Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite barrunto

Comparte esta página:

PIE DERECHO VIA POPROCK.COM

te caes, te levantas. consigues ritmo al caminar, lo disfrutas con humildad, sin necesidad de postear tu plato de comida. intenta seguir ese andar. c�ete, si te duele, llora un momento y trata de seguir. est�s en el suelo, vuelve a pararte que la vida te seguir� tirando al suelo cada vez que tu soberbia se apodere de tus convicciones. 
TODOS LOS MARTES DE 9 A 11PM V�A PERUPOPROCK.COM


2016-07-10T20:52:00.003-07:00

ROCK BIPOLAR DEL PERU



2016-07-10T20:46:00.002-07:00

BARRUNTO CORTOMETRAJE DE MAURICIO FRANCO BASADO EN EL CUENTO DE JUAN JOSE SANDOVAL


2016-05-29T23:52:00.001-07:00

RADIO SARGENTO PIMIENTA: TODO TIENE SU FINAL


Gracias al bar Sargento Pimienta y a la radio online por estos tres a�os en que pude tener la suerte de bucear en m�sica. La mejor m�sica del mundo. Radio Sargento Pimienta donde tu cerebro revienta. Con�ctate y escucha nuestro estilo. Gracias al Mono Chaparro, salud y rocanrol !
ALGUNOS INVITADOS A LA CABINA
https://es.pinterest.com/barrunto/dj-barrunto-en-radio-sargento-pimienta/
2016-04-29T06:56:00.003-07:00

CHINO GORDO / HUEVO DE TORO Y LA PATUCA

Para mi los Rolling Stones significan todo / pero no fue por sus discos que me fueron embriagando sino con sus peliculas / las cuales he visto unas cuantas que he podido conseguir en polvos rosados con mi amigo chino gordo / chino gordo es un oriental obeso que vende peliculas caletas en polvos rosados / yo soy un fumon sin chamba que le hago compa�ia durante las tardes y me gano con las visitas ilustres que a veces caen por la tienda / he visto a artistas, musicos, politicos, intelectuales de izquierda y de derecha desfilar por la tienda de chino gordo quien ademas se jacta de que llevaba peliculas a la concentracion de la seleccion peruana / le ha vendido peliculas caletas a todas las clases sociales y todos los estratos / desde los emos mas austeros hasta presidentes que llegaban con sus cachacos como escolta para comprar peliculas de la revolucion cubana / todos conocen a chino gordo / lo saludan, le piden rebaja / regatean / tambien vende videos de peleas caletas / las ultimas masacradas / ahi fue que una vez conoci a tony de souza / un luchador de las grandes ligas / tambien he visto al escritor ampuero / un poco que se incomodo de mi presencia porque me quede mirando la cantidad de cine que llevaba / me miro dos veces de reojo / chino gordo sabe que cuando alguien famoso llega yo lo examino al milimetro / luego me compro las peliculas que ellos han llevado / nunca falla esta formula / por eso cuando lo vi a ampuero me gane con un documental sobre arte moderno que dijo esta es muy buena / pero ya la vi / asi que la dejo a un lado y yo sin dudarlo la tome prestada de chino gordo / chino gordo me fia las peliculas / o mejor dicho, me las presta y yo despues de verlas le devuelvo con su comentario / un comentario mio dura mas o menos una tarde / por lo que devolverle la pelicula significa una larga jornada de analisis /  entonces digamos que me gano las peliculas honradamente / . / . / . la pelicula que ampuero habia dejado era sobre un famoso grafitero ingles llamado banksy / muy interesante / otra vez encontre un concierto de charly garcia en la casa rosada de argentina / pero la pelicula que mas me ha causado impacto de las que he podido husmear es una sobre los rolling stones que se llama coksucker blues / una pelicula no autorizada por los rolling stones y que retrata una de las giras de principios de los setenta / setenta y dos creo / donde la banda suena espectacular y aparecen imagenes en blanco y negro rodadas en cine donde el sexo, las drogas y el rock n roll se entrelazan en medio de orgias escandalosas / . / . /




ver la pelicula de los rolling stones fue como volver a ver por primera vez una porno / fue un descubrimiento / como volver a sentir ese placer por el lado oscuro /

no solo porque la musica es buena sino tambien porque se puede ver de manera cruda la forma de vida que llevaban los stones por esas epocas / es la historia de vida de los artistas de los setentas / una fotografia en crudo / . / . desde ahi me volvi fanatico de las peliculas de los stones / me compre rocknroll circus con la espectacular actuacion de los who / lo mejor de la pelicula / despues esta simpaty for the devil / de jean luc godard / es una sesion de grabacion de la cancion del mismo nombre / se ve como van armando la cancion por partes hasta llegar a los coros finales que son cantados por toda la banda incluyendo a sus novias / despues chino gordo me paso la pelicula de scoserce shine a light, pero esa ya es de la epoca de gloria de los stones / ya estan viejos y cancheros / tambien estan las presentaciones en ed sullivan  y otro concierto que se llama ladies and gentlemen the rolling stones / todas son peliculas valiosas que gracias a mi amigo chino gordo he podido nutrirme y afinar mi sensibilidad / . / .

tambien gracias a la pirateria he podido descubrir muchas peliculas y conciertos de lou reed, que es otro artista a quien admiro / chino gordo me paso una que se titula berlin / justo me la dio cuando viaje a europa y pude conocer esa ciudad / recuerdo que mi estadia en berlin me hizo recordar a ayacucho / una vez me mandaron a ayacucho a tomar unas fotos en una ciudad tomada por los terrucos / nadie queria ir asi que me mandaron a mi / fuimos un ingeniero, el chofer y yo / los tres teniamos miedo porque los carros en cangallo llegan contados y la anterior visita de la comitiva los habian hecho volar con dinamita / por eso el ingeniero que yo reemplace no quiso ir / entonces fui yo un poco despistado porque no sabia bien a donde iba pero yo por viajar nunca digo no / asi que partimos una ma�ana y en 15 horas llegamos a la zona de emergencia / lo recuerdo bien porque fue el dia de mi cumplea�os y la pase trabajando / huyendo de los terrucos y pidiendo que por favor se apiaden de nosotros / llegamos a las torres de alta tension que teniamos que fotografiar y volvimos a ayacucho / pero no pude dormir porque en las calles, en los bares y hoteles se respiraba una desconfianza producto de la guerra popular / algo similar senti en berlin, que es una ciudad que tambien fue golpeada por la guerra mundial y totalmente destruida / vi una catedral que aun conservan en su destruccion original / la han dejado tal cual para que todo visitante recuerde lo que ocurrio ahi / igual en ayacucho hay siempre un recuerdo constante por los ocho periodistas asesinados en los ochentas / se siente un miedo, un mal recuerdo / . / .

las noches que pase en berlin no pude dormir igual que las noches que pase en ayacucho / ambos lugares recogen sus karmas / los mantienen a flote a lo largo del tiempo / son como las manchas de vitiligo en la cara / . / . /

chino gordo tambien me paso un par de peliculas de la velvet underground / en una solo se ve la oscuridad y por ratos caras en una pared, colores /  todo producido por andy warhol / y la musica recontra densa /

por polvos rosados vivo yo / cada vez que salgo de casa y no tengo a donde ir me voy a polvos rosados al stand de chino gordo / ahi me refugio por horas mirando a la gente que compra, que pulsea, huevea / ahi lo encontre a huevo de toro / Huevo de toro es un pata del barrio que volvio despues de muchos a�os de miami / iba andando por la ocean drive con su ford escort fumando un habano cuando se paso la luz roja / unos policias lo interceptaron y le pidieron documentos / solo tenia su carnet de seguro social con otro nombre / lo llevaron detenido y en menos de una semana estaba de regreso en lima / habia pasado diez a�os en miami viviendo la vida loca y trabajando en construccion / vivia en kendall en un departamento compartido con otros seis peruanos / pero el tenia su novia la patuca / y pagaba por el cuarto mas grande del departamento / el que tenia ba�o propio / la patuca era mesera en una polleria de peruanos / los dos se fueron de lima jurandose amor eterno / se fueron a miami con visa de turista y pasado los tres meses se tiraron al abandono / tenian trabajos ocasionales y se dedicaban a ir a la playa / a huevo de toro siempre le ha gustado el surf asi que se iban todos los dias al mar / la patuca tambien habia huido de lima y de sus adiccion a la coca / huevo de toro en realidad no sabe que yo le llamo huevo de toro / en realidad se llama cesar / yo le digo huevo de toro porque en el barrio todos saben que una vez se subio a una moto y de tanto montarla se le revento un huevo / y ademas porque huevo de toro es de arequipa y su viejo fue pip en el alto huallaga y se lleno de plata con los narcos / entonces cesar parecia un torito de pelea / con la nunca hinchada con cara de malo / entonces a sus espaldas le dicen huevo de toro / el no sabe que le dicen asi porque te saca la mierda / y menos si le mencionas que su hembrita la patuca es una pichicatera de cojonuda / te arma la bronca / por eso se tuvo que ir huevo de toro / porque le pego a un policia en una juerga / le quitaron el brevete y lo acusaron de agresion / huevo de toro no podia estar sin carro y la patuca no podia dejar de drogarse / asi que se fueron a miami / ahi todo fue como una clinica de desintoxicacion  / poco trabajo / full playa  y buena vida con sol todo el a�o / apenas llegados se fueron de juerga a una discoteca de latinos / la patuca se puso a bailar con otro que no era huevo de toro y huevo toro se puso furioso / la jalo de la mano pero ella se fue correteando al pata con quien bailaba / el pata le habia dicho que le invitaria unas lineas de coca / ella se desconocio y lo siguio hasta el ba�o de hombres / huevo de toro se volvio loco y espero que salgan los dos para armarles la bronca / en el ba�o la patuca jalo hasta ponerse dura / le retribuyo al pata con un acido beso que huevo de toro vio a lo lejos / huevo de toro agarro un chop de cerveza y se lo lanzo al pata / el pata, sangrandole la cara, saco una pistola y disparo contra huevo de toro pero la patuca le movio el brazo al pata y el disparo salio para arriba / el pata sangrando quiso irsele encima a huevo de toro pero los mozos entraron a tallar y huevo de toro se salvo / de lo que no se salvo fue de la policia / se lo llevaron a el, a la patuca y al pata sangrando / huevo de toro no hablaba ni un pincho de ingles y la patuca no sabia hablar cuando estaba dura / la policia tardo una semana en entender todo lo que habia pasado / para ese entonces al pata le habian puesto quince puntos en la cabeza pero tenia una denuncia por posesion de drogas / la patuca ayudo a que las cosas se arreglaran / nuevamente lo enamoro al pata y lo hizo retirar los cargos / a huevo de toro ya lo iban a llevar a una carcel en jayalia por unos meses hasta deportarlo pero el pata retiro los cargos gracias a la patuca / solo tuvo que pedirselo de bonita manera y el pata, que era un millonario cubano, lo perdono / . / .

despues de estar encerrado huevo de toro se paso seis meses metido en casa / el mar lo ayudo a reflexionar y se prometio a si mismo portarse bien en este pais que le habia perdonado la vida / lo habia hecho renacer / la patuca habia conseguido un puesto de camarera en un restaurante y huevo de toro comenzo a arreglar tuberias en el condominio donde vivian / luego se pusieron a hacer tamales para venderlos entre los vecinos / hicieron plata / y tambien famosos / huevo de toro saco a relucir sus raices arequipe�as y comenzo a cocinar cada vez mejor / asi que comenzo a cocinar menus a los vecinos / se compraron dos autos y alquilaron una casa frente al mar / consiguieron documentos truchos y se quedaron a vivir ahi / . / . al tiempo se pusieron a estudiar ingles y a viajar / la patuca y huevo de toro se hicieron uno solo / . / . /

hasta que a huevo de toro lo detuvo la policia y le encontro sus documentos falsos / . / .

volver a lima fue lo peor que le pudo pasar / . / la patuca se quedo en estados unidos trabajando / huevo de toro volvio al restaurante arequipe�o de su vieja y comenzo a salir en television dando recetas de cocina / huevo de toro se compro una moto / como le gustaba a  su viejo / . / .  el viejo de huevo de toro vivio en el alto huallaga y se hizo millonario en los ochentas  / era de la pip y en el barrio la familia de huevo de toro era la unica que tenia 3 carros / ademas al papa de huevo de toro le gustaba todo tipo de motos y bicicletas / tenia cuatrimotos, motos acuaticas, bicicletas monta�eras, de carreras, bicimotos y hasta una baby moto que era la que usaba huevo de toro cuando era chibolo / luego cuando su viejo murio comenzo a andar en las motos de su padre hasta que a cesar se le revento un testiculo cuando prendia una moto con una patada / los doctores le dijeron que no iba a poder tener hijos / . / . /

pero cuando volvio a lima sin la patuca conocio a una chibola que lo hizo renacer / aun estaba en el colegio y huevo de toro la impresiono con su fama de chef arequipe�o / apenas estuvieron un par de meses y la embarazo / entonces huevo de toro le pidio matrimonio y ella, cielo, dejo cuarto de media y se fue a vivir con huevo de toro / alquilaron un departamento cerca del restaurante arequipe�o, se compraron un perro gran danes y decoraron el cuarto del bebe con los colores de la u / y se pusieron a esperar la llegada del bebe / . /

pero la patuca se habia enterado de lo bien que le iba a huevo de toro en lima asi que decidio volver / regreso con sus maletas llenas de ropa de tiendas de descuentos y abrio una boutique / estaba dispuesta a conquistarlo pero huevo de toro vivia enamorado de su chibola / la patuca iba al restaurante seguido y pedia los platos mas caros / huevo de toro no le cobraba nada y la patuca comenzo a ir con amigos con quienes se ponia a beber hasta cerrar el local / la patuca ya sabia que huevo de toro iba a ser papa pero no perdia la oportunidad para pegarsele y llenarlo de besos / huevo de toro jugaba por ambos lados porque su chibola se la pasaba mirando la tele todo el dia en su departamento y no preguntaba cuando llegaba tarde o no llegaba / sobre todo porque en el restaurante comenzaron a promocionar los fines de semana jornadas de open bar donde llegaban celebridades, artistas, politicos, embajadores y empresarios a beberse un trago con sus novias y amantes / el secreto estaba en el pisco sour potente que le echaban no solo pisco acholado sino tambien unas gotas generosas de anisado / la gente salia del restaurante tambaleando / la patuca era la reina de esas jornadas / iba con amigas guapas que pronto se fueron emparejando con los ilustres visitantes / y los fines de semana el restaurante se volvio un cotizado bar donde abundaban las chicas guapas y dispuestas a todo / la patuca comenzo a llevar cada vez mas amigas / algunas eran escort y otras meras coqueras que les gustaba la buena vida / todas salian emparejadas y felices / se iban a discotequear y a pasarla bien / el restaurante era una fiesta e incluso llego un programa de television de farandula para decir que ese era el point de moda / huevo de toro se volvio un gran anfitrion y la patuca se volvio en su inseparable amiga / muchas veces la tomaba de la mano y recordaban buenos tiempos / se daban escapadas a la oficina del restaurante, que quedaba en el tercer piso y volvian al amor loco de las buenas epocas / se quedaban ahi mientras la fiesta se armaba abajo en el restaurante / ellos revivian las locuras de la juventud y se entregaban el uno al otro hasta quedarse dormidos sobre las alfombras / . / . /

unos dias antes de que nazca su hija, durante el open bar del restaurante, huevo de toro y la patuca se quedaron dormidos en la oficina / pero la patuca habia estado un poco suceptible por la llegada del bebe y estaba celosa / ademas, aspiraba tanta cocaina que su mente comenzo a delirar / por eso cuando lo vio dormido a huevo de toro aprovecho el momento para intentar matarlo / . / . /

la patuca bajo a la cocina y volvio con un cucharon de sopa de acero / lo vio a huevo de toro roncando con el pantalon a medio subir y la camisa abierta / la patuca se puso como beisbolista que esta a punto de dar un batazo y le comenzo a dar en la cabeza / golpes secos que tenian un peque�o timbre de sonido por el acero / nadie escucho nada porque la musica estaba a todo volumen y la fiesta vibraba al maximo / la patuca lo dejo sangrando y desmayado a huevo de toro / toda la ropa tenia sangre y su cara no se podia ver porque el rojo le tapaba / cuando los mozos iban a cerrar fue que encontraron a huevo de toro desmayado en la oficina / se lo llevaron de emergencia y le cosieron toda la cabeza / tuvieron que raparlo para proceder / aun asi quedo un poco tocado porque los golpes habian sido directo al cerebro / perdio mucha sangre y no pudo estar para el nacimiento de su hija / . / en su estado delicado solo podia mencionar el nombre de la patuca /

a los dias la patuca se acerco a una agencia de viajes y compro un pasaje para miami para el mismo dia / volvio a su casa y comenzo a hacer sus cosas / pero antes de salir llegaron dos policias de investigaciones con una orden de captura por intento de asesinato / la llevaron a una carceleta y luego a santa monica / . / ahi tuvo que seguir un juicio que duro un a�o / . / durante el juicio la patuca le pidio de todas las maneras posibles a huevo de toro que retire la acusacion / le recordo todas las cosas que pasaron juntos pero huevo de toro quedo mal de aquel ataque / jamas pudo reponerse y comenzo a hablar cada vez mas lento / comenzo a pensar cada vez mas lento y eventualmente en conversaciones se quedaba callado con la mirada perdida / con lagunas mentales / asi ya no pudo salir mas en television / . / . / se dedico a ver crecer a su hija / . /

en el restaurante de huevo de toro no volvieron a hacer open bar / . / .
2016-03-25T16:29:00.000-07:00

�Qu� es m�s grande - el mar o la palabra con que lo nombramos? (*)



mi viejo es el mas preocupado con mi impotencia precoz / cada cierto tiempo me pregunta, un poco avergonzado, un poco curioso, que como hago con mi vida sexual / sobre todo si tenemos en cuenta que sufro de fuertes dolores de hombro que no me dejan mover el brazo derecho / y eso hace que este impedido de masturbarme en mi soledad / yo pienso que se siente un poco culpable de que yo haya nacido asi / yo he sido el unico varon de sus hijos a quien no llevo al chongo antes de los quince / entonces como que el siente, creo yo, que a el se debe mi ambiguedad sexual / desde cuando no te metes un polvo, hijo / me pregunto / hacia dos meses, en un hotel con miel / pero me fue mal, dure ocho segundos y me quede dormido sin ropa / miel se fue, como siempre, y me dejo en el hotel durmiendo / pero esta vez no dejo una nota insultante como siempre / esta vez no dejo nada y tambien se llevo mi billetera / ni siquiera me dejo el dni / por eso cuando me tocaron la puerta para que me vaya porque ya habia pasado el mediodia tuve que meter un floro al hostalero / no volvi a ver a miel / . / se ha cambiado de numero de celular / . / . . 

creo que mi papa se decepciono un poco de mi cuando le conte esto / me dijo que debia tener mas cuidado con las mujeres / sobre todo con chicas que no conozco / yo le dije que pensaba que la conocia / es mas creo que me conocia mas de lo que yo pensaba / cosas que pasan / . / . / 

mi papa me comenzo a contar de que tenia un compadre que vivia dia y noche pagandole a putas por sexo / gastaba miles de dolares por se�oritas que buscaba en la guia telefonica / su compadre estaba separado de su segundo matrimonio / tenia cinco hijos y nadie lo aguantaba, solo las putas / su presupuesto era alto / pero la adiccion podia mas / mi papa no habia pensado en que eso era una adiccion, como la que me estan tratando con el doctor / le dije que habia un caso famoso del golfista gringo, bueno, osea gringo porque es de gringolandia, pero es negro / el estuvo internado por adiccion al sexo / eso me dejo pensando durante la ma�ana, cuando estaba en mi oficina intentando trabajar / todos los dias paso las horas intentando trabajar / hasta que se pasa la jornada y me voy / creo que soy el primero en irme y el que mas tarde llega  / si es que voy porque de seis dias a la semana llego a la mitad / el resto es resaca y depresion / y cuando voy al trabajo el tiempo se me va en el chat / una vez llego el ingeniero de improviso y me vio tecleando furiosamente / se acerco y me felicito por la pasion que le ponia al trabajo / y llamo la atencion de los chicos de la oficina para hacer mencion de mi gran esfuerzo / luego se fue pidiendome que siguiera asi / que tenia un gran futuro en la empresa / por eso me tome la tarde y comence a caminar hasta que llegue a un burdel / . / 


habian hermosas mujeres que me hicieron calentar / elegi a una guapa gordita con quien me meti un round de dieciocho segundos / entre y sali disparado en un taxi / de la avenida venezuela a mi oficina hay cuatro distritos / llegue sudando / la recepcionista me metio miedo con que me habian estado buscando / pero despues de mi polvo todo me resbalaba / nadie me llamo la atencion / volvi a mi sitio y nadie se dio cuenta que me habia ido al chongo a meterme un polvo y regresar como quien va al ba�o a mear / . / . pero regresas con la camisa afuera y el cierre del pantalon abajo / . /

escaparme del trabajo para irme a burdel termino siendo algo tan facil que se ha convertido en un ritual semanal / mejor dicho un ritual seminal / un dia me mandaron a llevar una encomienda al ministerio de transportes . cerca de las cucardas / me dieron la llave de la camioneta y cien soles de petroleo / deje la camioneta estacionada en la avenida venezuela y me quede un par de horas / me levante a tres chicas / una china, una blanca y una negrita / con las tres fui feliz / volvi a la empresa relajado / directo al chat /  . / . 

en la empresa la persona a quien mas cari�o le tengo es a polito / polito tiene mi edad y mi talla / yo soy mas gordo pero somos mas o menos de la misma contextura  /  no se si es autista o down / no se si autista es lo mismo que down / nunca he querido saber esas diferencias / para mi son iguales / una vez polito me pidio que le ayudara a abrir su facebook porque se habia dado cuenta que yo paraba chateando por el facebook / y el tambien queria chatear con sus novias / polito va con su papa que es el due�o de la empresa  y se queda en internet viendo videos o jugando / pareciera que es el mas alegre de la empresa porque a la gente no le pagan hace dos meses y el unico que anda contento es polito / polito y yo que siempre tengo una sonrisa incrustada en mi cara producto del litio, la fluexetina, quetiapina  y los tronchos que me meto / mi primer amigo en la empresa fue polito / habian ubicado mi computadora junto a su escritorio / le pregunte quien era y que hacia en la empresa / me dijo me llamo polito / quieres ser mi amigo ? / yo le dije que si / que no tenia amigos en la empresa asi que comenzamos a hablar / luego le ense�e a bajar musica con la computadora y me invito sus galletas / la empresa tiene tres oficinas / dos en un edificio y una tercera oficina al otro lado de la pista / una vez, a polito lo mandaron a dejar una carta a la oficina del frente / nadie en las tres oficinas se dio cuenta que no volvia / pero si llamo la atencion la cantidad de gente que habia en la pista y la ambulancia / a polito lo habian atropellado / nadie lo reconocio durante una hora hasta que el contador de la empresa salio a comprar / se lo llevaron en la ambulancia y el ingeniero estuvo muy triste por su hijo durante varios dias / de ahi polito estuvo prohibido de cruzar la pista / me comenzaron a mandar a mi / . / .


desde que me pusieron a su lado polito no para de chatear / se contacta con sus amigos y novias / le he ense�ado a hacer un blog y esta comenzando a contar sus cosas por internet / en la empresa tambien me preguntaron si tenia brevete / les dije que si, entonces ademas de amigo de polito soy el chofer de la empresa / es una camioneta doble cabina / solo habia manejado la doble cabina de mi tia vicky, en iquitos / la tuve que manejar porque su chofer solo trabajaba hasta las siete / desde el ultimo atentado a mi tio el presidente regional, ya nadie se atreve a manejar esa camioneta, esa vez tambien me preguntaron si tenia brevete, yo dije que si / hombre que reincide ya es porque le gusta la cojudez / . / .

lo malo es que no me gusta manejar / lo bueno es que salgo de la oficina y nadie me controla  / vuelvo a las seis / minutos antes de que se cumpla la jornada / entonces agarro mi lonchera y me voy a mi casa / me pongo mi pijama y veo el programa yo soy / ceno y duermo a las nueve / luego voy a trabajar y a media ma�ana me mandan a echar petroleo y dejar unas cajas / documentos / entonces me pierdo en la playa  / escucho doble nueve en la radio y me llaman y me llaman desde la oficina pero yo apago el celular / duermo una hora, me toca la ventana un policia y me pregunta si todo va bien / le digo que todo va mejor que nunca / entonces mete la cabeza dentro del carro y siente el olor a maria / me pide mis documentos y me quita cien soles / ya no tengo para almorzar / . / .

entonces se me ocurrio ir a ver a mi primo miky / a la bodega loretana / 55 a�os de sabor loretano / . / . /

la tienda estaba cerrada / pero la puerta estaba abierta / no habia nadie / entre hasta la cocina y abri el refrigerador / todo estaba vacio / solo habia chuchuhuasi en grandes galoneras / venenoso / me servi un trago para afinar la ronquera / llego miky / cada vez que miky y yo nos encontramos volvemos a la infancia / a cagarnos de risa / recordamos los quincea�eros, los toques de queda / todo / hasta que nuestros padres se separaron y micky cogio la esquizofrenia / . / . 

yo no le daba mucha pelota a su enfermedad hasta que a�os despues pude ir con el programa de cesar hildebrandt al larco herrera / ahi recien entendi lo que era una enfermedad mental / luego he ido al larco herrera porque tenia una novia chiquilla que estaba en tratamiento / y ella me daba el clonazepan mas barato / pero luego ella me dejo y yo me fui a alemania / y de casualidad entre a un hospital psiquiatrico / y la gente fumaba puchos a montones / y uno jugaba ajedrez solo y cada jugada se cambiaba de sitio / y la gente era yonqui / o esquizofrenicos locos / y pense que iba a estar ahi siempre por curiosidad / por visita / pero termine estando internado un a�o /  todavia recuerdo cuando me amarraron y me llevaron a emergencia / y rompi vidrios / golpee gente / rompi cosas y luego mi hermano las tuvo que pagar / luego me paso la factura pero son como los recibos de pago del club alianza / me dice que le debo la mensualidad pero nunca me los cobra / asi andamos unos cinco a�os / pero supongo que cuando se mande de presidente ahi si va a pesar todo ese pago / por mi que sea presidente / con tal de llevarnos las camisetas originales / con tal de entrar a los vestuarios y tomarnos fotos con los jugadores / todo bien / igual no me va a cobrar lo que rompi cuando me internaron en el hospital psiquiatrico / 

entender que necesitaba ayuda me costo unos diez dias / y el doble de pastillas que me tome para intentar matarme / fue como un castigo / por tomarte cien pastillas estas condenado a tomar trescientas en el lapso de diez dias / y esos dias eran como andar ababozado / sin ganas de nada, solo de dormir / olvidar / luego me contaron como fue la huevada de mi internamiento / y no me acordaba que habia tirado mi laptop contra el suelo en se�al de desacuerdo con la vida / dispuesto a recibir la muerte / . / . / . 

asi recibi octubre hace un a�o / dispuesto a todo / a morir / estaba en el cumplea�os del pez platano / ahi me invitaron cerveza y la piscina estaba llena de flores / bailamos ochentas y la gente rompio muchos vasos / y yo sali temprano para no quedarme hasta la hora de la bronca / siempre hay broncas cuando se celebra el cumplea�os del pez platano / menos mal no me quedo ningun remordimiento para pegarle a alguien / sino hubiera descargado toda mi esquizofrenia contra alguno de sus invitados / pero no paso nada / me fui a dormir / y luego amaneci amarrado como tupac amaru / y mis vecinos me pedian que me tranquilice y mis hermanos me decian que me deje de huevadas / que me deje amarrar / hasta que llegamos a un jardin pacifico / con violetas y crisantemos / y ahi pase mis dias mientras esperaba que mi mente volviera a su centro logico / a su estado natural / . / . / . 

micky cuando llego, me intento pedir veinte soles / pero los tombos ya me habian dejado misio / la cosa fue que cuando volvi a la chamba / el gerente queria hablar conmigo / . / . 

me hizo sentar en una silla y me pregunto sin asco que si consumia drogas y que si era verdad que habia estado en un manicomio / le dije que no pero ya mi renuncia estaba redactada / el que mas lloro fue polito / entregue la camioneta y todavia olia a pescado / . / . / .

diez dias despues me volvieron a llamar porque el chofer se habia enfermado de la prostata / . / . 

dije que no queria volver a los burdeles porque era adicto al sexo / como el negro de gringolandia / . / .


(*) Emilio Adolfo Wstphalen.

2016-03-19T21:30:00.000-07:00

ME VOY A VIVIR Y REGRESO


TOdo, el karma y lo bueno rebota como un bumeran. 


2016-02-26T12:10:00.003-08:00

TVDOSIS: ENTREVISTA A ALEX HUERTA



barrunto
2016-01-04T19:11:00.001-08:00

LOS VIEJITOS DE BARR�N EN BOGOT�



barrunto
2016-01-04T19:02:00.001-08:00

LOS VIEJITOS DE BARR�N


2016-01-04T18:50:00.001-08:00

�Kachkaniraqmi!



2016-01-04T14:28:00.000-08:00

CR�TICO JAVIER �GREDA ESCRIBE SOBRE REEDICI�N DE BARRUNTO

Oll�, Sandoval y Belevan reeditados

8 de Diciembre del 2015
El regreso de tres buenas novelas consagradas
Hay muchas buenas obras literarias que nacen sin pretensiones de convertirse en best sellers. Publicadas por editoriales independientes y en peque�os tirajes, son le�das con entusiasmo por su �p�blico objetivo�, y a lo largo del tiempo son reeditadas varias veces, para que nuevas generaciones de lectores descubran sus secretos encantos. Acaso uno de los mejores ejemplos de este tipo de libros es Por qu� hacen tanto ruido �aparecido originalmente en 1992 y vuelto a publicar recientemente por la editorial Intermezzo Tropical�, de la poeta y narradora Carmen Oll� (Lima, 1947). Un libro entre la ficci�n y el testimonio personal, en el que la autora reflexiona, a trav�s de un alter ego narrativo, sobre la triple crisis que tuvo que enfrentar a finales de los ochenta: de pareja (su matrimonio con el poeta Enrique Ver�stegui), literaria (la b�squeda de nuevos rumbos despu�s de la publicaci�n de su gran poemario Noches de adrenalina) y econ�mica (la p�rdida de la casa familiar).
Tras leer este libro, la reconocida poeta Blanca Varela escribi� �Lo he seguido, p�gina tras p�gina, construyendo y destruyendo lo que cualquiera podr�a calificar como un episodio aparentemente novelado de su vida [de Carmen Oll�] de mujer y de escritora. El relato recurrente y atemporal de la lucha con el �ngel fornicador y poeta, lucha no a muerte sino a vida, es una de las pistas de este laberinto que conduce a otros m�s intrincados: la infancia, la madre, el desarraigo, la enfermedad, la pobreza y la humillaci�n�. Por su parte, el recordado cr�tico Antonio Cornejo Polar afirm� que Por qu� hacen tanto ruido �retoma con vigor inusitado el programa de las vanguardias hist�ricas, aquellas que quisieron reconciliar el arte y la vida; y tambi�n incide verticalmente, con lucidez que de verdad admiro, en el car�cter discursivo de la experiencia humana, incluyendo la experiencia del cuerpo y del deseo�.
Otro libro recientemente reeditado es Barrunto (2001) de Juan Jos� Sandoval (Lima, 1976), un relato que ya es todo un s�mbolo de la narrativa lime�a reciente, dentro del �mbito de lo urbano marginal. La historia centrada en el mundo de las barras bravas �con toda la miseria, violencia y drogas que imperan en ese ambiente� llama la atenci�n por sus temas y personajes, as� como por la frescura y originalidad de la narraci�n. Y esa vitalidad narrativa proviene de un innovador empleo de elementos propios de la cultura audiovisual y masiva en la que hoy viven inmersos los j�venes de todo el mundo. Por eso en el 2004 Mauricio Franco hizo de Barrunto un exitoso corto de video, que obtuvo diversos reconocimientos internacionales. Y esta nueva edici�n,Barrunto (2015, Contracultura), el libro se ha convertido en un c�mic, con dibujos de David Galliquio Bazalar.
Por �ltimo, se ha reeditado tambi�n el libro Escuchando tras la puerta, el conjunto de relatos fant�sticos que el escritor y diplom�tico Harry Belevan (Lima, 1945) publicara hace exactamente cuarenta a�os. El libro tuvo un pr�logo de Mario Vargas Llosa, en el que nuestro Nobel afirmaba que �esta colecci�n de relatos es un hervidero de literatura, un recital en el que el creador impone, inseparablemente unidas, su persona y la de sus autores favoritos� Con sorpresa, descubr� que estos cuentos me hab�an llevado a releer a Kafka y a Borges, a Bioy Casares y a Buzzati�. Como se sabe, Belevan es uno de los m�s destacados cultores y estudiosos del relato fant�stico en nuestro pa�s, adem�s de autor de los libros Teor�a de lo fant�stico (1976) yAntolog�a del cuento fant�stico peruano (1977). Esta edici�n de Escuchando tras la puerta (2015, Animal de invierno) ha sido �corregida y aumentada por el autor�, y cuenta con un ensayo interpretativo de Jos� G�ich y, por supuesto, con el pr�logo original de MVLL.

2015-12-19T18:33:00.000-08:00

TVDOSIS: BUSCANDO A GAST�N



HUITOTO DIGITAL transmitiendo desde mi sonrisa de ardilla
2015-11-29T18:00:00.001-08:00

PRESENTACI�N REVISTA DOSIS EN CUSCO


2015-11-27T08:41:00.001-08:00

PRESENTACI�N DE BARRUNTO EL CHOLO BAR


2015-10-09T21:43:00.001-07:00

LVdB BOGOT� SEPT 2015



2015-10-09T21:41:00.000-07:00

BARRUNTO, EN CASA



Un enorme placer trabajar en el Sargento, y conocer a Eduardo El Mono Chaparro, un h�roe del rock, alguien que merece el mayor respeto y homenajes porque lo dio todo, y su banda NARRADOR  es la mayor muestra de amor por la m�sica. A�n con once a�os casi discapacitado para ejercer alguna funci�n dom�stica, sigue, contin�a, guerrea, declama y sobre todo, aulla. 



2015-09-14T15:34:00.000-07:00

DJ BARRUNTO ENTREVISTA A DAVID GALLIQUIO


2015-09-06T12:31:00.001-07:00

BARRUNTO EN RPP CON JORGE BALLON


2015-09-06T11:09:00.004-07:00

NADA QUE CONTAR


He perdido las ganas de respirar (escribir). Estoy pensando seriamente dejar la literatura (con el perd�n de quienes piensan que lo que escribo no califica como tal). Veo que todo lo que escribo y trato de narrar no funciona. Pocas personas se interesan por las historias que cuento, que hago m�as. He hecho de mi escritura una actividad lumpenesca que colinda con el hurto agravado. Confieso haber plagiado todo cuanto he escrito. Confieso tambi�n haberme copiado poemas completos y pasarlos como de mi autor�a. Creo haberme acostumbrado a esto desde muy ni�o, cuando copiaba las respuestas de mis compa�eros en los ex�menes del colegio. Por eso repet� un a�o, supongo. Por eso no ingres� a la Cat�lica, ni a la U de Lima, menos a la San Marcos, por eso habr� terminado periodismo en un instituto. Y tal vez por eso ya se me acab� el talento para inventar palabras que traduzcan mi lenguaje.

Estoy pensando seriamente en dejar de tomar drogas, de libar sin motivo alguno. Estoy pensando en dejar de mirar las piernas a mis jovenc�simas sobrinas.
As� quiera contar algo, ya estoy entregado al fracaso. Me gana el desgano. Quisiera decir que a�n puedo respirar (escribir), que a�n puedo �al fin y al cabo a�n me presumo joven- pero todo queda en simples ganas que el desgano vence rotundamente.

Todo esto le dec�a a mi jefe, que hab�a notado la marca que llevaba en la cara. Al principio quiso pasarlo por alto. Luego, pregunt� curioso:
- �Te volviste a pelear?
- No lo recuerdo bien. Estaba borracho.
Se acerc� un poco m�s a la pantalla de mi computadora, donde redactaba la �ltima nota de la edici�n de navidad. Hizo un amague como queriendo corregir algo en lo que ven�a escribiendo, y mir� bien la herida.
- �Asumadre, Juan! �Exclam�- �Te han metido punta en la cara!
Continu� tecleando el texto hasta que mi jefe me tom� del brazo y vio que tambi�n ten�a una costura m�dica en la mu�eca.
- �Y de eso tampoco te acuerdas?
- Esa cicatriz es de un d�a antes �respond�-. Iba manejando hacia el centro cuando me encontr� con el "Napo". -"Napo" era el novio de " La Cejona" y acababa de salir de prisi�n por robo agravado-. Lo �nico que nos un�a era un libro de Luchito Hern�ndez que le hab�a prestado (en realidad, se lo hab�a prestado a "La Cejona". Y ni siquiera se lo hab�a prestado, lo tom� de mi anaquel mientras dorm�a placenteramente despu�s del sexo). Me propuso tomar unos tragos, yo acept�. No me hab�a dado cuenta de que �l ya estaba ebrio. Le ofrec� una cerveza y �l sac� una chata de ron de sus huevos. Ya le faltaba un poco para terminarla cuando se comenz� a ofuscar. A�n no lleg�bamos a ning�n lado, en cada luz roja que par�bamos, la gente que vend�a caramelos lo reconoc�a y se le cuadraban en se�al de reverencia. "��l es?, le preguntaban desde fuera de mi auto. �l asent�a mientras secaba la chata. Entonces llegamos a la puerta del bar "El Pastel" y me dijo:
- Conchetumadre, �as� que te levantas a mi mujer?, te voy a dejar un recuerdito�

Y hasta ah� recuerdo el asunto de la mu�eca. El tiempo hace los suyo. Tres puntos no son nada para m�. Si no, mira mi ojo. �Ves? Son tres l�neas, por los tres dedos del medio. Porque lo que me hizo ese maldito fue un ara��n y punto. Tend�as que verlo como qued�. Lo m�o es nada en comparaci�n con su cara. Y si no me crees, anda al hospital que a�n no sale. Yo manejaba por la derecha, �l por la izquierda. Taxista de mierda, pens� en voz alta. Me escuch�, me cruz� su carcocha y yo me segu� de largo, le doble el parachoque. Quise fugar pero me alcanz� en la otra cuadra. Apagu� el carro y saqu� mi pistola. �l tambi�n ten�a la suya. Ambos nos apuntamos la frente, cada uno baj� su arma y nos fuimos a las manos. Ah� fue donde lo part�: lo tom� de la cintura, lo par� de cabeza y lo lanc� a un hueco municipal que hab�a por ah�. As� qued� varios minutos, yo iba arrancando el auto cuando llegaron los Serenos. Me bajaron y me agarraron entre cinco. No uno, ojo, cinco. Y cuando me tuvieron sujeto del cuello, apareci� el taxista de mierda que cargaba una llanta. Me la tir� en la cara, yo comenc� a gritar fuerte para que los serenos me suelten. Cuando vieron la cantidad de sangre que ca�a escuch�: �Sangre! �Fractura! � La nariz! Y la sirena cada vez m�s fuerte. El desmayo me dur� unos minutos, suficientes para salir del lugar. Ya en la ambulancia se dieron cuenta que mi nariz estaba intacta, que la sangre sal�a del labio, y el ojo, aunque morado casi negro del impacto de aro de acero de la llanta, a�n pod�a ver bien. Entonces la ambulancia cambi� de direcci�n y me llevaron a la comisar�a. Ped� que me pongan una m�scara, s�lo ten�an un bozal de rodwailer. Entonces me vendaron el rostro y fui a declarar. El taxista tambi�n ten�a una venda y su pie izquierdo le colgaba. El capit�n dijo que si no hac�amos las paces ambos nos �bamos adentro. El tr�mite para salir costaba caro, m�s el choque, m�s la curaci�n. Y los serenos tambi�n quer�an cobrar. El taxista sac� la cuenta y se acerc�. Me dijo que conoc�a a "El Pastel", que le hac�a carreras en su bar los fines de semana y que me hab�a visto por ah�. Le respond� que yo tambi�n conoc�a gente que lo pod�a matar a cuchillazos. �Mapi?, pregunt� con cachita. Otros, ya ver�s. Casi nos vamos a las manos delante del capit�n. No hubo otra que firmar un acta: ambos se van a pelear afuera contra la voluntad de la Polic�a Nacional. Lo que pasara con nosotros era responsabilidad nuestra.

Nos fuimos al bar "El Pastel". A�n no abr�an pero trat�ndose de gente honorable como nosotros, nos dejaron pasar. Bebimos un poco y fuimos congeniando de puta madre. Al rato ya nos tute�bamos y rato despu�s nos dimos un abrazo entre carcajadas. Su pie no estaba fracturado, mi ojo sanar�a pronto, el auto pod�a repararse en "El Cementerio" de Mapi. El taxista se llamaba Carloncho y se hizo mi amigo. Luego se hizo integrante de la banda de Mapi, como "ca�a". Entonces, desde ese d�a, el taxista de mierda se llam� "El Ca�a".

En el bar hab�a una mesera que con el tiempo se hizo la novia de Pastel. Como ten�a los ojos grandes �en realidad ten�a todo grande y bien despachado- y parec�an uvas, todos la conoc�an como " La Ojo de Uva", pero en realidad se llamaba Chispita, que tambi�n la conoc�an en los dem�s bares por tener fama de pleitista y borracha. Ese d�a, mientras brind�bamos con "El Ca�a", "La Ojo de Uva" estaba que se me regalaba. Ya todos sab�amos que cuando tomaba unos cuantos vasos se calentaba. Entonces comenzaba a agacharse a prop�sito para que le vieran el culo, y te penetraba con su mirada ojona. Cuando la gente se pon�a m�s colorada, ella se acaloraba m�s. Si alguien ped�a tres jarras y le pon�a el billete en el escote, ella se sentaba en tu mesa y te contaba su vida: David, Goliat, Mat�as, Felipe, Anselmo, tu hermano, el pap� de Sebasti�n, ya tantos nombres. Y la gente consum�a m�s y m�s. Esa era la f�rmula del bar "El Pastel: " La Ojo de Uva". Al comienzo, Pastel la ten�a a distancia, miedo que le dicen. No cre�a en sus encantos, hasta que se dej� encantar. Lo hizo sapo: sapazo. A partir de ah�, el bar se convirti� en furia. La gente llegaba y consum�a en abundancia, todos quer�an estar con " La Ojo de Uva", que con el pasar de los fines de semana se fue convirtiendo en una estrella de la noche. Se pon�a tacos altos, se pintaba el pelo, incluso lleg� a presentar una performance donde imitaba a Marilyn. Ah� fue donde se enamor� de ella Pastel. Entre contorneo y pisot�n de baile, Pastel fue mirando a " La Ojo de Uva" ya no como una simple mesera, una estriptipcera de veinte soles, menos como una puta de la madrugada. Comenzaron a salir juntos, a tomar desayuno. �l cerraba el bar y ella atend�a al �ltimo beodo. Se tomaban de la mano, luego se abrazaban y sub�an hasta lo alto del morro solar para declararse amor eterno. �l quer�a ser estrella para ver c�mo se ve todo desde arriba. Ella quer�a sentir los latidos del mundo en su boca. Ambos se unieron y se juraron una batalla frontal contra la soledad. Juntos podremos, Chispita quiso decirle en silencio, pero m�s pudo la ansiedad de compa��a.

Quer�an casarse y se fueron a convivir, Pastel viv�a en un departamento que su padre le alquilaba. Como siempre estaba solo, el piso se llenaba de vagos y cocain�manos que no ten�an nada que hacer durante el d�a (por la noche iban al bar). Y cuando " La Ojo de Uva" comenz� a amanecerse ah�, le comenz� a prohibir que los vagos se quedaran. Eso caus� un rechazo total hacia ella, sobre todo Mapi, que cuando no pasaba la noche en la comisar�a, se quedaba en el sof� de la sala.

Chispita conoci� desnuda a su suegra. Estaba intentando una posici�n er�tica que le hab�an contado un cliente en "El Pastel", la figura consist�a en poner las piernas sobre los hombros del hombre, luego esperar que �ste la levantara en peso y comenzar a dar saltitos como queriendo hacer caer algo. Cuando estuviera bien adentro, moverla en c�rculos hasta que aumente la presi�n. Estaban a punto de venirse cuando alguien abri� la puerta, era una se�ora aprincesada envuelta de bolsas de supermercado. Acababa de llegar a Lima y quer�a darle la sorpresa a Pastel. Como sab�a que el chico andaba sin mucho que comer, se anim� a llenarle la refrigeradora. Pero cuando vio que su hogar hab�a sido invadido por una gata fiera (y gritona), prefiri� dejarlo en hambre a su �nico y adorado hijo y devolvi� todo a la tienda. S�lo dej� jab�n y papel higi�nico. Chispita intent� ser amable con la se�ora pero la se�ora nunca quiso ser amable con ella. Chispita buscaba siempre ser aceptada, nunca lo lograba. Su padre ya era anciano y poco hab�an hablado a lo largo de sus veintitantos a�os, su madre era ilegal en gringolandia. Ten�a un hermano que viv�a solo porque era diler de hierba y una vez llamaron a su casa a decir que la polic�a iba tras �l. Entonces no hubo otra que botarlo a la calle, donde se hizo finalmente un hombre de negocios. Primero fueron los bisnes peque�os, hasta que se fue a ver a su mam�. Apenas lleg� al aeropuerto de all�, la polic�a lo llev� detenido y le sacaron cuatro kilos de coca�na del culo. Se fue directo a la c�rcel, nunca pudo abrazar a su madre, siempre estuvo esposado. El a�o nuevo lo pas� en prisi�n con mexicanos y �cido. Lleg� a tomarse quince papelitos de diferentes colores. Luego le vino una paranoia de seis horas cepill�ndose los dientes. Se gast� ocho tubos dentales hasta que amaneci�.

A Chispita le fue peor en ese a�o nuevo. Hab�a conocido a un gringo en el bar, era alto, de casi dos metros, sus ojos azules andaban siempre desorbitados y su cabello totalmente resinoso y despeinado. �l ven�a del centro de rehabilitaci�n que hab�a en la selva, a donde iban los hijos de millonarios europeos, yonquis decadentes que luego de seis meses terminaban deambulando por las calles como zombies. Este, adem�s de adicto al �ter, era alcoh�lico. Por eso lleg� al bar, un poco porque ten�a sed, y otro poco porque se dio cuenta que el bar era el �nico lugar donde vend�an drogas. Lleg� con "El Insecto" y otra gringa, se hab�an conocido en Cuzco y se iban para Monta�itas. Insecto le dijo a Chispita que se uniera, que le faltaba alguien como ella para el viaje. Ella mir� al gringo y vio el tama�o de su zapato. Entonces record� que toda su vida hab�a so�ado con atragantarse con algo como eso. El gringo vio que Chispita le llegaba al codo, juntos eran una pareja de circo. "El loco y la sucia", gritaron en el bar cuando los vieron besarse. Todos mor�an de risa al ver que " La Ojo de Uva" se hab�a levantado tremendo paquete, pero ella s�lo estaba concentrada en una cosa: en vengarse de "El Pastel", que por recomendaci�n de su madre le prohibi� al portero dejarla entrar al departamento. Un d�a intent� ingresar, estaba pasada. Trajo a los serenos diciendo que era tambi�n su casa. Ellos siempre le creen a las mujeres. Se lo llevaron detenido a Pastel. En la comisar�a se dieron cuenta que hab�an cometido un error, pero ya su madre estaba enterada de todo lo ocurrido. Tres d�as despu�s cancel� el departamento y se llev� los muebles a otra casa. La se�ora dijo que Pastel estaba en la sierra, pero eso dicen todas las madres avergonzadas de sus hijos cuando los internan en los manicomios.

El bar lo cuidaban los vagos. El dinero se perd�a en cantidades de la caja registradora pero eso a nadie le interesaba porque el lugar siempre rebalsaba de gente.
Chispita le ense�� al gringo sus tatuajes, ten�a un cuervo silueteado en la cintura: "en honor a todos los p�jaros que han entrado a su cueva", era lo que dec�a el Pastel. Al gringo parec�a importarle poco hasta que ella misma lo llev� al ba�o de mujeres y lo hizo despertar. Al d�a siguiente, ella era la due�a de su coraz�n. La llev� a dormir a su hotel, le compr� ropa, sandalias, fueron a la playa a tomar sol, le pag� toda clase de cremas humectantes y bloqueadores solares, para luego proponerle viajar a Mona�itas en ruta. Le puso un anillo en el dedo y con su espa�ol atarantado le dijo te amou.

Partieron de Lima tres d�as antes de a�o nuevo, llevaban medio kilo de hierba, dos pomos de vidrio llenos de coca�na, una bolsa herm�tica llena de pastillas de m�ltiples colores, tres cajas de clonazepan y, lo esencial para el gringo: seis cartuchos de �ter. Chispita nunca hab�a estado tan drogada, pero eso no quer�a decir que nunca hab�a estado drogada. Comenz� a calcular qu� n�mero de hombre ser�a �ste. Intent� contarlos y perdi� la cuenta, le faltaron dedos, manos, le falt� valor. Quiso olvidar algunos pero ya los hab�a nombrado y sus rostros comenzaban a latir. Y apareci� Pastel en su pensamiento y se le escap� un sonoro pedo que despert� al gringo. Era de madrugada y el bus estaba a unas horas de llegar a Tumbes. El gringo comenz� a matarse de risa y le se�alaba el culo a Chispita, lo tomaba con su inmensa mano, cab�a en una sola. Se lo acariciaba violentamente, ten�a forma redonda. Ambos comenzaron a menearse por un rato hasta que le baj� el buzo y la clav�. El grito no despert� a nadie, el bus sigui� su camino mientras el gringo la hac�a desmayar a Chispita, que no hab�a dejado de pensar en Pastel. "Est�s donde est�s, siempre te voy a joder la vida, Pastel conchetumadre", rega�� entre sus dientes mientras el gringo vaciaba un chorro de semen sobre su cara.

Ya en el norte, las parejas se instalaron en un hospedaje frente al mar. Todo parec�a genial, pasaron d�as de juerga interminable bajo el sol, bajo la sombra, de d�a y de noche, todo era un buen motivo para el sexo y las drogas. Hubo un momento en que quisieron intercambiar parejas pero "El Insecto" y Chispita no congeniaron. Los gringos se miraron el uno al otro y tampoco sintieron atracci�n. Entonces las chicas se miraron y vieron que algo pod�an hacer: comenzaron los besos, luego se tocaron los pechos y finalmente se mostraron sus partes. Los chicos re�an endiabladamente, y rieron m�s cuando se dieron cuenta que ambas se hab�an rapado el bello p�bico. Los cuatro juntaron sus miembros y juraron llegar a las doce de aquel a�o nuevo del nuevo milenio totalmente pasados de amor, luego se hicieron un "todos contra todos" hasta que lleg� el due�o del hotel y los expuls� de su propiedad. Entonces tuvieron que acampar en Zorritos sin saber que ah� la gente era m�s salvaje a�n.

Esa primera noche, el campamento estuvo lleno de vida. Se acercaron algunos nativos atra�dos por el olor a hierba, tra�an pescado y aprovecharon la fogata se que hab�a armado para tener luz. Algunos bebieron del pisco que ellos mismos preparaban, fumaron y contaron algunos chistes. Y cuando la gringa quiso ir a orinar al fondo, en la oscuridad, fueron ellos quienes la custodiaron. Al d�a siguiente, entre las cosas tiradas que dorm�an en la arena, se pod�a ver que alguien hab�a dibujado una enorme zeta junto a la fogata calcinada, como la marca del zorro, se borr� con las olas. Al oscurecer, los nativos volvieron con m�s pisco y algunos regalos. A la gringa le pusieron un collar de pukas, a Chispita le pusieron una corona de reina y la nombraron " La Princesa de Zorritos". El gringo no pudo contener la emoci�n y la levant� en hombros mientras todos aplaud�an y gritaban excitados.

Todo era alegr�a y borrachera hasta que a Chispita le dio ganas de cagar. Pidi� compa��a pero el gringo estaba inhalando su �ter. Unos nativos se ofrecieron y ella acept�. Desaparecieron en la oscuridad y la gente sigui� brindando, fumando hierba y contando chistes. Pas� un buen rato pero nadie se daba cuenta de la hora, hasta que volvi� Chispita enloquecida, desnuda y con una zeta marcada en el hombro. Entre sus gritos no se pod�a entender qu� era lo que hab�a pasado, pero la hab�an violado por delante y por atr�s. Le hab�a tapado la boca y la hab�an despojado de su ropa, solo colgaba el collar de pukas.

El gringo tard� un poco en entender lo que hab�a pasado. Sac� un pu�al rambo de su carpa y comenz� a blandirlo, persiguiendo nativos entre la oscuridad. Cada vez eran menos, iban desapareciendo hasta que pr�cticamente qued� solo intentando clavar la oscuridad. Ya entregado a la desgracia, tom� el �ter y se lo meti� por la nariz. Luego tom� el cuchillo, se hizo un peque�o corte en la mu�eca y se lanz� al mar, donde Chispita intentaba suicidarse, entreg�ndose completamente al mar, desnuda y ba�ada en l�grimas. Las olas eran bravas pero el gringo era alto y pudo sacarla. Ella lo odi� por un rato pero al amanecer estaba dopada nuevamente. Se puso ropa limpia, se ech� colonia al cuerpo, pero el recuerdo nunca pudo limpiarlo de entre sus cabellos.

El campamento no se ech� a perder. Tomaron sus cosas y se marcharon apenas sali� el sol. Los nativos desaparecieron, la playa se convirti� en un cementerio. Mientras iban alej�ndose, Chispita jur� haber pasado la peor noche de su vida. El gringo se cicatriz� la mu�eca con fuego y el filo de su cuchilla rambo, tambi�n inhal� �ter hasta que el dolor se fue convirtiendo en risas endemoniadas.

Salieron de Tumbes y olvidaron un poco la tristeza. Ingresaron a Ecuador y tomaron un carro hasta Monta�itas. Ah� alquilaron un cuarto con vista al mar. Todav�a quedaba mucha droga por consumir, el �ter lo ten�a al gringo desencajado todo el d�a. Apenas llegaron, Chispita pidi� ba�arse. Aunque hab�a tenido sexo todo el viaje por Salinas, le confes� al gringo que a�n sent�a el semen de los nativos en su vientre. Con los d�as fue recordando la escena: estaba de cuclillas esperando terminar de expulsar su caca, cuando apareci� un nativo enmascarado. Ella se par� r�pidamente y se subi� el pantal�n, �l le habl� en una lengua extra�a mientras le iba tocando sus partes. Aparecieron m�s nativos y se fueron acercando, la dejaron sin ropa, le amarraron la boca y le taparon los ojos. Comenz� a sentir que le introduc�an un palo de madera mientras iban rezando cosas inentendibles. Ella hab�a tenido experiencias violentas de ni�a, cont� ah� �mientras armaban una fogata frente al mar- que su virginidad la perdi� con una botella de vidrio. Ten�a apenas nueve a�os y sinti� que el mundo se part�a en dos. Los de la izquierda, que siempre est�n buscando su propia libertad, y los de la derecha que viven asustados de todo. Ya cuando su pap� le tocaba los muslos, cada vez que volv�a de tomar con sus amigos de timba, se incomodaba menos, hasta que lo dej� hacer cualquier cosa y se fue a vivir con sus amigas.

Los nativos rasgaron la ropa que vest�a esa noche, la dejaron desnuda y quisieron alzarla sobre un gran palo. Quisieron sacrificarla, como ofrenda al mar. El rito consist�a �se enteraron despu�s, en Ecuador, cuando una joven cont� que tambi�n hab�a sido violada en Zorritos- en que todos los nativos deb�an penetrar a una mujer por todos los orificios posibles: las orejas, la nariz, la boca, el sexo, el ombligo. Si ten�a agujeros de piercings, estos ser�an penetrados tambi�n. Cuando Chispita se dio cuenta que estaba a punto de morir, intent� zafar de los manoseos, ara�� todo lo que pudo y termin� corriendo hacia la nada, todo estaba oscuro, lloraba en voz alta. Hasta que encontr� un poco de luz y lleg� hasta el campamento. De ah� solo recuerda haberse intentado ahogar en el mar, pero el gringo la sac� cuando le faltaba muy poco para quedarse dormida en el agua. Ecuador ayud� un poco a olvidar. El tiempo lo cura todo, repet�a las palabras de su padre cuando no pod�a recordar su borrachera. El tiempo lo cura todo, las cicatrices cierran m�s r�pido con agua salada. El tiempo hizo lo suyo.

Lo que nunca se esper� Chispita, fue que el tiempo avanzara con el crecimiento de su peque�a pancita. Hab�a quedado embarazada en el camino. Entonces se arm� una fiesta en el cuarto, bebieron y cocinaron la coca�na. El gringo volado llor� de emoci�n y se sinti� orgulloso de ser el autor. Por eso fue donde unos artesanos y le compr� un anillo de hueso para Chispita. Se lo entreg� por la noche, mientras la luna llena iluminaba sus vidas atropelladas por el cami�n de la desesperaci�n.

Hubo un d�a en que las drogas se acabaron y las tarjetas de cr�dito del gringo no daban para m�s. Las cosas se pusieron tensas, sin �ter el gringo no pensaba, y comenz� a tener problemas en los locales por las noches. Un cale�o, una noche, se le acerc� a Chispita, el t�o era simp�tico y la m�sica era de Niche, la tom� de la mano, sumerc�, que c�mo est� usted, que qu� la tra�a por ah� que la belleza es una sola y ust� la encarna, sumerc�. Y Chispita se atolondr� con tantas flores que o�a. Sonri� bonita, bail� pegadito y hasta se dej� respirar el cuello. En eso fue que lleg� el gringo loco, angustiado por falta de �ter y harto de la hierba, se sirvi� cerveza y vio c�mo Chispita iba mordiendo los labios del cale�o. Se lanz� encima de ambos, estamp� la jarra de vidrio contra el cale�o y pate� a su mujer como si fuera una pelota de f�tbol americano. Por la ma�ana su calz�n amaneci� empapado de sangre y su barriguita se volvi� fl�cida y vac�a.

El gringo decidi� volver a Tarapoto, al centro de rehabilitaci�n; y Chispita emprendi� la retirada hasta Lima. Comenz� a ir a conciertos de rock. Ella a�n estudiaba comunicaciones y se hizo muy amiga de una fot�grafa que trabajaba en una revista cultural. Paraba siempre en conferencias y eventos sociales, andaba con su chaleco de prensa y eso le permit�a ir a todo sitio: desde las corridas de toros hasta los conciertos punk que tanto le gustaban. Sobre todo si eran del grupo C�ncer al huevo, donde cantaba un flaquito trovador, ya cuarent�n, que basaba su �xito en su personalidad rebelde. Cada presentaci�n era multitudinaria y la m�sica se mezclaba con una suerte de balconazos donde Estrella, como se llamaba la joven fot�grafa, aprovechaba para registrar al poeta del rock.

Con los a�os se volvieron amigos de la banda, cada vez que sal�an de gira, solicitaban por escrito al medio de comunicaci�n, que Estrella las acompa�e en calidad de enviada especial. As� viaj� por todo el pa�s, recorriendo recitales y el pogo de los pankekes. Los productores le ten�an mucha estima y la inclu�an en el hotel. Una habitaci�n para ella sola, lugar donde aprovechaba para escribir poes�a y dibujar en cuadernos que ella misma se hac�a. Entonces se le acerc� Patillas, que tocaba el bajo en la banda, porque a �l tambi�n le gustaba escribir, pero en las giras a los rockeros le interesa poco leer o escribir, s�lo hay tiempo para tocar. Ellos siempre andaban con mujeres dispuestas a tener sexo con la banda, ten�a toda clase de licores y viandas: eran rockeros. Y cuando armaban fiestas en el hoteles, Estrella dejaba la c�mara en la habitaci�n y se sumaba a la juerga. Como era media solitaria, se juntaba m�s con Patillas que tambi�n era un poco retra�do. Ambos comenzaron a conversar con m�s frecuencia de poes�a. Pero lo que m�s compart�an era la soledad.

Ella nunca hab�a estado con un hombre. A sus veintitr�s a�os, ten�a la apariencia de haberlo vivido todo. Pero las apariencias enga�an. Detr�s de toda su rebeld�a escond�a un miedo profundo a amar. Y cuando vio que Patillas era guapo y comenzaba a alejarse de las chicas que siempre entraban al hotel, sinti� que �l podr�a ser el hombre de su vida. Entonces escribi� un libro completo lleno de poemas y dibujitos. En Ica, en medio de las dunas, una tarde, mientras hac�an la prueba de sonido en un estadio, Patillas le dijo que si quer�a ser su novia. Ella acept� y quedaron juntarse en la habitaci�n. Despu�s del concierto, ya cuando los m�sicos estaban cansados de firmar aut�grafos, la fot�grafa y el bajista se perdieron por varias horas. Mientras todo el equipo los buscaba, ellos, desnudos, se entregaban mutuamente. Estrella le confes� ser su primera vez, Patillas dijo que jam�s hab�a estado con una virgen. Se pusieron en posici�n y justo cuando la iban a penetrar, ella advirti� que necesitaban protecci�n. �l dijo que en ese momento no ten�a, que nunca hab�a usado porque la verdad de las cosas era que ten�a muy pocas relaciones sexuales, que la estrella del circo era el Feo, el cantante. �l y su hermano acaparaban a las m�s guapas, rubias, morenas, indias, blancas, europeas. Ten�an mucha habilidad para lidiar con las extranjeras, que por lo general terminaban pagando la cuenta y les dejaban inolvidables regalos: guitarras, chamarras de cuero, sombreros, telas finas, libros de fotograf�as de los Rolling Stones. Como eran ellos quienes hab�an fundado C�ncer al huevo, eran ellos quienes atend�an a la prensa, eran ellos quienes firmaban los contratos, eran ellos quienes decid�an qu� canciones tocar, qu� coros deb�a hacer cada m�sico, qu� vestir en los conciertos, c�mo y por d�nde moverse sobre el escenario. Fue el Feo quien les ense�� a sus camaradas que el rock era una mentira vestida de verdad absoluta. Una noche subieron al escenario calatos, la gente explot� en locura mientras la banda despotricaba contra el sistema, el arte, la vida, la muerte. Era rebeld�a a mansalva. Comenzaba la tonada del tema m�s emblem�tico: Me quiero ir al troca. Y la gente pogueaba, se lanzaban unos sobre otros, corr�a sangre, chaveta, botella, muchas drogas y pocos condones. Estrella era experta en captar esos momentos de �xtasis, donde la gente dejaba todo en la cancha, como en el f�tbol. Y Feo, omnisciente, casi un dios venerado, se levantaba la guitarra para que vean su pene, fl�cido y con fr�o, pero lleno de vanidad.

Al terminar ese show, las chicas quer�an entrar al camerino, hab�a centenares que mor�an por mamarle a cualquiera de la banda. Para eso hab�a gente como Bulto, que trabajaba como seguridad del grupo. Se jactaba siempre de pertenecer a tan prestigiosa cofrad�a, y en momentos como estos, donde las chicas llegaban dispuestas a ser tocadas por cualquiera de ellos, aprovechaba su estatus de rocker y tambi�n se llevaba un par de chicas para su habitaci�n. A Feo no le gustaba tomar, m�s bien era de tomar infusiones. Pese a trabajar toda la madrugada, siempre estaba parado muy temprano, dispuesto a tomar desayuno y leer el peri�dico.

As� pasaba siempre que estaba de gira. Cuando estaba en casa, con su madre, era �l quien preparaba el desayuno todos los d�as. Pero durante las giras, bajaba muy temprano del hotel, compraba todos los diarios y comenzaba a revisarlos uno por uno. Lo que m�s le�a eran las columnas de trascendidos y chismes. Se divert�a c�mo la gente especulaba con lo ajeno. Le daba mucha gracia lo que pasaba en su pa�s. Una que otra vez, encontraba alguna foto suya, ya sea durante alg�n festival o evento social. Siempre con chamarra sucia. Sonre�a poco, ya la gente lo conoc�a en el ambiente art�stico. El Feo, el que hace canciones sufridas y aparece con la Mis Teenage despu�s del espect�culo. El Feo, el �ltimo poeta maldito de Lima, el que golpe� a un cr�tico en un evento universitario y sali� vapuleado entre insultos de los intelectuales. El Feo, el salvaje de la melod�a fina. El �nico que fue capaz de mandar al carajo al mejor conductor de tv. Todo un icono para los j�venes, los que siempre se sintieron feo como �l.

Feo miraba el diario cuando se top� con aquella noticia que ya hab�a estado escuchando entre rumores: Patillas ten�a sida. La noticia del diario consignaba a una fan de Apurimac que dec�a haberse infectado por un integrante de la banda C�ncer al huevo. El Feo record� que todo este �ltimo tiempo, Patillas no hab�a dejado de tomar antidepresivos, incluso al verlo tan ojeroso se le propuso tomar un descanso, al cual se neg�. Dijo que estaba bien, que hab�a tenido una fuerte gripe que no hab�a curado bien. El Feo no le prest� importancia al hecho hasta que una noche, durante un concierto junto a Los testigos de Jehov�, el p�blico lanz� el grito de alerta: �Patillas sidoso de mierda! Pero nadie dijo nada.

La banda se reuni� esa misma ma�ana para discutir el asunto. Todos estaban consternados. El hermano del Feo, que era el que m�s mujeres compart�a, no paraba de gritar. Decidieron ir todos juntos al hospital para hacerse la prueba. Al d�a siguiente, una foto de la banda saliendo del examen apareci� en todos los diarios: �Los C�ncer al huevo tienen sida!, "seg�n fuentes bien documentadas, los integrantes de la m�tica banda C�ncer al huevo, estar�an infectados del VIH, luego de que se les practicara la prueba de resistencia sangu�nea, donde todos arrojaron positivo al temible y mortal virus". Enterada del asunto, a la mam� del Feo se le baj� la presi�n y tuvieron que llamar a la ambulancia. Feo ten�a m�s de cuarenta a�os, pero al lado de su madre segu�a teniendo quince. Jur� que no estaba infectado de nada, ni �l ni su hermano. Ni nadie de la banda, ni siquiera Bulto, quien era el que nunca le gustaba usar cond�n.

Justamente fue Bulto quien pudo dar con la chica que hab�a salido en los diarios. Era una joven de Huancavelica que estudiaba sociolog�a. Hab�a estado en el concierto de Apurimac, en el Semen Caf� que estuvo repleto de gente. Ella estaba enamorada de Patillas. Cargaba una fotograf�a publicada en los diarios, quer�a que se la autograf�e. As� conoci� a Bulto, con quien tuvo relaciones para poder llegar al bajista. Ya en su habitaci�n, la muchacha esper� desnuda. Al principio se asust� un poco, pero Patillas sab�a mantener la calma. Ella se llamaba Cielo y quer�a volar. Hab�a una canci�n de la banda que le gustaba mucho: Mu�rete hijo. Sobre todo porque acababa de tener un aborto hac�a meses, por culpa de un pastelero que se burlaba de ella por chat. Cada vez que los C�ncer al huevo tocaban ese tema, Cielo se acordaba del baj�n. Y Patillas hab�a escrito la letra, era su �nico aporte creativo a la banda. Pero funcion�. Patillas intent� sacarla de la habitaci�n pero entendi� que la joven no se ir�a sin hacerle el amor. Sali� del hotel al amanecer, cuando la banda roncaba opulenta de localidades agotadas.

Los resultados dieron negativo para todos, pero a Patillas le pidieron que se quedara en privado. Quien m�s lloraba de alivio era Bulto, que ya se ve�a muerto en vida. A Patillas no lo volvieron a ver m�s. Todos fueron a su casa para hablar sobre la noticia. Cuando llegaron, �l se hab�a ido fuera de Lima. Su madre dijo que miles de fans hab�an ido hasta la puerta para increparle su enfermedad. Le tiraron at�n y una guitarra prendida. Hab�a varias chicas que dec�an haberse acostado con Patillas. La prensa filmaba todo el d�a su casa, hasta que decidi� alejarse.

Los c�ncer al huevo convocaron a una conferencia de prensa y anunciaron que Patillas ya no pertenec�a a la banda, que era portador del sida y que invocaban a las mujeres que hab�an estado con �l, que se reporten. Pero la �nica que hab�a estado con �l hab�a sido Estrella, que acababa de ganar una beca y se hab�a ido a estudiar a Estados Unidos. Al d�a siguiente, a la oficina de la banda llegaron miles de chicas fans de la banda. Hab�a abogados, m�s prensa, m�s fot�grafos. Al Feo lo buscaban para demandarlo. A su hermano para matarlo.

Al salir del hospital, su madre recibi� una silbatina tremenda de parte de cristianos fan�ticos que fueron a amedrentarla. Le tiraron condones usados como protesta mientras ella se desdibujaba en una silla de ruedas. Su hijo no era un delincuente. Sus hijos no eran delincuentes, son rockeros. Pero la fanaticada ped�a sus cabezas.

Desde lejos, Patillas intentaba comunicarse con Estrella. Ella tambi�n se hab�a hecho la prueba, pues as� se lo ped�an en la beca. Nunca hubiera pensado que jugaba con su vida ese d�a aquel que se entreg� a Patillas. Ya en El Paso, California, Estrella buscaba hacerse un camino como estudiante, como artista. Ten�a ocho meses para estudiar, con opci�n a calificar en alguna productora multinacional. Ella se enter� de lo que pasaba por internet. Se volvi� a hacer la prueba y arroj� negativo. �l no lograba conseguir su tel�fono porque la familia de Estrella no quer�a saber nada de los C�ncer al huevo. Ya hab�an visto suficiente y la foto de su hija sali� como presunta portadora. Al tiempo, ella lo llam� desde Nueva York. Patillas le pidi� perd�n y le pidi� ayuda. Quer�a ir a buscarla pero en la situaci�n que viv�a era muy mala. Estaba en la selva, viviendo en un hospedaje de cinco soles. Los mosquitos se lo estaban comiendo vivo y la enfermedad ya le estaba haciendo un cuadro bronquial.

Una productora de tv lo encontr� all� en la selva. Le propuso hacer un negocio para conseguir financiamiento para solventar su enfermedad. A la semana siguiente, denunciaron en los noticieros que Patillas hab�a sido v�ctima de discriminaci�n por ser expulsado de la banda. Tomaron su caso e iniciaron las acciones. La opini�n p�blica se puso de su lado y comenzaron a ver al Feo como el traidor. Antes de llegar a la corte, el manager de los C�ncer al huevo le otorg� un seguro m�dico, adem�s de un compromiso de hacerse cargo de �l hasta el final. El juicio dur� un a�o y los discos de C�ncer al huevo se vendieron como pan caliente. feo aprovech� la audiencia para editar quince discos solista, con canciones que ten�a guardadas desde ni�o. Todo se agot�. Incluso, Patillas tambi�n aprovech� para hacer una banda y hacer algunos conciertos. El �nico bar donde fue admitido fue "El Pastel", que estaba a punto de casarse con "La ojo de uva" por civil, pues su barriga se estaba haciendo notoria y Chispita necesitaba explicarle a su padre anciano que ser�a abuelo de un criter. A pesar que Pastel sab�a que su hijo iba tener rasgos de muchos de sus clientes, estaba dispuesto a vivir la vida como viniera. Ya los errores cometidos lo hab�an hecho cambiar, recapacitar. Chispita ser�a su mujer para toda la vida. Y estrella se har�a profesora universitaria y ganar�a concursos de fotograf�a. Y feo seguir�a vendiendo discos y gener�ndo esc�ndalos, golpeando periodistas y cautivando ni�as virginales. Y Mapi volver�a a la c�rcel diez veces m�s y nunca aceptar�a que es m�s feliz viviendo all� que junto a su abuela. Y Chispita lavar�a ropa toda su vida, como lo hab�a pronosticado su madre desde los Estados Unidos. Mientras yo sigo suturando la cicatriz de mi cara frente a la pantalla e intento olvidarme que no tengo nada que contar.

2015-09-02T10:08:00.000-07:00

BARRUNTO EN MI CORAZ�N PRESENTIMIENTO

el 99 se iba a acabar el mundo / el a�o dos mil se venia con otros aires / claudio pizarro fue vendido a mitad del a�o y habian traido a dos colombianos / mafla y tressor moreno / el primer clasico fue en febrero / un partido amistoso por lo que fuimos a la barra de la u / a oriente / eramos un veinte por ciento de aliancistas y el resto de la tribuna era de la u / pero el partido comenzo y en veinte minutos alianza ya iba dos a cero / sandro baylon despues se hizo capitan de ese equipo / y en el arco el loco del mar / le estabamos ganando a la u en el estadio nacional pero los de la u estaban emputados / primero comenzaron a caer piedras / luego botellas / los policias comenzaron a tirar balazos al aire / nosotros salimos corriendo del estadio / me corretearon por varias cuadras y llegue hasta la salaverry / ahi me subi a un chama y volvi a mi casa una hora despues / mi vieja habia llamado a la policia / mi hermano ya estaba en la comisaria / . / . /

en el 99 me habia pegado escuchando hector lavoe / y habia conocido a andres caicedo en bogota / luego, cuando se iba a acabar el a�o, sandro baylon se mato en su carro  en la costa verde / yo me fui al cusco el primero de enero del a�o dos mil / y la se�ora carmela me dio una habitacion y una maquina de escribir / estuve en la casa cuarentaicinco dias / escribi barrunto y un cuento titulado brichera no / al volver a lima sentia que quien volvia ya no era yo / era alguien que habia decidido seguir su propia voz / . / .

el 99 perdimos el campeonato / lo perdimos en matute / pero yo ya me habia hecho del cienciano / . / . /
2015-09-01T19:24:00.000-07:00

BARRUNTO ENTRE LOS M�S VENDIDOS DE LA FIL


GRACIAS A TODAS LAS PERSONAS QUE APOYARON ESTE PROYECTO Y LOS QUE CON SU SOBERBIA HICIERON QUE LOS DEJE EN EL CAMINO Y CONTINUE MI SENDA DEL BIEN. A DISFRUTAR.
2015-08-03T14:40:00.000-07:00

DIARIO EXITOSA: FIL 2015: David Galliquio y Juan Jos� Sandoval hablan sobre �Barrunto� el c�mic m�s vendido


En el marco de la 20va Feria de Libro de Lima, se present� la novela gr�fica �Barrunto� adaptaci�n del cuento  del mismo nombre del escritor Juan Jos� Sandoval y dibujos del historietista peruano David Galliquio Bazalar, autor del popular libro �Lito. El perro� quien se caracteriza por un est�tica propia del comic underground o independiente.  Entrevistamos a ambos para que nos cuenten sobre esta obra conjunta.

�C�mo lleg� a ustedes el proyecto Barrunto?
DG: Fue un ofrecimiento de la editorial Contracultura. La propuesta inicial era salir en la revista Fierro Per�, pero como la base era el cuento corto de Juan Jos�, no se tendr�a suficiente material como para que la historia salga por entregas. Finalmente, se opt� por hacer un libro que sirviera de vitrina para pr�ximas publicaciones de la editorial. Lo bueno que tiene la gr�fica es que puedes alargar elegantemente un cuento. Sandoval me dijo que haga lo que quiera respetando los par�metros del gui�n. Yo soy de la unidad vecinal de Matute ehincha de Alianza, y  he conocido a varios personajes como el protagonista de la historia, por lo cual me sent� muy familiarizado con  ella.

Juan Jos�, cu�ntanos c�mo naci� la idea de escribir Barrunto y cu�l ha sido su trayecto en estos quince a�os hasta ser una novela gr�fica.
JJS: Alianza genera toda una cultura, que tiene que ver con la identidad urbana actual. Mi familia y yo �ramos muy hinchas e �bamos a todos los partidos. La promoci�n que nosotros seguimos de chicos fue la que muri� en el Fokker; desde entonces he tenido una percepci�n de fatalidad respecto a Alianza. En 1999 fui a un cl�sico con mi hermano,y hubo una trifulca, as� quetuvimos que salir en medio del tumulto, nos separamos y me demor� en llegar a casa. La angustia que eso gener� en mi familia hizo que empezara a esbozar una historia. Luego se accidenta Sandro Bayl�n y eso me decidi� a plasmarla. Alianza se vincula mucho a la tragedia.
En el a�o 2004 se hizo un cortometraje basado en mi cuento. Y cuando surgi� la idea de hacer el libro, Benjam�n Corso, el editor, me dijo inmediatamente que David podr�a ser el ilustrador. Yo ten�a un muy buen concepto de �l, de su narrativa corrosiva en personajes como el Negro Alacr�n, Lito el Perro o en sus fanzines.   Sent�a que pod�a mandarse con algo de largo aliento.
Yo lanc� una idea de gui�n literario, pero David lo pod�a interpretar de la manera m�s personal posible, as� que tom� insumos del cuento y del corto. Lo bueno es que hubo qu�mica, as� como un contacto total y fluido entre ambos. A veces tambi�n el proyecto se ca�a. David es artista pero tiene un trabajo alimentista que consume mucho de su tiempo.
 �Qu� le aporta el comic a tu obra?
JJS: Trascendencia. Que despu�s de quince a�os, el cuento siga teniendo vigencia gracias a las expresiones art�sticas que van surgiendo. Luego de la novela gr�fica empezamos con la obra de teatro, dirigida por Herbert Corimanya, quien actu� en El evangelio de la carne.  Y es que Alianza trasciende m�s all� del futbol: tambi�n es arte. El a�o pasado, por ejemplo, se estrenaron dos pel�culas sobre el club, una ficci�n y un documental.
David, es la primera vez que dibujas bas�ndote en la obra de otra persona. �Lo sentiste como un limitante?
DG: al principio tem� que mi trabajo no le agradara al autor.  Pero si �l te dice �perfecto, me gusta�, eso te da la confianza y ganas de seguir avanzando. Con Juan Jos� fue todo muy libre, hab�a una confianza fraternal, como si nos conoci�ramos desde hace mucho.  Me hab�a guiado un poco del cortometraje pero tambi�n quer�a aportar algo nuevo. Juan Jos� tuvo todo un mundo en su cabeza al momento de escribir, pero yo como dibujante  tambi�n ten�a mi punto de vista. Lo bueno es que ambas perspectivas se mezclaron y funcion�. Me sent� muy a gusto al hacer este trabajo, lo siento m�o, creo que es nuestro hijo.
�Cu�nto de David Galliquio crees que hay en Barrunto?
DG: Creo que un 50/50. Cada trazo, cada entintado lo he sentido m�o.  Las expectativas de Contracultura se extendieron, no pensaron que fuera tan grande. Sin el cuento no habr�a sucedido esto.
�Cu�nto tardaste en dibujar Barrunto?
DG: Dos a�os. Demor� por proyectos paralelos, otro libro, publicaciones, colaboraciones, problemas familiares, laborales. Cuestiones que te bloquean creativamente.  Empec� graficando la parte del medio, luego el final, y termin� por el inicio. Y eso es Barrunto, un cuento de flashbacks y sucesos. Fue interesante jugar con eso. Por donde yo enfocar� o empezara el cuento se iba a armando como un rompecabezas.
�C�mo trabajaste los paisajes urbanos y las escenas de pelea?
DG: Algunas escenas de calle est�n ya  grabadas en mi cabeza. Otras veces me iba una tarde a recorrer Lima y la dibujada en un papel para luego en casa aplicarlas al c�mic. En la pelea, me enfoqu� en el personaje principal peleando y luego me alucinaba toda la escena que est� detr�s, la escenograf�a. Eso es lo rico del c�mic, que puedes mezclar escenas sin di�logo pero que te dicen muchas cosas o te ayudan a respirar del texto. Tambi�n he tomado fotos de gente. En Barrunto las caras, las expresiones, dicen mucho.
El f�tbol que es una pasi�n que puede unir familias, pero a la vez originar actos de violencia y muerte. �C�mo se explican esto??
DG:  Depende mucho de la pasi�n o el fanatismo que te genere. El futbol es un tema social que te identifica como pa�s. Como dec�a Borges, es la s�filis del pueblo.  El tema de la violencia es muy dif�cil. Las �ltimas veces que he ido al estadio he visto mucho pandillaje metido en las barras. �Esos son los verdaderos hinchas? Es gente que quiz�s quiere expresar su ira y el futbol es esa raz�n para desestresarse. El futbol es un espect�culo y deber�a ser familiar.
Barrunto es una novela gr�fica para gente que le gusta hinchar por el equipo de sus amores, no s�lo para hinchas de Alianza. Que el personaje sea aliancista no quiere decir nada. Queremos que vean la radiograf�a de esta historia que es un tema social. La violencia entre barras y dentro de las mismas barras, as� como la que existe en el entornofamiliar y que muchas veces los hinchas trasladan al estadio.
JJS: El f�tbol profesional va m�s all� de un simple deporte. Ahora es un show, una industria. Muchas veces se evade la responsabilidad de lo que pasa con las barras, que es toda una problem�tica compleja. Alguien que iba a presentar el libro era Walter Oyarce, pero desisti� por pedido de sus abogados, ya que hay escenas en esta novela gr�fica cuyos elementos que podr�an ser usados en el juicio por el asesinato de su hijo. �l tiene todo un proyecto de vida para que el concepto de familia en el futbol se consolide y que la barra se convierta en un n�cleo de esperanza. Sacar un nuevo perfil del barrista. Ah� no se congenia con el tema art�stico porque nosotros como artistas no tenemos una funci�n social ni estamos obligados a dejar una moraleja con esta historia. Simplemente se trata de demostrar que la identidad de un club de futbol va m�s all� de la violencia. Mi mensaje positivo es que el futbol es un sentimiento que te une a tu equipo sin importar en qu� parte del mundo est�s.
�Te han objetado el no haber criticado expl�citamente a la violencia en tu cuento?
JJS: S�, seguro que s�, pero uno aprende a tomarse bien las cr�ticas.  Si leen mi literatura se dar�n cuenta que no es nada positiva, que es transgresora, vergonzante, anarquista, no en filosof�a sino en estructura, en est�tica. Casi todos mis personajes son decadentes. No s� por qu� se dio, pero yo he desarrollado mi propio lenguaje y ahora lo he compartido con David.
�Te provoca seguir incursionando en la escritura de novelas gr�ficas?
JJS: S�, definitivamente. Ya he tenido conversaciones con el dibujante Carlos Lavida y hemos quedado en que le voy a pasar una historia a ver qu� pasa. M�s all� de eso, quiero empezar a guionizar en general, no solo en c�micsino tambi�n en cine yteatro. En el Per� no hay escuela de gui�n y es un terreno que se puede explotar.
David, h�blanos de Ilustradixi�n, el otro volumen que has presentado en la Feria del Libro
DG: Son ilustraciones que vine creando especialmente para Facebook o para mi blog, pero que tambi�n me serv�an como ejercicios entre c�mic y c�mic. Como estaba m�s involucrado con Barrunto,  Carlos Gonzales, de la editorial Altazor,me sirvi� de curador, me ayud� a escoger las im�genes y publicamos con ellos el libro, que est�dirigido a mi p�blico habitual (juvenil/adulto). Se present� el 23 de julio en la FIL.
�D�nde podemos encontrar Barrunto?
DG: La  pueden encontrar en Av. Larco 986, Miraflores. Ilustradixi�n  de editorial Altazorse puede conseguir en  ferias paralelas que van a surgir, como la Ricardo Palma. Tambi�n se pueden comunicar con nosotros en mi fan page en Facebook o en mi blog (davidgalliquio.blogspot.com), as� como en el blog de Juan Jos� (barrunto.blogspot.com). As� mismo, el 27 de agosto se har� una presentaci�n en Cholo Art & Fun, con firma de libros incluida. 

2015-08-03T14:29:00.000-07:00

LITERATO FERNANDO TOLEDO COMENTA

Fernando Toledo:
Entre tanto libro ahuevado que levantan, inflan, maquillan - la FIL y sus sat�lites ya no saben qu� hacer para vend�rtelos-, este es uno con huevos de verdad: Barrunto, la novela gr�fica de David Galliquio y Juanjo Sandoval. El desencanto del cuento original de Sandoval crece con el trazo y narraci�n agresivos, y la visi�n violenta, s�rdida y demoledoramente humana que Galliquio suele imprimirle a su trabajo. Harta influencia del c�mic underground gringo de los 70 (Crumb y ZAP a la cabeza). De las mejores novelas gr�ficas peruanas que he le�do.
Cons�ganla ya. 

160 p�ginas. 
30 intis mill�n. 
En Contracultura




2015-07-28T10:18:00.000-07:00

EN EL NOMBRE DEL PADRE


Tengo un pata de a�os, de la �poca de la universidad. Le dec�an 'Borrego', por la cabellera enrulada que llevaba en esa �poca grunge. Ahora �Borrego� es profesor en la universidad, es un estudioso de la vida y obra de Kurt Cobain y cada vez que lo veo, que han sido pocas veces, hemos hablado con entusiasmo de rock de los noventas, de guitarras. Un apasionado de la m�sica que luego me cont� que conoci� a su padre a pocos a�os de morir.
Su pap� hab�a sido un compositor de folclore peruano, que se hizo conocido cuando el cholo Toledo us� una de sus canciones como tema de campa�a para la presidencia. �Amor, amor...� ese huayno desgarrado que lo llev� a palacio, era de su viejo, a quien conoci� luego que se enterara que el se�or con quien hab�a convivido toda la vida no lo era, sino el m�sico bohemio que jam�s se nombr� en casa.
Ese descubrimiento, para 'Borrego', fue un episodio duro porque lo arrincon� en una serie de dudas existenciales. Le pregunt� si cuando su verdadero viejo muri�, tuvo acceso a alguna herencia. Me dijo que jam�s lo pidi�, que su viejo ten�a familia, hijos y que nunca pens� en entrar en esa pugna. Pero valoraba mucho la experiencia que tuvo de estar con �l, aunque haya sido en el ocaso de su existencia. Recibi� de su padre un valor mental que lo liber� de sus laberintos, lo dej� tranquilo y listo para emprender su camino propio.

Mi pata 'Borrego' me hizo recordar a otro causa m�o, 'Pesadilla' que vive en Londres y viene cada a�o a Sudam�rica de vacaciones. Antes de irse del pa�s, trabaj�bamos en un peri�dico cultural, �Urbania�, y entre largas charlas achinadas por el humo, me cont� que ten�a la certeza que su padre era su padrino, un t�o de Huacho a quien ve�a en reuniones familiares, y era due�o de un ego colosal, centro de atenci�n de la camarader�a y el brindis.
Y cuando 'Pesadilla' se enter� que su viejo en realidad era su padrino, su mam� le habl� en privado, y le dijo cosas que hubiese preferido no saber. Por eso, cuando nos enteramos que �Urbania� ten�a unos pocos meses de vida, pues la due�a hab�a decidido cerrar el negocio, 'Pesadilla' movi� sus papeles, consigui� irse a Inglaterra y emprender su traves�a lejos de esa angustia de enterarse de algo que hubiese sido mejor no saber. Volc� sus d�as dedicados a los conciertos de rock, a los grandes festivales y a conocer cada vez m�s all� del sol.
El a�o pasado, que volvi� a Lima, hicimos un tour prostibular. Se top� con una colombiana en el m�tico y sereno local del chino Shimabukuro, en el l�mite de Cercado con Callao. Apenas vio a la pereirana, la bes� en la boca y le pag� doble turno, apag� el foquito de su cuarto y no lo volv� a ver hasta que public� un selfie en el 'Face', desde Londres nuevamente, se�al que hab�a vuelto vivo.
A m� m�s bien la pereirana me puso en la historia de mi amigo el colega Ariel de Bogot�, un rolo con dotes de �ngel guardi�n y demonio, amigo de la vida y de las botellas. As� que te vas detr�s de una puta perra de Pereira, fue lo que me dijo cuando le argument� mi presencia en su departamento por unos d�as, el porqu� de mi destino chongueril.
Porque fue ah�, a Pereira, adonde tuvo que ir mi amigo, el colega Ariel, a recibir las condolencias de todas las chicas que su viejo hab�a encandilado. Y todas reconocieron en mi amigo el colega hermano colombiano de la vida y de las botellas, que era hijo de un verdadero hombre de la noche. Un selecto parroquiano, amigo de todas las bellezas que lo rodeaban cada vez que iba de visita, primero a Colombia, y luego, cuando se sinti� en confianza y pens� que las traiciones que hab�a hecho en el pasado, cuando joven, cuando pensaba que hab�a de batallar al gran elefante, que hab�a que mantener viva siempre la llama de la rebeli�n, pens� que ya las hab�a olvidado el enemigo. Pero en Latinoam�rica la gente jam�s olvida lo malo. Lo malo se mantuvo latente hasta que lo encontraron, en el bar �El Pavo�. Y le dieron una paliza que lo mataron despu�s de unos d�as de agon�a. No le robaron nada a pesar de su apariencia inglesa, adonde se hab�a asilado tres d�cadas atr�s.
Mi hermano colega se ech� al alcohol y yo fui su fiel amigo de bares. Entre esos avatares me cont� que jam�s pudo superar esa p�rdida, y a la vez jam�s ha podido olvidar la noche m�s dura de su vida, en que tuvo que velar a su padre y luego tuvo que tirarse a catorce damas sumido en la mayor tristeza seminal.

Menos mal, gracias a Dios, mi padre sigue vivo mientras escribo esto, y luego de cuatro d�cadas de molestarlo y a la vez brindarle momentos �nicos, debo reconocer que me ha financiado mis mayores logros y tambi�n mis mayores cagadas.
Cuando pasaba la tarde en el malec�n de Miraflores, en el �Casino Club�, con ya varios guisquis, sol�a conversarle al pianista del bar. Y le confesaba el dolor que le produc�a mi inquietud por la guitarra. No quer�a que fuera m�sico, ni mucho menos escritor. Y cuando tuve mayor�a de edad me financi� mi primera visita al night club, y la segunda tambi�n. As� que cuando muera tendr� que cumplir en el nombre de mi padre con todas sus obligaciones como var�n.
Pero cuando mi amigo 'Loco Tubo', un deportista profesional, campe�n internacional y profesor de surfing en la playa, me cont� que su viejo fue m�s bien, cuando lo conoci� a los veinte a�os, alguien que lo motiv� a estudiar en la universidad. Se dio cuenta que no todo era feeling en el mar. Tambi�n hab�a que formar escuela y para eso se necesitaba preparaci�n superior. Le 'cag�' el cerebro su viejo. Algo de sabio habr� tenido el fallecido congresista Cruz Saavedra Mesones, alguien astuto en la pol�tica, luego de sobreponerse al rid�culo medi�tico que le signific� haber juramentado como Congresista de la Rep�blica: "Por Dios y por la plata... Perd�n, por la Patria".
Tambi�n fue astuto cuando L�car difundi� la denuncia de paternidad que ten�a el finado. En la televisi�n aparecieron fotos del supuesto hijo no reconocido del congresista. Y al d�a siguiente, en la playa Punta Roquitas, los tablistas, entre los que se encontraba mi pata 'Loco Tubo', se vieron invadidos por periodistas que apuntaban con sus armas letales. Toda la playa estaba rodeada por prensa, por transmisiones en vivo y flashes a distancia. Hasta que lleg� el congresista rodeado de sus guardaespaldas y se le acerc� a 'Loco Tubo', que no sab�a exactamente qu� estaba pasando, y le dijo: 'Hijo m�o'.
'Loco Tubo', que a�n no hab�a sido informado por su viejita sobre su real origen, ya que la prensa aplic� su car�cter de inmediatez frente al trauma familiar adolescente, vio que el congresista era muy parecido a �l, que ten�a un gesto pendejo en su sonrisa e incluso el mismo lunar en la nariz, tipo verruga. Entonces se dej� llevar por la emoci�n y por las c�maras de televisi�n, as� que se mand�: "�Pap�!".
A partir de ah�, hubo una relaci�n fraternal, de mucha camarader�a. Todo el poder del congresista fue otorgado a su nuevo hijo, quien aprovech� la circunstancia para viajar por el mundo, conocer todas las playas del planeta, estudiar en la universidad y fundar su escuela de formaci�n deportiva.
El congresista muri� dos a�os despu�s, 'Loco Tubo' no hizo ninguna acci�n por pedir una herencia familiar. Pero reci�n ah� entendi� de d�nde proven�a esa sonrisa pendeja.
La otra vez que 'Loco Tubo' me cont� lo de su viejo, mientras planeamos su candidatura a la alcald�a de Punta Hermosa, le propuse usar el slogan: �Por Dios, y por la tabla...�, en homenaje a su viejo. Y no lo descart� usarlo, qui�n sabe y sea el inicio de su carrera pol�tica.
2015-07-27T12:04:00.000-07:00