad Nacional Mayor de San Marcos (Lima)

La Iglesia Católica y el proceso de cohesión social de la comunidad de Villa El Salvador (1971-1985)

§   Leslie Katherin Tucno Matos. Museo de Arte Contemporáneo de Lima (Lima)

Socialización del patrimonio virreinal religioso: el caso Museo Convento San Francisco de Asís y Catacumbas

 


Fecha Publicación: 2020-10-13T10:19:00.001-07:00

Se cumplen 528 años del descubrimiento de América, del gran encuentro de dos mundos hasta ese momento ignorados y que podemos señalar como el inicio de la historia global. Recreemos aquel viaje con Cristóbal Colón al frente y valoremos el loable empeño de la Municipalidad de Lima en darle brillo al encomiable monumento levantado en su honor en la plaza que lleva su nombre.

Todo un contrapunto a la vesania o locura iconoclasta desatada de modo irracional contra el Descubridor en este tiempo, que ha llevado a destruir estatuas por achacarle responsabilidades que nunca tuvo y menos en exclusiva como la de la desaparición de miles de indígenas a raíz del Primer Encuentro euroamericano a consecuencia de la luctuosa muerte del afroestadounidense George Floyd quien fue arrestado por la policía el pasado 25 de mayo del 2020 cuando Derek Chauvin, un agente blanco de la policía de Minneapolis, lo mantuvo sometido en el piso durante casi 9 minutos colocando su rodilla sobre el cuello de Floyd, muriendo a continuación. Esta lamentable brutal represión policial, considerada como racismo sistémico desencadenó que miles de manifestantes saliesen a las calles para protestar y que otros movimientos ideológicos ampliasen su protesta para derribar estatuas a quienes consideraban represores para la población nativa como Colón e incomprensiblemente quien fue su benefactor, San Junípero Serra. Menos mal, que también en los Estados Unidos, en torno a la fecha del IV centenario del Descubrimiento, 1892, el sacerdote  Padre Michael J. McGivney, vicario parroquial de la iglesia de Santa María en New Haven fundó con algunos de sus feligreses los Caballeros de Colón como sociedad benéfica fraternal dedicada a la caridad, unidad y fraternidad, desde la memoria de los  valores humanos y cristianos de Cristóbal Colón. .

12 de octubre de 1492

No era tarea fácil convocar arriesgados marineros ante una empresa para muchos suicida. La dificultad en reunir los tripulantes por la desconfianza que suscitaba un extranjero la resuelven los frailes de la Rábida, los Niño de Moguer y los Pinzón. Tras resolver mil y un problemas, zarpan del puerto de Palos de la Frontera (Huelva) dos carabelas y una nao (nave algo más grande que la carabela) el 3 de agosto, después de confesar y comulgar los 90 navegantes. Hacen escala en la Gomera de donde parten el 6 de septiembre. Marchan hacia el oeste por el paralelo 28º. Vientos propicios, sorpresa por desconocer la declinación magnética, desilusión en el mar de los Sargazos. Tras numerosas dificultades Juan Rodríguez Bermejos (el Rodrigo de Triana) puede gritar "¡tierra!". Era el 12 de octubre, las 2 de la madrugada.

A la primera isla a 24º N, 74 Aº 30 'llamada Guanahaní por los indígenas, la bautizarán con el nombre de San Salvador (hoy es Watling y depende de Inglaterra). A la segunda se la denomina de Santa María de la Concepción; a la 3º la Fernandina; a la 4ª la Isabela. El primer contacto con los naturales fue muy pacífico. Los indios taínos decían "taínos" que significa "somos nobles".

La Pinta se había separado en el Canal de la Tortuga. La Santa María encalla en La Española sin poder regresar. El 15 de marzo de 1493 regresa Colón a Palos, tras su paso por Lisboa.

"La tierra más hermosa que ojos vieran"

Tras el hallazgo Colón redacta la carta donde informa de su descubrimiento. Colón escribirá: "Crean Vuestras Altezas (los Reyes) que en el mundo todo no puede aver mejor gente ni más mansa; deben tomar... grande alegría porque luego los harán cristianos y los avrán enseñado buenas costumbres de sus reinos, que más mejor gente ni tierra puede ser..." (Diario 24-XII-1492) "...fallé muchas islas pobladas con gentes sin número... A la primera que yo fallé puse nombre Sant Salvador a conmemoración de su Alta Magestat, el cual maravillosamente todo esto a dado... Así que monstruos no he hallado noticia, salvo de una isla que es Carib... poblada de una iente que tienen en todas las islas por muy feroces, los cuales comen carne humana." (Carta a Luis de Santángel 15-II-1493).

La reproducción de la portada de varias ediciones de su carta en la que da cuenta de su descubrimiento será fulminante. Se imprime rápidamente en Barcelona en el mismo año de regreso, 1493, donde se encontraban los Reyes Católicos. En 1493 se edita también en Italia, Florencia (1493 y 1495), Roma; Valladolid (1497); Amberes y Basilea en 1493; París 1493; Estrasburgo (1497). En total 12 ediciones de 1493, una de 1494, dos de 1495, dos de 1497, que fueron todas las que en aquellos años publicó la naciente imprenta.

A partir de la fecha, Colón entra en la historia, baste recordar lo que escribió José Carlos Mariátegui, en 1928, en la popular Revista "Variedades": "Colón es uno de los grandes protagonistas de la civilización occidental [...] América ingresó en la historia mundial cuando Colón la reveló a Europa".

El monumento de Lima

El Dr. Oswaldo Holguín Callo, PUCP, escribió un documentado artículo titulado "Mármol a Colón (Lima, 1853-1860)" 469-492 Holguín Callo, Oswaldo. Pontificia Univ. Católica del Perú. Mármol a Colón (Lima, 1853-1860). 2006. vol. 2, p. 469-492. [Congreso Internacional V Centenario de la muerte del Almirante. 2006. Valladolid en el que nos rescata la historia del monumento a Colon en Lima.

Fue idea del gobierno del general José Rufino Echenique (1851-55), prosiguiendo la dirección modernizadora de su predecesor General Castilla y que quiso dotar a Lima de dos grandes esculturas, la del Descubridor Colón y la del Libertador Bolívar. Se aprovechó la misión del ministro Bartolomé Herrera en Italia para convocar un concurso público que se adjudicó al escultor genovés Salvatore Ravelli, quien la esculpió en mármol blanco de Carrara. Cobró el autor 4.609 pesos peruanos. La base y los relieves fueron trabajados por   su compatriota Giuseppe Palomibini, quien percibió 3.000 pesos. Las estatuas de las cuatro estaciones, que se encontraban en la Plaza Mayor, fueron a hacerle compañía al almirante. El descubridor de América lleva una singular indumentaria con capa, un detente con la imagen de los reyes católicos que lo ayudaron en su viaje   y una gorra con plumas. En la mano izquierda sostiene la mano de una india que porta una cruz. Ella representa a la América recién descubierta y la conversión al cristianismo de las tribus salvajes que poblaban esas tierras en aquella época. En la parte frontal del hermoso pedestal, se observan dos velas entrelazadas sostenidas por dos espadas cruzadas, sobre estas apenas se distinguen las imágenes de Jesús y la virgen María. En el centro hay una corona de laureles sobre dos cornucopias que derraman frutos y además detrás de estos símbolos surge el emblema de Hermes, el caduceo [símbolo tradicional de Hermes y presenta dos serpientes que serpentean alrededor de un bastó] alado y dotado de dos serpientes. Esto se interpretaría como el protector de los viajes de Cristóbal Colon.

Herrera admiraba a Colón. En el célebre sermón por él Te Deum de 28 de julio de 1845 pronunció: "Falta que Dios que lo había todo preparado tan admirablemente, para que el Evangelio penetrase y fructificase en el Perú, mostrara el Perú a España y ordenara a ésta la ejecución de su decreto. Faltaba Colón, y Dios envió a Colón. Colón atravesó el Atlántico, después de haber atravesado otro mar de escarnios y de torpes afrentas populares: tomó un mundo entero con sus manos: le presentó a la vista atónita de la Europa: volvió una y otra vez a contemplarle: recibió la herida mortal de la ingratitud humana y fue a mostrar al Señor este sello con que distingue a sus escogidos, sin haber vuelto en sí del asombro, con que le había embargado la obra a que había servido de instrumento" (Escritos y discursos I, p.75). La estatua llegó entre abril y mayo de 1858. La de Bolívar se colocó frente al Congreso y la de Colón en la Alameda de Acho. El encargado de colocar la estatu8a sobre su base fue Pietrosanti. La inauguración tuvo lugar el viernes 3 de agosto de 1860. Mariano Felipe Paz Soldán será el responsable de pronunciar el discurso: "Señores: Éste es el momento que el Perú dedica a la gloria del descubridor del Nuevo Mundo. Allí le tenéis, para que, al contemplarle, aprendáis a respetar al genio, a honrar la memoria de los hombres útiles al género humano, y para que podáis decir con orgullo que los pueblos libres e ilustrados son agradecidos".

Me complace recordar, como conclusión y gozosa realidad de la amistad hispanoperuana, las sentidas palabras de Manuel Alabart Miranda embajador del Perú en España, el 22 de mayo de 1968, con motivo de la inauguración del Museo Colón de Valladolid, donde tuve el honor de cursar mis estudios de Historia de América:

"Por apreciarlo así, los países de América, hemos mandado aquí, a esta Casa, un puñado de nuestra tierra, como símbolo permite de nuestro reconocimiento y gratitud al Almirante, y para que las generaciones presentes y futuras recuerden a ese grupo de naciones que constituyeron el gran Imperio Español y que hoy, independientes, forman la Comunidad Hispánica, comunidad caracterizada por un denominador común de lengua, sangre, religión, sentimientos y aspiraciones"

 

Más datos: https://jabenito.blogspot.com/2014/03/cristobal-colon-en-peru.html


Fecha Publicación: 2020-10-08T14:55:00.000-07:00

LAS CONVICCIONES DEL MAESTRO RAÚL PORRAS

(Pisco1897-Lima 1960)

 

Cuando el mundo tiembla, cuando los cimientos de la patria parecen resquebrajarse, cuando los últimos gobernantes del Perú purgan su falta de libertad por el incumplimiento de sus deberes sagrados con el bien común, buscamos líderes coherentes como Diógenes con su lámpara. A medida que se acerca el Bicentenario de la independencia del Perú, la memoria de los protagonistas que gestaron el nuevo estado del Perú o lo mantuvieron con dignidad a lo largo de doscientos años, se hace indispensable. Necesitamos forjadores de la peruanidad, hombres de una pieza, que dieron lo mejor de sí mismos a la formación de la nación con valores. Educadores, maestros que se desvivieron para dar vida y vida en abundancia.

Porras insufló a la historia ciencia y espíritu en la formación del alma nacional del Perú. De modo particular se centró en la biografía como vehículo para transmitir paradigmas de vida y de valores cívicos en la sociedad peruana.

En estos días en los que se recuerdan los 60 años de su paso a la eternidad, el ejemplo de Raúl Porras descuella singular y señero. Gracias a las actividades del Instituto que lleva su nombre, he vuelto a contactar con su vida y con su obra. En particular quiero agradecer el magisterio del historiador Gabriel García Higueras, con su tesis doctoral[1].  A través de ella, podemos adentrarnos en la vida y obra del historiador, diplomático, educador, periodista y político, documentando con fuentes de archivo, especialmente de la prensa nacional e internacional, su talante de maestro en el mundo de la intelectualidad y de la cultura peruanas del siglo XX. La investigación se sustenta en el empleo de fuentes documentales archivísticas e impresas, publicaciones periódicas y bibliografía.

Me interesa destacar la fe católica que alimentó la vida de Porras y le sirvió como acicate y motivación durante toda su vida personal, familiar, profesional, social. Ojalá alguno de mis lectores se anime a estudiar lo que aquí apenas queda esbozado.

Nace en una familia católica y desde los cinco años recibe una esmerada educación religiosa puesto que aprendió sus primeras letras en el colegio San José de Cluny, dirigido por una religiosa francesa: la madre Matilde. A los once años, ingresó al Colegio de la Recoleta –institución regentada por los padres franceses de la Congregación de los Sagrados Corazones–, donde cursó estudios secundarios entre los años 1908 y 1911. "En ese tiempo, el Colegio de la Recoleta había cobrado prestigio entre los colegios católicos para varones en Lima, junto al Colegio de la Inmaculada regido por la Compañía de Jesús". "Entre los sacerdotes que con más afecto y gratitud recordaba de su instrucción colegial, se encontraba el padre Jorge Dintilhac, que enseñaba catecismo, y a quien consideraba como el sacerdote 'más perfecto' que hubo de conocer. También evocaba gratamente a dos grandes maestros de Historia Francesa: los padres Teófano y Andrés" (Gabriel García Higueras, op. cit, pp. 33-34)

En el marco de las conferencias del Conversatorio Universitario, de la denominada Generación del Centenario, el 15 de agosto de 1919, Porras "expuso la biografía y la obra del clérigo y escritor satírico limeño de las postrimerías de la Colonia, José Joaquín de Larriva (1780-1832), trabajo pionero en el que revelaba su inclinación primordial por los estudios histórico-literarios" (G. García Higueras, op. cit, p. 37):  "Como Swift, como Rabelais y el Arcipreste de Hita, en extrañas literaturas, Larriva será siempre un viejo abuelo de la sátira nacional. Y en gracia al ágil ingenio de sus octavas, a la agudeza de sus improvisaciones, al regocijo de sus listines de toros y a la perenne fiesta de su pluma satírica, habrá que perdonarle sus pueriles intransigencias y su retardo patriótico, como a los abuelos venerables se le disculpan sus regaños inútiles y los achaques del reuma" (citado en G. García Higueras, op. cit, p. 129)

El maestro Porras siempre declaró con orgullo su labor educadora en el nivel de instrucción secundaria, magisterio al que consagró veinte años de su vida: "No puede haber —no hay a mi juicio— mayor placer ni mayor honra espiritual, que ser maestro de segunda enseñanza. Para serlo no bastan diplomas y títulos académicos; son necesarios ante todo amor y vocación. No se puede enseñar —ha dicho Tagore, el dulce maestro de la escuela de Bengala— sino aquello que se ama o sea aquello que guarda para nosotros algo de poesía y de misterio. Yo he enseñado únicamente historia —e historia del Perú que también, por la vocación continental de nuestro pueblo es historia de América— con el profundo deseo de recoger de la historia nuestra, todavía insegura y borrosa, las esencias morales que definen a nuestra patria y que sustentan en el alma de todos nosotros la conciencia y el orgullo inexplicado de ser peruanos" (citado en G. García Higueras, op. cit, p. 39). 

Fue un auténtico maestro y apóstol de la juventud. Sembró convicciones patrióticas y orientó vocaciones entre la juventud, Raúl Porras "fue un auténtico maestro que consagró la mayor parte de su vida a la enseñanza e hizo de aquel ministerio un apostolado" y un estilo sobrio de vida que le llevaba a dedicar muchas horas de su vida a preparar las clases. La enseñanza fue una auténtica pasión, futo de rigurosa investigación y meticulosa programación. Sus alumnos coinciden en afirmar que escucharle era un deleite por la poderosa didáctica ejercida en el aula que se prolongaba en decisivos encuentros en los animados diálogos con los alumnos en los patios y jardines. Llegó a abrir su casa, su hogar para los alumnos más despiertos e interesados (G. García Higueras, op. cit., p. 42). 

Sus conferencias eran auténticos acontecimientos académicos sobresalientes como don Guillermo Lohmann o Miguel Maticorena, Araníbar o Macera, Armando Nieto, Mario Vargas Llosa confesaron que su vocación prendió al escuchar el verbo encendido de las historias vivas del maestro Porras. La antigua casona de San Marcos exhibe una placa de bronce en el aula donde Porras pronunciara su última clase. En ésta se lee: "Al maestro Raúl Porras Barrenechea 1897- 1960 Que murió enseñando y enseñó muriendo. Dictó en esta aula su última lección el 10 de mayo de 1958" (citado en G. García Higueras, op. cit., p. 45)

En Porras se unen la hispanidad y la peruanidad. Su valoración de la herencia hispánica, no le llevaba a ignorar la raíz andina, sino que le ayudaba a apreciar "en ella los contenidos espirituales que aglutinan a las formas indígenas" como elemento constitutivo de la peruanidad (G. García Higueras, op. cit., p. 50) Don Guillermo Lohmann en la disertación dedicada a Porras como "hombre de letras y académico" con motivo del día del idioma en el centenario de su nacimiento, nos comparte un elocuente texto pronunciado al ofrecer una bandera del Perú al Museo del Ejército en Madrid:

"Venimos los peruanos desde nuestra vieja tierra del oro y del sol, trayendo una nueva enseña que el tiempo no ha descolorido aún, pero entre cuyos pliegues pasa el soplo milenario de leyenda, para depositarla en este plantel de gloria en que reposan las banderas más gallardas de la historia del mundo: las que se irguieron en todos los recodos y pasos de Europa para defender el ideal de la caballería cristiana de Occidente, las que se izaron en Granada y en Lepanto, las que llevaron las mesnadas del Cid y los tercios de Gonzalo de Córdoba y las que , cansadas de vencer , detrás de las columnas de Hércules surcaron los mares para llevar en las combas de sus naves el legado de la civilización occidental a un mundo nuevo, en una permanente e irrenunciable voluntad de cruzada"

Estas convicciones le llevaron en 1949, a fundar el Instituto Peruano de Cultura Hispánica, que contó entre sus miembros con "Honorio Delgado –su primer presidente–, Víctor Andrés Belaunde y Aurelio Miró Quesada. El Instituto ofrecía seminarios y conferencias y también otorgaba becas a los graduados que deseaban cursar estudios en España, merced a los auspicios del Instituto de Cultura Hispánica de Madrid" (G. García Higueras, op cit., p. 68)

"Raúl Porras fue pensador de sólidas convicciones", sostiene en su tesis García Higueras. Sostuvo desde joven los principios y valores del liberalismo, pero matizado por su naturaleza humanista, su tolerancia de espíritu que le llevaba a rechazar "cualquier manifestación de fanatismo y sectarismo", gracias a su raigambre cristiana (G. García Higueras, op. cit., p. 70)  

 

Como Embajador del Perú en España, publicó en el «ABC» de Madrid el 22 de Julio de 1949, un artículo dedicado a San Francisco Solano con motivo del IV Centenario de su nacimiento en Montilla en el que se identifica totalmente con la obra misional de España y la acción evangélica del santo hispanoperuano: "este centenario montillano que ha puesto de relieve no sólo la figura de San Francisco Solano, sino todo el valor de la acción misionera de España en Indias, ha llevado a la multitud a arrodillarse en la calle de Sotollón, frente a la casa del Santo, y a besar al paso la mano del insigne obispo de Córdoba, al propio tiempo que se le hacía entender, por la «radio», nombres de tiempos desoídos, como el de Juan de Ávila y el Gran Capitán, y hasta aprender la geografía del Perú en los «Comentarios Reales», del Inca Garcilaso, que los escribió precisamente en Montilla y en Córdoba […] Montilla, aseguran los montillanos, es un surco provechoso para el zumo sabroso de las vides y para el florecimiento de las divinas plantas místicas. El oro viejo de los retablos atraviesa los vitrales de las iglesias y va a besar el fondo áureo de las botijas y el dedal de oro de las copas del rubio amontillado. El beato Juan de Ávila predicó en Montilla y desde ahí escribió cartas a San Ignacio y a Santa Teresa, llenas de fuego doctrinal; San Francisco de Borja creó un ilustre colegio de jesuitas donde se educó Solano y las místicas y devotas discípulas del Beato de Ávila culminaron en la figura de «la santa condesa de Feria» … Es innegable la deuda del Perú para Montilla al enviarle, para iluminar sus consejas de piedad y la dulce crónica franciscana, al santo apóstol moreno, pero lo es también el saldo de gracia, en favor del Perú y de Lima, por todo lo que ésta hizo en siglos piadosos por enaltecer la gloria del franciscano y llevarle a los altares.

El citado historiador Gabriel García Higueras informa en su investigación que, al cumplirse el primer aniversario de su deceso, la Municipalidad de Miraflores bautizó con el nombre de "Raúl Porras Barrenechea" el parque adyacente al Palacio Municipal. Ahí se yergue su busto en piedra tallada por Joaquín Roca Rey. "En este espacio, cada 27 de septiembre, después de la celebración" de la santa misa, el Instituto Raúl Porras Barrenechea de la Universidad de San Marcos, la Municipalidad de Miraflores y la Academia Diplomática del Perú, acompañados de delegaciones escolares, rinden homenaje a su memoria (op. cit., p. 79).

Uno de sus discípulos, y también maestro en el campo de la historia, Pablo Macera, enfatizó el sentido de su vida como la del maestro que enseña de verdad: "Todo el tiempo daba lecciones. Más que periodista, historiador, político, diplomático, ejercía funciones de maestro, de enseñar, de mostrar la verdad"[2] ¡Cómo resuena en su declaración el honroso oficio que cabe al historiador según Cervantes en su obra inmortal!: "debiendo de ser los historiadores puntuales verdaderos y no nada apasionados, y que ni el interés ni el miedo, el rencor ni la afición no les haga torcer el camino de la verdad, cuya madre es la historia, émula del tiempo, depósito de las acciones, testigo de lo pasado, ejemplo y aviso de lo presente, advertencia de lo por venir" (Don Quijote de la Mancha I, cap.9).

Dios quiera que ni en España ni en el Perú –países que siempre hermanó- nunca falten los ingredientes que dieron sentido a la vida de este maestro de la peruanidad y de la hispanidad: su apuesta por la dignidad de la persona humana, la elegancia de la lengua española en los escritos históricos, la excelencia del mundo académico universitario, el compromiso de la academia diplomática por la paz, la coherencia y universalidad de la fe católica, el sentido misional de su profesión volcado en la juventud.



[1El joven Raúl Porras Barrenechea: periodismo, historia y literatura (1915-1930) dirigida por Juan Luis Carriazo Rubio  y sustentada en la Universidad de Huelva ( España ) (2019, 358 pp) (https://dialnet.unirioja.es/servlet/tesis?codigo=250308. Vid: Participación en el Conversatorio Conmemoración Raúl Porras Barrenechea y su legado como historiador y bibliófilo30 sept. 2020: https://www.youtube.com/watch?v=fL9dQuH0h8s

[2]Pablo Macera, presentación a la obra de Carlota Casalino, Raúl Porras Barrenechea Parlamentario, pág. 13. Fondo Editorial del Congreso del Perú, Lima, 1999.


Fecha Publicación: 2020-09-17T15:32:00.001-07:00

   La batalla de Lepanto 
La batalla de Lepanto, que enfrentaba a la Liga Santa frente a los Otomanos, era decisiva para la cristiandad y se presentaba difícil por la pericia en el mar de las galeras que en nombre del Islam gobernaba Alí Bajá a las órdenes del Sultán turco Selim II. Desde muchos años atrás las mentes privilegiadas cristianas, entre ellas las advertencias de Santo Tomás Moro, señalaban la necesidad de protegerse del poder turco y defender la fe cristiana. A pesar de los ruegos de San Pío V, la desunión de los príncipes cristianos hacía difícil la empresa. Francia e Inglaterra con sus intereses y la presión de los protestantes hicieron imposible afrontar juntos la avalancha del Islam. Fue Su Santidad el Papa, y la generosidad de España, la que por fin logró poner las condiciones posibles para la Liga Santa. San Pío V le confirió un sentido religioso a la batalla, preparó a los participantes en la Liga Santa enviando predicadores que animaran y asistieran a los que formaban la Armada, con el fin de 46 47 mantener vivo el espíritu religioso en sus gentes. Antes de emprender la batalla se celebró la Santa Misa con confesiones. El mismo Papa oraba a la Santísima Virgen buscando su intercesión. Unos días antes del desembarco estaba en su oratorio ante la Virgen y tuvo una visión que le anticipaba la victoria de la Liga Santa. Desde ese momento siempre pensó que la victoria de Lepanto, ocurrida el 7 de octubre de 1571, había sido una concesión de la Virgen del Rosario. Concluida la batalla con la victoria, el Papa Pío V ordenó que todos los años en el día 7 de octubre se hiciese una fiesta en acción de gracias en memoria de "Nuestra Señora de la Victoria" (Decreto consistorial de 17 de marzo de 1572). Por su parte el Papa Gregorio XIII determinó, el día 1 de abril de 1573, que la fiesta en lo porvenir se celebrase como fiesta del Santo Rosario en la primera dominica de octubre (Bull. Rom. VIII, 44, ss.). Esto que ocurría para toda la Iglesia universal, tuvo una resonancia particular para Villarejo de Salvanés y, por tanto, para nuestra diócesis complutense. Don Luis de Requesens, Comendador Mayor de Castilla como hemos dicho, asombrado y agradecido por la victoria de Lepanto, quiso como acción de gracias erigir un convento en Villarejo que albergaría una imagen de la Virgen del Rosario, aclamada como Virgen de la Victoria. El convento fue confiado a los Franciscanos, quienes mientras se construía ya se hicieron presentes en la Casa de la Tercia. El Papa Pío V autorizó la fundación del convento y de él se obtiene la Bula Quam preclara meritorum con la obtención de indulgencias. Pero lo que verdaderamente fue el mejor tesoro para Villarejo fue, con el tiempo, la Imagen de la Virgen del Rosario, llamada Virgen de la Victoria que, según la tradición, fue un regalo de San Pío V, con la presunción de que era la imagen a la que rezaba el Papa en el fragor de la batalla. La presencia de esta imagen de la Virgen, y los milagros que se le atribuyen, ha conseguido que alcanzara el corazón de todos los fieles y llegara a ser, como se dice, "una estrella del cielo fijada en el mar de Castilla". 46 47 
A partir de este momento, en toda la Iglesia, y particularmente en nuestra tierra se acrecentó el rezo del Santo Rosario y aparecieron por todas partes Cofradías del Rosario que ayudaban a introducir entre los fieles este modo importante de oración. Como huella de este momento, recuerdo que mi madre cuando iniciaba el rezo del Rosario ponía como intención la unidad entre los príncipes cristianos, recuerdo de aquella situación dramática en la que no se pudo conseguir esa unidad.  
...
  Conclusión Cogidos de la mano de María, os invito a comenzar este curso cargado de incertidumbres por la pandemia. Ella nos ha de llevar a profundizar en el primer anuncio cristiano y en el desarrollo de la Iniciación Cristiana. Como ella, nuestra diócesis de Alcalá de Henares, antigua diócesis complutense, debe descubrir su vocación materna para gestar nuevos cristianos, promover familias cristianas y vivificar nuestras parroquias como auténticas comunidades. 62 63 En este curso, en que celebramos mis bodas de oro sacerdotales y las bodas de plata episcopales, le pido de nuevo a la Santísima Virgen María que nos ayude a caminar juntos en la fe. Que por su intercesión brote la comunión entre nosotros y nos regale el poder vivir como una familia que tiene su referencia en el hogar de Nazaret. A la Virgen del Rosario, la Virgen de la Victoria, hoy como ayer le pido: "Monstra te esse matrem"; Muestra que eres nuestra Madre.
 Viaceli, Agosto de 2020.  
Nueva Carta Pastoral de Mons. Reig Pla: PARA GESTAR NUEVOS CRISTIANOS ''MONSTRA TE ESSE MATREM''  (50 años de sacerdote, 25 de obispo)

Fecha Publicación: 2020-09-10T15:07:00.000-07:00

En medio de tan procelosas tempestades, y corriendo tiempos tan turbios y aciagos, despertó Dios a sus grandes profetas, para que hicieran resonar en Judá el eco de su palabra y sacaran de su profundo olvido y hondo letargo a los reyes idólatras, a los sacerdotes ociosos y a aquellas bárbaras muchedumbres, dadas a sediciones y tumultos. Jamás en ningún pueblo de la tierra, antiguo ni moderno, hubo una institución tan admirable, tan santa y tan popular como la de los profetas del pueblo de Dios.

 

Atenas tuvo poetas y oradores; Roma, tribunos y poetas. Los profetas del pueblo de Dios fueron poetas, tribunos y oradores a un tiempo mismo; como los poetas, cantaban las perfecciones divinas; como los tribunos, defendían los intereses populares; como los oradores, proponían lo que juzgaban conforme a las conveniencias del Estado. Un profeta era más que Homero, más que Demóstenes, más que Graco; era Graco, Homero y Demóstenes a un mismo tiempo. El profeta era el hombre que daba de mano a todo regalo de la carne y a todo amor de la vida, y que, mensajero de Dios, tenía el encargo de poner su palabra en el oído del pueblo, en el oído de los sacerdotes y en el oído de los reyes. Por eso los profetas amenazaban, imprecaban, maldecían; por eso dejaban escaparse de sus pechos, poderosas, tremendas, aquellas voces de temor y de espanto que se oían en Jerusalén cuando venía sobre ella con ejército fortísimo y numerosísimo el rey de Babilonia, ministro de las venganzas de Jehová, y de sus iras celestiales.

 

Los poetas cesáreos miraban siempre, antes de hablar, los semblantes de los príncipes. Los oradores y los tribunos de Atenas y de Roma tenían puestos los ojos, antes de soltar los torrentes de su elocuencia, en los semblantes del pueblo; los profetas de Israel cerraban los ojos para no lisonjear ni los gustos de los pueblos ni los antojos de los reyes, atentos sólo a lo que Dios les decía interiormente en sus almas; por eso hicieron frente a los odios implacables de los príncipes, que, habiendo puesto su sacrílega mano en el templo de Dios, no temían ponerla en el rostro augusto de sus profetas; por eso resistieron con constantísimo semblante a la grande indignación y bramido popular, creciendo su constancia al compás de la persecución y al compás de las olas de aquellas furiosas tempestades, sin que se doblegasen sus almas sublimes al miedo de los tormentos; por eso, en fin, casi todos, o entregaron sus gargantas al cuchillo o buscaron en tierras extrañas un triste sepulcro.

Yo no sé, señores, si hay en la Historia un espectáculo más bello que el de los profetas del pueblo de Dios luchando armados con el solo misterio de la palabra, contra todas las potestades de la tierra. Yo no sé si ha habido en el mundo poetas más altos, oradores más elocuentes, hombres más grandes, más santos y más libres; nada faltó a su gloria: ni la santidad de la vida, ni la santidad de la causa que sustentaron, ni la corona del martirio.

Discurso académico sobre la Biblia Juan Donoso Cortés

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/discurso-sobre-la-biblia--0/html/ff0f72fa-82b1-11df-acc7-002185ce6064_2.html

Escultura "El profeta" de Pablo Gargallo


Fecha Publicación: 2020-09-10T14:32:00.001-07:00

Les comparto con el mayor gusto el PDF con la Historia de San Marcos del P. Calancha. Como me escribe el propio autor P. Javier Campos "por fin se ha hecho realidad disponer del texto de Calancha (muy mal copiado por un amanuense anónimo), pero es el ejemplar que se conserva en el Archivo de Indias de Sevilla, con una introducción que recupera la figura grande del P. Antonio de la Calancha, bastante documentada". Fray Antonio de la Calancha, OSA Historia de la Universidad de San Marcos de Lima. San Lorenzo del Escorial 2020, pp. 7-49. La transcripción corre a cargo de la doctora Cristina Flórez. TEXTO PDF https://javiercampos.com/es/novedades/?fbclid=IwAR3jrKlsbqdA-NJPe6FeKm9uy-V3m2IRpyUlqYZpfniH5cvJax4ciRiTIK0

Una buena biografía pueden encontrarla en el https://www.dhial.org/ CALANCHA, FRAY ANTONIO DE LA Revista Peruana de Historia Eclesiástica, 2 (1992) 233-245]  (Chuquisaca, 1584 – Lima, 1654) Religioso agustino, misionero, cronista. Dr. Guillermo Lohman Villena


Fecha Publicación: 2020-09-10T09:20:00.001-07:00

Amigos: Les comparto este entrañable artículo del maestro de la filosofía y de la vida como es Carlos Díaz, con el deseo de que no se canse nunca de seguir luchando siempre. https://www.facebook.com/EmmanuelMounierphilosophe/

JAB


Mambrú se fue a la guerra, no sé cuándo vendrá

 

 Queridos amigos y amigas, hermanas y hermanos:

Se nos ha echado encima el mes de septiembre, pero la crisis sigue azotando en todos los terrenos con cierta intensidad, en algunos aspectos más que en otros. Yo con este artículo también desearía irme despidiendo como quintacolumnista, pues tal me siento a tenor de la prácticamente nula repercusión de mi palabra en otras palabras, con alguna excepción que agradezco en el alma. Escribir y no ser respondido es algo normal para mucha gente y, aunque no constituya mi plato favorito, tampoco puedo ignorar que cada uno escribe o no escribe si quiere, cuando quiere, y a quien quiere.

Desde mi punto de vista, he permanecido estos meses y sus muchos días con esta columnita al pie de un cañón que no tonitrona, que carece de eco, que se ha agrietado, que no dispara por elevación, y que está a punto de estallar en mis propias manos de artificiero, aunque sean cada día más y más poderosos aquellos enemigos a los que quisiera abatir frontalmente, pobre de mí, no conociendo mejor modo de hacerlo.

Verdad es que todavía quisiera poseer el mínimo de lucidez para no bajarme de mi Rocinante y subir después al asno triunfal de lo cotidiano, pero no espero ganar la guerra yo solito, seguramente no he perdido el juicio hasta ese extremo; por muy anarquista que sea, no llego a tanto como para presentarme, soldadito español, soldadito valiente, con mis cartuchos de dinamita en un frente tan inmenso y tan poderoso.

Pido al menos me sea concedido seguir disparando siquiera sea cartuchos de fogueo, pero no sin la belleza de algunos fuegos de artificio. Desearía, en cualquier caso, no llegar al frente con la pólvora mojada, pues cuando eso ocurra será que el virus del desaliento se habrá apoderado de cada una de mis articulaciones: hice lo que pude, corrí mi carrera, alabado sea su Santo Nombre.

Un fuerte abrazo hasta siempre.

 

Carlos Díaz 


Fecha Publicación: 2020-09-09T06:03:00.001-07:00

Amigos: En el mes de la Biblia he vuelto a saborear el bello texto de este converso católico e intelectual Donoso Cortés y que con mucho gusto les comparto.

Bendiciones

JAB

http://www.cervantesvirtual.com/obra-visor/discurso-sobre-la-biblia--0/html/ff0f72fa-82b1-11df-acc7-002185ce6064_2.html

Discurso académico sobre la Biblia

Juan Donoso Cortés





Señores

Llamado por vuestra elección a llenar el vacío que ha dejado en esta Academia un varón ilustre por su doctrina, célebre por la agudeza y la fecundidad de su ingenio y por su literatura y su ciencia merecedor de eterna y esclarecida memoria, ¿qué podrá decir que sea digno de escritor tan eminente y de esta nobilísima asamblea quien como yo es pobre de fama y escaso de ingenio? Puesto en caso tan grave, me ha parecido conveniente escoger para tema de mi discurso un asunto subidísimo, que, cautivando vuestra atención, os fuerce a apartar de mí vuestros ojos, para ponerlos en su grande majestad y en su sublime alteza.

Hay un libro, tesoro de un pueblo que es hoy fábula y ludibrio de la tierra, y que fue en tiempos pasados estrella del Oriente, adonde han ido a beber su divina inspiración todos los grandes poetas de las regiones occidentales del mundo y en el cual han aprendido el secreto de levantar los corazones y de arrebatar las almas con sobrehumanas y misteriosas armonías. Ese libro es la Biblia, el libro por excelencia.

En él aprendió Petrarca a modular sus gemidos; en él vio Dante sus terríficas visiones; de aquella fragua encendida sacó el poeta de Sorrento los espléndidos resplandores de sus cantos. Sin él, Milton no hubiera sorprendido a la mujer en su primera flaqueza, al hombre en su primera culpa, a Luzbel en su primera conquista, a Dios en su primer ceño; ni hubiera podido decir a las gentes la tragedia del paraíso, ni cantar con canto de dolor la mala ventura y triste hado del humano linaje. Y para hablar de nuestra España, ¿quién enseñó al maestro fray Luis de León a ser sencillamente sublime? ¿De quién aprendió Herrera su entonación alta, imperiosa y robusta? ¿Quién inspiraba a Rioja aquellas lúgubres lamentaciones, llenas de pompa y majestad y henchidas de tristeza, que dejaba caer sobre los campos marchitos, y sobre los mustios collados, y sobre las ruinas de los imperios, como un paño de luto? ¿En cuál escuela aprendió Calderón a remontarse a las eternas moradas sobre las plumas de los vientos? ¿Quién puso delante de los ojos de nuestros grandes escritores místicos los oscuros abismos del corazón humano? ¿Quién puso en sus labios aquellas santas armonías, y aquella vigorosa elocuencia, y aquellas tremendas imprecaciones, y aquellas fatídicas amenazas, y aquellos arranques sublimes, y aquellos suavísimos acentos de encendida caridad y de castísimo amor, con que unas veces ponían espanto en la conciencia de los pecadores y otras levantaban hasta el arrobamiento las limpias almas de los justos? Suprimid la Biblia con la imaginación, y habréis suprimido la bella, la grande literatura española, o la habréis despojado al menos de sus destellos más sublimes, de sus más espléndidos atavíos, de sus soberbias pompas y de sus santas magnificencias.

¿Y qué mucho, señores, que las literaturas se deslustren, si con la supresión de la Biblia quedarían todos los pueblos asentados en tinieblas y en sombras de muerte? Porque en la Biblia están escritos los anales del cielo, de la tierra y del género humano; en ella, como en la divinidad misma, se contiene lo que fue, lo que es y lo que será; en su primera página se cuenta el principio de los tiempos y el de las cosas, y en su última página el fin de las cosas y de los tiempos. Comienza con el Génesis, que es un idilio, y acaba con el Apocalipsis de San Juan, que es un himno fúnebre. El Génesis es bello como la primera brisa que refrescó a los mundos, como la primera aurora que se levantó en el cielo, como la primera flor que brotó en los campos, como la primera palabra amorosa que pronunciaron los hombres, como el primer sol que apareció en el Oriente. El Apocalipsis de San Juan es triste como la última palpitación de la naturaleza, como el último rayo de luz, como la última mirada de un moribundo. Y entre este himno fúnebre y aquel idilio vense pasar unas en pos de otras a la vista de Dios todas las generaciones y unos en pos de otros todos los pueblos: las tribus van con sus patriarcas; las repúblicas, con sus magistrados; las monarquías, con sus reyes, y los imperios, con sus emperadores. Babilonia pasa con su abominación, Nínive con su pompa, Menfis con su sacerdocio, Jerusalén con sus profetas y su templo, Atenas con sus artes y con sus héroes, Roma con su diadema y con los despojos del mundo. Nada está firme sino Dios; todo lo demás pasa y muere, como pasa y muere la espuma que va deshaciendo la ola.

Allí se cuentan o se predicen todas las catástrofes, y por eso están allí los modelos inmortales de todas las tragedias; allí se hace el recuento de todos los dolores humanos; por eso las arpas bíblicas resuenan lúgubremente, dando los tonos de todas las lamentaciones y de todas las elegías. ¿Quién volverá a gemir como Job cuando, derribado en el suelo por una mano excelsa que le oprime, hinche con sus gemidos y humedece con sus lágrimas los valles de Idumea? ¿Quién volverá a lamentarse como se lamentaba Jeremías en torno de Jerusalén, abandonada de Dios y de las gentes? ¿Quién será lúgubre y sombrío como era sombrío y lúgubre Ezequiel, el poeta de los grandes infortunios y de los tremendos castigos, cuando daba a los vientos su arrebatada inspiración, espanto de Babilonia? Cuéntanse allí las batallas del Señor, en cuya presencia son vanos simulacros las batallas de los hombres; por eso la Biblia, que contiene los modelos de todas las tragedias, de todas las elegías y de todas las lamentaciones, contiene también el modelo inimitable de todos los cantos de victoria. ¿Quién cantará como Moisés del otro lado del mar Rojo, cuando cantaba la victoria de Jehová, el vencimiento de Faraón y la libertad de su pueblo? ¿Quién volverá a cantar un himno de victoria como el que cantaba Débora, la sibila de Israel, la amazona de los hebreos, la mujer fuerte de la Biblia? Y si de los himnos de victoria pasamos a los himnos de alabanza, ¿en cuál templo resonaron jamás como en el de Israel, cuando subían al cielo aquellas voces suaves, armoniosas, concertadas, con el delicado perfume de las rosas de Jericó y con el aroma del incienso del Oriente? Si buscáis modelos de la poesía lírica, ¿qué lira habrá comparable con el arpa de David, el amigo de Dios, el que ponía el oído a las suavísimas consonancias y a los dulcísimos cantos de las arpas angélicas; o con el arpa de Salomón, el rey sabio y felicísimo, que puso la sabiduría en sentencias y en proverbios y acabó por llamar vanidad a la sabiduría; que cantó el amor y sus regalados dejos, y su dulcísima embriaguez, y sus sabrosos transportes, y sus elocuentes delirios? Si buscáis modelos de la poesía bucólica, ¿en dónde los hallaréis tan frescos y tan puros como en la época bíblica del patriarcado, cuando la mujer, la fuente y la flor eran amigas, porque todas juntas y cada una de por sí eran el símbolo de la primitiva sencillez y de la cándida inocencia? ¿Dónde hallaréis sino allí los sentimientos limpios y castos, y el encendido pudor de los esposos, y la misteriosa fragancia de, las familias patriarcales?

Y ved, señores, por qué todos los grandes poetas, todos los que han sentido sus pechos devorados por la llama inspiradora de un Dios, han corrido a aplacar su sed en las fuentes bíblicas de aguas inextinguibles, que ahora forman impetuosos torrentes, ahora ríos anchurosos y hondables, ya estrepitosas cascadas y bulliciosos arroyos, o tranquilos estanques y apacibles remansos.

Libro prodigioso aquél, señores, en que el género humano comenzó a leer treinta y tres siglos ha, y con leer en él todos los días, todas las noches y todas las horas, aún no ha acabado su lectura. Libro prodigioso aquél, en que se calcula todo antes de haberse inventado la ciencia de los cálculos; en que sin estudios lingüísticos se da noticia del origen de las lenguas; en que sin estudios astronómicos se computan las revoluciones de los astros; en que sin documentos históricos se cuenta la Historia; en que sin estudios físicos se revelan las leyes del mundo. Libro prodigioso aquél, que lo ve todo y que lo sabe todo; que sabe los pensamientos que se levantan en el corazón del hombre y los que están presentes en la mente de Dios; que ve lo que pasa en los abismos del mar y lo que sucede en los abismos de la tierra; que cuenta o predice todas las catástrofes de las gentes, y en donde se encierran y atesoran todos los tesoros de la misericordia, todos los tesoros de la justicia y todos los tesoros de la venganza. Libro en fin, señores, que, cuando los cielos se replieguen sobre sí mismos como un abanico gigantesco, y cuando la tierra padezca desmayos, y el sol recoja su luz y se apaguen las estrellas, permanecerá él solo con Dios, porque es su eterna palabra resonando eternamente en las alturas.

Ya veis, señores, cuán libre y extendido campo se abre aquí a las investigaciones de los hombres. Obligado, empero, por la índole exclusivamente literaria de esta ilustre asamblea, a considerar a la Biblia solamente como un libro que contiene la poesía de una nación digna de perdurable memoria, me limitaré a indicar algo de lo mucho que podría indicarse y decirse acerca de las causas que sirven para explicar su poderoso atractivo y su resplandeciente hermosura.

Tres sentimientos hay en el hombre poéticos por excelencia: el amor a Dios, el amor a la mujer y el amor a la patria; el sentimiento religioso, el humano y el político; por eso, allí donde es oscura la noticia de Dios, donde se cubre con un velo el rostro de la mujer y donde son cautivas o siervas las naciones, la poesía es a manera de llama que, falta de alimentos, se consume y desfallece. Por el contrario, allí donde Dios brilla en su trono con toda la majestad de su gloria, allí donde impera la mujer con el irresistible poder de sus encantos, allí donde el pueblo es libre, la poesía tiene púdicas rosas para la mujer, gloriosas palmas para las naciones, alas espléndidas para encumbrarse a las regiones altísimas del cielo.

De todos los pueblos que caen al otro lado de la Cruz, el hebreo es el único que tuvo una noticia cierta de Dios; el solo que adivinó la dignidad de la mujer y el único que puso siempre a salvo su libertad en los grandes azares de su existencia borrascosa. Y si no, volved los ojos al Oriente, al Occidente, al Septentrión y al Mediodía, y no encontraréis ni a la mujer, ni a Dios, ni al pueblo, en cuanto baña el sol, y en cuanto se extiende el mar, y en cuanto se dilatan los términos de la tierra. Desde el punto de vista religioso, todas las naciones eran idólatras, maniqueas o panteístas. La noticia de un Dios consustancial con el mundo, esparcida entre todas las gentes en las primitivas edades, tuvo su origen en las regiones indostánicas. La existencia de un Dios, principio de todo bien, y de otro, principio de todo mal, haciéndole oposición y contraste, fue invención de los sacerdotes persas; y las repúblicas griegas fueron el ejemplar de las naciones idólatras. El Dios del Indostán estaba condenado a un eterno reposo; el de los persas, a una impotencia absoluta, y los dioses griegos eran hombres.

Por lo que hace a la mujer, estaba condenada en todas las zonas del mundo al ostracismo político y civil y a la servidumbre doméstica. ¿Quién reconocería en esa esclava, con la frente inclinada bajo el peso de una maldición tremenda y misteriosa, a la más bella, a la más suave, a la más delicada criatura de la creación, en cuyo divino rostro se retrata Dios, se reflejan los cielos y se miran los ángeles?

Por último, señores, si buscáis un pueblo libre, un pueblo que tenga noticia de la dignidad humana, no encontraréis ninguno en todos los ámbitos de la tierra que se eleve a tan grande majestad y que se levante a tanta altura. En vano le buscaréis en aquellos imperios portentosos del Asia, que, cayendo con estrépito unos sobre otros, vinieron todos al suelo con espantosa ruina. En vano le buscaréis en la tierra de los Faraones, donde se levantan aquellos gigantescos sepulcros, cuyos cimientos se amasaron con el sudor y con la sangre de naciones vencidas y sujetas, y que publican con elocuencia muda y aterradora que aquellas vastas soledades fueron asiento un día de generaciones esclavas. Y si, apartando los ojos de las regiones orientales, los volvéis a las partes de Occidente, ¿qué veis en las repúblicas griegas sino aristocracias orgullosas y tiránicas oligarquías? ¿Qué otra cosa viene a ser Esparta, silla del Imperio de la raza dórica, sino una ciudad oriental, dominada por sus conquistadores? ¿Y qué viene a ser Atenas, la heroica, la democrática, la culta, patria de los dioses y de los héroes, sino una ciudad habitada por un pueblo esclavo y por una aristocracia fiera, y desvanecida, que no se llamó a sí propia pueblo sino porque el pueblo no era nada?

Vengamos ahora a la nación hebrea, y antes de todo hablemos de su Dios, porque su nombre está escrito con caracteres imperecederos en todas las páginas de su historia. Su nombre es Jehová; su naturaleza, espiritual; su inteligencia, infinita; su libertad, completa; su independencia, absoluta; su voluntad, omnipotente. La creación fue un acto de esa voluntad independiente y soberana. Cuanto creó con su poder se mantiene con su providencia. Jehová mantiene a los astros en sus órbitas, a la tierra en su eje, al mar en su cauce. Las gentes se olvidaron de su nombre, y él retiró su mano de las gentes, y la inteligencia humana se vio envuelta de súbito en una eterna noche; y entonces eligió un pueblo entre todos y le llamó hacia sí, y le abrió el entendimiento para que entendiera; y entendió, y le adoró puesto de hinojos, y caminó por sus vías, y obedeció sus mandamientos, y se puso debajo de su mano, llena de venganzas y de misericordias, y ejecutó el encargo de ser el instrumento de sus inescrutables designios, y fue la luz de la tierra.

Único entre todos los pueblos, escogido y gobernado por Dios, el pueblo hebreo es también el único cuya historia es un himno sin fin en alabanza del Dios que le conduce y le gobierna. Apartado de todas las sociedades humanas, está solo, solo con Jehová, que le habla con la voz de sus profetas y con la de sus sacerdotes, y a quien responde con cánticos de adoración, que están resonando siempre en las cuerdas de su lira.

Los cánticos hebreos recibieron de la unidad majestuosa de su Dios su limpia sencillez, su noble majestad y su incomparable belleza. ¿Qué viene a ser la sencillez de los griegos, milagro del artificio, cuando se ponen los ojos en la sencillez hebraica, en la sencillez del pueblo predestinado, que vio en el cielo un solo Dios, en la humanidad un solo hombre y en la tierra un solo templo? ¿Cómo no había de ser maravillosamente sencillo un pueblo para quien toda la sabiduría estaba en una sola palabra, que la tierra pronunciaba con la voz de sus huracanes, el mar con la ronca voz de sus magníficos estruendos, las aves con la voz de su canto, los vientos con la voz de sus gemidos?

Lo que caracteriza al pueblo hebreo, lo que le distingue de todos los pueblos de la tierra, es la negación de sí mismo, su aniquilamiento delante de su Dios. Para el pueblo hebreo, todo lo que tiene movimiento y vida es rastro y huella de su majestad omnipotente, que resplandece así en el cedro de las montañas como en el lirio de los valles. Cada una de las palabras de Jehová constituye una época de su historia. Dios, le señala con el dedo la tierra de promisión y le promete que de su raza vendría aquel que anunció en el paraíso en los tiempos adámicos por Redentor del mundo y por Rey y Señor natural de las naciones. Ésta es la época de la promesa, que corresponde a la de los patriarcas. Apartado de los caminos del Señor, levanta ídolos en el desierto, cae en horrendas supersticiones e idolatrías, y el Señor le anuncia disturbios, guerras, cautiverios, torbellinos grandes y tempestuosos, la ruina del templo, el allanamiento de los muros de la ciudad santa y su propia dispersión por todos los ámbitos de la tierra. Ésta es la época de la amenaza. Por último, llega la hora en la plenitud de los tiempos, y aparece en el horizonte la estrella de Jacob, y se consuma el sacrificio cruento del Calvario, y el templo cae, y Jerusalén se desploma, y el pueblo judío se dispersa por el mundo. Ésta es la época del castigo.

Ya lo veis, señores; la historia del pueblo hebreo no es otra cosa, si bien se mira, sino un drama religioso, compuesto de una promesa, de una amenaza y de una catástrofe. La promesa la oyó Abrahán, y la oyeron todos los patriarcas; la amenaza la oyó Moisés, y la oyeron los profetas; la catástrofe todos la presenciamos. Vivos están los autores de esta tragedia aterradora. Vivo está el Dios de Israel, que tan grandes cosas obró para enseñanza perpetua de las gentes; vivo está el pueblo desventurado que puso una mano airada y ciega en el rostro de su Dios, y que, peregrino en el mundo, va contando a las naciones sus pasadas glorias y sus presentes desventuras.

Si es una cosa puesta fuera de toda duda que la explicación de su historia está en la palabra divina, no es menos evidente que hay una correspondencia admirable entre las vicisitudes de su poesía y las evoluciones de su historia. La primera palabra de su Dios es una promesa: su primer período histórico, el patriarcado; y los primeros cantos de su musa dicen al pueblo la promesa de su Dios y a Jehová las esperanzas de su pueblo. El encargo religioso y social de la poesía hebraica, en aquellos tiempos primitivos, era ajustar paces y alianzas entre la Divinidad y el hombre, siendo los mensajeros de estas paces, por parte del hombre, su profunda adoración; por parte de la Divinidad, su infinita misericordia. Nada es comparable al encanto de la poesía bíblica que corresponde a este período.

El patriarca es el tipo de la sencillez y de la inocencia. Más bien que el varón incorruptible y justo, es el niño sin mancilla de pecado; por eso oye a menudo aquella habla suavísima y deleitosa con que Dios le llama hacia sí; por eso recibe visitas de los ángeles. Más bien que el hombre recto, que anda gozoso por las vías del Señor, es el habitante del cielo que anda triste por el mundo, porque ha perdido su camino y se acuerda de su patria. Su único padre es su Dios, los ángeles son sus hermanos. Los patriarcas eran entonces, como los apóstoles han sido después, la sal de la tierra. En vano buscaréis por el mundo, en aquellos remotísimos tiempos, al hombre pobre de espíritu, rico de fe, manso y sencillo de corazón, modesto en las prosperidades, resignado en las tribulaciones, de vida inocente y de honestas y pacíficas costumbres. El tesoro de esas virtudes apacibles resplandeció solamente en las solitarias tiendas de los patriarcas bíblicos.

Huésped en la tierra de Faraón, el pueblo hebreo se olvidó de su Dios en los tiempos adelante y amancilló sus santas costumbres con las abominaciones egipcíacas; diose entonces a supersticiones y agüeros en aquella tierra agorera y supersticiosa, y trocó a un tiempo mismo su Dios por los ídolos y su libertad por la servidumbre. Arrancole de ella violentamente la mano de un hombre gobernado por una fuerza sobrehumana, el más grande de los profetas de Israel y el más grande entre los hijos de los hombres.

Cuéntase de muchos que han ganado el señorío de las gentes y asentado su dominación en las naciones por la fuerza del hierro; de ninguno se cuenta, sino de Moisés, que haya fundado un señorío incontrastable con sólo la fuerza de la palabra. Ciro, Alejandro, Mahoma, llevaron por el mundo la desolación y la muerte, y no fueron grandes sino porque fueron homicidas. Moisés aparta su rostro lleno de horror de las batallas sangrientas, y entra en el seno de Abrahán, vestido de blancas vestiduras y bañado de pacíficos resplandores. Los fundadores de imperios y principados, de que están llenas las historias, abrieron las zanjas y echaron los cimientos de su poder ayudados de fuertísimos ejércitos y de fantásticas muchedumbres. Moisés está solo en los desiertos de la Arabia, rodeado de un gigantesco motín por seiscientos mil rebeldes, y con esos seiscientos mil rebeldes, derribados en tierra por su voluntad soberana, se compone un grande imperio y un vastísimo principado. Todos los filósofos y todos los legisladores han sido hijos, por su inteligencia, de otros legisladores y de más antiguos filósofos. Licurgo es el representante de la civilización dórica; Solón, el representante de la cultura intelectual de los pueblos jonios; Numa Pompilio representa la civilización etrusca; Platón desciende de Pitágoras; Pitágoras, de los sacerdotes del Oriente. Sólo Moisés está sin antecesores.

Los babilonios, los asirios, los egipcios y los griegos estaban oprimidos por reyes, y él funda una república. Los templos levantados en la tierra estaban llenos de ídolos; él da la traza de un magnífico santuario, que es el palacio silencioso y desierto de un Dios tremendo e invisible. Los hombres estaban sujetos unos a otros; Moisés declara que su pueblo sólo está sujeto a su Dios. Su Dios gobierna las familias por el ministerio de la paternidad; las tribus, por el ministerio de los ancianos; las cosas sagradas, por el ministerio de los sacerdotes; los ejércitos, por el ministerio de sus capitanes, y la república toda, por su omnipotente palabra, que los ángeles del cielo ponen en el oído de Moisés en las humeantes cimas de los montes, que, turbándose con la presencia del que los puso allí, tiemblan en sus anchísimos fundamentos y se coronan de rayos.

Con los patriarcas tuvo fin la época de la promesa, y en Moisés tiene principio la época de la amenaza. Con la palabra de Dios cambia de súbito el semblante de su pueblo, y la poesía hebrea se conforma de suyo a ese nuevo semblante y a aquella nueva palabra. Dios se ha convertido, de Padre que era, en Señor; el pueblo, de hijo que era, en esclavo; Dios le quita la libertad en castigo de sus prevaricaciones y en premio de su rescate. «Yo soy vuestro Dios, y vosotros sois mi pueblo», había dicho Jehová a los santos patriarcas. «Yo soy tu Señor y tu propietario, el que te libró de la servidumbre de los Faraones»; esto dice Jehová, por la boca de Moisés a su pueblo prevaricador y rebelde; Dios deja de hablar dulce y secretamente a los hombres; los ángeles no visitan ya sus tiendas hospitalarias; la blanca y pura flor de la inocencia no abre su casto cáliz en los campos de Israel, que resuenan lúgubremente con amenazas fatídicas y con sordas imprecaciones. Todo es allí sombrío: el desierto con su inmensa soledad, el monte con sus pavorosos misterios, el cielo con sus aterradores prodigios. La musa de Israel amenaza como Dios y gime como el pueblo. Su pecho, que hierve como un volcán, está henchido hoy de bendiciones, mañana de anatemas; sus cantos imitan hoy la apacible serenidad de un cielo sin nubes, mañana el sordo estruendo de un mar en tumulto; hoy compone su rostro con la majestad épica, mañana se descomponen sus facciones con el terror dramático; poco después parece una bacante en su desorden lírico; ya se ciñe de palmas y canta la victoria, ya se inunda de llanto y deja que se escapen de su pecho tristes y dolorosas elegías.

Moisés, que es el más grande de todos los filósofos, el más grande de todos los fundadores de imperios, es también el más grande de todos los poetas. Homero canta las genealogías griegas, Moisés las genealogías del género humano; Homero cuenta las peregrinaciones de un hombre, Moisés las peregrinaciones de un pueblo; Homero nos hace asistir al choque violento de la Europa y del Asia, Moisés nos pone delante las maravillas de la creación; Homero canta a Aquiles, Moisés a Jehová; Homero desfigura a los hombres y a los dioses, sus hombres son divinos y sus dioses humanos; Moisés nos muestra sin velo el rostro de Dios y el rostro del hombre. El águila homérica no subió, más alta que las cumbres del Olimpo ni voló más allá de los griegos horizontes. El águila del Sinaí subió hasta el trono resplandeciente de Dios y tuvo debajo de sus alas todo el orbe de la tierra. En la epopeya homérica, todo es griego: griego es el poeta, griegos son los dioses, griegos los héroes. En la epopeya bíblica, todo es local y general a un tiempo mismo. El Dios de Israel es el Dios de todas las gentes; el pueblo de Israel es sombra y figura de todos los pueblos, y el poeta de Israel es sombra y figura de todos los hombres. Entre la epopeya homérica y la bíblica, entre Homero y Moisés, hay la misma distancia que entre Júpiter y Jehová, entre el Olimpo y el cielo, entre la Grecia y el mundo.

Ya lo veis, señores; para los que como nosotros comprenden la inconmensurable distancia que hay entre la divinidad gentílica y la hebrea y entre el sentimiento religioso del pueblo de Dios y el de los pueblos gentiles, la causa de la índole diversa de sus grandes monumentos poéticos no puede ser una cosa recóndita y oculta, éralo en tiempos pasados, cuando todas las gentes andaban en tinieblas y cuando la naturaleza del hombre y la de Dios eran secretos escondidos a todos los sabios. Pero como quiera que no podéis tener por ocioso y por fuera de sazón que mayores torrentes de luz esparzan la claridad de sus rayos sobre tan ardua y tan importante materia, bueno será que haya una estación aquí para llamar vuestra atención hacia la distancia que hay entre la mujer hebrea y la gentílica y hacia los diversos encargos que las dieron esas gentes en los domésticos hogares.

Y no extrañéis, señores, que inmediatamente después de haberos hablado de Dios os hable de la mujer. Cuando Dios, enamorado del hombre, su más perfecta criatura, determinó hacerle el primer don, le dio en su amor infinito a la mujer, para que esparciera flores por sus sendas y luz por sus horizontes. El hombre fue el Señor, y la mujer el ángel del paraíso.

Cuando la mujer cometió la primera de sus flaquezas, Dios permitió que el hombre cometiera el primero de sus pecados, para que vivieran juntos; juntos salieron de aquellas moradas espléndidas, con el pie lleno de temblor, el corazón de tristeza, y con los ojos oscurecidos con lágrimas. Juntos han ido atravesando las edades, su mano puesta en su mano, ahora resistiendo grandes torbellinos y tempestades procelosas, ahora dejándose llevar mansa y regaladamente por pacíficos temporales, surcando el mar de la vida con grande bonanza y con sosegada fortuna. Al herir Dios con la vara de su justicia al hombre prevaricador, cerrándole las puertas del delicioso jardín que para él había dispuesto con sus propias manos, tocado de misericordia quiso dejarle algo que le recordara el suave perfume de aquellas moradas angélicas; y le dejó a la mujer, para que al poner en ella sus ojos, pensara en el paraíso.

Antes que saliera del edén, Dios prometió a la mujer que de sus entrañas nacería, andando el tiempo, el que había de quebrantar la cabeza de la serpiente: De esta manera, el Padre de todas las justicias y de todas las misericordias juntó el castigo con la promesa y el dolor con la esperanza. Conservose completa esta tradición primitiva, según la cual la mujer era dos veces santa, con la santidad de la promesa y con la santidad del infortunio, entre los descendientes de Set, que merecieron ser llamados hijos de Dios; alterose, empero, notablemente entre los descendientes de Caín, que, por su mala vida y estragadas costumbres, fueron llamados hijos de los hombres; los primeros respetaron a la mujer, uniéndose con ella en la tierra con el vínculo santo, uno e indisoluble que el mismo Dios había formado en el cielo; los segundos la envilecieron y degradaron, instituyendo la poligamia, mancha del lecho nupcial; siendo Lamec, el primero de quien se cuenta que tomó por suyas dos mujeres. Con estos malos principios fueron los hombres a dar en grandes estragos, hasta que, generalizada la corrupción, se hizo necesaria la intervención divina y la subsiguiente desaparición de los hombres de sobre la faz de la tierra, cubierta toda con las aguas purificadoras del diluvio.

Aplacado el rostro de Dios, volvió a poblarse la tierra, conservando, empero, para perpetua enseñanza de los hombres, claros testimonios de sus iras; dispersáronse los hombres por todas sus zonas, y se levantaron por todas partes grandes imperios, compuestos de diversas gentes y naciones. Hubo entonces, como en los tiempos antediluvianos, quienes fueron llamados hijos de Dios, y otros, que se llamaron hijos, de los hombres; fueron los primeros los descendientes de Abrahán, de Isaac y de Jacob, que llevan en la Historia el nombre de hebreos; fueron los segundos los otros pueblos de la tierra, que llevan en la Historia el nombre de gentiles.

Desfigurada entre los últimos la tradición de la mujer, no llegó hasta ellos sino una vaga noticia de su primera culpa, y no vieron en ella otra cosa sino la causa de todos los males que afligen al género humano; borrada, por otra parte, casi de todo punto la tradición del matrimonio instituido en el cielo, los pueblos gentiles ignoraban que la mujer había nacido para ser la compañera del hombre, y la convirtieron en instrumento vil de sus placeres y en víctima inocente de sus furores. Por eso instituyeron, como sus ascendientes antediluvianos, la poligamia, que es el sepulcro del amor; y por eso la dieron, cuando así cumplía a sus antojos livianos, libelo de repudio, instituyendo el divorcio, que es la disolución de la sociedad doméstica, fundamento perpetuo de todas las asociaciones humanas. Por eso la hicieron esclava de su esposo, para que estuviera sin derechos y para que permaneciera perpetuamente en su poder, como una víctima a quien la sociedad pone en manos del sacrificador o debajo de la mano de su verdugo.

Esto sirve para explicar por qué el amor, que es para nosotros el más delicioso de todos los placeres y el más puro de todos los consuelos, era considerado por los gentiles como un castigo de los dioses. El amor entre el hombre y la mujer tenía algo de contrario a la naturaleza de las cosas, que repugna como un sacrilegio toda especie de unión entre seres entregados por la cólera divina a enemistades perpetuas. Cuando en los poemas griegos aparece el amor, luego al punto pasa por delante de nuestros ojos un fatídico nublado, síntoma cierto de que están cerca los crímenes y las catástrofes. El amor de Elena la adúltera pierde a Troya y al Asia; el amor de una esclava, siendo causa del odio insolente y desdeñoso de Aquiles, pone a punto de sucumbir a los griegos y a la Europa. Hasta la virtud en la mujer era presagio de tremendas desventuras: la honestidad de las mujeres latinas puso el hierro en las manos romanas y por dos veces produjo la completa perturbación del Estado. Las catástrofes domésticas iban juntas con las catástrofes políticas. El amor toca con su envenenada flecha el corazón de Dido, y arde en llamas impuras, y se consume en los incendios de una combustión espontánea. Fedra es visitada por el dios, y se siente desfallecer, como si hubiera sido herida por el rayo, y discurre por sus venas una llama torpe y un corrosivo vitriolo. Vosotros los que os agradáis en las emociones de los trágicos griegos, no os dejéis llevar de sus peligrosos encantos, que son encantos de sirenas. Esos amantes que allí veis, están en manos de las Euménides; huid de ellos, que están señalados con la señal de la cólera de los dioses y están tocados de la peste.

La mujer hebrea era, por el contrario, una criatura benéfica y nobilísima. Poseedores los hebreos de la tradición bíblica y sabedores del fin para que la mujer fue criada, la levantaron hasta sí, amándola como a compañera suya, y aun la pusieron a mayor altura que el hombre, por ser la mujer el templo en donde había de habitar el Redentor de todo el género humano. No fue, a la verdad, el matrimonio entre la gente hebrea un sacramento, como lo había sido antes en el paraíso, y como había de serlo en adelante, cuando el anunciado al mundo viniese en la plenitud de los tiempos; fue, sin embargo, una institución grandemente religiosa y sagrada, al revés de lo que era en las naciones gentílicas. Las bodas se celebraban al compás de las oraciones que pronunciaban los deudos de los esposos para atraer sobre la nueva familia las bendiciones del cielo; con estas solemnidades y estos ritos se celebraron las bodas de Rebeca con Isaac, de Rut con Booz y de Sara con Tobías. El gran legislador del pueblo hebreo había permitido la poligamia y el divorcio, desórdenes difíciles de ser arrancados de cuajo, cuando tan hondas raíces habían echado en el mundo, y sobre todo en sus zonas orientales. Esto no obstante, ni el divorcio ni la poligamia fueron tan comunes entre la gente hebrea como entre los pueblos gentiles, ni produjeron allí la disolución de la sociedad doméstica, neutralizadas como estaban aquellas instituciones con saludables y santas doctrinas; por lo que hace a la esclavitud de la mujer, fue cosa desconocida en el pueblo de Dios, como quiera que la esclavitud no se compadece con aquella alta prerrogativa de ser Madre del Redentor, otorgada a la mujer desde los tiempos adámicos.

Las tradiciones bíblicas, que fueron causa de la libertad de la mujer, fueron al mismo tiempo ocasión de la libertad de los hijos; los de los gentiles caían en el poder de sus padres, los cuales tenían sobre ellos el mismo derecho que sobre sus cosas; los de los hebreos eran hijos de Dios, y uno de ellos había de ser el Salvador de los hombres. De aquí el santo respeto y ternísimo amor de los hebreos a sus hijos, igual al que tenían a sus mujeres; de aquí el exquisito cuidado de las matronas en amamantar a sus propios pechos a los que habían llevado en sus entrañas, siendo tan universal esta costumbre, que sólo se sabe de Joás, rey de Judá; de Mifiboset y de Rebeca que no hayan sido amamantados a los pechos de sus madres. De aquí las bendiciones que descendían de lo alto sobre los progenitores de una numerosa familia y sobre las madres fecundas. Sus nietos son la corona de los ancianos, dice la Sagrada Escritura. Dios había prometido a Abrahán una posteridad numerosa, y esa promesa era considerada por los hebreos como una de las más insignes mercedes; de aquí la esmerada solicitud de sus legisladores por los crecimientos de la población, cosa advertida ya por Tácito, que, hablando del pueblo hebreo, observa lo siguiente: Augendae tamen multitudini consulitur: nam et necare quemquam ex agnatis nefas.

Si ponéis ahora la consideración en la distancia que hay entre la familia gentílica y la hebrea, echaréis luego de ver que están separadas entre sí por un abismo profundo: la familia gentílica se compone de un señor y de sus esclavos; la hebrea, del padre, de la mujer y de sus hijos; entran como elementos constitutivos de la primera deberes y derechos absolutos; entran a construir la segunda deberes y derechos limitados. La familia gentílica descansa en la servidumbre; la hebrea se funda en la libertad. La primera es el resultado de un olvido; la segunda, de un recuerdo; el olvido y el recuerdo de las divinas tradiciones, prueba clara de que el hombre no ignora sino porque olvida, y no sabe sino porque aprende.

Ahora se comprenderá fácilmente por qué la mujer hebrea pierde en los poemas bíblicos todo lo que tuvo entre los gentiles de sombrío y de siniestro, y por qué el amor hebreo, a diferencia del gentil, que fue incendio de los corazones, es bálsamo de las almas. Abrid los libros de los profetas bíblicos, y en todos aquellos cuadros, o risueños o pavorosos, con que daban a entender a las sobresaltadas muchedumbres o que iba deshaciéndose el nublado o que la ira de Dios estaba cerca, hallaréis siempre en primer término a las vírgenes de Israel siempre bellas y vestidas de resplandores apacibles, ahora levanten sus corazones al Señor en melodiosos himnos y en angélicos cantares, ahora inclinen bajo el peso del dolor las cándidas azucenas de sus frentes.

Si reunidas en coros en las plazas públicas o en el templo del Señor cantaban o se movían en concertadas cadencias al compás de sonoros instrumentos, las castas y nobles hijas de Sión parecían bajadas del cielo para consuelo de la tierra o enviadas por Dios para regalo de los hombres. Cuando los míseros hebreos, atados al carro del vencedor, pisaron la tierra de su servidumbre, pesoles más de la pérdida de su vista que de la de su libertad; sin ellas érales el sol odioso, el día oscuro, el canto triste; y luego que por falta de lágrimas suspendieron su llanto y por falta de fuerzas sus gemidos, cerraron sus ojos a la luz y colgaron sus inútiles arpas en los sauces tristes de Babilonia.

Ni se contentaron los hebreos con fiar a la mujer el blando cetro de los hogares, sino que pusieron muchas veces en su mano fortísima y victoriosa el pendón de las batallas y el gobierno del Estado. La ilustre Débora gobernó la república en calidad de juez supremo de la nación; como general de los ejércitos, peleó y ganó batallas sangrientas; como poeta, celebró los triunfos de Israel y entonó himnos de victoria, manejando a un tiempo mismo con igual soltura y maestría la lira, el cetro y la espada.

En tiempo de los reyes, la viuda de Alejandro Janneo tuvo el cetro diez años; la madre del rey Asa le gobernó en nombre de su hijo, y la mujer de Hircano Macabeo fue designada por este príncipe para gobernar el Estado después de sus días. Hasta el espíritu de Dios, que se comunicaba a pocos, descendió también sobre la mujer, abriéndola los ojos y el entendimiento para que pudiese ver y entender las cosas futuras. Hulda fue alumbrada con espíritu de profecía, y los reyes se acercaban a ella sobresaltados de un gran temor, contritos y recelosos, para saber de sus labios lo que en el libro de la Providencia estaba escrito de su imperio. La mujer, entre los hebreos, ahora gobernase la familia, ahora dirigiera el Estado, ahora hablara en nombre de Dios, ahora, por último, avasallara los corazones, cautivos de sus encantos, era un ser benéfico, que ya participaba tanto de la naturaleza angélica como de la naturaleza humana. Leed si no el Cantar de los Cantares, y decidme si aquel amor suavísimo y delicado, si aquella esposa vestida de olorosas y cándidas azucenas, si aquella música acordada, si aquellos deliquios inocentes, y aquellos subidos arrobamientos, y aquellos deleitosos jardines no son, más bien que cosas vistas, oídas y sentidas en la tierra, cosas que se nos han representado como en sueños en una visión del paraíso.

Y, sin embargo, señores, para conocer a la mujer por excelencia, para tener noticia del encargo que ha recibido de Dios, para considerarla en toda su belleza inmaculada y altísima, para formarse alguna idea de su influencia santificadora, no basta poner la vista en aquellos bellísimos tipos de la poesía hebraica, que hasta ahora han deslumbrado nuestros ojos y han embargado nuestros sentidos dulcemente. El verdadero tipo, el ejemplar verdadero de la mujer no es Rebeca, ni Débora, ni la Esposa del Cantar de los Cantares llena de fragancias como una taza de perfumes. Es necesario ir más allá y subir más alto; es necesario llegar a la plenitud de los tiempos, al cumplimiento de la primitiva promesa; para sorprender a Dios formando el tipo perfecto de la mujer, es necesario subir hasta el trono resplandeciente de María. María es una criatura aparte, más bella por sí sola que toda la creación; el hombre no es digno de tocar sus blancas vestiduras; la tierra no es digna de servirla de peana, ni de alfombra los paños de brocado; su blancura excede a la nieve que se cuaja en las montañas, su rosicler al rosicler de los cielos, su esplendor al esplendor de las estrellas. María es amada de Dios, adorada de los hombres, servida de los ángeles. El hombre es una criatura nobilisíma, porque es señor de la tierra, ciudadano del cielo, hijo de Dios; pero la mujer se le adelanta, y le deslustra, y le vence, porque María tiene nombres más dulces y atributos más altos. El Padre la llama Hija, y la envía embajadores; el Espíritu Santo la llama Esposa, y la hace sombra con sus alas; el Hijo la llama Madre, y hace su morada de su sacratísimo vientre; los serafines componen su corte, los cielos la llaman Reina, los hombres la llaman Señora; nació sin mancha, salvó al mundo, murió sin dolor, vivió sin pecado.

Ved ahí la mujer, señores, ved ahí la mujer; porque Dios en María las ha santificado a todas: a las vírgenes, porque ella fue virgen; a las esposas, porque ella fue esposa; a las viudas, porque ella fue viuda; a las hijas, porque ella fue hija; a las madres, porque ella fue madre. Grandes y portentosas maravillas ha obrado el cristianismo en el mundo; él ha hecho paces entre el cielo y la tierra, ha destruido la esclavitud; ha proclamado la libertad humana y la fraternidad de los hombres; pero, con todo eso, la más portentosa de todas sus maravillas, la que más hondamente ha influido en la constitución de la sociedad doméstica y de la civil, es la santificación de la mujer, proclamada desde las alturas evangélicas. Y cuenta, señores, que desde que Jesucristo habitó entre nosotros, ni sobre las pecadoras es lícito arrojar los baldones y el insulto, porque hasta sus pecados pueden ser borrados por sus lágrimas. El Salvador de los hombres puso a la Magdalena debajo de su amparo, y cuando hubo llegado el día tremendo en que se anubló el sol y se estremecieron y dislocaron dolorosamente los huesos de la tierra, al pie de su cruz estaban juntas su inocentísima Madre y la arrepentida pecadora, para darnos así a entender que sus amorosos brazos estaban abiertos igualmente a la inocencia y al arrepentimiento.

Ya hemos visto de qué manera el sentimiento religioso y el del amor y la noticia completa o desfigurada de la Divinidad y de la mujer sirven hasta cierto punto para ponernos de manifiesto las diferencias esenciales que se advierten entre la poesía bíblica y la de los pueblos gentiles. Sólo nos falta ahora, para dar fin a este discurso, que va creciendo demasiado, poner a vuestra vista, como de relieve, la inconmensurable distancia que hay entre las constituciones políticas de los pueblos más cultos entre los antiguos y la del pueblo hebreo, depositario de la palabra revelada, y el diverso influjo que esas distintas constituciones ejercieron en la diferente índole de la poesía gentílica y de la hebraica.

Ya he manifestado antes, y confirmo ahora mi primera manifestación, que las fuentes de toda poesía grande y elevada son el amor a Dios, el amor a la mujer y el amor al pueblo, de tal manera que la poesía pierde las alas con que vuela allí donde los poetas no pueden beber la inspiración en esos manantiales fecundos, en esas clarísimas fuentes. Para que existan esos fecundísimos amores, una cosa es necesaria: que sea conocida la Divinidad con toda su pompa, la mujer con todos sus encantos, el pueblo con todas sus libertades y todas sus magnificencias; por esta razón, allí donde se da el nombre de Dios a la criatura, de mujer a una esclava, de pueblo a una aristocracia opresora, puede afirmarse, sin temor de ser desmentido por los hechos, que la poesía, con toda su pompa y majestad, no existe, porque no existen esos fecundísimos amores.

Ahora bien: la noción del pueblo es el resultado de estas dos nociones: la de la asociación y la de la fraternidad. ¿Sabéis lo que es el pueblo? El pueblo es una asociación de hermanos, y ved por qué la noción del pueblo no puede coexistir en el entendimiento con la de la esclavitud. De donde se sigue que el pueblo no ha podido existir ni ha existido sino en las sociedades depositarias de la idea de la fraternidad, revelada por Dios a la gente hebrea, por Jesucristo a todas las gentes. Lo que en las repúblicas griegas se llamó pueblo no fue ni pudo ser un verdadero pueblo, es decir, una asociación de hermanos, sino una verdadera aristocracia, o, lo que es lo mismo, una asociación de señores.

Esto explica por qué entre los griegos la poesía es eminentemente aristocrática. Homero canta a los reyes y a los dioses, nos dice sus genealogías, nos cuenta sus aventuras, nos describe sus guerras, celebra su nacimiento y llora su muerte. Los poetas trágicos presentan a nuestra vista el espectáculo, soberbiamente grandioso de sus amores, de sus crímenes y de sus remordimientos. Los humanos infortunios y las pasiones humanas, para ser elevadas a la dignidad y a la altura de sentimientos trágicos, debían caer sobre las frentes y conturbar los corazones de hombres de regia estirpe y de nobilísima cuna. El fratricidio no era un asunto trágico si los fratricidas no se llamaban Eteocles y Polinice y si la sangre no manchaba los mármoles del trono. El incesto no era digno del coturno si la mujer incestuosa no se llamaba Fedra o Yocasta y si el horrendo crimen no manchaba el tálamo de los reyes. Por donde se ve que entre los griegos no había asuntos trágicos, sino personas trágicas, y que la tragedia no era aquella voz de terror, aquel acerbo gemido que la humanidad deja escaparse de sus labios cuando la turban las pasiones, sino aquella otra voz fatídica y tremenda que resonaba lúgubremente en los regios alcázares cuando los dioses querían dar en espectáculo al mundo las flaquezas de las dinastías y la fragilidad de los imperios.

Si volvemos ahora los ojos al pueblo de Dios, nos causará maravilla la grandeza y la novedad del espectáculo. El pueblo de Dios no trae su origen ni de semidioses ni de reyes; desciende de pastores. Hijos todos los hebreos de Abrahán, de Isaac y de Jacob, todos son hermanos. Rescatados todos de la servidumbre de Egipto, todos son libres; sujetos todos a un solo Dios y a una sola ley, todos son iguales. El pueblo de Dios es el único de la tierra, entre los antiguos, que conservó en toda su pureza la noción de la libertad, de la igualdad y de la fraternidad de los hombres. Cuando Moisés les dio leyes, no instituyó el gobierno aristocrático, sino el popular, y les concedió derecho de elegir sus propios magistrados, que, en calidad de guardadores de su divino estatuto, tenían el encargo y el deber de mantenerlos a todos, así en la paz como en la guerra, bajo el imperio igual de la justicia. Desconocíanse entre los hebreos los privilegios aristocráticos y las clases nobiliarias, y temeroso su gran legislador de que la desigual distribución de las riquezas no alterase con el tiempo aquella prudente armonía de todas las fuerzas sociales, puestas como en equilibrio y balanza, instituyó el jubileo, que venía a restablecer periódicamente esa justa balanza y ese sabio equilibrio. Dieron a sus magistrados supremos el nombre de jueces, sin duda para significar que su oficio era guardar y hacer guardar la ley que les había dado Dios por su Profeta, sin la legítima intervención de su voluntad particular y de sus livianos antojos. En este estado se mantuvo la república largo tiempo, hasta que el pueblo, amigo siempre de mudanzas y novedades, cambió su propio gobierno, instituyendo la monarquía por un acto solemne de su voluntad soberana. Este cambio, sin embargo, tuvo menos de real que de aparente, como quiera que el rey no fue sino el heredero de la autoridad del juez, limitada por la voluntad de Dios y por la voluntad del pueblo.

Por eso, el pueblo es la persona trágica por excelencia en las tragedias bíblicas. Al pueblo se dirige la promesa y la amenaza; el pueblo es el que acepta y sanciona la ley; el pueblo es el que rompe en tumultos y rebeliones, el que levanta ídolos y los adora, el que quita jueces y pone reyes, el que se entrega a supersticiones y agüeros, el que bendice y maldice a un tiempo mismo a sus profetas, el que ya los levanta sobre todas las magistraturas, ya los destroza con atrocísimos tormentos; el que magnifica al Dios de Israel y recibe con himnos de alabanza a los dioses egipcios y babilonios; el que, puesto en el trance de escoger las iras del Señor y sus misericordias, en el ejercicio de su voluntad soberana renuncia a sus misericordias y va delante de sus iras. En Israel no hay más que el pueblo: el pueblo lo llena todo, al pueblo habla Dios, al pueblo habla Moisés, del pueblo hablan los profetas, al pueblo sirven los sacerdotes, al pueblo sirven los reyes, hasta los salmos de David, cuando no son los gemidos de su alma, son cantos populares.

Las pompas de la monarquía duraron poco, y se desvanecieron como la espuma. Fueron David y Salomón príncipes temerosos de Dios, amigos del pueblo, en la paz magnánimos y en la guerra felicísimos; gobernaron a Israel con imperio templado y justo, y su prosperidad pasaba delante de sus deseos; el último fue visitado por los reyes del Oriente, levantó el templo del Señor sobre piedras preciosas y le enriqueció con maderamientos dorados; la fama de sus magnificencias y de su sabiduría más que humana se extendió por todas las gentes. Pero cuando estos príncipes dichosos bajaron al sepulcro, luego al punto comenzó a despeñarse la majestad del imperio, sin que nunca más tornara a volver en sí; dividiéronse las tribus, y, rota la santa unidad del pueblo de Dios, se formaron de sus fragmentos dos imperios enemigos, dados ambos a torpezas y deleites. Siguiéronse de aquí grandes discordias y guerras, furiosos temporales y horrendas desventuras. Los reyes se hicieron idólatras y adoraron los ídolos; los sacerdotes se entregaron al ocio y al descanso. El pueblo se había olvidado de su Dios, y las muchedumbres tumultuaban en las calles.

En medio de tan procelosas tempestades, y corriendo tiempos tan turbios y aciagos, despertó Dios a sus grandes profetas, para que hicieran resonar en Judá el eco de su palabra y sacaran de su profundo olvido y hondo letargo a los reyes idólatras, a los sacerdotes ociosos y a aquellas bárbaras muchedumbres, dadas a sediciones y tumultos. Jamás en ningún pueblo de la tierra, antiguo ni moderno, hubo una institución tan admirable, tan santa y tan popular como la de los profetas del pueblo de Dios.

Atenas tuvo poetas y oradores; Roma, tribunos y poetas. Los profetas del pueblo de Dios fueron poetas, tribunos y oradores a un tiempo mismo; como los poetas, cantaban las perfecciones divinas; como los tribunos, defendían los intereses populares; como los oradores, proponían lo que juzgaban conforme a las conveniencias del Estado. Un profeta era más que Homero, más que Demóstenes, más que Graco; era Graco, Homero y Demóstenes a un mismo tiempo. El profeta era el hombre que daba de mano a todo regalo de la carne y a todo amor de la vida, y que, mensajero de Dios, tenía el encargo de poner su palabra en el oído del pueblo, en el oído de los sacerdotes y en el oído de los reyes. Por eso los profetas amenazaban, imprecaban, maldecían; por eso dejaban escaparse de sus pechos, poderosas, tremendas, aquellas voces de temor y de espanto que se oían en Jerusalén cuando venía sobre ella con ejército fortísimo y numerosísimo el rey de Babilonia, ministro de las venganzas de Jehová, y de sus iras celestiales.

Los poetas cesáreos miraban siempre, antes de hablar, los semblantes de los príncipes. Los oradores y los tribunos de Atenas y de Roma tenían puestos los ojos, antes de soltar los torrentes de su elocuencia, en los semblantes del pueblo; los profetas de Israel cerraban los ojos para no lisonjear ni los gustos de los pueblos ni los antojos de los reyes, atentos sólo a lo que Dios les decía interiormente en sus almas; por eso hicieron frente a los odios implacables de los príncipes, que, habiendo puesto su sacrílega mano en el templo de Dios, no temían ponerla en el rostro augusto de sus profetas; por eso resistieron con constantísimo semblante a la grande indignación y bramido popular, creciendo su constancia al compás de la persecución y al compás de las olas de aquellas furiosas tempestades, sin que se doblegasen sus almas sublimes al miedo de los tormentos; por eso, en fin, casi todos, o entregaron sus gargantas al cuchillo o buscaron en tierras extrañas un triste sepulcro.

Yo no sé, señores, si hay en la Historia un espectáculo más bello que el de los profetas del pueblo de Dios luchando armados con el solo misterio de la palabra, contra todas las potestades de la tierra. Yo no sé si ha habido en el mundo poetas más altos, oradores más elocuentes, hombres más grandes, más santos y más libres; nada faltó a su gloria: ni la santidad de la vida, ni la santidad de la causa que sustentaron, ni la corona del martirio.

Con los profetas tuvo fin la época de la amenaza; con el Salvador del mundo comienza la época del castigo. Antes de poner término a este discurso hagamos todos aquí una estación; recojamos el espíritu y el aliento, porque el momento es tan terrible como solemne.

Sófocles escribió una de las más bellas tragedias del mundo, que intituló Edipo rey. Esta tragedia ha sido traducida, imitada, reformada por los más bellos ingenios, y a nosotros nos ha cabido la suerte de poseer con ese título una de las tragedias que más honran nuestra literatura clásica.

Pero hay otra tragedia más admirable, más portentosa todavía, que corre sin nombre de autor, y a quien su autor no puso título, sin duda porque no es una tragedia especial, sino más bien la tragedia por excelencia. Son sus actores principales Dios y un pueblo; el escenario es el mundo, y al prodigioso espectáculo de su tremenda catástrofe asisten todas las gentes y todas las naciones. Entre esa gran tragedia y la de Sófocles, a vuelta de algunas diferencias, hay tan maravillosas semejanzas, que me atrevería a intitularla Edipo pueblo.

Edipo adivina los enigmas de la esfinge, y es reputado por el más sabio y el más prudente de los hombres; el pueblo judío adivina el enigma de la humanidad, oculto a todas las gentes, es decir, la unidad de Dios y la unidad del género humano, y es llamado por Jehová antorcha de todos los pueblos. Los dioses dan a Edipo la victoria sobre todos los competidores y le asientan en el trono de Tebas. Jehová lleva como por la mano al pueblo hebreo a la tierra de promisión y le saca vencedor de todos sus enemigos. Los dioses, por la voz de los oráculos délficos, habían anunciado a Edipo, entre otras cosas nefandas, que sería el matador de su padre; Jehová, por la voz de los oráculos bíblicos, había anunciado a los judíos que matarían a su Dios. Un hombre muere a manos de Edipo en una senda solitaria; un hombre muere a manos del pueblo de Dios en el Calvario; este hombre era el Dios de Judá; aquel hombre era el padre de Edipo. Yo no sé lo que hay; pero algo hay, señores, en este similiter cadens de la Historia, que causa un involuntario pero profundísimo estremecimiento.

Ya lo veis, señores: unos mismos son los oráculos y una misma la catástrofe; ahora veréis cómo una misma ceguedad hace inevitable esa catástrofe y hace buenos aquellos tremendos oráculos.

Edipo sabe que mató a aquel hombre en aquella senda; pero su conciencia está tranquila, porque su padre era Polibio; Polibio estaba muy, lejos de allí, y el que murió, a sus manos era desconocido y extranjero. Los judíos saben que mataron al hombre de Nazaret, saben que le pusieron en una cruz en el monte Calvario y que le pusieron entre dos ladrones para más escarnecerle; pero su conciencia está tranquila; su Dios había de venir, pero aún estaba lejos; su Dios había de ser conquistador y Rey, y había de rugir como el león de Judá, mientras que el hombre de la cruz había nacido en pobre lugar, de padres pobres, y no había encontrado una piedra en donde reclinar su frente. «Si eres hijo de Dios, ¿por qué no bajas de la cruz?», dijo el pueblo judío. «Si el que murió a mis manos me había dado el ser, ¿cómo al darle la muerte no saltó el corazón en mi pecho?» « ¿Cómo es que no me habló la voz de la sangre?», esto dijo el rey parricida. Y el pueblo matador de su Dios y el hombre matador de su padre se complacieron en su sagacidad, y escarnecieron a los oráculos y se mofaron de los profetas.

Pero la Divinidad implacable, que calladamente está en ellos y obra en ellos, los empuja para que caigan y quita la luz de sus ojos para que no vean los abismos. Ambos se hallan poseídos de súbito de una curiosidad inmensa, sobrehumana. Edipo pregunta a Yocasta, pregunta a Tiresias, pregunta al anciano que sabe su secreto: «¿Quién es el hombre de la senda? ¿Quién es mi padre? ¿Quién soy yo?» El pueblo judío pregunta a Jesús: «¿Quién eres? ¿Eres, por ventura, nuestro Dios y nuestro Rey?» El drama aquí comienza a ser terribilísimo; no hay pecho que no sienta una opresión dolorosa, inexplicable, increíble; ni frente que no esté bañada con sudores, ni alma que no desfallezca con angustias.

Entre tanto, la cólera de los dioses cae sobre Tebas: la peste diezma las familias y envenena las aguas y los aires. El cielo se deslustra, las flores pierden su fragancia, los campos su alegría. En la populosa ciudad reina el silencio y el espanto, la desolación y la muerte. Las matronas tebanas discurren por los templos, y con votos y plegarias cansan a los dioses. Sobre Jerusalén la mística, la gloriosa, cae un velo fúnebre; por aquí van santas mujeres que se lamentan, por allí discurren en tumulto muchedumbres que se enfurecen. Todas las trompetas proféticas resuenan a la vez en la ciudad sorda, ciega y maldita, que lleva al Calvario al justo. «Una generación no pasará sin que vengan sobre vosotras, matronas de Sión, tan grandes desventuras, que seréis asombro de las gentes; ya, ya asoman por esos repechos las romanas legiones; ya cruzan por los aires, trayendo el rayo de Dios, las águilas capitolinas. ¡Jerusalén! ¡Jerusalén! ¡Ay de tus hijos! Porqué tienen hambre, y no encuentran pan; tienen sed, y no encuentran agua; quieren hacer plegarias y votos en el templo de Dios, y están sin Dios y sin templo; quieren vivir, y a cada paso tropiezan con la muerte; quieren una sepultura para sus cuerpos, y sus cuerpos yacen en los campos sin sepultura y son pasto de las aves.»

Edipo sale de su alcázar para consolar a su pueblo moribundo, y gobernando los dioses su lengua, los toma por testigos de que el culpable será puesto a tormento y echado de la tierra; lanza sobre él anticipadamente la excomunión sacerdotal; le maldice en nombre de la tierra y del cielo, de los dioses y de los hombres, y carga su cabeza con las execraciones públicas. El pueblo judío, tomado de un vértigo caliginoso, poseído de un frenesí delirante, puesto debajo de la mano soberana que le anubla los ojos y le oscurece la razón y ardiendo en la fragua de sus furores, exclama diciendo: Que su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos. ¡Desventurado pueblo! ¡Desventurado rey! Ellos pronuncian su propia sentencia, siendo a un tiempo mismo jueces, víctimas y verdugos. Y después, cuando los oráculos bíblicos y los délficos se cumplieron, los torbellinos arrancan al pueblo deicida de la tierra de promisión, y el parricida huye del trono de Tebas.

Edipo fue horror de la Grecia; el pueblo judío es horror de los hombres. Edipo caminó con los ojos sin luz, de monte en monte y de valle en valle, publicando las venganzas divinas; el pueblo judío camina, sin lumbre en los ojos y sin reposarse jamás, de pueblo en pueblo, de región en región, de zona en zona, mostrando en sus manos una mancha de sangre, que nunca se quita y nunca se seca. Prefirió la ley del talión a la ley de la gracia, y el mundo le juzga por la ley que él mismo se ha dado; dio bofetadas a su Dios, y ha ya diecinueve siglos que está recibiendo las bofetadas del mundo; escupió en el rostro de Dios, y el mundo escupe en su rostro; despojó a su Dios de sus vestiduras, y las naciones confiscan sus tesoros y le arrojan desnudo al otro lado de los mares; dio a beber a su Dios vinagre con hiel, y con beber en ella a todas horas el pueblo deicida, no consigue apurar la copa de las tribulaciones; puso en los hombros de su Dios una cruz pesadísima, y hoy se inclina su frente bajo el peso de todas las maldiciones humanas; crucificó, y es crucificado. Pero el Dios de Abrahán, de Isaac y de Jacob al mismo tiempo que justiciero, es clemente; mientras que los dioses ningún otro consuelo dejaron a Edipo sino su Antígona, el Dios que murió en la cruz, en prenda de su misericordia, dejó a sus matadores la esperanza.

Entre la tragedia de Sófocles y esa otra tragedia sin nombre y sin título, cuya maravillosa grandeza acabo de exponer a vuestros ojos con toda su terrible majestad, hay la misma distancia que entre los dioses gentílicos y el Dios de los hebreos y los cristianos; la misma que entre la Fatalidad y la Providencia; la misma que entre las desdichas de un hombre y las desventuras de un pueblo que ha sido el más libre de todos los pueblos y el más grande de todos los poetas.

He terminado, señores, el cuadro que me había propuesto presentar ante vuestros ojos; sí os parece bello y sublime, su sublimidad y su belleza están en él, como trazado que, ha sido por el mismo Dios en la larga y lamentable historia de un pueblo maravilloso; si en él encontráis grandes lunares y sombras, esas sombras y esos lunares son míos; por ellos reclamo vuestra indulgencia; vuestra indulgencia, señores, que nunca ha sido negada a los que, como yo, la imploran y a los que, como yo, la necesitan.


Fecha Publicación: 2020-09-03T07:12:00.000-07:00

La casa de don Gonzalo de la Maza y la fundación del monasterio de Santa Rosa de Santa María de Lima en 1708

Arq. Luis Martín Bogdanovich

Publicado en : https://lucidez.pe/la-casa-de-don-gonzalo-de-la-maza-y-la-fundacion-del-monasterio-de-santa-rosa-de-santa-maria-de-lima-en-1708/

https://lucidez.pe/wp-content/uploads/2015/01/10904166_10205047950785789_907883536_n-1.jpg

"Desde este lugar, dichosa, Partió con vuelo ligero, Triunfante, pura y hermosa, A unirse con el Cordero, La que fue limeña Rosa."

Así reza, en letras de oro, la inscripción de la placa de bronce que descansa sobre el piso del lecho mortuorio de Santa Rosa de Lima (30 de abril de 1586 – 24 de agosto de 1617), quien murió en casa de sus protectores los señores De la Maza, lugar que años más tarde daría paso al monasterio que lleva su nombre y del que versa este texto.

Santa Rosa, nacida Isabel, fue la cuarta hija de la unión entre Gaspar Flores e Isabel de Oliva Herrera[1] y se le bautizó en la parroquia de San Sebastián el 25 de mayo de 1586.  Desde temprana edad y a pesar de la oposición de sus padres tuvo el propósito de entregarse a Dios. Su madre tenía la intención de casarla con un joven noble y adinerado, para procurarse así una vejez holgada y honrada; pero Rosa con voluntad férrea nunca declinó sus pretensiones espirituales. Tomó el hábito de terciaria dominica, a imitación de Santa Catalina de Siena, cuando tenía 20 años y desde entonces la Santa fue un referente de virtudes cristianas, edificando con su ejemplo la vida de sus contemporáneos.

Años más tarde, el Domingo de Ramos de 1617, Rosa se dirigió afligida a la capilla del Rosario de la iglesia de Santo Domingo, pues había llegado tarde a la repartición de las palmas. Mientras rezaba a la Virgen sintió que el Niño Jesús que portaba la imagen le decía: "Rosa de Mi Corazón, yo te quiero por Esposa", a lo que ella respondió "Aquí tienes Señor a tu humilde esclava". Aquel día tuvo sus desposorios místicos.

Al poco tiempo, el día primero de agosto de 1617, cayó gravemente enferma. Para entonces vivía en casa de don Gonzalo de la Maza y doña María de Uzátegui, su esposa, quienes se habían vuelto protectores suyos. Los últimos días de su vida la aquejaron grandes dolores, a los que ella con un crucifijo en la mano pedía: "Mi Dios, mi Señor, mi Jesús, mi Esposo, y mis amores, dadme dolores"

Murió a los treinta años, tres meses y veinticinco días, en las primeras horas del 24 de agosto de ese año, solemnidad de San Bartolomé, como ella misma lo profetizó. Expiró diciendo: "Jesús, Jesús sea conmigo".[2]

El día de sus exequias su cuerpo fue venerado por miles de devotos y su entierro, según las crónicas, fue uno de los más memorables que se vivió en Lima. El gentío era tal que sus restos tuvieron que trasladarse de la casa a la iglesia del convento dominico. El cortejo estuvo presidido por el Virrey, a quien acompañaron ambos cabildos y representantes de todas la ordenes, además de los oidores y notables.

Fue beatificada por el papa Clemente IX en 1668 y canonizada por el papa Clemente X en 1671 y como primer fruto de santidad americana, fue declarada, primero patrona de Lima y del reino del Perú, y después de todas las islas y tierra firme de América y las Filipinas.

Luego de su canonización, y con autorización del arzobispo, varias jóvenes se congregaron en una casa próxima al Santuario para vivir como "Beatas Rosas", siguiendo el ejemplo de su patrona.  Siendo el número de beatas creciente y habiendo entregado doña Elena Rodríguez de Corte-Real[3] el producto de dos haciendas y varias propiedades cuya suma ascendía a 130 mil pesos que se agregaban a otros 300 mil que se tenía para el mismo fin, se pidió licencia al Rey para erigir la casa en monasterio, permiso que don Felipe V concedió por Real Cédula dada en Madrid el 26 de enero de 1704.  Sin embargo, no fue sino hasta el 2 de febrero de 1708 en que se inauguró el monasterio con el traslado que hizo el arzobispo don Melchor de Liñán y Cisneros de tres monjas del monasterio de Santa Catalina al beaterio, que por aquellas fechas había sido trasladado cerca de la parroquia de San Sebastián.

Aparentemente se pensaba en este lugar para edificar el monasterio de manera definitiva,  pero según atestiguaron los médicos el entorno era malsano. Por otro lado, el reverendo padre Alonso Messía I.H.S. se opuso a que se establecieran en el barrio de San Sebastián y en paralelo inició las gestiones para que el Virrey marqués de Casteldosrius concediera a la nueva fundación la casa de los señores De la Maza, que guardaba el recuerdo de los últimos momentos de la patrona de América. La gracia, finalmente fue otorgada por decreto del 2 de enero de 1709, para el regocijo de las monjas que vivirían en el lugar en que había expirado la Santa.  Así, el 29 de julio del mismo año, tuvo lugar el solemne ingreso de las religiosas destinadas para fundar el nuevo cenobio. Ellas fueron: Leonarda de San José, Rufina Catalina de Loreto y Josefa Portocarrero Lasso de la Vega y Jiménez de Urrea, a quienes se unieron 12 Beatas Rosas.

Al poco tiempo, se concedió licencia para la elección de priora y el 17 de mayo de 1710 el padre Francisco Alonso Garcés invistió como primera prelada a doña Josefa, hija del Virrey don Melchor de Portocarrero y Lasso de la Vega[4], III Conde de la Monclova. Doña Josefa, nacida en Madrid en 1681, había tenido desde pequeña la intención de ser religiosa, ya que al llegar a Lima a los 8 años de edad, había vivido el fervor que despertó en la ciudad la canonización de Rosa. Llegado el momento de la fundación y huérfana de padre decidió ingresar en la clausura, a pesar de la oposición de su madre y sus hermanos.

Ante  la negativa, Josefa resolvió  huir de su casa la noche del 9 de octubre de 1706, para lo cual retiró  algunos balaustres de  una ventana y se arrojó a la calle. Con ayuda de su director espiritual el padre Messía y de otras personalidades que estaban de su parte fue a pedir asilo al monasterio de Santa Catalina, en donde permaneció hasta el día de la fundación de monasterio de Santa Rosa.

Años más tarde, siendo virrey del Perú el conde de Superunda y arzobispo de Lima don Pedro Antonio de Barroeta y Ángel partieron, con la venia de la priora y de la comunidad, de este monasterio de Santa Rosa para fundar en Santiago de Chile, el 16 de agosto de 1754, las madres: Laura Rosa de San Joaquín, como priora; María Antonia del Espíritu Santo, como maestra de novicias; y Rosa de Santa María, como portera. Las acompañó en su periplo quien sería su capellán, fray Diego Flores de Oliva, de la orden de la Merced. Después de instalado el monasterio de Santiago, la religiosas limeñas volvieron a su monasterio de origen, en donde murieron.

Se puede decir, que las religiosas de Santa Rosa han mantenido con considerable celo su legado material, y a pesar de no haber sido durante el virreinato el monasterio más grande o más rico de la ciudad, constituye en la actualidad uno de los ejemplos mejor conservados de Lima.  Son de interés: las escaleras que van al coro-alto, con su retablo dieciochesco de la presentación de la niña María en el templo; el ante-coro y su colección de urnas; el coro-bajo y su magnífico retablo barroco de la Virgen del Rosario, que conserva entre otras cosas reliquias de la Santa; el de Profundis y su interesante retablo policromado del Señor Nazareno, junto a dos importantes tinajeros íntegramente enchapados en azulejos; y el refectorio. Recintos en donde se conservan numerosos objetos de otros tiempos.

Sin embargo, ningún ambiente de los antes descritos destaca tanto y tan particularmente como el Santuario, que se alza en el preciso lugar donde murió la Santa. En esta pequeña capilla, con portada de dos cuerpos y torrecillas, se conserva bajo la bóveda, notable por sus pinturas, reliquias y objetos personales de Rosa de Santa María y de otros santos (la cruz de la Santa, un eslabón de la cadena con la que el fundador de la Orden mortificaba su cuerpo, la sandalia de Santo Toribio y reliquias de San Martín y San Juan Masías), una araña de cristal de la Granja, la serie pintada de la vida de Santa Rosa, y los verdaderos retratos de la virgen limeña y de sus protectores los señores De la Maza, entre otras cosas.  Completan la estancia el zócalo de azulejos y la pintura mural en colores azul turquesa. En conjunto la capilla presenta, tanto por su belleza como por su historia, uno de los más maravillosos tesoros de la antigua ciudad de Los Reyes.


[1]En contra de lo que se piensa sobre el origen étnico de Santa Rosa, el fraile franciscano Gonzalo Tenorio decía en 1670: "… de mezcla de Español, y India que llamamos Mestizos. Deste género fue N. Rosa, pues sus abuelos paternos fueron nacidos en España, y los maternos fueron puros Indios, de los nuevamente convertidos"

[2]Don Gonzalo murió en la misma casa en 1628 y su mujer doña María en 1644.

[3]Fue reconocida como fundadora y nombrada patrona del monasterio.

[4] El virrey contaba entres sus ascendientes a santos, reyes y pontífices y dejó en Lima un hijo natural de su unión con doña María Teresa Gavilán y Campoverde. La nieta de ambos doña Josefa de Portocarrero y Zamudio casó con el III marqués de Torre Tagle, con descendencia en Lima hasta el día de hoy.


Fecha Publicación: 2020-09-02T21:22:00.000-07:00

MONASTERIO NUESTRA SEÑORA DEL PRADO DE LIMA. MEMORIA HISTÓRICA POR LOS 380 AÑOS DE SU FUNDACIÓN

 

El Patrimonio monumental es, sin duda, la fuente fundamental para el conocimiento del pasado de un pueblo, pues une las generaciones presentes con sus herencias y tradiciones culturales, modelando así su identidad. Es a partir de esta, la razón que me lleva a incubar la necesidad de presentar estas breves históricas para poner en valor este cenobio femenino, donde muchas mujeres han dejado huellas de santidad, a puertas de conmemorar nuestro Bicentenario de la Independencia.

 

Este recinto religioso fue fundado el 1° de setiembre de 1640 por cinco religiosas provenientes del Monasterio de la Encarnación de Lima: Ángela de Zárate y Recalde, Francisca de Zárate, Magdalena de Peralta, Juana Bueno y Ángela Serafina de Irarrasabal. Además de dos hermanas legas (Francisca de San Nicolás y María de la O) y dos damas que iban a ser novicias (Antonia de Ondegardo, sucesora de la fundadora con el nombre de Antonia de la Cruz quien acrecentó este lugar arquitectónica y artísticamente; y María de la Cruz, llamada luego María Juana de la Cruz). Del Acta de Fundación, que se reserva en el archivo conventual, se desprende en la parte final: "En este dicho día, mes y año, habiéndose concluido con lo precedente en la iglesia del convento junto al altar mayor, las dichas religiosas y las hermanas por orden de los dichos señores se entraron en el convento por una puerta que al presente está al lado del altar mayor sobre el plan del mismo altar a guardar la clausura que el santo concilio de Trento y bulas Apostólicas y sus Reglas y constituciones ordenan, y habiendo entrado se cerró la puerta por fuera con llave, quedando todas dentro, lo cual hicieron en señal de posesión". El día 2° de setiembre se comprobó la clausura. Su carisma fue la recolección contemplativa según la Regla Primitiva Agustina. Tuvo como ejemplo la reforma de las Recoletas Descalzas Agustinas, fundadas por la venerable Mariana de San José en el Real Monasterio de la Encarnación de Madrid. Por ello, los nombres de las fundadoras cambian por el de una advocación religiosa, llamándose: Ángela de la Encarnación, Abadesa y sacristana; Francisca de la Santísima Trinidad, Priora; Magdalena del Espíritu Santo, Maestra de novicias; Ángela Serafina de San José, vicaria de coro; y Juana de Jesús, portera. Esta última, sobrina del tercer Arzobispo de Lima, Lobo Guerrero, murió en olor de santidad. Los cambios de nombre y entrega de cargos se realizaron el 7° de setiembre, salvo el de Abadesa que fue el día 4°; y rectificado por el Cabildo el día 10°. El miércoles 19° de setiembre el Vicario del Arzobispado, don Juan Cabrera, designó al señor doctor don Francisco de Ávila, canónigo de Lima para darles nuevo hábito y recibirles la revalidación de sus votos y la promesa de clausura. Se estableció que sería habitado por 33 religiosas coristas o de velo negro en memoria de los años que vivió Cristo en la tierra. Además de contar con hermanas de velo blanco o legas dedicadas a labores domésticas según lo establecido en el concilio de Trento. Una gran huella de santidad la encontramos en Sor Gerónima de la Madre de Dios muerta el 22 de febrero de 1653, cuyo cuerpo se encuentra incorrupto; tuvo proceso de beatificación, pero por falta de recursos se truncó a finales de la Colonia. Según su autografía veía a Jesús de tres formas: un recién nacido, un infante nazareno y el rostro de Cristo en la cruz. Fue tentada por el diablo en forma de un feroz perro en la portería. Su primer patrón fue Fray Pedro de Villagómez, sexto Arzobispo de Lima, quien a su muerte en 1671 donó su corazón a este monasterio y se testifica en la leyenda que figura en un lienzo de cuerpo completo: "Hijas hagan oración por quien les dio el corazón". Tuvo sepultura al lado derecho del presbiterio en el altar mayor de la iglesia. Las líneas artistas predominantes son Neoclásica y Barroca.

 

Arquitectónicamente está conformado por: *CLAUSTRO MAYOR de estilo neoclásico, se halla una pileta de bronce y piedra, la cual data del 17 de mayo de 1663; rodeada de 13 celdas o viviendas para religiosas coristas y salas principales. Destacan: Sala Capitular Sala principal que guarda uno de los mejores vestigios pictóricos de Francisco de Zurbarán y su círculo cercano, así como mueblería de época. Tiene cenefas murales con motivos florales. Antecoro Antigua Sala Profundis preside una talla del Señor de la Caña de 1641. Las pinturas están relacionadas con la Pasión del Señor. Da acceso al campanario y sala cal y canto. Coro Primera sala en edificarse. Tiene una sillería barroca del siglo XVIII. En los pisos azulejos colocados el 2 de noviembre de 1743, también se ubican en las hornacinas de las ventanas, en una de ellas se halla la sepultura de la fundadora. Preside una talla de Nuestra Señora del Buen Suceso donada por la hermana de la fundadora. Aquí se elegían a las Prioras. Da acceso a la cripta sepulcral.

 

*CLAUSTRO DEL AROMO, hoy en estado ruinoso, fue habitado por hermanas legas; se localizan pinturas murales.

*CLAUSTRO DE LOS NARANJOS donde vivían 20 religiosas coristas. Este último ya no existe a causa del terremoto de 1940. Hacia 1921 este claustro sirvió de segunda casa para la Congregación de Canonesas del Cruz, quienes venían del Rimac. Este recinto monacal femenino alberga lo mejor de la platería barroca del siglo XVIII, pinturas de la factura de Francisco Zurbarán, Juan de la Parra, Pérez D´Alesio, Bernabé de Ayala; así como diversas tallas en variados estilos, que unidas a otras en su conjunto, forman su gran bagaje patrimonial mueble.

En lo referente a su culinaria han destacado sus escabeches y "las nueces del Prado", dulce manjar codiciado por la aristocracia limeña que Ricardo Palma las menciona en sus Tradiciones Peruanas. Tuvo este monasterio su tiempo de florecimiento, presidían de ordinario con satisfacción sus capítulos de elección de Prioras los señores Arzobispos de Lima y consideraban esta comunidad como modelo para las demás comunidades de religiosas. Pero tuvo como los demás monasterios de monjas su período de decadencia, llegando a tal disminución el número de religiosas de velo negro que en 1864 eran solo seis y no hubo ya capítulos hasta el año 1888 por falta de vida común en que se retomó los capítulos.

 La recolección, como tal, se dejó el 19 de marzo de 1923, fiesta de San José. Su última Priora fue la R.M. Tomasa del Sagrado Corazón de Jesús, quien fue elegida en 1936. Dejó la condición de clausura y pasar a tener vida activa el 26 de marzo de 1940 cuando las Religiosas Agustinas Recoletas se unen con la Congregación de Religiosas Agustinas "Hijas del Santísimo Salvador", gracias a la intervención del R.P.G. Eustasio Esteban OSA.

Esta fusión se consolida con el Primer Capítulo General del 28 de agosto del mismo año, eligiendo como Priora a la R.M. Nicolasa del Corazón de María. Desde esa fecha, la Congregación preserva con mucho celo este patrimonio religioso-cultural. En 1941 se apertura, en algunas celdas, un colegio para señoritas que lleva el nombre de la misma advocación mariana.

En la actualidad, ocupa lo que fue una de las huertas y parte del claustro del noviciado, el cual se unía al del aromo.

 

Al evocar este 380 aniversario de fundación nos compromete a conservar este monacato que fue declarado Patrimonio Cultural de la Nación por la RDE N° 889/INC del 28 de diciembre de 1972 e inspire a muchos a seguir investigando para difundir la grandeza de este lugar.

 

Mg. Rubén Ramos Campos Museólogo y Gestor Cultural Responsable de los Bienes Patrimoniales del Monasterio "Nuestra Señora del Prado"".

LA IGLESIA DEL MONASTERIO DE NTRA. SRA. DEL PRADO (Texto del P. Antonio San Cristóbal en "Arquitectura religiosa virreinal"

Las pequeñas iglesias de los Monasterios femeninos constituyen en Lima una de las expresiones más típicas de su arquitectura. Algunas como la de Jesús María y El Patrocinio, conservan su planta y elevación original; pero otras reacondicionaron su fábrica de acuerdo a las más diversas contingencias. La capilla de Ntra. Sra. del Prado fue adaptada para servir a la Comunidad de Religiosas Agustinas que junto a ella estableció su Recolección deriva del Monasterio de La Encarnación.

Consistieron las primeras adaptaciones de la capilla en levantar un pequeña Monasterio de 33 celdas individuales, cada una de ellas con su propio huerto. Todavía en julio de 1652 trabajaba el carpintero Pedro de Céspedes en cubrir los locutorios de hombres y de mujeres y en acondicionar otros ambientes monjiles.

A causa de las reducidas dimensiones de la capilla inicial, fue menester readaptar y ampliar su planta. Por lo pronto, las Religiosas situaron el coro bajo a los pies de la capilla donde todavía existe separado del cuerpo de la iglesia por una alta y hermosa reja de madera. Esta añadidura implicaba cercenar una parte importante del ambiente interno destinado al uso de los fieles. Para compensar ese espacio perdido, prolongaron la iglesia por la cabecera, añadiendo nueva capilla mayor o presbiterio. Con fecha 27 de febrero de 1657, los alarifes Domingo de Aguilar y Domingo Alonso se concertaban con la Abadesa del Monasterio del Prado para levantar sobre los cuartos gruesos estribos todavía existentes una cúpula vaída lisa de cal y ladrillo según la traza diseñada por el dominico Fray Diego Maroto, Maestro Mayor de fábricas reales: la obra costó 7.000 pesos de a ocho reales.

El cuerpo de la iglesia quedaba cubierto con alfarje de madera de par y ladrillo. El maestro carpintero Diego de Mondragón se encargó el 29 de abril de 1660 de reparar las alfardas de la cubierta y de repones sobre esta la clásica torta de barro y paja, los zócalos de la nueva capilla mayor se recubrieron con vistosos azulejos cocidos y colocados por el azulejero Juan de Corral, según concierto notarial de 11 de febrero de 1658.

Otra de las adaptaciones fue la referente a las portadas. Las tres puertas iniciales anteriores a 1640 quedaron inservibles a causa de la modificación de la planta. La portada principal en los pies de la iglesia perdió su utilidad desubicada por la misma razón. El remedio consistió en tapiar estos vanos y en abrir la nueva portada lateral que todavía existe. Hizo el diseño y la traza para la portada el mismo Fray Diego Maroto; y la levantó el albañil Diego de la Gama según concierto notarial de 26 de mayo de1657. Esta portada del Prado es una de las más bellas y características del barroco limeño.

Todavía experimentó la iglesia del Prado otras modificaciones a consecuencias del terremoto de 1687. parece ser que entonces se derrumbó el alfarje y la bóveda vaída. El caso es que se prolongó la planta por la cabecera para añadir el brazo del actual presbiterio, y se cubrió el cuerpo de la iglesia con bóvedas de cañón corrido y con una media naranja sobre la antigua capilla mayor, todo ello de madera y yeso.

En la iglesia del Prado trabajaron los más notables retablistas del siglo XVII: Asensio de Salas, Pedro Gutiérrez y Diego de Aguirre que ensambló el grandioso retablo mayor. Actualmente sólo perduran el hermoso retablo de San Agustín, el púlpito y el nuevo retablo mayor, todos ellos obras del siglo XVIII.

Lima no puede perder la histórica iglesia de Ntra. Sra. del Prado, en la que todavía luce su belleza el barroco de los siglos XVII y XVIII. Su restauración debe hacerse con amor y con técnica para mantener sus valores arquitectónicos. Por inconvenientes de último momento no se han podido construir los lunetos para las ventanas de la bóveda; lo que resta de las cubiertas la elegancia que sin duda tuvieron a partir de la restauración subsiguiente al terremoto de 1687. no pueden equiparse, pues, las bóvedas de medio cañón en la iglesia de Ntra. Sra. del Prado con las bellas bóvedas de la vecina iglesia de Ntra. Sra. del Carmen Alto.