Te encuentras en la páginas de Blogsperu, los resultados son los ultimos contenidos del blog. Este es un archivo temporal y puede no representar el contenido actual del mismo.
Visite Revista Pesca

Comparte esta página:


Fecha Publicación: 2015-07-18T19:02:00.000-05:00
Debe entenderse que la pesca industrial y la pesca artesanal son actividades humanas que provocan mortalidad y por tanto afectan la estructura poblacional de los recursos hidrobiológicos. La tendencia de la población costera por apostar por la extracción debe ser revertida. La percepción es errada y debido a desinformación. 

La Administración debiera impulsar una corriente de opinión al respecto. En los últimos 30 años el escenario pesquero ha cambiado radicalmente. Los indicadores lo evidencian:  

Menores volúmenes y menores tallas en las capturas. 
Los pescadores costeros se han convertido en pescadores de altura o proveedores de la industria         harinera.
Los botes y aparejos artesanales tradicionales se han reconvertido y mecanizado.
La capacidad de bodega y el esfuerzo pesquero se multiplica.
El número de partícipes aumenta.- Las temporadas de pesca exitosa se acortan.
Persiste la ilusión del pescador de tomar riqueza del mar y aumenta su frustración.

Un ecosistema en equilibrio natural es una realidad que primó desde los orígenes de la evolución de la vida en el planeta hasta el  pasado reciente (no más de 80 años atrás) Las más diversas especies existían en abundancia y en equilibrio regidas bajo la regla presa-predador. Las especies se sirven unas de otras como alimento. La demanda del hombre costero por pescado estaba satisfecha y no irrogaba desequilibrio.

Un ecosistema en desequilibrio por actividad pesquera constituye la realidad actual. Está provocado por la mecanización y masificación de la captura de especies marinas y por la deficiente regulación y la ausencia de difusión de la realidad pesquera. Ello conduce a desórdenes de orden económico y social, al empobrecimiento del mar y a la frustración de los actores de la pesquería.

Un ecosistema en equilibrio con actividad pesquera debe ser el objetivo principal de la Administración Pesquera, que autoriza la extracción racional de una porción de biomasa de cada nivel trófico, privilegiando la cautela de ciertas especies y el sacrificio de otras en beneficio del hombre.

Antes de introducirse mayor esfuerzo pesquero al sistema, el Imarpe debe proporcionar el conocimiento científico necesario para la formulación de políticas, la toma de decisiones y la elaboración de planes y proyectos, los que deben tener como principal consideración el manejo sostenible de los recursos y la recuperación del medio ambiente marino y costero. Es la única forma de desarrollar un método de gestión que permita armonizar los valores culturales, económicos y ambientales y  equilibrar la protección ambiental y el desarrollo económico de las zonas costeras.

A continuación se expone una remembranza de todos los intentos que el Estado ha hecho para promocionar el consumo de anchoveta, único recurso además de la pota, susceptible de ser promocionado. No se puede pretender incrementar la demanda de todos los recursos pesqueros sin conocer cuál es la oferta disponible. Por tanto, mientras se carezca de información científica sobre las demás especies, mientras no se conozca los límites permisibles de su extracción sin afectar su sostenibilidad, no debería incentivarse ni promocionarse su consumo. Los recursos pesqueros no aumentan en función de la demanda.

ANTECEDENTES DE PROMOCIÓN DEL CONSUMO DE ANCHOVETA

Programas y proyectos 

La investigación y promoción de la anchoveta para el consumo humano en el Perú, data desde la década de los 70, entre 1974 - 1976 en la Planta Piloto (Ferroles - Callao) de la ex empresa EPSEP, se elaboraba conservas y productos curados en base a anchoveta. 

Con posterioridad, se creó el Instituto Tecnológico Pesquero del Perú – ITP (agosto de 1979), (hoy Instituto Tecnológico de la Producción) como Organismo Descentralizado dependiente del Ministerio de Pesquería hoy Ministerio de la Producción como centro de investigación científica y tecnológica, con el propósito de lograr el óptimo y racional aprovechamiento de los recursos hidrobiológicos y fomentar el desarrollo tecnológico del sector pesquero artesanal e industrial. En consecuencia, el ITP asume el reto entre otros, de innovar y desarrollar nuevos productos en base a anchoveta orientado al consumo humano, resultado de las investigaciones tecnológicas, son la diversidad de presentaciones de productos en base a anchoveta que actualmente ofrece a los consumidores y, transferencia tecnológica a las empresas y emprendedores de negocios.

La promoción del consumo humano de anchoveta es impulsada formalmente por el Gobierno en el año 2006, considerando el potencial de biomasa, sostenibilidad del recurso, cualidades nutricionales, necesidad de reducir los altos niveles de desnutrición crónica infantil y promover una alimentación equilibrada y saludable de la población, entre otros.

Los principales actos oficiales de promoción de consuno humano de anchoveta han sido:

Lanzamiento de la “Semana de la Anchoveta” (06-12-2006) en Palacio de Gobierno con participación del chef peruano Gastón Acurio (líder internacional en gastronomía). Contó con la presencia del Presidente de la República, Ministros e invitados.

Lanzamiento del Programa “Alimentación desde el mar” por el Ministerio de la Producción (29-11-2006), mediante el cual se distribuirán en Lima y provincias, productos marinos de alto valor nutritivo y de bajo costo, elaborados por el ITP.

Promulgación del D.S. Nº 002-2007-PRODUCE, que declara de importancia estratégica y de interés nacional la promoción del consumo de anchoveta y de pota, así como la difusión de sus propiedades alimenticias. El ITP, coordinará con los Ministerios de Defensa, del Interior, de Salud, de Trabajo y 

Promoción del Empleo, de la Mujer y Desarrollo Social, de Educación y de Justicia, la elaboración de un programa de adiestramiento en la preparación de alimentos a base de anchoveta y pota. Además, estableció que dichos Ministerios destinarán no menos del 8% de su presupuesto y del de sus dependencias destinado a la compra de alimentos, para la adquisición de productos elaborados a base de anchoveta y pota.

Plan de Promoción de Consumo Humano Directo de Anchoveta para el Período 2009-2011

Ejecución por el ITP del Proyecto “Apoyo Alimentario a Centros de Educación Inicial y Promoción del consumo de Productos Hidrobiológicos”, Convenio PRODUCE-ITP, dirigido a niños de 3 a 5 años de edad de los colegios de nivel Inicial de los distritos de Ventanilla, Cieneguilla, Lurín, Pachacamac, Ancón, Puente Piedra y Pisco, brindándoles desayunos con salchicha de pescado, beneficiando a aproximadamente 10,527 niños.

Inclusión del consumo de anchoveta y productos derivados en el Programa Integral Nutricional PIN-2007 del MIMDES, para mejorar la calidad en la alimentación de los niños, en el marco de las acciones orientadas a reducir los índices de desnutrición crónica infantil.

Numerosos eventos (Foros, Seminarios, Mesas Redondas, Talleres, Paneles de degustación, etc.) realizados por Instituciones públicas, privadas y académicos entre otros, relacionados con la utilización de la anchoveta para el consumo humano; así como, la difusión del mismo como informe o noticias de impacto por los medios de comunicación masiva.

Otros eventos gastronómicos tales como: Programa “Ceviche Imagen del Perú” – 2003, Primera presentación de Anchoveta y Pota con asociación de Hoteles y Restaurantes en BIC Humboldt – 2004.

Ejecución del Programa “Campaña de Promoción de Consumo de Pescado” que hasta Enero del 2009 venía ejecutando el Vice Ministerio de Pesquería con Presupuesto Pliego 038: Ministerio de la Producción y desde entonces ha sido transferido al ITP. Las actividades promocionales estaban dirigidas principalmente a la población en situación de pobreza y de extrema pobreza consistente en:
Capacitación en manipulación y preparación de potajes a base de productos hidrobiológicos, sobre los beneficios nutricionales del pescado y aspectos sanitarios.
Desayuno Pesquero, dirigida a la población infantil en colegios con el propósito de crear hábitos de consumo de productos hidrobiológicos.
Festival Gastronómico, dirigido al público en general, donde se degustan alimentos preparados en base a pescado con la finalidad de incentivar el consumo.
Venta Promocional, comercialización de pescado principalmente jurel a precios promocionales ejecutada directamente por empresarios del sector. 

Resultados más destacados

El Instituto Tecnológico Pesquero del Perú – ITP, es el Organismo Público Descentralizado del sector Pesquero con funciones delegadas mediante del D.S. Nº 002-2007-PRODUCE, D.S. Nº 008-2007-PRODUCE y la R.M. Nº 039-2009-PRODUCE, para ejecutar la promoción del consumo de productos hidrobiológicos y en particular de la Anchoveta y Pota, creándose para dicho fin la Dirección de Promoción del Consumo de Productos Hidrobiológicos, como unidad orgánica de su estructura organizacional. Los resultados más destacados son:

Durante 2007 se ejecutaron seis (6) Talleres de capacitación “Programa de Adiestramiento en Manipulación y Preparación de la Anchoveta y Pota”, 64 acciones en seis (6) Ministerios de acuerdo a lo dispuesto por el D.S. Nº 002-2007-PRODUCE y la población beneficiada fue de 7,811 personas.

En el año 2008, se ejecutaron cuatro (4) Talleres de capacitación similares al del 2007 (844 personas beneficiados), Seminarios en dos de los Ministerios (160 beneficiarios) y se participó en 16 Ferias y Eventos masivos de promoción (20,550 beneficiarios). Además, se emitió un Boletín Informativo de promoción de consumo de anchoveta enviado a los 7 Ministerios y/o Dependencias vía Correo Electrónico, se preparó la Guía de Manipulación de los Productos Hidrobiológicos y 3 Recetarios a base de Anchoveta y Pota, cuya elaboración e impresión se efectuó con apoyo del Convenio PRODUCE/ITP.

Complementariamente se han realizado actividades promocionales como ferias, pasacalles, spot radiales, cuentos y canciones alusivas al consumo de anchoveta, recetarios y afiches; así como, participación en eventos de trascendencia nacional e internacional.

La Dirección de Promoción del Consumo de Productos Hidrobiológicos del ITP en coordinación con el PRONAA han desarrollado diferentes actividades promocionales como capacitaciones, ferias, informativos, eventos gastronómicos, etc. y se orientó principalmente al uso de productos derivados de la anchoveta como son conservas y salchichas, logrando informar a 11,504 socias de los comedores y clubes de madres.

La ejecución del Programa de Apoyo Alimentario a Instituciones Educativas de nivel Inicial, a través del Convenio ITP/PRODUCE, permitió la distribución de un complemento alimenticio en base a salchicha y lomo desmenuzada de anchoveta para aproximadamente 18,000 niños menores de 5 años en los Distritos de Ancón, Carabayllo, Cieneguilla, Lurín, Pachacamac, Puente Piedra y Ventanilla; así como Distritos de Pisco y Huancavelica.

Finalmente, en Octubre del 2008 se inició el trabajo coordinado con la empresa Tecnológica de Alimentos S.A. (TASA) la introducción de la anchoveta congelada TASA “Kontiki” en los mercados de Andahuaylas, Abancay y Juliaca, a través de acciones de capacitación a comedores y comerciantes de pescado.

La ejecución del Proyecto “Pesca Responsable: Desarrollo de la Anchoveta para Consumo Humano Directo” por FONDEPES a través del CEP PAITA, ha permitido promocionar el consumo del producto “Saladita de Anchoveta” en diversos platos preparados en 22 comedores populares, 6 PRONOI y 7 Instituciones Educativas, donde se distribuyeron 57,504 raciones de “Saladita de Anchoveta” beneficiándose 2,923 pobladores de las Provincias de Ayabaca y Huancabamba de la Región Piura. 

Así mismo, en la Provincia de Paita se ofrecieron 650 refrigerios de anchoveta en las Instituciones Educativas de primaria y secundaria. El resultado de la ejecución del Proyecto durante los 2 primeros años, es haber logrado la aceptación de los platos preparados en base a “Saladita de Anchoveta” en los distritos promocionados de las Provincias de Ayabaca y Huancabamba de la Región Piura.

Los programas de promoción de consumo de pescado, además de evaluar todo lo actuado deberían tener como orientación principal:
Fortalecer la ingesta Calórico-Proteica prioritariamente de la población vulnerable: niños menores de 5 años de la zona objetivo, incrementando el consumo de  recursos ícticos, en especial pota y anchoveta, de manera sostenible y promoviendo la participación del sector pesquero artesanal en la extracción, procesamiento y comercialización de estos productos. 

Para conseguir este propósito se requiere alcanzar tres objetivos:

1. Propiciar que el pescador artesanal  se transforme de recolector de materia prima a comercializador de productos pesqueros con valor agregado, participando activamente en otros segmentos de la cadena de comercialización de sus productos.

2. Generar capacidades competitivas en los pescadores artesanales y personal relacionado con el sector pesquero del área costera cercana, con un enfoque de competencias, responsabilidad social y preservación del medio ambiente, propiciando su acceso al desarrollo sostenible.

3. Formar micro empresas en la zona objetivo y en el área costera cuyo objetivo primordial sea la comercialización de los productos  obtenidos como resultados del proyecto.

El sector privado no tiene incentivos para invertir en la distribución y venta de productos ícticos en el mercado interno ni mucho menos para atender a las zonas alto andinas.

Se justifica entonces la existencia de programas sociales que cubran ese espacio desatendido por la empresa privada, en razón de la necesidad descrita.

Sin embargo los programas sociales no pueden ser permanentes, por lo cual es necesario:
Crear el hábito de consumo (léase mercado), 
Crear y articular la oferta a través de la generación de negocios (micro empresas) en la zona costera cercana; 
Estimular la aparición de pequeños negocios que adquieran esos productos en la zona objetivo. 

El resultado complementario es la aparición de un negocio que pone en contacto al consumidor con el productor, el cual al rentabilizarse no solo genera empleo y riqueza sino que le da sostenibilidad al abastecimiento de productos ícticos desligando poco a poco la intervención del Estado en esta actividad.

Algunos planes de gobierno en diferentes momentos mencionaban que el consumo de pescado per cápita en el Perú debería aumentar a 30 o 33 kilos. Con una población de 30 millones de habitantes, forzando números para que cada uno como 32 kilos de pescado al año debería capturarse 960 millones de kilogramos, o sea 960,000 toneladas. La pregunta es de qué especies. Casi un millón de toneladas de producto sería requerido para tener un consumo pes cápita de 32. 

El problema es determinar qué podemos extraer, tan solo para consumo del mercado nacional, sin contar con la exportación, un millón de toneladas anuales. En primer lugar deberíamos saber que especies están disponibles para extraer ese volumen sin afectar la salud de las poblaciones de peces y del ecosistema. Si no sabemos eso en primera instancia, aventurar cifras de consumo y hacer programas de incentivo del consumo de productos pesqueros es pretender crear una demanda sin conocer la oferta.

Sabiendo, a priori, que la anchoveta es el único recurso que puede permitir una extracción masiva y sostenida para incrementar el consumo de pescado, resulta ineludible modificar el párrafo e) del artículo 3.2 del DECRETO SUPREMO Nº 010-2010-PRODUCE, que dice “Contar con convenio de abastecimiento de anchoveta para consumo humano directo con uno o más establecimientos de procesamiento pesquero para consumo humano directo, debiendo ser por lo menos uno de ellos, de la región donde se encuentre registrado”. Esto, en la práctica, liquidó cualquier posibilidad de manejo de la anchoveta en estado fresco destinada al consumo interno. Limitar la venta en estado fresco del único recurso pesquero abundante, el cual podría ser además transformado  y preservado para su traslado al interior del país, fue y sigue siendo un error.

Es conveniente efectuar una medición del impacto que estos programas e intentos tuvieron sobre la demanda a fin de optimizar las acciones en el futuro. La orientación de los esfuerzos por introducir el consumo de anchoveta y pota deberían estar orientadas a las poblaciones más vulnerables, a los niños que padecen de desnutrición y anemia crónica.

La población alto andina y de ceja de selva del Perú acusa alta desnutrición crónica, niños con bajo nivel de consumo de proteínas y calorías, extrema pobreza, falta de empleo, actividades de subsistencia con baja productividad. Esto requiere de una intervención del Estado, utilizando los recursos pesqueros disponibles.

El hambre que azota a la sociedad peruana de menores ingresos  poco o nada tiene que ver con la escasez de productos alimenticios, porque no tenemos escasez. Lo que tenemos es una inadecuada distribución de los recursos. 

Se impone enfocar una nueva estrategia que consiste en llevar la actividad pesquera de CHD para el mercado interno a convertirse en un negocio más rentable con el objeto de que oriente su producción y distribución hacia el interior del país.  

Existe un segmento de trabajadores que desarrollan su actividad en una etapa de la cadena y estos son los que realizan el procesamiento primario, elemento importante en la generación de valor agregado y empleo. Por tanto es necesario actuar sobre su ordenamiento y capacitación.

En la lógica de una política de sostenibilidad, ordenamiento, adición de valor agregado en óptimas condiciones sanitarias y de mínimo impacto ambiental se impone un diseño de las actividades de capacitación orientada fundamentalmente a crear capacidades en los pescadores artesanales y procesadores primarios en las materias competentes y convenientes para lograr dichos objetivos.

Es posible y además obligación del Estado, crear hábitos de consumo de pescado básicamente en las zonas alto andinas de tal forma que se cree una demanda atractiva que mejore la oferta actual.

Marcos Kisner Bueno

Fecha Publicación: 2015-07-04T09:48:00.001-05:00
PESCA: LOS OJOS EN EL OCÉANO

Daniel Pauly no solo ha recibido una gran cantidad de premios por su trabajo, sino que también ha hecho enemigos. Nunca miedoso, habla sin tapujos  abiertamente sobre la conservación del océano y está dispuesto a señalar con el dedo a las grandes compañías multinacionales que controlan gran parte de la industria pesquera mundial.

Parte de su motivación para buscar la verdadera captura de las naciones en vías de desarrollo es permitir a estos países a tomar el control de sus propios recursos. Él dice que gran parte de la crítica viene de la gente que piensa que se ha acostado con las organizaciones no gubernamentales ambientales, que los científicos pesqueros han tendido a rehuir.

Los invito a leer el artículo “PESCA: LOS OJOS EN EL OCÉANO” en la edición de Julio de la Revista Pesca


Fecha Publicación: 2015-06-27T18:49:00.000-05:00
En los últimos años varios países de la región vienen realizando esfuerzos por incrementar el consumo de pescado, o digamos productos hidrobiológicos.

¿Porqué se quiere aumentar el consumo en la población? ¿De qué especies? ¿Cuál es la población objetivo y porqué? ¿De qué tamaño es esa población objetivo? ¿Cuál es el tamaño de la oferta disponible de pescado? ¿Se sabe el volumen máximo permisible de ser extraído?

Las respuestas a estas preguntas deberían constituir el inicio de cualquier programa de promoción de consumo de pescado, por cuanto no se puede estimular el crecimiento de la extracción de recursos pesqueros sin asegurar su sostenibilidad, lo que implica información científica que permita determinar el tamaño de la oferta. Recién entonces se puede determinar el tamaño del mercado que se puede atender. No es lo que se quiere hacer, sino lo que se puede hacer sin perjudicar la salud de la biomasa y del ecosistema.

La actividad pesquera descansa sobre la existencia de recursos pesqueros, por tanto el primer objetivo es garantizar la sostenibilidad de los mismos. La base para el manejo sostenible radica en información científica, por lo cual el primer paso requiere el fortalecimiento del sistema científico y oceanográfico, el cual debe priorizar los estudios biológicos y socio económicos de los recursos, áreas y épocas de reproducción, tallas y edad de los mismos, el conocimiento de los stocks disponibles, renovación de poblaciones, impacto de la mortalidad antropogénica y natural y la influencia de las variaciones oceanográficas, principalmente en áreas costeras.

La aleatoriedad de la extracción por insuficiencia de información y el efecto de impactos climáticos, oceanográficos, naturales (que son impredecibles) y mortalidad antropogénica, impone un enfoque precautorio que obliga a reducir el esfuerzo pesquero por lo cual es preciso actuar en ese sentido, lo que conlleva a la necesidad de definir cuotas anuales globales de extracción por especie.

El tema de fondo a tratar es la magnitud y orientación del esfuerzo pesquero total practicado por la comunidad pesquera. Es imprescindible establecer mayores limitaciones al esfuerzo pesquero en el futuro inmediato junto con mecanismos que garanticen un mejor aprovechamiento de las reducidas biomasas disponibles. Incentivar un mayor consumo sin tener en cuenta estas consideraciones puede derivar en impactos negativos sobre el ecosistema.

En el Perú, en ausencia de información fidedigna sobre la oferta disponible, solo podría incentivarse el consumo hacia poblaciones vulnerables basada en el recurso anchoveta, que es la especie más conocida científicamente, y la pota la cual pese a no tener el mismo nivel de información, se puede presumir que existe en abundancia.

El recurso pesquero no aumenta en función de la demanda. En el Perú se ha atribuído siempre a los recursos marinos, no solo el carácter de renovable, sino además, la cualidad de inagotable. Han elegido aceptar el mito, en obstinada ignorancia de los hechos, creyendo que los recursos pesqueros son infinitos e inagotables y forzando la extracción hacia límites impredecibles en sus consecuencias.

Marcos Kisner Bueno

Los invito cordialmente a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a JULIO 2015.

El objetivo de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual. Debemos leer, formarnos nuestra propia opinión y participar en la vida política del país porque nos afecta a todos, inclusive en la pesquería.

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

EN LA EDICION DE JULIO:

Pesca: Los ojos en el océano; Si la tierra subiera 2 grados; Biotecnología marina; Para aprovechar los recursos del fondo del mar; La extinción del tiburón; Acciones para salvar la salud de los océanos; Evitar el cataclismo ambiental; El afloramiento de aguas; Afloramiento marino; Ictioplancton; Oro negro vertido en el océano; Oceana reclama una mejor gestión pesquera; ¿Podría la acuicultura ayudar a salvar los océanos?; Técnicas de pesca destructiva y descartes; Gobierno encarga a FAO evaluar ley de pesca; Senegal y su pesca; Stocks pesqueros y sus beneficios; El precio de la pota; El control mundial de la pesca; La potencialidad del mar argentino; Consejo directivo del CITE pesquero; ¿Incentivos para la acuicultura?; El cambiante papel de la harina de pescado; Historia de la ciudadanía; El castigo de Platón; Un debate parlamentario; Consumimos como si no hubiese mañana                                   

Se puede leer en formato revista en el siguiente link

Y se puede bajar en PDF en el siguiente link:



Fecha Publicación: 2015-06-25T20:29:00.000-05:00
Agosto es el mes clave para estimar, de manera más precisa, la magnitud que tendría el fenómeno El Niño en el verano, indican especialistas. ¿Qué se sabe hasta el momento y qué factores marcan la pauta de los pronósticos?

En el último comunicado del Comité encargado del Estudio Nacional del Fenómeno El Niño (ENFEN) se pronostica que el fenómeno El Niño (FEN) se extenderá hasta el verano en el Perú. Su magnitud, no obstante, aún es incierta. Pese a ello, para tomar decisiones, el escenario que hay que tomar en cuenta es pesimista, según Gabriela Ortiz, especialista de la Dirección de Climatología del Senamhi. ¿Qué significa esto? ¿Qué escenarios se pueden barajar a partir del último reporte del ENFEN?

El Fenómeno de El Niño se caracteriza por un aumento de temperatura en la superficie del mar, que no es ajeno a lo que las personas perciben en tierra. Ante el inicio de un invierno con 20°C en la costa, generado por este fenómeno, especialistas del ENFEN explicaron a SEMANAeconómica los factores para pronosticar el FEN y por qué a partir de agosto se puede esperar una mayor precisión sobre lo que sucedería en el verano.

LAS REGIONES DEL PACÍFICO

“A diferencia del 2014, El Niño ya está establecido en todo el Pacífico”, señala Ken Takahashi, investigador principal del Instituto Geofísico del Perú e integrante del ENFEN. Ello puede verse en los últimos boletines internacionales de junio, que indican, por ejemplo, que Estados Unidos y Australia están experimentando un Niño moderado y se espera una consolidación del fenómeno en los siguientes tres meses. Pero lo que sucede en esos países no necesariamente influye en los pronósticos para el Perú, pues este fenómeno actúa de manera diferenciada alrededor del mundo.

Para estudiarlo y pronosticarlo, los científicos miran de cerca a cuatro regiones del Océano Pacífico: Niño 1+2, Niño 3.4, Niño 3 y Niño 4 (ver gráfico). Monitorear el comportamiento climático de estas regiones es clave para pronosticar el inicio de un FEN.

Los vientos, la temperatura del mar y las precipitaciones para pronosticar el FEN se estudian por cuadrantes en el Océano Pacífico (Fuente: Ministerio del Ambiente)

Usualmente, las agencias internacionales prestan atención a lo que sucede en el cuadrante Niño 3 y en el Pacífico Central (región Niño 3.4). Pero al ENFEN le interesa lo que sucede en esta última región y el Niño 1+2, que cubre la zona ecuatorial y la costa peruana. Lo que sucede en la zona 3.4 no siempre es preámbulo de lo que sucederá en el litoral peruano, pero esta vez se dio una relación más directa por la formación de ondas de calor (ondas Kelvin) que viajaron de la zona ecuatorial hacia el sur del Perú. “Definitivamente, bajo este escenario actual, cuando el Pacífico Central está más caliente, hay una implicancia en la costa peruana”, detalla Gabriela Ortiz del Senamhi. Es por ello que esta vez, el ENFEN anunció el arribo de El Niño en mayo, poco después de que fenómeno llegará a Estados Unidos.

En ese entonces, se elevó el pronóstico de la intensidad del fenómeno de “débil” a “moderado” por lo menos hasta el final de invierno. Pero el último reporte del 18 de junio cambió la previsión de la magnitud a “entre moderado y fuerte”, lo cual implica que el mar se calentaría aún más y se espera llegar a un pico máximo en julio.

INVIERNO CÁLIDO

Si bien el FEN se asocia usualmente a lluvias torrenciales, Ortiz explica que las estaciones “modelan” los efectos de mayores temperaturas del FEN. Por ejemplo, las lluvias intensas generalmente no ocurren en invierno ya que se considera una “temporada seca”. Takahashi coincide y señala que el “frío estacional” descarta esa posibilidad. Las lluvias por encima de lo normal son una característica del FEN recién en el verano, aclara Ortiz.

Bajo un pronóstico “entre moderado y fuerte”, el ENFEN prevé que durante el invierno la temperatura del mar sea 4°C mayor a lo normal, mientras que a nivel atmosférico (lo que perciben las personas en tierra), la temperatura sea, en promedio, 3°C mayor a a la normal (que oscila entre 15° y 17° en un invierno regular). Ortiz indicó que “vamos a tener días nublados”, pero en la región Lima, en promedio, se prevé un invierno cálido. La especialista también indicó que los rangos “débil”, “moderado” o “fuerte” no se definen por aumentos en la temperatura que perciben las personas. 

Dichas categorías son resultado de un índice asociado principalmente a la temperatura del mar en la zona Niño 3.4.

MÁS CERCA, MÁS CERTERO

“El pronóstico es más certero mientras se haga para un menor plazo”, explica Takahashi. De ahí que una previsión hecha en mayo para los siguientes tres meses puede cambiar en junio (como ha sucedido), por la cantidad de datos disponibles. El especialista indica que, como regla general, el pronóstico más certero de El Niño es el que se proyecta para los siguientes tres meses. Este año, esa condición es más marcada ya que las ondas Kelvin se demoran, justamente, entre dos y tres meses en cruzar de un lado al otro del océano Pacífico. “La incertidumbre es mayor en modelos de largo plazo en el que se debe incluir condiciones del mar y del viento, todo junto”, agrega Takahashi. El siguiente reporte del EFEN debería salir a inicios de julio y se continuará emitiendo tres veces al mes, mientras El Niño se mantenga.

¿NIÑO EXTRAORDINARIO?

“Lo que hemos dicho no es poco”, advierte Takahashi, refiriéndose a la previsión de que El Niño continuaría hacia el verano. “La magnitud [que el fenómeno tendrá en verano] es algo que nadie puede proyectar ahora”, asegura. Ortiz, del Senamhi, sustenta que ello se debe a que hacer proyecciones en el verano y en el invierno resultan más precisas que hacerlas en estaciones de “transición”, como el otoño o la primavera. “Tendríamos que entrar totalmente al invierno, que sería a inicios de agosto, donde la predicción [de la magnitud del FEN] para el verano será mucho más clara”, explica.

De ahí que ambos especialistas coincidan en que agosto será un mes clave. Takahashi detalló que sólo a partir de ese mes se puede usar un índice que, a partir de cierto valor, arroja probabilidades sobre un Niño extraordinario. ¿Qué es un FEN extraordinario? Los únicos Niños de ese tipo registrados con datos en el Perú son los de 1982-1983 y de 1997-1998. De ser extraordinario en el verano, el escenario característico será el de lluvias fuertes en la costa norte, ya que la corriente de Humboldt en la costa sur del país mantiene las aguas más frías. “En un ranking de los 50 años más lluviosos, lo registrado en los periodos 1982-1983 y 1997-1998 equivale a los siguientes 40 años juntos”, dice Takahashi para describir la magnitud de un Niño extraordinario. ¿Dónde subirían más las temperaturas y en qué regiones se darían las mayores precipitaciones? “Ese tipo de previsiones se pueden hacer con menos anticipación al evento. Pero el escenario ya se ha dado”, advierte Ortiz.

POR KARINA MONTOYA, 25 junio 2015     

Fuente
http://semanaeconomica.com/article/economia/163349-fenomeno-el-nino-el-escenario-a-tomar-en-cuenta-para-tomar-decisiones-es-pesimista/?utm_source=boletin&utm_medium=matutino&utm_campaign=2015-06-25&hq_e=el&hq_m=830394&hq_l=4&hq_v=b779a4ba86



Fecha Publicación: 2015-06-18T18:46:00.001-05:00
LA ALABANZA VERDE DE FRANCISCO
JAIME TATAY

Que el Papa Francisco escriba una encíclica sobre ecología no es más que la consecuencia lógica de décadas de reflexión que han ido calando también en la conciencia de los cristianos. Y con 'Laudato Si' (LS) -que significa "Alabado seas", recordando el inicio del Cántico de las criaturas de Francisco de Asís - la Iglesia responde a los nuevos signos de los tiempos para ofrecer una palabra, desde el horizonte de la esperanza cristiana, sobre las urgentes y complejas problemáticas socio-ambientales que caracterizan nuestra época.

En el mundo de hoy no podemos hablar de problemas sociales y de problemas ecológicos por separado, de la misma manera que no podemos hablar de cuestiones económicas sin hablar de cuestiones políticas. Ésta es una de principales contribuciones de la encíclica, que trata de ofrecer una mirada sapiencial que muestre las interrelaciones entre estos grandes desafíos de la humanidad, así como sus inevitables implicaciones éticas.

La clásica "cuestión social" -que movió a León XIII a escribir 'Rerum Novarum' a finales del siglo XIX e iniciar un peculiar modo de reflexión católico conocido como Magisterio Social de la Iglesia- se ha transformado -a medida que hemos tomado conciencia de la extensión, profundidad y velocidad de las transformaciones planetarias de las últimas décadas- en una única "cuestión eco-social". Y con esta encíclica, el prefijo "eco" no puede ser una moda pasajera o una operación de maquillaje para congraciarse con los movimientos verdes. Sino que responde en profundidad a una verdadera revolución interna en lo que tiene de nueva toma de conciencia y ampliación de miras de la Iglesia.

La propia comunidad científica parece haber tomado esta visión amplia también y ha ido incluyendo, junto al análisis más técnico, consideraciones sobre los efectos sociales de la degradación del planeta. 

La historia de los sucesivos informes del Panel Intergubernamental de Cambio Climático es un buen ejemplo de ese desarrollo histórico reciente.

A mi juicio son cinco las claves de lectura que se observan en las muchas intervenciones sobre ecología de Juan Pablo II y Benedicto XVI que habría que tener en consideración al acercarse a la encíclica de Francisco.

Injusticia social

En primer lugar, la razón que ha catalizado el interés eclesial por la cuestión ecológica: una denuncia profética de la injusticia social vinculada a los procesos de degradación del medio ambiente. La insistencia de los tres últimos pontífices en vincular la "ecología humana" con la "ecología natural" apunta en esta dirección.

El río Soyang completamente seco, a causa de la escasez de lluvias en Chuncheon

Hoy, mientras asistimos a una crisis global de refugiados, no podemos olvidar que algunas de las razones que impulsan a salir de su tierra a millones de hombres y mujeres cada año son las sequías recurrentes, los grandes proyectos extractivistas, el acaparamiento de tierras, el cambio climático, la deforestación, la pérdida de suelos fértiles y otros problemas "eco-sociales" relacionados. La relación entre sobre-explotación de recursos, degradación ambiental, conflictos armados y migraciones resulta cada vez más evidente en muchos países del Sur.

En segundo lugar, esta visión sapiencial (transdisciplinar si se quiere), capaz de superar la parcelación de las disciplinas académicas, el tribalismo ideológico y la visión reduccionista del hombre como consumidor, del bienestar como acumulación material y de la economía como crecimiento ilimitado.

En tercer lugar, una propuesta ascética capaz de movilizar en la lucha contra el despilfarro y devolver como valor la opción por una vida sobria, honrada y solidaria con los que menos tienen y con toda la creación. Los informes científicos y la información de los medios de comunicación no parece estar llegando a los ciudadanos, como reflexionaba certeramente hace no mucho la dirección de "The Guardian", o al menos no es capaz de movilizarnos para transformar nuestro modo de vida y vencer nuestras resistencias interiores.

Si algo se puso de manifiesto en las últimas cumbres del clima fue la incapacidad política para superar los intereses electorales cortoplacistas, mostrar su independencia del poder económico e impulsar la transformación social que se precisa para orientar nuestra economía y nuestra sociedad hacia modos de vida más sostenibles. ¿Acaso la motivación religiosa será capaz de influir para cambiar esta situación de impasse?

Las últimas cumbres del clima mostraron la incapacidad política para superar los intereses cortoplacistas

En cuarto lugar, y relacionado con la clave anterior, una mirada contemplativa capaz de disfrutar de la belleza de nuestro planeta, de descubrir un "valor intrínseco" en todo lo creado y de superar la visión utilitarista y tecnocrática que domina nuestro mundo.

Antonio Machado decía acertadamente que "sólo el necio confunde valor y precio" y tal vez Francisco nos invite a no confundirlos nosotros tampoco.

Por último, una llamada urgente a la conversión dirigida a los creyentes. Una conversión de modos de pensar y actuar dinamizada por la fe en un Dios que contempló el mundo "y vio que era bueno"; una conversión alimentada por una espiritualidad de la sobriedad que trata de vivir bien con lo necesario, sostenida por la convicción de que el cuidado del bien común es condición necesaria del bienestar personal.

Una encíclica es uno de los documentos de mayor autoridad en la Iglesia Católica, pero además es también un ejercicio de teología pública. Como han expresado en repetidas ocasiones fuentes vaticanas, Francisco busca expresamente influir en el debate internacional que está teniendo lugar en la sociedad civil y en especial en las importantes negociaciones que tendrán lugar en la tercera Conferencia Internacional sobre la Financiación para el Desarrollo de julio en Addis Abeba; en la cumbre de la ONU de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de septiembre en Nueva York; y en la Cumbre del Clima (o COP21) de noviembre en París.
Jaime Tatay es sacerdote jesuita, ingeniero de montes, licenciado en teología y CM de la red @Ecojesuit.
Fuente

ENCÍCLICA LAUDATO SI’. ECOLOGÍA INTEGRAL, NUEVO PARADIGMA DE JUSTICIA

 “Laudato si”. Hoy ha sido presentada ante los medios de comunicación la Encíclica de Papa Francisco sobre el cuidado de la creación. Como él mismo informó públicamente durante el ángelus del 14 de junio y durante la audiencia general del pasado miércoles, en este documento de la doctrina social de la Iglesia, se llama a cultivar y custodiar con responsabilidad la creación, con especial atención a los más pobres, que son los que más sufren las consecuencias de los daños ambientales.

También el Papa Francisco antes de la publicación oficial quiso informar a cada uno de los obispos a través de una nota sobre la Encíclica, para que conocieran por anticipado su contenido y así pudieran informar a los periodistas y fieles de sus diócesis. En la nota se lee: “Querido hermano en el vínculo de la unidad, de la caridad y de la paz (LG 22) en el cual vivimos como obispos, te envío mi carta ‘Laudato sí’ sobre el cuidado de nuestra casa común, acompañada por mi bendición. Unidos en el Señor y, por favor, no te olvides de rezar por mí”. Y es que las Conferencias Episcopales de los cinco continentes contribuyeron con aportes y propuestas en un espíritu de colegialidad en el documento.

Así, llegó el momento de esta presentación con tanta expectativa mediática, periodistas de diferentes países del mundo y diferentes personalidades acudieron esta mañana al aula Nueva del Sínodo en el Vaticano para conocer  el documento “Laudato si’, sobre el cuidado de la casa común”. En la rueda de prensa participaron el cardenal Peter Turkson, Presidente del Pontificio Consejo Justicia y Paz, el Metropolitano de Pérgamo John Zizioulas en representación del Patriarcado Ecuménico y de la Iglesia Ortodoxa, el Prof. John Schellnhuber, Fundador y Director del Instituto de Potsdam para la Investigación del Impacto Climático, y Carolyn Woo, presidenta de Catholic Relief Services y Decana del Mendoza College of Business, University of Notre Dame, U.S.A.

Texto completo de la encíclica
Fuente


CLAVES DE LA CARTA ENCÍCLICA “LAUDATO SI” SOBRE EL MEDIO AMBIENTE DEL PAPA FRANCISCO

El Papa hace todo un alegato para salvar al planeta en su encíclica “Laudato si”

El papa Francisco ha publicado este jueves la Carta Encíclica “Laudato si”, un alegato para salvar el medio ambiente en el que el Sumo Pontífice advierte del “comportamiento suicida” del sistema económico que ha convertido el planeta en un “depósito de porquería”.

A continuación hemos seleccionado una serie de extractos. La encíclica está precedida por una introducción y dividida en seis capítulos.

Mi llamado
“El desafío urgente de proteger nuestra casa común incluye la preocupación de unir a toda la familia humana en la búsqueda de un desarrollo sostenible e integral, pues sabemos que las cosas pueden cambiar”.
“Hago una invitación urgente a un nuevo diálogo sobre el modo como estamos construyendo el futuro del planeta”.

Capítulo I. Lo que está pasando a nuestra casa
“Existen formas de contaminación que afectan cotidianamente a las personas. La exposición a los contaminantes atmosféricos produce un amplio espectro de efectos sobre la salud, especialmente de los más pobres, provocando millones de muertes prematuras”.
“Estos problemas están íntimamente ligados a la cultura del descarte, que afecta tanto a los seres humanos excluidos como a las cosas que rápidamente se convierten en basura”.
“Mientras se deteriora constantemente la calidad del agua disponible, en algunos lugares avanza la tendencia a privatizar este recurso escaso, convertido en mercancía que se regula por las leyes del mercado”.
El resto del capítulo detalla problemas como el de la pérdida de la biodiversidad, la pérdida de calidad de vida, la inequidad planetaria, las desigualdades y la debilidad de respuesta de los gobiernos.

Capítulo II. El evangelio de la creación
Es el más religioso de los capítulos, junto al último.
“La ciencia y la religión, que aportan diferentes aproximaciones a la realidad, pueden entrar en un diálogo intenso y productivo para ambas”.
“Es un bien para la humanidad y para el mundo que los creyentes reconozcamos mejor los compromisos ecológicos que brotan de nuestras convicciones”.

Capítulo III. Raíz humana de la crisis ecológica
“No nos servirá describir los síntomas, si no reconocemos la raíz humana de la crisis ecológica. Hay un modo de entender la vida y la acción humana que se ha desviado y que contradice la realidad hasta dañarla”.
“Propongo que nos concentremos en el paradigma tecnocrático dominante y en el lugar del ser humano y de su acción en el mundo”.
El texto analiza también el papel de la tecnología, la globalización de la tecnocracia y “la crisis y los efectos del antopocentrismo moderno”.

Capítulo IV. Una ecología integral
“No hay dos crisis separadas, una ambiental y otra social, sino una sola y compleja crisis socio-ambiental. Las líneas para la solución requieren una aproximación integral para combatir la pobreza, para devolver la dignidad a los excluidos y simultáneamente para cuidar la naturaleza”.
“Cualquier menoscabo de la solidaridad y del civismo produce daños ambientales. En ese sentido, la ecología social es necesariamente institucional, y alcanza progresivamente las distintas dimensiones que van desde el grupo social primario, la familia, pasando por la comunidad local y la nación, hasta la vida internacional”.
“Las predicciones catastróficas ya no pueden ser miradas con desprecio e ironía. A las próximas generaciones podríamos dejarles demasiados escombros, desiertos y suciedad”.

Capítulo V. Algunas líneas de orientación y acción
Corresponden a las proposiciones concretas que hace la encíclica.
“La estrategia de compraventa de « bonos de carbono » puede dar lugar a una nueva forma de especulación, y no servir para reducir la emisión global de gases contaminantes”.
“Los países pobres necesitan tener como prioridad la erradicación de la miseria y el desarrollo social de sus habitantes”.
“Urgen acuerdos internacionales que se cumplan, dada la fragilidad de las instancias locales para intervenir de modo eficaz”.
“El creciente problema de los residuos marinos y la protección de las áreas marinas más allá de las fronteras nacionales continúa planteando un desafío especial”.
“La mayor parte de los habitantes del planeta se declaran creyentes, y esto debería provocar a las religiones a entrar en un diálogo entre ellas orientado al cuidado de la naturaleza, a la defensa de los pobres, a la construcción de redes de respeto y de fraternidad”.

Capítulo VI. Educación y espiritualidad ecológica
“Se destaca así un gran desafío cultural, espiritual y educativo que supondrá largos procesos de regeneración”.
“Cuando somos capaces de superar el individualismo, realmente se puede desarrollar un estilo de vida alternativo y se vuelve posible un cambio importante en la sociedad”.
“Invito a todos los cristianos a explicitar esta dimensión de su conversión (ecológica)”.

Fuente:


Fecha Publicación: 2015-06-09T20:30:00.003-05:00
Una pequeña historia de corrupción en afluentes del Amazonas. Exportadores de peces ornamentales que se coluden con un gobierno regional. El sucesor lo corrige… pero luego cede y se vuelve a lo mismo.

El mundo de los peces ornamentales tiene su misterio. Hace veinte años, por ejemplo, era muy cotizado el pez neón tetra, descubierto en 1940 en el Amazonas por Eugene Rabout. Pequeño, de no más de cinco centímetros, tiene aletas incoloras y recorre su lomo una franja fluorescente azul verdosa con la que, dicen, llama la atención de su pareja. Loreto, una de cuyas principales actividades industriales es la exportación de peces de colores, era un importante proveedor de esta especie a los acuarios de todo el mundo, cuando el Perú lideraba la exportación continental, junto con Brasil. Pero el pez neón tetra dejó de ser la gran atracción. ¿Por qué, si continúa siendo uno de los más vistosos? Una posible respuesta es que el mercado se saturó con tanta oferta. Ahora tiene mucha demanda un pez en forma de abanico llamado “banda negra”. Una franja de ese color le atraviesa el vientre. A propósito de su exportación hay un conflicto de los mil diablos entre comunidades pescadoras de Loreto.

EL PEZ AMIGO

Es un pez pequeño en el acuario, aunque de adulto puede llegar a los veinticinco centímetros. Llegado a esa longitud en algunos países pasa del acuario a los restaurantes, que lo compran para ofrecer un sabroso plato exótico. Cuando despliega sus alas parece una palometa. En lugares como Japón, donde hay fiebre de acuarios, puede costar ciento cincuenta dólares.  En Iquitos, la unidad vale poco más de medio dólar. Su exportación como pez ornamental está prohibida, pero la Dirección Regional de Producción de Loreto (Direpro) autorizó a una ONG  a explotarlo con esos fines en la cuenca del Bajo Nanay, en el marco de un programa de manejo pesquero de cinco años. Detrás de la ONG están cinco asociaciones de pescadores. Y detrás de los pescadores, dueños de acuarios que consiguieron que el pez banda negra se acopiara solo para ellos.

La primera fase del programa autorizaba el acopio de unos ciento cuarenta mil ejemplares. Puestos en el mercado internacional, su valor podría estimarse en cuatro millones de dólares. Las cifras quizá no impresionan, pero el Perú ha dejado de ser un gran exportador desde que, sin estudios de ningún tipo, el Estado prohibió la comercialización como peces ornamentales de unas 35 especies. En los archivos no es posible hallar algún reporte técnico que indique riesgo de extinción. En América del Sur, Brasil y Colombia están por delante, vendiendo peces cuya explotación está vedada en el Perú, aunque mejor sería decir en Loreto, porque la verdadera fuente de los peces ornamentales nacionales es el Amazonas y afluentes. Su exportación es la segunda actividad económica regional, después de la industria maderera. 

 EL AUTO FANTÁSTICO

La aprobación del programa de manejo del pez banda negra batió todos los récords de rapidez. Solicitada en diciembre del 2013 por una filial en Iquitos de la ONG Cendipp (¡cuya misión es defender a la mujer maltratada!), fue aprobada en mayo siguiente, pese a que sus promotores no subsanaron un defecto básico del expediente: no establecía zonificación ni un período previo de evaluaciones. A todos los programas de manejo de Loreto se les exigió este requisito elemental. Los pescadores del Bajo Nanay, unos doscientos asociados, empezaron a trabajar con el financiamiento de cuatro dueños de acuarios, que serían los únicos compradores. Especialistas de la Direpro no pudieron detener un expediente con tanta fuerza.

Había una afinidad entre los exportadores y el entonces presidente de Loreto, Yván Vásquez. Eran parte de su apoyo político financiero. Por otra parte, a David Panduro, director de la Direpro y autorizador del programa, se le vio repetidas veces manejando el auto de Milagros Ferreyra, propietaria de una de las empresas beneficiadas, un Suzuki del 2006. Luego Panduro compró el automóvil por nueve mil dólares, un poco antes de que el programa recibiera luz verde. Hizo más: desterró al biólogo César Correa, quien había hecho un demoledor informe sobre las falencias del expediente presentado. Lo puso a disposición de la gerencia general.

LOS PECES GORDOS

Después de aprobar el programa, la Direpro rompió con su práctica de disponer, en el primer año, evaluaciones de campo destinadas a establecer pautas racionales de administración. De frente autorizó la pesca, sin conocer la población disponible. Todo salió mal. Los manejadores solo obtuvieron veinticinco mil de los ciento cuarenta mil ejemplares autorizados. Debido a las condiciones inmundas del acopio se produjo un altísimo nivel de mortandad del recurso: más del 65%. Las metas de repoblamiento apenas llegaron al 3,3%, cuando debieron ser tres veces más. No obstante, la Direpro autorizó una segunda cuota, de setenta mil ejemplares, a fines del 2014.

Cuando Fernando Meléndez sucedió a Yván Vásquez en el gobierno regional, la situación dio un vuelco. Norman Sánchez, un ingeniero experto es piscicultura, reemplazó al complaciente Panduro. Desaparecieron los privilegios para los exportadores y se dieron los primeros pasos para lanzar con fuerza el paiche hacia el mercado brasileño. La resolución que autorizó la experiencia en el  Bajo Nanay fue anulada, para lo cual solo hubo que dar crédito a los informes oficiales sobre el pésimo manejo del programa. La Direpro y su sindicato de trabajadores fueron juntos hasta el Ministerio Público para denunciar a las autoridades salientes, por las irregularidades cometidas en la aprobación del expediente. Entre otras.

Entonces empezó la contraofensiva de los exportadores. Frente al local de la Direpro en Iquitos, contiguo al malecón, se sucedieron movilizaciones de los pescadores del Bajo Nanay y sus familias. También hubo marchas a Lima y denuncias contra Norman Sánchez a viva voz y por escrito. El presidente regional hizo una primera concesión: les permitió vender públicamente los peces banda negra que ya habían acopiado. Anticipó que sería una medida excepcional. Pero las presiones continuaron.

TORTILLA VOLTEADA

Finalmente, el presidente regional cedió a las exigencias de los dueños de los acuarios. Walter Muñoz, gerente general del gobierno de Loreto, anuló la resolución de la Dirección Regional de Producción. Basándose en un defecto de forma, pasó por alto la falta de idoneidad del programa de manejo, volviendo las cosas a su estado anterior. Podría haber reparado el defecto, pero primó la voluntad política de no malquistarse con los exportadores privilegiados ni con sus pescadores, que continuaban en pie de lucha.  Estos tienen un problema real: deben pagar la deuda con sus financiadores.

Pero ahora ha surgido el reclamo del resto de exportadores y de los pescadores no beneficiados. Para comenzar, impugnaron la resolución del gerente por el simple hecho de que no le correspondía resolver la apelación. De acuerdo a ley, debía absolverla la Dirección Regional de Desarrollo Económico, a cargo de José Luis Alegría. Aparentemente, Alegría hubiera resuelto en sentido contrario al del gerente general. ¿Qué hizo que el gobernador terminara de lado de los infractores? El temor a ser señalado como insensible ante el desempleo de un sector de pescadores. En el Ministerio Público las denuncias derivadas de la irregular aprobación del programa para exportar el pez de banda negra siguen un curso incierto. Un caso más en que una administración honesta convalida una forma turbia de hacer negocios. La próxima vez será aún más complaciente.

Ricardo Uceda. Iquitos.
El Informante

Fuente


Fecha Publicación: 2015-06-05T19:32:00.000-05:00
Todo un reto por delante. Los océanos son inmensos, pero su capacidad para resistir los daños causados por los seres humanos es limitada. Este año 2015 puede ser decisivo en tal sentido.

En 2015, el Día Mundial de los Océanos es el 8 de junio. Los océanos son un componente esencial de los ecosistemas de la Tierra, y la salud de los océanos es fundamental para mantener la salud del planeta. Dos de cada cinco personas viven relativamente cerca de la costa, y tres de cada siete dependen de los recursos marinos y costeros para sobrevivir. Nuestros océanos regulan el clima y procesan los nutrientes mediante ciclos naturales, prestando a la vez muy diversos servicios, entre ellos recursos naturales, alimentos y empleos que benefician a miles de millones de personas.

Dado el valor primordial de los océanos para la salud de nuestro planeta y la prosperidad de la gente, ellos constituyen un elemento esencial de la manera en que proyectamos el desarrollo sostenible, incluido el nuevo conjunto de objetivos de desarrollo sostenible que se está preparando para orientar la lucha contra la pobreza en el mundo durante los próximos 15 años.

El cambio climático plantea un gran desafío para la salud y la productividad de los océanos. Las conclusiones de la ciencia son precisas: los seres humanos han provocado cambios en el sistema climático que están vinculados con el calentamiento de los océanos. Los niveles del mar están aumentando con efectos devastadores para las comunidades vulnerables, en particular para las personas que viven en los pequeños Estados insulares en desarrollo.
Los océanos absorben una gran parte de las emisiones de gases de efecto invernadero y en consecuencia son cada vez más ácidos. Los ecosistemas oceánicos se están degradando. Los corales, que sirven de sustento para tantos organismos marinos, son vulnerables a la decoloración e incluso pueden ser destruidos por el aumento de la temperatura del agua.

El Día Mundial de los Océanos es una oportunidad para reafirmar nuestra determinación de apreciar, proteger y restaurar nuestros océanos y sus recursos.
Este año, los gobiernos están tratando de concertar acuerdos históricos sobre el cambio climático y la erradicación de la pobreza. Para llevarlos a buen término será preciso que consideren el papel esencial de los océanos del mundo.

Los océanos son inmensos, pero su capacidad para resistir los daños causados por los seres humanos es limitada. En este año que puede ser decisivo en tal sentido, debemos empeñarnos en utilizar lo que nos brindan los océanos de manera pacífica, equitativa y sostenible en favor de las generaciones venideras.

Por Ban Ki-moon , Secretario General de la ONU. Exministro de Relaciones Exteriores y Comercio de la República de Corea. Master en Administración Pública en la Kennedy School of Government, de la Universidad de Harvard.
Fuente


Fecha Publicación: 2015-05-28T20:05:00.001-05:00
Los peces constituyen un recurso natural, biológico, móvil y renovable. Su reproducción no requiere la intervención humana ni implica ningún costo. Pero su extracción está sujeta a la disponibilidad de los mismos.

La existencia de demasiadas embarcaciones pesqueras acarrea la sobreexplotación y la disminución de las poblaciones. El ajuste del tamaño de la flota a una relación adecuada de la disponibilidad extraíble de los recursos pesqueros debe ser un objetivo fundamental de la política pesquera.

Cada pez capturado deja de estar disponible para los demás pescadores. Cada pescador se ve afectado por la actividad de los demás pescadores, artesanales o industriales. Por tanto, a mayor cantidad de pescadores, menos capturas para cada uno. Por tanto, la pesquería no debe admitir más participantes.

Las poblaciones de peces no se reproducen con la celeridad y en los volúmenes necesarios para permitir que intervengan nuevos pescadores, sean artesanales o industriales. La dependencia y vulnerabilidad de los pescadores respecto de las actividades de los demás pescadores actuales es inevitable. Con mayor razón si entran nuevos.

Lo prudente es evaluar la magnitud de las biomasas explotables y valorizarlas, deducir el costo de extracción y conocer la renta neta a que pueden aspirar los que pretenden emprender la aventura de pescar. De este análisis resultará una primera información útil que les permita evaluar si salir a pescar es un negocio rentable. O si ya dejó de serlo hace mucho tiempo debido a que,  los recursos pesqueros van disminuyendo en la medida que el esfuerzo pesquero se va incrementando.

Los pescadores artesanales y los pescadores industriales están compitiendo por obtener el derecho a la pesca a través del uso de mayor tecnología, rapidez y posible conocimiento del mar y de sus peces. En una competencia, donde todos los pescadores entran a pescar libremente, los  más perjudicados serían los actuales pescadores, tanto artesanales como industriales porque cada vez tendrían menos recursos para extraer y menos días de pesca. 

Por tanto, la pesca no puede ser de libre acceso. Para evitarlo es necesario establecer cuotas anuales y cuotas individuales, así como el pago de derechos de pesca según el tipo de embarcación que posea el pescador,  la capacidad de pesca del mismo y la especie a pescar.

Con la reflexión anterior la Revista Pesca expresa su saludo y reconocimiento a todos los pescadores del Perú que en Junio celebran su día, coincidentemente con el día del Océano.

Marcos Kisner Bueno



El objetivo de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual. Debemos leer, formarnos nuestra propia opinión y participar en la vida política del país porque nos afecta a todos, inclusive en la pesquería.

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.
Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

Los invito cordialmente a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a JUNIO 2015.

EN LA EDICION DE JUNIO:

El valor económico de los océanos; Reviviendo la economía del océano; El océano representa la 7a. Economía mundial; La contaminación del mar; Los arrecifes del Caribe y Mesoamérica; El cambio climático es una tragedia; El mar pierde peso; Especies marinas a merced de los plásticos; Las bacterias en el Artico; Aves marinas, excelentes bioindicadores; Océano Pacífico pierde nutrientes; Tiburones para acabar con el pez león; Ralentización de la circulación de los Océanos; ¿De dónde viene la sal del mar?      ; Peces que se comen a otros peces; Amenaza económica de la acidificación del mar; Un viaje al corazón de los corales; Ecosistemas y cambio climático; Calentamiento global y peces ecuatoriales; Aumenta temperatura del mar en Chile; Efectos del cambio climático en Chile; Lanzan guía de especies marinas en Chile; El decreto supremo  006 de Produce: Alfonso Miranda al frente del comité de pesca; Declaran el CHD de interés nacional; Pescadores artesanales en la conservación marina; Transformación de un pesquero; La extinción del atún de aleta azul; El arte de quitar agallas; La mayor reserva marina del mundo; El mar austral; Pesca ilegal, lacra del océanos; El pescado capturado por esclavos; No consuma cualquier pescado; Muerte y esperanza en alta mar; El cambio climático cambiará al pescado; El sector pesquero, bluff financiero; Cambio en la normativa pesquera de la UE; Financiamiento ilegal de la política en Chile; La corrupción en Chile; No hay nada sucio en la ley de pesca; Cuando le declaramos la guerra al pescado; El día del pescador en el Perú; Historia de la ciudadanía (6); Por la boca muere el pez; Acciones para una mejor gobernabilidad; Una revolución ciudadana; El índice de progreso social.
                       
Se puede leer en formato revista en el siguiente link

Y se puede bajar en PDF en el siguiente link:



La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería. Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.
Contiene información diversa que no necesariamente interesa totalmente al lector, pero bajar la revista es gratuito y le permite acceder cuando desee a los artículos que le interesen.
Difundamos la Revista Pesca.

Se edita mensualmente en formato digital en línea.

Todas las ediciones de la Revista Pesca pueden descargarse en forma gratuita desde el siguiente enlace:


Las ediciones de la revista pueden leerse en un amigable formato de revista en el siguiente enlace:




Fecha Publicación: 2015-05-23T22:11:00.001-05:00
El ODM dedicado a la sostenibilidad medioambiental proponía incorporar los principios del desarrollo sostenible en las políticas y los programas nacionales, y reducir la pérdida de recursos del medio ambiente. Sin embargo, el problema del cambio climático sigue a la espera de una respuesta urgente; no se ha logrado frenar la pérdida de diversidad biológica y siguen aumentando las especies en peligro de extinción.

Los invito a leer el artículo “LOS OBJETIVOS DE DESARROLLO SOSTENIBLE” en la edición de mayo de la Revista Pesca


Fecha Publicación: 2015-05-17T18:37:00.003-05:00
El siglo XXI es el siglo de la sociedad civil organizada, no de los políticos, ni de sus partidos. El entorno internacional nos brinda excelentes ejemplos de cómo una población organizada puede alcanzar sus ideales democráticos; de cómo una tragedia nacional puede trascender fronteras para ser arropada por otros ciudadanos del mundo; de cómo el malestar social puede institucionalizarse para lograr cambios políticos trascendentales en un entorno de paz.

El cambio del país está en sus individuos. En el empeño que cada persona le pone a sus actividades diarias. En los valores que heredamos a las generaciones futuras. En el ejemplo que le damos a nuestros hijos e hijas. En el valor y compromiso que tengamos para rechazar a aquellos que quieren seguir dominándonos con las mermas del poder. La decisión del cambio es individualísima, pero su efecto puede ser ampliamente reproducible entre quienes soñamos todos los días con construir un mejor país.

Los invito a leer el artículo “LA CONSTRUCCIÓN DE UN MEJOR PAÍS” en la edición de mayo de la Revista Pesca


Fecha Publicación: 2015-04-29T11:29:00.001-05:00
Los volúmenes de peces que antes existían ya no son los mismos. Ya no es tan rentable pretender vivir de su captura como antes. Ese es el escenario de vida del poblador costero.

La pesca industrial de anchoveta, para los que se dedican a ella, no les genera empleo mas allá de 60 o 70 días al año, forzándolos a convertirse en supervivientes laborando en cualquier empleo temporal.

Las poblaciones de peces son recursos renovables; pero solamente si se tiene cuidado de permitirles renovarse, podrán explotarse indefinidamente.  Por ello se impone una ordenación adecuada, lo que significa que las cantidades capturadas deben mantenerse dentro de los límites ecosistémicos definidos científicamente. Las pesquerías deben regularse para que sean sostenibles. Tenemos la grave responsabilidad y el deber de actuar con precaución, colocando en primer lugar, las necesidades alimentarias de nuestra propia población.

Es necesario tener en cuenta los impactos medioambientales y ecosistémicos así como los aspectos institucionales. Para la ordenación de cualquier recurso es necesario disponer de la capacidad técnica y legal para controlar el acceso al mismo y contar con los medios para efectuar ese control.

Se requiere mayor cantidad y calidad de información científica sobre las especies del dominio marítimo peruano y sus aguas continentales.

Se puede innovar en regulación pesquera en beneficio de todos si los diversos estamentos de la colectividad pesquera concordaran sus iniciativas. Debemos superar aquello que nos coloca en posiciones antagónicas cuando en el fondo estamos del mismo lado. Cada quien con una visión defensiva de sus intereses que tiene que ser conciliada en beneficio del país en el largo plazo.  Lo que la ciudadanía en su conjunto requiere, más allá de la tecnicidad y complejidad de la administración y regulación de las pesquería, es que se vean resultados concretos que satisfagan expectativas y requerimientos simples.

Cómo se llega a cumplir estos objetivos es el resultado de una adecuada decisión y voluntad política ejecutada por funcionarios y técnicos que apliquen su experiencia y la ciencia necesaria para ello.
La ciudadanía no quiere seguir siendo espectadora de confrontaciones públicas. No quiere ser más un objeto necesario y usado solamente para legitimar intereses empresariales ni  políticos. Quiere resultados. Quiere ser el objetivo de políticas que le brinden bienestar, seguridad  y alimento accesible.

Marcos Kisner Bueno

El objetivo de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual. Debemos leer, formarnos nuestra propia opinión y participar en la vida política del país porque nos afecta a todos, inclusive en la pesquería.

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.
Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.


Los invito cordialmente a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a MAYO 2015.


EN LA EDICION DE MAYO:

El colapso de los peces forrajeros; La última edad de hielo; ¿Puede Indonesia cambiar su pesca?; La basura ahoga a los mares; El tesoro invisible del océano; El derretimiento antártico y El deshielo del Ártico; Un millón de especies marinas por descubrir; Aún hay tiempo de evitar el desastre; Los retos de la regulación ambiental; Relaves mineros al mar; Artes y técnicas de pesca; Los objetivos del desarrollo sostenible; La cadena de distribución del pescado; Lecciones económicas de una lata de anchoas; Manejo adecuado de recursos oceánicos; Barcos chinos vacían el mar argentino; No más pescadores sumisos; Las conservas de atún y su origen; La colusión en la ley de pesca chilena; El mar no se salva, demasiado poder en juego; El sector pesquero mexicano; Sechura: maricultura o gas; Un problema al que enfrenta el sector pesquero; 8 pesquerías colapsadas; El Niño, incapacidad estatal y la anchoveta; Gastón Acurio y la proteína perfecta; El Estado y su papel en la alimentación; Historia de la ciudadanía (5); Alternativas al acaparamiento de océanos; Capitalismo, imperialismo, neoliberalismo; No hay nadie a cargo; La construcción de un mejor país; Salir del círculo de la pobreza; El verdadero desarrollo sostenible; La gran aceleración; El fin del capitalismo; Terrorismo neoliberal; Chile: No más corrupción.
                       
Se puede leer en formato revista en el siguiente link

Y se puede bajar en PDF en el siguiente link:


Fecha Publicación: 2015-04-24T11:22:00.001-05:00
El objetivo de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra visión de la pesquería mediante la lectura y el análisis individual. Debemos leer, formarnos nuestra propia opinión y participar en la vida política del país porque nos afecta a todos, inclusive en la pesquería.

La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.


Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

Todas las ediciones de la Revista Pesca pueden descargarse en forma gratuita desde el siguiente enlace:


Las ediciones de la revista pueden leerse en un amigable formato de revista en el siguiente enlace:

Fecha Publicación: 2015-04-18T11:21:00.000-05:00
No se puede imponer el consumo de anchoveta por la fuerza ni por la ley, ni se puede desaparecer a la industria reductora de harina de pescado. Pero por otro lado tampoco se puede incentivar su consumo, o el de pescado en general, en un escenario donde el mercado interno compite en desventaja con la exportación.

Crear mercados dentro del Perú, incentivar el consumo de pescado y crear el hábito de consumo de anchoveta en especial, requiere de una decisión política que vaya mucho más allá de los actuales programas que existen. Es mucho más fácil exportar pescado por la facilidad logística, obvia y por los subsidios que genera la actividad como el drawback y la devolución del IGV.

La venta al mercado nacional tiene tremendos retos logísticos, hay que invertir en infraestructura y no tiene incentivos ni subsidios.

La iniciativa privada requiere de mayor esfuerzo e imaginación desde el Estado para apoyarla. Cambiar hábitos de consumo o crearlos toma más tiempo del que dura un gobierno. Los viejos de hoy nos acostumbramos al pescado blanco y difícilmente aceptamos la anchoveta.

Los niños de hoy pueden ser habituados a consumir anchoveta y también pota de forma tal que cuando sean adultos les sean tan normal su consumo como para nosotros la corvina, por ejemplo. Pero eso toma tiempo, requiere continuidad de políticas y compromiso de funcionarios.

Mientras esto no se entienda y no se diseñen Políticas de Estado de largo plazo que tengan por objeto crear el hábito de consumo en la niñez, diseñando además estrategias que abaraten el costo de los productos hidrobiológicos, en no habrá resultados eficaces.

Tenemos que pensar como país y no como gobierno de 5 años. El éxito en la creación del hábito de consumo de anchoveta no será cosechado en el gobierno que inicie una acción eficaz al respecto, sino en el siguiente o subsiguiente.

Por tanto, mientras subsista el egoísmo de hacer cosas para salir en la foto durante la gestión, la desnutrición infantil seguirá siendo un problema, entre otros. Mientras sigamos peleando por el destino de la anchoveta el lugar de consensuar y diseñar mecanismos duraderos que beneficien a la población, no estaremos haciendo país. La población está cansada de ver peleas, de la demagogia y de ausencia de planes y políticas de largo plazo. La ciudadanía espera soluciones y acciones de sus gobiernos; espera acciones concertadas del empresariado con las autoridades para generar hechos concretos que la beneficien.

Disponer de una abundante biomasa de anchoveta no significa que se puede hacer de dicho recurso un alimento para resolver de inmediato los problemas de desnutrición y seguridad alimentaria del país. El problema es más complejo e integral puesto que:

• no existe hábito de consumo de anchoveta;
•no existe infraestructura adecuada ni suficiente para transformarla y permitir su almacenamiento y distribución;
• la normatividad de la extracción y venta proveniente de las embarcaciones que capturan para CHD no es precisamente la mejor;
• no existen mecanismos que permitan una adecuada competencia entre la industria harinera y la de consumo humano directo.

Si los precios que paga la industria harinera superan a los que paga la industria de CHD, ¿cómo podemos esperar que los pescadores dediquen sus capturas a este último? El incentivo para pescar anchoveta es el precio que paga la harina y que supera al que paga el consumo humano directo. Esto es una realidad y ningún discurso lo cambiará, sino la acción concertada con verdadera voluntad de hacerle un espacio al consumo interno.

La inútil confrontación con la industria reductora no resuelve nada. Más allá de la constante pelea y exposición de motivos por los cuales es buena o mala, las cosas siguen igual. Lo inteligente es que la industria de CHI y CHD y los pescadores artesanales concerten con el Estado en temas básicos como una adecuada normatividad para la extracción destinada al CHD, entre otros. La labor del Estado debería ser la creación del hábito de consumo de anchoveta través de acciones que creen la demanda.

La industria no tiene estímulos para atender un mercado nacional que de inicio será pequeño e incipiente, pero sí puede estimular la creación de micro empresas que puedan ir atendiendo una demanda cada vez más creciente. Este podría ser un mecanismo innovador si se diseñan mecanismos que permitan que estos mercados convivan sin entorpecerse. Con el tiempo, las fuerzas del mercado actuarán solas y la oferta y la demanda encontrarán su equilibrio.

Mientras no se aborden estos temas colaterales, hablar de la anchoveta como solución para los problemas alimentarios nacionales no es nada más que un declaración lírica de buenos deseos.

Es importante tomar en cuenta que aunque el Perú tiene una participación importante en la explotación de recursos pesqueros a nivel mundial, esta no aporta los beneficios que merece la población peruana. El hecho es que, en nuestro país, una parte considerable de la población continúa con bajos niveles de consumo y de acceso a los alimentos, con la consecuente persistencia de niveles de desnutrición.

La desnutrición que azota a la sociedad peruana de menores ingresos poco o nada tiene que ver con la escasez de productos alimenticios, porque no tenemos escasez. Lo que tenemos es una inadecuada distribución de los recursos.
Es imposible negar esta realidad, menos aún ante una de las características más espeluznantes de la estructura pesquera nacional: la coexistencia del hambre con la exportación de nuestros productos alimenticios hidrobiológicos.

No se debe llevar la extracción de nuestros recursos pesqueros a límites peligrosos para la sostenibilidad del ecosistema, para atender necesidades de alimentos para otros países mientras nuestra población sufre carencias poniendo en riesgo el futuro de nuestras generaciones venideras. No se puede abandonar el mercado interno con el argumento de que la exportación trae divisas (que no son propiedad del Estado sino del exportador) mientras simultáneamente la industria no contribuye con tributos apropiados; no prioriza la alimentación nacional y no protege la fuente de alimentos marinos para las futuras generaciones de peruanos. Pero la pelea no aporta soluciones, mientras que la conversación en búsqueda de mecanismos que creen un nuevo escenario ofrece esperanzas.

La desnutrición crónica es un indicador que tiene frenado al país y que mientras no se resuelva no permitirá el crecimiento nacional con equidad e inclusión.

Nuestra única posibilidad está en nuestras generaciones futuras, y ello lleva implícita la mejor alimentación posible.

Generaciones bien alimentadas, bien educadas y bien entrenadas son nuestra única posibilidad y defensa contra la incertidumbre del futuro de la economía globalizada. El modelo vigente se da el lujo de exportar sus recursos naturales alimentarios mientras posee un índice de desnutrición del 24% como promedio nacional.

Se debería ponerse especial énfasis en la educación e información para las poblaciones costeras y comunidades de pescadores a fin de que estas tomen conciencia de la realidad de la pesquería. De esta forma constituirán un defensa natural de su propio ecosistema y contra la desinformación proveniente de grupos o de medios que por desconocimiento o interés siempre pretenden anteponer intereses de parte sobre el interés colectivo.

Se impone enfocar una nueva estrategia que consiste en llevar la actividad pesquera artesanal a convertirse en un negocio más rentable con el objeto de que oriente su producción y distribución hacia el interior del país.

El Estado no está interviniendo nada más que dando el marco regulatorio dirigido a cumplir metas de control biológico y de protección. Las medidas comúnmente aplicadas son: las vedas, las cuotas, limitaciones al tamaño mínimo, control de artes y sistemas de pesca, etc. El objetivo de este ordenamiento es la preservación de las especies más explotadas, restringiendo la presión sobre su biomasa en etapas críticas. Pero la regulación pesquera vigente no considera aspectos de inclusión social ni de alimentación nacional. Aparentemente la tesis peruana es que la seguridad alimentaria no necesita (y por tanto no existe) una política pesquera, pues el mercado se hace o debería hacerse cargo de ella.

En ese orden de cosas, la exportación es más atractiva por los beneficios tributarios que se derivan de ella para los exportadores. El mercado interno carece de similares estímulos. Por tanto es posible hablar de subsidios a la exportación pesquera en perjuicio de la atención al mercado interno.

Si bien es cierto que la selección de mercados es una decisión empresarial, también es cierto que el Estado no debería ser ajeno al tema, ya que la alimentación popular es una obligación de la cual no puede evadirse.

CONCLUSIONES

Básicamente se tiene entonces, que:

1. El sector privado no tiene incentivos para invertir en la distribución y venta de productos ícticos en el mercado interno ni mucho menos para atender a las zonas alto andinas.
2. Se justifica entonces la existencia de programas sociales que cubran ese espacio desatendido por la empresa privada, en razón de la necesidad descrita.

3. Sin embargo los programas sociales no pueden ser permanentes, por lo cual se requieren proyectos que pretendan: crear el hábito de consumo (léase mercado), crear y articular la oferta a través de la generación de negocios (microempresas) en la zona costera cercana; y estimular la aparición de pequeños negocios que adquieran esos productos en la zona objetivo. El resultado complementario es la aparición de un negocio que pone en contacto al consumidor con el productor, el cual al rentabilizarse no solo genera empleo y riqueza sino que le da sostenibilidad al abastecimiento de productos ícticos desligando poco a poco la intervención del Estado en esta actividad.

Marcos Kisner Bueno

Fecha Publicación: 2015-04-10T08:11:00.000-05:00
NOTA DE PESCA
Esta nota nos hace conocer que la autoridad de pesquería chilena tiene un análisis técnico de 38 pesquerías, mientras que en Perú, que se sepa, apenas si tenemos información sobre la anchoveta, merluza, y algo sobre la pota, jurel y caballa.
No se conoce, públicamente por lo menos, que existan estudios sobre otras especies de tal nivel que permitan tomar decisiones administrativas y regulatorias acertadas y precisas en base a sustento técnico científico.
La tendencia en el Perú es dejar la regulación y administración en niveles de confrontación mediática, de conflicto social, de pugnas por el poder de controlar la pesca. Olvidamos que los recursos naturales no son patrimonio de unos cuantos sino de toda la Nación. Se puede innovar en regulación pesquera en beneficio de todos si los diversos estamentos de la colectividad pesquera concordaran sus iniciativas. Debemos superar aquello que nos coloca en posiciones antagónicas cuando en el fondo estamos del mismo lado. Cada quien con una visión defensiva de sus intereses que tiene que ser conciliada en beneficio del país en el largo plazo.
Ocho pesquerías nacionales fueron declaradas en estado de colapso y otras ocho en sobreexplotación. Esto, a partir del último informe de estado de conservación.
Un panorama nada alentador arrojó el último informe del “Estado de Situación de las Principales Pesquerías Chilenas”, dado a conocer por la Subsecretaría de Pesca y Acuicultura (Subpesca). En el documento se informa que ocho pesquerías están agotadas, ocho en estado de sobrexplotación y 22 en un estado de plena explotación.
Cabe destacar que por primera vez en nuestro país se definen oficialmente Puntos Biológicos de Referencia (PBR) como indicador objetivo para precisar el estado de conservación de los recursos pesqueros. De las 38 pesquerías analizadas, 22 cuentan con sus respectivos PBR que fueron determinados gracias a un esfuerzo conjunto de expertos internacionales, científicos nacionales y la Subpesca, alcanzando los mejores estándares recomendados a nivel mundial.
La merluza común, entre las regiones de Coquimbo y Los Lagos, está entre los recursos que muestra un delicado estado de conservación, siendo clasificada como en estado de agotamiento o colapso. Se trata de uno de los recursos más emblemáticos de nuestro país y comercialmente muy importante para pescadores artesanales de regiones como Valparaíso, Maule y Biobío.
Hasta hace solo dos años la cuota permitida de captura de merluza común para el país alcanzaba las 40.000 toneladas, pero para este 2015 la cuota recomendada por el Comité Científico Técnico es de tan solo 23.000 toneladas, un 42,5% menos. Lo anterior es una consecuencia práctica de la delicada situación por la que atraviesa esta pesquería y, según enfatizó el subsecretario de Pesca y Acuicultura, Raúl Súnico, “si no tomamos medidas de administración, por muy fuertes o duras que sean, de manera oportuna y sustentable, arriesgamos que en los próximos años la merluza sea muy difícil de encontrar”.
Junto con la merluza, la anchoveta de la zona centro sur, la sardina española, el congrio dorado, el alfonsino y el besugo están declaradas en colapso o agotamiento. Por su parte, los recursos declarados en estado de sobreexplotación son la anchoveta del norte, el jurel, la merluza de cola, merluza del sur, merluza de tres aletas, la raya y el bacalao de profundidad.
Súnico sostuvo que “estos resultados nos ponen un desafío muy importante para el futuro y como Gobierno tenemos un compromiso para recuperar nuestras pesquerías, respetando los criterios científicos para una adecuada administración, proyectar la actividad pesquera extractiva, sobre todo la artesanal o pequeña escala, y darle sustentabilidad para el futuro”.
Todas las pesquerías mencionadas se encuentran bajo estrictos regímenes de administración que incluye la aplicación de vedas, tallas mínimas, restricción de artes de pesca, cierre de registros y cuotas establecidas por Comités Científicos Técnicos que buscan y apuntan a recuperar estos recursos.
Revise íntegramente el informe descargando el siguiente documento: 

Fuente

Fecha Publicación: 2015-04-08T13:52:00.000-05:00
Lo más probable es que antes de finalizar el presente siglo, la situación mundial sea la que todos queremos evitar.  Frente a estos escenarios la mayoría de los pueblos del mundo están planificando acciones para  adecuar sus territorios a las nuevas condiciones que nos viene imponiendo y que nos seguirá imponiendo la naturaleza. 

En este contexto el probable escenario que tendremos que enfrentar en Chimbote, seria debido a  los impactos en el stock de  “anchoveta”, con repercusiones de índole económico y social, por la probable desaparición de la industria de la harina y aceite de pescado, escenario que ya hemos experimentado en eventos “El Niño” fuertes. 

Los invito a leer el artículo EL CAMBIO CLIMATICO Y CHIMBOTE en la edición de abril de la Revista Pesca

Fecha Publicación: 2015-04-05T18:01:00.003-05:00
En base a la información proporcionada por el Ministerio de la Producción, la Dirección General de Presupuesto Público del Ministerio de Economía y Finanzas procede a efectuar los respectivos cálculos para la determinación de los Índices de Distribución del Canon Pesquero provenientes de los Derechos de Pesca

 Los invito a leer la sección LA PESQUERIA EN CIFRAS en la edición de abril de la Revista Pesca

Fecha Publicación: 2015-04-01T19:21:00.002-05:00
Estas son las últimas noticias de fines de marzo en  relación a El Niño y la pesca. Algunas contradictorias, otras tímidas. Pero todas inducen a permitir la extracción de anchoveta sea como sea, cueste lo que cueste.

El punto es que el modelo impone que el éxito del país se mide con el crecimiento del PBI y de las exportaciones. Por tanto la presión por mantener el ritmo de producción de harina y aceite de pescado, y en general de los productos exportables pesqueros, es lógica y consecuente con la doctrina vigente.

Los invito a leer el artículo EL FENOMENO  EL NIÑO EN EL PERU Y LA PESQUERIA en la edición de abril de la Revista Pesca



Fecha Publicación: 2015-03-28T10:02:00.002-05:00
Las evidencias hacen presumir que existe un impacto negativo sobre los recursos marinos y costeros.  Que “el mar peruano es muy rico e inagotable” es un error de percepción, un cliché errado, que promueve un irrefrenable incremento del esfuerzo pesquero y confunde a la opinión pública haciendo más ardua la labor de regulación.  El mar peruano fue muy rico y abundante para la pesca, hoy ya no lo es. La riqueza infinita del mar peruano ya no es más que un mito. Por otro lado,  los beneficios económicos del sector pesquero marítimo alcanzan a una fracción mínima de la población costera involucrada y a casi nadie más del resto de la ciudadanía.

La capacidad actual para realizar esfuerzo de extracción del pescador peruano podría estar superando los límites de sostenibilidad. ¿Habría que reducir el esfuerzo pesquero y limitar el ingreso de nuevos actores al escenario extractivo?, porque los volúmenes de recursos pesqueros naturales no aumentan a la par que crece la población vinculada a la extracción. Los recursos pesqueros no aumentan en función a la demanda. Por lo tanto ¿Se debe promover la pesquería en el Perú en un escenario de ausencia de información científica amplia, detallada y precisa sobre todos los recursos pesqueros posibles de ser extraídos?  Mariano Gutiérrez , oficial técnico del Proyecto GEF dice que: “es necesario ampliar nuestro conocimiento sobre la biología y ecología de un grupo numeroso de especies sobre las cuales no hay suficiente estudio sobre su biología, trofodinámica, distribución y abundancia” (ver pag. 69), lo que confirma lo que siempre ha sostenido la revista Pesca.

¿No se debería aplicar entonces un enfoque precautorio en tanto no se incremente la investigación pesquera hacia otras especies ya que está principalmente centrada en la anchoveta?

Ante la inexistencia de  una Política de Estado para la pesca (ningún gobierno la tuvo), ¿existe algo medianamente estructurado para la pesca artesanal? La ciudadanía común no conoce con precisión cuáles son las funciones, en cuanto a pesca artesanal e industrial, que ya han sido transferidas a los gobiernos regionales. 

Por tanto, los grupos de interés y/o ciudadanos podrían estar efectuando demandas y reclamaciones a una autoridad que ya no es competente en la materia. ¿A quién compete diseñar políticas para la gestión y desarrollo de la pesca artesanal? ¿Al Ministerio de la Producción o a los Gobiernos Regionales? Estos últimos ¿han desarrollado algún plan estratégico para la pesca artesanal?

En uno u otro caso ¿se está haciendo algo? Los gobiernos regionales están recién empezando. ¿Pueden diseñar políticas regionales? ¿Técnica y normativamente es posible? Si no lo es ¿cómo se puede coordinar la regulación y gestión de las pesquerías considerando que algunas están circunscritas a un ámbito geográfico?. ¿Quién debe gestionarlas y bajo que sustento legal y científico?

Marcos Kisner Bueno

Es poco lo que conocemos sobre la pesca en el Perú, salvo lo que los medios difunden eventualmente en circunstancias muy eventuales y coyunturales. La idea de la revista Pesca es ofrecer información diversa y constante que permita ampliar nuestra visión de la pesquería.

Leamos, formemos nuestra propia opinión y participemos en la vida política del país que finalmente nos afecta a todos en todo orden de cosas, inclusive en la pesquería.


La revista Pesca es un medio de información alternativo referido a temas del mar y de la pesquería.

Difunde información, ideas y  corrientes de opinión que tienen por objeto crear conciencia de la necesidad de hacer sostenible la extracción de los recursos marinos, de seguridad alimentaria y  del cuidado del medio ambiente. Pero sobre todo, contribuir con información para que el lector empiece a formarse una opinión propia sobre la problemática pesquera.

Los invito cordialmente a leer la edición de la Revista Pesca correspondiente a ABRIL 2015.


EN LA EDICION DE ABRIL:

OCEANA QUE ES Y QUE HACE; Historia de la ciudadanía (4); La acuicultura en el acaparamiento de océanos; La participación en política ¿para qué?; Capitalismo y neoliberalismo; Industrias extractivas y gobernanza; Peru: cifras oficiales 2014; Océana y sus propuestas; Oceana y los chefs unidos en campaña; Patricia Majluf lidera Oceana Peru; Un mar de oportunidades; 5 Razones para promover la pesca adecuada; Errores de Produce en cuanto a pesca artesanal; Paita y la contaminación que la destruye; 2015: El cambio es nuestro; El pescado que comemos; Bacalao: el oro vasco; La necesidad de la reserva de las 5 millas; El destino del atún rojo; La cruzada de los chefs; Pesca y consumo responsable; Cogestión pesquera para combatir sobreexplotación; Un cuento chino; Contaminación por barcos pesqueros; La pesquería peruana en la idea del Ministro; Hacia un manejo ecosistémico; Especies invasoras en Colombia; Capa de vida bajo hielo antártico; 9 peces que hacen cosas extrañas; Deshielo del Ártico e invasión de peces; Imposible predecir un cambio climático; Ríos y Océanos; El calentamiento del Ártico; Las sardinas se mudan al Norte; El cambio climático, contaminación y Chimbote; Las multas de la OEFA, es hora de reaccionar; El Niño en el Perú y la pesca.                                                                                 

Se puede leer en formato revista en el siguiente link

Y se puede bajar en PDF en el siguiente link:




Fecha Publicación: 2015-03-26T12:38:00.001-05:00
Algunas noticias en  relación a El Niño y la pesca son contradictorias, otras tímidas. Pero todas inducen a permitir la extracción de anchoveta sea como sea, cueste lo que cueste.

El punto es que el modelo impone que el éxito del país se mide con el crecimiento del PBI y de las exportaciones. Por tanto la presión por mantener el ritmo de producción de harina y aceite de pescado, y en general de los productos exportables pesqueros, es lógica y consecuente con la doctrina vigente.

El mensaje es claro: solo la producción de harina de pescado es determinante para la industria.

Sin embargo, no sé si sea igualmente aplicable y válido el modelo y el concepto en la pesca tanto como en la minería, textiles y otros productos exportables como el espárrago por ejemplo.

Los recursos pesqueros son renovables solamente en la medida que se crean y se dan las condiciones apropiadas para que se renueven, y se regula la extracción con un enfoque ecosistémico. Pero de estos temas es poco o nada lo que se dice en los medios de comunicación y tampoco lo dicen los tradicionales voceros del status quo pesquero.

Por lo tanto la ciudadanía solamente escucha una parte de la problemática y se la repiten tanto que realmente empieza a creer en ella como si fuese la única verdad. Pero la única verdad es que falta información técnica, científica y con contenido social y ambiental que muestre la otra cara de la moneda. Faltan organizaciones que defiendan el medio ambiente marino y pesquero con la misma fuerza y vehemencia.

Los peruanos seguimos creyendo que somos buenos porque somos los primeros exportadores de harina de pescado.

No es malo ser los primeros ni es malo tener una industria tan importante; pero tampoco es malo defender el enfoque precautorio, la extracción regulada pensando en el ecosistema, y la justa participación del país en la renta pesquera.

El punto medio es la primera meta que se debe alcanzar. Nada es absolutamente bueno ni absolutamente malo.

La información debe equilibrarse, todas las posiciones deben exponerse y los ciudadanos deben analizar y fijar posición.


Después de fijar posiciones, lo que deba hacerse es otro tema.

Marcos Kisner Bueno

Fecha Publicación: 2015-03-25T18:19:00.000-05:00
Autoridades encienden alarma en regiones históricamente más afectadas
Sectores más afectados serían la pesca, la agricultura y el transporte
Autoridades tocan las alarmas, en especial en regiones históricamente afectadas. Si es el fenómeno es de fuerte intensidad provocaría que el PBI crezca a un 3,5%.
El Perú se prepara para enfrentar este año a un fenómeno El Niño que cuando aparece implica fuertes pérdidas económicas en sectores claves como la pesca, agricultura y el transporte.
Grinia Álvarez, vocera del Servicio Nacional de Meteorología e Hidrología del Perú (Senamhi), confirmó ayer la posibilidad de que se presente el fenómeno climático entre abril y mayo y pidió a los gobiernos regionales y locales activar sus mecanismos de alerta.
Cada año, a fines de diciembre, entra, desde el norte del país, una masa de agua caliente (más de dos grados sobre la temperatura normal en la costa peruana) que desplaza hacia el sur a la Corriente de Humboldt (de aguas frías procedente de la Antártida). Cuando este desplazamiento es inusualmente fuerte se le conoce como un Fenómeno del Niño (porque suele iniciarse en fechas cercanas a la Navidad).

Efectos económicos
El calentamiento de las aguas aleja de la costa peruana a la anchoveta, el principal recurso pesquero explotado por el país, y que es utilizado para la fabricación de harina de pescado, commoditie del cual el Perú es el principal productor mundial.

El calentamiento de las aguas aleja de la costa peruana a la anchoveta, el principal recurso pesquero explotado por el país
Además, en la costa central y norte se producen intensas lluvias que desbordan los ríos e interrumpen el tránsito de mercaderías desde la sierra afectando a diversos sectores, entre ellos, la minería, el mayor generador de divisas de la economía local, y la agricultura que es el sector que más mano de obra emplea. Por el contrario, en el sur del país se produce una sequía que reduce la agricultura.
Síntomas
Algunos síntomas ya se sienten en el país. En estos días llegó a las costas una primea onda kelvin, alargando el verano en la costa, y provocando lluvias y huaicos (aludes de barro) en Chosica, en la serranía más próxima a Lima, interrumpiendo las carreteras y el abastecimiento de alimentos de la capital peruana.
"Estamos esperando el arribo de una nueva onda Kelvin para abril", dijo Ávalos, quien explicó que si el calentamiento de las aguas se mantiene por tres meses, lo llamarían un fenómeno de El Niño. "Desde ahora entramos en estado de vigilancia y la sugerencia es que los gobiernos regionales, locales y sobre todo de las zonas donde históricamente han sido impactados por el fenómeno de El Niño activen sus mecanismos de alerta", puntualizó.
En mayo de 2014, la NASA había advertido que había un 70% de probabilidades de que se presente un El Niño en las costas del Pacífico, algo muy similar al ocurrido en el año 1997. Las imágenes satelitales mostraban las similitudes entre mayo 2014 y mayo 1997.
En las tomas se pueden observar sombras de rojo y naranja mostrando donde el agua es más cálida y por encima del nivel marítimo normal.

Pérdidas
Si El Niño de este año fuera similar al que se produjo en 1997 se generarían pérdidas por dos mil millones de dólares para el país, según estimaciones de José Carlos Saavedra, de Apoyo Consultoría.

El Niño generaría pérdidas por dos mil millones de dólares
En el Marco Macroeconómico Multianual (MMM) 2015-2017, publicado por el Ministerio de Economía y Finanzas (MEF), se señala que si se registra un fenómeno El Niño de carácter fuerte, la economía crecería solo 3.5% este año y que el sector pesquero podría tardar hasta tres años en recuperar su nivel de precios. 

El pronóstico se hizo cuando se esperaba un crecimiento de 4,8% para la economía, hoy el estimado del MEF es 4,2%, por lo que la tasa bajo el impacto de El Niño sería menor que 3,5%.
Juan Vargas Bolsamania

Fuente



Fecha Publicación: 2015-03-22T10:38:00.001-05:00
Oceana es el Mayor Grupo Conservacionista Internacional Exclusivamente Dedicado a la Protección de los Océanos del Mundo. La Campaña “Salvar los Océanos, Alimentar al Mundo” es una Iniciativa Revolucionaria para Lograr Que Nuestros Océanos Tengan Mayor Biodiversidad y Abundancia, y Ayuden a Alimentar al Mundo.

La ONU prevé que habrá 9000 MILLONES de personas en la tierra en 2050 POR LO TANTO, LA ONU ESTIMA QUE VAMOS A NECESITAR INCREMENTAR UN 70 % NUESTRA PRODUCCIÓN DE ALIMENTOS.

La industria ganadera explota un tercio del suelo de nuestro planeta y consume enormes cantidades de recursos naturales.

TENIENDO ESTO EN CUENTA, ¿CÓMO PODRÍAMOS  ALIMENTAR A UN MUNDO CUYA POBLACIÓN AUMENTA EN UNAS 200 000 NUEVAS BOCAS CADA DÍA?

LA RESPUESTA ESTÁ EN NUESTROS OCÉANOS Y TAMBIÉN EN ESTE LIBRO “LA PROTEÍNA PERFECTA” por Andy Sharpless, director ejecutivo de Oceana

Que Contiene:
Uno
1) Una idea revolucionaria; Que podemos salvar los océanos y alimentar al mundo
Dos
Consejos sencillos para saber cómo elegir pescado de forma responsable
Tres
Recetas sostenibles de pescado de algunos de los chefs más importantes del mundo

El video:





Fecha Publicación: 2015-03-17T18:41:00.000-05:00
La Organización Oceana fue establecida en 2001 por un grupo de fundaciones principales — The Pew Charitable Trusts, Oak Foundation, Marisla Foundation (anteriormente Fundación patria) y el Rockefeller Brothers Fund.

En 1999, estas fundaciones encargaron un estudio que descubrió que menos del 0.5 por ciento de todos los recursos gastados por grupos ambientalistas sin fines de lucro en los Estados Unidos fue a la defensa del océano — una terrible estadística. Ninguna organización estaba trabajando exclusivamente para proteger y restaurar los océanos a escala mundial.

Para llenar la brecha, nuestros fundadores crearon Oceana: una organización internacional centrada exclusivamente en los océanos, dedicada a lograr un cambio mensurable realizando campañas específicas basadas en la ciencia con plazos fijos y metas articuladas.

El proyecto de ley del océano — también iniciada por The Pew Charitable Trusts — fue absorbido por Oceana en 2001 como el brazo legal de Oceana. En 2002, Oceana se fusionó con American Oceans Campaign, fundada por el actor y ecologista Ted Danson, para atender más eficazmente nuestra misión común de proteger y restaurar los océanos del mundo.

Desde su fundación, Oceana ha ganado más de 100 victorias y protegido más de 1 millón de millas cuadradas de océano.

Nuestra Visión

Oceana pretende lograr cambios políticos en los países responsables de la mayor parte de los océanos para aumentar la biodiversidad y la abundancia de la vida marina.

Oceana, fundada en 2001, es la mayor organización internacional centrada exclusivamente en la conservación de los océanos. Nuestras delegaciones en todo el mundo trabajan juntas para ganar campañas estratégicas, destinadas a conseguir resultados tangibles que nos ayuden a recuperar la salud y la biodiversidad de los océanos.

Visualizamos un futuro donde los océanos del mundo están llenos de vida. Donde enormes escuelas de anchoas, sardinas y otros peces son lugares comunes. Donde los marlins, tiburones y atunes vagan por los mares en grandes números; donde jardines de coral, praderas de pastos marinos y otros paisajes de mar prosperan y mantener su vida; donde florecen los delfines, ballenas y tortugas marinas; donde las economías y culturas locales de pesca florecen en lugar de decadencia; y donde el marisco es una fuente abundante y saludable de alimentos para cientos de millones de personas.

Los océanos cubren el 71% del planeta y resultan fundamentales para la vida en la Tierra. Son el lugar donde se reúne la mayor parte de los seres vivos y desarrollan un papel central en los sistemas naturales del mundo, por ejemplo en la regulación del clima y en la absorción de dióxido de carbono. 

Representan el medio de vida de millones de pescadores y otras personas en todo el mundo. Los mares también alimentan a cientos de millones de personas.

Por desgracia, están en peligro: los científicos nos informan de que la cantidad de pescado capturado en los océanos ha comenzado a disminuir, por primera vez en la historia, desde hace unas décadas. 

Afortunadamente, sabemos cómo arreglar las cosas. En los lugares donde se ha establecido una gestión pesquera con límites de capturas según las recomendaciones científicas, reduciendo las capturas accidentales y protegiendo los hábitats, los océanos están comenzando a recuperarse. Oceana se dedica a promover una gestión pesquera basada en la ciencia y en la recuperación de los océanos del mundo.

Queremos un futuro en el que los océanos del mundo estén llenos de vida. Donde enormes bancos de anchoas, sardinas y otros peces sean algo habitual. Donde los peces espada, los tiburones y los atunes puedan vagar por los mares en gran cantidad; donde los arrecifes de coral, las praderas submarinas y otros paisajes oceánicos prosperen y mantengan su ciclo vital; donde los delfines, las ballenas y las tortugas se multipliquen; donde las culturas y las economías locales pesqueras aumenten en lugar de disminuir; y donde el pescado y el marisco sea una fuente saludable y abundante de alimentos para cientos de millones de personas.

Fuente:

NOTA DE PESCA

Era necesaria la presencia de una organización como Oceana en el país que desembarca los volúmenes más grandes de pescado del planeta, Perú.

La doctora Patricia Majluf ha sido designada Líder de Oceana en el Perú  para satisfacción de quienes esperan acciones que garanticen la sostenibilidad de las pesquerías.

Fecha Publicación: 2015-03-16T15:46:00.001-05:00
La mundialmente reconocida experta en la pesca y la anchoveta fue elegida para dirigir campañas de Oceana en el país líder en la pesca del mundo

Oceana se complace en anunciar el nombramiento del destacado experto en la pesca Dra. Patricia Majluf para dirigir campañas de pesca de la organización en el Perú.

La Dr. Majluf servirá como un miembro clave del Grupo Mundial de Gestión de Oceana y la cabeza de los esfuerzos de conservación y promoción del océano en el país pesquero más importante del mundo. Perú es el hogar de la anchoveta, la mayor pesquería en la tierra.

Originaria de Perú, Majluf obtuvo un doctorado en zoología en la Universidad de Cambridge y ha servido como una científica de la Sociedad de Conservación de Vida Silvestre por casi 20 años. También se desempeñó como Viceministra de Pesquería del Perú y más recientemente dirigió el Centro para la Sostenibilidad Ambiental de la Universidad Peruana Cayetano Heredia en Lima. Además, ha recibido premios y becas de los Fideicomisos de Pew Charitable, la Fundación John Simon Guggenheim Memorial, Fundación BBVA, y otros. El trabajo de Majluf se ha centrado en la pesca de la anchoveta peruana.

Hasta el 98 por ciento de las capturas masivas 6-10 millones de toneladas peruanas de anchoveta están destinados a ser "reducidos" para crear aceite de pescado y harina de pescado, incluidos los productos de granulados de alimentos para el ganado y el salmón de piscifactoría. Majluf ha defendido esfuerzos para alentar a la gente a comer anchoveta directamente, ya que hacerlo sería poner a disposición  decenas de millones de libras de rica fuente de alimento y proteína saludable para el corazón para los peruanos y  todo el mundo.

Ella creó el aclamado programa "Semana de la Anchoveta" en el Perú, trabajando con chefs y restaurantes señaladas para crear platos de anchoveta con el fin de sensibilizar a la población sobre el consumo directo de los peces. Al involucrar a las industrias de pesca y transformación, chefs de activistas, y el movimiento internacional de productos pesqueros sostenibles, Majluf tiene como objetivo elevar el perfil de la anchoveta en todo el mundo y mejorar la sostenibilidad de la pesquería más grande del mundo.

"Patricia es reconocida como uno de los líderes mundiales en el uso de la ciencia y campañas para cambiar la forma de gestionar los llamados peces forrajeros y para poner fin al despilfarro de las prácticas de reducción. Cambiar la forma de gestionar las pesquerías de reducción y conseguir que las personas las consuman- en lugar de que lo hagan los  salmones, cerdos y otros animales, es el cambio principal y único que podemos hacer para salvar los océanos y alimentar al mundo ", dijo el CEO de Oceana Andrew Sharpless.

La nueva oficina de Perú ampliará el alcance de Oceana en América del Sur, donde las aguas compartidas frente a Perú y Chile están influenciadas por una corriente fría que crea uno de los hábitats marinos más importantes del mundo. "La corriente de Humboldt es la región pesquera más productiva del mundo", dijo Jim Simon, Presidente de Oceana. "Dieciséis por ciento de la pesca a nivel mundial tiene lugar en estas aguas, por lo que la zona es de vital importancia tanto para el sector de la pesca y la vida de los peruanos, así como la de muchas especies marinas.

La experiencia de Patricia será fundamental para los esfuerzos de Oceana  para proteger este hábitat marino llave y para apoyar el objetivo de alimentar a más personas en todo el mundo de forma sostenible".

Majluf dijo: "como un científico de la conservación y como alguien que está profundamente comprometida en cuestiones de seguridad alimentaria, tengo muchas ganas de contribuir a los objetivos de Oceana. La organización es única en la forma en que hace campaña sobre el vínculo entre los ecosistemas y la salud humana. Alcanzar un cambio real que pueda proteger la biodiversidad marina y también alimentar y sostener la gente ha sido durante mucho tiempo una de mis pasiones".

La oficina de Oceana Perú fue posible en parte gracias a la generosa donación de la Fundación Wyss. Con la incorporación de Perú, Oceana ahora será activa en las zonas que controlan más de un tercio de los peces capturados en nuestros océanos.

Oceana es la mayor organización internacional de defensa que se centró exclusivamente en la conservación del océano. Corremos campañas basadas en la ciencia y tratamos de ganar victorias políticas que pueden restaurar la biodiversidad de los océanos y asegurar que los océanos son abundantes y pueden alimentar a cientos de millones de personas. Las victorias de Oceana ya han ayudado a crear políticas que podrían aumentar las poblaciones de peces en sus países hasta en un 40 por ciento y que han protegido más de 1 millón de kilómetros cuadrados de océano. Tenemos oficinas de campaña en los países que controlan más de un tercio de las capturas de peces silvestres del mundo, incluyendo en Norte, Centro y Sur América, Asia y Europa.

Para obtener más información, por favor visite www.oceana.org.
Contacto:
Shannon O'Neill
Correo electrónico
Teléfono: 1 (202) 467-1933

 FUENTE Oceana

Enlaces Relacionados


La Revista Pesca le expresa sus felicitaciones y sus mejores deseos de logros y éxitos en beneficio de pesquerías sostenibles.

Fecha Publicación: 2015-03-13T15:21:00.000-05:00
Los siguientes cuadros muestran en resumen los objetivos que deberían alcanzarse al final de este gobierno a fin de que el lector interesado en la pesca y con cierto conocimiento del sector pueda formarse un juicio propio de lo que se ha hecho y de lo que no se ha hecho.

Mientras el gobernante de turno no imponga el cumplimiento de los planes multianuales de gobierno, a través de una adecuada disciplina que obligue a los funcionarios públicos a respetar el planeamiento existente aprobado por su antecesor, el país seguirá a merced de la agenda que cada titular de pliego le imponga a su cartera, aunque no esté alineada con el plan de gobierno. De esta manera no se construye una pesquería justa y sostenible ni un país. 

 Los invito a leer el artículo PLAN ESTRATÉGICO SECTORIAL MULTIANUAL  DEL SECTOR PRODUCCIÓN en la edición de marzo de la Revista Pesca



Fecha Publicación: 2015-03-05T17:35:00.000-05:00
ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO - DICIEMBRE 2014

Tras alcanzar un nivel récord a comienzos de año, el Índice de Precios de Productos Pesqueros de la FAO se retrajo en el segundo trimestre de 2014. El principal contribuyente a esta caída fue el subíndice de la acuicultura, en particular el camarón y el salmón. En el caso de éste último, la caída de precios se puede atribuir a un mayor crecimiento de la oferta y cosechas más tempranas en Noruega, en tanto que para el camarón, es más un caso de productores alternativos, como ser India, Indonesia y Ecuador, que elevaron los volúmenes para despresurizar los precios que se habían registrado tras los problemas de enfermedades en Tailandia, China y México. Mientras tanto, la pesca de captura fluctuó, ya que desarrollos positivos para algunas especies importantes de pescado blanco como el bacalao fueron opacados por la demanda débil por atún en mercados desarrollados.

 Los invito a leer el artículo ECONOMÍA MUNDIAL DEL SECTOR PESQUERO - DICIEMBRE 2014 en la edición de marzo de la Revista Pesca