Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.

Comparte esta página:

Etiquetas: [Amor]  [Autohipnosis]  [Hipnosis]  [Sexualidad]  [Tips]  
Fecha Publicación: 2022-04-15T13:44:00.007-07:00

¿Ya escuchaste hablar de la hipnosis erótica? Es exactamente lo que estás pensando (hipnosis con un componente sexual) y la puedes usar para darle la vuelta a tu vida sexual, tener mejor sexo y experiencias.

La hipnosis no es una novedad o un secreto, incluso hay muchas series y películas de terror y misterio donde puedes ver algo al respecto, pero la realidad es que es una herramienta que puedes usar para tu bienestar, se dice que puede ayudar a lidiar con la ansiedad, el estrés en extremo y hasta para controlar algunos malos hábitos y fobias, y hay toda una corriente que dice que también puede ser de gran ayuda en el terreno sexual (para que dejes de querer controlar todo y te puedas dedicar a disfrutar).

También conocida como hypno-sex, los expertos en hipnosis erótica dicen que tiene el poder de aumentar las sensaciones, mejorar los orgasmos y ayudar a las personas a conectarse más con sus cuerpos para que, incluso si no hay un orgasmo, el sexo se sienta mucho mejor.

¿Qué es exactamente la hipnosis erótica?

Esta es una forma de hipnosis donde el objetivo es brindar mayor placer, ya sea cuando tienes sexo con tu pareja, con la masturbación, y otras experiencias. Se trata de que una persona guíe a otra a un estado de trance usando su voz y sugiriendo ciertas actitudes, comportamientos o acciones.

El punto es aumentar el deseo sexual, los sentimientos sexuales y las respuestas sexuales, de acuerdo con el sitio de terapia sexual Peaches and Screams. Si el sexo es algo que ya te gusta, esto es una forma de mejorarlo, descubrir cosas nuevas (gustos, experiencias, sensaciones, etc…), e incluso reduce las inhibiciones para tener mayor libertad de explorar.

Se puede usar cuando tienes problemas para conectarte con tu pareja, cuando algo (mental) está evitando que llegues al orgasmo o incluso cuando tienes problemas para mantenerte presente (como cuando estás pensando en todo lo que tienes que hacer en la oficina). Además, también puede ser una especie de fetiche para jugar con el control, la dominancia y la sumisión dentro de la relación.

¿Cómo funciona la hipnosis erótica?

Algunas razones por las que podrías usar este tipo de hipnosis es para aumentar la conciencia del tacto y la sensación, para tener mayor control sobre el placer, Inducir orgasmos incluso sin contacto, explorar el juego de roles y la fantasía, o simplemente para dejarte llevar y relájate más durante el sexo.

Este tipo de hipnosis es muy similar a la forma normal (no, no tomes tu información de Get Out y las películas de terror), hay un terapeuta o un profesional (siempre una persona en la que sepas que puedes confiar) que guía la sesión y te lleva a estar más relajado y a trabajar en la respiración. Lo importante es que bajes la guardia y, con eso, las inhibiciones, esto habiendo establecido palabras seguras, metas sexuales y límites de lo que estás dispuesto o no a hacer y probar.

Sitios como Psychology Today ofrecen una lista de terapeutas, psicólogos y hasta hipnotistas en tu país, pero se recomienda que investigues un poco antes de quedarte con uno, para determinar si realmente es lo que necesitas.

Durante la sesión, lo que se busca es que la atención de una persona se enfoque en experiencias internas como sentimientos e imágenes y no en el entorno físico en el que se encuentra, para entrar en ese trance en el que vas a estar más relajado y mantengas eso hasta el final. Lo que se logra es que puedas explotar el potencial sexual de tu cerebro, lo que te va a ayudar en todo tipo de encuentros sexuales e incluso a que explores sensaciones internas como una forma de sentir más placer físico.

Esto es lo que debes hacer:

Encuentra a un experto en hipnosis de confianza

Decide cómo quieres que sea la sesión (en persona, online, una sesión pregrabada, etc…)

Establece metas, expectativas y límites

Comunica con claridad tus necesidades, preocupaciones y objetivos

Si vas a hacerlo con una pareja, asegúrate de que entienda qué es todo esto y qué es lo que buscas lograr

Tómalo con escepticismo, pero no te rindas a la primera (a veces necesitas varios intentos para agarrar el ritmo)

Abrir tu mente y dejarte llevar, sin querer controlar todo.

(FUENTE:gp.com.mx)

Etiquetas: [Autoestima]  [Información General]  [Mente]  [Potencial]  [Superación personal]  [Tips]  [Éxito]  
Fecha Publicación: 2022-04-15T13:43:00.004-07:00

El ensayo mental es una técnica psicológica de gran valor y trascendencia. Es un proceso en el que nos imaginamos a nosotros mismos realizando una actividad determinada. Es decir, hacemos una simulación en nuestra mente de la actividad que queremos desempeñar, como hablar en público, hacer una presentación o un ejercicio deportivo.

Por ejemplo, pensemos en ese esquiador que debe hacer un salto altamente complejo en una competición. Antes de llegar a esa prueba, y como es lógico, ha pasado meses entrenando y preparándose físicamente. Sin embargo, también le es tremendamente útil llevar a cabo visualizaciones de ese ejercicio que está a punto de ejecutar.

Visualizar o imaginar aquello que queremos cumplir con éxito nos permite obtener un mayor control sobre la tarea. Es entrenar al cerebro para que automatice al cuerpo sobre aquello que se quiere hacer. También nos permite reducir la ansiedad previa y los nervios al focalizarnos de manera exclusiva en el desempeño, en la propia acción.

¿Qué es el ensayo mental?

El ensayo mental es una estrategia psicológica que permite entrenar habilidades de manera cognitiva. Por ejemplo, es la que lleva a cabo un jugador de baloncesto antes de lanzar la pelota a la canasta. Es la que visualiza mentalmente un jugador de fútbol antes de lanzar el balón a portería. Es la que entrena un actor de teatro antes de salir a escena.

Las personas visualizamos previamente en nuestro universo mental esas acciones que vamos a llevar a cabo para calibrarlas, repasarlas, entrenarlas y tener un mayor control sobre ellas. Así, al igual que ejecutamos ensayos conductuales para ser más solventes en una competencia, también es útil escenificar ese acto mediante la imaginación.

Es más, una ventaja de este recurso es que nos permite amortiguar emociones de valencia negativa como la ansiedad. Pensemos en la persona que tiene que hacer una exposición de un proyecto o una tesina. También en quien tiene una importante reunión de trabajo. Repasar mentalmente cada paso nos permite también trabajar el estrés que suele limitar nuestro potencial.

¿Qué ventajas tiene y por qué funciona?

Resulta curioso pensar que en el colegio a todos nos enseñaron la importancia de los ensayos. Si queríamos ser hábiles en algo, había que entrenar. Sin embargo, esos ensayos eran cómo no, físicos o procedimentales. Nadie nos explicó el poder que se esconde en el ensayo mental, ese que parte de la quietud, la imaginación y el pensamiento.

Un trabajo de la Universidad de California destaca algo relevante. Este tipo de ensayo funciona porque la “práctica mental” y los movimientos físicos comparten unas mismas regiones neuronales. Lo que imaginamos activa también la conciencia corporal, la acción, el movimiento y el desempeño conductual.

En otras palabras, el aprendizaje mental se transfiere al rendimiento físico y esto nos permite consolidar mejor muchas habilidades.

El enfoque, la concentración y la relajación, determinantes en el ensayo mental.

El deportista que alcanza el éxito en su disciplina no lo logra solo por su resistencia, su fuerza física y las horas de entrenamiento. La cirujana, el científico, la arquitecta o el jefe de ventas de una empresa no logran renombre solo por su experiencia práctica. También ellos han hecho uso del ensayo mental, se han visualizado a sí mismos ejecutando tareas, acciones, desafíos diarios…

La práctica mental se complementa a la conductual y para ello, se sirve de dos dimensiones: el enfoque y la concentración. Es decir, necesitamos que todos nuestros procesos cognitivos y nuestros sentidos estén involucrados en ese proceso. Imaginando, ideando, desplazando toda la atención a esa formulación de planes y estrategias que nos permitirán salir exitosos.

Asimismo, y no menos importante, el ensayo mental requiere a su vez que ejercitemos la calma y detectemos los focos de estrés o ansiedad, así como los pensamientos irracionales. Al visualizarnos a nosotros mismos enfrentando con éxito nuestros desafíos será imprescindible integrar la calma y la relajación.

¿Cómo llevar a cabo este tipo de ensayos?

El ensayo mental es una estrategia psicológica muy recomendable como aprendizaje básico. Es sencilla y efectiva. Para llevarla a cabo solo necesitamos seguir las siguientes pautas:

Busquemos un momento de calma en el que nadie nos moleste.

Sentémonos cómodamente y empecemos a respirar de manera pausada y profunda. Debemos alcanzar un estado mental de adecuado sosiego.

Cuando estemos relajados, visualicemos esa tarea que debemos llevar a cabo.

Debemos vernos como participantes activos, no como observadores pasivos.

Ensayemos ahora mentalmente ese proceso paso a paso ejecutándolo con éxito.

Enfoquémonos en cada acción, en cada secuencia de esa tarea. Debemos vernos a nosotros mismos relajados y desempeñando dicha acción de manera eficaz, sin nada de estrés y confiados.

Respiremos profundamente, aportando sosiego y armonía a nuestro cuerpo y nuestra mente.

Repitamos el proceso siete veces.

Para concluir, si nunca habíamos realizado antes un ensayo mental, quizás sea el momento de estrenarnos. Consideremos, además, que esta estrategia puede aplicarse a cualquier ámbito de nuestra vida, tanto en el ámbito profesional como personal. Los beneficios se notan y la vida puede cambiarnos de manera muy positiva.

(FUENTE: lamenteesmaravillosa.com)

Etiquetas: [Descubrimientos]  [Estudios]  [Hipnosis]  [Hipnotismo]  [Salud]  [Teorías]  [Terapias]  
Fecha Publicación: 2022-03-27T10:52:00.000-07:00


La parosmia es una de las secuelas que deja el covid-19 y genera una percepción alterada de los olores. Frente a la aparición de varios casos, en el Centro de Hipnosis del Uruguay realizan tratamientos para atacar este problema.

“Lo que se está viendo en aquellos que no recuperan completamente el olfato, en un gran porcentaje desarrollan la parosmia”, indicó Alejandra Sención, doctora en medicina, pediatra y co-directora del Centro de Hipnosis Uruguay.

Las personas que pasan por esto perciben “olor a podrido, a crudo, a rancio”.

Joaquín Slinger tuvo covid-19 en agosto. Cuenta a Subrayado que la parosmia en él comenzó tres meses después de que se recuperó.

“Me empecé a dar cuenta en los asados. Me pasaba que salía un pedazo de carne y lo empezaba a oler o a comer y le sentía gusto a podrido. De ahí fue exponencial. O le sentía un olor diferente o gusto a podrido, como a ácido, metálico”, relató Joaquín, quien atravesó unas dos semanas sin poder comer, por lo que le generaba el olfato. Los únicos alimentos que consumía eran jugo de naranja, leche sola, galletitas saladas y miel.

La médica explicó que es habitual que este tipo de padecimiento afecte al apetito y, por ende, la alimentación de las personas. Pero también la vida social, y recordó que hay estudios que indican que la parsomia puede aumentar la ansiedad y la depresión. “Como no se conoce o no se sabe, no se les puede brindar una orientación”, añadió Sención.

Joaquín primero fue a un otorrino, luego a un neurólogo, y de nuevo con un otorrino.

La hipnosis clínica, que para la especialista hay que diferenciarlo de lo esotérico, aparece como una herramienta en estos casos. Además, se utiliza en ansiedad, depresión, dolor.

“En esto particularmente, la hipnosis lo que busca es que el paciente conecte con lo que es su memoria. De que le gustan estos alimentos, de que como lo comía antes, puede hacerlo ahora. Hacer una especie de conexión con sus recuerdos”, dijo la médica.

Joaquín, que no conocía el procedimiento, contó que mejoró “ampliamente”. “Ya estoy comiendo todo, no me privo de nada”, indicó.

“No puedo decir que es la cura mágica, pero sí es esperanzador”, concluyó Sención.

(FUENTE: subrayado.com.uy)

Etiquetas: [Adicciones]  [Hipnosis]  [Historias]  [Información]  [Información General]  
Fecha Publicación: 2021-04-20T05:58:00.001-07:00

La hipnosis es un estado alterado de conciencia, conocido como estado de trance, que es inducido deliberadamente por una persona. Por lo general esto se hace con el completo consentimiento del paciente.

Muchas personas tienen una idea de la hipnosis como un truco de magia, donde se hipnotiza a alguien utilizando un foco como un péndulo giratorio para enfocar la atención y calmar al paciente en un estado de trance, y luego termina increíblemente susceptibles a las sugerencias de quien se lo está haciendo.

La realidad es que la hipnosis permite que un hipnoterapeuta lleve al paciente a un estado en el que se sienta despierto pero completamente relajado, luego de una larga serie de técnicas de relajación.

Este es un estado de disociación, donde la mente inconsciente se presenta y la persona a menudo no es completamente consciente de lo que está haciendo o de lo que es real. Este proceso es similar al experimentado por la meditación, algunos alucinógenos y otros medicamentos, que se utilizan para aumentar la sugestión en los pacientes.

Es decir que la hipnoterapia combina la hipnosis con la psicología tradicional y la terapia conductual, generalmente con la intención de usar la hipnosis como una solución a corto plazo y la terapia conductual como una solución a largo plazo.

Cómo funciona

Mientras se encuentra en un trance hipnótico, la persona que está siendo hipnotizada o sujeto hipnótico está más abierta a la sugerencia del hipnotizador que en su estado de alerta habitual.

Por lo general, se vuelven más pasivos y compatibles con los juegos de rol dirigidos por el hipnotizador. Bajo la hipnosis, las personas pueden volverse más imaginativas, más abiertas a la fantasía y, a veces, más capaces de acceder a recuerdos olvidados.

Este estado relajado y sugestionable puede ayudar a las personas a obtener una perspectiva diferente sobre sus comportamientos adictivos.

Beneficios

Algunos estudios muestran que la hipnosis puede ayudar a un terapeuta o psicólogo a conectarse con el paciente, a implantar sugerencias que pueden ayudar a los pacientes a evitar el uso y abuso de drogas, y a aprender más sobre los problemas subyacentes, pero no es una cura.

En cambio, la hipnosis es una de las diversas herramientas que podrían ser útiles para tratar la adicción a las drogas. Es un complemento al tratamiento tradicional, no un reemplazo para él.

Cómo funciona la hipnosis para adelgazar

La terapia de hipnosis para adelgazar solventa uno de los mayores obstáculos para perder peso, la ansiedad. Comer por ansiedad hace que no comas para alimentarte, ni por hambre, sino que la persona come para regular sus emociones y normalmente para ello, se eligen alimentos de altos contenidos calóricos, que son los que nos hacen sentir bien de una forma rápida, como ocurre con el efecto del chocolate. La hipnosis para adelgazar siempre trabaja con el aspecto emocional y activa los recursos internos de la persona, para que ésta pueda controlar sus emociones y vencer la ansiedad por la comida.

Las personas que llevan a cabo tratamientos de hipnosis para adelgazar utilizan diferentes métodos. La idea general es crear en el paciente cambios en su forma de verse a sí mismo, proporcionarle un estado de relajación e incentivar su gusto por una comida saludable.

Llamado realmente David Kopelman, Dave Elman, nació en  mayo de 1900 y creció en Fargo, Dakota del Norte (Estados Unidos). Hijo de un hipnotizador de espectáculos, empezó a investigar la hipnosis debido a que su padre, enfermo de cáncer, recibió alivio de su dolor gracias a la  hipnosis, por lo cual pudo jugar con Dave por última vez.

Una de las técnicas que utilizan es la inducción de Dave Elman, que consiste relajar al paciente y, después, hacerle imaginar una escalera con un espejo en la pared recorriendo toda la escalera. En ese espejo tiene que visualizar una imagen positiva de sí mismo – en este caso una versión delgada de sí mismo- . Al ir bajando las escaleras debe ir fundiendo su imagen con la imagen del espejo para grabar una nueva imagen mental de sí mismo.

Otro método utilizado son las sugestiones post-hipnóticas en las que las instrucciones que se dan al sujeto una vez está en el estado de relajación provocado por la hipnosis y que, presuntamente, quedarían grabadas en su mente.

(FUENTE: ctenvivo.com)